La Masculinidad del Pastor: Parte I

Osías Segura
Teólogo costarricense y profesor adjunto en el Seminario ESEPA.

Osías Segura
La Masculinidad del Pastor: Parte I

Julio 6, 2009 by Osías Segura

Nos sorprende escuchar de pastores envueltos en casos de violencia domestica, estafa, aferrados a un poder abusivo, extremadamente materialistas, y hasta en violación, adulterio o fornicación. Y nos preguntamos: ¿Qué les sucedió? ¡Si eran tan excelentes personas! Este articulo lo quiero dedicar a aquellos pastores (disculpen hermanas pastoras), hombres como yo, que sufrimos los embates de una carga de expectativas sociales, y cambios hormonales que ha ratos no podemos tolerar en nuestra soledad. Así es, cuánto nos burlamos de los cambios hormonales en las mujeres, pero ¿qué hay de los que sufrimos los hombres? Mi intención es subrayar panorámicamente una serie de problemas sociales, hormonales y emocionales, que acosan al hombre pastor en su frágil masculinidad. Problemas que atentan contra la calidad del ministerio varonil, y por tanto, contra la expansión del Reino.

¿Cuál es el problema?
¡No sé cuantos de ustedes recuerdan la novela de Robert Louis Stevenson Doctor Jekyll y Mister Hyde! Un doctor que en sus experimentos descubre un brebaje que lo transforma de un hombre amable y apacible, a un monstruo agresivo y destructor. Esta analogía me sirve a mí para no sorprenderme, aun sí dolerme mucho, del escuchar colegas pastores que de la noche a la mañana se convierten en Mister Hyde. Hacen daño a sí mismos, destruyen sus matrimonios, y hasta las congregaciones donde servían. ¿A qué se debe ese cambio? ¿Qué les sucedió, o qué les venia sucediendo? ¡El pecado logro dominarlos! Sí, pero existen una serie de circunstancias que empujan a muchos pastores a pasar de ser Doctor Jekyll a convertirse en Mister Hyde. Detrás de esas circunstancias están (1) nuestro modelo de masculinidad, y (2) los cambios hormonales que muchos de nosotros hombres llegamos a experimentar.

¿Desde cuando viene el problema?
Génesis 3 nos muestra que tan pronto entra el pecado original en Adán y Eva, el resultado inmediato es una enemistad entre semejantes. Es decir, el conflicto de género surge como resultado inmediato del pecado, y paralelamente a este la separación de Dios. El pecado ha traído enemistad entre la mujer y el hombre, llevando al hombre a creer, socialmente hablando, que debe ser superior a la mujer, a cualquier otro hombre, y aun superior a Dios. La enemistad entre seres humanos, con Dios, y el resto de la naturaleza es el resultado del pecado original en nosotros. Al buscar el perdón de nuestros pecados, y por tanto, reconstruir nuestra relación con Dios, deberíamos buscar una reconciliación de género, y con el resto de la creación. Sin embargo, estos dos últimos temas de reconciliación han estado ajenos de nuestra reflexión teológica evangélica en los últimos dos siglos. Dios nos hizo mayordomos, no dueños, de la creación; y nos hizo co-participes del Reino (hombres y mujeres), no controladores, el uno del otro.

Pero el problema del pecado es su complejidad. No es solo algo que vive dentro de nosotros, sino también, algo con lo que podemos crear y destruir. Por ejemplo, las estructuras sociales, económicas, políticas y culturales en nuestra sociedad están impregnadas de pecado. Y son esas instituciones, formadas por tales estructuras, como la familia, la iglesia (entre otras) las que nos socializan y nos hacen humanos capaces de funcionar en una sociedad. A los hombres, por ejemplo, se nos socializa para ser hombres de una determinada manera, diferente de lo que significa ser mujer. Por tanto, si Dios no nos ha ayudado a sanar esa enemistad entre semejantes (de género) vamos a tener hombres que desprecian y buscan dominar e imponerse a todo aquello que sea femenino. Es decir, nuestra sociedad ha reproducido, a través de los siglos, modelos de masculinidad pecaminosos como el machismo.

¿Qué es la masculinidad?
Pensemos en ¿cómo se nos enseña a ser hombres? ¿Cómo aprendimos a comportarnos como hombres? ¡Eso es masculinidad!
“La masculinidad es la forma aprobada de ser varón en una sociedad determinada; por lo tanto, el hombre debe cumplir y adecuarse al ideal cultural creado en esa sociedad”. Esta masculinidad se “construye de manera permanente bajo el escrutinio de los otros varones, y la hombría se demuestra para la aprobación de otros hombres, quienes evalúan el desempeño. Por esto es importante alardear para competir por los indicadores que socialmente determinan el grado de virilidad, tales como riqueza, poder, posición social y mujeres atractivas”. (http://www.varones.com.ar/periodisticos.htm )

Muchos Modelos de Masculinidad
Ahora, existen muchos modelos de masculinidad, pero hay uno dominante. Existen muchos modelos diferentes de masculinidad (lo que significa ser hombre) que varían social y culturalmente. No es lo mismo llenar la expectativa de lo que significa ser hombre en un contexto de vaqueros en Norteamérica, o del significado de lo que es cazar un león para un hombre Masai (Kenia, África). Estoy seguro que usted al igual que yo no podría sobrevivir en tales contextos. ¡Pero sí vivimos en un contexto pastoral que a ratos nos atormenta! Y lo más triste de todos estos contextos, y muchos otros a escala mundial, es que hay un modelo dominante que busca controlar hasta con violencia, y estar por encima, a toda costa, de la mujer. Nuevamente, el pecado original en su máxima expresión: Rebelión contra Dios, y enemistad de género.

El Micromachismo Pastoral
Pensemos por un momento, ¿cómo aprendemos a ser pastor, y quién nos enseño a ser pastor? ¿Cómo debe comportarse un pastor? ¿Cómo deben ser manejadas las cosas por un pastor? Reflexionar en estas preguntas nos lleva a evaluar nuestro modelo de masculinidad pastoral.
El ideal cultural de ser pastor ha venido cambiando con los años. Hoy en día existen más iglesias y más pastores, y la sociedad se ha venido formando una imagen de quien es un pastor, y nuevas expectativas de corte profesional surgen. Primero que todo existe el modelo dominante de masculinidad en nuestra sociedad: el machismo. Y muchos pastores no han podido sanar esta área de sus vidas, por falta de reflexión teológica en esta área. El machismo es esa actitud varonil de creerse superiores a las mujeres y a otros hombres. ¡En nuestra cultura latinoamericana nos formaron para ser “machos”! Por ejemplo, tomar mucho licor, darse de golpes con otros hombres, alardear de una vida sexual mítica, y controlar el hogar (aun usando la violencia si es necesario). En el caso del pastor varón debe saberlo todo, poderlo todo, tenerlo todo, ser importante, sentirse orgulloso y confiado, es decir, “tener poder”. Si eso implica convertirse en un apóstol, o comprar un doctorado honorario, hay que hacerlo, con tal de sentirse con más poder.

En el mundo pastoral se genera un micromachismo (una expresión cotidiana muy particular del ser pastor “macho”), que en algunas pocas cosas difiere pero en otras reproduce, al modelo pecaminoso de machismo encontrado en nuestra sociedad. Esto nos lleva al micromachismo del “pastor de éxito”, modelo tan de moda en el mundo empresarial/pastoral de muchos ministros. El pastor siente “la obligación de controlar la iglesia, como controla su hogar” como se controla un negocio. Él “fue ungido para estar en esa posición espiritual”. De él “depende la guianza de muchas personas”. La iglesia de un pastor espiritual “debe crecer y brindar mucho dinero”. Un pastor de éxito “gana bien, pues es bendecido”. Un pastor “debe vivir exitosamente, pues la familia pastoral no le debe faltar nada”. “De mí dependen muchos otros pastores pues les doy cobertura”. Es más la meta no es solamente ser un pastor de éxito, sino subir la escalera un poco más y convertirme en un profeta, o aun más arriba un apóstol de éxito. La búsqueda de ese “éxito” no es otra cosa que la búsqueda por conservar su masculinidad.

Así que, ¿por qué hay que tener éxito o aparentar tenerlo? La gran mayoría de nuestros pastores con costos alcanzaron terminar sus estudios de secundaria, y algunos se enfrentan ante una iglesia conformada de muchos profesionales. ¿Qué hacer? Estos pastores imponen sus “dones espirituales” para sentirse por encima de aquellos otros tal vez “más capaces”. Por otro lado, no buscan los estudios teológicos pues “a mi nadie me enseña, y no tengo tiempo”. Este modelo pastoral de masculinidad busca tener éxito económico y prestigio social, a costa de cualquier cosa. ¡Y si es necesario aparentarlo, hay que hacerlo! De pronto la iglesia se maneja como un negocio, y es necesario para el pastor alardear de lo que ha construido con tanto esfuerzo personal.

biblia.com

Anuncios

Homosexualidad animal

Comportamiento homosexual en animales

Escrito por Volker Sommer, Paul L. Vasey

  • ver (en ingles) aca

«Nos avergonzaremos del trato a los primates como lo hacemos de la esclavitud»

«Nos avergonzaremos del trato a los primates como lo hacemos de la esclavitud»

Pedro Pozas, con el chimpancé Kika /P.P.

Pedro Pozas con el chimpance Kika
Proyectos en África
El Proyecto Gran Simio mantiene distintas iniciativas en las selvas donde habitan los grandes primates. En el Congo, los socios realizan programas de protección y sensibilización. Cerca del Parque Nacional de Borunga, hábitat natural de los gorilas de montaña, promueven las briquetas, unas máquinas prensadoras hechas de material reciclable como papel o ramas que fabrica combustible compacto. De esta forma, dice Pedro Pozas, «no sólo evitamos la destrucción de las selvas de los gorilas, sino también que niños y mujeres tengan que desplazarse kilómetros para recoger leña, al tiempo que creamos puestos de trabajo».
En el Parque Nacional de Tai, en Costa de Márfil, la organización realiza con ayuda de ciudadanos nativos un censo de la población de chimpancés. Aquí se han descubierto los monos «cascanueces», que utilizan un par de piedras para abrir las nueces, «como lo hacían los hombres primitivos».

El Proyecto Gran Simio está respaldado por entidades y particulares de treinta paíes, entre ellos científicos como la primatóloga inglesa Jane Goodall o su compatriota el etólogo Richard Dawkins, autor del libro «El gen egoísta». En España, el grupo tiene 450 socios.
JUDITH DE JORGE | MADRID Actualizado Lunes, 06-07-09 a las 17:18

El Proyecto Gran Simio (PGS) es una organización de ámbito internacional que lucha para que determinados «derechos morales fundamentales» que hoy en día son exclusivos de los seres humanos se extiendan también al resto de grandes simios: los chimpancés, los gorilas, los bonobos y los orangutanes. Se trata de crear una «comunidad de iguales», en la que todos sus miembros disfruten del derecho a la vida, la libertad individual y la prohibición de tortura. La propuesta de esta asociación de crear una ley de protección de grandes simios, que causó un gran revuelo en su día al equiparar, según sus detractores, al Hombre con el mono, fue admitida a trámite por la comisión de Medio Ambiente del Parlamento español el pasado año, pero aún sigue aparcada. Mientras espera una resolución, Pedro Pozas, director ejecutivo del PGS en España, continúa con su campaña en favor de unos seres «que son homínidos, pertenecen a nuestra misma familia».
-¿Cómo justifican su propuesta de una comunidad de iguales?
-Hay numerosas investigaciones científicas que admiten que los grandes simios tienen conciencia de sí mismos. Se reconocen en los espejos, son capaces de aprender un lenguaje de signos, pueden sentirse tristes por la pérdida de un amigo, experimentar la soledad… Saben mentir como los seres humanos y tienen sentido de la planificación.
-¿Hacen planes de futuro?
-Sí. El chimpancé Coco del antiguo zoo de Valencia planificó su huida. Se mantuvo sin comer fuera de su habitáculo hasta que los cuidadores abrieron las puertas, algo que sabía que hacían cada día, y se escapó, aunque al final fue abatido por la Policía. Hay otro caso en un zoo de Estocolmo en el que un chimpancé se dedica a recoger piedras por la mañana para luego tirárselas a los visitantes por la tarde. Se sabe de otros ejemplares que roban herramientas, como por ejemplo alicates, y las usan a escondidas. Está demostrado que tienen la capacidad intelectual de un niño de tres o cuatro años.
-Perdone, pero yo tengo una sobrina de esa edad y no acabo de ver el parecido…
-Eso es porque no has estado cerca de un chimpancé. El día que llevé a mi hija pequeña a ver una cría de mono fue increíble. Se cogían de la mano, jugaban, corrían juntas… Cuanto más pequeños sean los bebés humanos y los chimpancés más cercanos se sienten. Conectan perfectamente.
-Pero, ¿de verdad cree que un gorila tiene la misma importancia moral que un ser humano?
-A ver… También tienen su importancia moral. Si en África encontráramos un neanderthal, ¿qué haríamos? ¿Lo expondríamos en un zoo? Eso pasa exactamente con los grandes simios. La diferencia es que unos son fósiles y los otros están vivos. Con mayor motivo necesitan protección.
-Sin embargo, experimentamos con monos, los cazamos para hacer ceniceros con sus manos…
-Tanto el tráfico de especies como la experimentación son una barbaridad. Hay formas más baratas, seguras y eficaces para experimentar. Ahí está el tejido humano y los métodos informáticos. El último caso conocido es el de 42 chimpancés que han sido abandonados en Austria después de servir durante años como cobayas para pruebas de hepatitis y sida. Se les debería dar una vida digna.
-Tampoco están de acuerdo con los zoológicos.
-Tampoco. El 80% de los zoos españoles que acogen chimpancés están en pésimas condiciones: suelos de cemento, barrotes, jaulas de cristal…. Allí no deberían procrear, porque lo hacen en esclavitud. Son meros objetos económicos. Algunos ejemplares se venden a otros zoos aunque con ello se rompan sus lazos familiares, que los tienen. Además, luego es imposible reintroducirlos en las selvas tropicales. Nosotros estamos a favor de crear en España santuarios para primates, áreas donde puedan vivir en buenas condiciones. Hoy día está más protegido un perro que un chimpancé.
-¿Cree que algún día nos avergonzaremos del trato dado a los primates como lo hacemos de la esclavitud?
-Por supuesto, exactamente igual. Cuando ya hayan desaparecido los primates, nos preguntaremos: ¿qué estábamos haciendo? Las nuevas generaciones pensarán que estábamos ciegos, que no hemos sido capaces de protegerlos.

La Biblia cristiana más antigua, ahora en Internet

LIBROS | Tras cuatro años de investigación

La Biblia cristiana más antigua, ahora en Internet

Página del 'Código Sinaiticus', la Biblia más antigua del mundo. | Efe

Página del ‘Código Sinaiticus’, la Biblia más antigua del mundo. | Efe
elmundo.es | Madrid
Actualizado lunes 06/07/2009 12:49 horas

Alrededor de 800 páginas de la primera Biblia cristiana de la que se tiene noticia estarán a disposición de los internautas en la web http://www.codexsinaiticus.org, según informa la BBC.

El ‘Código Sinaiticus’, nombre que recibe el documento, cuenta con 1.600 años de existencia y está escrito en griego sobre pergamino. La versión original contiene alrededor de 1.460 páginas, cada una de 40 por 35 centímetros.

Este proyecto ha llegado a su fin después de cuatro años de colaboración entre la Biblioteca Británica, la Biblioteca de la Universidad de Leipzig, el Monasterio de Santa Catalina (Monte Sinaí, Egipcio) y la Biblioteca Nacional de Rusia, en San Petersburgo.

Scot McKendrick, encargado de los manuscritos de la Biblioteca Británica, asegura que la disponibilidad del documento presenta muchas oportunidades de investigación.

“Este manuscrito ofrece una ventana a los comienzos de la cristiandad”
“El ‘Código Sinaiticus’ es uno de los más grandes tesoros del mundo”, afirma McKendrick. “Este manuscrito ofrece una ventana a los comienzos de la cristiandad y las pruebas de cómo la Biblia fue transmitida de generación en generación. La disponibilidad del manuscrito virtual para su estudio por los eruditos de todo el mundo crea oportunidades para la colaboración en la investigación que no habría sido posible hace unos pocos años”.

Durante 1.500 años, el ‘Código Sinaiticus’ reposó en un monasterio de la península Sinaí, fronteriza con Israel, hasta que fue encontrado en 1844 . Entonces se repartió para su estudio entre Egipto, Rusia, Alemania y Reino Unido. Estaba en perfectas condiciones y se cree que fue porque el aire del desierto facilitó su conservación y porque las paredes del monasterio lo mantuvieron intacto.

La Biblioteca Británica prepara una exposición, que incluirá una serie de objetos históricos y vinculados al documento.

Darwinismo. Todos son sospechosos.

Darwinismo. Todos son sospechosos.

Daniel Dennett, filósofo y profeta
Kenneth R Miller, el azote permanente de los proponentes del Diseño Inteligente ha sido acusado a su vez de creacionista por otro darwinista más fanático: Jerry Coyne. Al Robespierre-Miller le ha llegado la hora de encaminarse hacia la guillotina. Estas acusaciones contra fervorosos ortodoxos no son nada nuevo, hace años que Daniel Dennett acusaba a Gould de tener un programa oculto, cuando al paleontólogo se le cae la baba con solo recordar a Darwin, y se proclama permanentemente darwinista.
Creo que esto irá en aumento, se miran unos a otros con el rabillo del ojo y se escudriñan mutuamente para ver si hay infiltrados.
En mi opinión deberían organizarse de forma centralizada y elegir un Stalin que decida quién peca contra la Ciencia porque ahora con acusaciones de todos contra todos están liando una enorme algarabía y el darwinismo necesita un poco de orden y tranquilidad para poder enfrentarse al enemigo principal, pues estos enfrentamientos están debilitando al cientifísmo.
Mi propuesta para el cargo de Secretario General, descartado Dawkins por su desviacionismo, sería Dennett, que da el tipo, y a quién no se puede acusar de pusilánime y que ha propuesto encerrar en jaulas a las personas religiosas, aunque nunca se sabe. Puede resultar que todo el Comité Central estuviera conspirando contra la Ciencia Darwinista en secreto y disimulando durante muchos años como ya le pasó a Stalin.
Lo que es indudable es que los observadores externos vamos a estar divertidos con sus paranoias.
sospechosos.html

Conociendo la Voluntad de Dios

Conociendo la Voluntad de Dios

¿Cómo podemos conocer la Voluntad de Dios?… es la pregunta que solemos hacernos para crecer en nuestra vida espiritual…

Cuatro consejos simples pueden ayudarnos en esta búsqueda esencial…

En primer lugar… ORAR…

“Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces” (Jeremías 33:3)
¿Qué nos sucederá si clamamos al Señor?… La respuesta sencilla es que El nos “enseñará” aquello que anhelamos descubrir… Por lo tanto si queremos conocer la Voluntad de Dios debemos vivir vidas de oración…

En segundo lugar… OBEDECER…

“Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino” (Salmos 119:105)
“Porque el mandamiento es lámpara, y la enseñanza es luz, y camino de vida las reprensiones que te instruyen” (Proverbios 6:23)
En La Biblia encontramos el Plan de Dios para nuestras vidas. A veces no conocemos Su Voluntad porque no estudiamos o no obedecemos Su Palabra…

“…miraré a aquel que es pobre y humilde de espíritu, y que tiembla a mi palabra” (Isaías 66:2)
En tercer lugar… OBSERVAR…

Es importante ser muy sabios para discernir nuestros propios deseos para que estos no nos desvíen de hacer Su Voluntad…

“…porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad” (Filipenses 2:13)
“Deléitate asimismo en Jehová, y él te concederá las peeticiones de tu corazón” (Salmos 37:4)
Cuando estamos dispuestos a hacer Su Voluntad, Dios pone muchas veces un anhelo en nosotros. Pero para discernir si nuestro deseo viene de Dios o no, debemos evaluar si está de acuerdo con Su Palabra, si hay paz en nuestro corazón y si El nos provee los medios para lograrlo…

En cuarto lugar… OCUPARSE…

Es importante escuchar a quienes llevan una vida sabia delante del Señor. El consejo sabio en muchas ocasiones nos da discernimiento para conocer la Voluntad de Dios

“Porque con ingenio harás la guerra, y en la multitud de consejeros está la victoria” (Proverbios 24:6)
Escuchar el consejo sabio no debe ser una excusa para permanecer inactivos, sino un trampolín para comenzar a dar pasos decisivos en la Voluntad de Dios…

“Atended el consejo, y sed sabios…” (Proverbios 8:33)
Recordemos: La Voluntad de Dios no es un misterio para quienes la buscan en El…

DECH
info@daresperanza.com.ar

Mail: info@daresperanza.com.ar
Teléfono: (Exterior) 54-11-4464-4583
Teléfono: (Argentina) (011) 4464-4583

http://www.daresperanza.com.ar

Descubriendo cual es la voluntad de Dios para nosotros

Julio 6, 2009

Descubriendo cual es la voluntad de Dios para nosotros

“El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado, y tu ley está en medio de mi corazón.”1

¿Cómo sabe usted cual es la voluntad de Dios para usted? ¿O cómo sabrá si Dios le llama?

Brent Porterfield, citando del libro de Frederick Buechner,Wishful Thinking, proporciona una respuesta digna de meditarse. Buechner “dice que una buena regla para encontrar su vocación es ésta: Nuestra misión especial en la vida es generalmente una de las siguientes:

A. Aquello que más disfrutamos hacer
B. Es el trabajo que el mundo más necesita.

“Buechner dice que si realmente disfrutamos nuestro trabajo, probablemente hemos cumplido con el requisito A, pero si ese trabajo es el de escribir comerciales de desodorantes para TV, existe la posibilidad de que no hemos cumplido con el requisito B. Si nuestro trabajo es el de un doctor en una colonia del leprosos, probablemente hemos cumplido con el requisito B, pero si la mayor parte del tiempo nos aburrimos y nos sentemos deprimidos con este trabajo, no sólo hemos saltado A, probablemente tampoco estamos ayudando lo suficiente a nuestros pacientes.

“Buechner concluye: ‘El lugar al que Dios nos llama, es el lugar en donde nuestra profunda satisfacción y la  profunda hambre del mundo se encuentran.’”2

Oswald Chambers describe la llamada de Dios de esta manera: “La llamada de Dios es como la llamada del mar al marinero. Solamente el que tiene la naturaleza del mar dentro puede escuchar el llamado.”

Como el que nace para marinero que nunca descansa hasta que él responde al llamado del mar y se lanza hacia la profundidad, cuando la palabra de Dios está escrita en nuestro corazón, nosotros tampoco encontramos descanso hasta que hacemos lo que sabemos en nuestro corazón que es el deseo de Dios. Y cuando respondemos a su llamado, nosotros también, como el rey David, nos deleitáremos en los caminos de Dios y en hacer su trabajo – no importa que tan sencillo o noble sea el trabajo.

Se sugiere la siguiente oración: “Dios mío, gracias por tener un plan y un propósito para cada cristiano, y eso me incluye a mí. Como el antiguo David, por favor dame amor por tu palabra y tus caminos para que yo también sepa y me deleite al hacer tu voluntad y responder a tu llamado.  Gracias por escuchar y responder a mi oración. De todo corazón en el nombre de Jesús, Amén.”

1. Salmos 40:8 (NIV)
2. Brent Porterfield, http://www.esermons.com/.

<:))))><

actsweb.org

Anteriores Entradas antiguas