Desde Siberia, la Mujer X


05:18 08/04/2010, Celedonio García-Pozuelo,

Cuando está a punto de publicarse la secuencia completa del genoma del núcleo celular de los neandertales, la comunidad científica se ha visto sorprendida con el descubrimiento de la que parece ser una nueva especie, subespecie o variante humana, fósil.

Un equipo de científicos acaba de publicar el hallazgo en la revista Nature. El ADN secuenciado pertenece a un orgánulo celular, la mitocondria, y lo han aislado de un único y minúsculo hueso fósil, una falange de los dedos.

El fósil ha sido datado mediante los métodos estándar en unos 40.000 años. Se encontró en la cueva Denisova, en Rusia, y no encontraron más restos humanos que hayan permitido atribuirlo con seguridad a neandertales o humanos actuales. Con tan escaso material, se decidió trabajar sobre material genético de las mitocondrias, que en número de 8.000 orgánulos por célula, supera el par de copias de ADN que posee un núcleo celular.

A pesar de que se desconoce si la falange perteneció a un hombre o a una mujer, el ADN mitocondrial pertenece a una línea de transmisión materna, dado que las mitocondrias se transmiten sólo a través de las mujeres. Este ha sido el motivo para la denominación: Mujer X.

Los resultados de la secuenciación presentan un ADN más próximo al humano que al de cualquier otro primate. Las divergencias en la secuencia respecto de humanos actuales y neandertales situarían a los tres ‘humanos’ divergiendo de un ancestro común hace un millón de años, según la teoría de la evolución.

El caso es que los tres tipos humanos habrían coexistido en la zona durante la misma época, porque en las proximidades de la cueva Danisova se encuentran restos de humanos actuales y neandertales.

Los científicos que han llevado a cabo la investigación han presentado el hallazgo como una nueva especie humana, pero no todos los paleoantropólogos están de acuerdo. Por una parte hay quienes se preguntan si se puede definir una especie nueva sin restos fósiles que pongan cara al ADN. Los candidatos para antecesores de la nueva ‘especie’, podrían ser Homo erectus, o quizá el H. antecessor descrito en Atapuerca. Además, hay quien ha señalado que los relojes moleculares no van siempre al mismo ritmo en unos seres vivos y en otros, con lo cual, el momento de la separación entre los tres tipos humanos quizá no corresponda al millón de años que se propone.

Por otra parte, algunos investigadores, como Milford Wolpoff, están convencidos de que la Mujer X es tan humana como nosotros o los neandertales. Las tres especies, como algunos las califican, serían realmente tres grupos étnicos o razas. Dice Wolpoff que si a principios del siglo XX se consideraban especies diferentes a las distintas razas humanas, hoy se está cometiendo el mismo error con estos fósiles, al establecer su relación biológica con los humanos actuales.

El asunto no está cerrado, tan sólo se ha abierto y se espera con ansiedad la luz que pueda arrojar la secuencia del genoma de núcleo celular del neandertal y de la Mujer X, para resolver las relaciones entre los diferentes humanos, actuales y fósiles.

BIBLIOGRAFÍA
KRAUSE, J. y otros. (2010). The complete mitochondrial DNA genome of an unknown hominn from southern Siberia. Nature 464: 530-534.

http://www.spectrummagazine.org/cafe_hispano/2010/04/08/desde_siberia_la_mujer_x

Anuncios

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. paulo arieu
    Abr 08, 2010 @ 23:16:58

    jueves, marzo 25, 2010
    El genetista Carles Lalueza Fox opina de la Mujer X

    A propósito del gran descubrimiento de un linaje genético hominino desconocido, Carles Lalueza Fox se prestó amablemente a conversar con nosotros, y nos dio su opinión sobre la famosa Mujer X. Lalueza-Fox es experto en paleogenética del Instituto de Biología Evolutiva (centro mixto del CSIC y la Universidad Pompeu Fabra).

    ¿Qué opinión le merece las conclusiones del estudio del fragmento de
    hueso de Denisova?

    Es interesante por varias razones, empezando por ser una evidencia genética que sugiere un nuevo hominino y no un hueso que sugiere un nuevo hominino. Tiene la virtud también de sugerir un nuevo modelo de evolución humana basado en muchas salidas sucesivas de África, y en general, de una mayor complejidad de lo que se pensaba, una tradición iconoclasta que en cierto sentido ya empezó el hobbit de Flores.

    Finalmente, nuevamente pone de manifiesto que la genética (o la paleo genética) es ahora mismo la herramienta mas potente de estudiar la evolución humanas, algo que también quedara claro en pocas semanas, cuando se publique el genoma neandertal.

    ¿Le parece que se puede descartar que sean descendientes de los H.
    erectus asiáticos?

    La verdad, pueden ser varias cosas. Podría ser que lo que llamamos normalmente H. heidelbergensis, y que normalmente esta referido a restos europeos, tuviera también poblaciones coetáneas en Asia (las llamemos como las llamemos).

    Creo que dado el rango geográfico, estas poblaciones podrían estar estructuradas geográficamente, quizás en en oeste de Eurasia habrían dado lugar a los neandertales a través de sucesivos cuellos de botella demográficos (propiamente un evento de especiación) y en el este habrian quedado algunas de estas poblaciones hasta el limite del paleolítico superior.

    Puestos a decir, podría tratarse también de un neandertal descendiente de una hibridación con un hominino más arcaico. Podría ser que su genoma (y su morfología, y su cultura), fuera esencialmente neandertal, pero que su mitocondrial fuera el de ese linaje mas arcaico, por la transmisión tan particular del mitocondrial. El mitocondrial no nos informa, por ejemplo, de cosas evolutivamente importantes como el flujo génico. Hay que recordarlo.

    ¿Es claro que no pertenece a nuestra especie, ni a la neandertal? ¿Al hablar de linajes genéticos no podemos asociarlos con especies en
    el sentido morfológico?

    Es una pregunta muy interesante y en el fondo es un debate de gran calado. No hay manera de asociar divergencia genética (o lo que los ingleses denominan gene tree) con diferencia de especies (species tree).

    Es decir, el hecho de que un linaje mitocondrial sea muy divergente de los linajes neandertales, no excluye que este individuo no pueda ser un neandertal. Desde luego, Svante ha tenido el cuidado de no decir en ningún momento que se trate de una especie nueva (algo que los periodistas si han hecho).

    Si tuviéramos información morfológica (como en el caso de humanos modernos y neandertales), podríamos hipotetizar si era otra especie, a partir de rasgos biológicos como la morfología, que pudieran estar relacionados con la filogenia. Parte de la problemática es que nuestra definición de especie esta basada en criterios de biología de la reproducción, y esto no es observable ni desde la genética, ni desde la morfología

A %d blogueros les gusta esto: