conocer Su Palabra


Conocer Su Palabra

Escuchamos discursos en todas partes. Casi todas las personas utilizan argumento tras argumento para apoyar sus acciones, sus ideas, sus proyectos. A veces son convincentes, otras solo pareciera que desean convencer a los demás sin bases valederas.

En ocasiones la sociedad adopta un tema y habla de él durante semanas hasta llegar a saturar a los destinatarios del mismo. Esto lo vemos en legisladores, políticos, profesores, comerciantes, medios de comunicación.

Los cristianos también somos propensos a dar discursos. Muchas veces nuestras enseñanzas están revestidas de palabras importantes, buenos conceptos, ideas correctas, sentimientos bien encaminados… pero en ocasiones utilizamos poco la Palabra de Dios…

Los Salmos son un pedido continuo de los salmistas por conocer más y más acerca de su Dios…

“En cuanto a Dios, perfecto es su camino, y acrisolada la palabra de Jehová…” (Salmos 18:30)
“Porque recta es la palabra de Jehová, y toda su obra es hecha con fidelidad” (Salmos 33:4)
“No quites de mi boca en ningún tiempo la palabra de verdad…” (Salmos 119:43)
También el Salmo 56:4 dice:

“En Dios alabaré su palabra, en Dios he confiado; no temeré…”
Y el Señor Jesucristo nos dejó la enseñanza perfecta de cómo debemos actuar frente a la vida, las tentaciones, los peligros… Nos dio la respuesta que debemos dar ante cualquier hecho que nos ocurra…

“El respondió y dijo: Escrito está… Jesús le dijo: Escrito está también… Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está…” (Mateo 4:4,7,10)
Pero, para poder decir con tanta convicción “escrito está” debemos necesariamente conocer lo que dice y dónde lo dice la Palabra de Dios. Y debe ser un conocimiento profundo de la Sagradas Escrituras para que por ella lleguemos a buen destino.

Jesús podía abrir los rollos antiguos sin dudar y leer aquello que quería comunicar a quienes lo escuchaban:

“Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer. Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito… Y enrollando el libro, lo dio al ministro y se sentó… y comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros… y todos daban buen testimonio de él, y estaban maravillados de las palabras de gracia que salían de su boca…” (Lucas 4:16-22)
Los primeros cristianos también conocían y aplicaban en sus enseñanzas toda la Escritura:

Felipe la conocía al hablarle al etíope…

“Acudiendo Felipe, le oyó que leía al profeta Isaías… el pasaje de la Escritura que leía era este…” (Hechos 8:26-33)
Pablo la utilizaba…

“Porque ¿qué dice la Escritura? Creyó Abraham a Dios, y le fue contado por justicia” (Romanos 4:3)
Santiago la aplicaba…

“¿O pensáis que la Escritura dice en vano…?” (Santiago 4:5)
Pedro la enseñaba…

“… entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada…” (1 Pedro 1:20-21)
¿Conocemos nosotros lo suficiente de Dios a través de su Palabra como para enseñársela también a otros?

Recordemos: La única manera de saber lo que Dios quiere para nuestras vidas es escuchando Su Voz, dada hoy en día a través de Su Palabra…

TBS
tbs@daresperanza.com.ar

Mail: info@daresperanza.com.ar
Teléfono: (Exterior) 54-11-4464-4583
Teléfono: (Argentina) (011) 4464-4583

http://www.daresperanza.com.ar

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. centauro94 el muerto
    Jun 18, 2010 @ 01:43:04

    Hola a todos:
    Me pasé casi media hora buscando un post tuyo sobre los dos pactos o sobre la ley del sacerdocio (para comentar ahi) pero no halle nada, por lo que vine acá a saludarte, y vine a someter a tu cuidadosa consideración mi reciente trabajo:

    Fino analisis de la ley en Hebreos 7 al 10:
    http://incluyendoperonolimitando.blogspot.com/2010/06/145-fino-analisis-de-la-ley-en-hebreos.html

    abrazos

A %d blogueros les gusta esto: