PALEY, DISEÑO Y EVOLUCIÓN


PALEY, DISEÑO Y EVOLUCIÓN

Un ateo expone el argumento de diseño al estilo clásico del teólogo Paley. Interpreta el argumento de diseño en virtud del ejemplo de Paley y lo intenta refutar.

Dice:

El Argumento del diseño se suele exponer por analogía, el llamado Argumento del relojero. Se le propone alguien que imagine que se ha encontrado un reloj en el desierto ¿supone uno que ha sido creado por un relojero o que evolucionó naturalmente? Desde luego uno asume que fue creado por un relojero. Como el reloj es complicado y complejo, también lo es el universo, por lo tanto, dice el argumento, el universo debió haber tenido también un creador.

Alberto:

Parece que Paley usaba el argumento del relojero en oposición al azar y que algunos lo usan en oposición a la evolución. El argumento teleológico (del que forma parte el argumento del diseño), te habla de finalidad y no se opone a la evolución ni al azar. De hecho, el azar implica contingencia y ésto ya se conocía hace mucho tiempo usándose como prueba para llegar a Dios. El argumeno teoleológico supone una inteligencia subyacente que ha puesto la dirección, pero no te dice el método que puede usar esa inteligencia para sus fines y , como comentaba, tampoco se opone a que intervenga el azar en el proceso. El que haya azar en el funcionamiento de algo, no implica que no esté diseñado. Y ya te dije que acepto la evolución como un hecho científico.

Dices:

La analogía del relojero sufre de tres errores en particular, además de los comunes a todos los Argumentos del diseño. En primer lugar, el relojero crea relojes de materiales preexistentes, mientras que Dios supuestamente creó el universo de la nada. Estos dos tipos de creación son fundamentalmente diferentes y la analogía es por lo tanto débil.

Alberto:

Esto es entender mal la analogía y quedarse en lo superficial. Lo que se pretende con la metáfora es que se comprenda la lógica del argumento del diseño, pero es sólo un ejemplo metafórico. Sólo se pretende mostrar la necesidad de Inteligencia subyacente al proceso. Al argumentación abstracto sí que se fusiona con los demás argumentos,los cosmológicos, y te hace ver que el origen de todo, tanto lo material como su configuración, está en una PRIMERA CAUSA. Y esta no se ha de entender como de inicio temporal, sino subyacente o jerárquico. La excepción es el argumento Kalam, que si es cierto, demuestraría un inicio.

Para que lo entiendas y explicándolo con un argumento que os gusta. La Primera Causa la podríamos identficar con la Inteligencia primera aplicando la navaja de Occam. Sería la explicación más simple.

Dices:

En segundo lugar, el relojero hace relojes, pero hay muchas otras cosas en el mundo. Si caminamos un poco más y encontramos un reactor nuclear, no supondremos que ha sido creado por el relojero. El argumento entonces sugiere que existen una multitud de creadores, cada uno responsable de una parte diferente de la creación (o de un universo diferente, si nos permitimos la posibilidad de la existencia de más de un universo).

Alberto:

Interpretas otra vez mal la metáfora y no sé si intencionadamente para usar la falacia del hombre de paja. El ejemplo sólo pretende usarse para que se entienda la argumentación. Y esta sólo implica la necesidad de inteligencia subyacente. El que sean una o muchas inteligencias es irrelevante, pero el recurrir a muchas inteligencias limitadas es desplazar el problema. Lo más simple es llegar a la Inteligencia última.

Dices.

Finalmente, en la primera parte del argumento del relojero, concluimos que el reloj no es parte de la naturaleza por que es ordenado y que por lo tanto sobresale de la aleatoriedad de la naturaleza. Y en la segunda parte del argumento, partimos de la posición que el universo obviamente no es aleatorio, sino que muestra elementos de orden. El argumento del relojero es por lo tanto internamente inconsistente.

Aparte de las inconsistencia lógicas del argumento del relojero, vale la pena destacar que los sistemas biológicos y los sistemas mecánicos se comportan de una manera muy diferente. Lo que es poco probable para un montón de engranajes, no es improbable necesariamente para una mezcla de moléculas biológicas.

Alberto:

La metáfora del relojero te está comparando la máquinas con algunas características con fuerte apariencia de diseño en la naturaleza, pero NO con toda la naturaleza. Lo has interpretado mal.
En la naturaleza como tal encontramos orden y desorden. Cuanto más orden y complejidad encontramos más intensa es la analogía de lo natural con el reloj. El caso más evidente de analogía fuerte es entre lo biológico y el reloj. No hay inconsistencia, lo has entendido mal.

Que hay diferencias entre los seres vivos y las máquinas es evidente; pero el argumento de diseño no se centra sólo en las máquinas, sino en todos los productos de la inteligencia humana, cosas o procesos. En ese sentido, la barrera entre lo puramente biológico y la intervención inteligente humana YA está rota hace tiempo. La selección ARTIFICIAL para generar especies muy diferentes de perros es un ejemplo de intervención inteligente en lo biológico. Y actualmente, la ingeniería genética ha roto esas barreras con la intervención inteligente en lo biológico. Tenemos bacterias modificadas genéticamente (por acción inteligente humana) que producen insulina, vacunas, etc. Incluso vi una foto alucinante del Consejo Superior de Investigaciones Científicas que mostraba un helecho brillaba en la oscuridad porque le habían introducido el gen del brillo de la luciérnaga.

Dices:

La teoría de la evolución ha demostrado que la aparición de la vida es un epifenómeno, la del hombre un fenómeno contingente. La evolución es un proceso casual, aleatorio, sin dirección ni propósito. Por tanto, no hay un Dios detrás del universo, no hay objetivo, meta ni creación. La evolución no tiene causas finales, sólo eficientes.

Alberto:

De nuevo se mezclan aquí afirmaciones científicas y metafísicas. Es evidente que la evolución se basa en procesos azarosos, como la selección natural por la supervivencia estadística de los más aptos. Es cada vez más claro que el proceso de la evolución está lleno de contingencias, como la desaparición de los dinosaurios por el choque de un asteroide, hace 65 millones de años. Sin ella, parece ser que la explosión de los mamíferos que dio lugar a la aparición del hombre, no habría ocurrido. Pero que somos contingentes, YA lo sabíamos hace mucho tiempo. Precisamente a este hecho recurre la tercera vía de Santo Tomás de la existencia de Dios, la de la contingencia ( que desarrollo en el apartado de argumentos cosmológicos) y que se aplica a cada uno de nosotros porque es evidente que somos resultado de mil y una casualidades ¿En qué disminuye eso que Dios exista? Por el argumento de la contingencia se ve lo contrario y , de hecho, cuando hablan de “providencia” siempre se han referido a la utilización por Dios de la contingencia natural para obtener sus fines.

Y respecto al tema del azar, por lo que yo sé, en informática se usan procesos de cálculo que se basan en procedimientos aleatorios para obtener resultados concretos preestablecidos. Los algoritmos genéticos de Dawkins simulan la evolución y desmontan este argumento. Supón hipotéticamente que diseñáramos un algoritmo que con el tiempo generara seres conscientes, que pensaran. Con este argumento ateo ellos podrían llegar a la conclusión de que el que ha diseñado el algoritmo no existe y que el algoritmo que les ha generado no tiene ninguna finalidad. Como esto sería mentira, el argumento fracasa totalmente en demostrar la inexistencia de Dios o un Diseñador. Es un non sequitur. De hecho, uso este hecho en el argumento evolutivo de la existencia de Dios.
Dices:

Los relojes no aparecen en la naturaleza tal cual. Es demasiado obvio….Es muy obvio que evolucionaron desde los relojes primitivos hasta los modernos del pasado. Hay fósiles. Han evolucionado de un año para otro. Los relojeros han estado escondidos…

Alberto:

Entiendo. Las primeras piezas eran muy primitivas y rudimentarias. Mejoraron a través de los años. Nos podemos referir a los antiguos artefactos para medir el tiempo como fósiles. Podemos después mostrar la secuencia de fósiles de la evolución de los relojes desde uno muy primitivo hasta los modernos relojes electrónicos. Hoy en día esos relojes evolucionan de un año a otro. Pero como tú puedes ver, los relojeros estuvieron a través de todo el proceso, haciendo evolucionar series de relojes antes de que alguien encontrara uno en el desierto. El hecho de que los relojes mejoraran durante el tiempo hasta su forma presente se nos presenta sin evidencia directa de necesidad de un ser humano detrás del reloj en cada mejora evolutiva del éste. Pero como sabemos que hay relojero, el argumento aquí también falla.

Dices:

¿Cómo pudo empezar la vida ? Todos los animales actuales han empezado con pequeñas unidades de materia ya viviente creada por sus padres. Elementos y moléculas simples se está combinan constante y espontáneamente en moléculas más complejas. Si dejas algo de esto suelto, no va a estar mucho tiempo sin recombinarse. Los átomos de carbono tienen la tendencia formar espontáneamente todo tipo de moléculas complejas, las cuales que frecuentemente se combinan en complicados polímeros o megamoléculas. Algunas de esas moléculas incluso se autorreplican si las condiciones necesarias están presentes….Vemos esas moléculas ajustándose entre ellas en sistemas vivos de forma natural. Esta tendencia natural para la vida se mantiene a sí misma, se expande y evoluciona o cambia de forma espontánea. En los copos de nieve se puede ver un caso especialmente bello de formación de estructuras cada vez más complejas.

Alberto:

Estamos de acuerdo en esas capacidad que tienen las moléculas para combinarse espontáneamente.

Los ejemplos de los copos de nieve y DNA son interesantes como ejemplo de estructuras en las que se produce una creciente complejidad. Pero esto no soluciona los problemas de información, de regulación y interacciones complejas de la mecánica biológica. Es el “argumento del copo de nieve” y que encontramos en muchas formas. Y el muro con que se encuentran estos ejemplos de replicación espontánea es siempre el mismo….porque no es una autorreplicación del mismo tipo. No tiene nada que ver. La del copo de nieve no puede soportar información a diferencia del ADN. Nos encontramos una discontinuidad enorme. Lo cual no quiere decir que se encuentre la explicación a un fenómeno tan insólito. El problema es que la pregunta que hago y mi reflexión no va por el hecho de que se pueda explicar de forma natural el que se generen estructuras que soporten información ; sino que reflexiono acerca del hecho de que la información es un indicio muy fuerte de diseño y de inteligencia subyacente. Como no veo en absoluto que eso se pueda atribuir directamente a la materia, sostengo que el proceso GLOBALMENTE considerado (y se llegue a explicar alguna vez o no) tiene una explicación inteligente fuera de él.

Es como si vieras una pantalla de ordenador que es usada a distancia o un coche que lo manejan por control remoto sin saberlo. Si lo estudiaras en profundidad, podrías explicar todo lo que pasa de forma natural en forma de bits de información y estructuras materiales, pero como habría una inteligencia que lo controla desde lejos, el argumento de negarla falla.

Dices:

La vieja analogía del reloj en el desierto se supone que es una prueba de que la evolución no ha ocurrido ni puede ocurrir. Pero podemos suponer que los relojes han evolucionado y no han sido creados milagrosamente de la nada porque de hecho ha sido así. La incapacidad para auto ajustarse de los componentes del reloj no tiene nada que ver con la obvia capacidad de los componentes químicos y vivos para ajustarse a si mismos a partir de los materiales disponibles porque en realidad es cuestión de tiempo, mucho tiempo. Con tiempo cualquier cosa, incluso lo más improbable, se podría dar ¿Cómo puede un reloj hecho por un hombre probar que los animales han sido creados en su forma actual?

Alberto:

Ya he dicho antes que yo acepto la evolución biológica y la considero un hecho científico. Me parece que No te das cuenta del error al usar la analogía o es que usas la falacia del hombre de paja.Los relojes no requieren intervención milagrosa, pero requieren creador o diseñador.

La analogía del relojero no prueba la forma en que se crea o diseña , sólo prueba la necesidad de un diseñador. El creador humano en la analogía está en lugar de la Inteligencia subyacente a la realidad y tiene un éxito en mostrar la necesidad de ese creador que diseña. Estoy muy lejos de usar la analogía para intentar probar con ella que los animales fueron creados tal cual son en su presente forma. La analogía no prueba el método de creación o diseño, sino sólo la absoluta necesidad de un creador o diseñador. El argumento no te prueba ninguna forma específica en la que pueda haberse dado ese diseño y puede ser (pienso que efectivamente ha sido) a través de la evolución con intervención del azar (contigencia).

. En realidad, la habilidad de los elementos químicos para interaccionar espontáneamente para formar lo que podemos llamar objetos es análogo a la transmisión llena de circuitos, engranajes, tubos, tornillos, etc que podemos encontrar en muchas máquinas. La propiedad de los elementos químicos de irse ajustando entre ellos en gigantescas máquinas plenamente funcionales no la tienen por sí mismos y la probabilidad de que lo hagan espontáneamente es la misma que requeriría el que un reloj se formara amontonando engranajes, tornillos y tubos. Es por eso que se necesitan estructuras que soporten información , ADN, y que contengan estructuras que guían el proceso. Ya te he explicado en la respuesta anterior la cuestión que nos plantea la reflexión acerca de esto, aunque se explique por mecanismos naturales y no veas ninguna inteligencia actuar directamente.

El recurrir a la afirmación de que desde el materialismo metafísico eso no lo atribuyes al azar, sino a pequeños CAMBIOS CUMULATIVOS no aclara nada, sino que SÓLO describe lo que ya sabemos. Eso es lo que significa la palabra Evolución. Lo que nos estamos planteando es CÓMO ES POSIBLE QUE OCURRA eso. El argumento de algunos ateos que intentan mostrar que con el suficiente tiempo cualquier cosa es posible es absurdo. Ninguna cantidad de tiempo puede justificas algo que sea un absurdo. Es como si alguien te roba la cartera y te contesta que ha ido de su bolsillo al tuyo espontáneamente. Si te dice que aunque la probabilidad sea de 10 elevado a 150, eso es lo que ha pasado, seguro que te enfadarás y no le creerá nadie…

La analogía del relojero tiene como función el que las mentes se abran y se den cuenta del absurdo que supone defender que existen diseños sin diseñador.

Dices:

El error de los creacionistas es que están intentando demostrar la imposibilidad de que aparezcan células vivas sin diseño inteligente. La célula no es el inicio de la vida, empezó en formas más primitivas que evolucionaron a formas celulares más primitivas

Alberto:

Estamos dando vueltas a lo mismo. Ya sé lo que dices. Aunque no esté demostrado eso que dices, asumo también la abiogénesis. El problema es la oposición entre una postura materialista atea con una teísta que defiende la inteligencia última. Aunque se explique perfectamente la abiogénesis de forma natural, el problema del diseño sigue ahí. Se plantea a otro nivel. Ya te he puesto el ejemplo de estudiar lo que ocurre en una pantalla de ordenador que lo manejan a distancia. Lo que ocurre lo puedes explicar de forma natural sin que necesites recurrir a una inteligencia, pero la hay. El diseño y la información biológicas nos indican fuertemente diseño o inteligencia subyacente.

La única solución del ateo es una simple afirmación de que la evolución lo hizo…Lo que se puede traducir a “Mi Dios, que se llama materia-evolución, lo hizo. Si la evolución puede hacer todo lo que se quiera sin cuestionamientos ni explicaciones razonables es como un dios con poderes sobrenaturales. Es obvio de que es una forma de fe que ni si quiera se intenta justificar. Los ateos con frecuencia ridiculizan a los teístas porque dicen que Dios hizo esto o aquello, cuando en este caso están haciendo lo mismo. Si la “evolución” (o materia-evolución) puede hacer por sí misma cualquier cosa sin poderse plantear porqué, ¿no es un un dios con superpoderes? El manosear la palabra evolución para justificar cualquier afirmación, por irrazonable que sea, y sacarla de contexto no es más que una fe ciega en un ser ficticio que puede generar milagros.

Dices:

Está probado que no se necesita recurrir al diseño inteligente en la formación ni evolución de la vida. La vida es un proceso natural desde el inicio al final.

Alberto:

Ya sé que es un proceso natural ¿Y cómo lo sabes? Pues porque ves que pasa. Puedes responderme que has observado el proceso natural y que este se repite constantemente; pero también podemos ver a mi ordenador funcionando y eso no implica que no esté diseñado. Te repito de otra manera el ejemplo de antes: mi teclear produce las palabras en la pantalla del ordenador y también se podría considerar un proceso por impulsos naturales ciegos y sin propósito….Si nos fijamos en el trabajo interno del ordenador no podemos encontrar nada más que O y 1. Incluso en un chat sólo encontraríamos eso y en cambio habría varios seres inteligentes interaccionando. El tipo de reflexión que usamos cuando hablamos de diseño, es diferente al que tu usas.

El afirmar que observar el devenir de la naturaleza implica que es válido que no hay intervención inteligente para que se genere todo el proceso, globalmente considerado, es un non sequitur….Un ordenador requiere una intervención inteligente a pesar de la evolución natural de los inputs del programa.

Mirando en el funcionamiento interior de la vida que funciona de forma natural, no se toca el tema del diseño inteligente. No se puede concluir de forma lógica que “observar la naturaleza” es una razón válida para asumir que no hay necesidad de intervención inteligente detrás de todo el proceso.

Es el dar saltos del tipo que haces es donde perdemos al científico y es justo así porque no es el mediador de toda la realidad y toda la verdad en todo. Se confunden los niveles ¿Cómo mides el diseño inteligente? ¿Cuánto cabe en el tubo de ensayo? ¿Cuánto pesa? Obviamente son cuestiones absurdas porque la inteligencia no se ve directamente, es invisible, pero se puede ver por sus efectos. Es lo que he reflexionado en los artículos de inteligencia y detección de inteligencia. La intelgencia, incluso cuando tienes la fuente directa, se mide indirectamente.

Observar un proceso natural y automático es como observar una operación de transmisión automática. Nos podemos figurar pasos lógicos y sucesivos de los que se puede inferir inteligencia. Es ridículo afirmar que porque has observado algo funcionando automáticamente puedas concluir que no es necesario ninguna acción inteligente para que toda la maquinaria funcione.

La cuestión es que considerando un hecho la evolución no hay manera de probar dónde y cuándo puede haber una intervención inteligente en el proceso, pero sí podemos inferir que hay inteligencia subyacente en todo el proceso. Te lo repito, tomando la pantalla del ordenador y observándola desde lejos de la fuente de inteligencia que hay en el programa o de la persona que trabaja con él, no pruebas que la inteligencia no sea necesaria.

Dices:

Dios es irrelevante para nuestra investigación.

Alberto:

Puedes ver los artículos origen de la ciencia , ciencia atea o Dios no es necesario.

Reconocer a Dios como generador de los presupuestos de la ciencia no es limitarla, sino que es potenciarla. El reflexionar acerca de la ciencia y el darse cuenta del lugar que tiene Dios

Dices:

Defiendes el antiguo “Dios de los agujero”. Hay agujeros en la teoría de la evolución, pero muchos ya han sido tapados y seguirá así.

Alberto:

El agujero del que hablamos no es del nivel al que tú te refieres. Confundes los niveles y lo expliqué también en mi posicionamiento respecto al diseño inteligente.No explicamos alguna parte del proceso natural recurriendo a Dios, sino que Dios es la explicación que resulta de reflexionar acerca de todo el proceso. Pides tiempo para explicar algo que está fuera del alcance de la ciencia.

La teoría de que el hombre y la naturaleza evolucionaron sin un fundamento Inteligente no puede ser demostrada. Falla la lógica por todos sitios. Y en el diseño inteligente no hay agujeros. Está probado en millones de ocasiones por gente y en cualquier situación imaginable por ateos o teístas. La realidad del diseño inteligente es un hecho para cualquier maquinaria complicada basada en la información. El hecho mismo de que nosotros podamos observar la naturaleza y trabajar con ella es el resultado de un diseño inteligente.

Dices:

Tu teoría no puede ser falsada:

Alberto:

El problema no es la falsación, sino la manipulación de las palabras.
Puedes ver mis textos, falsación y carga de la prueba. O el planteamiento hipotético deductivo del argumento del diseño.

Si quieres falsar el diseño inteligente, puedes hacerlo. Deja tu ordenador funcionar a su aire o bajo un programa totalmente aleatorio y demuestra que puede generar un párrafo con significado con el tiempo…y que tenga sentido para otro ordenador que funcione al azar y con el que lo conectes. Hazlo sin que haya ninguna entrada de inteligente que dé algún juicio de valor o sugerencia. Intenta hace algo sin hacer nada. En realidad eso es como queréis explicar lo todo, con una azar condicionado. En ese experimento habría azar, pero estaría condicionado por la estructura previa que tienen los ordenadores. Ya veremos lo que sacas. Al final argumentáis que no habláis sólo de azar, sino de cambios cumulativos ¿Y con eso añades algo? Nada. Eso sólo es una tautología que sólo describe lo que ya sabíamos y no explica nada porque eso está incluido en la definición de evolución. Eso que llaman cambios cumulativos,que llevan a una información y a que sea progresiva, es lo que hay que explicar.

Dices:

También podrías afirmar que una hada o un unicornio invisible creo la vida y el universo. Cualquiera puede afirmar que fuerzas invisibles hacen todo tipo de cosas.

Alberto:

Has tomado el atajo fácil de zeus, santa claus y la actitud de burla.
Un ser humano NO es una fuerza invisible. Pero su inteligencia sí que es invisible, no la puedes observar directamente (sólo por sus efectos) ¿crees que alguien la va a calificar de un “hada madrina” u otra criatura de ficción?

Podemos ver claramente que tangibles seres humanos con una propiedad que se llama inteligencia son necesarios para generar información que lleve instrucciones y maquinaria complicada. El argumento de la “hada madrina” es una simple maniobra de distracción. El magnetismo y la gravedada son fuerzas invisibles. De la gravedad no se conoce exactamente su naturaleza. Galileo se burló y rechazó la idea de Kepler de que las mareas se producían por la fuerza de la luna. Le pareció que eso era recurrir a fuerzas invisibles mágicas…y se equivocó. Lo que estamos hablando no tiene nada que ver con criaturas de ficcion haciendo algo. La objeción no es contra fuerzas invisibles, sino contra el temor emocional que genera el pensar que quizás Dios está en el fondo de todo.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: