Urnas darwinianas

Urnas darwinianas

Posted: 08 Jul 2009 07:40 AM PDT

Por Martín Bonfil Olivera
Publicado en
Milenio Diario, 8 de julio de 2009

En otras ocasiones he comentado las similitudes de la evolución biológica con la democracia (y con la economía, y la ciencia).

En una democracia ideal, un conjunto de ciudadanos, que se supone son racionales y poseen información para tomar decisiones bien meditadas, selecciona entre un conjunto de candidatos al que parece mejor. La analogía con la selección natural, donde el ambiente selecciona a los individuos mejor adaptados para sobrevivir, es clara.

Igual sucede en una economía ideal, donde “el mercado” (los compradores) seleccionan los productos o servicios, y por ende las empresas, que ofrecen mejor balance calidad/precio: las elegidas sobreviven, las menos eficientes se extinguen.

En ciencia, la selección se da por una especie de democracia elitista, en la que un conjunto de especialistas (la comunidad científica) elige, entre la gran variedad de teorías que se proponen, aquellas que resultan más convincentes.

En todos los casos hay una variedad de candidatos y un sistema que selecciona quiénes finalmente sobreviven.

Pero la diferencia está en el criterio que se usa para seleccionar. En evolución, cualquier cosa que dé ventajas a un organismo aumentará su supervivencia. En ciencia, los factores que determinan que una teoría sea aceptada por la comunidad son variados, pero uno destaca: el juicio racional sobre las pruebas y argumentos presentados para apoyarla. Aunque ocurren desviaciones, la ciencia tiende a tomar decisiones racionales.

En economía y democracia, en cambio, las decisiones —aunque a políticos y economistas les disguste aceptarlo— muchas veces distan de ser racionales. En casos extremos, las decisiones se toman por factores puramente emocionales, fácilmente manipulados mediante estrategias publicitarias (ante eso el voto nulo fue una protesta —bastante exitosa, por cierto— frente a un sistema que no resulta eficiente).

El punto es que, a diferencia de lo que sucede en evolución, en asuntos humanos los procesos ciegos de selección no siempre producen el resultado más deseable. Convendría, al menos, tratar de que las decisiones electorales fueran más racionales. Lástima: en México falta mucho para que eso ocurra.

Para recibir La ciencia por gusto cada semana
por correo electrónico, ¡suscríbete aquí!
Derechos Reservados © Martín Bonfil Olivera y Grupo Editorial Milenio 2003-2009
Anuncios

Stephen Jay Gould: Evolución súbita e imprevisible

Stephen Jay Gould: Evolución súbita e imprevisible

El pensador

Stephen Jay [Gould]

«Cuando tenía cinco años, mi padre me llevó a ver al Tyrannosaurus del American Museum of Natural History. Estando frente al animal, un hombre estornudó; yo me tragué saliva. El animal se alzaba inmóvil en toda su grandeza. Al salir, anuncié a mi padre que había decidido ser, de mayor, paleontólogo».

Stephen Jay Gould (1941-2002), paleontólogo de profesión y profesor en la Universidad de Harvard desde 1967, es un pensador polifacético. No sólo la paleontología constituye su pasión, también la geología, la biología, la astronomía, la historia, la filosofía, la música y el béisbol.

La obra científica de Gould parte, reafirmándola pero alterándola, de la teoría evolutiva de Darwin. Desde la publicación al 1927, junto con el paleontólogo también norteamericano, Niles Eldredge, del artículo Equilibrio discontinuo: una alternativa al gradualismo filético, ha llegado a ser una figura central en el ámbito del darwinismo. De su numerosa bibliografía podemos destacar: Desde Darwin(Ever Since Darwin: Reflections in Natural History), 1977; Ontogeny and Phylogeny, 1977; El pulgar del panda. Ensayos sobre evolución (Panda’s Thumb: More Reflections in Natural History), 1980; La falsa medida del hombre (The Mismeasure of Man), 1981, La sonrisa del flamenco. Reflexionas sobre historia natural (The Flamingo’s Smile), 1985; y La vida maravillosa. Burgess Shale y la naturaleza de la historia (Wonderful Life), 1989.

Largos periodos de aburrimiento y breves períodos de terror


Darwin siempre aceptó el lema «Natura non facit saltum» y consecuentemente, pero en contra de otros evolucionistas, defendió que el proceso evolutivo iba a ritmo lento, sin saltos súbitos, gradualmente. El registro fósil, ciertamente, no apoyaba éste gradualismo, más bien daba testimonio de saltos y de discontinuidad. Pero Darwin argumentaba que el registro eraincompleto e imperfecto, era como un libro que sólo le quedan escasas páginas, pocas líneas por página, pocas palabras por línea y pocas letras por palabra.Stephen Jay Gould y Niles Eldredge plantean un modelo evolutivo que cuestiona éste gradualismo de Darwin: el modelo de equilibrios puntuados o de equilibrios discontinuos. Un modelo que sí encaja y explica el actual y voluminoso registro fósil, un registro que no da testimonio de cambios morfológicos graduales, sino de abruptas discontinuidades.

El modelo de equilibrios puntuados establece que las especies viven largos periodos de estabilidad, periodos de equilibrio de millones de años, que se ven cortados bruscamente por fases breves de cambios (miles de años) en las cuales aparecen nuevas especies. «La historia de cualquier parte aislada de la tierra, como la de cualquier soldado, consiste -ilustra un colega de Gould- en largos periodos de aburrimiento y breves periodos de terror». El registro fósil muestra la estabilidad de las especies durante «largos periodos de aburrimiento», tiempo que se va repitiendo tras «breves periodos de terror» en los cuales se da, súbitamente, una gran diversificación pero también una gran extinción.

En tiempo de Darwin estaba ya vivo el debate sobre la naturaleza rápida o lenta de los cambios geológicos: cataclismos naturales o gradualismo. Gould considera que la opción de Darwin por el gradualismo no se explica en base a datos empíricas sino por las influencias culturales y metodológicas. (Culturales: se había asumido el cambio en las sociedades, pero, tal y como defendía el pensamiento liberal, las transformaciones sociales duraderas eran lentas, graduales y ordenadas.Metodológicas: Darwin había aprendido de Lyell que no se debe dar preferencia a la apariencia inmediata sino a la realidad escondida, el gradualismo estaba escondido debajo el imperfecto apariencia). Gould, al contrario, opta por el cambio rápido: diferentes catástrofes han marcado profundamente el proceso evolutivo. No sólo la catástrofe que supuso la desaparición de los dinosaurios, hace 65 millones de años, también la de finales del permiano, que barrió el 95% de las especies de la superficie de la Tierra. Unos apocalipsis que se han repetido, imprevisiblemente, a lo largo de la marcha de la vida.

Diversidad de caminos posibles

No es el típico árbol de Navidades invertido lo que representa mejor la marcha de la vida, pasante de menos a más complejidad. En todo caso, la iconografía de un árbol no invertido, en el cual la disparidad y la diversidad se hallan en la base y en el que sólo unas ramas han sobrevivido, con vacíos inmensos entre ellas.

Conos

No un árbol de Navidades invertido, sino un árbol no invertido con diversidad inicial

Si se rebobinara la película de la vida, borrando todo cuanto ha acontecido y volviese a comenzar su historia, los nuevos acontecimientos serían sorprendentemente diferentes.Diversidad de itinerarios eran posibles; los resultados, no se podían predecir de entrada. La historia de la vida es una historia contingente: el azar y las circunstancias deciden de qué manera se desplegarán las formas vivas en nuestro planeta. Así, los hombres debemos nuestra existencia a una serie de casualidades que se han producido en la historia de la vida desde su origen. La vida no conduce necesariamente a la aparición del hombre.

Ciencia y sociedad

Gould, como filósofo de la ciencia, no ha dejado de hablar de «falsa ciencia», aquella ciencia incapaz de superar los prejuicios de la sociedad en la cual surge. El lamarkismo, por ejemplo, es falsa ciencia. Pese a que sabemos que una célula no puede retener y transmitir un carácter adquirido por un ser vivo, a menudo se defiende esta concepción. ¿Por qué? Porque es socialmente tranquilizadora. El esfuerzo queda compensado: el carácter o hábito adquirido se transmite.

En La falsa medida del hombre, centrado en los intentos de medir la inteligencia humana mediante los tests, Gould muestra y critica los abusos de la ciencia. Por un lado, muestra como la sociedad invoca la ciencia para justificar sus prejuicios; por otro, el científico, como le pasa a cualquier persona, no puede desvincularse por completo de su entorno social, que condiciona su metodología o sus resultados. El científico tiene que desprenderse de la aureola de falsa objetividad y asumir, de forma vigilante, el componente ideológico y social que afecta su trabajo.

Textos escogidos de Stephen Jay Gould

1. Equilibrio y cambio súbito

«La historia de la mayor parte de las especies fósiles incluye dos características particularmente incongruentes con el gradualismo:
1. Estasis. La mayor parte de las especies no exhiben cambio direccional de ningún tipo en el transcurso de su estancia sobre la tierra. Aparecen en el registro fósil con un aspecto muy similar al que tienen cuando desaparecen; el cambio morfológico es normalmente limitado y carente de orientación.
2. Aparición repentina. En cualquier área local, una especie no surge gradualmente por una continúa transformación de sus antecesores; aparece de golpe y “totalmente formada”».
Gould El pulgar de la panda. Capítulo, 17

2. La evolución no es un río largo y tranquilo

«Y, finalmente, la razón por la que estamos aquí es que un asteroide impactó contra la Tierra, exterminó los dinosaurios, y perdonó algunos pequeños mamíferos. Darwin creía que las extinciones masivas eran artilugios causados por la insuficiencia de los registros fósiles. Hoy sabemos que son muy reales: la historia de la vida ha estado marcada por numerosas extinciones masivas y brutales. ¡La evolución no es un río largo y tranquilo! Podemos citar la extinción en masa del finales del ordoviciano, hace 438 millones de años; la del final del devoniano, hace 367 millones de años… Pero la más terrible es la del final del permiano, hace 250 millones de años: borró de golpe cerca del 95% de especies marinas invertebradas. La última provocó la extinción de los dinosaurios, en la frontera entre el cretáceo y el terciario, hace 65 millones de años, activada por el impacto de un objeto extraterrestre que contenía iridio».
Gould, Obra conjunta: El final de los tiempos

3. Cambio de modelo o inversión del cono

«La iconografía convencional se ha sumado a un modelo primario, el “cono de diversidad creciente”, un árbol de Navidades invertido. La vida comienza de un modo restringido y simple, y progresa siempre hacia lo alto, yendo a más y más y, implícitamente, a mejor y mejor. El tronco se escinde en unas pocas ramas básicas; ninguna de ellas se extingue; y cada una de ellas se diversifica aún, en un número de subgrupos que aumenta de forma continúa. Pero los datos de Burgess Shale refutan esta interpretación central de la evolución como proceso continuo de diversificación creciente.
Las reconstrucciones radicales de la anatomía de los animales de Burgess Shale que presentaron Whittington y sus colegas revolucionaron, invirtiendola, la interpretación tradicional de la vida. Al reconocer tantas anatomías únicas en Burgess Shale, y al demostrar que los grupos familiares estaban experimentando con diseños tan alejados de la gamma actual, invirtieron el cono. La extensión de variedad anatómica llegó a un máximo inmediatamente tras la diversificación inicial de los animales pluricelulares. La historia posterior de la vida procede por eliminación, no por expansión. La Tierra actual puede contener más especies que nunca, pero la mayoría son iteraciones sobre unos pocos diseños anatómicos básicos. Comparados con los mares de Burgess Shale, los océanos de hoy contienen muchas más especies basadas en muchos menos planos anatómicos. Burgess Shale nos enseña que la máxima gamma de posibilidades anatómicas surge en el primer ímpetu de diversificación. La historia posterior es un relato de restricción».

Gould La vida maravillosa Capítulo 1 (adaptado)

fuente:http://www.xtec.es/~lvallmaj/academia/gould2.htm

La Biblia fue escrita por diferentes hombres

La Biblia fue escrita por diferentes hombres.

¿Qué ventajas hay en tener la Biblia escrita por tan diferentes hombres,más bien que por un solo hombre ?

«seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura,» (Ef. 3:18 RVA 1960)

Unas 40 personas (escritores) participaron en la elaboración de los 66 libros.

  • leer mas aca

Según las encuestas, Darwin no acaba de convencer

Según las encuestas, Darwin no acaba de convencer

4 febrero 2009 — Richard Dawkins, el defensor británico de Darwin, no está nada feliz por lo que respecta a la última encuesta en Gran Bretaña, con el resultado de que «Más de la mitad del público cree que la teoría de la evolución no puede explicar toda la complejidad de la vida en la tiera, y que un “diseñador” tiene que haber intervenido», según los diarios UK GuardianUK Telegraph. Dawkins dice que este resultado indica un índice preocupante de ignorancia científica entre los británicos. En palabras suyas, mucha parte de la población son unos «brutos ignorantes» acerca de la ciencia. Pero, ¿qué significa realmente esta encuesta?

En «El problema acerca de las encuestas sobre evolución» en Live Science, Robert Roy Britt decía que esta comunicación no debería preocupar tanto «a los que saben que la evolución es una teoría científica sólida». Observa él que sólo el 10% se adhieren al creacionismo bíblico y a una tierra reciente. Otro 12% se adhieren al diseño inteligente que, según Britt, «no es una teoría» (como la evolución, desde su punto de vista, sí lo es). Britt dice que esto significa que «sólo un 22 por ciento rechazan la evolución de forma directa». A partir de aquí, Britt pasa a analizar la forma en que se presentan las preguntas en las encuestas y las complejas interrelaciones entre ciencia y religión en las opiniones del público. También atribuía los resultados a la ignorancia acerca de lo que es la evolución. Dice él que «la teoría de la evolución es una de las teorías más bien respaldadas de la ciencia, y que los científicos y la mayoría de los enseñantes de ciencia creen que se debería enseñar en las clases de ciencia sin ideas religiosas como el creacionismo y el diseño inteligente».

Una interpretación diferente es la que daba el Dr. Michael Egnor en Evolution News, un blog sobre Diseño Inteligente del Instituto Discovery. Él observa que hay más personas que dudan del Darwinismo que las que asisten a la iglesia. El significado, para él, es evidente: «El apoyo al diseño inteligente se extiende mucho más allá del segmento de población tradicionalmente religioso». En América se da una proporción parecida. Además, observaba lo sorprendente que era esta encuesta en un país en el que Darwin vivió y escribió —el país que le honra como uno de sus más célebres hijos. «Después de generaciones de adoctrinamiento darwinista en las escuelas públicas, más de la mitad del público británico duda del darwinismo como explicación adecuada para la vida.»

Egnor se considera ofendido ante la arrogancia de Dawkins al calificar a sus conciudadanos como «brutos ignorantes».

www.sedin.org

¿Los restos del Leviatán?

¿Los restos del Leviatán?

Imágenes extraordinarias de un esqueleto gigante han sido captadas desde la vista satelital de Google. De confirmar el hallazgo se podrían confirmar algunas de las historias bíblicas relacionadas con animales gigantescos.

El enorme objeto, parecido a un esqueleto es muchas veces más grande que cualquier esqueleto conocido hasta el momento y está a una milla de la montaña Jabal Al Lawz, en Arabia Saudí. Jabal Al Lawz es una montaña que unos creen es el mítico monte Sinaí bíblico, pero está en un área limitada a civiles y turistas. Referencias bíblicas a la ubicación del mítico Leviatán podrían apuntar estos restos a la legendaria criatura. El audio del video es una conversación radiofónica en la que la presentadora entrevista al descubridor de las imágenes.

¿Una simple pareidolia sacada de contexto? ¿Otro engaño más de los tantos y tantos que corren por la red? ¿O estamos quizás ante una prueba criptozoológica sin precedentes?

Posteado por Sinuhé. Tejiendo el Mundo.

Visto en disclose.tv

MAS NOTÍCIAS DE CRIPTOZOOLOGÍA

70 millones de años sin notícias suyas

70 millones de años sin notícias suyas

atrapanuncoelacantovivo-13517coelacanto3

En 1938 se descubrió frente a las costas de Sudáfrica uno de estos peces primitivos, que se creían extinguidos desde hace 70 millones de años. Desde entonces se han encontrado algunos ejemplares más. Sus aletas pectorales están situadas en el extremo de unos lóbulos o apéndices, lo que sugiere un híbrido temprano entre aleta y pata. El celacanto, de aproximadamente 1,5 m de longitud, vive en las profundidades del mar, y no puede sobrevivir cerca de la superficie.

Celacanto, pez con aletas lobuladas que apareció durante el devónico hace unos 350 millones de años y que hoy está representado por una única especie. Tiene unos lóbulos carnosos cubiertos con escamas en la base de sus aletas pares, a diferencia de lo que ocurre en la mayoría de los peces, en los que no existen tales lóbulos. También se caracteriza porque tiene una cola trilobulada.
Se piensa que el celacanto comparte un antepasado común con los dipnoos y los vertebrados terrestres. Sin embargo, los celacantos son una rama especializada de este grupo que ha permanecido prácticamente inalterada desde sus comienzos. Por esta razón se suele decir que el celacanto actual es un fósil viviente. En muchas partes del mundo se han encontrado fósiles de estas especies con tamaños que oscilan entre 15 cm y casi 1,50m de largo. Estos fósiles indican que, durante su larga historia, varios tipos de celacantos habitaron lagos, pantanos, mares interiores y océanos.
Debido a la ausencia de fósiles en las rocas formadas después del cretácico, los paleontólogos pensaron que el celacanto se había extinguido hacía unos 70 millones de años. En diciembre del año 1938, un barco rastreador capturó un celacanto vivo cuando estaba pescando por la costa este de Suráfrica. Esta especie vive en cuencas oceánicas permanentes, por lo que los restos fósiles son muy difíciles de encontrar. En los últimos años se han capturado más especímenes cerca de las islas Comores, entre el sureste de África y Madagascar. Los investigadores descubrieron que, durante muchos años, los habitantes de estas islas habían secado y salado la carne de este pez y la habían incluido en su alimentación. Hoy, los científicos están preocupados por las alteraciones que sufre el medio ambiente de esta especie.

celacanto
Los celacantos actuales se parecen mucho a sus parientes fósiles, ya que tienen sus características aletas pares con base lobular y su cola con tres lóbulos. El color de su cuerpo varía entre el azul intenso y el pardusco y produce grandes cantidades de aceite y de secreción babosa. Alcanza una longitud de casi 1,50m y un peso superior a 68 kilogramos.

celacanto-2

Clasificación científica: los celacantos pertenecen a la familia Latiméridos o Celacántidos, dentro del orden Crosopterigios, perteneciente a la subclase Sarcopterigios, clase Ostectios. El celacanto actual se clasifica como “Latimeria chalumnae”.

Fuente:

http://www.juntadeandalucia.es

http://tejiendoelmundo.wordpress.com/2009/03/08/un-fosil-viviente-el-celacanto/

VER MAS ENTRADAS RELACIONADAS

INTERPRETANDO LA VIOLENCIA EN EL ANTIGUO TESTAMENTO

INTERPRETANDO LA VIOLENCIA EN EL ANTIGUO TESTAMENTO

por Mat Sinclair (mayo de 2004)

Uno de los temas que nos hacen sentir más incómodos en nuestra lectura de la Biblia, es el tema de la violencia. La Biblia, como la mayor parte de la literatura de su tiempo, relata episodios de genocidio y destrucción de pueblos completos, y a veces los atribuye a Dios mismo. La pregunta es ¿cómo podemos interpretar estos textos a la luz de las enseñanzas de Jesús, el Pacificador?


Anteriores Entradas antiguas