LA PURA VERDAD


LA PURA VERDAD

Posted: 09 Jun 2009 06:32 AM PDT

“No tenemos otro rey que Obama”, un presidente a la medida del Vaticano II

09/06/09 Por su interés, reproducimos a continuación un artículo publicado por El brigante, en el que se analiza la actividad del actual presidente de EE.UU., Barack Hussein Obama y el análisis de la revista “América”, que edita la Compañía de Jesús.
“Tenemos un presidente del Vaticano II”. Así comienza el artículo. “America”, la influyente revista de los jesuitas yankis, (cerca de 45.000 suscriptores), publica en su número de 25 de mayo el texto que nos ocupa, titulado Barack Obama y el Vaticano II, firmado por el jesuita John W. O’Malley.

>>Cuando escuché su discurso en Grant Park, en Chicago, la noche en que fue elegido, y más recientemente, cuando tomó la palabra en la ceremonia de graduación en la Universidad de Notre Dame, lo que inmediatamente me impactó fue eso. En ambas ocasiones estaba personificando y profesando con su oficio público el espíritu del concilio”, confiesa el religioso.

El pío jesuita encuentra que Obama encarna “el espíritu del Concilio”, porque el dicho concilio habló de un “nuevo estilo”, un “estilo diferente al de todos los concilios anteriores”. El Concilio, continúa O’Malley, “evitó palabras que implicaran castigo, vigilancia, hostilidad, desconfianza e imposición de conductas, características de los concilios anteriores”. En su lugar, el concilio recurrió a palabras que “reflejaban un nuevo modelo de conducta cristiana”. Palabras como, “hermanos y hermanas, cooperación, colaboración, familia humana, conciencia, colegialidad y, específicamente, diálogo. Éstas nuevas palabras no se pueden despreciar como si fueran circunstancias colaterales, o mero escaparatismo”.

Este compañero de Jesús, sintetiza el valor de ese concilio: “Este nuevo vocabulario hizo del concilio un acontecimiento lingüístico de primera importancia en toda la Historia de la Iglesia”. Está claro que, a pesar del despropósito, O’Malley señala un aspecto real: la novedad del lenguaje del Concilio Vaticano II y su influjo en formación de una nueva “conciencia” en los católicos.”El Concilio –prosigue O’Malley– aspiraba a que este nuevo estilo de vida, que lleva consigo todo un nuevo proceder, llevara a la cooperación entre todos los hombres de buena voluntad, católicos y no católicos, cristianos y no cristianos, creyentes y no creyentes, ante los nuevos, masivos y a veces terroríficos problemas que afronta hoy la Humanidad”.

¿Y Obama? “Ésta es la razón por la que, cuando escuché los dos discursos de Obama me sorprendió lo mucho que su discurso coincidía con el espíritu del Vaticano II”… Él hacía un llamamiento al civismo, a acabar con las agresiones verbales, a la buena disposición para el trabajo común para tratar los problemas que tenemos en común, incluyendo el aborto, en lugar de una paralizante obstinación por imponer los propios principios sin considerar lo que eso pueda costar al bien común”. Eso, digo yo, también lo podrá decir algún jesuita de Zapatero o de Rajoy, ¿no? ¿Tendremos también nosotros, un presidente del Vaticano II y un líder de la oposición del Vaticano II?

Después de muchas otras interesantes consideraciones, concluye O’Malley su loa a Obama: para los que piensen que el espíritu del Vaticano II languidece, es irónico pensar que no sea un obispo, sino el presidente de los Estados Unidos quien se erija “en el más eficaz portavoz de ese espíritu”. Según “America”, ahora resulta que los EE.UU. son la punta de lanza de una nueva unidad católica. La del “espíritu del vaticano II”, eso sí.
radiocristiandad.wordpress.com

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: