La Taxa Camarae


La Taxa Camarae

por Teófilo Gay

Diccionario de Controversia” – Teófilo Gay (1850-1914) – Editorial Clie – p.391,392

Existe un libro publicado repetidamente bajo el título «TAXA CAMERAE SEU CANCELLERIAE APOSTOLICAE», el cual contiene los distintos precios que deben pagarse para obtener del papa el perdón por cualquier clase de pecado. Es esta la tarifa estipulada por León X a los vendedores de indulgencias, los cuales escandalizaron a Martín Lutero, provocando así el nacimiento de la Reforma.

He aquí, algunos de los pecados citados con el relativo precio del perdón: Por delito de impureza, veintisiete liras; por adulterio, ochenta y siete liras; por homicidio de un sacerdote, veintisiete liras con penitencia pública, o sesenta y tres con penitencia privada; por matar a un obispo, ciento treinta y una liras; por el concubinato del sacerdote, veintiuna liras; por una mujer que bebe un brebaje para provocar un aborto, un ducado y seis carlines; por la violación de un juramento en relación con asuntos civiles, siete liras; por un matrimonio en primer grado de parentesco, mil liras (privada, trescientas); por un soldado de la causa católica que no acertó a matar a un hereje, la absolución le cuesta treinta y seis liras.

De que esta tarifa sea obra verdaderamente de los papas, no existe la menor duda. Poliodoro Virgilio lo afirma positivamente (De Nat. rer., lib. VIII), y Claude d’Espence, rector de la Universidad de París, también (Comentario sobre Tito, 1, 7). Se sabe que Audofredo, en una obra dedicada a Pío VI, enumera las ediciones de aquel libro, publicadas en Roma; otras veinticinco ediciones fueron publicadas en Paris, Colonia y Venecia, una de las cuales apareció bajo los auspicios de Gregorio XIII.

Recién después del Concilio de Trento fue cuando se dieron cuenta que los reformadores hallaron en ese libro un arma formidable contra el papismo, y el papa pensó una fingida desaprobación, colocando él mismo en el Indice, en el año 1596, con el simulado pretexto «porque los herejes lo habían corrompido».

Es público y notorio que después de la Reforma muchas cosas el papa no se atrevió a hacerlas públicamente; hoy no autoriza vender como entonces las indulgencias en las ferias por los saltimbanquis como Tetzel, pero permanece el hecho de que en su negocio se pretende vender el perdón de los pecados por dinero.

El actual papa no puede renegar la obra y el sistema de sus predecesores: El libro de las tasas papales permanece colgado en el cuello del papado como un cartel de infamia, y ligado a su persona como la pesada bola del condenado.

Diccionario de Controversia” – Teófilo Gay (1850-1914) – Editorial Clie – p.391,392

Fuente gráfica de este escrito

El texto precedente fue extraído del libro “Diccionario de Controversia” escrito a fines del siglo XIX por Teófilo Gay (1850-1914) y editado por CLIE (España). El original en idioma italiano fue traducido al español por Blas A. Maradei, miembro de la Iglesia Evangélica Bautista “El Rey Jesús”.

Fuente: http://www.conocereislaverdad.org/Taxacamarae.htm

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: