La partícula que Dios no quiere que descubramos


La partícula que Dios no quiere que descubramos

1 lhc

Times online
18 de octubre 2009

Traducido por chemtrails sevilla

¿Podría el LHC ( Gran colisionador de hadrones) estar saboteando su propio futuro, como dicen algunos físicos?

Explosiones, científicos detenidos por presunto terrorismo, averías misteriosas – recientemente el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) ha comenzado a parecerse  un experimento desdichado.

¿Es realmente nada más que mala suerte o hay algo más extraño? Dicha especulación en general, pertenecen a los lunáticos, pero los científicos serios han comenzado a sugerir que la frecuencia de los accidentes y los problemas del CERN es mucho más que una coincidencia.

El LHC, sugieren, puede estar saboteando el futuro, torciendo el tiempo para generar una serie de reveses científicos para evitar que la máquina cumpla con su destino.
A primera vista, esta teoría se adapta cómodamente a la de un chiflado que vincula el arranque del LHC con desastres terribles. El más conocido es que el acelerador de partículas de 3 billones de Libras podría dar lugar a un agujero negro capaz de tragarse la Tierra cuando se ponga en marcha. Los científicos disfrutan riéndose de ésto.

Esta vez, sin embargo, su ridículo ha sido más bien silenciado – porque la idea de viajar en el tiempo ha llegado de dos físicos distinguidos que lo han respaldado con matemáticas rigurosas.

Lo que Holger Bech Nielsen, del Instituto de Niels Bohr en Copenhague, y Masao Ninomiya del Instituto de Yukawa de la Física Teórica en Kyoto, sugieren es que el boson de Higgs, la partícula que los físicos esperan producir con el colisionador  podría ser “detestable a la naturaleza”.

¿Qué significa eso? Según Nielsen, significa que la creación del bosón en algún momento en el futuro produciría entonces una ondulación hacia atrás en el tiempo para poner fin a lo que fuera que lo hubiera creado, en primer lugar.

Esto, dice Nielsen, podría explicar por qué el LHC se ha visto afectado por contratiempos que van desde una explosión durante su construcción seguido de otra gran explosión que supuso una segunda puesta en marcha. También la detención de un físico destacado por sus presuntos vínculos con Al-Qaeda.

La idea de Nielsen se ha comparado a la de un hombre que viajaba a través del tiempo y matara a su propio abuelo. “Nuestra teoría sugiere que cualquier máquina tratando de hacer el bosón de Higgs tendrá mala suerte”, dijo.

“Se basa en las matemáticas, pero se puede explicar diciendo que Dios  odia a las partículas de Higgs y por eso intenta evitarlas.”

Sus advertencias llegan en un momento delicado para el CERN, que está a punto de hacer su segundo intento de encender el LHC. La idea es acelerar protones a casi la velocidad de la luz alrededor de la pista circular de 17 millas  para  luego romperlos todos juntos.

En teoría, la máquina va a crear réplicas pequeñas de la explosión primordial “gran” bola de fuego que se cree fue la creación del universo. Pero si Nielsen y Ninomiya tienen razón, esta última acumulación, inevitablemente, llegaremos a ninguna parte, al igual que los que vienen después – hasta que finalmente el CERN sea abandonado por completo.

Esto, por supuesto, está lejos de ser el primer susto relacionado con el LHC. Durante los años ha sido el blanco de  protestas, la especulación salvaje y mandamientos judiciales.

Los escritores de ficción, naturalmente, han aprovechado el tema. En Ángeles y Demonios, Dan Brown se establece un plan diabólico en el que la Ciudad del Vaticano está amenazado con la aniquilación de una bomba sobre la base de la antimateria robada del CERN.

Blasfemia, una novela de Douglas Preston, el autor del best seller de ciencia ficción, se basa en temas similares, con una historia sobre un físico loco que quiere utilizar un acelerador de partículas para comunicarse con Dios. El físico puede ser estadounidense y la máquina situada en los Estados Unidos, en lugar de Suiza, pero los vínculos son claros.

Hasta cinco, el canal de televisión, emite flashforward, una serie estadounidense basada en la novela de Robert Sawyer del mismo nombre, hace que la población de la Tierra se desmaye durante dos minutos experimentando visiones de su futuro . Esto les da una oportunidad de cambiar ese futuro.

Los científicos normalmente odian ver sus ideas pervertidas y retorcidas por  ignorantes, pero en los últimos años muchos físicos han aprendido que el LHC se ha convertido en una parte de la cultura popular. CERN incluso alienta a los cineastas para utilizar la máquina como un telón de fondo para sus producciones, a menudo sin que los liquide.

Nielsen presenta un dilema. En caso de que el tratamiento de sus sugerencias como realidad o ficción? La mayoría quiere despedir de él, pero su situación significa que tienen que ofrecer algún tipo de base científica y de refutación.

James Gillies, un físico de formación que dirige el departamento de comunicación del CERN, dijo que la idea de Nielsen fue una teoría interesante “, pero sabemos que no sucederá en la realidad”.

Explicó que si las predicciones de Nielsen son correctas entonces todo lo que iba a parar el LHC  también lo haría con los rayos de gran energía que golpean la atmósfera. Desde que los científicos pueden detectar directamente muchos de estos rayos l, “Nielsen debe estar equivocado”, dijo Gillies.

Él y otros también creen que, si bien estas ideas tienen un elemento de diversión, corren el riesgo de distraer la atención de las ideas mucho más sorprendente que el LHC abordará una vez que se ponga en marcha.

El bosón de Higgs, por ejemplo, se piensa dar a los demás elementos de su masa, sin los cuales la gravedad no podría trabajar. Si el LHC encuentra el bosón de Higgs,  abriría la puerta a la solución de todo tipo de otros misterios sobre los orígenes y la naturaleza de la materia. Otra línea de investigación tiene por objeto detectar la materia oscura, que se cree representan cerca de un cuarto de la masa del universo, pero hecha de un tipo de partículas que hasta ahora ha resultado imposible de detectar.

Sin embargo, quizá la más extraña de todas las aspiraciones del CERN para el LHC es investigar las dimensiones extra del espacio. Esta idea, conocida como la teoría de cuerdas, sugiere que hay muchas dimensiones más espacio que las cuatro que podemos percibir.

En la actualidad, estas otras dimensiones están ocultas, pero rompiendo los protones juntos en el LHC podría producir anomalías gravitacionales, efectivamente pequeños agujeros negrso, que revelen su existencia.

Algunos físicos sugieren que con los miles de millones de libras que se han gastado en el equipo para probar estas ideas, hay poca necesidad de inventar historias sobre sabotajes y viajes en el tiempo.

La historia demuestra, sin embargo, que no es prudente descartar demasiado rápido las ideas que son inicialmente visto como ciencia ficción. Peter Smith, un historiador de la ciencia y autor de Doomsday Men,  analiza los vínculos entre la ciencia y la cultura popular, señala que lo que comenzó como la ciencia ficción a menudo se ha convertido en la inspiración de grandes descubrimientos.

“Incluso la idea original de la ‘bomba atómica’ en realidad no procedía de los científicos, sino de HG Wells en su novela de 1914 The World Set Free”, dijo.

“Un científico llamado Leo Szilard leyó en 1932 y le dio la inspiración para elaborar las modalidades para iniciar la reacción nuclear en cadena necesaria para construir una bomba. Así que la bomba atómica tiene algunas de sus orígenes en la literatura, así como la investigación “.

Algunos de los principales investigadores del CERN Nielsen también tienen al menos un poco en serio. Brian Cox, profesor de física de partículas en la Universidad de Manchester, dijo: “Sus ideas son teóricamente válidas. Lo que está haciendo es estar jugando en el borde de nuestro conocimiento, que es una buena cosa.

“Se está señalando que no tenemos aún una teoría cuántica de la gravedad, por lo que aún no han probado rigurosamente que el envío de la información en el pasado no es posible.

“Sin embargo, en caso de que viajeros en el tiempo rompan la sald de control del LHC y saquen el enchufe de la pared, entonces me remetiré al artículo que apoya la teoría de Nielsen que escribí en 2025.”

Este fin de semana, el interés en sus teorías continuó creciendo, Nielsen fue el sonido más cauteloso. “Estamos seriamente proponiendo la idea, pero es una teoría ambiciosa, eso es todo”, dijo. “Ya sabemos que no es muy probable que sea cierto. Si el LHC en realidad descubre el bosón de Higgs, supongo que tendremos que pensar de nuevo “.

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. alejandro vila letelier
    Dic 02, 2009 @ 13:45:03

    muy bueno, articulo ,muy bueno

  2. pauloarieu
    Dic 02, 2009 @ 13:55:11

    que bueno te haya gustado.Saludos

A %d blogueros les gusta esto: