Benedicto XVI afirma que el poder, la ambición y el hedonismo son tentaciones del diablo


Durante la tradicional oración dominical del Angelus en la Plaza de San Pedro
Benedicto XVI afirma que el poder, la ambición y el hedonismo son tentaciones del diablo

El papa Benedicto XVI explicó hoy durante la tradicional oración dominical del Angelus en la Plaza de San Pedro que “el poder”, “la necesidad de bienes materiales” y “la ambición” son tentaciones del diablo contra las que el hombre tiene que luchar.

El Papa dedicó su mensaje de hoy al inicio para los católicos de la Cuaresma, un periodo que definió como de “competición espiritual para vivir junto a Jesús” y para “vencer las tentaciones del maligno”.

Citando el Evangelio de Lucas, que narra como Jesús fue tentado por el demonio, Joseph Ratzinger explicó que las tentaciones de Satanás fueron tres: una sobre la necesidad de bienes materiales, cuando le propone transformar las piedras en pan; el engaño del poder, cuando el diablo le ofrece dominar la creación a cambio de un acto de adoración; y la ambición, cuando le invita a cumplir un milagro espectacular.

“También en nuestros días el hombre conoce la tentación del poder, de la ambición y del hedonismo”, añadió el papa alemán.

Ratzinger anunció que como es tradicional en la Cuaresma comenzará hoy, junto a sus colaboradores de la Curia, la semana de ejercicios espirituales. (EFE)

CIUDAD DEL VATICANO (EFE) — la cantidad de los católicos en todo el mundo aumentó un 1,7 por ciento en 2008 y llegó a los 1.166 millones, según los datos recogido en el nuevo Anuario Pontificio, presentado ayer al Papa Benedicto XVI.

En una nota del Vaticano en la que se sintetizan algunos datos del anuario, se explica que comparando estos datos con la evolución de la población mundial en el mismo periodo –que ha pasado de 6.620 a 6.700 millones– los católicos pasaron a representar del 17,33 al 17,40 por ciento.
Según los datos recogidos en las 2.945 circunscripciones eclesiásticas del planeta, el número de obispos en 2008 aumentó un 1,13% pasando de 4.946 a 5.002.
También creció el número de sacerdotes, diocesanos como religiosos, que pasaron de los 408.024 en 2007 a los 409.166 en 2008, de los que el 47,1% está en Europa, el 30% en el continente americano, el 13,2 en Asia, el 8,7 en Africa y el 1,2 en Oceanía.
Los datos del nuevo anuario revelan que el número de religiosas, a pesar de que siguen siendo el grupo católico de mayor peso numérico, desciende progresivamente.
Si en 2000 eran 801.185, en 2008 han descendido un 7,8 por ciento y ahora son 739.067, sobre todo en Europa (-17,6%) y también en América (-12,9%) y Oceanía (-14,9%), mientras que aumenta el número de monjas en Africa (16,4%) y en Asia (16,4%).
Por otra parte, según los datos del Vaticano aumentan levemente las vocaciones, un 1 por ciento, al pasar de los 115.919 candidatos al sacerdocio de 2007 a los 117.024 de 2008.
Las vocaciones crecen sobre todo en Africa (3,6%), en Asia (4,4%) y en Oceanía (6,5%), mientras que disminuyen un 4,3% en el Viejo Continente y permanecen estables en América.
La nueva Provincia, Domingo 21 de febrero de 2010

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: