La cartografía espiritual (última Parte)


La cartografía espiritual (última Parte)
Donald Jeter (Año: 2001 – Num.: 4) email: print:

Existen Varios Peligros En La Práctica De La Cartografía Espiritual.

No reconocer el poder real del diablo

Hay varios errores en algunas enseñanzas populares acerca de la operación de Satanás y todos sus huestes malignos con su jerarquía de demonios. En primer lugar, aunque sería un error muy grave el no reconocer el poder real del diablo, el diablo no es Dios. Es una criatura creada y por lo tanto sujeto a ciertos límites. Aunque es más poderoso que cualquier otro ser creado (arrastró la tercera parte de los ángeles consigo en su rebelión en el cielo contra Dios), no es Todopoderoso. Tampoco es Omnipresente o presente en todas partes. Nos equivocamos cuando atribuimos todos los ataques diabólicos que sufre la humanidad como la intervención personal e inmediata de Satanás mismo. Como hemos visto, el diablo lleva a cabo sus designios malvados por medio de principados, potestades, gobernadores de las tinieblas de este siglo y huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

A lo mejor, debido a muchos abusos en el área de demonios, parece que es más aceptable pensar o decir que el diablo nos atacó que (lo que sería más correcto) un demonio o un espíritu maligno. Tenemos que buscar el equilibrio bíblico en estas enseñanzas. El diablo sólo puede estar en un lugar a la vez, no en cinco mil millones para atacar a todo humano sobre este globo terráqueo simultáneamente. La pregunta sigue en pie, ¿hasta dónde tiene Satanás autoridad para atacar al creyente?

Sobre espiritualizar las cosas

En primer lugar, tenemos que reconocer que no siempre “espíritu de” quiere decir demonio o un espíritu personificado. (“Espíritu de temor” no quiere decir un demonio llamado “temor”.) Si fuera así, tendríamos que utilizar la misma interpretación para afirmar que un “espíritu de humildad” se trata de un espíritu “bueno”. No todo hábito malo o tos durante la noche es la obra de un demonio. En la Edad Media pensaron que cuando uno abría la boca y estornudaba se estaba exponiendo a la posibilidad que entraran demonios por la boca. Por eso pronunciaban “Jesús” cuando uno estornudaba para evitar la entrada de los demonios.

No todas las enfermedades son de origen diabólico. A veces nosotros nos enfermamos simplemente porque no nos cuidamos como es debido. Nos resfriamos cuando no nos vestimos adecuadamente para confrontar el frío o nos mojamos y luego no nos secamos o no cambiamos de ropa. Sin embargo, existen enfermedades de raíces diabólicas y el creyente no está exento de estos ataques. Pero a la vez tenemos la gloriosa promesa que Cristo ha vencido al mundo. Juan 16:33 dice: “En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.” Sí tenemos la promesa de Cristo de que siempre estará con nosotros. En las últimas palabras del Señor Jesucristo que no escribe el evangelista Mateo, Jesús nos promete: (Mateo 28:20) “y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.”

También representan peligros los siguientes puntos:

1. Pasar más tiempo investigando sobre el diablo y su jerarquía de demonios y espíritus malignos que la Palabra de Dios y el conocimiento personal de Él.

2. Llegar a depender de nuestro conocimiento sobre las fuerzas enemigas y usurpar el papel que le pertenece a Dios.

3. Indagar demasiado en lo oculto en contra de las advertencias bíblicas.

4. Los extremos de no reconocer el poder real del diablo por un lado y sobre espiritualizar las cosas por el otro

5. Añadir las obras humanas a la salvación de gracia y por la fe quitando así la eficacia y la naturaleza completa de la expiación de Jesucristo

6. Guiarse por el asesoramiento humano más que por la dirección del Espíritu

7. Crear una elite de gente especializada con una sensibilidad especial de las cosas de Dios en vez de el sacerdocio de todo creyente

Sin embargo, tenemos el mandamiento de echar fuera demonios en Su nombre, predicar el evangelio y sanar a los enfermos. (Marcos 16:17). La mejor forma de hacer la guerra contra Satanás y sus demonios es acercándonos más a Dios, siendo llenos del Espíritu Santo y cumpliendo Su voluntad en nuestras vidas. El Señor de la mies no nos dio la orden de “Id por todo el mundo y haced mapas espirituales” sino “Id por todo el mundo y predicar el evangelio”, de enseñar, de haced discípulos, y de ser sus testigos.

Conclusión

En una ilustración de la guerra espiritual que usa Wagner, habla de un acontecimiento en el ministerio de Lester Sumrall en las Filipinas. Hubo una liberación de una mujer llamada Clarita Villanueva durante el curso de una campaña evangelística de sanidad divina. El cuenta que “150,000 personas se salvaron a causa de este gran milagro.” También afirma que “A partir de ese día Filipinas ha experimentado un avivamiento.” Todo esto es verdad y está documentado.

Lo que sigue, sin embargo, es una conclusión fortuita de Wagner, “No estoy seguro de que sepamos de hecho si lo que se quebrantó entonces fue el poder de uno o más espíritus territoriales. Pero en años recientes el ritmo de crecimiento de la iglesia ha aumentado enormemente en Filipinas. “Pienso”, “creo”, “debería pensarse”, “como hipótesis”, “pueden haber” – no son frases dignas del hermenéuta serio de la Biblia. Nuestra teología tiene que basarse sobre una exégesis bíblica sólida usando las normas conocidas y aceptadas universalmente y no sobre suposiciones y conjeturas gratuitas y subjetivas.

Wagner afirma, “Creo que debería pensarse – usando la liberación de Clarita Villanueva como hipótesis de que pueden haber tenido lugar algunos cambio cósmicos – que éste sería una vía potencialmente fructífera de investigación para el crecimiento del evangelismo y la iglesia”[93]

Yo también creo que habría que investigar casos como este para ver como afectan los grandes milagros y prodigios el ritmo del crecimiento de la iglesia. Tengo varios amigos personales quienes son misioneros en las Filipinas hoy y otros quienes lo fueron en los días del Hermano Sumrall. Dios está usando el método de las grandes campañas de sanidad divina donde se predica el evangelio para la salvación de las almas y Dios confirma Su palabra con grandes sanidades y liberaciones para plantar iglesias por las siete mil islas del archipiélago. Dios usó a mi propio padre en los principios de los años 50 en Cuba. Cuando sirvió de Superintendente General de las Asambleas de Dios, misioneros, pastores y evangelistas como T.L. Osborn, Jaime Nicholson, y otros en grandes campañas de sanidad divina llenaban los estadios y plazas públicas con millares de personas. Los milagros de sanidad, liberaciones innumerables, y conversiones genuinas resultaron en el comienzo de muchas de las iglesias mayores que tenemos en Cuba las cuales siguen en el día de hoy. Todo esto está documentado y bien conocido. Lo que no es permisible es que ahora, cincuenta años después de los hechos, imponer una interpretación completamente subjetiva y gratuita, sin basarlo sobre los hechos ni sobre una base bíblica, para justificar una nueva teoría que hayamos inventado como hipótesis de acontecimientos cósmicos sobre lo cual la Biblia mantiene un silencio.

En Camagüey alrededor del año 51, mi padre servía de intérprete para el evangelista T. L. Osborn, quien predicaba el evangelio de salvación del alma y la sanidad del cuerpo por la fe en Cristo Jesús. El pastor de la pequeña Asamblea de Dios local, el evangelista y mi padre se pusieron a orar e interceder. Clamaron a Dios orando en el Espíritu, amarrando a los espíritus malignos por la sangre de Cristo, pidiendo por la salvación de las almas en esa ciudad. Estas son nuestras armas espirituales según las enseñanzas y ejemplos apostólicos. No tuvieron que realizar una investigación en la biblioteca municipal para indagar en el pasado de la ciudad, no tuvieron que identificar a los demonios territoriales por nombres y apellidos, ni usar aceite y vino ni piedras de río para ungir los lugares fortalecidos demoníacos para romper los pactos y las supuestas ataduras cósmicas. No trazaron mapas espirituales de la ciudad ni identificaron el “hombre fuerte” ni nada por el estilo. Intercedieron en ayuno y oración y luego predicaron la Palabra de Dios en el poder del Espíritu Santo. Dios hizo la obra y confirmó la Palabra con señales, milagros, sanidades, liberaciones, y miles de conversiones. El fruto de esta campaña fue el Templo Aleluya cuyo terreno fue cedido por el propio alcalde de la ciudad. Todavía hoy sigue siendo una de las iglesias mayores que tenemos en las Asambleas de Dios en Cuba. Después de la campaña, se le acercó a mi padre la médium espiritista más poderosa de toda la región. Por lo tanto, su “contacto” demoníaco tenía que ser el más poderoso en la jerarquía Satánica de ese territorio espiritual. Ella le preguntó a mi padre, “¿Sabía usted que, durante toda la campaña de ustedes, ningún médium de esta ciudad pudo realizar sus hechizos y maldiciones ni las sanidades que normalmente practicaban?” Ella siguió con una afirmación asombrosa. “Es más. Mi contacto se me acercó y me dijo, ‘Los que echan fuera a los demonios han llegado a esta ciudad. Pero no me echan a mí. ¡Yo me voy! Y se huyó.”[94]

¡Aleluya! La pura verdad es que no hay ninguna necesidad de entrar en nuevos métodos, inventos, ni suposiciones o teorías e hipótesis teológicas basadas en razonamientos humanos o contrapartidas del mundo oculto. No hay ninguna necesidad de practicar una cartografía espiritual, indagar en el mundo oculto para identificar territorios, nombres y jurisdicciones. En ningún momento negamos ni ignoramos la realidad de la existencia de las huestes enemigas, el gobierno satánico y la naturaleza espiritual de nuestra batalla, pero reconocemos que es nuestro Señor, Jehová de los Ejércitos, quien manda las huestes celestiales para luchar a nuestro favor en la salvación de las almas, sean residentes de la ciudades o de los campos. Fue el conocimiento y el poder de Dios que determinó la victoria sobre el ente espiritual territorial sobre el reino de Persia respondiendo a la disposición del corazón de Daniel para humillarse en la presencia de su Dios y orar a Él. Dijo el ángel de Dios que fue la oración de Daniel la que trajo la respuesta. Daniel oró a Dios. No lidió con los demonios ni pronunció palabras sobre la ciudad.[95] Pablo predicó la Palabra de Dios en el poder del Espíritu Santo y Dios hacía milagros extraordinarios por mano de Pablo hasta el punto que todos los que vivían en Asia oyeron la palabra del Señor en el espacio de sólo dos años.[96]

Cuestiones colindantes: Posesión de creyentes por demonios

Maldiciones generacionales

El Reino Ahora/Lluvia Tardía y el Restauracionismo

Exclusividad de los Cinco Ministerios de la Iglesia, especialmente Apóstoles y Profetas

El Nuevo Cristianismo Apostólico

Caminatas de Oración

La Confesión Positiva

Autoridad Espiritual

Bibliografía

Anderson, Neil T. Cómo ganar La Guerra Espiritual: pasos a la libertad en Cristo. Miami, FL: Editorial Unilit, 1997.

Arnold, Clinton E. 3 Preguntas Cruciales acerca de la Guerra Espiritual. Miami, FL: Editorial Unilit, 2000.

Brown, Rebecca. El Vino a Dar Libertad a Los Cautivos. Miami, FL: Spanish House, 1989.

Brown, Rebecca. Preparémonos Para La Guerra. Miami, FL: Spanish House, 1990.

Brown, Rebecca y Yoder, Daniel. Maldiciones sin Quebrantar: La Fuente Escondida de Problemas en la Vida Cristiana. New Kensington, PA: Whitaker House, 1996.

Dawson, John. La Reconquista de tu Ciudad: Estrategias para derribar las fortalezas espirituales del diablo. Nashville, TN: Editorial Caribe, 1991.

Dickason, C. Fred. Los Ángeles: Escogidos y Malignos. Grand Rapids, Mich.: Editorial Portavoz, 1995.

Frangipane, Francis. Los 3 Campos de la Lucha Espiritual: Un estudio profundo sobre las tres áreas de la lucha espiritul: la mente, la iglesia y los lugares celestiales. Miami, FL: Editorial Carisma, 1996.

Hawthorne, Steve y Kendrick, Graham. Caminata en Oración: Oramos en el lugar donde queremos la Victoria. Miami, FL: Editorial Caribe, 1995.

Jacobs, Cindy. Conquistemos las Puertas del Enemigo Instrucciones para una intercesión militante. Nashville, TN: Editorial Caribe, 1993.

Martínez, José M. Hermenéutica Bíblica. Terrassa, Barcelona: CLIE, 1984.

Méndez, Ana. Los cielos serán conmovidos: Cómo prepararse para la guerra espiritual en el nuevo milenio. Lake Mary, FL: Casa Creación, 1999.

Murphy, Ed. Manual de Guerra Espiritual. Nashville, TN: Editorial Caribe, 1994.

Ramírez Morales, Eugenio. La Guerra Espiritual ¿Realidad o ficción? Santiago, Chile: Ramírez Ediciones, 1998.

Reddin, Opal L. Enfrentamiento de Poderes: ¿Puede un cristiano ser poseído por los demonios? Deerfield, FL: Editorial Vida, 1994.

Sherman, Dean. Guerra Espiritual: Las armas y la estrategia para triunfar en la lucha contra el mal. Nashville, TN: Editorial Caribe, 1991.

Sherrer, Quin, y Garlock, Ruthanne. Guerra Espiritual: Una Guía para la Mujer. Miami, FL: Editorial Unilit, 1993.

Stamateas, Bernardo. Ocultismo y Sanidad Interior. Terrassa, Barcelona: CLIE, 1998.

Torres, Héctor. Desenmascaremos las Tinieblas de Este Siglo: Como conquistar ciudades y naciones para Cristo. Editorial Caribe, 1996.

Torres, Héctor. Derribemos Fortalezas: ¡Es hora de levantarnos como ejercito para triunfar contra las huestes malignas! Nashville, TN: Editorial Caribe, 1993.

Wagner, C. Peter. Confrontemos las Potestades: cómo la iglesia neotestamentaria experimentó el poder de la guerra espiritual a un nivel estratégico. Nashville, TN: Editorial Caribe, 1997.

Wagner, C. Peter. Espiritus Territoriales: Diecinueve líderes cristianos aportan sus conocimientos acerca de la guerra espiritual en el plano estratégico. Miami, FL: Editorial Carisma, 1991.

Wagner, C. Peter, ed. La Destrucción de Fortalezas en Su Ciudad: cómo utilizar la cartografía para que sus oraciones sean más estratégicas, más efectivas y mejor enfocadas. Nashville, TN: Editorial Caribe, 1995.

Wagner, C. Peter. Oración de Guerra: ¿cómo buscar el poder y la protección de Dios en la batalla para construir su reino? Nashville, TN: Editorial Caribe, 1993

Warner, Timothy M. Guerra Espiritual: Victoria sobre los poderes de las tinieblas. Miami, FL: Editorial Unilit, 1996.

Zoller, Juan E. Satanás y los demonios. Terrassa, Barcelona: Editorial CLIE, 1974

Internet y CD’s

“Apuntes Pastorales”, Vol. XIV Nº 3, p.32-40, “La Guerra Espiritual o el Viejo Animismo”, por los autores Roberto J. Priest, Tomás Campbell y Bradford A. Mullen.

“Cartografía Espiritual para la Guerra Espiritual Eficaz”, Battle Axe Brigade. http://www.battleaxe.org/map.html

C. Peter Wagner, Arise Magazine Article: New Apostolic Reformation, (posted September 1, 2000)http://www.globalharvestministries.org/home.qry?ID=193, p2.

Peter Wagner is author of “New Apostolic Churches” (Regal, 1998), “Churchquake” (Regal, 1999) and “Apostles of the City” (Wagner, 2000) which deal with the New Apostolic Reformation.

C. Peter Wagner, “The New Apostolic Reformation”, excerpt from The New Apostolic Churches, published by Regal Books (1998), http://www.globalharvestministries.org/home.qry?ID=97

C. Peter Wagner, “Understanding How Apostles Minister in Different Spheres”, random notes by C. Peter Wagner (Revised March 16, 2001) http://www.globalharvestministries.org/home.qry?ID=527.

Cindy Jacobs Generals of Intercession, http://www.generals.org/cindy_jacobs.htm

Derrick Trimble, ed. “Spiritual Mapping 101” The Observatory: a research center targeting spiritual transformation (www.globalharvestministries.org/home.qry?ID=114).

Ed Silvoso, President of Harvest Evangelism:changing the spiritual climate over our cities, http://secure.transforme.com/~harvest/ed_silvoso.htm

Ed Silvoso, “Chapter 1 What the Devil Doesn’t Want You to Know”, That None Should Perish http://www.harvestevan.org/CHAPTER_1_TNSP.pdf

Ed Silvoso, “Chapter 4 “Strongholds: What they are and how to pull them down”, That None Should Perish ( ) http://www.harvestevan.org/CHAPTER_4_TNSP.pdf

Edgardo Silvoso, Spiritual Warfare in Argentina and the “Plan Resistencia” (La Guerra espiritual en Argentina y el “Plan Resistencia” ). Extraído del “Spiritual Warfare Tract” (Tratado sobre guerra espiritual) del congreso Lausana II, San José, CA: Harvest Evangelism, julio 1989, p.4.

Get to Know Us, http://www.generals.org/know_us.htm

Glory of Zion International – Apostle Chuck Pierce, http://www.glory-of-Zion.org/pierce_1.htm

Luis Bush, “Future of the AD2000 United Prayer Track & SWN” http://www.globalharvestministries.org/qry?ID=307

Ministerios El Shaddai, “Guerra Espiritual” http://www.elshaddai.net/jesus-senor/guerra-sp.htm

Ministries Today Magazine interview, “What the Doctor Recommends” Article, Wagner Publications, (Reprinted from Ministries Today Magazine, July-August 2000. Used by permission of Strang Communications Company, Lake Mary, FL), http://www.globalharvestministries.org/home.qry?ID=98.

Moore, Art. “Spiritual Mapping Gains Credibility Among Leaders”, Christianity Today . Lake Mary, FL: Strang Communications, 1988.

United States Strategic Prayer Network, http://www.generals.org/usspn.htm

What is Global Harvest Ministries? http://www.globalharvestministries.org/home.qry?ID=40

Who Are We? A Brief History, The Sentinel Group Home Page, http://www.sentinalgroup.org/WAW3.html

Disco Compacto Reina-Valera 1995—Edición de Estudio, (Estados Unidos de América: Sociedades Bíblicas Unidas) 1998, del CD Compubiblia: edición avanzada, de las Sociedades Bíblicas Unidas.

Bible Companion Software: Teacher’s edition.

——————————————————————————–

[1]C. Peter Wagner, ed. La Destrucción de Fortalezas en su Ciudad. Nashville, TN: Editorial Caribe, 1995, p.11.

[2] Art Moore, “Spiritual Mapping Gains Credibility Among Leaders”, Christianity Today, Lake Mary, FL: Strang Communications, 1988.

[3] Ibid.

[4] Ibid.

[5] Ibid.

[6] Wagner, p.32.

[7] Ibid, p.34.

[8] George Otis Jr., Last of the Giants, Chosen Books, Tarrytown, NY, 1991, p.85 citado en Desenmascaremos las Tinieblas de Este Siglo por Héctor Torres en la página 57-58.

[9] “Cartografía Espiritual para la Guerra Espiritual Eficaz”, Battle Axe Brigade. http://www.battleaxe.org/map.html

[10] Héctor Torres, Desenmascaremos las Tinieblas de Este Siglo, (Nashville, TN: Editorial Caribe, 1996), p.58.

[11] Ibid.

[12] Ibid, p.61.

[13] Ibid., p.62.

[14] Ibid., p.64.

[15] Ibid.

[16] C. Peter Wagner , la Red de Guerra Espiritual Internacional (1990), la SPN – Red de Oración Estratégica (Internacional). C. Peter Wagner es el Apóstol Internacional del USSPN, cabeza de la SPN Internacional con coordinadores alrededor del mundo. Encabeza también el Centro de Investigación el Observatorio, el Instituto de Liderazgo Wagner, y la Librería Arsenal

[17] En el año 2000, C. Peter cambió el nombre de la red del USSWN al USSPN (U.S. Spiritual Prayer Networ). Desde sus sesiones inaugurales, la USSPN ha establecido 14 “Destacamentos de Fuerzas” (Task Forces) y 50 Coordinadores de Estado (más el Distrito de Columbia), además de equipos de “intercesores a nivel estratégico”. Debido a que los Estados Unidos es una federación de estados, se cree que cada estado necesita un trato individual para la sanidad de la nación. Los miembros de USSPN son líderes espirituales de a través de América quienes se reúnen anualmente para formar estrategia y oír de parte de Dios para la nación de los Estados Unidos e implementar las estrategias un sus particulares esferas de influencia. Los Destacamentos de Fuerzas son equipos designados para tratar con las fortalezas que azotan a etnias y sectores específicos de la sociedad, etc.

Los Coordinadores de Estados apoyan las iniciativas de USSPN para facilitar el avivamiento a través de los Estados Unidos por medio de la promoción de unidad en el estado y formando redes de líderes de oración. Más de 40 estados han celebrado asambleas sagradas para arrepentir de los pecados de sus estados desde su comienzo y arrepentir para abrir los caminos de reconciliación y formar puentes sobre cualquier cisma creado por estos pecados (i.e. género, racial, denominacional, etc.).

[18] Cindy Jacobs es la co-fundadora de los Generales de Intercesión en el Centro Josías en Colorado Springs, Colorado (U.S.A.), una organización misionera dedicada al adiestramiento en áreas de oración y de guerra espiritual. Cindy es la Apóstol Nacional de la Red Estratégica de Oración (USSPN).

[19] Mike Jacobs, co-fundador de los Generales de Intercesión, según estas fuentes, está ungido por Dios para traer la unidad y el orden a la Casa del Señor. Él se concentra en el llamado de Dios para ganar a las ciudades derribando las fortalezas espirituales. (www.generals.org/cindy_jacobs.htm)

[20] Esto pide la cuestión de que los estados y las naciones que conocemos por sus divisiones geográficas actuales no fueron establecidas por los poderes espirituales. Ni siquiera siguen las divisiones naturales de las razas y las tribus o la etnias.

[21] Art Moore, “Spiritual Mapping Gains Credibility Among Leaders”, Christianity Today . Lake Mary, FL: Strang Communications, 1988.

[22] Ana Méndez es la fundadora de la Iglesia La Nueva Unción en México, pionera en el mover profético y de guerra espiritual. Actualmente es coordinadora del Frente de Proyectos Estratégicos de la Red Internacional de Guerra Espiritual en el Centro Mundial de Oración que preside el Dr. C. Peter Wagner en Colorado Springs, E.U.A. Méndez forma parte de los ministros asociados de Avance Misionero Mundial, ministerio internacional fundado por el Dr. Rony Chaves de Costa Rica. También es directora del Ministerio Shabac en su país natal México, el cual lleva a cabo la visión de establecer el reino de los cielos sobre la tierra y preparar el camino del Señór.

[23] Mas el príncipe del reino de Persia se me opuso durante veintiún días; pero he aquí Miguel, uno de los principales príncipes, vino para ayudarme, y quedé allí con los reyes de Persia.

[24] “Tú, hijo de hombre, tómate un adobe, ponlo delante de ti y diseña sobre él la ciudad de Jerusalén. Y pondrás sitio contra ella, construirás contra ella fortaleza, sacarás contra ella baluarte, montarás delante de ella campamento, y contra ella, a su alrededor, colocarás arietes.”

[25] Marcos 4:22

[26] Tomado de la revista “Apuntes Pastorales”, Vol. XIV Nº 3, p.32-40, “La Guerra Espiritual o el Viejo Animismo”, por los autores Roberto J. Priest, Tomás Campbell y Bradford A. Mullen.

[27] C. Peter Wagner, ed. La Destrucción de Fortalezas en Su Ciudad: cómo utilizar la cartografía para que sus oraciones sean más estratégicas, más efectivas y mejor enfocadas. (Nashville, TN: Editorial Caribe, 1995), p.75.

[28] Apuntes Pastorales, loc. cit.

[29] Cindy Jacobs, Conquistemos las Puertas del Enemigo: instrucciones para una intercesión militante (Nashville, TN: Editorial Caribe, 1993), p.252-254.

[30] Jacobs, p.260.

[31] Ibid.

[32] Jacobs, p.263.

[33] John Dawson, La Reconquista de tu Ciudad: estrategias para derribar las fortalezas espirituales del diablo. (Nashville, TN: Editorial Caribe, 1991), p.70.

[34] Ibid., p.71.

[35] Ibid.

[36] Ibid.

[37] John Dawson, p.112.

[38] Ibid.

[39] Ibid.

[40] Jueces 2:20 Y se encendió la ira del Señor contra Israel, y dijo: Por cuanto esta nación ha quebrantado el pacto que ordené a sus padres, y no ha escuchado mi voz, 21 tampoco yo volveré a expulsar de delante de ellos a ninguna de las naciones que Josué dejó cuando murió, 22 para probar por medio de ellas a Israel, a ver si guardan o no el camino del Señor, y andan en él como [lo] hicieron sus padres. 23 Así pues, el Señor permitió que aquellas naciones se quedaran [allí,] sin expulsarlas enseguida, y no las entregó en manos de Josué. 3:1 Y estas son las naciones que el Señor dejó para probar con ellas a Israel, [es decir,] a los que no habían experimentado ninguna de las guerras de Canaán 2 ([esto fue] sólo para que las generaciones de los hijos de Israel conocieran la guerra, aquellos que antes no la habían experimentado): 3 los cinco príncipes de los filisteos, todos los cananeos, los sidoniosy los heveos que habitaban en el monte Líbano, desde el monte de Baal-hermón hasta Lebo-hamat. 4 Y eran para probar a Israel, para ver si obedecían los mandamientos que el Señor había ordenado a sus padres por medio de Moisés.

[41] Dawson, p.161.

[42] Ana Méndez, “Los cielos serán conmovidos”, (Lake Mary, FL: Casa Creación, 1999), p.5.

[43] Ibid., p.9-11.

[44] Ibid., p.13-14.

[45] Ibid., p.10.

[46] Ana Méndez, “Los cielos serán conmovidos” (Lake Mary, FL: Casa Creación, 1999), p.18.

[47] Ana Méndez, “Los cielos serán conmovidos” (Lake Mary, FL: Casa Creación, 1999), p.27.

[48] Ibid.

[49] Ibid., p.29.

[50] Ibid., p.45.

[51] Ibid., p.139.

[52] Ibid.

[53] Ibid., p.145.

[54] Ibid., p.184.

[55] Ibid., p.185.

[56] Ibid.

[57] Ibid.

[58] Ibid., p.179-180.

[59] Ibid., p.189.

[60] Ibid, p.190.

[61] Ibid., p.191.

[62] Ibid., p.193.

[63] Ibid.

[64] Ibid., p.194.

[65] Ibid., p.195.

[66]1 Corintios 11:23-25 “El Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; 24y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: «Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí». 25Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: «Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebáis, en memoria de mí» Reina-Valera 1995—Edición de Estudio, (Estados Unidos de América: Sociedades Bíblicas Unidas) 1998.

[67] Ana Méndez, “Los cielos serán conmovidos” (Lake Mary, FL: Casa Creación, 1999), p.195.

[68]Reina Valera Revisada (1960), (Estados Unidos de América: Sociedades Bíblicas Unidas) 1998.

[69] Ibid., p.196.

[70] Arise Magazine Article: New Apostolic Reformation, http://www.globalharvestministries.org/home.qry?ID=193, p2.

[71] Ibid.

[72] The New Apostolic Reformation, excerpt from The New Apostolic Churches, published by Regal Books (1998), http://www.globalharvestministries.org/home.qry?ID=97.

[73] Ana Méndez, “Los cielos serán conmovidos” (Lake Mary, FL: Casa Creación, 1999), p.196.

[74] Ibid.

[75] Deuteronomio 6:1-9 “Estos, pues, son los mandamientos, estatutos y decretos que Jehová, vuestro Dios, mandó que os enseñara, para que los pongáis por obra en la tierra a la que vais a pasar para tomarla en posesión, 2a fin de que temas a Jehová, tu Dios, guardando todos los estatutos y mandamientos que yo te mando, tú, tu hijo y el hijo de tu hijo, todos los días de tu vida, para que se prolonguen tus días. 3Oye, pues, Israel, y cuida de ponerlos por obra, para que te vaya bien en la tierra que fluye leche y miel, y os multipliquéis, como te ha dicho Jehová, el Dios de tus padres. 4»Oye, Israel: Jehová, nuestro Dios, Jehová uno es. 5»Amarás a Jehová, tu Dios, de todo tu corazón, de toda tu alma y con todas tus fuerzas. 6»Estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón. 7Se las repetirás a tus hijos, y les hablarás de ellas estando en tu casa y andando por el camino, al acostarte y cuando te levantes. 8Las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; 9las escribirás en los postes de tu casa y en tus puertas.”

[76]Reina-Valera 1995—Edición de Estudio, (Estados Unidos de América: Sociedades Bíblicas Unidas) 1998.

[77]Reina-Valera 1995—Edición de Estudio, (Estados Unidos de América: Sociedades Bíblicas Unidas) 1998.

[78] Ana Méndez, “Los cielos serán conmovidos” (Lake Mary, FL: Casa Creación, 1999), p.198.

[79] Ibid., p.199.

[80] Ana Méndez, “Los cielos serán conmovidos” (Lake Mary, FL: Casa Creación, 1999), p.199.

[81] Ana Méndez, “Los cielos serán conmovidos” (Lake Mary, FL: Casa Creación, 1999), p.180-181.

[82]Reina-Valera 1995—Edición de Estudio, (Estados Unidos de América: Sociedades Bíblicas Unidas) 1998.

[83]Reina-Valera 1995—Edición de Estudio, (Estados Unidos de América: Sociedades Bíblicas Unidas) 1998.

[84] Ezequiel 4:1-5:14 1»Tú, hijo de hombre, tómate un adobe, ponlo delante de ti y diseña sobre él la ciudad de Jerusalén. 2Y pondrás sitio contra ella, construirás contra ella fortaleza, sacarás contra ella baluarte, montarás delante de ella campamento, y contra ella, a su alrededor, colocarás arietes. 3Toma también una plancha de hierro y ponla en lugar de muro de hierro entre ti y la ciudad; afirmarás luego tu rostro contra ella, y será en lugar de cerco y la sitiarás. Es una señal para la casa de Israel. 4»Tú te acostarás sobre tu lado izquierdo y pondrás sobre él la maldad de la casa de Israel. El número de los días que duermas sobre él, llevarás sobre ti la maldad de ellos. 5Yo te he dado los años de su maldad por el número de los días: trescientos noventa días; y así llevarás tú la maldad de la casa de Israel. 6Cumplidos estos, te acostarás por segunda vez, ahora sobre tu lado derecho, y llevarás la maldad de la casa de Judá cuarenta días; día por año, día por año te lo he dado. 7Hacia el asedio de Jerusalén dirigirás tu rostro, y con tu brazo descubierto profetizarás contra ella. 8He puesto sobre ti ataduras, y no podrás darte vuelta de un lado a otro hasta que hayas cumplido los días de tu asedio. 9»Toma para ti trigo, cebada, habas, lentejas, mijo y avena; ponlos en una vasija y hazte pan de ellos para el número de los días que te acuestes sobre tu lado: trescientos noventa días comerás de él. 10La comida que comerás será de peso de veinte siclos al día; de tiempo en tiempo la comerás. 11Y beberás el agua por medida, la sexta parte de un hin; de tiempo en tiempo la beberás. 12Y comerás pan de cebada cocido debajo de la ceniza. Lo cocerás a vista de ellos en fuego de excremento humano». 13Dijo Jehová: «Así comerán los hijos de Israel su pan inmundo, entre las naciones a donde yo los arrojaré». 14Yo dije: «¡Ah, Señor, Jehová!, mi alma no es impura, ni nunca desde mi juventud hasta este tiempo comí cosa mortecina ni despedazada, ni nunca en mi boca entró carne inmunda». 15Y me respondió: «He aquí te permito usar estiércol de bueyes en lugar de excremento humano para cocer tu pan». 16Me dijo luego: «Hijo de hombre, quebrantaré el sustento del pan en Jerusalén; comerán el pan por peso y con angustia, y beberán el agua por medida y con espanto, 17para que, al faltarles el pan y el agua, se miren unos a otros con espanto y se consuman en su maldad. 5:1»Tú, hijo de hombre, tómate un cuchillo agudo, una navaja de barbero, y hazla pasar sobre tu cabeza y tu barba; toma después una balanza de pesar y divide los cabellos. 2Una tercera parte quemarás en el fuego en medio de la ciudad, cuando se cumplan los días del asedio; tomarás otra tercera parte y la cortarás con espada alrededor de la ciudad, y la otra tercera parte esparcirás al viento, y yo desenvainaré espada en pos de ellos. 3Tomarás también de allí unos cuantos y los atarás en la falda de tu manto. 4Tomarás otra vez de ellos, los echarás en medio del fuego y en el fuego los quemarás; de allí saldrá el fuego a toda la casa de Israel». 5Así ha dicho Jehová, el Señor: «Esta es Jerusalén; la puse en medio de las naciones y de las tierras de su alrededor. 6Pero ella cambió mis decretos y mis ordenanzas en impiedad más que las naciones, y más que las tierras de su alrededor; porque desecharon mis decretos y mis mandamientos, y no anduvieron en ellos». 7Por tanto, así ha dicho Jehová: «Porque habéis sido más rebeldes que las naciones que están alrededor de vosotros, porque no habéis andado según mis mandamientos ni habéis guardado mis leyes, y ni siquiera habéis andado según las leyes de las naciones que están alrededor de vosotros, 8Jehová, el Señor, ha dicho: Yo estoy contra ti. Sí, yo, y haré juicios en medio de ti ante los ojos de las naciones. 9Haré en ti lo que nunca hice ni jamás volveré a hacer, a causa de todas tus abominaciones. 10Por eso los padres se comerán a los hijos en medio de ti, y los hijos se comerán a sus padres; haré en ti juicios y esparciré a todos los vientos todo lo que quede de ti. 11Por tanto, vivo yo, dice Jehová, el Señor, ciertamente por haber profanado mi santuario con todas tus abominaciones, te quebrantaré yo también; mi ojo no perdonará ni tendré misericordia. 12Una tercera parte de ti morirá de peste y será consumida de hambre en medio de ti; una tercera parte caerá a espada alrededor de ti, y otra tercera parte esparciré a todos los vientos; y tras ellos desenvainaré espada.

13»Se consumará mi furor, saciaré en ellos mi enojo y tomaré satisfacción. Entonces sabrán que yo, Jehová, he hablado en mi celo, cuando consuma en ellos mi enojo. 14Te convertiré en ruinas y en afrenta entre las naciones que están alrededor de ti, a los ojos de todo transeúnte. 15Serás afrenta, escarnio, escarmiento y objeto de espanto para las naciones que están alrededor de ti, cuando yo haga en ti juicios con furor e indignación y con reprensiones llenas de ira. Yo, Jehová, he hablado. 16Cuando arroje yo sobre ellos las perniciosas saetas del hambre, que serán para destrucción, las cuales enviaré para destruiros, entonces aumentaré el hambre sobre vosotros y quebrantaré entre vosotros el sustento de pan. 17Enviaré, pues, sobre vosotros hambre y bestias feroces que te destruyan; peste y sangre pasarán por en medio de ti, y enviaré sobre ti espada. Yo, Jehová, he hablado».

[85]Reina-Valera 1995—Edición de Estudio, (Estados Unidos de América: Sociedades Bíblicas Unidas) 1998.

[86] What the Doctor Recommends Article, Wagner Publications, http://www.globalharvestministries.org/home.qry?ID=98, p.8.

[87] Arise Magazine Article: New Apostolic Reformation, http://www.globalharvestministries.org/home.qry?ID=193, p2.

[88] Ibid., p.3.

[89] Ibid.

[90] Ibid.

[91] Understanding How Apostles Minister in Different Spheres, http://www.globalharvestministries.org/home.qry?ID=527, p.3-4.

[92] The New Apostolic Reformation, excerpt from The New Apostolic Churches, published by Regal Books (1998), http://www.globalharvestministries.org/home.qry?ID=97.

[93] C. Peter Wagner, “Espíritus Territoriales”, (Miami, FL: Editorial Carisma, 1991), p.64-65.

[94] Personalmente contado por Hugo Jeter al autor.

[95] Daniel 10:10-13.

[96] Hechos 19:10.

Conozca posee la propiedad intelectual de sus artículos, toda reproducción, total o parcial podrá realizarse solicitando el permiso al Editor y citando la revista y el autor del artículo.

http://www.conozca.org/articuloin.cfm?art_id=19&rev_id=A2001N4

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: