Catolicismo Romano, La Biblia, y La Tradición


Catolicismo Romano, La Biblia, y La Tradición

Una de las grandes diferencias entre las doctrinas Protestantes y Católicas se encuentra en el área de la Tradición. La Iglesia Protestante sostiene que solo la Biblia fue preparada por Dios para ser la fuente de verdad doctrinal (2 Timoteo 3:16). La Iglesia Católica, sin embargo, dice que “La Tradición Sagrada y las Sagradas Escrituras constituyen el deposito sagrado de la palabra de Dios…” (Catecismo de la Iglesia Católica, párrafo 97. Nota, todas las citas en este artículo provienen de este Catecismo).

La Iglesia Católica razona como sigue:

“Los apóstoles nombraron como sucesores a los obispos, dejándoles su cargo en el magisterio (autoridad para enseñar).” (Párrafo 77).
“Esta transmisión viva, llevada a cabo en el Espíritu Santo es llamada la Tradición…” (Párrafo 78).
“Tanto la Escritura como la Tradición deben ser aceptadas y honradas con iguales sentimientos de devoción y reverencia.” (Párrafo 82).

Dentro del sistema Católico de la Tradición, muchas doctrinas han sido “reveladas” a la Iglesia a través de los siglos. Por ejemplo, está la veneración a María, su inmaculada concepción y su ascensión corporal a los cielos. Están también los apócrifos, la transubstanciación, oraciones a los santos, la confesión, penitencias, el purgatorio, entre otras. El Protestantismo difiere en mucho con el Catolicismo respecto a estas adiciones.

Tradición en la Biblia

La Biblia habla acerca de la tradición. Algunos versículos hablan a favor de la tradición y en otros en contra de ella. Por supuesto, los contextos son diferentes y conllevan diferentes significados. Por ejemplo:

A favor

  • 2 Tesalonicenses 3:6 “Pero os ordenamos, hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que os apartéis de todo hermano que ande desordenadamente, y no según la tradición que recibisteis de nosotros.”
  • 2 Tesalonicenses 2:15 “Así que, hermanos, estad firmes, y retened la tradición que habéis aprendido, sea por palabra, o por carta nuestra.”
  • 1 Corintios 11:2 “Os alabo, hermanos, porque en todo os acordáis de mí, y retenéis las tradiciones tal como os las entregué.”

En Contra

  • Mateo 15:3-6 “Respondiendo él, les dijo: ¿Por qué también vosotros quebrantáis el mandamiento de Dios por vuestra tradición? Porque Dios mandó diciendo: Honra a tu padre y a tu madre; y: El que maldiga al padre o a la madre, muera irremisiblemente. Pero vosotros decís: Cualquiera que diga a su padre o a su madre: Es mi ofrenda a Dios todo aquello con que pudiera ayudarte, ya no ha de honrar a su padre o a su madre. Así habéis invalidado el mandamiento de Dios por vuestra tradición.”
  • Marcos 7:8-9 “Porque dejando el mandamiento de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres: los lavamientos de los jarros y de los vasos de beber; y hacéis otras muchas cosas semejantes. Les decía también: Bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición.”
  • Colosenses 2:8 “Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo.”

En las discusiones con respecto a la Tradición entre Protestantes y Católicos ambos citan las escrituras a manera de establecer su respectiva posición. Los Protestantes también citan Mateo 15:3-6 para oponerse a la Tradición Sagrada. En un intento de ser bíblicos, muchos apologetas Católicos citan 2 Tesalonicenses 2:15 para validar su posición a favor de la Tradición Sagrada. Desafortunadamente, esto se traduce en usar la palabra de Dios contra si misma. Claramente, la Palabra de Dios no es contradictoria. Al contrario, es nuestro entendimiento el que está errado.

La Biblia está a favor de la tradición cuando apoya las enseñanzas de los apóstoles (2 Tesalonicenses 2:15) y además es consistente con la revelación bíblica. Al mismo tiempo, está en contra de la tradición cuando “quebranta los mandamientos de Dios” (Mateo 15:3). En las mismas palabras de Jesús, la verdadera tradición no transgrede o contradice la palabra de Dios. En otras palabras, debe estar en armonía con las enseñanzas bíblicas y no oponérsele en ninguna manera.

La Iglesia Católica oficialmente establece que la Tradición Sagrada no puede ni contradice las Escrituras, los Protestantes dicen que las enseñanzas de la Tradición Sagrada si lo hacen. No es suficiente para los Católicos decir que su iglesia es la verdadera iglesia, que poseen la tradición apostólica, que tienen las llaves de la verdad, y que tienen doctrinas reveladas consistentes con la revelación bíblica. De igual manera, no es suficiente para un Protestante emitir juicio sobre las doctrinas Católicas simplemente porque son Católicas y se derivan de la Tradición Sagrada.

¿Son realmente iguales las Sagradas Escrituras y la Tradición Sagrada?

Para mí, no es suficiente decir que la Tradición Sagrada es igual a las Escrituras basados en los decretos del Magisterio Católico. Como cualquier enseñanza espiritual, debemos compararla con la Biblia. Las mismas palabras de Jesús en Mateo 15:3 nos dan a mi y a muchos no Católicos el motivo para comparar el fruto de la Tradición Sagrada con la Palabra de Dios. En otras palabras, ¿Las enseñanzas de la Iglesia Católica derivadas de la Tradición Sagrada transgreden los mandamientos de Dios? Por supuesto, los Católicos dirán que no.

Cuando Jesús estaba hablando a los Fariseos en Mateo 15:1-6, El los reprendió por no entender la palabra de Dios. Ellos estaban apelando a la tradición de los ancianos, aquellos que traspasaron tanto la tradición oral como escrita. Jesús, por su parte, expuso su error al citar las Escrituras. Por favor note lo que dice en Mateo 15:1-6.

“Entonces se acercaron a Jesús ciertos escribas y fariseos de Jerusalén, diciendo: ¿Por qué tus discípulos quebrantan la tradición de los ancianos? Porque no se lavan las manos cuando comen pan. Respondiendo él, les dijo: ¿Por qué también vosotros quebrantáis el mandamiento de Dios por vuestra tradición? Porque Dios mandó diciendo: Honra a tu padre y a tu madre; y El que maldiga al padre o a la madre, muera irremisiblemente. Pero vosotros decís: Cualquiera que diga a su padre o a su madre: Es mi ofrenda a Dios todo aquello con que pudiera ayudarte, ya no ha de honrar a su padre o a su madre. Así habéis invalidado el mandamiento de Dios por vuestra tradición.”

Cualquier cosa que se pueda decir de este pasaje, al menos una puede observarse: La tradición de los líderes religiosos estaba sujeta a la palabra de Dios. ¿Están los líderes religiosos de la Iglesia Católica exentos de sujeción a la palabra de Dios? De la misma forma, ¿Está la Tradición Sagrada exenta también? Creo que no.

En los lugares donde los Protestantes interpretan las Escrituras a la luz de las Escrituras, parece que la Iglesia Católica no se opone. Considere lo siguiente, “El Concilio Vaticano Segundo indica tres criterios para interpretar las Escrituras de acuerdo al Espíritu que las inspira. 1. Ser especialmente acorde al contenido y unidad de la totalidad de las Escrituras…2. Leer las Escrituras dentro de la Tradición viva de toda la Iglesia…3. Estar acorde a la analogía de la Fe.” (Par. 111, 112, 113, 114).

Es la numero 2 la que nos concierne aquí. ¿Qué significa leer las Escrituras “dentro de la Tradición viva de toda la Iglesia”? Si las Escrituras están “dentro de la Tradición viva,” entonces la Tradición abarca a la Escritura. En otras palabras, es la tradición de la Iglesia es la que interpreta la Escritura. Esto está en contradicción con la Palabra de Dios en palabras de Jesús en Mateo 15:1-6.

Algunos objetan y dicen que los Fariseos no tenían la autoridad apostólica que recibieron los apóstoles y por consiguiente la Iglesia Católica y, por tanto, Mateo 15:1-6 no puede ser usada para anular la Tradición Sagrada.

Pero el asunto en Mateo 15:1-6 no es la sucesión de autoridad sino las tradiciones de hombres siendo usadas en oposición a la verdad de la Palabra de Dios. Esencialmente, los Fariseos estaban viendo la Palabra de Dios “dentro” de su tradición sagrada. Jesús, en contraste a esto, cita la palabra de Dios para juzgar sus tradiciones. Los apóstoles, de igual manera, continuamente incitaron a su gente a chequear sus enseñanzas a la luz de las Escrituras (Hechos 17:11), así demuestran la posición que incluso sus enseñanzas estaban sujetas a la palabra de Dios. Después de todo, ninguna enseñanza doctrinal puede contradecir la revelación bíblica y la Sagrada Palabra de Dios fue y es la autoridad final en todo asunto espiritual. La posición de la Iglesia Católica, así como su enseñanza basada en la Tradición Sagrada no son diferentes. Deben ser comparadas con las Escrituras.

Mi deseo al escribir esto no es enfadar a los Católicos ni despreciar sus creencias. Creo que hay Católicos que aman al Señor y son salvos. Pero quiero aportar con lo que creo al respecto de la doctrina oficial de la Iglesia Católica. Sin embargo, es mi opinión que la Iglesia Católica ha agregado enseñanzas que no son consistentes con la revelación biblia.

Si usted es Católico, espero que mis palabras no lo hayan ofendido. Al contrario, espero y oro para que usted pueda considerar lo que dice este sitio y compararlo con la Palabra de Dios.

Este artículo también está disponible en: inglés.

http://www.miapic.com/catolicismo-romano-biblia-y-tradición

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: