Un problema sí, dos no

Un problema sí, dos no

2 Reyes 6; 13: “‘Pues entonces averigüen dónde está’ ordenó el rey, ‘para que mande a capturarlo.’
Cuando le informaron que Eliseo estaba en Dotán, el rey envió allá un destacamento grande, con caballos y carros de combate. Llegaron de noche y cercaron la ciudad. Por la mañana, cuando el criado del hombre de Dios se levantó para salir, vio que un ejército con caballos y carros de combate rodeaba la ciudad.
‘¡Ay mi Señor!’ exclamó el criado, ‘¿qué vamos a hacer?’
‘No tengas miedo’ respondió Eliseo, ‘los que están con nosotros son más que ellos.’
Entonces Eliseo oró: ‘Señor ábrele a Guiezi los ojos para que vea’. El Señor así lo hizo, y el criado vio que la colina estaba llena de caballos y de carros de fuego alrededor de Eliseo. Como ya los sirios se acercaban a él, Eliseo volvió a orar, ‘Señor, castiga a esta gente con ceguera.’ Y el Señor hizo lo que le pidió Eliseo.
Luego Eliseo les dijo: ‘Esta no es la ciudad adonde iban, han tomado un camino equivocado. Síganme que yo los llevaré adonde está el hombre que buscan.’ Pero los llevó a Samaria. Después de entrar en la ciudad, Eliseo dijo: ‘Señor ábreles los ojos para que vean.’ El Señor así lo hizo, y ellos se dieron cuenta de que estaban dentro de Samaria. Cuando el rey de Israel los vio, le preguntó a Eliseo: ‘¿los mato mi señor? ¿Los mato?’ ‘No, no los
mates’ contestó Eliseo, ‘¿acaso los has capturado con tu espada y tu arco, para que mates? Mejor sírveles comida y agua para que coman y beban, y que luego vuelvan a su rey.’
Así que el rey de Israel les dio un tremendo banquete. Cuando terminaron de comer, los despidió, y ellos regresaron a su rey. Y las bandas de sirios no volvieron a invadir el territorio israelita.”

Todos tenemos problemas, Dios permite el primer problema, el segundo problema lo hicimos nosotros.

Hay cuatro posibles reacciones frente a los problemas:

  1. Auto agresión: Tengo un problema y frente al problema me lastimo; entro en ansiedad, ataque de pánico, me angustio.
  2. Es la manera de poner la bronca afuera: Es la opuesta a la primera. No ponemos la bronca en uno, sino en los demás. Es el confrontamiento, la pelea, los insultos.
  3. Evadiéndonos: Tengo un problema y me voy.
    Me molestan en el trabajo y renuncio.
    Me peleo con mi esposa y me divorcio.

    Evadirme es alejarme. La mayoría de las adicciones son refugios donde uno se mete para huir de un problema que no quiere enfrentar.

Si tengo un problema y me siento una porquería, no solamente que no resuelvo el problema, sino que generé uno más.

Si tengo un problema y me agarro a trompadas con otro, no resuelvo el problema y genero uno más.

Si tengo un problema y me evado, no solamente no lo resolví, sino que me refugié en una adicción.

Estas tres maneras de reaccionar no funcionan porque están basadas en laimpulsividad.

Cuando me agredo a mi mismo eso es impulsividad; si me peleo con el otro, también es impulsividad y, si me evado también lo es.

Las tres maneras no resuelven el problema, y además nos traen más problemas. Cientos de problemas que tenemos son los ‘hijos’ de un problema que no resolvimos bien.

La gente de Dios tiene una cuarta manera; la verdadera y la única manera de resolver los problemas:

Mentalidad de alternativas. Frente a un problema tenemos que pensar soluciones.

Para pensar en soluciones hay que estar frío.

Frente a tu problema tenés que estar frío.
Frío no es tragar la bronca, no es decir que ‘sí’ a todo. Frío no es morderse la lengua.

Alejandra predicó sobre las mujeres que son geishas, tragan hasta que explotan y matan a alguien.

Los chicos que mataron a sus compañeros en el colegio, eran chicos que evadían el problema, tragaban.

Frío es estar tranquilo.

Tenés que estar tranquilo porque Dios ha prometido que junto con la prueba nos dará la salida. No solamente una, sino varias.

Dios adiestra tus manos para la batalla y tus dedos para la guerra.
Dios te va a dar 10 soluciones por cada problema.

Cuando alguien no te saluda tenés cuatro caminos, pensar que no te saluda porque no servís y sentirte mal vos.

El segundo camino es pelearte con la persona.

El tercer camino es no hablarle más.

Y el cuarto camino pensar; no me saludó porque no me vio, porque estaba preocupado por algo; o ir y preguntarle si está bien. Siempre hay soluciones de parte del cielo para nosotros.

No sé el problema que tenés, pero si estás en Cristo, Él adiestra tus manos para la batalla y tus dedos para la guerra.
Dios va a darte ideas espectaculares para que salgas del problema en victoria.

Las ideas creativas se activan estando tranquilos.

Eliseo oraba y Dios le mostraba dónde el enemigo iba a atacar; entonces él le decía al pueblo de Dios lo que Dios le mostraba, y el pueblo podía defenderse.

El rey enemigo pensó que había alguien que les pasaba la información, hasta que alguien le contó al rey sobre Eliseo.

Todo un ejército fue a buscar a Eliseo, pero él no se preocupó porque sabía que eran más los que estaban con él que los que estaban en contra.

Eliseo dijo: ‘Señor abre sus ojos’ y su criado pudo ver carros y caballos igual que los del enemigo, pero los de Eliseo tenían fuego.

La diferencia entre el diablo y nosotros es que él puede tener las mismas armas, pero las nuestras están rodeadas con el fuego de Dios.

Eliseo le dio una promesa llave.
Hay una promesa que va a ser tu llave, una promesa que Dios ungió para vos. Es una promesa específica de la Biblia que a vos te motiva, que te entusiasma, te unge. Tenés que descubrir cuál es esa promesa.

‘Todo lo que hagas te saldrá bien’ Esa es mi llave.

Hay una promesa que es para vos.
Empezá a leer los Salmos, y cuando leas una promesa que te impacte esa es para vos.
Confesala, tenés que hablar esa promesa. Los salmos es el libro de las llaves. Llenate de fe.

Algunas personas buscan fe en los demás.
Esa gente se descalifica para que otros les den una palabra que los levante.

Hay gente que viene y te dice: ‘soy una porquería’ para que les digas lo contrario.
Cuando alguien hable mal, deciles que tienen razón para que dejen de hablar mal de si mismos.

Si aceptás la excusa del otro bloqueás tu fe.

Ejemplo: Si alguien me dice que no viene a la iglesia porque vive lejos y creo esa excusa, mi fe ya no funciona para la gente que vive lejos.
Si me dicen que tienen dificultades porque tienen 7 hijos y acepto eso que me dijeron, mi fe no funciona para las mamás de 7 hijos.

Cuando alguien te comenta su excusa, a nivel espiritual, Satanás va a tratar de que lo aceptes porque esa excusa que vos aceptás termina siendo tu techo espiritual.

No aceptes ninguna excusa porque la palabra de fe es poderosa para traer el poder de Dios a la tierra.
No pongas más excusas, confesá lo que Dios te ha prometido.

Cuando con el celular llamás a alguien y resulta equivocado, no es que no sepas usar el teléfono, sino que te equivocaste en el número.

Cuando te equivoques fijate qué número marcaste mal.

Si te llevás mal con tu esposa, no es que no sirvas para el matrimonio; sino que marcaste mal un número.

Prestá atención a lo que hayas hecho mal y corregilo.
La solución no es separarte, sino corregir el error.

Si tenés una deuda, no pienses que no podés ser millonario; pensá qué número marcaste mal.

Marcar mal un número no significa que no sepas hablar por teléfono.

No abandones los sueños que Dios te ha dado, solo te equivocaste en un número.

Por día cometemos alrededor de 5 errores. Recordá que tenés defectos y virtudes.

Dios no nos va a dejar morir en el problema, sino que el problema será el trampolín que nos llevará a victorias nuevas, grandes y futuras.

Cuando alguien tiene un problema, no tenés que enfrentarte a la persona. Tenés que confrontar a la persona con su conducta.

Si sos jefe y tu empleado es un vago, no pelees con tu empleado, hacé que tu empleado vea su vagancia y se confronte consigo mismo.

Cuando el ejército fue a tomar a Eliseo, Eliseo no los mató porque él no peleaba contra el ejército. El problema no era de ellos contra Eliseo, sino que el problema era de ellos contra su propia furia.

No importa los problemas que tengamos, Él adiestra nuestras manos, Dios está en control de nuestras vidas y pondrá salidas maravillosas.

El profeta le dijo: ‘Tranquilo, son más los que está con nosotros que los que están en contra.’

Si hay 5 enemigos, hay 500 amigos a tu favor; porque los que somos de Dios siempre tenemos más con nosotros.

Si la pobreza te ataca 5 puntos, la prosperidad vendrá 500 puntos.

Si enfermedad son 70 puntos en tu vida, sanidad serán 7 000 puntos; porque es más la salud que está a favor nuestro que la enfermedad que está en nuestra contra.
Tenemos un ejército que nos acompaña, una tropa celestial, un ejército del cielo.

Son más los que están con nosotros, que los que están en nuestra contra.

Dime la necesidad que estás pasando y te diré al Dios que conocerás.

Si tu necesidad es la enfermedad, se te revelará un Dios sanador.
Si tu necesidad es la pobreza, se te revelará el Dios que prospera.
Si tu problema son tus enemigos, Jehová de los ejércitos levantará bandera.
Si tu objetivo es avivamiento, se te revelará Dios que recompensa.

La necesidad por la que estás pasando, traerá una manifestación especial.

Cuando llegaron, Eliseo dijo ‘Guiezi abre los ojos’.
Cuando Guiezi abrió los ojos vio en el mundo espiritual carros de fuego. El profeta le dijo‘Señor castígalos con ceguera’.

Ellos no quedaron ciegos, sino que quedaron estúpidos.
Dios va a soltar el mismo espíritu sobre tus enemigos.

Dios va a hacer que seas invisible para los que buscan hacerte dañoSerás invisible para lo malo, pero visible para lo bueno.
El profeta les preguntó si buscaban a Eliseo y les dijo que iba a llevarlos hacia él.
Eliseo los guió 16 km.
Cuando llegaron Eliseo le dijo a Dios que abriera sus ojos para que ellos vieran.

Dios te va a dar el poder para abrir los ojos, y ver lo que nadie ha visto.

La gente de fe somos los que hemos visto la abundancia, el avivamiento; antes de que los ojos naturales lo vieran.
Todo sucede primero en el mundo espiritual, para luego manifestarse en el mundo natural.

El rey de Israel quería matarlos, pero Eliseo decidió darles de comer.
Una batalla no se resuelve comiendo, pero en Dios todo es posible para el que cree. Dios nos dará soluciones creativas.
Los enemigos de Eliseo se fueron en paz.

Tus enemigos sabrán que hay fiesta en tu vida, victoria, alabanza y ellos cambiarán el alimento que está en tu mano.

Cuando tus enemigos conozcan tu corazón, ellos se irán en paz.
Los enemigos fueron derrotados, por un hombre que celebró fiesta en medio del problema.

Un problema sí, dos no.
Él adiestra mis manos para la batalla y mis dedos para la guerra.

En los próximos meses habrá una ola de soluciones divinas, de creatividad.
Dios hará todas las cosas nuevas.

Eliseo es el profeta de la doble unción. Él sabía que si Dios lo había llamado para que cumpla su sueño, Dios iba a respaldarlo.

No sé cuál es el problema, pero sé que Dios adiestra tus soluciones para la batalla. Dios te va a dar una llave y una palabra que te va a sostener, pero no dejes de alabar.

Por Bernardo Stamateas

Anuncios

La visión a nivel mundial de Coca – Cola

Julio 14, 2009

La visión a nivel mundial de Coca – Cola

“Y entonces les dijo, ‘vayan por todo el mundo y anuncien las buenas nuevas a toda criatura.’”1

Si usted ha viajado mucho o poco, o ha visto películas de varias partes del mundo, inevitablemente verá  el emblema de Coca-Cola dondequiera que usted o la cámara fotográfica vayan.

No estoy aquí para alabar o no los beneficios de Coca-Cola pero una cosa que encuentro fascinante sobre esta compañía es que “al final de la Segunda Guerra Mundial, Robert Woodruff, quien fuera presidente de la compañía Coca-Cola de 1923 a 1955, tenía una misión. Él declaró ‘es mi deseo que en mi generación, todas las personas del mundo hayan probado Coca-Cola.’ ¡Con una visión y un esmero que raramente se iguala en la cultura del América corporativo, Woodruff y sus colegas cubrieron el globo con su bebida.2

¡Dios desea que los cristianos nos unamos y hagamos nuestra meta en nuestra generación el dar a probar todos en el mundo del agua de la vida!

Una cosa es cierta, si usted bebe Coca-Cola o cualquier otra bebida de refresco, usted tendrá sed de nuevo. Pero como dijo Jesús, “pero el que beba del agua que yo le daré, no volverá a tener sed jamás, sino que dentro de él esa agua se convertirá en un manantial del que brotará vida eterna.”3 A lo qué Jesús se refería, por supuesto, eran “el agua” de la vida eterna que es el regalo que la salvación nos trae.

En mundo de hoy con toda su agitación, terrorismo, y amenazas de guerra, quizás ahora, más que nunca, la gente alrededor del mundo esta sedienta del “agua de la vida” que solamente Jesús puede dar. Ésa es nuestra meta aquí en ACTOS internacionales; es decir, alcanzar a tanta gente como sea posible por todo el mundo con el evangelio de salvación de Jesucristo mientras que las puertas de la oportunidad aun están abiertas de par en par. Usted puede tener una parte vital en ayudar a difundir el mensaje de Jesucristo al reenviar las copias de Encuentros Diarios a sus amigos y contactos y al enviarles también los artículos de www.actsweb.org/sp.

Se sugiere la siguiente oración: “Dios mío, por favor dame la pasión para ayudar a que mi generación reciba el mensaje del evangelio del Señor Jesucristo. Ayúdame a ser ‘como Cristo’ en cada vida que toque y ayúdame a estar de pie junto a los demás que están difundiendo el evangelio alrededor del mundo. Gracias por escuchar y responder a mi oración. De todo corazón en el nombre de Jesús, Amén.”

1. Marcos 16:15 (NLT).
2. Dr. Gary Nicolosi.
3. Juan 4:14 (NIV).

<:))))><

¿Cuál es tu historia?

¿Cuál es tu historia?

Efesios 4:17-24

Hay quienes creen que la historia tiene que ver solamente con el pasado, pero en realidad la historia de una nación, de un pueblo, de una persona o la historia de un creyente, están necesariamente relacionadas con el PASADO, pero también con el PRESENTE y aún con el FUTURO.

Las tres fases de la historia del creyente

El pasado en la historia de los hijos de Dios está enmarcado desde la procreación en el vientre de la madre hasta el mismo instante en que se recibe a Jesús como único Salvador. En este periodo de la vida del ser humano se experimentan logros pero también fracasos, éxitos pero también derrotas, satisfacciones pero también frustraciones, reconocimiento pero también menosprecio, alegrías pero también tristezas. Es decir, son un cúmulo de vivencias en las áreas fami liar, social, cultural, laboral, intelectual y desde luego espiritual. En el ámbito espiritual, con todos los intentos fallidos de búsqueda de Dios como consecuencia de la dureza de corazón. Todo este pasado lo vamos a denominar el viejo hombre, que según Colosenses 3:9 arrastra todos los hechos y vivencias que mencionamos anteriormente.

Vamos a definir como presente del redimido por la sangre de Cristo, aquel período de la vida entre el nuevo nacimiento, es decir desde que una persona acepta a Jesús como Salvador y Redentor hasta la fecha actual, pero con énfasis en el día de hoy. En este trayecto de la vida como salvos y con la ayuda permanente y siempre a disposición del poder del Espíritu Santo, el panorama cambia porque se tienen dos desafíos:

por un lado, despojarse de la vieja manera de vivir.
por otro lado, renovarse en el pensamiento y en el corazón diariamente con la fuente de vida que es la Palabra d e Dios.
Esto significa un gran conflicto entre la vieja naturaleza y el nuevo hombre que hoy quiere ser el creyente.
En esta experiencia diaria, Dios sana, libera y restaura toda situación que perjudicó al ser humano en el pasado y por otro lado Dios confirma y respalda al creyente en todo lo bueno que haya hecho en el pasado, ayudándolo a santificarse, hasta llegar a la integridad que manifiesta Col. 3:10.

¿Y qué del futuro? Como dice Pablo en Filipenses 3:14, el creyente tiene por delante una meta, y como tal, tiene un premio cuando se corona. Y para coronarla se requieren por lo menos dos cosas:

Conocer con precisión la meta
Constancia, disciplina, compromiso y esfuerzo en el camino hacia la meta.

Las tres fases de la historia del creyente están necesariamente vinculadas

Si bien el presente y el futuro son consecuencia del pasado, en el hijo de Dios se puede amortiguar es e pasado perjudicial y caótico, si es que en el presente se aprovecha la sanidad que ofrece Jesús al corazón dolido, quizás traumatizado y maltratado, de tal manera que esa mente diariamente renovada y ese corazón aliviado, garantiza un entorno próximo equilibrado y armonioso.

Los secretos más íntimos del corazón, aquellos que marcaron generalmente en forma lesiva la vida pasada, pero que hoy son reconocidos y confesados a Jesús, van a traer sanidad y beneficio no sólo personal sino también a los que rodean al hijo de Dios.

La base para establecer un puente adecuado entre el pasado tormentoso y un futuro armonioso, es vivir el presente, el hoy, viviendo los mandamientos, consejos y retos inspirados por Dios en su Palabra de vida. Dicho de otro modo, la administración de la vida actual implica en cada etapa, identificar y aplicar principios muy bien definidos, según cada fase histórica de la vida del cristiano.

En cuanto al pasado:

Renunciar a la vieja manera de vivir. Ef. 4:22
Reconocer que Jesús sana el corazón de viejas heridas. I Pedro 2:24
Olvidar lo que quedó atrás como señal inequívoca de la efectividad del sacrificio de Cristo. Fil. 3:13
Saber que las experiencias amargas del viejo hombre, se pueden canalizar para bendición, como por ejemplo un ministerio dentro de la iglesia. Desde luego que las experiencias acertadas del pasado también cuentan para este fin.

En cuanto al presente:

Reconocer que sólo no es posible cambiar de estilo de vida: Se necesita incondicionalmente del poder del Espíritu Santo. Rm. 8:26
Ocuparse en la oración a todo nivel: petición, intercesión, alabanza y adoración
Dedicar tiempo a la Palabra de Dios: Memorizar, escudriñar, estudiar, analizar y profundizar en la Biblia
Vivir de acuerdo con las reglas de juego divinas: Obedecer, cumplir y acatar los principios bíblicos. Stgo 1:25
Asistir regularmente a la Iglesia, entregado(a) a un ministerio y recibiendo bendición de los hermanos. He. 10:25
Compartir a otros de la vivencia que representa ser creyente en Jesús. Ro. 10:9

En cuanto al futuro:

Saber que para el creyente que ha reconocido a Jesús crucificado como Salvador, el futuro en cuanto a la vida eterna está garantizado por la gracia de Dios. Ef. 2:8
Dejar toda ansiedad en cuanto al día de mañana. I Pedro 5:7
Establecer y definir las metas en todos los ámbitos de la vida (espiritual, social, intelectual, familiar, laboral) a las que el cristiano quiere llegar. Es conveniente definir pocas metas y cada una con plazos definidos, de tal manera que en la medida que se va alcanzando cada meta, se establecen nuevas metas y así sucesivamente
El futuro de la vida en la tierra está relacionado con mi compromiso con Jesús y con la guía del Espíritu Santo . Ro. 8:14

Tres preguntas respecto a la historia de tu vida
Después de esta reflexión caben tres preguntas para tí:

Es esta tu historia? Si lo es, la salvación que recibiste por la gracia de Dios te invita a estar permanentemente en comunión con El. De esta forma tu vida seguirá cambiando, la paz de Dios te estará acompañando y día a día estarás madurando en todos los aspectos de tu vida.

No estás muy seguro de que esta sea tu historia? En este caso de duda, reafirma tu fe en el Hijo de Dios quién te redimió y perdonó tus pecados, empieza tener comunión con Jesús y a recibir la sanidad en tu corazón, para disfrutar y afrontar la vida con todas las bendiciones y aprendizajes que Dios te muestra en la Palabra de Dios.

No te ves en esta historia en sus tres fases? Entonces Dios te invita a que formes parte de ella, creyendo que la muerte de Cristo te perdon a tus pecados y te conduce a la vida eterna y recibiendo en tu corazón a Jesús como Señor y Salvador. En ese instante empiezas a disfrutar y afrontar un presente bajo la perspectiva divina y a garantizar un futuro como lo leíste en las líneas anteriores.

Equipo de colaboradores del Portal de la Iglesia Latina
http://www.iglesialatina.org

Gabriel Lelek

La Serpiente de Génesis

La Serpiente de Génesis

¿Leyenda, Fábula, Mito o Realidad?

Por Pablo Santomauro

Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto? (Génesis 3:1)

Hace algún tiempo durante un agotador debate con un liberal, se nos preguntó en forma socarrona:

“¿Cree usted realmente que fue una serpiente la que habló con Eva? Yo prefiero creer lo que Dios me está enseñando con el relato antes que el relato mismo. Creo que el quid de la cuestión, o por lo menos a mí me lo parece, es definir lo que es un “mito”. Una de las interpretaciones que le podemos dar es: un relato popular que intenta explicar algo”.

El debate fue muy extenso (e intenso) pero para situar al lector, digamos que este amigo no cree que los tres primeros capítulos de Génesis relatan hechos históricos sino que son mitos o leyendas mediante los cuales Dios intenta comunicar un mensaje. Los liberales como él aplican la misma noción a toda la Biblia, aun a los relatos de los evangelios y la resurrección de Jesucristo. En sus propias palabras expresó en ocasión del debate: “La Palabra de Dios nos transmite la verdad para nuestra salvación, y por eso no puede estar condicionada por la historicidad entendiéndola como ‘exactamente lo que ocurrió’ … Por lo tanto, algo que en un momento resulta pensable con respecto a la actuación Dios y que incluso pudo llegar a ser un avance notable en el momento histórico, puede que más adelante esté necesitado de superación”.

Nuestro oponente simplemente está expresando que si bien en el pasado la gente creía algo en la Palabra de Dios tal cual es narrado, hoy ya debemos superar esa credulidad o dejar de ser tan ingenuos e interpretar los relatos bíblicos de otra forma, i.e., darnos cuenta que los relatos son irreales. A pesar de ser irreales, Dios de todas maneras trata de darnos una enseñanza a través de ellos y es nuestra tarea descubrir el significado detrás del texto.

Como el tema tiene el potencial de ramificarse en muchas direcciones, debemos ser cuidadosos de mantenernos en la historia donde  intervienen exclusivamente Adán, Eva, y la serpiente, pero antes debemos despejar la duda acerca de qué tipo de literatura encontramos en Génesis 3.

¿Es Génesis 3 una fábula?

Para algunos parece serlo. Como las serpientes no hablan, y donde hablan es sólo en las fábulas, la conclusión natural, pero superficial, es que Génesis 3 es una fábula. ¿Será verdad? ¿Tendrán razón los que dicen que los acontecimientos narrados son una fábula?

E. J. Young, un profesor del Antiguo Testamento del Westminster Theological Seminary, dijo una vez que lo interesante de las fábulas es que todas tienen una moraleja. Las más conocidas son las de Esopo. Todas ellas encierran una clara moraleja. Young relata  la fábula de un lobo que tomaba agua río abajo, y un cordero que tomaba agua río arriba. El lobo acusó al cordero de enlodar o enturbiar el agua, lo que le dio la excusa para devorarlo.La moraleja es que la gente mala siempre va a encontrar excusas para hacer lo malo. La historia fue creada para comunicar esta moraleja. ¿Es éste el caso en Génesis 3?

Es fácil notar que éste no es el caso. En el AT los animales no hablan. Tenemos el caso especial del burro de Balaam, pero con excepción del caso de la serpiente en Génesis, no hay otro.

Si la historia de Génesis 3 es una fábula, entonces debe contener algún tipo de moraleja. El problema es que no hay ninguna en el pasaje. Por lo tanto, Génesis 3 no es una fábula.

¿Será una leyenda?

La leyenda no contiene animales parlantes sino individuos heroicos que llevan acabo hechos heroicos o hazañas.

Entre las leyendas más conocidas tenemos la del rey Arturo y los caballeros de la mesa redonda.  Muchos reconocen que pudo haber cierto fundamento histórico para esta leyenda. Puede ser que haya existido en Inglaterra un rey llamado Arturo.

Lo que sí es claro es que estas historias fueron exageradas más allá de las proporciones humanas. Los personajes no eran “súpermanes” literales, pero fueron los supermanes de esos días.

¿Es Génesis 3 así? Puede haber razones para encontrar material de leyenda en los hechos de Adán y Eva. Con seguridad tenían poderes mentales y corporales superiores a los nuestros. Si alguien en toda la literatura universal calificó o llenó los requisitos para ser personajes de una leyenda, estos sin lugar a dudas fueron Adán y Eva antes de la Caída.

Pero realmente no encontramos tales elementos en Génesis. No encontramos a Adán matando dragones. No encontramos a Eva saliendo en busca del cáliz sagrado. No encontramos nada de esa naturaleza.Lo que encontramos es una mujer normal y un hombre normal en el entorno de un jardín normal, pecando, y pecando en una forma normal.

La idea de que Génesis 3 es una leyenda, es una leyenda en si mísma.

¿Es Génesis 3 un mito?

Un mito no es tan fácil de definir como lo pueden ser las leyendas, las fábulas o las parábolas. Esta debe ser la razón por la cual los mitos son tan populares entre los teólogos liberales.

A grandes rasgos, un mito es una historia creada para transmitir una verdad religiosa. No necesariamente tiene que ver con dioses o diosas, ni héroes y heroínas. A menudo sí se trata de estos, especialmente en los mitos paganos, pero esto no es esencial. Lo esencial es que no debe ser tomado literalmente; este es el punto de los académicos liberales.

Cuando soy confrontado con este tipo de declaración, siempre recuerdo las palabras de C. S. Lewis, quien forjó su reputación tratando con mitología. Leamos lo que dice:

“…. Si [el académico] me dice que algo en un evangelio es una leyenda o un romance … Yo quiero saber cuántas leyendas y romances él ha leído, cuán bien entrenado está su paladar en detectarlos por sus sabores, no cuántos años ha pasado en ese evangelio”.

Lewis a continuación introduce el evangelio de Juan como material que a menudo es considerado mitología y concluye:

“Yo he venido leyendo poemas, romances, literatura-visión, leyendas y mitos toda mi vida. Yo sé lo que son, y sé que ninguno de ellos es como esto” (Mere

Christianity, p. 94).

Los mitos tampoco son como Génesis. Si Génesis es un mito, vamos a tener que encontrar otra palabra para mitos, porque los mitos son diferentes.

La serpiente

La idea de que Génesis 3 nos presenta una serpiente parlante fue basada en una lectura inadecuada del pasaje.Yo sé que ésta es la forma en que el pasaje se enseña generalmente. Todos hemos visto las pinturas donde Eva está entre los árboles y la cabeza de la serpiente se estira desde una rama para tentarla. El problema es que Génesis no dice que Eva fue tentada por una serpiente parlanchina. La criatura que tentó a Eva se transformó en una serpiente como resultado del juicio de Dios.

James Montgomery Boice relata:
“Existe razón para pensar que cuando la criatura habló con Eva, ésta era simplemente una criatura erecta, no totalmente diferente a Adán y Eva. Claro que no debemos llevar esto muy lejos ya que en el cap. 2 se nos habla que Adán no encontró ayuda idónea. De todas maneras, no fue una serpiente, y sin duda se trataba de un criatura extraordinariamente bella”. (Génesis, pp. 129,30)

Cuando cité a Montgomery Boice en el debate, de inmediato se me replicó que la serpiente es llamada serpiente ya desde el comienzo del capítulo 3. Pero esto no significa era una víbora en ese momento. De ser así la maldición de Dios en el verso 14 no hubiera tenido sentido (sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida).

El autor, Moisés, escribe en retrospectiva, de la misma forma que usa el nombre “Jehová” para referirse a Dios en todo el libro de Génesis, a pesar de que el nombre es revelado más adelante en la historia.

Es como si alguien que escribe la biografía de Mohammed Alí escribiera: “Mohammed Alí nació en ….” – En realidad el nombre original fue Cassius Clay, y cambió a Mohammed Alí muchos años después.

Identidad de la serpiente

Tres puntos a considerar:

1. La serpiente no era necesariamente un animal. El texto dice que era más astuta que todos los animales del campo que Dios había hecho, eso es todo. El texto no expresa algo como “de todos los animales del campo, la serpiente era el más astuto”. La palabrachith (chay) significa “ser viviente”, no animal.

2. Puede ser que se tratara de un animal pero en nada similar a lo que hoy conocemos como una víbora. En ese caso estaríamos frente a una criatura esplendorosa, erecta, inteligente y convincente, poseída por Satanás con su propio consentimiento. Esto justificaría la transformación sufrida en el verso 14 como consecuencia de la condenación de Dios.

3. Otra posibilidad es que Satanás mismo hubiera tomado la forma de este ser para tentar a Eva. La palabra hebrea para “serpiente” esnachash (del verbo nachash, “brillar”, adjetivo: “luminoso”). Satanás se disfraza como ángel de luz (2 Co. 11:12). Muchos comentaristas de renombre se inclinan a pensar que la serpiente era Satanás mismo.

Yo tiendo a pensar que lo expresado en el punto número 2 se conforma mejor al texto y el context: Un ser viviente que luego de la tentación se transforma en una serpiente. Su transformación de un ser exaltado a sierpe debe haber sido presenciado con horror por Adán y Eva. Cualquiera sea la interpretación correcta, un análisis honesto del estilo literario revela que estamos frente a una narrativa que fue escrita como historia.

Un hecho histórico Real

Recalcamos que este episodio, al igual que toda la narración de la Creación fue un hecho histórico real. Por supuesto que hay lenguaje figurativo en el texto de Génesis 3. Por ejemplo, la herida en el calcañar en referencia a Satanás hiriendo a Cristo en forma temporal, y la herida en la cabeza en referencia a Cristo aplastando en forma total y final a Satanás juntamente con sus planes, artimañas y mentiras (Gn. 3:15). Lenguaje figurativo es usado más adelante en la Escritura en referencia a Satanás. Se le llama la serpiente en 2 Corintios 11:3, Apocalipsis 12:9,14,15; 20:2, en clara referencia al incidente en Génesis 3, pero nadie piensa que Satanás es un reptil literal.

Nuestro oponente durante el debate negó rotundamente que la historia de Génesis 3 fuera real. Ni la serpiente, y por inferencia Adán y Eva, fueron reales. Todo se trata de una historia ficticia que enseña un mensaje. Sus palabras a continuación lo dicen todo: “Si tu crees que un hombre y un animal pueden tener conversaciones.? No soy nadie para decirte que cambies de opinión, pero creo que no distorsiono el texto al decir que es una “construcción teológica” con la finalidad de enseñarnos algo. Es más sencillo, no crees?”

Como todo liberal, nuestro oponente sugirió que la Biblia es confiable en temas espirituales y morales, pero no en asuntos históricos. Si esto fuera verdad, la Biblia es inefectiva y pierde toda su autoridad divina, ya que lo espiritual siempre está entretejido con lo histórico, son inseparables.

¿Podemos separar la verdad espiritual de la resurrección del hecho histórico de que su cuerpo salió de la tumba y luego apareció a sus discípulos? No.

Si Jesús no nació de una virgen, significa que él no fue diferente del resto de la humanidad sobre la cual reposa el estigma de Adán.

Si la existencia histórica de Adán, la serpiente y el pecado original es un mito, es decir, si no hubo un Adán, una Eva y una serpiente literales, ni tampoco hubo una caída de facto, la doctrina espiritual de la herencia del pecado y la muerte física es una mentira.

La realidad histórica y la doctrina teológica permanecen de pie juntas  o mueren juntas.

Las palabras de Martín Lutero en su introducción del Antiguo Testamento, pero particularmente aplicable a Génesis, resuenan a través de los siglos como una potente advertencia:

Ruego y fielmente advierto a cada cristiano piadoso, que no tropiece con la simplicidad del lenguaje y las historias que a menudo encontrará. El no debe dudar de que, no importa cuán simple puedan parecer, estas son las palabras, obras, juicios, y actos de la gran majestad, poder y sabiduría de Dios. <>

——————————————-

Cristianismo (Teología) Liberal:

Corriente que busca retener los valores espirituales del Cristianismo al mismo tiempo que socava la autoridad infalible de la Biblia.

Sus orígenes los podemos trazar hasta el renacimiento alemán, notablemente en la filosofía de Immanuel Kant y la pespectiva religiosa de Friedrich Schleiermacher.

Los liberales rechazan la autoría tradicional y la veracidad histórica de muchos libros de la Biblia.

Son escépticos en lo relacionado con muchos o todos los milagros de la Biblia, prefiriendo explicaciones naturales o considerando las narraciones de los milagros como mitos o leyendas.

A menudo niegan o reinterpretan en términos mitológicos las doctrinas del cristianismo ortodoxo tales como el nacimiento virginal, la muerte expiatoria, y aun la resurrección de Cristo.

El liberalismo es de gran influencia en las denominaciones tradicionales ecuménicas (Metodistas, Episcopales, Luteranos. etc.).

Es rechazado (por ahora) dentro del cristianismo evangélico y también el fundamentalista.

El poder de la proclamación

Domingo 12 de Julio del 2009

El poder de la proclamación

Pastor Tony Hancock

Introducción

Durante mi niñez en el Perú, varios movimientos revolucionarios estremecieron el país – principales entre ellos Sendero Luminoso y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru. Muchos de los
miembros de estos grupos eran jóvenes, incluso estudiantes, que habían sido inspirados por el sueño de transformar la sociedad peruana.

Sus maestros y líderes les habían enseñado que la manera de lograr un cambio radical era por medio de una convulsión económica y política catalizada por los esfuerzos desestabilizantes de estos dos grupos. Como resultado, se dedicaron a una serie de acciones “revolucionarias” que dejaron
grandes estragos en la sociedad y la economía peruanas.

A final de cuentas, no lograron realizar el cambio que habían deseado, a pesar de apagar múltiples veces las luces en Lima, matar a muchos civiles y convertir grandes partes del país en áreas bajo su propio control. Ellos identificaron, con buena razón, los problemas que asedian nuestros países: injusticia social, corrupción, opresión.

Sin embargo, no identificaron el poder más revolucionario del mundo. Este poder no se encuentra en una metralleta o una bomba, sino que se encuentra en un mensaje. Sin menospreciar la importancia de la política y la acción social, hoy declaro que el poder más revolucionario del mundo se encuentra en una proclamación – en un mensaje.

Este poder fue desencadenado por Jesús. Hoy leemos acerca de la llegada de este mensaje.

Lectura: Marcos 1:35-39

1:35 Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba. 1:36 Y le buscó Simón, y los que con él estaban; 1:37 y hallándole, le dijeron: Todos te buscan. 1:38 El les dijo: Vamos a los lugares vecinos, para que predique también allí; porque para esto he venido. 1:39 Y predicaba en las sinagogas de ellos en toda Galilea, y
echaba fuera los demonios.

Hay una frase muy interesante en este pasaje. Jesús dice, después de decirles a sus discípulos que iban a ir a otros pueblos para predicar, “para esto he venido”. Jesús declara que su misión, su propósito al venir a la tierra, es establecer el reino de Dios mediante la proclamación de las buenas nuevas.

Quizás dirás: Pero yo pensaba que Jesús había venido a la tierra para morir en la cruz para salvarnos. Es verdad; ésta es parte de su misión. Las buenas nuevas que se predican sólo son buenas porque abarcan la victoria que Cristo ganó con su muerte en la cruz. Sin embargo, la muerte de Cristo en la cruz tiene que ser conocida para tener su efecto salvador. El momento decisivo en
el establecimiento del reino de Dios sucede cuando la persona escucha las noticias de que Dios está dispuesto a salvarlo, si se arrepiente y confía en Jesús.

Esto sólo sucede mediante la proclamación. Es por esto que el enemigo trata con todas sus fuerzas de lograr que la Iglesia se calle. En algunas partes usa la persecución y la presión política. En otras partes trata de lograr que la Iglesia se sienta tan cómoda que se enfoque en sí misma y deje de proclamar
el mensaje de salvación.

Si queremos evitar ese error, tenemos que unirnos a Cristo en su misión de transformación. Observemos el modelo que El nos da. En primer lugar, vemos que

I. La oración impulsa nuestra proclamación

Marcos nos relata que, “muy de madrugada, cuando todavía estaba oscuro, Jesús se levantó… y se fue a un lugar solitario, donde se puso a orar”. Antes de hacer cualquier otra cosa, Jesús pasó tiempo en la oración. Esto marca muchos momentos críticos en la vida de Jesús. El también oró antes de escoger a sus doce discípulos. Oró antes de alimentar a los cinco mil. Oró antes de ser entregado a la muerte.

Cristo, siendo el Hijo de Dios y el único hombre perfecto, sintió la necesidad de orar. El encontraba fuerza y dirección en la oración. Si El no hubiera mantenido la comunicación con su Padre, habría sido fácil desanimarse ante la respuesta superficial de la gente. Ellos mostraron que sólo estaban
interesados en la sanidad física, pero que no prestaban mucha atención al mensaje de salvación que Jesús les traía.

Es muy fácil desanimarnos cuando vemos las formas en que la gente responde a nuestra proclamación. Vemos personas que quieren que les ayudemos, pero no están interesados en experimentar la vida que Dios quiere darles. Nos podemos desanimar y pensar que no estamos logrando nada.

Para no dar lugar al desánimo, Jesús se puso a orar. Nosotros tenemos que hacer lo mismo también. Sólo vamos a encontrar fuerza para proclamar la Palabra y perspectiva para perseverar por medio de la oración. Si nos falta poder espiritual, es porque nos falta la oración.

Juan Bunyan, el autor de “El Progreso del Peregrino”, comentó: “El que huye de Dios en la mañana difícilmente lo encontrará durante el resto del día”. ¿Cuántos de nosotros huimos de Dios en la mañana? ¿Cuántos de nosotros nos levantamos pensando solamente en el trabajo, en alistar a los chiquillos, en las preocupaciones del día?

Sólo vas a poder encontrar victoria en tu diario caminar y serle útil a Dios en la proclamación si pasas tiempo en su presencia, empezando el día. ¿Estás dispuesto a pagar ese precio? Sólo así vas a poder cumplir tu misión. Es que

II. Nuestra misión se cumple en la proclamación

Ya lo hemos mencionado: Cristo está consciente de que su venida a la tierra tiene como propósito llamar a las personas a la fe mediante la proclamación de las buenas nuevas. El no se deja distraer por su aparente popularidad en Capernaúm. Todo el mundo lo está buscando, pero El se va a otro lado para continuar su ministerio.

A nosotros se nos ha encomendado la misma misión que Jesús. El dice en Juan 20:21: “Como el Padre me envió a mí, así yo los envío a ustedes”. Nosotros hemos sido enviados por Jesús para continuar su misión de llamar a las personas a unirse al reino de Dios mediante la fe en su Hijo.

Imagina cómo sería ir al trabajo todos los días sin saber en qué clase de empresa trabajas. Llegas al trabajo, encuentras algunos compañeros allí, pero nadie sabe lo que deben de estar haciendo. De repente, alguien se da cuenta de que hay algunas palas y  picos cerca, así que algunos deciden que debe ser una empresa de construcción. Otros, sin embargo, creen que es más bien una
empresa de demolición. Nadie se puede poner de acuerdo. ¿Qué van a lograr? ¡Nada!

Es ridículo, pero me temo que la situación en la iglesia muchas veces es similar. Se nos ha olvidado por qué nos ha llamado Dios a pertenecer a su pueblo. Se nos ha olvidado nuestra misión.
Algunos vienen a calentar banca una vez a la semana por tradición. Otros vienen porque les gusta ver a sus amigos.

Aunque son importantes las demás cosas que hacemos en la Iglesia – adorar, tener compañerismo con nuestros hermanos, aprender de la Palabra – jamás se nos debe de olvidar nuestra misión principal, la de proclamar la Palabra de Dios a otros. Esta es nuestra misión. ¿Por qué? Porque

III. El reino de Dios se extiende mediante la proclamación

Jesús empezó a recorrer todas las sinagogas – los lugares de reunión – de aquella región, predicando y expulsando demonios.
Hace algunas semanas vimos un ejemplo de la expulsión de un demonio. ¿Por qué se habrán manifestado tantos demonios durante el ministerio de Jesús?

La razón es ésta: los demonios se manifiestan frente al ministerio de Jesús porque saben que El ha venido para invadir y conquistar su territorio. Sin embargo, Jesús demuestra su autoridad echándolos fuera. De esta manera, el reino de Dios se establece, desplazando el reino del enemigo.

Cuando Jesús se fue al cielo, la misión no se acabó. El reino de Dios se sigue estableciendo mediante la proclamación de las buenas nuevas. Las vidas son transformadas. Las almas son liberadas. Las familias son redimidas y las ciudades cambiadas. Poco a poco, el reino se extiende.

Quizás a nosotros no nos toque enfrentarnos con demonios, como lo hizo Jesús, o quizás sí. En nuestra proclamación del mensaje, enfrentaremos oposición diabólica, pero también experimentaremos la victoria divina. Es por esto que tenemos que estar preparados. La vida cristiana no es para los flojos. En el poder de Cristo, mediante la oración y la fe, podemos ser victoriosos.

Conclusión

¿Qué estás haciendo para impulsar la extensión del reino de Dios aquí donde estás? Algunos de ustedes salen a visitar. Otros les hablan a sus compañeros de trabajo acerca del Señor. Otros son guerreros de oración. Gracias a Dios por los que han llegado a esta congregación mediante el testimonio de sus miembros.

Sin embargo, la misión no se ha acabado. Queda mucho por hacer. Quiero invitarte en esta mañana a hacer un compromiso. Si tú quieres comprometerte con Dios en ser fiel en la oración y participar en su misión de proclamar la Palabra a tus vecinos,parientes y compañeros de trabajo, te invito a tomar esa decisión en esta mañana. Ven para que oremos juntos.

—————————————————————-

– ¡Visita la página web del Pastor Tony Hancock!
http://www.pastortony.net

¿Qué estás haciendo por Dios?

Julio 13, 2009
¿Qué estás haciendo por Dios?

“Por eso, anímense y edifíquense unos a otros, tal como lo vienen haciendo.”1

Brett Blair cuenta cómo el ya fallecido Dr. Paul Quillian, el querido pastor de la primera iglesia Metodista de Houston, Texas, vio (en sus quince años de ministerio) a la iglesia crece de 2500 a 6000 – un esfuerzo que él llamó un trabajo del amor. No muchos sabían que de joven el Dr. Quillian había pensado muy poco en el ministerio y trabajaba en Pine Bluff, Arkansas, en una planta embotelladora cuando su pastor le llamó. Su pastor comenzó con la pregunta, “¿Qué edad tienes?”

“Treinta.”

El pastor de Quillian continuó, “¿cuando finalmente estés parado frente al Señor nuestro Dios, que le dirás que hiciste en la tierra – que hiciste refresco/soda de color rojo?”

El joven respondió molesto, “¿y qué está mal con el refresco/soda rojo?”

Nada-excepto que tú estás dotado con grandes talentos y capacidades que me placen para Dios y el ministerio cristiano.”

Consecuentemente el joven regresó a la escuela y se preparó para el ministerio de la predicación. Él viajaba de un lugar a otro en Arkansas. Finalmente le llamaron a la iglesia en Houston. Él se convirtió en un líder maravilloso para Cristo porque alguien reconoció los dones y los talentos dentro de él y tomó algunos minutos de su día para decírselo.2

¿Están ustedes usando sus talentos para la gloria de Dios y el mejoramiento de los demás? ¿Y conoce usted a alguien cuyo potencial usted ve? Asegúrese de decírselos y sea un apoyo para ellos.

Se sugiere la siguiente oración: “Dios mío, gracias por todas las personas que me animaron cuando más lo necesitaba. Por favor ayúdame a usar los dones que me has dado para servirte sin importar que tan pequeño o grande pueda ser. Y ayúdame a ser una persona que apoye a aquellos que necesiten una palabra de apoyo cualesquiera que necesite ser esa palabra. Gracias por escuchar y responder a mi oración. De todo corazón en el nombre de Jesús, Amén.”

1. 1 Tesalonicenses 5:11 (NIV).
2. Brett Blair, Sermon Illustrations, Enero del 2000.

<:))))><