El Reino de Dios en el Antiguo Testamento

24th Jul, 2009

El Reino de Dios en el Antiguo Testamento
por MERVIN BRENEMAN

Debemos conocer las profecías, pero no caer en el error de los fariseos: estaban seguros de tener la interpretación correcta, pero cuando vino el Mesías no lo reconocieron
JESUS DIJO, “El reino de Dios está entre vosotros” (Lc 17.20); “Arrepentíos porque el reino de los cielos se ha acercado” (Mt 4.17).

¿De dónde vino el concepto del reino de Dios? ¿Qué entendía la gente cuando Jesús nombró el reino de los cielos o el reino de Dios? Aunque en el período intertestamentario hubo un desarrollo del tema, tenemos que buscar en el Antiguo Testamento para encontrar su origen.

El establecimiento del reino de Dios es uno de los grandes temas que une el Antiguo y el Nuevo Testamento. Si bien la frase exacta “reino de Dios”, no se encuentra en el A.T. (Is. 37.16 habla de “Dios de todos los reinos de la tierra”, y Dn 6.26; 7.14 y 7.27 habla de “su reino”), el concepto es prominente y se va desarrollando a través de toda la Biblia.

La enseñanza de la creación en Génesis destaca el señorío de Dios sobre todo. En los grandes hechos de Dios en la historia, como el éxodo, el pueblo de Israel entendió que Dios reina sobre todas las naciones. Después de cruzar el Mar Rojo, el cántico de Moisés termina diciendo, “Jehová reinará eternamente y para siempre” (Ex 15.18).

Las experiencias de los israelitas a través del éxodo, el peregrinaje en el desierto y la conquista de Canaán confirmaron la fe de ellos, que Dios reina sobre todas las naciones, en todo el mundo. En forma práctica vieron que Dios era el rey de Israel, pues en Sinaí ellos aceptaron su señorío y después, en varias ocasiones, renovaron el pacto con Dios en las llanuras de Moab (Deuteronomio), y en Siquem (Jos 24).

En el tiempo de los jueces, el sentir de la gente es que Dios reina sobre Israel. Cuando la gente quiso hacer a Gedeón su “señor”, él dijo, “No seré señor sobre vosotros, ni mi hijo os señoreará; Jehová señoreará sobre vosotros” (Jue 8.22). Aunque algunos jueces se portaron como reyes, el ideal aceptado por los israelitas fue que Dios era su rey.

Por eso, cuando los israelitas estaban casi vencidos por los filisteos y pidieron a Samuel que les diera un rey, Samuel se enojó: “Pero no agradó a Samuel esta palabra que dijeron: Danos un rey que nos juzgue” (1 S 8.6). Dios dijo a Samuel, “No te han desechado a ti, sino a mí me han desechado, para que no reine sobre ellos” (1 S 8.7).

Muchos pasajes indican que los israelitas vieron a Dios como rey de su pueblo y rey de sus vidas. David oró diciendo, “Tuyo, oh Jehová, es el reino” (1 Cr 29.11). En el culto, Israel confesaba que Dios era su rey: “Pero Dios es mi rey desde tiempo antiguo” (Sal 74.12); “Te exaltaré, mi Dios, mi Rey…” (Sal 145.1).

En el culto también, Israel proclamó el reinado de Dios sobre todo el mundo, sobre todas las naciones: “Jehová reina; regocíjese la tierra” (Sal 97.1). Esta convicción conlleva un énfasis misionero, pues el salmista llama a todos los pueblos a que reconozcan a Dios como rey: “Tributad a Jehová, oh familias de los pueblos, dad a Jehová la gloria y el poder… Decid entre las naciones: Jehová reina” (Sal 96.7, 10).

Este señorío de Dios sobre las naciones del mundo se nota en los oráculos proféticos sobre las naciones vecinas de Israel. La serie de profecías sobre Babilonia, sobre Edom, sobre Asiria, sobre Egipto en secciones largas como Isaías 13.23 enseñan que estas naciones son responsables delante de Dios por su maldad y su injusticia. También enseñan que Dios tiene interés en todas las naciones.

Más adelante veremos cómo la visión del reino futuro de Dios incluye las naciones

EL REINO DE DAVID Y SALOMON
Aunque hubo una convicción profunda en Israel que Dios era su rey y no debían tener un rey humano, la narración en 1 Samuel es ambigua. Dios aprobó la petición de un rey; y aún más, dirigió la selección del rey. Además Dios hace un pacto con el rey que tendrá una gran influencia. 2 Samuel 7, donde se encuentra el pacto davídico, es uno de los capítulos importantes del Antiguo Testamento. Dios hizo un pacto con David y le prometió una casa (una dinastía de reyes), y que su hijo construiría el templo. Además, habla de un reino perpetuo: “Y será afirmada tu casa y tu reino para siempre delante de tu rostro, y tu trono será estable eternamente” (2 S 7.16).

Bajo David y Salomón, la monarquía, o el reino de Israel, se hizo muy fuerte. Pareciera que allí iba bien el cumplimiento de la promesa de Dios a David. La nación estaba unida; hubo prosperidad material y hubo mucho adelanto en el culto y los escritos, especialmente sapienciales. Un israelita podría haber pensado que el reino de Dios era equivalente al reino de Israel.

Pero Salomón mismo no siguió bien la justicia de Dios. Junto con su apostasía por causa de sus esposas extranjeras hizo mal en oprimir a su pueblo económicamente. De modo que al final de su vida las tribus del Norte se separaron del hijo de Salomón y de la línea real de David.

Los profetas que Dios levantó durante el tiempo de la monarquía dividida vieron que el reino de Dios no iba a cumplirse por medio del Reino del Norte, Israel, ni por medio del Reino del Sur, Judá. Aun en Judá, donde todos los reyes eran descendientes de David, algunos siguieron a Dios y otros eran casi paganos.

Tan era así, que Isaías, hablando a la gente de Jerusalén, les llamó “Príncipes de Sodoma” y “pueblo de Gomorra”, dando a entender que eran tan pecadores que iban a ser destruídos como lo habían sido Sodoma y Gomorra.

Los profetas predijeron destrucción para los reinos de Israel y Judá. No esperaron en ellos para el cumplimiento del reino; más bien hablaron de un remanente: “Si Jehová de los ejércitos no nos hubiese dejado un resto pequeño, como Sodoma fuéramos, y semejantes a Gomorra” (Is 1.9). Jeremías y Ezequiel también ayudaron a la gente a ver que el propósito de Dios seguiría sin la monarquía de Israel.

Los profetas tuvieron un mensaje duro para su propio pueblo. Tuvieron que predecir la destrucción de Jerusalén y el templo y anunciar el cautiverio del pueblo. Capítulo tras capítulo habla de castigo y destrucción. Pero no lo dejaron allí; siempre miraron hacia un reino glorioso en el futuro.

Las profecías de Isaías constantemente oscilan entre los temas de castigo y destrucción por un lado y un reino glorioso en el futuro por el otro. Nótese cómo Isaías en un versículo (1.31) dice: “Y el fuerte será como estopa… y ambos serán encendidos juntamente”; y el versículo siguiente (2.1) inicia un lindo poema del reino futuro cuando “Vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová… y volverán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces.” Asimismo en Amós 9.9, habla de destrucción: “A espada morirán todos los pecadores de mi pueblo,” pero en 9.10 dice: “En aquel día yo levantaré el tabernáculo caído de David…”

LA VISION DE UN REINO FUTURO
Esta visión del reino futuro es muy variada y multifacética. A veces los pasajes presentan un enfoque universal, como en Sofonías 3.9: “En aquel tiempo devolveré yo a los pueblos pureza de labios, para que todos invoquen el nombre de Jehová, para que le sirvan de común consentimiento.” Otras veces enfocan a Israel.

Hablan de un reino justo y pacífico. Hablan de juntar a Israel de todas partes del mundo y hacer con él un Nuevo Pacto. Hablan de nuevos cielos y nueva tierra.
La visión del reino de Dios está estrechamente ligada a profecías del Mesías. El Mesías hará justicia: “Juzgará con justicia a los pobres”; “Y será la justicia cinto de sus lomos”; “Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite” (Is 11.4, 5; 9.7).

Los profetas mayormente llamaron a su propio pueblo que se arrepintiera y volviera a Dios, pues, por causa de su injusticia y pecado Dios tiene que castigarlos. Entonces vienen pasajes de destrucción y desolación como castigo de Dios. Pero, como vimos arriba, en este contexto los profetas dieron predicciones del Mesías y el reino futuro.

Las profecías del reino no están organizadas sistemáticamente. Vienen como pequeños pedazos de un rompecabezas. A menudo están mezcladas predicciones de eventos cercanos y eventos más lejanos en el futuro. Hay predicciones del Mesías como un rey glorioso que vence a los enemigos de Dios (y de Israel); hay predicciones de un siervo del Señor que sufre;y también del reino glorioso con nuevos cielos y nueva tierra.

Así podemos entender por qué les costó a los judíos reconocer a Jesús como el Mesías. Estaban sufriendo bajo el imperio Romano y habían puesto más hincapié en las profecías de victoria sobre sus enemigos y liberación de la opresión, que también eran profecías del Mesías. Pero no se habían fijado mucho en las profecías de sufrimiento y la expiación por el pecado. Puesto que predicciones de la primera y segunda venida estaban todas mezcladas, y a veces en el mismo pasaje, no era fácil notar que habría más de una etapa en el futuro del reino.

Para nosotros que vivimos después de la primera venida es más fácil mirar para atrás y entender las profecías que han sido cumplidas en Cristo y mirar para adelante en esperanza de la segunda venida. Podemos ilustrarlo comparándolo con lo que nos sucede cuando vemos dos o más picos de montañas desde una distancia.

Cuando estamos lejos, los dos picos, pueden parecer juntos; pero cuando llegamos al primero, encontramos que hay todo un gran valle antes de la segunda montaña. Ahora estamos en el valle entre las dos venidas de Cristo. Vemos el pico que ya fue cumplido, pero miramos hacia adelante a otro pico glorioso.

Una vez estuve explicando esto de los dos picos de profecía en una clase de Antiguo Testamento. Me hicieron otra pregunta importante: Si los del Antiguo Testamento vieron los dos picos como uno, ¿cómo sabemos si el pico futuro hacia el cual todavía miramos es sólo uno o si serán también más de uno? La segunda venida y la institución definitiva del reino futuro de Dios, ¿será un pico o sucederá en varias etapas con “valles” entre las etapas?

La pregunta señala la diferencia básica entre el premilenialismo y el amilenialismo, que son los dos enfoques de interpretación de profecía más comunes en las iglesias hoy día. El premilenialista cree que la segunda venida y el fin de nuestra era sucederá en varias etapas; el amilenialista piensa más en un solo pico, que cuando Cristo venga será la culminación de toda la profecía. Lo más importante es que los dos están esperando la venida de Cristo que puede suceder en cualquier momento.

Volvamos a la primera pregunta, ¿cómo entendieron el reino de Dios los judíos del tiempo de Jesús? Ellos tenían el Antiguo Testamento en que se encuentran las profecías que hemos mencionado. El mismo Antiguo Testamento incluye pasajes llamados “apocalípticos”. Es decir, hablan del fin de esta época: Dios establecerá su reino de manera cataclísmica, violenta y con señales cósmicas.

Estos pasajes se encuentran en varios libros: algunos salmos, en Isaías, Jeremías, Sofonías, Ezequiel y Daniel. Nótese las semejanzas entre estos pasajes (por ejemplo Isaías 24.27; o partes de Ezequiel) con el Apocalipsis de Juan en el Nuevo Testamento.

En el tiempo posterior del Antiguo Testamento, especialmente en los dos siglos antes de Cristo, surgieron del pueblo judío otros escritos apocalípticos que enfatizaron, y exageraron, esta intervención catastrófica de Dios. El va a destruir a sus enemigos e imponer su reino justo. Así la gente esperaba una intervención de Dios para liberar el pueblo de los Romanos e instalar su reino glorioso. Muchos pensaban que él lo haría a través del Mesías, un Mesías político y vencedor.

Nótese cómo el Targum de Miqueas traduce 4.7: “Yavé reinará como rey”, “El reino de Dios será manifiesto.” En Reina Valera Miqueas 4.7 dice: “Y Jehová reinará sobre ellos en el monte de Sión desde ahora y para siempre.” (Los “Targum” son paráfrasis Arameas del Antiguo Testamento Hebreo. Muestran cómo los judíos interpretaron estos pasajes).

Jesús no rechazó todo el énfasis apocalíptico. De hecho el Nuevo Testamento también continúa con algunos de los mismos elementos. Pero Jesús no siguió ni la línea de los apocalípticos ni la línea legalista de los fariseos. Las dos líneas tienen su base en el Antiguo Testamento, pero ambas se habían desviado y habían ido a extremos.

Jesús hizo una combinación sana de las dos; volvió a la verdadera intención del Antiguo Testamento. Su enseñanza realmente ayudó a “desapocaliptizar” el ambiente, aunque afirmó las enseñanzas del Antiguo Testamento sobre el reino. También Jesús “deslegalizó” el énfasis farisaico de las Escrituras, pero afirmó su autoridad y la importancia de obedecer a Dios.

Con este trasfondo, uno puede empezar a escuchar lo que Jesús enseñó sobre el reino de Dios. La enseñanza del Antiguo Testamento sobre el reino es importante y continúa todavía vigente; pero debemos entenderla en el marco del Nuevo Pacto y a la luz de la enseñanza de Jesús y todo el Nuevo Testamento. Pero este desarrollo del reino de Dios en el Nuevo Testamento lo dejamos para otro artículo.

CONCLUSION
¿Qué importancia tiene para nosotros esto? Quiero señalar varias enseñanzas que debemos aprender de lo dicho:

1. Todo el énfasis en el reino de Dios destaca que él es Señor sobre todo. Toda la creación, todas las naciones, todos estamos bajo el señorío de Dios. Nos toca reconocerlo.

2. La visión del reino de Dios también indica que Dios tiene un plan. La creación, el universo, la historia, tienen una meta, y Dios nos guía hacia esta meta.

3. Que el plan de Dios se expresa en lenguaje de un reino y precisamente el reino davídico, viene a ser como patrón por el reino de Dios. Sugiere un gran cosa: que Dios en su plan, incorpora decisiones humanas, decisiones de sus hijos, que toma en serio la creatividad del hombre. La historia es un diálogo entre Dios y el hombre.

4. La Biblia destaca que el plan de Dios se centra en el Mesías. Nuestro Señor Jesucristo es el centro del reino de Dios.

5. Como discípulos de Cristo, llamados por Dios, somos parte de este gran plan de Dios. ¡Qué privilegio! ¡Qué futuro glorioso!

6. Debemos conocer las profecías, pero no debemos caer en el error de los fariseos que estaban tan seguros que ellos tenían la única interpretación correcta de las Escrituras. Pero cuando vino el Mesías no lo reconocieron. Tocante a las profecías, debemos indagar (sin caer en “ciencia ficción”), y usarlas, pues enfatizan la gloria de Dios; pero debemos estar abiertos a cómo Dios quiere cumplirlas y lo que el Espíritu Santo quiere enseñarnos a través toda la palabra de Dios.

http://www.compromisocristiano.com/

Anuncios

Católicos y musulmanes inician conversaciones en el Vaticano

Católicos y musulmanes inician conversaciones en el Vaticano

CIUDAD DEL VATICANO (Reuters) – Expertos islámicos y del Vaticano iniciaron el martes el primer foro católico-musulmán para mejorar las relaciones entre las dos mayores religiones del mundo.
Reuters. 04.11.2008 – 15.45 h
La reunión de tres días se produce dos años después de que el Papa Benedicto XVI molestara al mundo musulmán con un discurso que insinuaba que el Islam era violento e irracional.

En respuesta, 138 expertos musulmanes invitaron a las iglesias cristianas a dialogar para promover respeto mutuo mediante una mejor comprensión de las creencias de cada uno.

En un manifiesto titulado ‘Una palabra común’, los musulmanes argumentaban que ambas religiones compartían los principios fundamentales del amor a Dios y al prójimo. Las reuniones se centran en lo que esto significa para las religiones y cómo se puede fomentar la armonía entre ellas.

La reunión, que incluye una audiencia con el Papa Benedicto XVI, es el tercer encuentro del grupo de expertos musulmanes con cristianos después de las reuniones con protestantes de Estados Unidos en julio y con anglicanos el mes pasado.

La sesión comenzó con un minuto de silencio para que los grupos musulmanes y católicos romanos, cada uno con 28 delegados y consejeros, pudieran rezar sus oraciones para pedir el éxito de la reunión.

‘Había un ambiente muy cordial’, dijo un delegado, que pidió no ser mencionado porque la reunión fue privada.

Después de unas declaraciones iniciales realizadas por los líderes de las delegaciones, el cardenal Jean-Louis Tauran y el Gran Muftí Mustafa Ceric de Bosnia, un católico y un experto musulmán pronunciaron discursos explicando cómo sus religiones comprenden el concepto del amor de Dios.

El cardenal Tauran, presidente del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, dijo el lunes al periódico francés La Croix que el encuentro ‘representa un nuevo capítulo de una larga historia’ de relaciones, por lo general tensas.

El cristianismo es la mayor religión del mundo con 2.000 millones de seguidores, sólo la mitad de ellos católicos. Le sigue el Islam con 1.300 millones de creyentes.

Que otros hablen…

Que otros hablen…

En alguna ocasión comentamos acerca del “yoismo”, podríamos llamarlo “exaltación del yo” “Preponderancia de la primera persona. “Destacación de lo personal”, “engrandecimiento de lo propio” etc. etc. Podemos darle muchas definiciones…

El Señor Jesucristo dijo lo siguiente:

  • “Si yo doy testimonio de mí mismo, mi testimonio no es verdadero. Otro es el que da testimonio acerca de mí, y sé que el testimonio que da de mí es verdadero. Vosotros enviasteis mensajeros a Juan, y él dio testimonio de la verdad. Pero yo no recibo testimonio de hombre alguno; mas digo esto, para que vosotros seáis salvos. El era antorcha que ardía y alumbraba; y vosotros quisisteis regocijaros por un tiempo en su luz. Mas yo tengo mayor testimonio que el de Juan; porque las obras que el Padre me dio para que cumpliese, las mismas obras que yo hago, dan testimonio de mí, que el Padre me ha enviado. También el Padre que me envió ha dado testimonio de mí. Nunca habéis oido su voz, ni habéis visto su aspecto, ni tenéis su palabra morando en vosotros; porque a quien él envió, vosotros no créis. …Gloria de los hombres no recibo…Yo he venido en nombre de mi Padre….” (Juan 5:31-43)

El decía esto de sí mismo. Y nos dice lo siguiente a nosotros…

  • “¿Cómo podéis vosotros creer, pues recibís gloria los unos de los otros, y no buscáis la gloria que viene del Dios único?” (Juan 5:44)

Podemos preguntarnos: ¿Qué busco yo? ¿Qué dicen otros de mí?

Debemos tener mucho cuidado. La línea por la que transitamos es muy fina y podemos traspasarla sin darnos cuenta. El Apóstol Pablo trabajaba arduamente, y aún así sabía que era criticado y sospechado por aquellos que simplemente observaban su trabajo

Pablo decía:

  • “Examinaos a vosotros mismos, si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos. ¿O no os conocéis a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros, a menos que estéis reprobados? Mas espero que conoceréis que nosotros no estamos reprobados. Y oramos a Dios que ninguna cosa mala hagáis; no para que nosotros aparezcamos aprobados, sino para que vosotros hagáis lo bueno, aunque nosotros seamos como reprobados” (2 Corintios 13:5-7)

Pablo hacía:

  • “Por lo cual nos gozamos de que nosotros seamos débiles, y que vosotros estéis fuertes; y aun oramos por vuestra perfección. Por esto os escribo estando ausente, para no usar de severidad cuando esté presente, conforme a la autoridad que el Señor me ha dado para edificación, y no para destrucción” (2 Corintios 13:9-10)

Recordemos: Nosotros podemos edificar o destruir con nuestras actitudes… Es nuestra elección…

TBS
tbs@daresperanza.com.ar

Mail: info@daresperanza.com.ar
Teléfono: (Exterior) 54-11-4464-4583
Teléfono: (Argentina) (011) 4464-4583

http://www.daresperanza.com.ar

Para las mediciones cuánticas el sentido común no es suficiente

Para las mediciones cuánticas el sentido común no es suficiente

El teorema de Kochen y Specker tiene efectos observables en el laboratorio

Los resultados de una investigación que se publica hoy en la versión online de Nature confirman por primera vez una curiosa predicción de la mecánica cuántica: un equipo internacional de físicos ha realizado en Innsbruck (Austria) un experimento con parejas de iones en el que se muestra que, independientemente del estado en que se preparen los iones, es imposible explicar lo que se observa en términos no contextuales, es decir, suponiendo que los resultados no dependan de otras mediciones compatibles que se hagan sobre el sistema. (SINC).

Hemos visto que la mecánica cuántica es correcta (pocos científicos lo dudaban), pero, sobre todo, hemos probado que el teorema de Kochen y Specker tiene efectos observables en el laboratorio, cosa que nadie creía posible hace un par de años”, señala a SINC Adán Cabello, coautor del estudio que hoy publica online Nature y catedrático de Física en la Universidad de Sevilla.

En comparación con la física clásica, la física cuántica predice que las propiedades de un sistema cuántico dependen del contexto (por ejemplo, si se están haciendo otras mediciones compatibles sobre el mismo sistema o no). La mecánica cuántica describe el estado físico de la luz y la materia, y formula conceptos que contradicen totalmente la concepción clásica que tenemos de la naturaleza. Según la física clásica, el resultado de una medida nos da información sobre alguna propiedad del sistema que estamos midiendo. Pero la física cuántica dice otra cosa.

Hace ya más de 40 años, dos matemáticos, Simon B. Kochen (EE UU) y Ernst Specker (Suiza), descubrieron que se llega a una contradicción si se eligen adecuadamente las medidas y se supone que cada una de ellas revela una propiedad del sistema. La hipótesis que Kochen y Specker hicieron en 1967 es que los resultados de esas medidas son “no-contextuales”, es decir que no dependen de que se hagan otras medidas compatibles (que no se perturban entre sí).

Si la física cuántica es correcta, hay dos alternativas: o los resultados de las medidas no revelan propiedades y son fruto del azar, o la hipótesis es incorrecta y los resultados pueden ser ‘contextuales’. Esta segunda posibilidad presenta una dificultad, ya que implica que el resultado pueda depender de medidas que se hagan en regiones del universo tan alejadas que ni siquiera la luz tenga tiempo de llegar para traer información de lo que esté pasando allí. Según la física (clásica o cuántica), ninguna información puede transmitirse a una velocidad mayor que la de la luz. “Por eso yo prefiero la primera alternativa”, afirma Cabello.

Cómo observar la ‘contextualidad cuántica’

Hasta ahora los físicos pensaban que la contradicción de Kochen y Specker no se podía observar directamente en el laboratorio, ya que involucra situaciones del tipo “qué pasaría si en lugar de haber hecho una medida A, hubiésemos hecho otra medida distinta c que no se puede hacer al mismo tiempo que A.

Sin embargo, el año pasado Adán Cabello descubrió cómo observar en el laboratorio la ‘contextualidad cuántica’, un término evocador. “Muchas veces los científicos no elegimos las palabras más adecuadas, sino las que creemos que son más atractivas”, confiesa Cabello.

El físico de origen madrileño lo explica así: “Imagina nueve medidas: A, B, C, a, b, c, alfa, beta, gamma. Cada uno de ellas puede dar ó +1 ó -1. Cada una de ellas puede hacerse en dos “contextos” distintos. Por ejemplo, la medida A puede hacerse junto con las medidas B y C (A, B y C son medidas compatibles; juntas definen un contexto) o con las medidas a y alfa (A, a y alfa son compatibles; pero a y B son incompatibles entre sí).

Supón que sobre unos sistemas (por ejemplo en unas parejas de iones de calcio) mides A, B y C, y sobre otros sistemas (otras parejas de iones de calcio) mides A, a y alfa. Repites las medidas muchas veces y calculas los valores medios de los productos de los resultados de las medidas en cada sistema, y . Haces lo mismo con a, b y c (que son compatibles), alfa, beta y gamma (también compatibles), B, b y beta (idem), y, finalmente, C, c y gamma (idem).

No es difícil comprobar que, si los valores de A, B,…,gamma fuesen no-contextuales, entonces la fórmula ++++- tendría que dar un valor menor o igual que 4. Sin embargo, si se eligen adecuadamente A, B,…, gamma, la mecánica cuántica predice un valor apreciablemente mayor. Y lo más sorprendente (al menos para los especialistas) es que este valor no depende de cómo hayamos preparado inicialmente las parejas de iones de calcio”.

Éstas son las predicciones que han comprobado en el experimento de Innsbruck (Austria) usando parejas de iones de calcio preparadas de 10 maneras distintas, y que demuestra que la contextualidad cuántica independiente del estado tiene efectos observables en el laboratorio.

El grupo de Innsbruck y las puertas lógicas

El experimento ha sido realizado en el Instituto de Óptica Cuántica e Información Cuántica (IQOQI) de la Universidad de Innsbruck (Austria), bajo la dirección de Christian Roos y Rainer Blatt. Las medidas las han hecho dos estudiantes de doctorado austriacos, Gerhard Kirchmair y Florian Zähringer, y un estudiante post-doctoral holandés, René Gerritsma. El experimento ha contado también con el apoyo teórico de dos investigadores alemanes, Otfried Gühne y Matthias Kleinmann, y el apoyo económico de la Junta de Andalucía, el Ministerio de Ciencia e Innovación, la Austrian Science Fund (FWF), la Unión Europea y la Intelligence Advanced Research Projects Activity (IARPA) de Estados Unidos.

En el experimento los investigadores prepararon parejas de iones de calcio, previamente atrapadas en una trampa electromagnética, en un determinado estado cuántico. A continuación hicieron tres medidas consecutivas (por ejemplo, A, B y C). Luego, sobre otra pareja de iones en el mismo estado, midieron, por ejemplo, a, alfa y A, etc. Cada una de estas medidas se hace con ayuda de dos ‘puertas lógicas’ cuánticas (dispositivos que implementan operaciones lógicas sobre estados cuánticos) originalmente diseñadas para construir un ordenador cuántico.

“Para hacer tres medidas consecutivas hace falta concatenar seis puertas lógicas, eso es algo muy difícil de hacer”, comenta Cabello. Pero el grupo de Innsbruck es uno de los mejores del mundo en el desarrollo de puertas lógicas con iones. El experimento se repitió luego para parejas de iones preparadas en otros 9 estados cuánticos.

Miércoles 22 Julio 2009
SINC
Artículo

video

Bendiciones:

Aquí les envío otro video por si algún día piensan que puede serles útil. En tanto anuncio que pronto salen unos 20 videos más con nuevos temas que fueron grabados hace 3 o 4 meses. Dios les bendiga.

Pablo Santomauro

Pablo Santomauro

Pablo Santomauro

Prensa llaman `sectarios´ a Kaká y su esposa

Prensa llaman `sectarios´ a Kaká y su esposa

Por admin
Escrito el 24 Jul 2009 a las 8:59am

Kaká y su esposa
La esposa del crack brasileño Kaká, Caroline Celico, ha sido noticia en todos los medios españoles, por un video colgado en youtube donde da testimonio de su fe, incluyendo que “Dios ha puesto en las manos del Real (Madrid) el dinero necesario para reclutarnos a los dos y así podremos abrir una iglesia evangélica en Madrid”.

“Hay personas que tienen que escuchar nuestra palabra”, y expresa la situación de abandono moral de la juventud actual. Caroline ha sido además nombrada pastora de la Iglesia Evangélica Renacer en Cristo, a la que pertenecen tanto ella como su famoso marido, y a la que siguen a través de internet en sus cultos.

No se trata ni en su caso ni en el de Kaká de una teoría. Caroline, una morena de cara angelical, apunta en el vídeo otro principio ético evangélico, el ideal de llegar virgen al matrimonio. “Hice un pacto con el Señor que me llevó a casarme virgen. Cuando me enamoré de Kaká, le comenté mi intención y él me contestó emocionado que era la señal que había pedido al Señor”, afirmó durante un culto en Brasil grabado en video.

Además, Kaká ha asegurado en repetidas ocasiones su intención de convertirse en pastor evangélico cuando cuelgue las botas. “Estoy agradecido por todo lo que tengo. Si algún día puedo transmitir toda mi experiencia con Dios a otros, cuidar de mi rebaño, será un placer”, afirma el flamante fichaje del Madrid.

Kaká, como todo buen evangélico, tampoco espera ni quiere que el Estado aporte dinero para sostener su iglesia, sino que él lo hace al igual que sus miembros. Aunque en su caso es una cifra fuera de lo normal, y se calcula que da a la Iglesia Renacer en Cristo, cerca del millón de euros anuales.

TRATO PEYORATIVO EN LOS MEDIOS
Esta misma noticia que les hemos ofrecido, ha sido presentada en los medios de manera generalmente ridícula, como si fuesen excéntricos, llamando a la iglesia “secta”, a Celine exaltada, y resaltando que entre otras cosas dice que “mientras papá marca goles, nosotros vamos a aplastar la cabeza del diablo” y “el tono extremista no decae en ningún tramo de la perorata”.

Otro hecho que se menciona (y que es cierto) es que los líderes de Renacer en Cristo son un matrimonio de predicadores, el apóstol y la ´obispa´ Estevam y Sonia Hernandes, respectivamente, que acaban de pasar una temporada en prisión en Estados Unidos por contrabando de dinero. Además, los fundadores de Renacer en Cristo tienen causas pendientes en Estados Unidos y Brasil y un patrimonio de 12 millones de dólares.

PROTESTA DE LA ALIANZA EVANGÉLICA
En un Comunicado de prensa difundido este martes 21 de julio, la Alianza Evangélica Española ha expuesto lo siguiente:

Comunicado de prensa
Madrid, 21-07-2009

Queremos expresar nuestro absoluto desacuerdo y dolor con el amarillismo, desconocimiento y tono peyorativo utilizado en relación a la noticia de Caroline Celico, mujer de Kaká, anunciando que “abrirá en España una iglesia de la secta evangelista Renacer en Cristo” y otros términos similares.

En primer lugar, en torno a la noticia de su pastorado y de su iglesia sale a relucir el uso del término “evangelista”, cuando los evangelistas eran sólo cuatro: Mateo, Marcos Lucas y Juan. Ninguno de ellos está en la iglesia de Kaká, murieron hace mucho tiempo. Kaká pertenece a una iglesia evangélica, y su esposa es pastora evangélica.

En segundo lugar, mucho más grave, es el uso del término secta a la ligera. No existen sectas evangélicas, sino grupos o iglesias evangélicas. Una secta es un grupo socialmente peligroso que comete actos ilegales o delictivos, algo que no puede usarse con la ligereza y la arbitrariedad que se ha utilizado con la Iglesia Renacer de Kaká.

Y si se hace mención al proceso legal de dos de sus líderes, por la misma razón habría que llamar secta a todos los grupos políticos, en los que de una u otra forma han sido encausados a través de conocidos dirigentes. Que la ley y la justicia se cumplan, pero lo ocurrido es un linchamiento mediático, sin excusas ni periodísticas ni éticas.

Finalmente, en cuanto a las expresiones de luchar contra el diablo en su misión como cristianos, la Iglesia católica considera a Satanás fuente de mal y manda exorcistas para expulsar demonios, y nadie realiza juicios y expresiones como han tenido que oirse y leerse en relación a Kaká y su esposa.

La Biblia dice: por sus frutos los conoceréis. Muchos deportistas despilfarradores, adictos a drogas legales e ilegales, mafiosos, machistas y malos ejemplos para la juventud han recibido un trato humano y de empatía -en sus debilidades y errores- por parte de la prensa. Choca que ante un deportista como Kaká y su esposa que son ejemplo de orden, responsabilidad, conducta correcta dentro y fuera del campo (incluyendo su trato a la prensa), se les zarandee, y haga mofa de ellos sin misericordia por sus creencias religiosas y expresiones.

Kaká es, además de nuestro hermano en la fe, un inmigrante (de lujo, es cierto) que acaba de llegar a España. Hablamos de una sociedad española plural, tolerante y respetuosa. Lo ocurrido en torno a la información difundida sobre Kaká y su esposa demuestra que quedan muchos prejuicios, atavismos, y falsos conceptos por desarraigar. Si esto se hace con una personaje público de su talla, ¿qué no se hará con los inmigrantes evangélicos que llegan a nuestro país?

Ante lo ocurrido nos sentimos avergonzados por quienes han actuado desde los medios de información tal y como se ha descrito en estas líneas. Rogamos que no se repita, y si fuese posible que se rectificase en todo lo posible el mal trato realizado; quizás como primer paso empezando por hacerse eco de este Comunicado.

Muchas gracias, Reciban un atento saludo,

En Madrid, a 21 de julio de 2009

Jaume Llenas (Secretario general)
Pedro Tarquis (Portavoz)

La Alianza Evangélica Española es la entidad representativa más antigua en el protestantismo español (más de 130 años de existencia, siendo cofundadora de FEREDE). Es miembro de las Alianzas Evangélicas Europea (con representación en la UE, en Bruselas) y Mundial (430 millones de cristianos evangélicos en todo el mundo)
Alianza Evangélica Española
c/ Santa Otilia 27-29, Esc. A local
08032 Barcelona
Tf./fax 93 420 80 72, 91 747 14 89
Correos-e:
Oficina: oficina@AEEesp.net
Imagen & Comunicación: ComisionIC@AEEsp.net
web: http://www.aeesp.net