El ombligo del mundo


El ombligo del mundo

Teólogos de todo el mundo se preguntan por qué la Argentina no figura en la Biblia, pese al alto nivel intelectual de su población. Si usted me pregunta quién respalda semejante dislate me apresuro a responderle que es un invento… inspirado en un hecho real.

La duda, y ésta sí que es verdadera, la tiene Tim La Haye, el escritor estadounidense, autor de “Dejados Atrás”, una serie de libros de ciencia ficción sobre los últimos tiempos a partir del Apocalipsis, que integra la lista de bestsellers de su país. En un boletín al que se puede suscribir en el sitio web (www.leftbehindprophecy.com) del denominado “Club de la Profecía de los Dejados Atrás”, La Haye asegura: “Una de las cosas más duras para los estudiantes americanos de la profecía es aceptar que Estados Unidos no está mencionado con claridad en la profecía bíblica, a pesar de que nuestra nación es la única superpotencia en el mundo en la actualidad”.

La inquietud que el escritor atribuye a los estudiantes refleja posiblemente la suya propia. Pero Dios nunca se impresionó por las potencias. En Isaías 40.15 nos recuerda que “las naciones le son como la gota de agua que cae del cubo”. La humildad sí impresiona al creador, que tal vez se pregunte cuál es el canal que estarán mirando los autores de esta serie cuando se preguntan: “¿Estados Unidos traerá la paz a Medio Oriente?”

David A. Kohler

http://www.pulsocristiano.com.ar/news/pulso16.html

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: