Para Ir Diciendo “Adios” al Pentecostalismo


El Pentecostalismo en America Latina

A pesar de que considero que la revista Christianity Today se ha apartado peligrosamente de su propósito al dar apoyo incondicional a personas que se han apartado de la ortodoxia cristiana, esta semana publicaron un gran artículo de Milton Acosta, profesor del Antiguo Testamento del Seminario Bíblico en Medellín, Colombia, titulado, “Power Pentecostalisms.

Acosta hace notar el gran problema que ha sido criticado desde hace muchos años del pentecostalismo en America Latina, que no tiene ninguna conexión con el protestantismo histórico. El autor escribe,

Dos interpretaciones generales han emergido para el crecimiento exponencial de estas iglesias no-católicas: Algunos ingenuamente ven esto como un movimiento del Espíritu, trayendo a gente por los miles a los pies de la Cruz, haciéndoles verdaderos hijos e hijas de Dios y de la Reforma. Otros ven este masivo movimiento en clara continuidad con la religiosidad popular del Catolicismo y de las tradiciones indígenas, teniendo nada que ver con el Protestantismo.”

Lo que Acosta intenta mostrar es que el neo-petecostalismo tiene más en común con elshamanismo que con el cristianismo. Hombres y mujeres llamándose a sí mismos apóstoles y profetas, demostrando el desconocimiento de la Reforma del siglo XVI, y que, como menciona el autor,  “pretenden salvar al mundo a través de la manipulación animista de los espíritus malvados.” Y luego asegura que,

hay poco o nada de énfasis en sola gratia, sola Scriptura, o la justificación por medio de la fe. Tristemente, los apóstoles y profetas no están enseñando el mensaje central del evangelio, sino el evangelio de la prosperidad.

La televisión es una influencia poderosa en la teología Latinoamericana. El canal de TV Enlace (propiedad de Trinity Broadcasting Network) ha venido a ser “un verdadero magisterio” más allá de creencias denominacionales y prácticas. Está disponible en la mayoría de países latinoaméricanos. La mayoría de evangélicos lo ven varias veces a la semana. No importa cual sea el tema que trata Enlace, el mensaje se rduce a hacer”pactos” con Dios, en donde la persona debe demostrar la seriedad de su petición al enviar dinero. Pastores con poco o nada de entrenamiento imitan a los predicadores de Enlace, y el efecto se intensifica.

Muchas iglesias al estilo Enlace, han reducido el mensaje del evangelio a la prosperidad económica”

Este artículo debe ser leído por todos nosotros, pues es la realidad que estamos viviendo en nuestros países. Ya es hora que estos falsos maestros, como los de Enlace, y sus falsas y engañosas doctrinas sean expuestas.

sujetosalaroca.org

He aquí un nuevo baile que puede causar sensación este verano. Proveniente de América, se llama el “Holy Ghost Hokey Pokey”. En principio, pertenece a la misma familia que aquellos otros de antaño, como el “Tiroliro” (de Radio Topolino Orquesta, por los años 80) o “Los pajaritos” (de María Jesús y su acordeón, misma época). Se trata de un baile participativo.

Como tal, su música es vulgar, simplona, repetitiva. Los movimientos del baile en cuestión van siendo indicados a cada momento por un líder o director. Tienden siempre a ser bastante tontos, como si de una parodia de un baile de verdad se tratara. Pero, más bien, es una forma de desinhibirse colectivamente, una especie de terapia de grupo. Nada de especial, pues, si tras el baile se da en alguien alguna liberación momentánea de ansiedad o depresión. Nada sobrenatural.

Por situar debidamente el espectáculo, diremos que el mismo parece vinculado al llamado “Morning Star Ministries”, de uno de los así llamados “Profetas de Kansas City”, Rick Joyner. Este grupo es uno de los puntales del movimiento neo-carismático (o tercera ola carismática, es decir, la de “Señales y Maravillas” y “la bendición de Toronto”), liderado principalmente por las Vineyard Churches.

Les invito, pues, a ver el video, haciendo atención a los siguientes hitos:

  • 1- El estilo del líder: agresivo, en sus idas y venidas constantes, que le da un aire a los cantantes de rap.
  • 2- La función del líder: claramente, la de “calentar” el ambiente con unos gritos que se superponen a la música de fondo (por ejemplo, el que da en el minuto 1:38).
  • 3- Cumpliendo con esta función, el líder se sumerge entre el público (minuto 3:05 en adelante). Impone manos a la gente y habla en lenguas. Pero, he aquí, lo que dice (a saber el qué) le sale bastante parecido a aquel célebre grito de “Pedro Picapiedra” (sí, el “Yabadabadú”). Vamos, a mí me lo parece. Tal vez el subconsciente me juegue una mala pasada… o tal vez a él.
  • 4- Los movimientos de cabeza del público. Curioso: en el minuto 6:9, el de la camiseta roja, estila unos movimientos de “heavy metal” que, veinticinco años atrás, serían impecables.
  • 5- Los pelos al aire de la señora o señorita corista (minuto 5:40, por ejemplo). Anuncio televisivo puro.
  • 6- De la misma manera, los “testimonios” (véase el de 6:15), que parecen sacados de cualquier “talk-show” en el que se permita la participación del público.
  • 7- Por último, el momento estelar. Minuto 7:22. Es el turno para una chica. Es interesante ver las caras que pone el que sostiene el micro.

Minuto 7:53, el público comienza a gritar. La chica se emociona y comienza a chillar. El “líder” rapero a su vez da un grito de euforia, con lo cual la chica pierde completamente los papeles, y acaba presa de un arrebato de histeria.

No se pierdan, entonces, la cara de risa del que sostiene el micro, en el minuto 8:07. ¿Dirían, como yo, que es de burla?

Por último, un simple comentario:

Atribuir propiedades sanadoras a este baile es una burda superstición. Considerarlo una adoración a Dios, es una crasa idolatría. Nada hay de sobrenatural en él. Todo es una manipulación.

Bueno, pues esto (la tercera ola pentecostal, que sigue a las dos primeras) es por lo que buena parte del mundo evangélico en España y América del Sur se ha decantado, en vez de permanecer arraigados en la Biblia y en la Reforma… Ya va siendo hora de regresar, de desandar el camino andado en esta dirección, ¿no? Porque, ¿qué hay más allá de esto?

Ok, esta bien, pero a lo que me refierio es sólo a un sector del pentecostalismo, casi siempre extremistas, el decir o “insinuar” que todo el mundo pentecostal predica y practica lo mismo, es erroneo, casi siempre las opiniones generalizadas incurren en errores. No creo que debamos despedirnos del pentecostalismo ya que muchas iglesias estan madurando teologicamante, aunque en algunos temas aun no estemos de acuerdo como reformados evangelicos que somos.  Quizas el titulo del artículo debiera ser distinto.Pero bueno, estemos advertidos que no todo lo que reluce es oro.

http://westminsterhoy.wordpress.com/2010/05/27/para-ir-diciendo-adios-al-pentecostalismo/

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: