Responsabilidades del cristiano frente al estado

Responsabilidades del cristiano frente al estado

Recientemente el Pastor Daniel Brito nos alertaba en su blog de la activa y exitosa campaña que las fuerzas alineadas contra la libertad de religión vienen llevando a cabo en este país. Como bien lo dijo el pastor, en realidad el blanco en la mira no es la religión sino el Cristianismo. Estos militantes no tienen problemas con el islam, el Dalai Lama, los liberales religiosos ecuménicos del Concilio Nacional de Iglesias, o los lunáticos sectarios de diferentes clases. El artículo en cuestión nos informaba del último incidente de una larga lista en los últimos años y que es digno de la peor pesadilla, ¡dos funcionarios de una escuela en el estado de Florida enfrentan cargos criminales por levantar una oración durante un homenaje público! ¡Con razón el pastor tituló su informe, “Hasta donde hemos llegado en este país”!

Tomando en cuenta que estamos viviendo en tiempos postcristianos y definitivamente peligrosos, los creyentes debemos repasar cuáles son los parámetros bíblicos que marcan nuestra relación con el estado. Ya no podemos pretender o suponer que América sera siempre un tierra de libertad. El gobierno gradualmente va cercenando nuestros derechos y libertades. Si hace 100 años alguien hubiera pronosticado que llegaría el día en que el gobierno declararía ilegal el ejercicio de actividades religiosas en las escuelas y lugares públicos, la respuesta hubiera sido, “Eso nunca ocurrirá”. Hoy por hoy, podemos lamentar, “¿Por qué ha ocurrido aquí?”

La pregunta anterior no es difícil de contestar: Los humanistas seculares controlan hoy los medios de comunicación, el gobierno y la educación. ¿Qué es el humanismo secular? Es una filosofía que dice que “el hombre es la medida de todas las cosas”. El hombre es su propio dios. No hay un Dios supremo que nos creó. Evolucionamos fortuitamente, por azar. No hay valores éticos absolutos. El estado legisla en asuntos morales y éticos mediante el uso de poder arbitrario. Su valor como ser humano es directamente proporcional a la forma en que usted es útil al estado.

El sueño de estos humanistas, actualmente en posiciones de gobierno con Obama a la cabeza, es eliminar nuestras libertades políticas y religiosas. En su delirio, piensan que un grupo elitista debe controlar la nación. Cualquier individuo o grupo, sea económico, religioso, politico o educacional que no adhiera al credo humanista debe ser reprimido y en última instancia exterminado. El estado será la suprema autoridad en todas las cosas. Si usted se opone a esto, ya sea enseñando el cristianismo a sus hijos, oponiéndose al aborto, la eutanasia, la agenda homosexual, etc., usted pertenece a la clase de los retrógrados sin esperanza de conversión al humanismo y por lo tanto debe ser reprimido. ¿Es éste el futuro cercano en los EEUU?

¿Cuál debe ser la actitud del creyente frente al estado? Antes de explicarla sistemáticamente corresponde enfatizar que nuestra prioridad debe ser nuestra ciudadanía celestial (Fil. 3:20; He. 11:13-16), en oposición directa a actitudes como el nacionalismo (“mi país primero, no importa si estamos equivocados”), y el nacionalismo racial (estilo Alemania de Hitler).

Ahora, nuestras responsabilidades:

1) Orar por nuestros líderes (1 Ti. 2:1-2)

2) Pagar los impuestos (Ro. 13:6)

3) Respetar a las autoridades y sus representantes (Ro. 13:7; 1 P. 2:17)

4) Obedecer las leyes válidas (1 P. 2:13-17)

5) Apoyar la ley y el orden (1 Ti. 2:2)

6) Predicar y actuar en favor de la libertad (derechos religiosos, civiles, etc.)

7) Obedecer las ordenanzas (saludar la bandera, acatar llamados al ejército, etc) (1 P. 2:13)

8) Elegir personas honestas a los puestos de gobierno (votar, hacer campaña, etc.)

9) Emplear todos los medios legales para asegurar la libertad y/o protección de los ciudadanos (Hch. 22:25-29; 25:11)

10) Predicar el evangelio a los líderes (Mt. 28:19)

11) Involucrarse en la defensa de nuestro país (física o intelectualmente) cuando la nación lleva a cabo una guerra justa (Jue. 2:16; 3:12-30)

12) Estar preparados para trabajar con el fin de derrocar un gobierno dictatorial o luchar contra un poder extranjero que invade nuestro país. Cuando un gobierno no funciona de acuerdo a Romanos 13:1-5, ese gobierno ya no puede considerarse como ordenado por Dios. Esto es particularmente importante si el gobierno persigue a la Iglesia. Un buen ciudadano cristiano debe levantarse contra este tipo de gobierno corrupto. <>

Pablo Santomauro

Anuncios

COLOSENSES

COLOSENSES

Introducción

LA IGLESIA DE COLOSAS

Colosas era una ciudad pequeña y de poca importancia en los tiempos romanos (una “pequeña ciudad”, según un escritor contemporáneo, Strabo), aunque disponía de una próspera producción lanera en los siglos V y IV a. de J.C.a. de J.C. Antes de Jesucristo Estaba situada en el valle del río Lico, a unos 160 km.km. Kilómetro(s) al este de Efeso, y junto con Laodicea y Hierápolis pertenecían a la provincia romana de Asia.

Colosenses 1:20 Parte 1

Colosenses 1:20 Parte 1

Col 1:20  y por medio de El reconciliar todas las cosas consigo, habiendo hecho la paz por medio de la sangre de su cruz, por medio de El, repito, ya sean las que están en la tierra o las que están en los cielos.

1.- Que reconciliacion es esta?

2.- Cuales son todas las cosas?

3.- Cuales son esas cosas de los cielos y de la tierra?
4.Conclución

Colosenses 1:20

  • La Biblia de las Américas (© 1997 Lockman)

y por medio de El reconciliar todas las cosas consigo, habiendo hecho la paz por medio de la sangre de su cruz, por medio de El, repito, ya sean las que están en la tierra o las que están en los cielos.

Indignación por masacre de cristianos permitiría positivo cambio legal en Pakistán

Indignación por masacre de cristianos permitiría positivo cambio legal en Pakistán

Posted: 12 Aug 2009 07:16 AM PDT

6a00e54fce1e9188340120a51ca13e970c-500wi

El Pontificio Consejo para los Laicos

La indignación pública sin precedentes por la ola de ataques en Pakistán, que dejó ocho cristianos asesinados, ha impulsado la esperanza de cambios urgentes para proteger a los grupos minoritarios.

En los últimos días los medios de todo el país han dado amplia cobertura a la masacre de Punjab Gojra, y las sucesivas protestas, huelgas, vigilias de oración y visitas de distintas autoridades, incluyendo al Primer Ministro de Pakistán, Yousuf Raza Gilani, quien anunció una revisión de las leyes sobre el trato a las minorías religiosas.

El Obispo de Faisalabad, diócesis donde ocurrieron los ataques, Mons. Joseph Coutts, declaró a la asociación Ayuda a la Iglesia Necesitada que ésta es una rara oportunidad para que el gobierno de Pakistán introduzca cambios a las leyes.

“Este es exactamente el momento adecuado para que el gobierno revise las leyes sobre la blasfemia. En cualquier otro momento, habría una reacción en contra argumentando la necesidad de proteger el honor del Islam y del Profeta Mahoma, pero ahora la gente puede ver muy claramente los problemas que causan las leyes – sobre todo si son mal utilizadas”, indicó. Sin embargo, aclaró que ” por sí sola, la modificación de la ley no es suficiente.

Necesitamos un cambio radical en las actitudes para que la gente ya no reaccione de manera emocional cuando sienta que no le demuestran el respeto debido a su religión”.

“Lo que hemos presenciado durante estos últimos días podría animar a la gente a pensar de forma diferente para que no reaccione de manera emocional tan rápidamente, en lugar de dar tiempo para que las autoridades judiciales puedan investigar las denuncias”, indicó.

radiocristiandad.wordpress.com

Argentina: Menos católicos en medio siglo y un avance evangélico, aunque no tanto

Argentina: Menos católicos en medio siglo y un avance evangélico, aunque no tanto

Posted: 12 Aug 2009 07:47 AM PDT

El 76,5% es católico, mientras un 11 por ciento es indiferente a la religión. Un 9% profesa algún culto evangélico, 1,2% pertenece a los Testigos de Jehová, y un porcentual similar se divide entre judíos, islámicos y espiritistas. El 0,9 es mormón.

El retorno a la democracia en 1983 abrió el camino a creencias nuevas en el país, aunque la secularización de la sociedad no se manifiesta en las políticas estatales, que privilegian a la Iglesia católica, afirmó en el capítulo dedicado a la Argentina “El atlas de las religiones”.

La publicación en castellano, editada por “Le Monde diplomatic” edición Cono Sur, reveló que en los últimos 48 años se verificó el crecimiento de la pluralidad con un aumento significativo del mundo evangélico y de los indiferentes religiosos, particularmente en sectores empobrecidos.

El Altas graficó mediante un mapa la encuesta sobre creencias y actividades religiosas realizada en 2008 por el CONICET, que determinó que 9 de cada 10 argentinos dijo creer en Dios, aunque no asiste habitualmente a oficios de culto ni expresa sentido de pertenecía a las Iglesias.

Ese relevamiento precisó que el 76,5 por ciento de los encuestados, mayores de 18 años, dijo ser católico, porcentual que decayó 14 por ciento en casi medio siglo, mientras un 11 por ciento es indiferente a la religión.

En tanto, 9 por ciento profesa algún culto evangélico, 1,2 por ciento pertenece a los Testigos de Jehová, y un porcentual similar se divide entre judíos, islámicos y espiritistas. El 0,9 restante es mormón.

La obra apeló a un cuadro estadístico para mostrar cómo la sociedad argentina enfrenta “complejos procesos de desinstitucionalización religiosa, individuación y recomposición de creencias”.

En este sentido, reflejó que aun cuando un importante núcleo compuesto por 23,8 por ciento de la población dijo participar muy frecuentemente de las ceremonias religiosas, el 76 por ciento de los argentinos confesó concurrir poco o nunca.

Una amplia mayoría declaró “relacionarse con Dios sin intermediarios” y “ser religiosa a su manera”.

En una nota firmada por el filósofo Fortunato Mallimaci se destacó el hecho de que el 68,6 por ciento de los católicos dijo estar a favor de la educación sexual en las escuelas, el uso de anticonceptivos o el aborto, evidenciando “una fuerte presencia de católicos que no se identifican con las normas que la institución proclama”.

“Esta secularización de la sociedad no se manifiesta en el Estado y la sociedad política donde la institución católica sigue manteniendo privilegios de ‘religión oficial’ y nutre vínculos estrechos con el poder político, mediático y empresarial. Los partidos políticos buscan legitimidad religiosa y las autoridades religiosas buscan legitimidad partidaria”, advirtió Mallimaci en la publicación.

Según se explicó en el editorial y otros artículos, el Atlas de las Religiones, que no se circunscribe al caso argentino, intenta “descifrar” mediante mapas y cuadros estadísticos la representación y evolución histórica de cada credo en el mundo, y “comprender” la complejidad el hecho religioso.

Asimismo, trazó un panorama de las grandes religiones planetarias, comparó el papel de la mujer en cada creencia, detalló cómo se vive la fe en “todos los países”, e incluyó varios artículos de opiniones, entre otros una reflexión del teólogo brasileño Leonardo Boff sobre “La mística popular de América Latina”.

Fuente: VR

radiocristiandad.wordpress.com