Un grupo de científicos norteamericanos descifran el genoma del SIDA

Un grupo de científicos norteamericanos descifran el genoma del SIDA

Posted: 07 Aug 2009 12:22 PM PDT

sidaLamentablemente, si tuviésemos que hacer un raconto, siempre son más las malas nuevas para dar que las buenas, sin embargo, esta semana la tortilla se dio vuelta por suerte y me alegra muchísimo que entre tanta muerte, malaria y ataque a los bolsillos que mayormente damos y hablamos, la semana la podamos terminar con una muy buena noticia que tiene que ver con la posibilidad de seguirles dando esperanzas a miles de personas alrededor del mundo.

Y una vez más, para no variar, no es ni un político, ni un ministro, ni un gobernante el origen y la razón de la sonrisa, sino un grupo de científicos de la Universidad norteamericana de Carolina del Norte cita en Chapel Hill, los que más se ocupan en darle una mayor calidad y esperanza de vida a aquellos que más lo necesitan, revelando el genoma del virus del SIDA, hecho que sin dudas, afirman, era vital para atacar a la afección con mayor justeza y precisión.

Si bien hasta hoy inclusive, el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) sigue siendo incurable, este importantísimo logro de descifrar su mapa completo, permitirá, por un lado. conocer mejor cómo actúa el virus y por otro lado, desarrollar una nueva ola de medicamentos que a largo plazo resulten altamente efectivos contra este mal incurable.

El principal hallazgo fue el encuentro de diversas estructuras y estrategias hasta ahora desconocidas y que son las que en definitiva le permiten al virus replicarse dentro del organismo, por eso, la revelación resulta tan pero tan importante para la ciencia per se, para seguir reafirmando su trascendencia como principal recurso a la hora de tener que resolver los principales problemas objetivos que se suscitan en el mundo, pero también para la medicina, quien probablemente, a partir de ahora tenga nuevas armas para combatir esta tremenda enfermedad que se sigue cobrando miles de víctimas por año.

Sin querer pecar ahora de pretenciosa, mi profundo deseo es que esto ahora de lugar a una nueva instancia para avanzar en la cura de una de las enfermedades más mortales de las últimas décadas.

Foto: abciencia

Fuente: PeriodismoenlaRed.com – Un grupo de científicos norteamericanos descifran el genoma del SIDA.

El Papa reclamó por “el escándalo de pobreza e inequidad en Argentina”

El Papa reclamó por “el escándalo de pobreza e inequidad en Argentina”

Posted: 07 Aug 2009 08:10 AM PDT

Ya no se habla de caridad, sino de solidaridad, que no son sinonimos….

Benedicto_XVI

La Iglesia ya había dicho que hay más pobres de los reconocidos por el Gobierno.

Benedicto XVI se dirigió a los organizadores de la colecta anual de Cáritas.

Semanas después de que la Iglesia expresara que en los últimos tiempos aumentó la cantidad de personas pobres, el papa Benedicto XVI pidió esfuerzos para “reducir el escándalo de la pobreza y la inequidad social en la Argentina”, en un mensaje que difundió el nuncio apostólico monseñor Adriano Bernardini.

El mensaje del Papa llegó a los colaboradores de la colecta “Más por menos”, organizada todos los años por la Iglesia católica argentina y cuya cuadragésima edición se realizará el mes próximo bajo el lema “Más solidaridad por menos exclusión”.

Semanas atrás, el titular de la comisión episcopal de Pastoral Social de Argentina, el obispo Jorge Casaretto, sostuvo que la pobreza aumentó y afecta al 40 por ciento de la población, mientras que los datos oficiales señalan que hay un 15 por ciento de pobres.

Benedicto XVI también expresó: “El Santo Padre alienta a los cristianos y a quienes participen de la colecta a un esfuerzo solidario que contribuya a reducir el escándalo de la pobreza y la inequidad social, dando así cumplimiento a las exigencias evangélicas que exhortan a hacer posible una sociedad más justa y solidaria”.

Además, en el texto enviado a la Comisión Episcopal de Ayuda a las Regiones Más Necesitadas, el Papa encomendó a los argentinos a ¡¿la protección de Nuestra Señora de Luján?¡, e impartió “con afecto la bendición apostólica”.

“Vivimos con situaciones de pobreza escandalosa, falta de justicia, con gripe y dengue”

BERBOGLIO_TELAM_3

El arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio, profundizó las palabras del Papa sobre la situación social en Argentina. En la misa por San Cayetano advirtió que “es una injusticia que falte el pan y el trabajo” y reclamó dejar atrás “la venganza y el odio”. Alertó sobre la gente “que duerme en plena Plaza de Mayo”

“Mientras agradecemos y pedimos, es bueno que le hagamos una pregunta a Jesús:
¿Sos vos nuestro único salvador o es otro? Te lo preguntamos porque vivimos una pobreza escandalosa, falta de trabajo y enfermedades como la gripe y el dengue, que pegan más duro por la falta de justicia”.

Esa manifestación profundizó las palabras de ayer del Papa Benedicto XVI, en las que también señaló la existencia en la Argentina de una “pobreza escandalosa” y reclamó políticas para mejorar la situación de los más desfavorecidos.

La definición fue pronunciada durante la homilía de la misa que concelebró el cardenal y primado de la Iglesia Católica en el barrio porteño de Liniers, frente a la basílica de San Cayetano, patrono del pan y el trabajo. El encuentro religioso es, junto con la peregrinación a Luján, el evento confesional más importante de la grey.

En otra de las definiciones clave del arzobispo de Buenos Aires, advirtió que “es una injusticia que en nuestra Patria bendita a tantos les falte el trabajo y el pan, no puede ser”.

Asimismo, advirtió que “no hay que buscar justicia, pan y trabajo con sed de venganza y odio, hay que buscarla con la fe de los cristianos, y con eso sobra”.

Respecto a la situación actual declaró:“Vivimos una situación muy difícil. El mundo de hoy es muy cruel. Primero excluye borrando los rostros de la gente para luego no sentir nada cuando los desprecia y desecha como sobrante. En nuestra Ciudad hay gente que tiene sitio y cabida, y hay gente que sobra, que son tirados como verdaderos volquetes existenciales. ¿Cuanta gente, cada día más, duerme en la calle, en plena Plaza de Mayo, en pleno corazón de la Ciudad?”

El arzobispo de Buenos Aires condenó a “este mundo cruel que no ve los rostros son material de descarte”.

Yo me Pregunto: ¿Podrá bendecir nuestro pais un muerto? Mientras el Papa sigan con el verso de la virgen y por atras sigan con los pecadillos sexuales, los  chantas de nuestro gobierno no les van a oir y van a seguir gastando la guita que es de los sonsos que pagan los impuestos.

No sera hora de que los curas dejen de entregarle este pais a Maria,madre del Señor y se lo entreguen a Jesucristo y que se arrepientan de todo el verso que le hacen a los argentinos, que ya ni saben en quien confiar.

Ademas,ser pobre no es pecado.Lo que es pecado es la corrupcion de los feligreses catolicos, empezando por nuestros gobernantes y siguiendo por los curas que cada vez estan mas degenerados.

Paulo Arieu

fuente: radiocristiandad.wordpress.com

Predestinación.El fondo histórico-geográfico de una controversia

Predestinación.El fondo histórico-geográfico de una controversia

Aunque el término proginosko — conocer de antemano, como prognosis = presciencia, comporta en la Biblia un matiz afectivo, una predilección, lo cual nos obliga a colocar un acto de la voluntad divina por delante de todo lo que pueda acontecer después, la intrusión de los prejuicios teológicos pronto indujo a los escritores eclesiásticos de los primeros siglos a distorsionar el uso de los términos prognosis y prohorismós, dividiendo a los llamados «Padres de la Iglesia» (sobre todo, a partir del siglo iv) en dos escuelas; la intelectualista y la voluntarista.

A) La escuela intelectualista se fraguó en el Oriente (podemos representarla en Juan Crisóstomo). Según ella, Dios ejecuta Sus designios de acuerdo con su presciencia (entendiendo ésta como un mero «conocer de antemano» en sentido intelectual); por tanto, destina a cada uno al lugar al que sus propias obras lo llevan. Este concepto de predestinación «posí praevisa mérita» (a base de los méritos conocidos de antemano) surgió en Oriente como reacción contra el fatalismo maniqueo y apenas tuvo aceptación en Occidente hasta el tiempo de la Reforma, cuando fue recogido por los jesuitas, llamándose molinismo, por ser el jesuita Luís de Molina quien le dio forma definitiva.

B) La escuela voluntarista tiene su representante más típico en Agustín de Hipona, quien definió la predestinación como «la presciencia (en el sentido de predilección) y preparación de los beneficios divinos, por los que con toda certeza se salvan cuantos se salvan».[1]

Lo radical de su postura se echa de ver por el contexto posterior en que, al hablar de la «massa perditionis» de los inconversos, añade que no se les concede ni el tener ocasión de creer. Tanto Duns Scot (Escoto) como Tomás de Aquino favorecieron, de diverso modo, esta tendencia, que fue recogida y radicalizada en el siglo xvi por Juan Calvino, así como por los seguidores de Tomás de Aquino. Surgió en el siglo v como reacción contra el pelagianismo y el semipelagianísmo. Tras el Concilio de Trento, la Iglesia de Roma se ha inclinado más bien hacia el molinismo —énfasis en la libertad humana—, mientras las iglesias típicamente Reformadas se adhirieron a Calvino.

¿Qué dice la Escritura?

El mensaje de Dios ha de tomarse en su totalidad, estando dispuestos a tomar en su sentido obvio todos los lugares que traten de esta materia, y explicando los lugares oscuros a la luz de los claros, sin retorcer éstos para que encajen en un sistema determinado. Si seguimos incondicionalmente la opinión de un hombre, por muy «hombre de Dios» que haya sido, sin cotejarla cuidadosamente con la Palabra, estamos en peligro de seguir las mismas «tradiciones de hombres» (Col. 2:8), de las que decimos abominar. Veamos, pues, lo que dice claramente la Escritura:

A) La Escritura nos dice que Dios ha elegido a ciertos individuos para que lleguen a ser hijos de Dios y herederos del reino de los Cielos, y ello sin mérito alguno por nuestra parte: «Según nos escogió en El (Cristo) antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos… en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo» (Ef. 1:4-5); «Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios… de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad, a la cual os llamó» (2.a Tes. 2:13-14): «A los que de antemano conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de Su Hijo» (Rom. 8:29-30). Se habla aquí de «los que conforme a su propósito son llamados» (v. 28).

Si se examinan estos textos con otros citados al comienzo de esta lección, se advertirá que:

1) se trata de una elección que precede a la previsión de los méritos, pues no es porque seamos santos, sino para que lo seamos; no nos llamó por haber creído, sino para que creamos; el mismo término «elección» queda sin sentido, si Dios se limita a ver el camino que vamos a tomar, la decisión por la que nos determinamos a creer;

2) se trata de una elección incondicional, inmutable, eficaz, como lo muestra el que Dios obra el mismo querer y hacer nuestro (Filip. 2:13);

3) se hace en Cristo, por Cristo y para Cristo, como Mediador, no porque Cristo sea, con su obra, la causa de nuestra elección, sino porque El es el realizador de la salvación a la que fuimos elegidos para ser, a su tiempo, aceptos, o sea, reconciliados, en el Amado (Efesios 1:6). En otras palabras, Cristo no murió para que Dios nos amara, sino porque nos amaba (Jn. 3:16).

B) Pero la Escritura dice también que Dios quiere que todos se salven, y por eso Dios envió a Su Hijo al mundo, porque Dios amaba al mundo (Jn. 3:16). «Bueno es Jehová para con todos» (Sal. 145:9). «Y por todos murió…; que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo» (2.a Cor. 5:15, 19); «El cual (Dios) quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad» (1.a Tim. 2:4); Dios no quiere «que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento» (2.a Ped. 3:9); «El (Jesucristo) es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo» (1.a Jn. 2:2).

De aquí deducimos que:

1) Dios ha provisto medios de salvación para todos, de modo que podamos decir «cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia» (Rom. 5:20); [2]

2) por eso, es sincera la invitación del Señor, por medio de Pablo, en Hechos 17:30: «manda a todos los hombres, en todo lugar, que se arrepientan», y en 2.a Cor. 5:20: «¡Reconciliaos con Dios!»;

3) la inconversión es un rechazo de la gracia: «¿O menosprecias las riquezas de su benignidad, paciencia y longanimidad, ignorando que su benignidad te guía al arrepentimiento?» (Rom. 2:4).

C) La Escritura dice que la única causa de condenación no es la voluntad de Dios, sino el rechazo consciente de la salvación ofrecida: «¡Cuántas veces —dice Jesús a los judíos impenitentes— quise juntar a tus hijos, como la gallina a sus polluelos debajo de sus alas, y no quisiste!» (Luc. 13:34); «Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por El. El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. Y ésta es la condenación —es decir, ésta es la causa de la condenación—: que la luz (que ilumina a todo hombre —cf. Juan 1:9—) vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz» (Jn. 3:17-19); «Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios» (Rom. 2:5).

D) Así que podemos concluir: Toda la salvación es de gracia (Ef. 2:8-10); toda la condenación es por la resis­tencia del hombre, que no se abre a la luz, a la gracia, al mensaje salvífico, a la obra del Espíritu (Hech. 7:51). Nos queda una pregunta que resume el misterio profundo del destino de cada hombre: ¿por qué Dios ha decretado eternamente el romper la resistencia de unos, abriendo sus corazones (Hech. 16:14), y no de otros? La respuesta (misteriosa, claro está) la encontrará el lector en Rom. 9: 14-24; 1.a Cor. 4:7; 15:10.

Terminemos con optimismo: «¡GRACIAS A DIOS POR SU DON INEFABLE!» (2.a Co­rintios 9:15).

notas

[1]. V. Rouet de Journel, Enchiridion Patristicum, n. 2000. Agustín radicalizó su postura más aún en sus últimos años, pero 1.a Timoteo 2:4 fue un texto que le llevó de cabeza.

[2]. Si la provisión de gracia está a disposición sólo de algunos, se quiebra por su base el paralelismo general del contexto (versículos 15-19).

FRANCISCO LACUEVA, Curso de Formación teológica evangélica, un Dios en Tres Personas Pag. 176-180 ,ed Clie