Pretribulacionismo Explicado


Pretribulacionismo Explicado

Primero que todo debemos señalar que tanto los pretribulacionistas como los postribulacionistas, pertenecen doctrinalmente a la categoría de premilenialistas o premilenistas.

Todos los premilenistas coinciden en que cuando Cristo retorne a la tierra, instituirá el reino prometido a David. La Segunda Venida de Cristo en poder y gloria, no es seguida a continuación por el estado eterno, sino que habrá un reinado de mil años donde Cristo regirá a las naciones. Se trata del reino prometido a Israel. Las promesas del A.T. a Israel serán cumplidas, y los pactos que Dios hizo con Abraham (Gn. 12) y David (2 S. 7) serán realizados.

Los amilenistas, por el contrario, piensan que a la Segunda Venida de Cristo seguirá inmediatamente el estado eterno o la eternidad, algo así como quien tira un ladrillo y rompe la pantalla del televisor.

Preguntas: ¿Habrá en el futuro un período de siete años de tribulación sin precedentes, donde Dios vertirá su ira sobre el mundo?

¿Podría ser esto lo que Jeremías llama el “tiempo de angustia para Jacob” (Jer. 30:7), un tiempo de juicio divino como ningún otro?

¿Se refirió Jesús a este período cuando le dijo a sus discípulos que “habrá una gran tribulación, cual no la habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá” (Mt. 24:21)?

Los premilenistas, por lo general, contestan “sí” a estas preguntas.

¿Pasará la Iglesia, el cuerpo de Cristo, por este período de siete años de tribulación?. No todos los premilenistas están en acorde en cuanto a esto. Hay por lo menos cuatro diferentes versiones al respecto.

Los pretribulacionistas creen que la totalidad de la Iglesia será arrebatada antes de que la tribulación comience. Por eso son llamados pretribulacionistas. John F. Walvoord, reconocido ampliamente como una autoridad y vocero del premilenismo pretribulacionista, define de esta manera la posición:

“La interpretación pretribulacionista sitúa el traslado de la Iglesia (arrebatamiento) antes del cumplimiento de la profecía de Daniel acerca del período de siete años, al cual sigue la Segunda Venida de Cristo. Basándose en la interpretación literal de la profecía de Daniel, se sostiene que no ha habido un cumplimiento de Daniel 9:27 en la historia, y por lo tanto Daniel profetiza acerca de un período futuro llamado familiarmente “la tribulación”. La semana 70 de Daniel (los siete años de Daniel), que traen la culminación del programa para Israel previo a la Segunda Venida, será cumplida entre el traslado de la Iglesia y la Segunda Venida de Cristo para establecer su reino terrenal. En el momento de la “traslación” (rapto o arrebatamiento), antes de los siete años de tribulación, Cristo retornará para encontrarse con la Iglesia en el aire; en la Segunda Venida, después de los siete años, se sostiene que Cristo retornará con su Iglesia desde el cielo para establecer su reinado milenial en la tierra”. (John F. Walvoord, The Rapture Question [Findlay, OH: Dunham Publishing Co.], 1957, p. 49).

Los pretribulacionistas observan una definitiva distinción entre el programa de Dios para Israel y el programa de Dios para la Iglesia. También marcan la diferencia entre la venida de Cristo POR los suyos y la venida de Cristo CON los suyos.

La venida POR los suyos es llamada “rapto” o “arrebatamiento”. La venida de Cristo CON los suyos a la tierra es llamada “La Segunda Venida”.

Los pretribulacionistas también son “dispensacionalistas”. Un dispensacionalista ve una clara distinción entre el programa de Dios para Israel y el programa para la Iglesia. Creen que la Iglesia comenzó en el día de Pentecostés como una entidad diferente de Israel. De acuerdo con el dispensacionalismo, Dios ha tratado en forma diferente con los suyos en diferentes períodos de tiempo. Enseñan que siempre ha habido una única forma de salvación, por gracia por medio de la fe y totalmente aparte de las obras humanas.

Generalmente se acepta que una dispensación es “una economía distintiva en el desarrollo del propósito de Dios” (Charles C. Ryrie, Dispensacionalismo Hoy, Chicago: Moody Press, 1965, p.49).

El sistema de interpretación bíblica dispensacionalista puede ser descrito así:

“El dispensacionalismo ve el mundo como una casa de la cual Dios está a cargo. En este mundo-casa, Dios está dispensando o administrando sus asuntos de acuerdo con Su propia voluntad y en varios niveles de revelación en el proceso del tiempo. Estos varios niveles marcan las diferentes y distintas economías de Dios en el desarrollo de Su propósito total, y estas economías son las dispensaciones (Ibid, 31).

Algo que es básico para la posición pretribulacionista es la creencia en el retorno inminente de Cristo, o sea que El puede venir en cualquier momento. Puesto de otra forma, ya no hay profecías esperando ser cumplidas antes de su retorno en el aire por los suyos. Entre los premilenistas-pretribulacionistas hay por lo general común acuerdo en el orden de los eventos futuros principales. Una lista como la siguiente puede ayudar a comprender la posición.

1) Un aumento en la apostasía marcará el fin de esta era (1 Ti. 4:1-3; 2 Ti. 3:1-5).

2) Resurrección de los muertos en Cristo o santos de la Iglesia, acompañada por la transformación de los santos que están vivos, y el rapto de ambos grupos (1 Co. 15:20-24, 35-50; 1 Tes. 4:13-18)

3) Siete años de tribulación en la tierra (Ap. 6-16). Aquellos resucitados y transformados antes están con el Señor en el cielo. El tribunal de Cristo (1 Co. 3:12-15) y las bodas del Cordero (Ap. 19:7) se llevan a cabo mientras la gran tribulación ocurre aquí en la tierra.

4) La batalla de Armagedón y el fin de la tribulación. Cristo viene con los suyos a la tierra (Ap. 19:11-16). Cuando Cristo viene, Israel será reunido y juzgado (Mt. 24:37–25:46). Las naciones gentiles también serán juzgadas (Mt. 25: 31-46).

5) El reinado milenial de Cristo comienza. Será de mil años de duración (Ap. 20:1-6). Antes de que comienze, Satán es atado y confinado al abismo (Ap. 20:1). Después de este reinado de mil años, Satán será desatado por un corto tiempo (Ap. 20:7). Engañará a las naciones y dirigirá una revuelta contra Dios, sólo para ser derrotado y lanzado al lago de fuego donde permanecerá para siempre (Ap. 20:10).

6) El Juicio del Gran Trono Blanco (Ap. 20:11-15), en el cual los no salvos de todos los tiempos comparecerán para ser luego lanzados al lago de fuego.

7) Creación de un nuevo cielo y una nueva tierra (Ap. 21:1)

8) La Eternidad (Ap. 22:1-6). <>

—————-
Basado en el libro del autor Robert Lightner, “Last Days Handbook, A Complete Guide” to the End Times”, revised & updated, Wipf & Stock, 2005. Previamente publicado por Thomas Nelson, 1997.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: