Naturaleza y sociedad

Naturaleza y sociedad
Por Martín Bonfil Olivera
Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM
Publicado en Milenio Diario, 27 de enero de 2010


Al reflexionar sobre el reciente sismo en Haití y sus terribles consecuencias, conviene tomar en cuenta lo mucho que la ciencia tiene que ver con este tipo de desgracias.

Se podría preguntar: ¿de qué sirve la ciencia, ese “lujo” intelectual que sólo los países ricos pueden darse, ante la imparable furia de la naturaleza?

De mucho.

En primerísimo lugar, para entender. Gracias a las modernas ciencias de la Tierra, hoy conocemos con precisión la causa de los terremotos. Sabemos que la superficie terrestre está formada por una pequeña costra sólida, más delgada en proporción que la cáscara de un huevo, flotando sobre un mar de roca fundida, el magma que forma el manto terrestre.

La corteza está partida en placas tectónicas, como un rompecabezas. Como el magma circula lentamente, las placas se mueven y rozan unas con otras. Cuando se acumula suficiente tensión (lo que puede llevar varias décadas), los puntos de fricción se desmoronan como galletas saladas al rozar unas con otras.

Pero además de entender, la ciencia también sirve para prevenir. El desastre de Haití había sido predicho por varios geofísicos desde 2006. Aunque no podían, por supuesto, adivinar la fecha precisa, sí podían asegurar que tarde o temprano la energía acumulada por la fricción entre las placas de Norteamérica y del Caribe —sobre cuya frontera justamente se halla la isla de La Española— tendría que liberarse en forma de sismo.

Finalmente, la ciencia sirve para actuar… pero sólo si las circunstancias lo permiten. Haití, como país pobre, carecía de reglamentos de construcción decentes, y de maneras de hacer que se cumplieran. El derrumbe de tantos edificios con un sismo de sólo 7 grados —que normalmente se considera moderado— muestra algo que se ha sabido desde hace mucho: que los desastres naturales no son sólo desastres naturales. Su manifestación depende también de decisiones sociales y de las circunstancias socioeconómicas que muchas veces determinan estas decisiones.

Que Haití sea pobre tiene que ver con factores histórico-sociales… entre ellos la falta de un desarrollo científico-tecnológico-industrial que le permita tener un buen nivel de vida y proporcionar condiciones de seguridad a sus habitantes.

Sí, la ciencia tiene mucho que ver con desastres como éste. Lástima que a veces no pueda hacer gran cosa al respecto.

bibl:

http://lacienciaporgusto.blogspot.com/2010/01/naturaleza-y-sociedad.html

Anuncios

¿Las piedras de Ica, pueden ser una prueba más de la existencia de gigantes?

¿Las piedras de Ica, pueden ser una prueba más de la existencia de gigantes? Por lo que se sabe.. solo hay una autentica, en ella está la clave.
Publicado por sirah en Enigmas. Etiquetado:, Annunakis, Gigantes, Mitos, Nefilims, Piedras de Ica. 4 comentarios
Rate This
Videos Disponibles en:
http://evolucionando.blogspot.com/2007/09/videos-annunakis-nefilims-y-similares.html
http://evolucionando.blogspot.com/2007/09/videos-los-sumerios.html
http://evolucionando.blogspot.com/2007/09/videos-el-mito-de-los-gigantes-y-su_03.html
http://evolucionando.blogspot.com/2007/09/tecnologa-antigua-tema-interesante.html
Respuesta a un comentario sobre la relación entre los Nefilims y Annunakis con las piedras de Ica (Perú):
“Investigando sobre ello, antes de contestarte me encuentro con el proyecto “Marcianitos Verdes”, que creo no están en mi linea, que considero mucho más abierta, pero que aportan argumentos que me parece siempre dignos de tener en cuenta, si quieres trabajar con “el método científico”:). Otra cosa es buscarle los tres pies al gato, desacreditando todo aquello que desafie el paradigma, por el sencillo hecho del temor a afrontar la creación de un nuevo paradigma (cuando no hay intereses más oscuros)
Creo profundamente en el método científico, pero creo también en que la posición más científica es esa de “solo sé que no sé nada”, y la de mantener siempre las puertas abiertas a cambios de paradigma necesarios para afrontar realidades inesperadas (y a veces no deseadas). Por lo que me siento muy en sintonía con tu postura.
Según la web que menciono (http://marcianitosverdes.haaan.com/2006/10/las-piedras-de-ica/), a efectos de mantener el sano sentido crítico, aportan la siguiente información:
“”Otro detalle curioso es que en las piedras sólo aparecen animales conocidos en esa época (1960-1970) y no los dinosaurios encontrados recientemente, como el Albertosaurio, Anatosaurio, Anchiosaurio, Brachiosaurio, Carnotaurus, Chubutisaurio, Dacentrurus, Eoraptor, Fabrosaurio, Gallimimus, Heterodontosaurio, Kentrosaurio, Lambeosaurio, Megalosaurio, Hadrosaurio, Nodosaurus, Oviraptor, Patagosaurus, Saltasaurus, Ultrasaurio, Velociraptor, Xinosaurio, Zaphyrosaurio y otros.
Además, no aparecen representaciones de Anatosaurio, Brontosaurio, Hadrosaurio y Vulcanodon, cuyos restos fosilizados se han encontrado en el Perú; mientras que sí hay piedras con “dibujos” del estegosaurio que es originario de lo que posteriormente formaría Europa; del Triceratops, de Asia y Estados Unidos. Animales que de hecho nunca habitaron lo que hoy es Perú, o al menos no se han encontrado fósiles de los mismos.
Roger Ravínez, miembro del Instituto Nacional de Cultura de Perú llegó a la misma conclusión. El 25 de enero de 1975 publicó un artículo sobre el asunto en El Correo de Lima, según el cual todo era un fraude. Según él.. Cabrera nunca ha querido mostrar el depósito o yacimiento de donde proceden estas piedras. Si lo hiciera, quizá pudiéramos averiguar la verdad y, por los posibles restos que hubiera en la zona, fechar la antigüedad de los grabados
– Sin embargo el mismo autor dice algo muy interesante, en mi opinión – : “Sólo conozco una piedra grabada que puede ser auténtica. El resto, todos esos miles y miles, son falsas”, afirmó. —— Es decir ¡ Hay una auténtica reconocida por alguién con la creencia de que el resto es un fraude ¡¡ Si es autentica, esto quiere decir, que tendrá una historia que contar.. ¿cuál es esa historia? ¿Hay o no giganticos en ella? ¿Esta datada en el tiempo ? ¿Qué cuenta esta única piedra?. Por qué en función de lo que cuente o no, valdrá la pena contar con “la piedra de Ica”, para saber si tiene importancia en esta (u otras historias) o no ——.
En 1977 la BBC de Londres envió un equipo de producción de televisión para hacer el documental The Case of the Ancient Astronauts. Entre lo miembros del equipo se encontraban varios científicos: arqueólogos y antropólogos (creo que este documental está en evolucionando.blogspot.com, tendría que confirmarlo.
piedra, misma que fue enviada al Institute of Geological Sciences en Londres, encontrando que se trataba de un fraude. El instituto reportó, luego de un atento examen al microscopio:
“Los bordes de los grabados son rectos y relativamente limpios, lo que es prácticamente imposible que se presente en piedras que han estado enterradas o expuestas al medio ambiente durante miles de años, como se nos quiere hacer creer”.
Estoy acostumbrada a las campañas de desprestigio que ALGUNOS representante de LO OFICIAL, se empeñan en montar, sin investigar a fondo previamente, no se sabe si por miedo al cambio de paradigma o si por otros intereses. Y normalmente la fuente puede desprestigiar por ser quién es, lo que pretende difundir. Pero en este caso parece haber habido buenas investigaciones previas (Esto no quita el hecho de que se haya confirmado que Una es auténtica, esto no lo está subrayando nadie, y esto por sí puede ser (o no) muy importante, como lo es el hecho de que exista, por ejemplo, una única piedra de Rosetta.
Los datos parecen confirmar que puede haber fraude en esta historia, avalado por tantos testigos fiables y estudios presentados. Sin embargo sigue existiendo una piedra autentica. Esta es la clave en mi opinion. Aunque no este relacionado con la mitología de los gigantes.
Gracias de nuevo, Patricio, y disculpa en que no estemos de acuerdo, del todo, esta vez:)
Sería interesante enlazar más información sobre las piedras de Ica con esta historia “gigante”:)-
Videos Disponibles en:
http://evolucionando.blogspot.com/2007/09/videos-annunakis-nefilims-y-similares.html
http://evolucionando.blogspot.com/2007/09/videos-los-sumerios.html
http://evolucionando.blogspot.com/2007/09/videos-el-mito-de-los-gigantes-y-su_03.html
http://evolucionando.blogspot.com/2007/09/tecnologa-antigua-tema-interesante.html

Arqueologos descubren el palacio de la mítica Reina de Saba

Hoy ha amanecido el día con una de esas noticias que atraen a los que admiran los mitos que se alejan en el polvoriento tiempo.  El diario EL PAIS titula así:

Arqueólogos alemanes hallan el palacio de la Reina de Saba .Su antiguo Reino, referido en la Biblia y el Corán, se encontraba en la zona de Etiopía

En la Wikipedia podemos obtener la siguiente información:

El Reino de Saba (o Sheba: en árabe سبأ, en hebreo שבא) es mencionando en elAntiguo Testamento y en el Corán como un reino muy rico, conocido a través deMakeda, la célebre Reina de Saba, que habría visitado al Rey Salomón. La localización exacta de este reino es desconocida, pero se cree que pudo haber estado en el Cuerno de África y en parte de la Península arábiga. Puede que también se haya confundido con el reino de Aksum que, de hecho, tenía su capital en la actualEtiopía y fue muy próspero y conocido con posterioridad.

El templo más antiguo de la Península arábiga, llamado Mahram Bilqus, o “palacio de la Reina de Saba”, se encontraba en Ma’rib, al Sur del actual Yemen. Esta ciudad, que fue construida entre el siglo I adC y el siglo II adC, se cree que fue la capital del reino. Ubicada en una situación estratégica, Saba floreció a través del comercio de mercaderías, tanto de Asia como de África, incluyendo el café de la región etíope deKefa.

Aparentemente, Saba era una sociedad matriarcal, en la que el poder político era pasado a los descendientes monárquicos por vía femenina. Probablemente, la población de Saba fue una mezcla de pueblos africanos (como los janjero de Etiopía) y de Arabia (como los yemeníes) y, de hecho, estudios lingüísticos recientes indican que las lenguas semíticas de Medio Oriente pudieron haberse originado a partir de lenguas antiguas de Etiopía. Por otro lado, en el África oriental es posible encontrar muchos grupos étnicos con tradición matriarcal.

El País Sigue así:

La nota subraya que “en ese palacio pudo estar custodiada durante un tiempo el Arca de la Alianza”, donde, según fuentes históricas y religiosas, se guardaban las tablas con los Diez Mandamientos que Moisés recibió de Dios en el monte Sinaí. Los restos de la residencia de la reina de Saba fueron hallados bajo el palacio de un rey cristiano.

“Las investigaciones han revelado que el primer palacio de la reina de Saba fue trasladado poco después de su construcción y levantado de nuevo orientado hacia la estrella de Sirius”, destacan los arqueólogos de la Universidad de Hamburgo.

Estos presumen que Menelik I, rey de Etiopía e hijo de la reina de Saba y del rey Salomón de Jerusalén, fue quien ordenó levantar el palacio en su lugar final. Los arqueólogos alemanes destacan que en ese palacio había un altar, en el que probablemente reposó el Arca de la Alianza, que según la tradición era un cofre de madera de acacia recubierto de oro.

Hay Mitos en la Biblia, Bultmann tenía razón…pero

Hay Mitos en la Biblia, Bultmann tenía razón…pero

Publicado por Marcelo Sánchez Ávila Noviembre 8, 2007

Rudolf Bultmann (1884-1976) fue un teólogo alemán, reconocido como uno de los mayores eruditos del Nuevo Testamento del Siglo XX. Él desarrolló su programa de desmitologización con el objetivo de facilitarle al hombre moderno un acceso a la revelación de Dios, acontecida en Cristo y proclamada en el Nuevo Testamento.

Él propuso que el Nuevo Testamento era nada más que la fe de los primeros cristianos y no la revelación de Dios aunque esta estaba contenida en partes de NT.

En este artículo el doctor Augustus Nicodemus argumenta en contra del liberalismo teológico y dice: “Equiparar las narrativas bíblicas a los mitos paganos es validar la mentira y la falsedad en nombre de Dios; es adoptar una mentalidad pagana y no cristiana”

Los liberales siempre tuvieron la razón. Hay muchos mitos en la Biblia. Los mitos eran abundantes en el mundo religioso del Antiguo Oriente alrededor de Israel, también en las religiones en la época de la Iglesia apostólica del primer siglo. Por consiguiente, los escritores bíblicos registraron varios de ellos en sus obras.

En el Antiguo Testamento encontramos varios de esos mitos. Está la creencia de los cananeos de que existían dioses llamados Astarot, Renfán, Dagón, Adramelec, Nibhaz, Asima, Nergal, Tartac, Milcom y Baal. Sobre este último, existe el mito de que podía responder con fuego al ser invocado por sus sacerdotes. Existe también un mito egipcio de que el Nilo, el sol y el propio Faraón eran divinos; el mito filisteo del rey-pez Dagón; y que el Dios de Israel necesitaba una ofrenda de tumores y ratones de oro para ser apaciguado. Para no hablar del mito cananeo de la Reina de los cielos, que exigía incienso y tortas de los adoradores (Jeremías 44.17-25).

Otro mito en la Biblia es que el sol, la luna y las estrellas era dioses, mito que siempre fue popular entre los judíos y radicalmente combatido por los profetas (2 reyes 23.5,11; Ezequiel 8.16). El mito pagano de monstruos y serpientes marinas es mencionado en Job, Salmos e Isaías, en contextos de lucha contra el Dios de Israel, en que ellos representan los poderes del mal, los pueblos enemigos de Israel (Job 26.10-13; Salmos 74.13-17; Isaías 27.1).

La lista es enorme. Hay muchos mitos esparcidos por los libros del Antiguo Testamento.

El libro de Job cita mitos de otros pueblos, como Rahab y Leviatán, pero no podemos imaginar que el autor, por esto, estuviera diciendo que los acepta como verdad. Los profetas, apóstoles y autores bíblicos se esforzaron por mostrar que los mitos eran conceptos humanos, falsos, y por llamar al pueblo de Dios a someterse a la revelación de Dios que se manifestó poderosa y sobrenaturalmente en la historia. Ellos siempre estuvieron empeñados en separar mitología de historia real, e invenciones humanas de la revelación de Dios. Elías desmitificó a Baal en lo alto del Carmelo. Moisés también desmitificó al Nilo, al sol y al propio Faraón, probando, con las plagas que cayeron, que la divinidad de ellos era sólo un mito. Y cuando él quemó el becerro de oro y lo redujo a cenizas, desmitificó la idea de que fue el bovino dorado quien sacó al pueblo de Israel de Egipto. El propio Dios se encargó de derrumbar el mito de Dagón, rei-pez de los filisteos, cuando su imagen cayó de bruces delante del Arca del Señor con la cabeza cortada (1 Samuel 5.2-7).

En el Nuevo Testamento, el apóstol Pablo se refiere cuatro veces a los mythoi (griego). Los mitos son historias profanas inventadas por viejas (1 Timoteo 4.7), que promueven las controversias en vez de la edificación del pueblo de Dios en la fe (1 Timoteo 1.4). Entre los mismos judíos había muchas de esas fábulas, historias fantasiosas (Tito 1.14). Ya que las personas prefieren los mitos a la verdad (2 Timoteo 4.4), Timoteo y Tito, a quien Pablo escribió esos pasajes, deberían advertirlas, ellos mismos deberían abstenerse de dejarse envolver en esos mitos. La advertencia era necesaria, pues los cristianos de las iglesias bajo la responsabilidad de ellos venían de una cultura permeada por mitos.

El mismo Pablo se encontró varias veces con esos mitos. Una de ellas fue en Listra, cuando la multitud lo confundió, junto a Silas, con los dioses del Olimpo y querían hacerles sacrificio (Hechos 14.11). Otra vez fue en Éfeso, cuando tuvo que enfrentar el mito local de que una estatua de la diosa Diana había caído del cielo, de parte de Júpiter, el jefe de los dioses (Hechos 19.35). En todas esas ocasiones, Pablo procuró separar a las personas de los mitos y traerlas a la fe en la resurrección de Jesucristo. De acuerdo con Pablo, los mitos son creaciones humanas, oriundas de la negativa del hombre de aceptar la verdad de Dios. Al rechazar la revelación de Dios, los hombres inventaron dioses e historias de esos dioses para sí, lo que son las religiones paganas (Romanos 1.17-32).

Pedro también estaba perfectamente consciente de lo que era un mito. Cuando él escribe a sus lectores acerca de la transfiguración y de la resurrección de Jesucristo, hace la cuidadosa distinción entre esos hechos que él testificó personalmente de mithoi, “fábulas artificiosas” (2 Pedro 1.16). Él sabía que la historia de la resurrección podría ser confundida con un mito, algo inventado expertamente por los discípulos de Jesús. A lo que parece, Pablo y Pedro, juntamente con los profetas y autores del Antiguo Testamento, estaban perfectamente conscientes de la diferencia entre una historia real y otra inventada. Decir que los autores bíblicos crearan mitos significa decir que ellos sabían que estaban mintiendo y engañando al pueblo con historias expertamente inventados por ellos. Sus escritos muestran claramente que ellos estaban conscientes de la diferencia entre una historia inventada y hechos reales. A través de la Historia, los cristianos han considerado el mito como algo a ser reemplazado por la fe en la revelación bíblica, que registra los poderosos actos de Dios. Equiparar las narrativas bíblicas a los mitos paganos es validar la mentira y la falsedad en nombre de Dios. Es adoptar una mentalidad pagana y no cristiana.

Existe, naturalmente, una diferencia entre el mito neoliberal y los cuentos que aparecen en la Biblia. Hay varias historias en la Biblia, creadas por los autores bíblicos, que claramente nunca acontecieron. A pesar de eso, ellas nunca son presentadas como una historia real, como hechos reales sobre los cuales el pueblo de Dios debería poner su fe, sino como comparaciones intentando ilustrar determinados puntos de fe, o lenguaje figurado. Son las parábolas, los cuentos, como aquella historia del olivo hablante contada por Jotam (jueces 9.7). Existe también la poesía, cuando se dice que las estrellas cantan de júbilo, que Dios cabalga en querubines y viaja en las alas del viento. Los salmos contienen mucho de eso. Cuando los neoliberales dejan de reconocer la diferencia entre mitos y géneros literarios que usan licencia poética y lenguaje figurado, hacen una gran confusión.

Ya dije que la actitud de los profetas, apóstoles y autores bíblicos en relación al mito fue desmitificado. Yo se que decir eso es anacrónico, pues fue solamente en el siglo pasado que Rudolph Bultmann propuso su famoso programa de desmitificación de la Biblia. Él encontraba que había mitos en la Biblia u que era necesario separarlos de la verdad. Pero, antes de él, los mismos profetas, apóstoles y autores bíblicos ya habían manifestado esa preocupación. Es claro que ellos y Bultmann tenían conceptos diferentes. Mas se el fin del mito es una historia de carácter religioso que no tiene fundamento en la realidad y que se destina a transmitir una verdad religiosa, ellos no son, de forma alguna, una preocupación exclusiva de los teólogos modernos.

Vea, entonces, que el programa de desmitificación comenzó mucho antes de Bultmann. Comienza en la misma Biblia, que nos llama a separar la verdad del error.

Creacionistas en La Ciencia Italiana

View this document on Scribd

Vieja hipótesis de la formación de la Luna gana apoyo

Vieja hipótesis de la formación de la Luna gana apoyo

La Teoría del Impacto Gigante es la teoría principal que tenemos en este momento para explicar cómo se formó la Luna. Se está de acuerdo ampliamente en ella entre astrónomos y científicos planetarios, aunque las explicaciones alternativas sobre cómo nuestra fiel compañera se formó han cambiado durante los años, en la actualidad una nueva idea está ganando apoyo dentro de la comunidad científica. Esta nueva idea afirma que nuestro satélite se formó como resultado de una reacción nuclear en cadena en el manto terrestre.

La idea de la formación lunar mediante el impacto de un gran objeto al comienzo del sistema solar presente diversos problemas

La Teoría del Impacto Gigante es una teoría muy directa para explicar la formación lunar. Afirma que en los primeros estadios de nuestro sistema solar, mientras nuestro planeta no estaba completamente solidificado, sucedió un impacto masivo. Un cuerpo protoplanetario, o incluso una gran asteroide de un tamaño como el de Marte, colisionó con nuestro planeta en formación, dividiéndolo en dos partes desiguales. Una de estas partes se solidificó para convertirse en la Tierra que conocemos hoy en día, mientras que la parte más pequeña se condensaría en la Luna, y su rotación se sincronizaría posteriormente gravitatoriamente con nuestro planeta. Según simulaciones por computadora de este escenario, el 80% de la Luna procede del objeto que impactó la tierra primitiva.

Sin embargo, esta idea es difícil de reconciliar con el hecho de que las rocas retornadas de la Luna parecen contener una proporción  isótopopica  aproximadamente equivalente que las rocas terrestres. Esto sería imposible considerando el escenario de la Teoría del Impacto Gigante. Por ello, se ha intentado explicar estos parecidos de diversas formas, pero ninguna de ellas ha tenido plena aceptación en la comunidad científica.

Sucede que algunas teorías para explicar estas coincidencias tienen éxito en explicar los parecidos entre los isótopos de los elementos ligeros en nuestro satélite y nuestro planeta, en cambio no tienen el mismo éxito en explicar por qué en los isótopos más pesados, como el cromo, el neodimio y el tungsteno, tienen proporciones isotópicas parecidas.

Pero el contenido isotópico puede explicarse mediante la nueva teoría del llamada la hipótesis de fisión.La idea básica detrás de esta teoría es que el Luna y la Tierra se formaron a partir de la misma congoja de material fundido, que giraba a alta velocidad. Nuestro satélite natural se formó puesto que la fuerza centrífuga generada por su giro se volvió por un breve tiempo más fuerte que la fuerza centrípeta que mantenía unido el cuerpo. Los investigadores dicen que cualquier pequeño “golpe” en la burbuja inicial habría arrojado algo de materia, que se habría formado posteriormente la Luna. Esto explicaría habían las relaciones isótopos.

Fuente original
Publicado en Odisea cósmica

fuente bibl:

El Mito Griego del Diluvio

El Mito Griego del Diluvio , se parece al del diluvio biblico, de Noe. Probablemente, tengan la misma fuente.

Los que cuidan a los dioses serán dioses

1. Que son los mitos

Los mitos son fábulas o leyendas que simbolizan aspectos profundos de la existencia humana tanto material como espiritual.

Los mitos están relacionados con los rituales y se reiteran en el culto. Representan historias que pudieron ser verdaderas, sobre vidas humanas que tuvieron lugar en el principio de los tiempos y que son utilizadas como modelos para el comportamiento de los hombres.

2.¿ Enseñan  verdades o solo son fábulas ?

Los científicos que estudian este tema han descubierto testimonios válidos que comprueban que en la tierra este fenómeno ha ocurrido alguna vez, hace mucho tiempo.

Existen muchos mitos sobre el diluvio universal en casi todas las culturas, producido como consecuencia de la conducta malvada de los hombres que en esos momentos habitaban la tierra.La ira de los dioses del Olimpo también se abatió sobre la humanidad, debido a la conducta lujuriosa, deshonesta y egoísta de los hombres, provocando un diluvio universal.Pero antes, eligió a los más virtuosos, que fueron los únicos que lograron salvarse, pereciendo el resto, sumergidos bajo las aguas.

La historia de Baucis y Filemón

La historia de Baucis y Filemón es un mito griego que relata una historia ocurrida en tiempos muy remotos.

Un matrimonio anciano vivía en una modesta cabaña. Eran muy felices, se amaban mucho y dedicaban su vida a cultivar una pequeña porción de tierra.

Un día alguien llamó a la puerta, y muy contentos de recibir visitas, se encontraron con dos extraños que le pidieron descansar en su cabaña un rato, luego de un largo viaje.

Alborozados, los ancianos les permitieron la entrada y prontamente el hombre de la casa se dispuso a encender el fuego, mientras su mujer colocaba una vasija de cobre sobre las llamas y se apresuraba a preparar una sopa, haciendo ambos lo posible para que los visitantes se sintieran cómodos.

Al poco tiempo la mesa estaba tendida con los mejores productos que habían cosechado recientemente, luciendo provocativamente ante los inesperados invitados quienes no tardaron en hacer honor a tanta generosidad.

A Baucis le pareció poco el agasajo y le propuso a Filemón ofrecerles también su único ganso, a quien querían mucho.

Aunque a su marido se le llenaron los ojos de lágrimas accedió de buen grado y se apresuró a salir para atrapar al ave.

Los dos visitantes se quedaron mirando a los dos ancianos cómo se dedicaban a perseguir al ganso pero ni bien el animal se escondió precisamente detrás de ellos, el más viejo de los forasteros detuvo la persecución.

Volvieron todos a la cabaña y una vez adentro, el más joven de los extraños reveló la identidad de ambos diciendo que ellos no eran mortales sino dioses del Olimpo, Júpiter y su hijo Mercurio.

Los ancianos no podían creer lo que estaban oyendo ni dejar de pensar que el más grande de los dioses, Júpiter y su hijo Mercurio, el dios mensajero que podía volar, fueran sus huéspedes.

Vieron cómo sus visitantes comenzaban a irradiar luces resplandecientes urgiendo a los ancianos a abandonar inmediatamente la cabaña y partir con ellos hacia el monte Olimpo.

Habían visitado a la tierra para probar el calor y la hospitalidad de los hombres y ellos dos habían sido los únicos en mostrarse amigables, por lo tanto como castigo, todos los habitantes serían destruidos por las aguas.

Desde el Olimpo los ancianos pudieron ver su cabaña flotando en el agua y cómo lentamente se convertía en un templo resplandeciente.

Júpiter les concedió un deseo para retribuir su benevolencia y su generosidad y ellos eligieron ser los guardianes del templo y morir juntos un día para que ninguno de los dos quedase solo.

Así fue como Baucis y Filemón se convirtieron en guardianes del templo por muchos años hasta que se transformaron lentamente en dos hermosos árboles, un tilo y un roble, crecidos de un mismo tronco.

El otro diluvio

Son diversas las culturas que han recogido en sus tradiciones la historia de un diluvio, de mayor o menor magnitud. Dos de estas historias, la que recoge el Génesis, el primer libro de la Biblia, y el poema de Gilgamesh, el cuento más antiguo del que se tienen noticia, presentan grandes similitudes. Estos parecidos se hacen comprensibles al observar que ambas historias nacieron en prácticamente la misma zona geográfica del mundo.

Se encuentran ciertos paralelismo entre la narración del diluvio recogida en el Génesis y en las historias mesopotámicas sobre el mismo. Sobre el diluvio encontramos tres versiones: el Poema de Atrahasis (hacia el 1635 a.C.), elPoema de Ziusudra (hacia el 1600 a.C.) y el Poema de Gilgamesh que conocemos hoy en día gracias a las copias hechas en Ninive y en otras ciudades en el primer milenio de nuestra era. Este último parece una adaptación de la historia del diluvio recogida en el Poema de Atrahasis.

Aunque algunos aspectos del relato nos pueden parecer de leyenda, en realidad, Gilgamesh no fue sólo un héroe mitológico, Gilgamesh fue un rey de Uruk, ciudad del sur de Mesopotamia (llamada Érec en el Génesis 10,10). Casi con toda seguridad fue un rey que vivió hacia el 2700 a.C.

Buscando la inmortalidad, Gilgamesh viaja hasta encontrar a los únicos humanos inmortales: Utnapishtim y su esposa. Utnapishtim (cuyo nombre significa “aquel que encontró la vida”) explica que los dioses le concedieron la inmortalidad porque sobrevivió al diluvio y cuenta su historia a Gilgamesh. Vivía en Shuruppak (actual Fara) a orillas del Éufrates cuando los dioses decidieron enviar un gran diluvio a la Tierra. El dios Ea era amigo de los humanos y decidió prevenir a Utnapishtim sobre el desastre que se cernía sobre la humanidad. Le dijo que construyera un barco en forma de cubo de 120 codos de lado (unos 60 metros) y que lo dividiera en siete alturas y cada altura en nueve habitáculos. Debía de embarcar en la nave oro, plata, ganado y animales salvajes. Utnapishtim subió al barco junto con su familia y sus artesanos. Durante seis días y siete noches se ennegrecieron los cielos y rugió la tormenta. El barco se detuvo en el monte Nisir. Utnapishtim soltó una paloma, que regresó al no encontrar donde posarse, luego una golondrina que también regresó, por último un cuervo, que no regresó. Utnapishtim desembarcó de la nave y ofreció un sacrificio a los dioses. Por haber salvado a la humanidad los dioses premiaron a Utnapishtim y su esposa con la vida eterna.

Encontramos historias sobre diluvios en las mitologías de varios pueblos del Pacífico, de América, del sur de Asia en incluso de Oriente Próximo. De todas estas historias, la recogida en Gilgamesh 11 es la más parecida al relato bíblico.

Articulos relacionados

fuente bibl: