Aviones Suicidas


  • Cristo, cuando aún éramos débiles,a su tiempo murió por los impíos.Dios muestra su amor para con nosotros,en que siendo aún pecadores,Cristo murió por nosotros.Romanos 5:6, 8.

Aviones Suicidas
Pearl Harbor, 7 de diciembre de 1941. Los aviones suicidas japoneses se estrellan sobre la flota americana. Esta triste página de la historia resurge de los archivos con motivo de los atentados que ensangrentaron a los Estados Unidos el 11 de septiembre del 2001. Las circunstancias son diferentes, pero el modelo de ataque adoptado por los kamikazes es el mismo. Uno o varios hombres sacrifican voluntariamente su vida, arrastrando con su muerte a multitudes de sus semejantes.

Tales artimañas, ¡cuán opuestas están a la obra que Jesucristo vino a hacer en la tierra! Los kamikazes traen la muerte, pero el Señor, mediante su muerte en la cruz, da vida eterna a todos los que ponen su confianza en Él. Por su acción los kamikazes manifiestan el odio que hay en el corazón de los hombres, pero mediante su sacrificio en la cruz, Jesucristo revela el amor de un Dios que nos amó hasta dar a su Hijo para salvarnos. Los comandos kamikazes siembran disturbio y horror, pero el Señor trae a los suyos la paz de la conciencia y del corazón. Los kamikazes dejan tras sí desesperación y lágrimas, mientras que Jesucristo trae la esperanza y el gozo a todos los que le conocen como su Salvador.

Esos actos terroristas recuerdan de qué es capaz el corazón humano. No busquemos amor en una humanidad, cuya historia está marcada por el odio, sino en Dios, quien nos dio la prueba de su amor en Jesucristo.

www.Amen- Amen.net

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Luis
    May 30, 2010 @ 23:17:30

    Esos actos terroristas recuerdan de qué es capaz el corazón humano. No busquemos amor en una humanidad, cuya historia está marcada por el odio, sino en Dios, quien nos dio la prueba de su amor en Jesucristo. Una frase muy relevante. Felicitaciones por el artículo.

  2. Ricardo Paulo Javier
    May 31, 2010 @ 00:59:32

    Amen.dtb

  3. HumbleServant
    May 31, 2010 @ 06:27:56

    Yo no veo a los Kamikazes Japoneses como terroristas sin corazón. Los más de 4700 pilotos japoneses que “ofrendaron” su vida, lo hicieron por amor a su patria, a su gente, pero en espacial a su emperador. Eran padres, hijos, hermanos o esposos de alguien que los honra por su valentía, honor y sacrificio supremo. En la guerra podrían haberse lanzado 4700 bombas extra (1 por cada piloto) pero en el fragor de la batalla y sin más munición o recursos, ofrendar su vida por amor tenía mucho sentido.

    La pregunta es ¿Cuanto podríamos nosotros sacrificar por Cristo? ¿Estaríamos dispuestos a ofrendar nuestra vida por el Evangelio de Jesucristo?

    Oremos por los misioneros en países ateos, comunistas, musulmanes, politeístas o adoradores de demonios, por que ellos si están ofrendando su vida por salvar a otros.

    Bendiciones.

  4. Ricardo Paulo Javier
    May 31, 2010 @ 12:09:56

    saludos Hno.,Humble.
    gracias por su comentario
    bdc

A %d blogueros les gusta esto: