Un mal olvidado: La Mundanalidad


Un mal olvidado: La Mundanalidad

Diac. Juan Sánchez G.

Hay un dicho popular que dice: “LA CABRA SIEMPRE TIRA AL MONTE”. Ya que nunca pierde su instinto natural, muy a pesar de ser domesticada, y al encontrarse en un ambiente propicio, siempre regresa a su hábitat natural.

Los animales, los ríos y las aves siempre recuerdan su ruta de regreso, nunca olvidan por donde pasaron. Y pueden estar en cautiverio, pero en el momento que son liberados regresan automáticamente de donde provienen.

Nos hemos sumergido en un sin numero de discusiones, y pleitos en contra de lo que no nos gusta, no nos conviene como iglesia, se han gastado muchos miles de pesos en concilios y reuniones de dialogo y discusión, etc. Ha habido divisiones no solo en nuestra iglesia, sino en casi todos los grupos religiosos del mundo evangélico, por no poder ponernos de acuerdo en algunos puntos, Y nos  olvidamos que nuestra lucha no es contra lo de afuera de nosotros sino contra lo que tenemos dentro de nosotros.

“Había una vez un lobo feroz que quiso vivir como oveja. Pensó primero: iré acercándome poco a poco al rebaño, para que se acostumbren a mi presencia las ovejas, y ya no me tengan recelo y huyan al verme. Pasaron de eso 5 años, y así fue, las ovejas ya no le tenían miedo, y convivían tranquilamente con el lobo en el prado sin molestarse.

Poco después dijo el lobo: ahora voy a vivir entre ellas, y el Pastor mismo ya no me vera como lobo, sino como una de sus ovejas; y así fue y pasaron otros 5 años.

A los 10 años dijo el lobo:  voy ahora a comer “pasto”, como oveja para que sea como una de ellas; y no solo comió “pasto”  sino que también empezó a rumiar. Al paso de los años ya ni el Pastor ni las ovejas miraban al lobo como un extraño—sino como uno de ellos—pero… después de 15 años el lobo estaba descansando y sin hacer nada, se dijo así mismo: que feliz me haría volver a comer tan solo un “pedacito” de carne de oveja, que no me caería nada mal, ya que no he dejado de ser lobo, tan solo por vivir como oveja.

¿Cuántos “lobos” dentro de la Iglesia, añoramos después de muchos años dentro del conocimiento del evangelio, nuestras comidas, nuestras fiestas, nuestros viejos amigos. Todo aquello que nos daba placer y gusto, Etc.?. y esta añoranza nos lleva a “limpiarles la cara” y hacerlos pasar como “libertad en Cristo”.

El problema del hombre, es que no solo lo  contamina todo—o en gran parte—de lo que viene de afuera de él, sino lo que esta guardado dentro de él mismo. (Mat. 15:11). Con el arrepentimiento, bautismo, perdón de pecados y la recepción del Espíritu de Dios(Hech. 2:38) el ser humano recibe la garantía de un nuevo hombre; pero esa garantía no inhibe la raíz del pecado que esta dentro de nosotros. Gén. 6:5; Pr. 4:16; Eccl. 8:11; Rom. 7:17.

Cuando el hombre recibe a Cristo en su corazón. Dios mismo viene a hacer morada junto con Cristo en su vida,  se transforma en templo del Espíritu Santo. 1ª. Co. 6:19-20.

Pero esta convivencia necesita todo un cuidado espiritual, (Mat. 26:41) porque si no es así, entonces resurge otra vez “el viejo hombre”, Rom. 6:6  Ef. 4:22; Col. 3:9; y todo lo que había en nosotros,  guardado en forma latente, por la obra del espíritu de Dios (Rom. 8:26) surge de nuevo, nos vuelve a dominar y algunas veces más que antes (Mat. 12:45).

Preguntémonos entonces:

¿cuál es el mal que esta destruyéndonos como iglesia o cuerpo de Cristo?
¿Cuál es el mal que esta contaminando nuestras reuniones?
¿Por qué la Iglesia ya no es la de antes?
¿Por qué muchos hermanos han tenido que salirse e irse a otra denominaciones de corte carismático, porque sienten no tener la suficiente libertad en sus congregaciones?
¿Por qué muchos hermanos han tenido que buscar la “religiosidad” en la espiritualidad exagerada y radical el judaísmo rabínico o en el seudo-judaismo mesiánico?
¿Por qué muchos han tenido que buscar “tolerancia” para su manera de alabar, en iglesia de corte carismático?

Esto nos preocupa y hace que nos volvamos mas “tolerantes” en el amor cristiano, o viceversa muy radicales en nuestra relación con el mundo (no con la mundanalidad, aclaro).

Es cierto que la influencia de otros grupos religiosos “la hermandad”, “el amor”, “cultos bonitos y alegres”, la convivencia, y muchos factores más, ha hecho que nuestra iglesia este entrando en una etapa de acomodo, pero este no es el verdadero peligro, sino LA MUNDANALIDAD, que corrompe aun a los mas antiguos miembros de nuestra iglesia, la convivencia con familiares no convertidos,  los “matrimonios mixtos”. “los compadritos”, la indiferencia a las recomendaciones de los padres, la mucha “libertad” y tolerancia, etc.

Y la respuesta no tarda Dios en dárnosla: Judas 4-5; 12-13. Parece que los “prejuicios” de los tradicionalistas y la “nueva moralidad” de los buscadores de novedades, son más importantes para la iglesia junto con otros tópicos, como la búsqueda de la  sexualidad de Dios, los ovnis, los dinosaurios. Etc. Son más de análisis que la misma santidad de cada uno de nosotros.

LA MUNDANALIDAD se deja sentir a través de la vida misma de las personas, y se deja ver en las mismas acciones.

Analicemos algunas frases como estas cliché de algunos creyentes:
¿Qué tiene de malo, es para Dios?
Tú estas adoctrinado pero no evangelizado—¿¿no lo entiendo??
Todas las iglesias hablan del mismo “Dios”.
En lugar de “criticarme” deberías orar por mí.
Esto ya no “checa” con nosotros.
¡¡Que aburridos!!. . .Esos fueron “otros” tiempos.
Eso solo es para viejos. . . hay que estar al día.
¿Si no les gusta?. . . que se vayan a otra iglesia.
Tú no tienes porque cuestionar mi vida, cuida la tuya.
¿Si estoy mal?. . .Muéstramelo con la Biblia.
Mientras no dejes de tomar la Cena cada año, y no dejes de dar tus ofrendas, no importa que no vengas todos los demás días.
Nadie es cristiano autentico, dígame ¿quien es?, Y entonces yo lo voy a hacer.
No te fijes en mi…fíjate en Cristo.
…bueno es que Cristo, era hijo de Dios.
¿Tú me juzgas? . . .¿Pero como son tus hijos?
¿Eso que son los hijos del Pastor?
“Eso es fanatismo”.
¿Himnos?…que aburridos.
¿Usar velo?…que flojera.
Si tienen “letra” cristiana.
Tira el jamón—y comete lo demás.
¿Quieres ser mi padrino de anillos?.
No me juzgues como vista…lo que importa es lo que tengo en mi corazón…
La ley no salva…lo que salva es el amor.
..El amor de Dios todo lo cubre.
Otros hacen cosas peores.
“Dios, quiere que le estemos alabando siempre….y con mucha alegría”.
“Haz oración y todo Jesús te lo perdona”.
“Dios vino a morir por nosotros”.
“Dios te ama, y té acepta como seas”.

Muchas frases como estas, hemos escuchado de muchos hermanos, que pretendiendo cubrir su falta de espiritualidad, las usan como “bandera” de lucha, como pretexto para hacer una misma forma de vivir  en el mundo y en la Iglesia.

Hacemos un ambiente propicio a nuestra vida para que no extrañe nada del mundo o sustituimos la “carne” por el “pasto” para no desearla.

Nos vestimos de “ovejas” para no parecer tan “lobos”.
Nos “disfrazamos”  para no parecer tan “obvios”.
No hacemos los “enojados” y “criticados” para no reconocer que estamos equivocados.
Abusamos de nuestra fuerza de “oveja” para no mostrar nuestra debilidad de”lobo”.
Solo recibimos a los “Diótrefes” como nosotros.
Si él come “pasto” como yo, entonces si es mi hermano…y si le ayudo.

Los fariseos siempre han sido objeto para mostrar la “intolerancia, la arrogancia, la tradición de hombres, la hipocresía, el amor al dinero”. . . pero donde queda el publicano, ¿no era también culpable?, ¿No era también pecador?.

¿Los publicanos, eran solo “víctimas” de los hipócritas fariseos… o también tenían lo “suyo”?.
¿Dónde quedaron los nueve leprosos, de los diez que sanó Jesús?. ¿No estaban todos enfermos, y por lo tanto a todos se les consideraban inmundos y pecadores?.
“Rumiamos” la Biblia, solo para parecer que somos “lobejas” cristianas.
“Rumiamos” la Biblia, para justificar nuestra falta de “buena digestión”, y comemos de todos los “pastos”, para parecer que gozamos de muy “buena digestión”, y nada nos ara mal.
Jesús perdonó a la adultera pero no le dijo: ve, te perdono, y sigue pecando.
“Baleemos” como ovejas, para que el pastor no nos eche de menos.
¿Cuántos “lobos” apacentamos la grey de Dios, tomando el lugar del pastor?.  El lobo siempre puede contratarse a menos precio para el oficio de pastor. (proverbio ruso)

CONCLUCIÓN

Creo, que ya es tiempo, que retomemos con seriedad nuestros hábitos, y que nos volvamos a vestir otra vez de Cristo, que recuperemos otra vez nuestro “primer amor”; y que emprendamos otra vez nuestra lucha, en contra de todo lo que nos priva, de una visión real y autentica, de las dimensiones del reino de Dios.

“Este es el mensaje que Jesucristo nos enseño y que les anunciamos a ustedes: que Dios es Luz y que en el no hay ninguna oscuridad. Si decimos que estamos unidos a él, y al mismo tiempo vivimos en la oscuridad, mentimos y no practicamos la verdad. Pero si vivimos  en la luz, entonces hay unión entre nosotros” 1ª. De Juan 1:5-7.

Te recomendamos ver: Frases que no aguanto.

http://id7d.org/blog/?p=1221

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: