Nueva cinta Avatar plantea ecologismo como religión


Nueva cinta Avatar plantea ecologismo como religión

Posted: 07 Jan 2010 06:15 PM PST

La verdad, no importa de quien venga…

ACI Prensa presenta una crítica de la nueva cinta Avatar dirigida por James Cameron, en la que se señala que esta película plantea el ecologismo como religión y establece, al mismo tiempo, que quien no vive el radicalismo New Age de creer en la “madre tierra” es necesariamente “malo”.

La crítica plantea que “la separación entre buenos y malos es tan grotesca, que en nada se diferencia al mundo de héroes y villanos de los cartones animados para niños de la Warner, esos del Correcaminos y el Coyote Waly que concluían con el proverbial ‘eso es todo amigos’”.

“Los héroes de Avatar, los Na’vi, son, en efecto, tan ‘buenos’ como ‘malos’ son los explotadores humanos: creen en la ‘madre tierra’, piden permiso y luego disculpas a cada animal que cazan para subsistir y viven en total, perfecta e idílica conexión con la naturaleza”, prosigue el texto.

Seguidamente se describe que “los ritos fúnebres de los Na’vi son escenas calcadas de los festivales hippies de la década de los 70: sentados en posición ‘yogui’, entrelazan las manos en alto en círculos concéntricos, mientras cierran los ojos, contonean sus torsos y cantan mantras a la ‘madre tierra’”.

La película plantea, explica la crítica, una redención que solo se logra vaciándose de “todo lo humano y ‘comenzar de nuevo’ por el camino de unos pocos iniciados. Pero ¿Cuál camino? El del gnosticismo ecologista versión siglo XXI; es decir, el que niega que, como sostiene el cristianismo, que la salvación es para todos y está al alcance de todos”.

El texto augura luego que Avatar ganará más de un Oscar porque “sin duda, la película no puede ser cinematográficamente más espectacular. Pero principalmente, porque representa el dogma oficial de Hollywood de la religión sin Dios y sin compromisos morales personales. Y Hollywood ensalza a sus ‘santos’ con el mismo fanatismo con el que quema a sus ‘herejes’. Eres el Correcaminos o eres el Coyote Waly. Avatar ha venido a confirmar esa regla”

http://radiocristiandad.wordpress.com/2010/01/07/nueva-cinta-avatar-plantea-ecologismo-como-religion/

Anuncios

20 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. santiago Hernández
    Ene 08, 2010 @ 18:52:19

    Dificil de creer que las nuevas “filosofías” emergen, expontáneamente, de las cintas cinematográficas: Matrix, Contac,etc. No calza en la realidad, refrito a la zazón de lo escrito y que ha estado en la palestra…¿Será que la φιλοσοφία duerme de vez en cuando en Hollywood y cuando despierta sólo recuerda sueños americanos,en cinta?.
    No la he visto, pero me gustan más las de vaqueros.

  2. pauloarieu
    Ene 09, 2010 @ 06:52:45

    hola, Hollywod sin duda moldea la mentalidad de los occidentales.Lamentablemente. Oajala algun dia cambie de mentalidad o surgan nuevos hollywods cristianos que puedan competir con ella con programacion cristiana.
    saludos

  3. MARCELO
    Ene 09, 2010 @ 15:23:02

    SI HOLLYWOOD FUERA CRISTIANO PAULO, NOS MATARÍA EL ABURRIMIENTO…, NO HAY NADA MAS CENSURADOR DE LAS LIBERTADES DE EXPRESIÓN QUE LA TEOCRACIA, NO NO, DEJALO ASI COMO ESTÁ, MIENTRAS EL MUNDO ASI LO QUIERA DIOS, HABRA DIVERSIDAD…

  4. MARCELO
    Ene 09, 2010 @ 15:25:33

    AHORA, NO NECESARIAMENTE HOLLYWOOD DEBE SER CRISTIANO, SINO QUE LOS CRISTIANOS, ALGUNOS ADINERADOS, EN VEZ DE PRIVILEGIAR SU VIDA PERSONAL CON EL INCREMENTO PATRIMONIAL, PODRIAN POR ALLI DESTINAR DINERO A HACER CINE, Y LA TEMATICA ECOLOGISTA NO ESTA EN CONTRAPOSICION CON NUESTRAS CREENCIAS, ES MAS, SOMOS MAYORDOMOS DE LA TIERRA HASTA QUE DIOS DISPONGA LO CONTRARIO, Y ASI COMO LOS NEW AGERS HACEN FILMS TAMBIEN NOSOTROS PODRIAMOS SOLO QUE BUENO, ESTA MUCHO MEJOR GRITAR ALELUYA GLORIA A DIOS Y DIEZMAR QUE APUNTALAR LA SAPIENZA. LA MAYORIA DE LOS CRISTIANOS QUE HACEMOS CULTURA, ESTAMOS RE SOLOS, NADIE NOS APOYA EN NADA, NI SIQUIERA UNA SOLA EDITORIAL DE LAS QUE SE DICEN EVANGELICA.

  5. jm
    Ene 09, 2010 @ 17:19:18

    Porque seguimos condenando al mundo por lo que hace, se debe acaso culpar a la oscuridad por que existe tinieblas, o la luz por no alumbrar lo suficiente (palabras del pastor Rob Bell, de MarsHill Church).
    Para los que no saben, Holliwood y la religion estaban unidos y los religiosos desistieron de esa parceria alegando que se deberian ocupar de cosas mas espirituales como la salvacion de las almas y no lo mundano del entretenimiento.

    ahora yo pregunto si Adan y Eva no hubiesen pecado acaso nuestro mundo no seria como Pandora (James Cameron) o como Perelandra (C.S. Lewis). Pero creo que nunca lo entenderemos hasta el NEOGENESIS.

  6. pauloarieu
    Ene 09, 2010 @ 19:10:47

    los cristianos que tienen plata, estan mas preocupados que los del mundo en hacer plata y guardar la plata. Yo me pregunte muchas veces en Republica Dominicana cuando vivia alli si es posible ser cristiano y ser millonario. Son peores que los pobres,mas tacaños aun los que tienen plata, se sienten miserables cuando dan algo.Si el Esp Santo no los toca,no dan nada. Se ve que el materialismo los afecta tambien a ellos.

  7. pauloarieu
    Ene 09, 2010 @ 19:19:20

    No sabia que estaban unidos. COnoces la historia o algo así ?
    Los cristianos se equivocan muchas veces, demasiadas diría yo.

  8. Dani GL
    Ene 11, 2010 @ 14:04:53

    Incluidos nosotros, tú, yo, o cualquiera, paulo.

    Creo que movilizar a la gente “avisando” de una nueva religión en Avatar, es precisamente el error de todo el asunto.

    Nadie probablemente se hubiera dado cuenta de ello, o poca gente, si no está atenta a esas filosofías. Avatar es una simple película novelesca de acción, en un mundo ficticeo. Ni es real, ni pretendió serlo, y la filosofía que promueven sus protagonistas azulados forma parte de la historia de este planeta en otras culturas, que incluso existen hoy día en algunos lugares del mundo.

    Lo que se consigue con todo esto, es, una reacción en contra de avatar para movilizar personas, es decir, en una palabra, manipular, y “proteger” una personalidad manipulada de supuestos ataques filosóficos.

  9. pauloarieu
    Ene 11, 2010 @ 15:12:39

    No es la intencion atacar la pelicula en si. Pero sabemos que Hollywood es formador de conceptos y opiniones de las mentes. No se trata de no ver la pelicula, se trata de comprender las filosofias pagaanas que dan al argumento.La pelicula es solo eso, pero las personas deben saber que no deben asimilar como verdades los conceptos
    Si no hubiera algo real detras de esta pelicula,no se hubiese hecho.Hay un conflicto real entre ciencia y fe, y el cine aprovecha este suceso para realizar un guion cinematografico.
    No estoy en contra de la pelicula,o que se vaya al cine a verla.O en un dvd. Se trata de aprovechar para explicar las filosofias que han hecho posible la produccion de la pelicula
    saludos

  10. Dani GL
    Ene 11, 2010 @ 21:36:36

    Yo haría otra lectura, Paulo. Me llamó más la atención avariciosa capitalista y posesiva de los seres humanos. Fíjate, totalmente enemiga de la otra filosofía ecologista.

    No pretendo ir más allá, pero creo que denunciar una tendencia filosófica en una película (y obra de arte) como lo es Avatar, es un error.

  11. pauloarieu
    Ene 11, 2010 @ 22:48:16

    No se trata de denunciar las tendencias filosoficas en la pelicula. LAs tendencias dan sentido a la pelicula.Si no hubiera esas preocupaciones en la sociedad, habría película? No,no es cierto. Lo que la película se hace eco de la problematica entre la fe y la ciencia. Aprovechar la ocacion de la película para hacer reflexionar las personas, creo que es mas importante que denunciarla. Me interesa mas lo que la pelicula en si nos muestra que la pelicula. Si es bueno que las personas la vean pero que sepan sobre las filosofias que ella trata, como parte del guion,para que no la admitan estas filosofias en sus vidas. Puedan objetarlas, tomando lo bueno,con un espiritu critico.Creo que eso es.

  12. pauloarieu
    Ene 12, 2010 @ 03:41:51

    El respeto por el medio ambiente no es adoración a la naturaleza

    Valencia (España), 13 Mar. 08 (AICA)

    Precisiones sobre la cultura ecológica
    El arzobispo de Valencia, cardenal Agustín García-Gasco, afirmó que “el respeto por el medio ambiente no puede ser confundido con una adoración de la naturaleza como si la naturaleza material o animal sea más importante que el hombre”, pues “el valor del ser humano está por encima de toda la creación”.

    En su carta semanal, el Purpurado español señala que así como “toda familia necesita una casa”, del mismo modo “para la familia humana esta casa es la Tierra, el ambiente que Dios creador nos ha dado para que lo habitemos con creatividad y responsabilidad”, realizándose así “un interesante paralelismo entre la defensa del medio ambiente como extensión del hogar de cada familia”.

    “La correcta educación medioambiental apunta en otra dirección: si se crean los hábitos adecuados, el ser humano es capaz de tener respeto por los demás y por el medio ambiente, es capaz de vencer el egoísmo y el afán acumulativo”, asevera.

    Asimismo, el cardenal García-Gasco señala que “el cuidado del medio ambiente y la protección de la familia coinciden y se refuerzan cuando se reconoce a Dios como Padre de la humanidad”, pues “ni la vida humana, ni el resto de la vida conocida, ni el mundo material se entienden mejor prescindiendo de Dios”.

    La familia es “la comunidad educadora que más fácilmente puede transmitir aquellos hábitos que nos permiten cuidar el medio ambiente”, en ella “se aprende la verdadera ecología humana, la que integra en el ser humano su dimensión corporal y su dimensión espiritual”, asegura.

    “Abrirse a la dimensión religiosa es reconciliarse con la propia naturaleza humana que lleva impregnado en su alma el anhelo de eternidad, don exclusivo del ser humano”, concluye el Purpurado valenciano.+

    AICA – http://www.aica.org/index.php?module=displaystory&story_id=11318&format=html&fech=2008-03-13

  13. pauloarieu
    Ene 12, 2010 @ 17:35:47

    Diario vaticano critica panteísmo y espiritualismo ecológico de Avatar

    ROMA, 12 Ene. 10 / 05:46 am (ACI)

    L’Osservatore Romano (LOR) dedicó tres de sus artículos de la edición del fin de semana a taquillera cinta de James Cameron, Avatar, en los que criticó el sentimentalismo, panteísmo y espiritualismo ecológico de la película.

    En un primer artículo se señala que Cameron hace un paralelo entre el “genocidio” de los blancos contra las poblaciones nativas de Estados Unidos, presentando a los humanos de la película, como a los primeros y a los segundos como a los “na’vi” de la cinta que habitan en el mundo de Pandora, lugar donde transcurren la ficción.

    La historia del director, dice el texto, “tiene una aproximación blanda, se cuenta sin profundizar y termina por caer en el sentimentalismo”.

    “Todo se reduce –prosigue– a una parábola antiimperialista y antimilitarista fácil, apenas esbozada, que no tiene la misma mordiente de otras películas que buscan mostrar estos aspectos”.

    El ecologismo de Avatar, dice LOR, “se empantana de un espiritualismo ligado al culto de la naturaleza que le hace guiños a una de las tantas modas del tiempo. La misma identificación de los destructores con los invasores y de los ambientalistas con los indígenas aparece luego como una simplificación que menosprecia el ámbito del problema”.

    El segundo artículo plantea el nacimiento de una película de culto con Avatar. “Inaugurará, tal vez –dice el texto– un nuevo género, creando un imaginario colectivo en el que se reflejará una vez más la fuerza atractiva de los mundos alternativos, una cierta forma de espiritualismo ecológico hoy de moda y el temor, muy difundido, a vivir una verdadera trascendencia”.

    El tercer texto, tomado por LOR de la revista Mondo e Missione (Mundo y Misión) lleva por título “La religión de Pandora” y refiere la opinión de algunos columnistas sobre este tema. El texto cita al comentarista de asuntos religiosos del New York Times, Ross Duhat, quien considera que Avatar presenta “una apología del panteísmo, una fe que hace a Dios igual a la naturaleza, y llama a la humanidad a una comunión religiosa con el mundo natural”.

    Este comentarista, prosigue el artículo, “recuerda que esta visión religiosa es una especie de caballito de batalla del Hollywood más reciente. Para Douthat la opción panteísta de Cameron y de la industria cinematográfica de Estados Unidos en general, sigue a través de este camino porque ‘millones de estadounidenses han respondido a ella de manera muy positiva’”.

    “Y como reconocía –continúa– en el siglo XVIII el filósofo francés Alexis de Tocqueville, ‘el credo estadounidense en la esencial unidad del género humano nos lleva a anular toda distinción en la creación. El panteísmo abre la puerta a una experiencia de lo divino para la gente que no se siente a gusto en la perspectiva escriturística de las religiones monoteístas’”.

    Tras hacer algunas comparaciones de la cinta con la concepción del hinduismo, como que el color azul de los na’vi sea similar al de Shiva –una de sus principales deidades– el artículo sugiere, citando a un blogger estadounidense, que Cameron también podría haber “unido la antigua teología cristiana de la gracia y de la redención a su parábola antiimperialista’. (cuando afirma que llegar a ser un na’vi es volver a nacer)”.

    “El debate, como se ve, está más abierto que nunca”, concluye.

  14. Rolando
    Ene 19, 2010 @ 19:23:53

    Creo que la película además de ser entretenida y sin dejar de tener algunos defectos por cierto, nos da un mensaje más importante que el sólo religioso. En estas críticas observo más temores de unos pocos sectores que solo ven implicancas religiosas, sin embargo la mayoría está de acuerdo en que necesitamos cuidar nuestro hogar, lo primero queda en el morbo de divagaciones y lo segundo trasciende hasta un hogar seguro para las siguientes generaciones: ese es el amor a nuestros semejantes.
    Saludos

  15. pauloarieu
    Ene 20, 2010 @ 00:56:55

    Hola Rolando.
    CUidar nuestro habitat es importante.dtb

  16. pauloarieu
    Ene 22, 2010 @ 01:35:04

    Las depresiones de “Avatar” y el contacto con extraterrestres

    Posted: 21 Jan 2010 08:01 AM PST

    Ha habido mucho tráfico en Internet recientemente ante la noticia de que supuestamente las personas que vieron la película de ciencia-ficción Avatar sufrieron depresiones.

    En la película resultamos seducidos por un mundo fantástico cuyos habitantes alienígenas de color azul viven en una luna al estilo Walt Disney. Se trata de un auténtico jardín del Edén, en donde todos están en armonía con la naturaleza (la película tiene incluso una alusión velada al árbol de la vida del Génesis).

    Si consideramos que al abandonar el cine nos sumergimos en nuestro mundo de asfalto y humo lleno de derroches y excesos contra la naturaleza, tiene cierta lógica sentir una cierta nostalgia y tristeza al recordar el estilo de vida alternativo de la película Avatar.

    Personalmente, no considero nada nostálgica la idea de correr en taparrabos sin tener un iPhone, Internet o una atención médica moderna.

    Existe un sitio web de encuentro para adultos que luchan contra lo que los periodistas han venido a llamar “Depresiones de Avatar” o en inglés “Avatar Blues” aquí con un doble sentido. Sin embargo, el anuncio de que la película refuerza o produce una depresión clínica arroja luz a una seria enfermedad, afirman los expertos médicos.

    Como podía esperarse los medios informativos han resaltado esta interpretación en un
    informe de CNN. La afirmación más como una citada sobre los entusiastas de “Avatar” es: “contemplaría incluso el suicidio si pudiera renacer en un mundo similar a Pandora.”

    El comentario más deprimente que pude encontrar en los foros del sitio avatar-forums.com fue: “no pude evitar llorar en público durante 10 minutos después de ver la película.” Bueno… esto son exactamente los sentimientos que tuve después de presenciar la muerte de la madre de Bambi.

    Sin embargo, crecí.

    ¿Deberían evitarse los encuentros con otras civilizaciones alienígenas?

    Se informó que un hombre taiwanés de 42 años con una historia previa de problemas cardíacos murió de un ataque al corazón por las fuertes emociones que tuvo mientras veía la película.

    Esto me deja con la pregunta de si sucede esto con una historia fantástica sobre vida extraterrestre, ¿qué sucedería entonces sí esto fuera real?

    El mayor dilema es que si existen civilizaciones alienígenas, como la paradisíaca cultura de Pandora, es que pueden carecer de tecnología y por tanto no pueden comunicarse con nosotros. Además llegar hasta allí en el intervalo que dura una vida humana es algo virtualmente imposible.

    Incluso si pudiéramos viajar a alta velocidad a este paraíso, la antropología nos enseña que a menos que una civilización avanzada tuviese consideración de una menos avanzada, sería absorbida ineludiblemente.

    Incluso si recibiesemos mozos una señal SETI inteligente la perspectiva de conocer que no estamos solos en el universo podría ser a la vez apasionante, desconcertante y al mismo tiempo tendría efectos místicos y hasta aterradores para algunas personas. Debido a nuestra cultura “el mensaje” tendría efectos en líderes religiosos.

    Mi suposición es que en una señal alienígena llegaría de muy lejos y habría sido transmitida hace miles de años. Por lo tanto la gente de la calle podría tratarla tan desapasionadamente como los rollos del Mar Muerto, asumiendo que el mensaje tiene un contenido informativo.

    Pero, con toda probabilidad, será sencillamente una señal de adquisición. Podría haber algunas fórmulas matemáticas dentro de la trasmisión. Pero no tendríamos nada tangible para introducirnos dentro de la cultura alienígena: no conoceríamos sobre su biología, arte, música, filosofía, un incluso religión.

    Sus incluso si recibiéramos y descodificar amos una “Wikipedia Galactica,” el premio Nobel de biología George Wald nos advierte sobre ese descubrimiento. “No puedo imaginar una pesadilla tan terrorífica como establecer una comunicación con extraterrestres. Sería una degradación de la iniciativa humana. El pensamiento de que en tuviéramos que conectarnos con una civilización avanzada en una forma parecida a un cordón umbilical no me entusiasma en absoluto, sino más bien todo lo contrario.”

    Considerando la idea de contactar con una cultura utópica y altruista, el astrofísico de Harvard Philip Morrison comenta: “muchas personas hablan de los extraterrestres como si los vieran en el espejo. Pero en realidad nos separan enormes distancias de aquellos que creemos de nuestra especie.”

    El biólogo de Harvard y ganador del premio Pulitzer E.O Wilson nos lo ilustra así: “si dejamos caer un poco de azúcar en el suelo y observamos como las hormigas se arremolinan alrededor de él, podremos comprender mejor el comportamiento de la vida extraterrestre alienígena de lo que cualquier novela de ciencia-ficción nos pueda contar.”

    De todo esto habremos que los dos como Pandora sólo pueden existir en lugares muy muy lejos en el espacio y el tiempo: perdidos para siempre entre 100.000 millones de galaxias más allá de la Vía Láctea.

    “El universo parece ser una región gigantesca desierta y virgen que cualquier huella de vida inteligente, excepto Dios”, comentó el astrónomo Ben Zuckerman.

    Por lo tanto, nuestra condición cósmica es la de un prisionero o encerrado en su celda. Todo lo que podemos hacer es escuchar a alguien golpean el muro. Pero el silencio obtenido hasta la fecha es inquietante.

    Pero tal vez sea bueno para nuestra autoestima.

    ¡Así que anímate!

    Resumen del artículo de Ray Villard “Does Avatar’s lofty world bring you down?”
    Crédito de las imágenes Twenty Century Fox
    http://www.odiseacosmica.com/2010/01/las-depresiones-de-avatar-y-el-contacto.html

    Fuente original
    publicado en Odisea cósmica

  17. pauloarieu
    Ene 24, 2010 @ 02:42:32

    Crítica de cine: “Avatar”

    Posted: 22 Jan 2010 08:00 AM PST

    El otro día el nombre de James Cameron y lo tremendamente espectacular de los trailers de la película complotaron contra mí y me arrastraron a ver “Avatar”, la película de ciencia ficción que está rompiendo en las taquillas. La verdad, no sabía siquiera que contaba con Sigourney Weaver en el reparto, lo cual me hubiera interesado bastante más. La película en sí es un western con los indios como buenos y los casacas azules como malos que evoca sin duda la historia de “Pocahontas”, incluso tras verla me he sentido tan decepcionado, como al ver la adaptación de Disney de dicha historia. Eso sí, hay bastante más en “Avatar” que en aquel bodrio de la factoría del ratón Mickey.

    La historia en sí transcurre en Pandora, una luna rocosa del gigantesco planeta Polifemo. En un documental oí que la estrella que orbita Polifemo es Próxima Centauri, lo cual explica la física del viaje. Tardan cinco años en llegar de la tierra a Pandora, con lo cual el viaje parece ser a velocidad sublumínica. Lamentablemente no recuerdo que estos aspectos reciban la menor explicación a lo largo de la película. Los protagonistas son empleados de una malvada megacorporación (todas las megacorporaciones de todas las películas americanas son malvadas, no busquemos una excepción) que ha conseguido una tecnología para trasladar la conciencia de un cuerpo humano a lo que llaman un híbrido, que en realidad es una réplica de los miembros de la raza inteligente nativa de Pandora, los na´vi. Así, el protagonista pasa de ser un parapléjico a controlar uno de esos magníficos cuerpos, por supuesto muy superiores a los humanos. Más grandes, más fuertes, más ágiles, más equilibrados…

    A partir de aquí, la coherencia de la historia se esconde debajo de las butacas del cine en pro del mensaje político habitual: ecologismo, antimilitarismo, anticapitalismo. ¡Qué horror! Estoy francamente harto de que el cine de EEUU me venda lo malo malísimo del capitalismo y las bondades del ecologismo. Prácticamente todas las cuestiones argumentales importantes están teñidas por “qué malos son los de la megacorporación, que gente más egoísta” y “que buenos son los na´vi, que viven en armonía con la naturaleza”. Lo más idiota es la “conexión USB” que comparten todos los seres del planeta. Todos tienen un apéndice que se puede conectar con cualquier otro ser vivo. Además, las plantas están conectadas entre sí componiendo una especie de mente colmena. Vamos, el sueño erótico de uno de esos ecologistas que creen a pies juntillas en la hipótesis de Gaia.

    En resumen es una película de buenos y malos predecible de principio a fin, aunque no se puede negar que la trama es extraordinariamente fluida y los efectos especiales son francamente vistosos. Bueno, efectos especiales por llamarlos de alguna manera, ya que la mayor parte de la película es animación, con lo que muchos actores se estarán preguntando si van a ser prescindibles en un futuro más o menos próximo. En resumen, una tontería bastante entretenida y absurdamente pretenciosa. Y con el éxito que han tenido me temo que amenazan con más. ¡Qué cruz!

    Escrita por: Fernando Perla Hernández
    Imágenes: Crédito Twenty Century Fox
    Publicado en Odisea cósmica
    ¡Suscríbete Ya!

  18. pauloarieu
    Ene 24, 2010 @ 13:16:21

    “Avatar”: misantropía en tres dimensiones

    Fuente: Spiked
    Fecha: 8 Enero 2010

    En una crítica publicada en Spiked, Steve Bremner sostiene que la última película de James Cameron es técnicamente asombrosa, pero trasmite una deprimente y simplista idea de la humanidad.

    Bremner recuerda que en las dos últimas décadas “Hollywood ha producido muchos films en los que la humanidad hace el papel de malo de la película: los animales son amenazados por avariciosos y rapaces seres humanos (Happy Feet); el hombre es presentado como el desencadenante del caos climático en el mundo (The Day After Tomorrow); la ciencia es la amenaza para los sentimientos humanos (I Robot)….”.
    El propio Cameron ha reflejado este desencanto con la humanidad en otros films anteriores (Alien, The Abyss, The Terminator). “Cameron tiene un historial de director que usa la más sofisticada tecnología de la sociedad moderna e industrial para poner por los suelos el desarrollo que le permite ejercer su oficio”, dice Bremner.
    En Avatar la misantropía de Cameron alcanza un nuevo nivel de anti-humanismo, asegura el crítico. ”El protagonista principal, y héroe, está tan desencantado con la humanidad que literalmente reniega de su propia especie”, para unirse a los aborígenes Na’vi.
    Para que la audiencia se persuada de que es legítimo que un ser humano se una a otras especies y comience a matar a otros hombres, Cameron echa mano de tres recursos de ficción. Primero, los mineros y mercenarios que desembarcan en el planeta Pandora van con un propósito genocida y explotador, lo que indica que el hombre no ha cambiado desde la época de las exploraciones y grandes conquistas. “Incluso hay una sugerencia bastante explícita de que los humanos están actuando como hicieron los colonizadores de América y que los Na’vi, cuyas armas principales son arcos y flechas, son los equivalentes a los nativos americanos. Aquí se presenta a la humanidad como si no hubiera aprendido nada del pasado y como si fuera inherentemente salvaje frente a todo lo que no comprende de inmediato”.
    En segundo lugar, la colectividad de los Na’vi se describe como una armoniosa sociedad tribal, “una especie de primitiva utopía donde cada uno sabe cuál es su lugar y donde no existe el conflicto social. Una idea central del film es que también viven en plena armonía con el planeta, armonía que, naturalmente, los hombres destruyen.”
    Un tercera suposición es que “el planeta Pandora tiene conciencia”. “Este idea refleja el concepto ‘verde’ de Gaia: es decir, la creencia en que todos los seres están conectados en una conciencia y que dañar a uno de ellos perjudica al organismo total. El film presenta esta idea incluso de modo más explícito haciendo que los extraterrestres sean capaces de conectar físicamente sus mentes con los animales y las plantas del planeta. Los humanos, por el contrario, son los que amenazan este paraíso ecológico, como una especie de plaga interplanetaria.”
    “Es difícil imaginar –concluye Bremner– cómo Cameron, la productora y todos los que han hecho el film pueden sentirse a gusto con este mensaje de que la humanidad está sobrestimada, sobre todo cuando su trabajo y su pródigo estilo de vida se basan en el desarrollo y el progreso que Avatar denigra. Pero hay que tener ene cuenta que el mensaje del film se dirige, no a las elites supuestamente responsables, sino a las por lo visto destructivas masas que van al cine”.

    fuente bibl:
    http://www.aceprensa.com/articulos/2010/jan/08/avatar-misantropia-en-tres-dimensiones/

  19. pauloarieu
    Feb 03, 2010 @ 10:32:56

    CINE: CRITICA
    Una pantalla al mundo nuevo
    Crítica “Avatar” James Cameron entrega un filme de ciencia ficción en 3D impactante y técnicamente revolucionario.
    Por: Diego Lerer

    LAS CRIATURAS DE PANDORA LOS NA’VI SON LOS HABITANTES DE UN PLANETA AMENAZADO POR LA LLEGADA DE LOS SERES HUMANOS.

    Cuando se pensaba que James Cameron no podía apostar a hacer algo más grande que Titanic -o que había perdido la razón en el intento-, doce años después de aquel éxito aparece Avatar, una película que deja, al menos en tamaño, a aquel clásico como un filme pequeño … y hasta es probable que lo supere también en taquilla.

    Cameron tenía todo servido para el gran fracaso: el tiempo transcurrido hacía pensar que se había enredado en una lucha tecnológica imposible y los adelantos vistos con las criaturas azules que pueblan el filme (los Na’vi, habitantes del planeta Pandora) eran risibles. Pero no hay más que calzarse los anteojos 3D, sentarse frente a la pantalla y las dudas desaparecen: Cameron está de vuelta. Y su regreso es más que bienvenido.

    Avatar cuenta una historia simple y de manera bastante tradicional, al punto que definirla como “Danza con lobos en el espacio” no es tan reduccionista como suena. El filme se centra en Jake Sully, un marine lisiado (Sam Worthington) enviado a Pandora en una misión especial: reemplazar a su hermano gemelo, un científico que ha muerto, como parte de un equipo de investigación en la cultura Na’vi. La forma de hacerlo es a través de un “avatar”: el hombre se coloca en una camilla, su ADN es transportado al cuerpo inerte de un nativo y así puede ingresar a la increíble “caja/mundo” de Pandora.

    Pero, como Jake es marine, los militares apostados allí quieren utilizarlo para otro fin: convencer a los Na’vi de dejar su tierra ya que debajo del gigantesco árbol que les sirve de “hogar” hay una importante reserva de unobtanium, valioso material que quieren llevarse.

    Tras una serie de accidentes (cuando Sully pasa a su cuerpo azul y gigante se entusiasma con la posibilidad de correr), su avatar termina con los Na’vi, entra en su asombroso mundo (una mezcla de selva amazónica con pecera psicodélica que contiene la flora y la fauna más extravagante jamás vista) y, a lo largo del filme, deberá debatirse entre cumplir su misión militar o la científica.

    En el medio habrá espacio para una épica romántica (Sully se enamora de la Na’vi Neytiri), una bélica (será inevitable la batalla y la invasión militar), un recorrido geográfico-cultural (Neytiri le muestra a Sully, y a nosotros, los hábitos, costumbres y criaturas de Pandora y sus habitantes) y un combate entre varios mundos: el de la ciencia (con Sigourney Weaver a cargo del programa), el militar (con Stephen Lang como el comandante invasor, un Bush con esteroides) y el espiritual/ecológico que profesan los habitantes de Pandora, conectados a la “Madre Tierra” de una manera, digamos, inusual.

    Más allá del aspecto “virtual” de Sully que lo obliga a una extraña doble vida, hay muy poco en Avatar que escape a la estructura tradicional de un western o un filme bélico. Podrían hacerse lecturas del filme como una crítica a la política invasora de los Estados Unidos (de Irak para atrás, toda comparación funciona), tanto en lo militar como en lo cultural (“¿qué podemos ofrecerle a ellos? -se pregunta Jake en su videodiario-. ¿Jeans y cerveza light?”), al punto que uno se pregunta si lo que sucede en la Tierra, paralelamente (corre el año 2154), no se parecerá al futuro visto en Terminator.

    Lo que sí es diferente, revolucionario en el sentido de iniciar un cambio tecnológico clave, es su formato tridimensional y sus personajes digitales. En el primer caso, Avatar es un triunfo absoluto. Cameron ha creado un 3D inmersivo que permite al espectador ser casi otro “avatar” de todo el proceso, un participante más del asombroso universo de un filme hecho en base a incontables transferencias (psicológicas, físicas, metafóricas). Y lo hace casi sin apelar a los trucos de lanzar objetos al espectador: el 3D en Avatar engorda la pantalla, le otorga volumen, la expande. Cameron sabe que hay mucho en el cuadro para observar y tiene la discreción (o el clasicismo narrativo) de, más que tirárnoslo por la cabeza, hacernos entrar como en un encantamiento.

    Donde la película no termina de “revolucionar” es en el tema de los personajes digitales. Los Na’vi son un gran paso en ese camino, pero sigue habiendo algo indescifrable en ellos y resulta complicado meterse emocionalmente en la historia de la misma manera que se lo haría con actores. Sin embargo, el poder narrativo de Cameron es tal que, al ver el filme más de una vez, uno empieza a olvidar esa extrañeza y logra compenetrarse con esas criaturas gigantes, más allá de que se los pinte con un dejo de condescendencia (o inocencia, o decisión política) y un tufillo new-age.

    Avatar es un cúmulo de contradicciones. Una película ecologista y defensora de la naturaleza hecha casi toda digital, virtual. Un filme sobre el respeto a la identidad cultural de los pueblos que aterriza en los cines de todo el mundo a la manera de un ejército invasor. Una apuesta a una revolución técnica armada con una estructura narrativa propia de la literatura del siglo XIX. Una épica de motivos cristianos para una película que abraza una suerte de panteísmo científico. Y así se podría seguir al infinito.

    Sin embargo, todas esas contradicciones, más que arruinar la experiencia, la expanden, enriquecen sus lecturas. Sí, es una película con momentos y escenas cursis, con otras prestadas (de King Kong, Matrix, Pocahontas, El Rey León, Tarzán… Los pitufos y se podría seguir, interminablemente) y una buena cantidad de autocitas (Terminator y Aliens en lo audiovisual; El abismo en lo filosófico). Pero su poderío visual y narrativo procesa todo ese material sin fagocitárselo, sin llevárselo por delante. Cameron cuenta, seduce, involucra e impacta. Por momentos exagera y se le va mano, es cierto, pero en tiempos de entretenimientos que se esfuman en el momento en que la pantalla se pone en negro, uno agradece y celebra el exceso.«

    643
    millones de dólares llevaba recaudados “Avatar” en todo el mundo hasta el lunes, en sólo doce días.

    Ficha:

    Avatar

    ciencia ficcion (EE.UU., 2009) 168′ SAM 13 direccion James Cameron interpretes Sam Worthington, Zoe Saldana salas Hoyts, Cinemark, Dot, IMAX estreno del viernes.

    Muy buena
    Clarin suplemento espectaculos 31 diciembre 2009 Una pantalla al mundo nuevo (ver Aca)

  20. pauloarieu
    Feb 22, 2010 @ 03:22:24

    Avatar es una película de ciencia ficción, escrita, producida y dirigida por James Cameron, tuvo su estreno mundial en Londres, y la industria cinematográfica miraba atentamente para ver si igualará el éxito de la supertaquillera producción del mismo director, “Titanic”.

    Se ha dicho que la épica en tercera dimensión sobre humanos que asumen forma extraterrestre para explorar un mundo distante es una de las más caras que se haya realizado, con un presupuesto superior a los 200 millones de dólares que costó “Titanic”. Usa una tecnología digital innovadora para crear efectos especiales vertiginosos.
     
    Sin duda, uno de los alicientes fundamentales de la cinta es su formato 3D, que hará que nos metamos de lleno en esta historia de extraterrestres, guerras y amor.
     
    Te invitamos a consultar nuestra cartelera: Pulsa aquí para consultar cartelera
     
    Avatar:
    Sinopsis.-En el pasado, Jake Sully (el cual es interpretado por el actor Sam Worthington), un marine veterano de guerra y herido en combate que queda parapléjico, es seleccionado para participar en el programa Avatar, el cual le haría poder volver a caminar. Así, Jake es trasladado a la luna de un planeta recién descubierto, Polythemis, cuya luna es llamada Pandora, en donde se exhibe una asombrosa diversidad, hermosa y al mismo tiempo mortal. Está habitada por los Na’vi, una raza humanoide con su propia lengua y cultura. La raza humana se encuentra en guerra con los indígenas. También es un mundo que alberga una enorme cantidad de tesoros y recursos. La mente de Jake y de otros soldados es trasladada a los cuerpos de unos Na’vi creados genéticamente (avatares), para que así puedan infiltrarse en las líneas enemigas. Con el tiempo, Jake se enamora de una hembra Na’vi, Neytiri, y es aceptado por su clan; cuya consecuencia será decidir su lugar en la guerra épica entre humanos y Na’vi, que decidirá el futuro de un mundo entero.
    http://www.periodicosintesis.com.mx/noticias/53753/Conoce-mas-sobre-Avatar-la-pelicula

A %d blogueros les gusta esto: