JEZABEL

JEZABEL

Una de las características de Jezabel es el deseo de controlarlo todo, y además de mantener un fuerte lazo de vigilancia sobre las personas. Jezabel se siente como en su casa cuando personas en autoridad le abren la puerta. Quiere desviar la atención de lo que Dios está hablando a través de sus s vigías, profetas y atalayas. Jezabel minimiza la labor del vigía, pone en duda la labor del Atalaya, y trata de eliminar al profeta que expone la presencia Jezabélica en dónde esta se manifieste.

Por tanto, os será este pecado como grieta que amenaza ruina, extendiéndose en una pared elevada, cuya caída viene súbita y repentinamente Isaías 30:13

El pecado de Jezabel radica en su incapacidad de respetar los lineamientos y autoridad dadas por Dios a través de Su Palabra. Dios es un Dios de orden y el ha puesto cabeza a la mujer, y ha puesto cabeza a la iglesia: JESUCRISTO es la cabeza de la iglesia, y la cabeza da dirección al cuerpo a través del Espíritu Santo. Así mismo el Varón es cabeza de la mujer, y éste recibe dirección de Dios cuando se encuentra sujeto a Jesucristo. Jezabel es insubordinada, no quiere sujetarse a autoridad alguna, y lo peor del caso, daña a los demás especialmente aquellos a quienes no puede gobernar o no puede engañar, porque la resisten.

Entonces invocarás, y te oirá Jehová; clamarás, y dirá él: Heme aquí. Si quitares de en medio de ti el yugo, el dedo amenazador, y el hablar vanidad; Isaías 58:9

Cabe mencionar que Jezabel brinca de persona en persona, y no hace distinción entre hombres y mujeres, lo único que le importa es parar la obra de Dios y para ello usa personas que no se aperciben de su presencia. Es un espíritu que prolifera amenazas contra los siervos de Dios. Además, es rebelde y contumaz. No quiere sujetarse ni subordinarse ante nadie.

De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos. Romanos 13:2

Cuando Jezabel pierde el control hace berrinches y patalea demostrando así su incapacidad de sujetarse a la voluntad de Dios. Jezabel se siente más a gusto cuando personas en autoridad en la iglesia –Pastores, líderes- le dan lugar. Entonces no dudará en llamar a espíritus de división, celos, contiendas, pleitos, disensiones, contenciones, y si es posible, así parar la obra de Dios en esa iglesia. ¿Incongruente? Si, la persona que es influenciada por Jezabel está destruyendo con sus propias manos su iglesia. Jezabel florece cuando hay desacuerdos: si dos líderes no se pueden poner de acuerdo en algo, entonces entra Jezabel a decir la última palabra y se impone como si fuera la verdad, cuando la última palabra debiera tenerla Dios. Lo mismo hace entre esposos, ovejas, siervos, etc. Dónde dos no pueden ponerse de acuerdo, Jezabel interviene.

Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, cuando dijo: Este pueblo de labios me honra; Mas su corazón está lejos de mí. Mateo 15:7-8

Jezabel usa la boca para maldecir: habla división entre hermanos, celos entre hermanos, desacuerdos entre esposos, se mete entre dos que necesitan estar de acuerdo. No te confundas, no es profeta, es más un espíritu de brujería que usa la boca para maldecir y parar la obra de Dios. En el nombre de Jesús, los hijos de Dios que se aperciben de su presencia tienen que CANCELAR cada maldición que sale de la boca de Jezabel, y también tienen que orar DE ACUERDO en el Nombre de Jesús para que Jezabel sea expuesta a la luz admirable de Cristo, y sea expulsada de la iglesia, pero sobre todo para que todos vean los efectos de Jezabel y nunca jamás vuelvan a darle cabida o lugar. JEZABEL sólo puede usar a personas cuyos corazones se han apartado de Dios o han dado cabida a la vanidad, la falta de visión, la falta de oración y han desobedecido a Dios en rebeldía.

¿Por qué maldeciré yo al que Dios no maldijo? ¿Y por qué he de execrar al que Jehová no ha execrado? Números 23:8

Las personas que tienen discernimiento, necesitan LEVANTARSE EN CONTRA DE JEZABEL, pero tener mucho cuidado de amar y bendecir a la persona que Jezabel está usando. Nuestra lucha no es CONTRA CARNE Y SANGRE sino contra principados y potestades en las regiones celestes. También tienen que PEDIRLE A DIOS que no permita que Jezabel siga usando a su gente en contra de su gente misma. Jezabel es experta en sembrar semillas de división, usa la información tergiversada, mete hilo para sacar hebra, husmea donde no le llaman, quiere obtener información por medios ilícitos, deduce y aduce cosas que no tienen soporte. En su afán por controlarlo todo, Jezabel se envuelve en un sin fin de cosas dentro y fuera de la iglesia. Da su opinión sin que nadie se la pida, impone su criterio por sobre el de los demás.

También tienes contigo a Simei hijo de Gera, hijo de Benjamín, de Bahurim, el cual me maldijo con una maldición fuerte el día que yo iba a Mahanaim. Mas él mismo descendió a recibirme al Jordán, y yo le juré por Jehová diciendo: Yo no te mataré a espada 1 de Reyes 2:8

No es novedad, Jezabel maldice cuando se apercibe de lo que Dios está haciendo o está por hacer. Jezabel usa a personas que dan lugar en sus corazones a la envidia, los celos, y otros frutos de la carne. La persona que esto hace necesita ser liberada y la única manera de que ésta persona sea liberada es orando por ella y pidiéndole a Dios que no permita que Jezabel se acerque a tu casa, a tu iglesia, y a tu ciudad. Si te das cuenta de que Jezabel está obrando en contra tuya o de tu servicio al Señor, es para que tu BENDIGAS A ESA PERSONA pidiéndole a Dios que no permita que Satanás la use en contra de ti, de tu iglesia, de tus lideres, y especialmente en contra de la obra, los planes y los objetivos de Dios para ti, para tu ciudad, para tu país, y para el Reino de Dios mismo.

Cuando yo dijere al impío: Impío, de cierto morirás; si tú no hablares para que se guarde el impío de su camino, el impío morirá por su pecado, pero su sangre yo la demandaré de tu mano. Ezequiel 33:8

NO LO OLVIDES: tu lucha no es contra la persona, sino contra el ESPIRITU JEZABELICO que se ha manifestado en contra de los hijos de Dios desde el principio. No lo olvides: Si Satanás envía a la mismísima Jezabel a atormentar a tu iglesia, es porque GRANDES PLANES TIENE DIOS para esa iglesia, y para cada uno de sus hijos. Levántate contra Jezabel ayunando y orando por las personas que Jezabel está usando. LEVANTATE Y CANCELA las maldiciones que han salido de su boca. LEVANTATE Y ORA a favor de los hijos de Dios que por ignorancia o falta de discernimiento no se dan cuenta que JEZABEL es un espíritu inmundo que es enviado a MERMAR relaciones, a debilitar lazos, a romper estructuras y crear caos. QUE EL SEÑOR REPRENDA A SATANAS, SU OBRA Y SUS FRUTOS EN TU IGLESIA Y EN LA MIA. Levántate y ora por las personas que Jezabel usa, y por las personas contra quien Jezabel se levanta, y entonces tus manos serán limpias pues tú habrás hecho lo que se requiere de ti, que ves. Y que viendo hagas algo, intercediendo y orando por los hijos de Dios y cancelando la obra de Jezabel en contra de tu iglesia. Escrito está: Someteos a Dios: Resiste al diablo y éste huirá de ti. [Santiago 4:7]

http://www.cristianosunidos.com

Hans Küng anima a cristianos y judíos a reconocer a Muhámmad como profeta

Hans Küng anima a cristianos y judíos a reconocer a Muhámmad como profeta

Considera un prejuicio dogmático el no reconocer a Muhámmad como profeta
Corán Sunna – 25/01/2007 0:21 – Autor: Hans Küng – Fuente: Webislam

Hans_kung6

Hans Küng apuesta por la reciprocidad
En su libro “El Islam, Historia, Presente, Futuro” declara que también después de Jesús hay auténticos profetas y que es un prejucio dogmático lo que lleva a los cristianos a reconocer como profeta a Amós, Oseas, Isaías, Jeremías y al extremamente violento Elías, pero no a Muhámmad. El reconocimiento de Muhámmad como profeta tendría consecuencias enormemente positivas para el entendimiento entre cristianos y musulmanes, según el teólogo suizo.

En palabras de Hans Kúng:

“Como es buen sabido, hay muchas religiones que no conocen profetas en sentido estricto: los hindúes tienen sus gurúes y su saddhus, los chinos sus sabios, los budistas sus maestros;pero a diferencia de judíos, cristianos e incluso musulmanes, ninguno de ellos tiene sus profetas. Sin embargo, no cabe duda de que si alguien, en toda la historia de las religiones, es llamado sencillamente “el Profeta”- porque afirmaba ser tal y nada más que tal- ese no es otro que Muhámmad. También el cristiano (o el judío) ortodoxo debería tomar buena nota de determinados paralelismos:

Al igual que los profetas de Israel, Muhámmad no ejercía su tarea profética en virtud de un cargo conferido por la comunidad (o sus autoridades), sino de una relación personal con Dios.

Al igual que los profetas de Israel, Muhámmad era una persona con gran fuerza de voluntad que se veía a sí misma inspirada por completo, requerida en su totalidad, comisionada en exclusiva, por la vocación recibida de Dios.

Al igual que los profetas de Israel, también Muhámmad proclamó su mensaje en medio de una crisis religioso-social y a causa de su apasionada piedad y su subversivo anuncio, se enfrentó a las castas adineradas y dominantes, así como a la tradición por ellas custodiada.

Al igual que los profetas de Israel, quien solía denominarse así mismo amonestador, no desea ser sino el altavoz de Dios: no proclama su propia palabra sino la palabra de Dios.

Al igual que los profetas de Israel, Muhámmad anuncia incasablemente al Dios Uno,quien no tolera a ningún otro dios junto a sí y es Creador bondadoso a la vez que Juez clemente.

Al igual que los profetas de Israel, también Muhámmad exhorta a la obediencia incondicionada, la sumisión y la entrega (islam) a este Dios Uno, es decir, a todo aquello que está incluido en el agradecimiento a Dios y en la generosidad para con el prójimo.

Al igual que los profetas de Israel, también Muhámmad vincula su monoteísmo con un humanismo, la fe en el Dios Uno y en su Juicio final con la exigencia de justicia social: amenazas a los injustos, que irán al infierno y promesas a los justos, que serán congregados en el Paraíso divino.

Millones de cristianos adoran a Allah

Quien pone la Biblia al lado del Corán y lee ambos simultáneamente no puede sino preguntarse: ¿no tienen las tres religiones reveladas de origen semítico-judaísmo, cristianismo e islam-, no tienen, sobre todo la Biblia hebrea y el Corán, la misma base? ¿No resulta más que evidente que, tanto en una como otra sagrada escritura, se habla de uno y el mismo Dios? ¿No existe una cierta correspondencia entre el “así habla el Señor” de la Biblia hebrea y el ¡habla! (qul:332 veces) del Corán, entre el bíblico “Ve y anuncia” y el coránico “levántate y advierte”? Y por último:¡Tampoco los millones de cristianos de lengua árabe conocen otra palabra para nombrar a Dios salvo “Allah”!

Así pues,¿no es un prejucio dogmático lo que lleva a los cristianos a reconocer como profeta a Amós, Oseas, Isaías, Jeremías y al extremamente violento Elías, pero no a Muhámmad? (…)

También después de Jesús hay auténticos profetas

Y cuando la Iglesia Católica, según la declaración sobre las religiones no cristianas del Concilio Vaticano II (1964)- permítaseme en este contexto una cita que no es meramente ritual – “mira con aprecio a los musulmanes, que adoran al Único Dios… que habló a los hombres (Nostra aetate 3), en mi opinión esta misma Iglesia también debería -y lo mismo cabe decir de las demás iglesias cristianas -“mirar con aprecio” a aquel cuyo nombre, por turbación, se silencia en el citado documento, aunque él y solo él fue quien condujo a los musulmanes a la adoración de este Dios Único, aunque Dios habló a los hombres a través de él:¡Muhámmad, el Profeta!

El judío que niegue de antemano que Muhámmad tuvo cualidades de profeta no debe olvidar que, en la Biblia hebrea, hay profetas muy diferentes entre sí y que quizás no todos fueron grandes modelos de humanidad. Y el cristiano que niegue de antemano que depués de Cristo puede venir algún profeta ha de tener en cuenta que, según el Nuevo Testamento, también después de Cristo hay auténticos profetas: hombres y mujeres que confirman su persona y su mensaje, interpretándolo y proclamándolo en una época y situación nuevas. Así, por ejemplo, en la comunidades paulinas (como se desprende de la primera carta a los Corintios) los “profetas” ocupan el segundo lugar, detrás sólo del apóstol. Sin embargo, el profetismo – un fenómeno de origen fundamentalmente judío- desapareció del perfil de la mayoría de las comunidades cristianas poco después de llegar a su fin la misión paulina y consumarse la postergación del judeocristianismo. Tras la crisis montanista de los siglos II y III (la doctrina de Montano, de inspiración vetero-cristiano-apocalíptica, se presentaba como el “nuevo profetismo”), los profetas, y sobre todo, las profetisas cayeron generalizadamente en desgracia

Pero desde la perspectiva del Nuevo Testamento no es necesario impugnar dogmáticamente de antemano que Muhámmad se viera a sí mismo como un profeta verdadero después de Jesús y afirmara representar en esencia lo mismo que este. Es cierto que todavía queda por aclarar en detalle la relación entre Jesús el Cristo y Muhámmad el Profeta.Pero ya sólo este reconocimiento de Muhámmad como profeta ¿no tendría consecuencias enormemente positivas para el entendimiento entre cristianos y musulmanes, y sobre todo, para el mensaje que él proclamó y luego quedó recogido en el Corán?”.

Para ver la respuesta que se produjo desde el catolicimo,

ver Ediciones Católicas tilda a Hans Küng de Anticristo, satánico, hereje y renegado por su tesis sobre el profeta Muhámmad

Fuente: webislam

Hans Küng: “La Iglesia Católica ha vuelto a la Edad Media”

Hans Küng: “La Iglesia Católica ha vuelto a la Edad Media”

Entrevista a Hans Küng, teólogo crítico con la jerarquía eclesiástica

Entrevistas – 15/04/2009 9:30 – Autor: Euronews – Fuente: 

gran_Hans_Kung_teologo

Hans Küng, teólogo.
Tubinga, en el sur de Alemania. Aquí se cruzaron las vidas de dos figuras de la Iglesia católica en los años 60. Es la ciudad donde el teólogo Hans Küng propuso a Josef Ratzinger -el Papa Benedicto XVI- que diera clases en la Universidad Católica.

Pero la evolución de ambos fue muy diferente. Mientras que Ratzinger conmocionado por la revuelta estudiantil del 68 adoptaba postulados más conservadores, Hans Küng, “super-estrella” de la teología europea, se transformaba en crítico de la jerarquía eclesiástica y abogaba por el fin del celibato y se posicionaba a favor de los métodos anticonceptivos.

Los dos participaron en el Concilio Vaticano II, un acontecimiento mayor para la Iglesia Católica, que marcó su apertura al mundo moderno y al diálogo interconfesional.

Varias décadas más tarde, esto es lo que piensa el “alter ego” de Jospeh Ratzinger sobre el Papa

euronews: “El intento del Papa Benedicto XVI de reinsertar a los integristas de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X en la Iglesia católica ha desencadenado una oleada de indignación. ¿Puede alguien que pone en duda el holocausto ser miembro de la Iglesia católica?”.

Hans Küng: “No. Yo creo que alguien que pone en duda el holocausto no puede permanecer en la Iglesia católica. El extermino judío ha sido el mayor crimen en la historia de la humanidad. Murieron seis millones de personas.

Y recuerdo que durante el Concilio Vaticano II ya defendí que el antisemitismo de los nazis tenía su origen en el antijudaísmo plurisecular de las iglesias cristianas.

Empezando por el luteranismo. Lutero era de todo menos amigo de los judíos.

Y de esa forma, las iglesias cristianas y nosotros, como cristianos, acarreamos una enorme culpabilidad con respecto a los judíos.

Pero como quiero ser justo, me gustaría añadir que también los judíos tienen que acatar el principio de tolerancia. El Estado de Israel, que se define como un Estado judío, debe probar su tolerancia con los árabes. Y debe aceptar que los palestinos construyan finalmente su propio Estado”.

euronews: “Los obispos se jubilan a los 75 años, para los cardenales la edad límite son los 80. El Papa, sin embargo, cumplirá pronto 82 años. ¿Cree que debería jubilarse?”.

Hans Küng: “Yo no le recomendaría que dimitiese. Es más bien todo el sistema de la jerarquía católica el que ya no funciona. El Papa ni siquiera tiene un gabinete. El Papa hace y decide todo solo. Esa no es forma de gobernar en pleno siglo XXI. Me doy cuenta de que desgraciadamente todo depende del Papa. Estamos aún en un sistema absolutista comparable a la época de Luis XIV”.

euronews: “¿Debemos deducir que las relaciones entre el catolicismo por una parte y el judaísmo por otra han sufrido un daño irreparable?”

Hans Küng: “Yo no hablaría de daño irreparable. Sin embargo, sí que se constata un daño duradero. Mantengo un estrecho contacto con un rabino de Berlín que me dice: “Los daños no se pueden reparar de un día para otro”.

La gente ya no confía en el Papa. Es lo que sucede también entre los musulmanes. Cabezas visibles de la comunidad islámica y otras personalidades religiosas destacadas comienzan a desconfiar del Papa y dicen que no es un interlocutor fiable”.

euronews: “Usted fue uno de los artífices del Concilio Vaticano II, de hecho participó en él. ¿Cree que, hoy por hoy, en 2009, la historia de la Iglesia retrocede hacia la Edad Media? ¿Cree que se están poniendo en tela de juicio las reformas del Concilio Vaticano II?”

Hans Küng: “Sí, totalmente. La Iglesia Católica ha dado marcha atrás y vuelve a la Edad Media, a la contrareforma y al antimodernismo”.

euronews: “En su opinión, ¿Por qué ese Concilio Vaticano II sigue siendo tan importante en 2009? ¿Qué debemos salvar de él?”

Hans Küng: “Antes de aquel concilio, estábamos estancados en la Edad Media católico-romana. Luchábamos contra la reforma. Y organizamos una contrareforma. Nosotros, la Iglesia Católica, luchamos contra los tiempos modernos. En ese contexto, el Concilio Vaticano II es muy importante. Fue un verdadero combate para implantar la libertad de religión, la libertad de cociencia.

Fue extremadamente apasionante. Y en esa época, Josef Ratzinger y yo mismo compartíamos las mismas ideas y pensamientos.

Las consecuencias de todo aquello fueron enormes, históricas: Concretamente, la Iglesia Católica se abrió al diálogo con el judaismo, porque antes las relaciones estaban envenenadas.

Se produjo también una apertura hacia el Islam y otras grandes religiones. Y hacia las ciencias modernas, hacia la cultura moderna, de la democracia, de los derechos humanos. Como vé son muchas cosas. Si anulásemos todo eso, la Iglesia se transformaría en un castillo fortificado. Y eso llevaría al éxodo de quienes no quieren esa vuelta atrás”.

euronews: “El Papa acaba de estar en África. Si lee las portadas de la prensa internacional, sobre todo alemana y francesa, se vierten críticas bastante duras por las declaraciones del Benedicto XVI sobre la lucha contra el sida y la contracepción. ¿Cuál es el balance de ese viaje?”

Hans Küng: “El Papa es sin duda un personaje que encarna la esperanza en la lucha contra los regímenes corruptos y contra los dictadores. Por eso me entristece que no haya sabido aprovechar esta oportunidad para decirle a la gente que una planificación familiar razonable y una contracepción razonada son justificables”.

euronews: “¿Y cómo cree que debería gestionar las relaciones entre la cristiandad y el Islam?”

Hans Küng: “Hace muchos años, el Papa Benedicto cometió un error; su discurso en Ratisbona. Ese día acusó al Islam de ser una religión violenta. Sin embargo, corrigió sus palabras, aceptó la invitación para viajar a Turquía y dio su visto bueno a la redacción común de un documento cristiano-musulmán. Creo que entonces dió un paso en la dirección adecuada”.

euronews: “Desde el Concilio Vaticano II, la Iglesia Católica acepta, por simplificar un poco, el principio de separación entre la Iglesia y el Estado. Ese no es siempre el caso en la religión musulmana. ¿Cree que eso supone un problema?”.

Hans Küng: “La Iglesia Católica no aceptó las ideas de los derechos humanos y la tolerancia hasta la época de Juan XXIII y del Concilio Vaticano II.

La Iglesia católica tardó mucho tiempo en llegar a ese punto. Por eso, deberíamos comprender que también los musulmanes necesiten tiempo.

Pero actualmente hay signos positivos, por ejemplo en Turquía.

Es muy importante que el Islam construya un modelo nuevo para redefinir la relación entre la religión por una parte y el Estado por otra”.

Fuente: webislam

Hans Küng: El gran azote de Benedicto XVI

Hans Küng: El gran azote de Benedicto XVI

Sigue luchando “por la falta de democracia que existe en el seno de la institución”

09/05/2009 8:59 – Autor: Fermina Núñez – Fuente: 

Hans Küng, teólogo.
Lo han apodado el “Guillermo Tell del catolicismo” y el anti-Papa… Este teólogo, considerado uno de los cien intelectuales más influyentes del mundo, fue el principal crítico del pontificado de Juan Pablo II y lo es ahora de su ex compañero de universidad, Benedicto XVI, como vuelve a quedar de manifiesto en su nuevo volumen de memorias, “Verdad controvertida” (Trotta).

Nadie diría que el octogenario de serena madurez, con un traje bruno de inmejorable corte y que me habla en correcto castellano, encarnara una suerte de “bestia negra” de la disidencia teológica durante el pontificado de Juan Pablo II. Su presencia, muy al contrario, sugiere al maduro Cary Grant de Con la muerte en los talones, con su larga y nervuda silueta y el terso cutis capaz de ofender a cualquier mujer de su quinta. Durante nuestra charla se mesará la rebelde y encrespada mata de pelo mientras pondera sus respuestas de entre el abanico de lenguas vivas y muertas que domina. Lleva un sonotone en la oreja izquierda, por lo que me repite que le “hable alto y despacio para procesar su oxidado castellano”, que no es tal.

Trae bajo el brazo su segundo tomo de memorias, Verdad controvertida, que ha supuesto una nueva brunete mediática, no sólo en los ámbitos católicos, sino también en la esfera laico-social de medio mundo, y eso que el Papa Ratzinger no había lanzado su última soflama contra el uso de preservativos en Sudáfrica… Aunque sí había hecho gala del conservadurismo más cavernario al levantar la excomunión a cuatro obispos declaradamente antisemitas, pertenecientes a la corriente integrista de Lefebvre. Uno de ellos, Richard Williamson, negacionista declarado. Sin atisbo de sorpresa, Küng valora esta decisión papal como: “un error de Gobierno del Vaticano, que supone un paso hacia atrás en el entendimiento entre las tres religiones abrahamistas”. Nada nuevo en labios de este teólogo heterodoxo que lleva años repitiendo que “no habrá paz entre las naciones sin paz entre las religiones. Ni habrá paz entre las religiones sin diálogo entre las religiones”.

“El pontificado del Papa ha decepcionado una vez más a muchos católicos”, repite Küng con su bronca voz apesadumbrada. “Mucho me temo que de Benedicto XVI se recuerden, sobre todo, sus graves errores”. De hecho, hasta el momento, sólo ha buscado reconciliarse con grupos disidentes cismáticos, anticonciliares, antiecuménicos y antimodernos de extrema derecha. “¿Por qué no se reconcilia con la teología de la liberación latinoamericana?” –pregunta de forma retórica-.

Pero… ¿Quién es Hans Küng para permitirse semejantes dardos contra el sucesor de San Pedro? ¿Desde qué autoridad moral o intelectual critica las decisiones de Benedicto XVI? A decir de los más reaccionarios, se trata de un topo eclesiástico, un quintacolumnista católico… Para los expertos objetivos, su nombre está ya impreso en la historia del siglo XX como la conciencia crítica más lúcida del fundamentalismo instalado en la cúpula vaticana.

Como líneas paralelas

Su historia está irremediablemente vinculada a la del Sumo Pontífice. La eterna discrepancia entre ambos data de los tiempos en que eran profesores en la Universidad de Tubinga. Se trata de un auténtico duelo de titanes intelectuales.

Aunque los dos leían a Bernanos y Dostoievski, a Guardini y a Pieper, Küng se adentraba en lecturas marxistas, jungianas y sartreanas. Cuando el suizo indagaba en cada pasaje del evangelio, el actual Papa se aferraba al dogma. El sacerdote se decantaba por el ecumenismo y el actual obispo de Roma ya apuntaba pocas maneras en materia interreligiosa. Mientras el de Lucerna apostaba por la democracia y la iglesia “desde abajo”, Benedicto XVI fue durante años la cabeza visible de la actual Inquisición… Uno ha vivido con la excomunión en los talones y el otro lleva hoy el cetro de San Pedro. No obstante, cuarenta años después, Küng se reafirma en su decisión: “Si hubiera entrado al servicio del sistema romano, habría vendido mi alma al diablo por el poder de la Iglesia”.

El teólogo y sacerdote suizo pagó el precio de su “osadía”, pero la purga de la Curia significó su pasaporte para convertirse en un intelectual de primer orden que lleva toda la vida buscando “la unidad de la iglesia y la paz entre las religiones”. De todo esto habla en Verdad controvertida, donde “pretendía contar la segunda mitad de mi vida, pero se me reveló tan compleja e interesante que decidí hacer un corte en 1980”.

Un sacerdote prometedor

Las cosas podrían haber sido de otra forma para este hijo de vendedor de zapatos nacido en Sursee, en el cantón de Lucerna, hace ahora 81 años. Sus comienzos auguraban una carrera eclesiástica de primer orden: su formación en la elitista institución romana del Collegium Germanicum –una honra que le fue denegada a Wojtyla, por ejemplo-, su ordenación sacerdotal en Roma, la sonada tesis en la Sorbona, que le abrió las puertas de la Universidad de Tubinga en una precoz cátedra de teología fundamental a los 32 años, y, finalmente, su intervención como perito en el concilio Vaticano II…. Pero la elección vital y ética de Hans Küng fue otra. Prefirió el compromiso con la verdad, al sometimiento Vaticano. Pero ¿cuál es la cronología de la divergencia ente los dos teólogos más importantes del momento?

La tesis de Küng titulada La Justificación, que versaba sobre el teólogo protestante Karl Barth, fue una auténtica bomba. Escrita en 1957, fue elogiada por los sectores más progresistas pero le valió un dossier en el archivo de inquisición del Vaticano. No obstante, el entonces catedrático de Teología Católica Joseph Alois Ratzinger, compañero de la Universidad de Tubinga, lo felicitó por su tratado. Durante el tiempo que ambos impartieron clase en aquel Campus, mantuvieron una relación amistosa a pesar de sus diferencias de carácter.

Corría el año 1962 cuando ambos fueron llamados por Juan XXIII para convertirse en los consultores más jóvenes en las sesiones del Concilio Vaticano II, que removería las entrañas de la Iglesia. Pero las posturas que defendían eran divergentes. Aquel aggiornamento -o puesta al día aperturista de la Iglesia- fue una experiencia determinante para Küng, mientras que el actual Papa “todavía sigue siendo crítico sobre la liturgia del Vaticano II”. Las luchas entre bastidores de aquel hito eclesiástico, son narradas con agudeza analítica en la primera parte de las memorias de Küng, Libertad conquistada.

A raíz de los acontecimientos de mayo de 1968, ambos teólogos se separaron, no sólo geográficamente. Ratzinger, crispado por el nuevo ambiente estudiantil, aceptó la cátedra de dogmática en Ratisbona. Küng no accedió a la propuesta de ingresar en la curia romana. Por el contrario, respondió tachando al Vaticano de “Kremlin” y condenando el papado de manera muy semejante a como lo hiciera su admirado Lutero. Se limitó a su cátedra y siguió publicando verdades “dolorosas” en libros como ¿Existe Dios? o Credo.

Mientras Ratzinger escalaba con buen pulso el ochomil del roquedal Vaticano, para Kung, 1970, representó un parteaguas en su vida. Su libro: ¿Infalible?: Una pregunta ponía en duda el dogma de la infalibilidad de la máxima figura de la iglesia. Ese volumen, junto con el posterior Ser cristiano, donde intenta explicar la doctrina de Jesucristo en un idioma moderno, le valieron una condena que condujo a la prohibición de cátedra en 1979. Sucedía sólo unos meses después de instalarse Juan Pablo II en Roma –y con Ratzinger a punto de convertirse en Prefecto para la Congregación para la Doctrina de la Fe-: el nuevo Papa le retiró la licencia canónica para enseñar la llamada “missio canonica” (teología católica). El suizo no retiró sus afirmaciones y se produjo la definitiva “bifurcación de caminos”.

Küng repite que la raíz de sus desavenencias intelectuales reside en cuál ha de ser la norma a aplicar: ¿la Biblia o el dogma? “Para mí es el mensaje bíblico; para Ratzinger, es el dogma”.

De ángel a rebelde con causa

Muchos se preguntan por qué no abandona la ICAR –Iglesia católica Apostólica Romana-… “¿Por qué debo irme? –se sorprende el sacerdote, que sigue impartiendo clases de Teología Ecuménica-. Otros están más en la periferia de la Iglesia que yo”. Desde luego, la tarjeta roja que le impuso el Vaticano no logró silenciarle. Muy al contrario, ha seguido luchando “por la falta de democracia que existe en el seno de la institución”, así como por otros motivos medulares como la abolición del celibato, el consumo de anticonceptivos, el sacerdocio para las mujeres, la eutanasia, la homosexualidad, el aborto o la comunión para los divorciados. “Por no hablar del escándalo que supone que la Iglesia, que habla en nombre de Jesucristo, siga efectuando procesos de inquisición en el Siglo XX”.

Nunca se dio un diálogo entre Küng y Juan Pablo II y no sería hasta después de la muerte de Wojtyla que el teólogo suizo volvería a pisar suelo vaticano, en el 2005.

Encuentro entre dos titanes

Küng no ocultó su sorpresa cuando, poco después del cambio papal, recibió una invitación de su antiguo colega de Tubinga. La prensa alemana describió el evento como “la caída del muro católico”. Sin embargo, nada cambió tras la cordial entrevista de cuatro largas horas, mantenida entre ambos en Castelgandolfo.

Reconoce las cosas buenas que, a su juicio, está haciendo Benedicto XVI, como “que no sea un Papa del espectáculo”. Pero las discrepancias persisten: “La Iglesia, dirigida por un octogenario que se cree la mente teológica mejor amueblada, está refugiándose en un gueto y lleva camino de convertirse en Secta. Se debe a que Ratzinger siempre ha viajado poco, siempre encerrado en el Vaticano, donde está resguardado de críticas”. Una le pregunta tímidamente si, entre todos los doctores que tiene la Iglesia, no habrá nadie que le asesore: “este Papa corre el riesgo de acostumbrarse a que le den la razón y le hagan muchos besamanos”. Si se le pregunta por el legado que dejará Benedicto XVI, Küng, sin acritud pero con vehemencia, afirma: “defiende la idea del “pequeño rebaño”, que es la línea de los integristas que prefieren que la Iglesia pierda fieles para quedar un núcleo elitista formado por “verdaderos católicos”.

Ahora, en el quincuagésimo aniversario del Concilio Vaticano II, Küng continúa dedicando todas sus fuerzas al diálogo interreligioso. ¿Teólogo contestatario? ¿Progresista? ¿Disidente? “No diga eso: soy crítico con la iglesia, pero leal”, asevera a modo de despedida mientras estrecha con fuerza mi mano. Esboza una media sonrisa mientras señala el horrendo grano que me ha brotado en el cuello: “eso por preguntarme si el Papa peca de soberbia”, me reconviene. Mientras me firma su libro y vislumbro su ausencia de tonsura, pienso: qué hubiera sido de la Iglesia si este sacerdote se hubiera convertido en Papa… Imposible saberlo. Al menos, sostiene una llama de esperanza, en este gélido invierno por el que atraviesa la institución.

Fuente: webislam

¡Feliz cumpleaños, Teoria de la Relatividad!

¡Feliz cumpleaños, Teoria de la Relatividad!

Posted: 09 May 2009 10:32 PM PDT

“2009: AÑO INTERNACIONAL DE LA ASTRONOMÍA”… El Universo para que lo descubras”.

El día de mañana se cumplirán 96 años de que la Teoría General de la Relatividad de Albert Einstein fue publicada. Continuidad de la Teoría Especial de la Relatividad publicada en 1905, la teoría general habría de transformar muchos conceptos y así revolucionar la Física, en repercusiones que aún en la actualidad son plenamente vigentes. Tal teoría habría de especificar la equivalencia entre la masa inercial y la masa gravitatoria y, ante todo, establecer que la luz se desvía por los efectos de un cuerpo masivo. Su mayor comprobación sería la observación de un eclipse total de Sol donde fue evidente el cambio aparente en la posición de las estrellas por tal efecto.

“2009: AÑO INTERNACIONAL DE LA ASTRONOMÍA”… El Universo para que lo descubras. Contribución del Área de Astronomía de la Universidad de Sonora.

Fuente: astronomos.org

El loco del Sol, Gustav Kirchhoff

El loco del Sol, Gustav Kirchhoff

Y de ahí, le gustó el jueguito y la imaginación lo llevó al Sol. El Perplejo

“Mi intento, el análisis químico del Sol, parece a muchos muy atrevido. No estoy enojado con un filósofo de la Universidad —Comte— por haberme contado mientras paseábamos, que un loco pretende haber descubierto sodio en el Sol. No pude resistir la tentación de revelarle que ese loco era yo”. Gustav Kirchhoff

Qué bonitas son las palabras.
La palabra Cesio viene del griego y significa “azul celeste”. ¿Qué tiene esto de particular? Pues que el señor Gustav Kirchhoff en 1860, calentando un mineral hasta la incandescencia, detectó una línea azul que no podía identificar; cuando lo hizo ya había descubierto un nuevo elemento: El Cesio.

Después, hizo lo mismo con otra línea, esta vez roja, y así descubrió otro elemento al que bautizó, sí, ya lo adivinó: Rubidio. Palabra también de origen griego que significa rojo.

Y de ahí, le gustó el jueguito y la imaginación lo llevó al Sol.

La historia
Gustav Kirchhoff en cierta ocasión —junto con Bunsen y desde la ventana de su laboratorio en Heidelberg— mientras observaban un incendio desde unos dieciséis km de distancia, en el puerto de Mannheim, se les ocurrió hacer pasar por un prisma la luz que venía del incendio. Vieron una luz amarilla intensa como la que habían observado al quemar sodio. Pronto encontraron la explicación: Lo que estaba ardiendo era un almacén de alimentos preservados con sal.

“Usando su espectroscopio, detectaron líneas de bario y el estroncio y sodio en las llamas. Esto hizo que Bunsen se preguntara si podrían intentar elementos químicos en el Sol”

—“Pero pensarían que estamos locos, añadió” — (Ferris 132) Y pues como siempre pasa, no falta un loco, y ese loco era Kirchhoff.

Si era posible deducir la presencia de sodio a distancia observando la luz de las llamas, también sería posible deducir la composición del Sol y de las estrellas analizando la luz que recibimos de ellas.

En 1859, trabajando con un mechero de Bunsen y un microscopio que cada elemento de la materia, parecía obtener “huellas digitales” o mejor dicho “huellas dactiloscópicas”

Si cada elemento —el sodio, por ejemplo— se calentaba hasta ponerse incandescente producía un diagrama característico de líneas espectrales.

Así es. Los elementos químicos en estados gaseosos y sometidos a temperaturas elevadas producen espectros discontinuos en los que se aprecia un conjunto de líneas que corresponden a emisiones de sólo algunas longitudes de onda —el espectro de emisión—

El conjunto de líneas espectrales que se obtiene para un elemento concreto es siempre el mismo, incluso si el elemento forma parte de un compuesto complejo, y cada elemento produce su propio espectro diferente al de cualquier otro elemento. Esto significa que cada elemento tiene su propia firma espectral.

Si se calienta un mineral hasta la incandescencia y aparecen líneas espectrales que no responden a la posición de las líneas de ningún elemento conocido, la conclusión es que estamos ante un elemento desconocido.

“La línea oscura de sodio en el espectro solar podía explicarse suponiendo que la luz de la superficie caliente del Sol pasara a través del vapor de sodio en la atmósfera del Sol, que estaba en cierta manera más templada que la superficie incandescente. De esta manera Kirchhoff demostró que existía sodio en el Sol y otra media docena de elementos” (Asimov)

Nace una estrella.
La noticia de los descubrimientos de Bunsen y Kirchhoff voló más rápido que un correo electrónico denunciando un complot de la “falsa” influenza en México.

Un rico, pero entusiasta astrónomo británico llamado William Huggins, al enterarse de las novedades, tuvo la ocurrencia de que el método de los alemanes podría servir para aplicarlo a las estrellas y a las nebulosas.

De inmediato, mandó pedir por Estafeta un espectroscopio para ponérselo al telescopio de su observatorio privado —peeeerdón— que tenía en Londres.

Como niño con juguete nuevo, apuntó su telescopio reloaded al merito ojo del toro, a la estrella Aldebarán, en la constelación de Taurus; Después apuntó a la gigante roja Betelgeuse, el hombro de Orión.

William Huggins entra en una especie de éxtasis sublime. Las numerosas líneas del espectro empezaron a tener sentido al desfilar por su analítica mente: hierro, sodio, calcio, bismuto, en los espectros de las estrellas que había seleccionado.

Fue la primera prueba concluyente de que otras estrellas están compuestas de los mismos elementos del los que está compuesto nuestro sistema solar.

Kirchhoff y el banquero del pueblo.
Kirchhoff se empezó a hacer popular —En otros países, los científicos pueden darse el lujo de ser populares— y un día, caminando por la calle, se encontró con un hombre que era la corporeidad del pragmatismo: el banquero del pueblo.

—¡Qué tal señor Kirchhoff!
— Oiga, ya me enteré de su hallazgo este de los minerales en el Sol, pero a ver, dígame ¿Para qué demonios sirve eso? Porque mire: Vamos a suponer que usted se encuentra algunos metales preciosos, digamos oro, en el Sol, ¿cómo carambas vamos a traerlo desde allá? ¡Maussan y Chuck Norris todavía no nacen y tendríamos que irnos de noche para no quemarnos!

Kirchhoff se le queda viendo con infinita tristeza. Para la gente como el banquero o el ex presidente Fox los logros científicos no valen mucho, sobre todo si hay que leer los periódicos para enterarse, de manera que el hombre sonríe simplemente y se aleja levantando su mano a manera de saludo —o de prefigura de lo que sería una especie de batiseñal de los taxistas del D.F. —

Dice el dicho que la revancha es repugnante, pero a veces agradable. Gustav Kirchhoff recibió por sus trabajos científicos una medalla y un premio en efectivo —soberanos de oro—. Con ellos en una bolsa, se fue a las oficinas del banquero y la puso sobre el escritorio, diciéndole:

—Señor, aquí está mi oro del Sol.

Desde mis líneas descoloridas, los saluda.
El Perplejo Sideral

Les dejo una presentación de Lonnie sobre la clasificación de las estrellas.

El Papa: un símbolo (tanto si se está o no de acuerdo con él)

Aunque los hay para quienes sólo cabe estar de acuerdo

El Papa: un símbolo (tanto si se está o no de acuerdo con él)

DAMIÁN RUIZ

Benedicto XVI

Vaya por delante que la mojigatería puritana me parece soporífera y alienante, especialmente cuando es pura formalidad. También pienso que el preservativo sí ayuda a combatir el sida, que en determinados y puntuales casos el aborto puede ser lícito y que, más allá de estar o no de acuerdo con el matrimonio homosexual, considero que cada cual en su casa puede acostarse con quien le dé la realísima gana, siempre que el otro sea un adulto y lo haga bajo su pleno consentimiento.

Dicho esto, pienso que, en esta época histórica, hay que volver a reivindicar la figura del Papa.
El Papa representa en estos momentos el único simbolismo que aglutina a toda una civilización  más allá de las fronteras, y más allá de los continentes. El Papa es uno de los arquetipos más poderosos que existen sobre la tierra, y en él confluye la historia de una civilización, no solamente de aquella que se origina con la llegada de Jesús y que enraíza con el judaísmo sino también la que transforma el paganismo sin que éste desaparezca. Por tanto el Papa, en sí mismo, encarna la tradición, nuestra tradición y, en estos momentos de grave peligro para nuestra cultura: “invasiones bárbaras” (por aludir a la extraordinaria película realizada en 2003 por el canadiense Denys Arcand), decadencia social y líderes de medio pelo, es una figura importante y necesariamente reverencial.
Benedicto XVI es un hombre de una extraordinaria calidad humana, una persona sensible y exquisita, un prestigioso intelectual, un extraordinario teólogo, y sobre todo es nuestro único referente. Quizás porque no domina los medios de comunicación o porque su autoridad se manifiesta con cierto grado de vulnerabilidad, quizás y especialmente por ello, es importante reforzarlo desde las bases.
Ya no se trata de ser católico, o de ser cristiano, ni siquiera de pertenecer a una de las iglesias surgidas de la ruptura con Roma; es más, incluso no importa si uno es agnóstico o ateo: de lo que se trata, hoy, es de si queremos prevalecer o desaparecer como sociedad. Ésa es la disyuntiva en la que nos movemos en la actualidad.
Nuestros esquemas de orden y nuestros principios fenecen en manos de los cínicos, de los relativistas y de los multiculturalistas, y eso facilita que el terreno quede libre, abierto y sin defensas. En España los gobernantes actuales planean su gran asalto final para derrumbar lo poco que queda de nuestra tradición y de nuestro espíritu, se preparan leyes que minaran toda posibilidad de mantener una conciencia colectiva de pertenencia, y todo ello en aras de la libertad y la convivencia.
Y para que nadie me malinterprete debo incidir en el hecho de que el Papado es universal y no excluye ninguna raza ni nacionalidad. Pero sí hace incidencia en la defensa no sólo de un orden moral, sino también de un orden social que es el que ha formado esta civilización, “la” civilización.
Quiero incidir en el primer párrafo de este artículo y afirmar que no comulgo con todos los postulados del catolicismo pero que, más allá de esa posición, creo imprescindible posicionarse sin ambigüedad al lado de esa figura menuda vestida de blanco que muy pronto será lo único que nos quede.
Nuestros cínicos seguirán riéndose de él, y los demás lo soportaremos estoicamente con la debida sensatez, como siempre, y veremos con qué alegría fomentan la diversidad religiosa, a ver si consiguen acabar de una vez con lo que construyeron nuestros ancestros
Fuentehttp://www.elmanifiesto.com/articulos.asp?idarticulo=3120

Religión en EEUU: católicos dejan su fe y evangélicos su denominación

Religión en EEUU: católicos dejan su fe y evangélicos su denominación

WASHINGTON, 27/04/2009 (EFE, Pew Research / ACPress.net)

El centro Pew, especializado en el estudio de tendencias religiosas en la sociedad estadounidense, ha llegado a la conclusión que la mitad de los estadounidenses que han crecido en un contexto cristiano, han dejado su fe o han cambiado a otra confesión.El mayor número de personas que dan la espalda a su fe serían ex católicos, mientras que los protestantes que cambian su visión espiritual tienden sólo a cambiar de denominación pero no de creencias.

Los nuevos datos revelan que la mayoría de las personas que cambia de religión lo hace antes de los 24 años y que muchos de los que cambian de religión, lo hacen más de una vez, aunque en estos cambios se incluirían, por ejemplo, el cambio entre diferentes corrientes del cristianismo.

Por otra parte, también ha aumentado, del 7% al 16%, el porcentaje de personas que deja su religión y no vuelve a formar parte de ningún credo.

El estudio, que está enfocado en el Catolicismo y el Protestantismo, asegura que los católicos han perdido sus creencias gradualmente (en los casos protestantes cambian de denominación), y entre los motivos que alegan para abandonar su fe citan la desilusión con los propios cristianos y las insitituciones.

NECESIDADES ESPIRITUALES NO ATENDIDAS

El 71% de los católicos que ahora se consideran protestantes dan como razón de su cambio el hecho de que sus necesidades espirituales no estaban siendo atendidas. En cambio, tanto entre protestantes como católicos, un 50% de los cristianos que han dejado la fe argumentan que lo hicieron por no estar de acuerdo con las enseñanzas religiosas que recibieron al largo de su vida.

DIFERENCIAS ENTRE CATÓLICOS Y PROTESTANTES

El estudio, según el Centro Pew, muestra que “el Catolicismo es la fe que ha perdido más presencia, a causa de los cambios de religión” de los estadounidenses. Además, se da a conocer que el 46% de los que abandonaron la Iglesia Católica se denominan ahora protestantes o evangélicos, mientras que un 38% dicen haber de creer definitivamente.

En cuanto a los protestantes que han cambiado su postura, un 49% afirman que tan solo han cambiado de denominación dentro del propio protestantismo, mientras que el 30% de los que han cambiado la fe con la que crecieron se consideran ahora no afiliados, es decir, dicen no creer en nada.

En cuanto a los estadounidenses que han cambiado dentro de una denominación protestante a otra, lo han hecho fundamentalmente por motivos familiares como el matrimonio o un cambio de comunidad.

La encuesta se hizo por teléfono a una muestra de 2.800 adultos de todo el país, entre los mayores segmentos de población que indicaron que cambiaron de región en una encuesta previa realizada en 2007.

Para más datos, puede consultar el artículo en la propia web del centro Pew.

Fuente: EFE, Pew Research Center. Redacción: ACPress.net.

Protestante digital

Río Cuarto ya acepta la unión civil de parejas gays

Posted: 09 May 2009 07:51 AM PDT

Río Cuarto ya acepta la unión civil de parejas gays

El Concejo Deliberante aprobó la creación de un registro municipal. Parejas homo y heterosexuales podrán demostrar así sus años de convivencia. El proyecto fue votado por unanimidad inesperadamente

thumbnail_1241739364-web cha2Inesperadamente, el Concejo Deliberante terminó aprobando ayer por unanimidad una ordenanza que habilita la unión civil de parejas homosexuales. Así, Río Cuarto se convirtió en una de las pocas ciudades del país -entre otras, Capital Federal y Carlos Paz- en las que dos personas del mismo sexo pueden ser reconocidas oficialmente como pareja.

El debate entre los bloques fue intenso y el resultado final sorpresivo. Dos concejales justicialistas argumentaron en contra del proyecto y Guillermo Natali, que había definido de antemano su voto positivo, anunció que el PJ no había llegado al consenso y que, por lo tanto, había quedado dividido. Pero, a la hora de votar, los 19 concejales levantaron la mano y provocaron el aplauso y la emoción de los representantes de las comunidades de gays, lesbianas y travestis que siguieron la sesión en el recinto.

Entre el público, estaban César Cigliutti y Marcelo Suntheim que, además de ser el presidente y el secretario de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), se convirtieron en la primera pareja gay de Argentina que se unió civilmente. Fue el 18 de julio de 2003 en Capital Federal.

Al principio, todo indicaba que al menos cuatro concejales justicialistas y uno o dos oficialistas votarían en contra. Es más, Estela Concordano y Víctor Núñez fundamentaron su rechazo al proyecto con el argumento de que, a pesar de las buenas intenciones, se estaban creando falsas expectativas en las parejas porque la ordenanza no iba a servir para tramitar una obra social o una jubilación.

En realidad, el proyecto estuvo a punto de caer ayer por la oposición de un sector del PJ. Sin embargo, con la marcha del debate, los votos fueron inclinándose todos en el mismo sentido. La oficialista Viviana Yawny, que impulsó el proyecto junto al opositor Enrique Novo, había descontado la división. En su discurso dijo: “No es un proyecto ni aislado ni caprichoso. Estamos en camino de levantar las barreras de la desigualdad. Y si bien no estamos todos de acuerdo, somos los suficientes”.

Yawny detalló que con el reconocimiento de las uniones civiles las parejas podrán tramitar una pensión o la inclusión en una obra social. Y aclaró que el proyecto será también una reivindicación para los heterosexuales que viven juntos pero sin casarse.

Lo que hace la ordenanza es crear un registro de uniones. Previamente, el Municipio deberá reconocer oficialmente a la pareja. Para formalizar una unión civil será necesario cumplir con una serie de requisitos como, por ejemplo, acreditar un año de convivencia.
Novo dijo que el registro de uniones civiles no consigue la igualdad pero es un paso más hacia adelante.

El radical Jorge Cendoya, que dudó hasta último momento, dijo que la nueva ordenanza tendrá un significado más simbólico que jurídico. Sostuvo que los supuestos beneficios de que gozarán las parejas no serán tales. Esa afirmación fue desmentida por los integrantes de CHA.

Incluso Fabricio Pedruzzi que expuso sus argumentos desde una perspectiva cristiana, señaló que la unión civil les permitirá a hombres y mujeres encontrar el punto que los une. “Contribuimos al derecho y la igualdad, algo que engrandece la dignidad humana”, dijo el concejal oficialista.

Apedrearon la Casa Radical

Anoche, cuando se estaba haciendo un acto de campaña en la Casa Radical, un grupo de personas pasó frente al edificio de la calle Cabrera y apedreó los vidrios.

Quienes participaban en al acto alcanzaron a escuchar que los agresores lanzaban insultos por la decisión del oficialismo de impulsar y aprobar -junto con la oposición- el proyecto que reconoce las uniones civiles de homosexuales en Río Cuarto.

Después del episodio, dirigentes y concejales radicales hicieron la denuncia policial.

Visto en Diario Puntal | Radiocristiandad.wordpress.com

El diseño inteligente y sus críticos

El diseño inteligente y sus críticos

John C. Walton

Los logros en materia de diseño son quizá la característica más sobresaliente de nuestra época. Moléculas y materia son combinadas para formar diseños sumamente originales y útiles. Se proyectan líneas de producción robotizadas para fabricar vehículos en serie, eficiente y rápidamente. Medicamentos y refinados métodos de diagnóstico han transformado la medicina. El logro más sorprendente en materia de diseño es el de los microchips de silicio, que han facilitado la comunicación global.

Es una ironía que mientras la tecnología obra maravillas como fruto de este auge del diseño inteligente, muchas personas influenciadas por los biólogos evolucionistas están convencidas de que no hubo un diseño inteligente en el origen de las complejas estructuras del mundo biológico y natural. Aun cuando las células han sido reiteradamente descriptas como fábricas en miniatura, estas personas sostienen que su existencia no se debe a un proyecto inteligente. Es bien sabido que el ácido desoxirribonucleico (ADN) consiste en un código con una maquinaria molecular de réplica, pero ellos pretenden que no hizo falta ningún criptógrafo. El cerebro, habitualmente descrito como una computadora, supuestamente habría surgido sin que estuvieran involucrados ni programadores ni ingenieros.

Esta sucesión de rápidos cambios en el plano material nos han acostumbrado a convivir con eventos inexplicables o aparentemente ilógicos. Lewis Carroll resumió correctamente la vida moderna de esta forma: “A veces ya antes de desayunar he creído seis cosas contradictorias”.1 Sin embargo, era de esperar que la paradoja resultante de la divergencia filosófica entre la tecnología basada en el diseño y la biología evolucionista produjera un despertar del razonamiento de mentes analíticas.

Diseño inteligente: ¿el fantasma olvidado de la ópera cósmica?

Los desafíos a la evolución han surgido repetidas veces y finalmente fueron puestos sobre el tapete a comienzos de 1990 por Phillip Johnson, profesor de derecho en la Universidad de California en Berkeley. En su análisis incisivo sobre los orígenes de la vida presentó argumentos bastante convincentes de que la teoría evolucionista darwiniana no tiene respaldo en evidencias paleontológicas ni en datos empíricos de la biología.2 El argumento central de Johnson es que el edificio darwiniano está fundamentado en los supuestos materialistas del naturalismo filosófico.3 Los científicos que estudian los orígenes insisten en que se puede aceptar únicamente el azar y las leyes de la naturaleza para explicar el surgimiento de la vida. Cualquier interpretación que se aparte de este estrecho margen es automáticamente rechazada como no científica, o bien se la señala como supersticiosa.

El desafío se intensificó con la publicación del libro La caja negra de Darwin4 del bioquímico de la Universidad de Lehigh (Pensilvania, EE.UU.), Michael Behe. Sistemas biológicos como la cadena de reacciones de la visión, los cilios celulares y los flagelos bacterianos requieren gran complejidad y coordinación molecular. Behe demostró que tales “máquinas moleculares” poseen una “complejidad irreducible”. Rastreó la literatura en busca de escenarios evolutivos que explicasen su origen, pero sólo encontró muy pocos ejemplos y, además, totalmente inadecuados. Entonces declaró que estos mecanismos biológicos son evidencias poderosas de un diseño inteligente en la biología.

¿Es posible determinar si algo realmente fue diseñado o si meramente parece diseñado? El matemático y filósofo William Dembski señala que detectar si algo ha sido diseñado es una actividad científica bien establecida en áreas tales como la ciencia forense, la arqueología y la criptología. Los métodos empleados para discernir entre una actividad criminal y una accidental, o para diferenciar artefactos de objetos naturales y para decodificar mensajes deberían poderse aplicar también a las estructuras biológicas y a los acontecimientos naturales.
El criterio objetivo de Dembski para identificar el diseño genuino y diferenciarlo de los efectos de causas naturales se denomina “complejidad específica”.5 Cuando se aplica a ciertos fenómenos biológicos complejos, el criterio coincide muy bien con la conclusión de Behe de que sus orígenes implican un diseño inteligente.6

El movimiento de DI que tuvo origen a partir de estas consideraciones está despertando interés alrededor del mundo. Las ideas acerca del DI están siendo diseminadas por el Centro de Ciencia y Cultura del Discovery Institute.7 La gran repercusión en los medios acerca de un juicio relacionado al DI en la corte de Pensilvania y el documental televisivo de la BBC acerca del DI en el Reino Unido han logrado que este tema llegue al público general.8

Críticas corrosivas al diseño inteligente
Como era de prever, los científicos de disciplinas evolucionistas se han opuesto rotundamente al DI y la vieja escuela materialista rechaza estas ideas usando todos los medios a su alcance. Dos ejemplos: desde la Universidad de Oxford el profesor de química Peter Atkins criticó duramente el libro de Behe en una publicación9 y lo mismo sucedió en un artículo aparecido en Guardian, escrito por los evolucionistas Richard Dawkins y Jerry Coyne.10 La crítica corrosiva no es usual entre los científicos serios, por lo tanto el hecho de que en este caso sí esté ocurriendo revela que hay una motivación ideológica muy poderosa. Muchos evolucionistas son miembros militantes de organizaciones ateas y/o humanistas. Tal es el caso de Dawkins, quien expuso claramente su compromiso emocional con el ateísmo en una serie televisiva acerca de la religión, a la que calificó “la raíz de toda la maldad”.

¿Es el Diseño Inteligente una conspiración religiosa?
Es cierto que ha habido ciertas críticas coherentes del DI. Algunas fueron presentadas por Dawkins y Coyne en su artículo del Guardian en el que dicen: “No hay nada de nuevo acerca del DI. Es simple creacionismo camuflado bajo un nuevo nombre”. Otros sugieren que el DI es una forma de “conspiración religiosa”. Los propulsores del DI, por su parte, sostienen que es una búsqueda científica que investiga el efecto de causas inteligentes. Para Dembski, el propósito del DI es “rehabilitar el diseño como una forma de explicación científica”. Meyer escribió: “La pregunta que hay que plantearse respecto al origen de la vida no es qué escenario materialista parece más adecuado sino qué fue lo que produjo el surgimiento de la vida en la tierra”.11 El criterio de complejidad específica, utilizado para decidir si algo ha sido diseñado, no hace referencia a libros sagrados y es independiente de cualquier autoridad religiosa. Las connotaciones religiosas son inevitables para cualquier intento de indagar acerca de los orígenes. A cada acusación de “agenda religiosa” que se lanza contra la ciencia del DI es posible responder con una cantidad similar de hipótesis que podrían atribuirse a una “agenda ateísta”. Las explicaciones evolucionistas acerca de los orígenes, perdidas en las brumas del precámbrico e imposibles de explicar, también reflejan los anhelos humanistas, sin proveer las evidencias necesarias. Quienes buscan la verdad deberían ignorar tales argumentos y evaluar cuidadosamente las evidencias que presentan ambos bandos.

Al comienzo de su artículo, Dawkins y Coyne dicen: “¿Por qué estamos seguros que el DI no es una teoría científica sólida, digna de una evaluación equilibrada? ¿No es meramente nuestra opinión personal? Por el contrario, es una opinión compartida por la vasta mayoría de los biólogos profesionales”. “Si el DI fuese realmente una teoría científica, las evidencias a su favor, acumuladas mediante investigaciones, estarían siendo divulgadas por revistas científicas que provienen de revisiones críticas por los pares. Sin embargo, eso no está sucediendo y no es porque los editores se nieguen a publicar investigaciones de DI. Sin embargo, para los naturalistas materialistas la “verdadera ciencia” sólo admite como causas válidas el azar y la necesidad. Dawkins y sus colegas evolucionistas automáticamente descartan el DI por razones ideológicas y consideran al análisis de la evidencia como una pérdida de tiempo. Muchos biólogos profesionales trabajan en institutos de “Biología evolucionista” o alguna variante de este nombre. Los fondos que financian las investigaciones, los salarios, las carreras, la reputación profesional de todos estos científicos dependen de su adhesión a la teoría de la evolución. En estas circunstancias, la objetividad en cuestiones relacionadas a los orígenes no es una opción. La opinión de la mayoría científica es un parámetro muy inseguro para determinar la validez del DI.

No sorprende que el DI no reciba eco en las principales publicaciones científicas ya que, contrariamente a la afirmación de Dawkins y Coyne, los editores siempre se rehúsan a publicar artículos sobre el tema. Cuando el Dr. Richard Sternberg, editor de los Proceedings of the Biological Society of Washington, publicó un único artículo del científico Stephen Meyer, formado en la Universidad de Cambridge y que sostenía las ideas del DI, inmediatamente se convirtió en blanco de una campaña para ridiculizarlo e intimidarlo. “Decían que me dejé sobornar con dinero, que era un sacerdote camuflado, que era un infiltrado enviado por los creacionistas”, dice Sternberg. Incluso le aconsejaron no asistir a un encuentro de una sociedad biológica, porque los ánimos estaban tan acalorados que no se podría asegurar que habría orden si él estaba presente. La Oficina de Consejo Especial de los Estados Unidos examinó el intercambio de email que salía del Smithsonian Institute, donde Sternberg trabajaba, e informó que “la revancha se efectuó de diversas maneras…. Se difundieron calumnias [contra Sternberg] a través del Smithsonian y hacia otros individuos. Posteriormente se descubrió que las acusaciones en su contra eran falsas”.12 Los editores y revisores son muy conscientes de la intimidación que van a tener que enfrentar, y por eso es comprensible que se abstengan de publicar artículos que apoyen el DI.

Es irónico que Dawkins denigre al DI porque “sus seguidores evaden el proceso científico normal apelando directamente al público no científico” cuando éste es el método que él adopta. Su principal contribución a la ciencia es una serie de libros dirigida al público general acerca del evolucionismo. Dawkins es sucesor de varios evolucionistas, incluyendo a Charles Darwin, Thomas Huxley y Stephen Gould, que han apelado directamente al público no científico por medio de libros y artículos populares.

Temores de que el Diseño Inteligente destruya la ciencia
De acuerdo a Dawkins y Coyne, los proponentes del DI tienen exigencias irrazonables: “A un bando (los evolucionistas) se le exige presentar evidencias para cada etapa del proceso. Al otro bando nunca se le exige presentar evidencia, sino que se lo declara vencedor del debate tan pronto como el primer bando encuentra una dificultad, es decir, el tipo de dificultades que en el ámbito de las ciencias se encuentran diariamente y a las cuales se buscan soluciones”. Por más de un siglo los científicos han estado prometiendo que la evidencia de laboratorio pronto produciría respuestas convincentes para las encrucijadas básicas de la evolución tales como el mecanismo cuantitativo requerido para el cambio evolutivo; cómo se originó la vida; cómo surgieron el código genético y la nueva información genética; el origen de un solo estereoisómero en los péptidos; el origen de órganos biológicos complejos como los ojos, las cilias, los flagelos, etc.; cómo se desarrollaron nuevas especies biológicas a partir de formas ancestrales y por qué los restos fósiles no muestran las “innumerables formas de transición” que Darwin esperaba. Los científicos que apoyan el DI reconocen el gran avance que han hecho los biólogos en entender cómo han ocurrido cambios pequeños o cómo se producen nuevas variedades de animales o plantas, es decir, la microevolución. Los evolucionistas aseguran que los grandes pasos hacia nuevas estructuras (macroevolución) consisten en la suma de pequeños pasos. Sin embargo, después de más de un siglo, la evidencia experimental aún no ha sido presentada; los registros fósiles sacan a luz grandes problemas y se ofrecen únicamente explicaciones o “escenarios” fantasiosos. Los científicos partidarios del DI sostienen que llegó el momento de examinar otras explicaciones en las cuales el diseño sea evaluado a la par de las causas naturales. El ahínco con el cual los científicos trabajan para resolver problemas relacionados con los orígenes de la vida podría beneficiarse si se sumase el criterio de DI a su arsenal de herramientas científicas.

Los críticos arguyen que la ciencia del DI se apoya en milagros y temen que esto pueda dañar el espíritu indagador de la ciencia. Las experiencias del pasado demuestran que no hay necesidad de preocuparse por esto. La mayor parte de la labor científica continuaría exactamente como en el presente. En la investigación del origen de organelas biológicas complejas (y sistemas complicados en otras partes del universo), el filtro de complejidad específica sería usado conjuntamente con otras herramientas científicas para entender los organismos vivos, incluyendo los seres humanos. En vez de reprimir la búsqueda científica, la existencia de diseño en el universo abre nuevos horizontes para que los fenómenos sean comprensibles. Si se llega a la conclusión de que un diseñador inteligente (o Dios mismo) planificó un organismo, esto permitirá comprender y utilizar ventajosamente ese concepto.

La existencia de diseño en la naturaleza no implica que constantemente ocurran milagros que intervendrían de manera arbitraria, transgrediendo leyes naturales. Al diseñar una máquina compleja usando la inteligencia humana, no se contravienen las leyes naturales sino que se las utiliza. La creación de una computadora, por ejemplo, demanda que se ordene la materia de una forma determinada y se la dote de información para así crear un objeto muy complejo que tendría poca probabilidad de surgir por casualidad.13 La evidencia de diseño en la naturaleza puede comprenderse de la misma forma en que se entienden los instrumentos diseñados por el hombre. Las convicciones religiosas no impidieron que científicos de primera línea como Isaac Newton, Louis Pasteur o James Clerk Maxwell hiciesen importantes descubrimientos; tampoco se interponen a los descubrimientos de muchos científicos creyentes modernos. Más bien, estas creencias refuerzan la idea de que los fenómenos naturales son comprensibles e impulsan proyectos permitiendo su utilización.

¿El Diseño Inteligente es innecesario y ha sido refutado?
Los críticos sostienen que no hay necesidad de que la ciencia se dedique a estudiar el DI porque, como Dawkins declaró en un documental de la BBC,8 “la evolución explica el 99% de lo que sabemos acerca de la biología”. Si se consulta casi cualquier libro de ciencias, es evidente cuán grande es esta exageración, particularmente en las áreas biológicas donde se discuten fenómenos cuantitativos. Recientemente Peter Atkins publicó un libro de texto titulado Physical Chemistry for the Life Sciences.14 En esta área de la ciencia encontramos leyes y principios que sirven de fundamento para la biología. El hecho de que en el libro no se encuentre ni siquiera una referencia a la evolución evidencia que ésta es una postura ideológica y no una realidad científica.
Por su parte, Dawkins y Coyne nos aseguran: “El flagelo de las bacterias no es demasiado complejo como para haber evolucionado, así como cualquier otra estructura que haya sido cuidadosamente estudiada. Los biólogos han localizado una serie de pasos intermedios plausibles, que utilizan ingredientes que se pueden encontrar en otros sistemas vivos”.10 Estas afirmaciones son simplemente ilusiones. Tal vez podría localizarse “una serie de pasos intermediarios plausibles” en un escenario imaginario. ¡La imaginación científica no conoce límites! Pero el cuadro que pinta la evolución en esta área de la ciencia carece de ideas concretas y evidencias sustanciales.

El anuncio de Kenneth Miller del “colapso del concepto de la complejidad irreducible”15 terminó siendo meras palabras. Su argumento es que, por ejemplo, aunque no se pueda llegar al flagelo por una vía darwiniana directa, las proteínas que lo componen pueden haber sido preservadas por selección natural en sistemas menores que tienen otras funciones. Esta hipótesis implica que estas proteínas específicas (o algunas muy similares) se encontrarían esparcidas en otros sistemas bioquímicos que estarían accesibles a la bacteria. Si este escenario fuese válido, las mismas proteínas se reconocerían fácilmente en sus localizaciones alternativas y la literatura científica estaría llena de vías evolucionistas plausibles para el flagelo y otras maquinarias biológicas. Pero ésta no es la realidad.
Los obstinados defensores de Darwin
Según Dawkins y Coyne, “La evolución es un hecho, tan real como las placas tectónicas o el sistema solar heliocéntrico”. Esta afirmación se ha convertido en el estribillo de los darwinistas ortodoxos. En diversos contextos, “evolución” significa simplemente cambio y ¿quién negaría la existencia de cambios en el mundo natural? Hay mucha evidencia de que la microevolución ocurre. Todos están de acuerdo en que la evolución del pico de los pájaros pinzones o la aparición de resistencia entre las bacterias son hechos reales.

Por más de 100 años la ciencia se ha esforzado por demostrar que el azar unido a las leyes naturales explican el origen de todo lo que existe. A pesar del enorme y sostenido esfuerzo, las propuestas evolucionistas para explicar el origen de la vida, de las estructuras irreductiblemente complejas y del código genético siguen siendo especulativas y carentes de evidencias concretas.

El debate en torno al DI no se libra entre hechos científicos y creencias religiosas. El verdadero enfrentamiento es de tipo ideológico, en el cual los científicos tratan de mantener la hegemonía intelectual y cultural de la cosmovisión ateísta. El objetivo primario del movimiento del DI es establecer el diseño como un factor básico en el mundo natural que, junto con el azar y las leyes naturales, permite comprender el origen de las estructuras biológicas complejas. Hay indicios animadores de que una nueva generación, escéptica ante los estribillos darwinistas, está reconociendo al DI como una propuesta razonable y bien fundamentada.

John Walton (D.Sc., Sheffield University; Ph.D., Saint Andrews University) es profesor de química reactiva en la Saint Andrews University, Reino Unido. Email: jcw@st-and.ac.uk.
REFERENCIAS
1. Esta es una referencia ligeramente modificada. En realidad Carroll dijo, “A veces he creído seis cosas imposibles antes de desayunar”.
2. Phillip E. Johnson, Darwin on Trial, 2da edición (Downers Grove, Illinois: InterVarsity Press, 1993).
3. El naturalismo filosófico es la idea de que nada existe más allá de “el mundo espacio-temporal de entidades físicas que podemos investigar en las ciencias naturales”. Ver M. J. Wilkins y J. P. Moreland en Jesus Under Fire (Grand Rapids, Michigan: Zondervan, 1995).
4. Michael Behe, Darwin’s Black Box (New York: Free Press, 1996).
5. William A. Dembski, The Design Revolution (Downers Grove, Illinois: InterVarsity Press, 2004); The Design Inference: Eliminating Chance Through Small Probabilities (Cambridge University Press, 1998).
6. William A. Dembski, editor, Uncommon Dissent: Intellectuals Who Find Darwinism Unconvincing (Wilmington, Delaware: ISI Books, 2004).
7. The Discovery Institute, Center for Science and Culture, Seattle, http://www.discovery.org/csc/ Ver también la página de internet de Dembski relacionada al Diseño Inferido: http://www.designinference.com/.
8. Para un resumen, ver http://www.bbc.co.uk/sn/tvradio/programmes/horizon/index.shtml.
9. Peter W. Atkins, http://www.infidels.org/library/modern/peter_atkins/behe.html.
10. Richard Dawkins y Jerry Coyne, “One Side Can Be Wrong”, http://www.guardian.co.uk/life/feature/story/0,13026,1559743,00.html.
11. Stephen C. Meyer en Science and Evidence for Design in Nature, M. J. Behe, W. A. Dembski y S. C. Meyer, editores (San Francisco, California: Ignatius Press, 2000), p. 53.
12. Ver http://www.rsternberg.net/ para leer la crónica del propio Sternberg.
13. Ver Dembski, The Design Revolution, c. 24, p. 183 para más detalles.
14. Peter W. Atkins y J. de Paula, Physical Chemistry for the Life Sciences (Oxford University Press, 2006).
15. Kenneth R. Miller, “The Flagellum Unspun” en Debating Design: from Darwin to DNA, editors W. A. Dembski y M. Ruse, (New York: Cambridge University Press, 2004). Ver también: K. R. Miller, http://www.millerandlevine.com/km/evol/design2article.html.

Fuente:http://dialogue.adventist.org/articles/18_2_walton_s.htm