Puerto Príncipe se entrega a la fe un mes después del Sísmo.

16:49 12/02/2010, admin,

¡Amén-Amén! Noticias – Haití se ha convertido en una gigantesca iglesia y una fiesta de recogimiento, cantos y oración al cumplirse un mes del terremoto que dejó la capital reducida a un montón de cascotes. El Estado ha decretado tres días de luto oficial y poca gente trabaja en esta jornada en Puerto Príncipe, una situación no excepcional cuando cerca de un 70% de la población se encuentra en paro.

Decenas de miles de personas se han reunido en distintos puntos de la capital en señal de duelo. Un duelo que los haitianos celebraron abriendo los brazos, cerrando los ojos, apuntando su rostro al sol y cantando durante horas hasta el llanto.

Católicos y protestantes llenan iglesias y campos religiosos improvisados en la calle para orar a sus más de 217.000 muertos. En muletas, en sillas de ruedas o cojeando decenas de mutilados se sumaron a la gran marea blanca que se concentró en la plaza en el ‘Camps de marts’ de Puerto Príncipe, epicentro de una celebración que durará tres días.

“Me siento bien, esta es la mejor ayuda que tengo” explica un joven con aspecto de ‘hip-hopero’ llegado desde un parque cercano en el que duerme. Su aspecto de pandillero violento nada tiene que ver con los ojos llorosos con los que habla después de escuchar ‘la palabra de Dios’ desde el improvisado púlpito.

En una de las calles de Siver La Plane una Congregación Protestante ha montado un escenario y una enorme carpa donde cientos de haitianos también mezclan cánticos y oraciones a Dios, que acompañan con bailes y palmas. Algunos visten sus mejores galas, pantalones y zapatos, y las mujeres lucen túnicas blancas y pañuelos del mismo color.

En el dialecto creole, el Pastor habla de que “Dios quiere Haití”, pero lo ha puesto a prueba “para demostrar su fe”. Muchas mujeres parecen sumidas en un trance. Con las palmas mirando al cielo, balancean la cabeza con los ojos cerrados en una especie de meditación. Continuarán así durante el día y la noche.

Desde el sismo, algunos seguidores del vudú se convirtieron al cristianismo, algunos atraídos por la ayuda que brindan las misiones evangélicas y otros por temor a Dios.

“El terremoto me asustó”, admitió Veronique Malot, una mujer de 24 años que dice haberse incorporado a una iglesia evangélica hace dos semanas cuando tuvo que alojarse en uno de los muchos campamentos improvisados.

“El vudú ha estado en mi familia, pero el gobierno no nos ayuda. Los únicos que nos ayudan son las iglesias cristianas”.

El vudú se desarrolló en el siglo XVII cuando los franceses trajeron a Haití esclavos del Africa occidental. Los esclavos obligados a practicar el catolicismo se mantuvieron leales a sus espíritus africanos en secreto, adoptando santos católicos para que coincidieran con los africanos, en lo que se conoce en religión como sincretismo. Hoy, muchos practican ambas religiones.

Desde el temblor, bautistas, evangelicos, protestantes y otros misioneros han llegado a Haití para alimentar a los desamparados, curar a los heridos y predicar el Evangelio en campamentos donde se apiña un millón de personas.

En muchos de los campamentos, camiones con altavoces difunden música con mensajes evangélicos mientras los misioneros hablan con las familias.

La Agencia para el Desarrollo Internacional, AID, de Estados Unidos, canaliza cientos de millones de dólares en ayuda al exterior cada año por medio de grupos religiosos, aunque no se conoce una cifra concreta de cuánta ayuda llega a Haití por medio de los grupos cristianos.

En camisa blanca y con un brazalete negro, el presidente de Haití, René Preval, durante otra ceremonia organizada en la Universidad de Notre Dame de la capital, pidió a los ciudadanos “limpiar sus rostros de lágrimas” para reconstruir el país, aunque tampoco él pudo reprimirlas durante el acto. “Haití no morirá, no debe morir”, dijo el mandatario, quien prometió a los ciudadanos seguir movilizando a la comunidad internacional en busca de ayudas para la reconstrucción.

El muro de la vieja ciudad de Jerusalén esta siendo reconstruido

El muro de la vieja ciudad de Jerusalén esta siendo reconstruido

Primera vez los turistas emocionados de ver las paredes de la Ciudad Vieja puede ser un poco decepcionado en 2010. Andamios se ha erigido a lo largo de secciones de la pared oeste y el sur en un esfuerzo por restaurar la pared turco construido en 1540. DeHaaretz:

Hace tres años, una piedra de la pared de la Ciudad Vieja de Jerusalén cayó en un patio de la escuela de la iglesia de al lado. Los temores de que el muro se estaba desmoronando dio lugar a un complejo proyecto para restaurar sus piedras, preservando las huellas de la historia de la izquierda por las inscripciones, las conchas y los animales.

Más tarde resultó que la piedra había caído de una columna de apoyo de Jordania en lugar de la pared del otomano. Pero para entonces el proyecto de 15 millones de NIS ya estaba en camino.

[…]

Como en otras partes del mundo, el muro de Jerusalén se compone de dos muros de piedra con la tierra en el medio. La mayor amenaza es de agua que penetra en las capas de piedra, haciendo que las piedras cambio y derrocar. Los renovadores deben sellar las grietas sin cambiar la fachada de la pared. En algunos casos, no tienen más remedio que sustituir una piedra falla en el costo de cambiar su color original o de apariencia.

“Nosotros no limpiar las piedras completamente”, dice Mashiah. “El muro no tiene que parecer un nuevo edificio. Se debe seguir siendo la antigua”.

[…]

La renovación del muro se debe a ser completado en aproximadamente un año, a excepción de la sección que rodea el Monte del Templo, donde la confianza de los musulmanes Waqf se negó a permitir que los trabajos de restauración. Los propietarios de las distintas secciones de la pared interior también se negó el acceso a los renovadores.

La Puerta de Sión, asolada por miles de proyectiles en la Guerra de la Independencia y por los gases de escape y un sinnúmero de colisiones de coches, ha sido totalmente reformado. La piedra en memoria de los combatientes de la Brigada Harel, que bloqueó una de las celosías de la puerta, se ha movido.

Lea la historia completa aquí.

HT: Joe LauerJaffa Gate under scaffolding, tb011610598

Puerta de Jaffa en renovación, enero de 2010

Old City southern wall under renovation, tb010910195

La pared sur de la Ciudad Vieja en renovación, enero de 2010

El pecado original y el libre albedrío 1.


Mucho se ha discutido a través de la Historia de la Iglesia sobre cuál es el papel que juega la gracia de Dios en la salvación y cuál es el papel de la voluntad humana.

El punto de partida para esta discusión debe ser las doctrinas del pecado original y el libre albedrío. ¿Cuán dañada está la raza humana por causa de la caída de nuestros primeros padres? ¿Está el hombre espiritualmente muerto o simplemente enfermo? ¿Elige Dios a los que Él sabe de antemano que van a creer o creen aquellos a quienes Dios elige?
Aunque los padres de la iglesia post apostólica trataron ambos tópicos, es con Agustín de Hipona cuando llegamos al punto más alto de la teología patrística sobre la doctrina del hombre.

Según Agustín, tan pronto Adán pecó perdió la libertad en la que fue creado quedando en un estado de total impotencia para moverse hacia Dios, y traspasó esa misma condición a su descendencia.

“Como resultado de la entrada del pecado en el mundo, el hombre nunca más puede desear el verdadero bien, el cual está arraigado en el amor de Dios, ni tampoco realizar su verdadero destino, más bien se hunde más y más en la esclavitud”.

De esto se deduce lógicamente que la regeneración es una obra exclusiva de la gracia de Dios; no en el sentido de que la gracia obligue al hombre a actuar conforme a la voluntad de Dios, sino que esta gracia (a la que Agustín llama “irresistible”) opera en nosotros renovando nuestra voluntad y restableciendo nuestra verdadera libertad.

“Dios puede obrar en la voluntad, y de hecho lo hace, de modo que el hombre se torna libremente hacia la virtud y santidad. De esta manera la gracia de Dios se convierte en la fuente de todo bien en el hombre”.

“La gracia – dice William Shedd comentando la postura de Agustín – es impartida al hombre pecador, no porque cree, sino con la finalidad de que crea; pues la fe misma es un don de Dios”.

“Al que no quiere previene, para que quiera; y al que quiere, acompaña, para que no quiera en vano”, dice Agustín.

En este punto debemos añadir que Agustín distingue varias etapas en la obra que la gracia divina hace en el pecador. La primera es la “gracia precedente”, en la cual el Espíritu Santo produce en el pecador convicción de pecado y de culpa a través de la ley.

La segunda es la “gracia operativa”, la cual produce en el pecador fe en Cristo y en su obra redentora.

Y finalmente la “gracia cooperativa”, la cual permite que el hombre coopere en la obra continua de santificación al poseer ahora una voluntad renovada.

Esta doctrina del pecado y de la gracia llevó de la mano a Agustín a la doctrina de la predestinación. Aunque en un principio Agustín tendía a pensar que la predestinación dependía del previo conocimiento de Dios (representando a Dios como Aquel que elige a los que previamente Él sabía que habrían de creer), pronto se dio cuenta que esta postura no era consecuente con su doctrina del pecado y de la gracia, ya que coloca en el hombre la decisión de creer como si el hombre tuviese la capacidad de hacer tal cosa por sí solo.

Agustín concluyó, finalmente, que Dios obra en el tiempo conforme al plan que se propuso llevar a cabo en la eternidad y eso por el puro afecto de Su voluntad, no porque hubiese previsto que el hombre habría de creer.

Como era de esperar, estas ideas de Agustín sobre el pecado original y la necesidad de la gracia divina, obrando la regeneración en el pecador sin su cooperación, iban a encontrar oposición, pues es totalmente contraria a la naturaleza humana caída. Esta oposición alcanzaría su punto más alto en la controversia Pelagiana que veremos en nuestra próxima entrada.

Por: Sugel Michelén. Tomado de AQUI.

tomado de Verdad Y Palabra.

¿Dejará alguna vez el Espíritu Santo a un creyente?

¿Dejará alguna vez el Espíritu Santo a un creyente?

Simplemente no, el Espíritu Santo jamás abandonará a un creyente. Esta verdad es revelada en muchos diferentes pasajes en el Nuevo Testamento. Por ejemplo, Romanos 8:9 nos dice, “Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.” Este verso es muy claro en que si alguien no tiene la presencia del Espíritu Santo morando en él, no es salvo; por lo tanto, si el Espíritu Santo fuera a abandonar a un creyente, éste habría perdido su relación con Cristo, así como su salvación. Sin embargo, esto es totalmente contrario a los que enseña la Biblia acerca de la “seguridad eterna” de los cristianos. Otro verso que habla claramente de la permanente presencia del Espíritu Santo morando en la vida de los creyentes es Juan 14:16. Aquí Jesús dice que el Padre dará otro Consolador “para que esté con vosotros para siempre.”

El hecho de que el Espíritu Santo nunca abandonará a un creyente es visto también en Efesios 1:13-14 donde se dice a los creyentes que fueron “sellados” con el Espíritu Santo, “que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria.” La ilustración de ser sellados con el Espíritu, es una que indica propiedad y posesión. Dios ha prometido vida eterna a todos los que crean en Cristo, y como una garantía de que Él mantendrá Su promesa, ha enviado al Espíritu Santo a morar en el creyente hasta el día de la redención. De manera similar al pago de un enganche para adquirir un carro o una casa, Dios ha provisto a todos los creyentes con un “enganche” de su futura relación con Él, al enviar al Espíritu Santo para que more en ellos. El hecho de que todos los creyentes son sellados con el Espíritu, también es visto en 2 Corintios 1:22 y Efesios 4:30.

Antes de la muerte, resurrección y ascensión al Cielo de Jesucristo, el Espíritu Santo tenía una relación de “entrada y salida” con la gente. El Espíritu Santo moraba en el rey Saúl, pero luego se apartó de él (1 Samuel 16:14). En su lugar, el Espíritu estuvo con David (1 Samuel 16:13). Después de su adulterio con Betsabé, David temía que el Espíritu Santo se apartara de él (Salmo 51:11). Bazaleel fue lleno del Espíritu Santo para capacitarlo en la elaboración los utensilios necesarios para el tabernáculo (Éxodo 31:2-5), pero esto no es descrito como una relación permanente. Todo esto cambió después de la ascensión de Jesús al Cielo. Iniciando en el día de Pentecostés (Hechos capítulo 2), el Espíritu Santo comenzó a morar permanentemente en los creyentes. La morada permanente del Espíritu Santo es el cumplimiento de la promesa de Dios, de que siempre estaría con nosotros, y jamás nos abandonaría.

Mientras que el Espíritu Santo nunca dejará a un creyente, es posible que nuestro pecado “apague al Espíritu Santo” (1 Tesalonicenses 5:19) o “contriste al Espíritu Santo” (Efesios 4:30). El pecado siempre tiene consecuencias en nuestra relación con Dios. Mientras que nuestra relación con Dios es segura en Cristo, los pecados no confesados en nuestras vidas, pueden obstruir nuestra comunión con Dios y efectivamente apagar la obra del Espíritu Santo en nuestras vidas. Es por lo que resulta tan importante confesar nuestros pecados, ya que Dios es “fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.” (1 Juan 1:9). Así que, mientras que el Espíritu Santo jamás nos dejará, los beneficios y el gozo de Su presencia si pueden apartarse de nosotros.


¿Tiene preguntas? Preguntas de la Biblia contestadas
www.GotQuestions.org/Espanol

Secuenciado el genoma de un humano de hace 4.000 años

Secuenciado el genoma de un humano de hace 4.000 años


Un equipo internacional de investigadores, liderados por expertos del Museo de Historia Natural de Dinamarca, han logrado secuenciar, por vez primera, el genoma nuclear de un ser humano que vivió hace 4.000 años y pertenece a una cultura, la Saqqaq, que ya está extinguida y fue la primera que llegó a habitar en el Ártico.

FUENTE | El Mundo Digital 11/02/2010

Los científicos, utilizando uno de los pelos de un individuo, que se encontraron congelados en Groenlandia, han logrado reconstruir el 80% del genoma de un varón, bautizado como ‘Inuk’ (hombre, en groenlandés), que vivió al noroeste de este país. Para ello, han utilizado las tecnologías más punteras en secuenciación genómica, parte de ellas en China.

Gracias a este trabajo, se ha podido saber que este primitivo pueblo está más vinculado con las tribus del noroeste de Siberia que con los actuales inuits que viven en el Ártico.

También se han conocido sus características físicas: eran de tez oscura y ojos castaños, tenían una constitución corpulenta, padecían tendencia a la calvicie y al cerumen en los oídos, su grupo sanguíneo era el A positivo y sus dientes frontales tenían forma de paletas. Además, se ha comprobado que estaban predispuestos genéticamente a padecer determinadas enfermedades.

Según publican los científicos en ‘Nature’, los ancestros de Inuk cruzaron al Nuevo Mundo desde el noreste de Siberia hace entre 4.400 y 6.400 años en una ola migratoria que fue independiente de las de los nativos americanos y los ancestros de los inuit, que llegaron posteriormente.

El autor principal del trabajo, Eske Willerslev, fue también quien dirigió, el año pasado, la reconstrucción del genoma del mamut lanudo, también gracias a su pelo. Pero en aquella ocasión quedaron lagunas debido a que la tecnología aún no estaba perfeccionada.

En esta ocasión, encontró el material, el cabello, en el almacén del propio Museo de Historia Natural, donde estaba almacenado, y congelado, desde hacía 20 años. Gracias a financiación privada, lograron reconstruir el genoma en solo unos meses, con una calidad que, asegura Willerslev, es comparable al de un humano moderno.

Noticias relacionadas
– Un «arca de Noé» moderna guardará el genoma de 10.000 especies
– Secuenciado el ADN de un humano de hace 30. 000 años

La reapertura de una sinagoga en Jerusalén anticipa la llegada del Mesías

JUDAÍSMO) SOCIEDAD-SALUD,RELIGION

La reapertura de una sinagoga en Jerusalén anticipa la llegada del Mesías

Mientras los obreros dan los últimos retoques al imponente edificio, situado a unos trescientos metros del Muro de las Lamentaciones, el antiguo vaticinio sobre la llamada Hurva (“Ruina” en hebreo) recobra actualidad.
“Grandes rabinos dijeron que cuando esta sinagoga sea reconstruida comenzará el período del Tercer del Templo”, explica a Efe Nisim Arazi, director general de la Compañía para la Reconstrucción del Barrio Judío de la ciudad vieja.
Para el judaísmo, que vio la destrucción de sus dos anteriores centros de culto en el 586 AC y en el 70 DC, el Tercer Templo deberá ser construido por el Mesías que, a diferencia del cristianismo, aún no ha llegado.
La profecía fue enunciada por primera vez por el conocido como “Gaón (erudito) de Vilna”, un sabio judío del siglo XVIII que vivió en Lituania.
Alentando a sus seguidores a emigrar a la ciudad santa -donde hasta ese momento casi no había judíos askenazíes (centroeuropeos)-, profetizó que el período del Tercer Templo comenzaría después de la “tercera construcción” de la “Hurva”.
Esta predicción ha generado curiosidad ante la reapertura el próximo 15 de marzo de la sinagoga, levantada sobre el lugar donde hace ocho siglos rezó en Jerusalén el teólogo y pensador judío más importante de todos los tiempos, el cordobés Maimónides.
Construida en piedra blanca y con un cúpula semicircular, el emblemático edificio recobra los motivos neobizantinos de su arquitecto original, Asad Efendi, y los coloridos grabados que adornaban sus interiores.
La primera sinagoga en ese lugar fue levantada en 1700 por el primer grupo de askenazíes que emigró a Jerusalén desde la destrucción del Segundo Templo por los romanos.
“No era una simple sinagoga, era el primer edificio en 17 siglos especialmente construido en tierra santa como lugar de culto judío”, explica Arazi destacando la carga espiritual que ello arrastraba.
La prematura muerte del rabino que impulsó su construcción llevó a sus feligreses a endeudarse con la población árabe local, que en venganza por los impagos, la incendió en 1720 y expulsó a toda la comunidad de la ciudad.
Tuvo que pasar más de un siglo hasta que los judíos centroeuropeos obtuvieron un nuevo permiso de los sultanes otomanos para regresar, y tras pagar la cuantiosa deuda de sus ancestros.
En 1864 fue levantada la segunda sinagoga “Hurva”, en el mismo lugar de la primera pero de mucho más esplendor y, gracias a la profecía, se convirtió en el símbolo por excelencia del renacimiento espiritual y nacional judío.
“Hasta ese momento todas las sinagogas en la Tierra de Israel tenían que estar a ras del suelo o ser más bajas que las mezquitas, y la imponente Hurva, con sus 24 metros, fue la primera que conseguía romper esa regulación”, explica Gura Berger, portavoz de la compañía.
La sinagoga, centro de la vida judía a nivel mundial, atrajo a personajes tan famosos como Teodoro Herzl, el padre del sionismo, así como a los banqueros Rothschild.
Pero, según la profecía del Gaón de Vilna, también este centro de culto habría de ser destruido, tal y cómo ocurrió en 1948 durante la Primera Guerra Árabe Israelí.
Visible desde cualquier parte de la ciudad, y consciente del valor simbólico que tenía para los judíos, la Legión Jordana la bombardeó en su asalto a la ciudad vieja de Jerusalén.
“Hemos estudiado a fondo cómo era la original, y lo que se está construyendo es una réplica casi exacta en todos los aspectos, paredes, muebles, grabados y todo lo demás”, indica Berger.
Los investigadores han llegado a localizar incluso el “Parojet” (cortina) original que cubría el Arca Sagrada en la primera sinagoga, conocida como “Parojet Napoleón” porque fue confeccionada con la lujosa capa de un oficial francés que encontró refugio en casa de judíos durante la guerra contra Rusia.
Y es que las leyendas siempre han rodeado a una sinagoga que, pese a su poco favorecedor nombre de “Ruina”, ha sido el epicentro del judaísmo en los últimos dos siglos y portador del mensaje de la redención mesiánica.
Para realzarlo, la sinagoga será inaugurada el 1 del mes hebreo de Nisán, el día en que, según el libro del Éxodo, Moisés levantó la “Tienda de Reunión” que albergaba el Arca Sagrada y, en su interior, las Tablas de la Ley. EFE elb/aca/db-amg/ib

Jueza italiana ordena la confiscación de escultura de Museo Getty California

Jueza italiana ordena la confiscación de escultura de Museo Getty California

Publicado por José Luis Santos Fernández el febrero 11, 2010 a las 4:30pm

Una jueza del Tribunal de Pesaro, en la costa adriática italiana, dictaminó hoy que se confisque del Paul Getty Museum en California (EE.UU.), la estatua de bronce del “Atleta victorioso”, atribuida al escultor Lisippo, del siglo IV antes de Cristo.
Fuente: EFE, Roma | ADN.es, 11 de febrero de 2010
Hallada en el mar frente a la costa adriática en 1964, la escultura ha estado en el centro de una dura disputa entre EE.UU. e Italia, por su propiedad, informaron los medios de comunicación italianos, que explicaron que la obra se expone desde 1974 en la galería estadounidense.

La asociación cultural “Le Cento Città” presentó en 2007 un informe ante la magistratura de Pesaro en el que apuntaba a una violación de las normas de aduanas y contrabando en la llegada de la escultura de bronce a Estados Unidos.

Posteriormente, la fiscal Silvi Checchi solicitó la confiscación de la estatua; una petición que acogió hoy la jueza Lorena Mussoni, quien dictaminó el embargo de la obra “actualmente en el Getty Museum o allí donde se encuentre”.
El ex ministro de Bienes Culturales italiano Francesco Rutelli señaló que la decisión de Mussoni tiene una “gran importancia histórica y pone fin a una vieja temporada de saqueos del patrimonio arqueológico” italiano.

La escultura de Lisippo, uno de los artistas preferidos por el gran rey y estratega militar Alejandro Magno, está considerada como uno de los bronces griegos más bellos de la época clásica que han llegado hasta nuestros días.

fuente bibl.

http://foroterraeantiqvae.ning.com/profiles/blogs/jueza-italiana-ordena-la

¿Es ésta la primera partícula de materia oscura?

¿Es ésta la primera partícula de materia oscura?


De confirmarse, podríamos encontrarnos ante el mayor descubrimiento en muchos años en el mundo de la Física, un hallazgo que daría la vuelta por completo a los parámetros científicos que manejamos ahora. Un equipo de científicos, entre los que se encuentran investigadores de la Universidad de Florida (EE.UU.), ha encontrado la que puede ser la primera partícula de materia oscura. Las pruebas aún no son concluyentes, pero sí muy esperanzadoras. No se trata de rumores. El estudio ha sido publicado en la edición online de la prestigiosa revista Science.

FUENTE | ABC Periódico Electrónico S.A. 12/02/2010

La materia «ordinaria», la que conocemos, da forma a todo lo que podemos ver, desde un pequeño insecto a una galaxia, pero los científicos creen que sólo suma el 4% del Universo. El resto, un inmenso 96%, está compuesto por materia y energía que no conocemos, razón por la que las hemos llamado «oscuras». La materia oscura daría cuenta, según los investigadores, de otro 20% de la masa total del universo (el restante 77% estaría hecho de energía oscura, un concepto aún más extraño y desconocido). Por eso, encontrar una partícula tan especial supondría un magnífico acontecimiento. Tras nueve años de búsqueda, quizás hayamos dado el primer paso. El detector CDMS (Cryogenic Dark Matter Search), construido en las profundidades de la mina Soudan, una antigua explotación de hierro en Minnesota, ha captado dos posibles partículas de este tipo, también conocidas como WIMPS. Entre sus características conocidas, se encuentran que sólo reaccionan ante dos de las cuatro fuerzas de la naturaleza (la gravedad y la fuerza nuclear débil, responsable de la radiación). Pero no todo está ganado. Según los expertos de la Universidad de Florida, hay una oportunidad entre cuatro de que estas partículas sean simplemente «ruido de fondo». «Es algo complicado, los números son demasiado pequeños», admite Tarek Saab, uno de los físicos que participa en el experimento junto a docenas de colegas.

EN CINCO AÑOS

Los científicos reconocieron hace décadas que la velocidad de rotación de las galaxias y el comportamiento de los cúmulos de galaxias no podían explicarse por las fuerzas tradicionales de la gravedad. Otra cosa -algo invisible, imperceptible pero muy potente- tenía que ejercer la fuerza necesaria para que la galaxias rotasen a más velocidad de la esperada y otras anomalías similares. A esto se ha llamado materia oscura -oscura porque no refleja ni absorbe la luz de ninguna forma-, que, a pesar de su innegable influencia, nunca ha podido ser observada directamente.

El nuevo hallazgo, aunque aún no puede confirmarse, ayuda a eliminar algunas teorías más o menos vigentes sobre la materia oscura, delimita el perfil de los WIMPS y puede acelerar la carrera para detectarlos. «Mucha gente cree que estamos extraordinariamente cerca, no sólo nosotros», afirma Saab. No falta mucho. «Ciertamente, en los próximos cinco años, alguien verá una señal clara».

Autor: Judith de Jorge

Enlaces de interés

– Círculo de Innovación en Materiales, Tecnología aeroespacial y Nanotecnología madri+d
– Marketplace Tecnológico madri+d
– IMDEA Materiales
– IMDEA Nanociencia

Noticias relacionadas

– Nuevas pruebas confirman la existencia de «galaxias oscuras»
– ¿Cuándo y dónde los iones ceden electrones a la materia?

http://www.madrimasd.org/informacionidi/noticias/noticia.asp?id=42655&origen=notiweb

La jirafa tiene un corazón sobrealimentado

Ver este documento en Scribd

Tejido blando muscular descubierto en una salamandra fósil

6 noviembre 2009 — Se ha encontrado más tejido blando en un fósil —esta vez en una salamandra a la que se asigna una antigüedad de 18 millones de años. El artículo en PhysOrg decía que presenta «la mayor calidad de preservación de tejidos blandos que jamás se haya documentado en el registro fósil».

¿Unos tejidos blandos de salamandra preservados sin descomposición durante 18 millones de años? El dogmatismo actualista se manifiesta recalcitrante frente a los datos contrarios.
Imagen: Camazine

A diferencia de los anteriores descubrimientos de tejido fósil dentro de hueso o ámbar, el reconocible tejido muscular fibroso se encontró en el interior del cuerpo del animal. «Los científicos afirman que su descubrimiento es prueba inequívoca de que la preservación orgánica de alta fidelidad de tejidos blandos extremadamente susceptibles de descomposición es más común en el registro fósil— el único registro físico de la historia de la vida en la tierra.»

¿Se sorprendieron los científicos del University College de Dublín por su descubrimiento de este fósil en el sur de España? Sí y no; reconocen que la preservación de los tejidos blandos es sumamente infrecuente, pero también creen que se harán más descubrimientos así. Hay una nueva caza de tesoros. «Con el uso de los mismos métodos de toma de muestras y de tratamiento de imágenes de alta resolución que llevaron a este descubrimiento, los científicos comenzarán ahora a investigar fósiles presentes en museos nacionales y en otros lugares por todo el mundo, buscando tipos similares de preservación de tejidos blandos.» Esto no se entiende como un reto a las escalas darwinistas del tiempo. El artículo acaba diciendo: «futuros descubrimientos ayudarán a los científicos a pintar una mejor imagen de la vida sobre la tierra desde el comienzo del tiempo evolutivo».

Observemos que los evolucionistas no quieren encontrar la verdad: quieren pintar una imagen preconcebida. El tiempo evolutivo está danzando en las visiones de sus ojos cerrados. En lugar de contemplar la refutación del tiempo evolutivo, ven una vindicación —pintada en el lienzo de la imaginación. Esta es una imagen surrealista de visiones oníricas, no la historia realista del mundo.


Fuente: Creation·Evolution HeadlinesSoft Muscle Tissue Found in Fossil Salamander 6/11/2009
Redacción: David Coppedge © 2009 Creation Safaris – www.creationsafaris.com
Traducción y adaptación: Santiago Escuain — © SEDIN 2009 – www.sedin.org

Publicado por Santiago Escuain en 12:35

El primer hombre de Dios

Una reflexión acerca del propósito que Dios tuvo con Adán.

El primer hombre de Dios

Ruth Paxson

La Escritura no dice mucho sobre la triple naturaleza del hombre, pero lo que dice es muy claro e indubitable. Nos dice cómo el hombre llegó a ser lo que es ahora. «Formó, pues, Jehová Dios al hombre del polvo de la tierra, y alentó en su nariz soplo de vida; y fue el hombre un alma viviente» (Gén. 2:7, Versión 1909).

La Escritura nos cita las partes que componen al hombre tal como fue creado por Dios. «Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo».

En Génesis 2:7 Dios nos da el orden divino en la creación de las distintas partes que componen al hombre.

La formación del cuerpo humano. «Formó, pues, Jehová Dios al hombre del polvo de la tierra». «El primer hombre es de la tierra, terrenal». La tierra iba a ser la morada del hombre. Para que pudiera tener comunicación con el mundo exterior en el que moraría, el cuerpo del hombre fue formado de la tierra y después provisto de los cinco sentidos: vista, oído, gusto, tacto y olfato. A causa de su conexión con lo terreno, el cuerpo es la parte más baja del hombre. Sin embargo, tiene el privilegio enorme de ser el hogar del espíritu y de ser su único medio de contacto con el mundo de los sentidos. El cuerpo es la ciudad puerto de la personalidad humana.

La emanación del espíritu humano. «y alentó en su nariz soplo de vida». El alfarero divino formó la estructura humana y después alentó en ella soplo de vida. Este principio de vida, que vino como una directa emanación de Dios, vino a ser el espíritu humano. Como alguien ha dicho con propiedad: «El hombre es polvo que recibió aliento de la Deidad».

Dios define el espíritu humano en estas palabras: «Lámpara de Jehová es el espíritu del hombre, la cual escudriña lo más profundo del corazón» (Proverbios 20:27). El espíritu es la parte principal del ser humano. Es la obra maestra de la creación de Dios. Es la parte del hombre que tiene relaciones con el mundo invisible y espiritual, y comunión con Dios. Por mediación del espíritu el hombre percibe, ama y adora a Dios. A. T. Pierson dice: «El espíritu recibe las impresiones del mundo exterior y material a través del alma y del cuerpo, pero pertenece a un nivel y reino más altos, y es capaz de un conocimiento directo de Dios por la relación con sus sentidos y facultades superiores. En un estado no caído, era como un altísimo observatorio con la visual hacia el firmamento celestial». El espíritu es la ciudad capital de la personalidad humana.

La creación del alma humana. «Y fue el hombre un alma viviente». Superior al cuerpo e inferior al espíritu está el alma, el médium entre las dos. Se ha dicho que en sus relaciones con el cuerpo y sentidos corporales puede compararse a una cámara oscura fotográfica. Las impresiones del mundo exterior recibidas por los sentidos son recogidas y llevadas a esta cámara oscura donde se revelan en expresiones distintas de pensamiento, emociones y voluntad.

En sus relaciones con el espíritu y con el mundo espiritual puede asemejarse a un estrado judicial. La evidencia con respecto a Dios y a las realidades espirituales que encuentra el espíritu en su búsqueda por el reino espiritual es puesta ante el alma y allí se acepta o se rechaza.

El hombre, pues, es una trinidad. Espíritu, alma y cuerpo son las partes integrantes de su trino ser. En la constitución del primer hombre de Dios se usaron dos elementos independientes, el corporal y el espiritual, el material y el inmaterial. Cada uno de ellos era esencial porque el hombre tenía que estar relacionado con dos mundos, el visible y el invisible, el material y el espiritual. Él fue hecho principalmente para Dios; y para tener contacto con Dios debía tener un espíritu capaz de comunicación y relación con el Espíritu Divino. Pero el hombre tenía que ser colocado en el universo material de Dios para tener relaciones tangibles con el mundo exterior, personas y cosas. Por lo tanto, debía tener un cuerpo capaz de tales contactos y comunicaciones. El hombre tenía que estar en íntimo y continuo contacto con los cielos y con la tierra, con lo externo y lo temporal, con lo espiritual y con lo material.

Cuando Dios colocó el espíritu dentro del cuerpo, como su morada en la tierra, produjo la unión de estas dos partes una tercera, y el hombre fue un alma viviente. El alma uniendo el espíritu con el cuerpo dio al hombre la individualidad, y fue la causa de su existencia como un ser distinto. El alma, con las facultades de la inteligencia, emoción y voluntad, fue la parte central, el asiento, como si dijéramos, del ser del hombre.

El alma actúa como el intermediario entre el espíritu y el cuerpo; fue el lazo que los unió y el canal por el que actúa el uno sobre el otro. El alma está situada en la mitad del camino de los dos mundos: mediante el cuerpo se une con lo visible, material y terrenal, por el espíritu se une con lo invisible, espiritual y celestial. A ella le fue dado el poder para determinar cuál mundo dominaría al hombre.

La grandísima importancia de este tema en sus relaciones con las sucesivas lecciones y el intenso deseo de que cada lector tenga un claro conocimiento de ello me lleva a citar extensamente del libro de Andrew Murray, The Spirit of Christ (El Espíritu de Cristo):

«El espíritu, al vivificar el cuerpo, hizo del hombre un alma viviente, una persona viva con conciencia de sí misma. El alma fue el lugar de reunión, el punto de unión entre el alma y el espíritu. Por el cuerpo, el hombre –el alma viviente– estaba relacionado con el mundo exterior de los sentidos, pudiendo influir en él o ser influenciado de él. Por el espíritu estaba relacionado con el mundo espiritual y con el Espíritu de Dios, de donde tuvo su origen, pudiendo ser el recipiente y el ministro de su vida y de su poder. Estando a mitad del camino de estos dos mundos y perteneciendo a ambos, el alma tenía el poder de determinarse por sí misma, de elegir o de rehusar los objetos de que estaba rodeada y con los que estaba relacionada.

«En la constitución de estas tres partes de la naturaleza del hombre, el espíritu, que le une con lo Divino, era la más alta; el cuerpo, conectándole con lo sensible y con lo animal, era la más baja; el estado intermedio era el alma, partícipe de la naturaleza de las otras partes, el lazo que las unía y por la que podían actuar la una sobre la otra. Su obra, como poder central, era mantenerlas en su debida relación; mantener el cuerpo, como lo más bajo, en sujeción al espíritu, recibir, por el espíritu como lo más alto, del Espíritu Divino lo que faltaba para su perfección, y después pasarlo al cuerpo, para que por ello pudiera ser partícipe de la perfección del espíritu y llegara a ser un cuerpo espiritual.

«Los maravillosos dones con los que el alma fue dotada, especialmente los de conciencia y autodeterminación, o sea la mente y la voluntad, fueron el molde o vaso en el que la vida del espíritu, la verdadera sustancia y verdad de la vida divina, tenía que ser recibida y asimilada. Fueron la capacidad dada por Dios para hacer propios el conocimiento y la voluntad de Dios. Haciendo esto, la vida personal del alma llega a llenarse y posesionarse de la vida del Espíritu y todo el hombre se convierte en espiritual.

«Resumiendo lo dicho, el espíritu es el lugar de nuestra conciencia de Dios, el alma, de nuestra propia conciencia, y el cuerpo, de nuestra conciencia del mundo. En el espíritu mora Dios, en el alma el yo y en el cuerpo el sentido».

Claramente vemos que la intención original de Dios fue que el espíritu humano, por el que solamente el hombre puede relacionarse con Dios y con el mundo espiritual, fuera el elemento dominante en la personalidad humana. El espíritu había de ser el soberano, y mientras permanecía así todo el ser se conservaría espiritual.

Pero aunque el espíritu humano había de ser el soberano en el reino de la personalidad humana, con el alma y el cuerpo entregados a su dominio, sin embargo debía él estar sujeto a un poder más alto. El Dr. A T. Pierson dice: «Una lección obvia en esta psicología bíblica es que Dios designó evidentemente que el espíritu humano, habitado y gobernado por el Espíritu Santo, guardara al hombre en continuo contacto con él mismo y mantuviera en todas las cosas su propia preeminencia, gobernando el alma y el cuerpo.»

Vemos, pues, que el espíritu humano había de ser un soberano bajo otro Soberano. Había de ser también el intermediario entre lo eterno y lo temporal, lo visible y lo invisible, lo divino y lo humano, lo celestial y lo terrenal. El espíritu tenía sus ventanas abiertas hacia el cielo y hacia Dios, y por su percepción, intuición y visión espiritual estaba constantemente recibiendo impresiones espirituales que eran transmitidas al alma y al cuerpo. El espíritu, por una comunión inquebrantable con el Espíritu Santo, había de ser el canal por el cual todo el ser del primer hombre de Dios estaría unido a la vida de Dios y así hecho y mantenido espiritual.

Este breve estudio de la triple naturaleza del primer hombre de Dios, Adán, nos muestra que la personalidad humana fue constituida así para que pudiera pensar, amar y querer dentro del círculo de la voluntad de Dios. Podía elegir la vida bajo la autoridad de su divino Soberano. Nada había en él que impidiera la perfecta obediencia a la voluntad de Dios.

Queda otra pregunta que contestar. ¿Había algún impedimento fuera de él? ¿Fue el ambiente de Adán conducente a una completa y continua obediencia a la voluntad de Dios?

Dios colocó a su hombre perfecto en un ambiente perfecto. El cuadro que nos presenta el Génesis del jardín del Edén es el de un lugar donde había satisfacción y suficiencia para toda necesidad del espíritu, alma y cuerpo del hombre. El Creador se había hecho responsable de suplir abundantemente las necesidades de su criatura. El breve relato de la vida de Adán en el Edén revela la perfecta armonía con el ambiente. La justicia gobernaba y por tanto resultaba la paz. Nada había en su ambiente que impidiera la obediencia a la voluntad de Dios.

No solamente colocó Dios a este perfecto hombre en un ambiente perfecto sino que sus propias relaciones con Adán fueron perfectas. Era una relación de comunión y cooperación.

Adán tenía comunión con Dios. El hombre fue hecho para Dios. Hay en las Escrituras autoridad amplia para esta exposición en los versículos de Isaías 43:7, 21; Col. 1:16; Apoc. 4:11. El hecho de que el hombre fue formado a imagen de Dios en su vida intelectual, moral y volitiva muestra que Dios deseó la comunión con él y le hizo con capacidad para tal comunión, la cual no fue dada a ninguna otra de sus criaturas. Las bellas palabras de Génesis 3:8: «Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba por el huerto, al aire del día» revelan que Dios tomó la iniciativa en buscar la comunión y camaradería con Adán y Eva. El primer hombre de Dios anduvo y habló con Dios, como amigo con amigo. Él pudo conocer y gozar de Dios. Por la semejanza de sus naturalezas estaba en interna y espiritual armonía con Dios.

El primer hombre de Dios tuvo también cooperación con Dios en sus actividades de gobierno. Adán era el vicegerente de Dios, por así decirlo, sobre todas sus obras; él fue el instrumento ejecutivo por designación divina para llevar a cabo el divino propósito. Dios hizo de Adán su representante como el monarca visible de todos los seres vivientes (Gén. 1:28). Dentro de su propia esfera él fue un soberano subordinado únicamente a Dios.

Una cosa más queda por decir acerca del primer hombre de Dios. Adán no fue solamente un ser individual, sino la cabeza federal de la raza humana. Dios hizo de su primer hombre la cabeza y representación del hombre. El obispo H. C. G. Moule en su «Outlines of Christian Doctrine» dice: «Adán fue un ser tan verdaderamente individual como lo fue Abel. Pero él fue también, a diferencia de su hijo, lo que un solo Otro ser ha sido, la cabeza moral e inteligente de una raza moral e inteligente; no solamente el primer ejemplar de una naturaleza nuevamente creada, sino, en cierto sentido, el origen de esta naturaleza en sus descendientes, de forma que en él no solamente el individuo sino toda la raza, y en algunos aspectos muy importantes, podría ser tratada.» Adán fue, por designio de Dios, la fuente de la vida humana de toda la humanidad: la cabeza de la familia humana. Él fue, ante Dios, el primer hombre representativo. Por medio de él estableció Dios una unión con toda la raza humana, en la creación. Después mandó a Adán que creciera y se multiplicara.

Luego, el primer hombre de Dios fue perfecto, fue colocado en un ambiente perfecto y tuvo perfecta comunión con Dios. La armonía reinaba dentro de él, en todas sus relaciones, con los seres inferiores a él como igualmente con el Soberano Creador. Todas las cosas dentro y fuera de su vida alentaban la sumisión completa a la soberanía de Dios y a la obediencia perfecta a su voluntad. ¿Estaría él satisfecho con permanecer como un soberano bajo otro Soberano? ¿Elegiría vivir continuamente dentro del círculo de la voluntad de Dios? ¿Guardaría toda su personalidad bajo el dominio del Espíritu Divino, manteniendo así su vida en el plano espiritual? Siendo así hecho a su imagen y semejanza y controlado por su Espíritu Divino, por medio de este primer hombre Dios poblaría la tierra con seres que llevarían su semejanza, se entregarían a su soberanía, le servirían con fruto y vivirían juntos en justicia y paz.

G. Campbell Morgan en «The crises of the Christ» expone la posición de Adán ante Dios en el siguiente párrafo: «La voluntad finita tenía que ser probada, y se mantendría o caería según se sometiera o se rebelara contra la Voluntad Infinita del Infinito Dios. El hombre antes de la caída era un ser creado a la imagen de Dios, viviendo en unión con Dios, cooperando en sus actividades, con las limitaciones de su ser marcadas por disposiciones sencillas y determinados mandatos. Promesas de gracia le atraían, por un lado, a lo más alto, mientras que por otro, una solemne sentencia le ahuyentaba de lo más bajo. Él era un soberano bajo otro Soberano, independiente, pero dependiente. Tenía el derecho de su voluntad, pero solamente podía ejercitarla en perpetua sumisión a la más alta voluntad de Dios». «Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: … mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás.» (Gén. 2:16-17).

Aquí tenemos la voluntad de Dios expresada en forma concreta. Por medio de este mandamiento Dios puso a prueba a su primer hombre. Adán tenía derecho a ejercer su voluntad y tenía poder para ejercitarla hacia Dios.

***

Tomado de “Cómo vivir hasta lo sumo” (Fragmento).

http://www.aguasvivas.cl/revistas/37/legado2.htm