¿Cómo puedo predicar con poder?

¿Cómo puedo predicar con poder?

Abril 24, 2009 by David Ford 

David Ford
Profesor del Nuevo Testamento, Seminario Bíblico de Colombia. Maneja Recursos Teológicos.

David Ford

Al final del evangelio de Lucas existe un pasaje popular para predicadores.  Es el relato de los dos discípulos en el camino a Emaús el domingo después de la crucifixión (Luc. 24:13-35).  Ellos están muy desanimados porque Jesús ya está muerto y no hay esperanza para la nueva fe.  Justo un forastero se une a los dos.   Este señor sabía bien el Antiguo Testamento y les explicaba desde allí acerca de la resurrección del Mesías.  Los dos se sentían muy emocionados.    Finalmente al llegar a Emaús los dos invitaron al forastero para quedarse con ellos.     Mientras estaban sentados alrededor de la mesa para comer,  el forastero tomó el pan,  lo repartió y lo bendijo.   ¡Qué milagro!   ¡Es Jesús mismo!

¿Cómo se predica este incidente con poder?  El problema es que hay diferentes maneras de interpretarlo.  ¿Cuál es correcto?

 

Primera opción: Predicar sobre la presencia del Señor en la Cena

Las acciones del forastero son muy parecidas a las de la Cena del Señor,  cuando Jesús “tomó pan y, después de dar gracias, lo partió, se lo dio a ellos” (Luc. 22:19).  También encontramos la idea de partir el pan en la iglesia primitiva,  “El primer día de la semana nos reunimos para partir el pan”  (Hech. 20:7 cp. Hech. 2:42;  1 Cor. 10:16).

Entonces el predicador puede concluir que el incidente muestra la revelación de Jesús por medio la Cena del Señor.  Cuando un creyente toma este sacramento,   Cristo está presente en una manera personal en su vida.

El problema con esta interpretación es que la comida en Emaús era sólo una comida no más.  No era como la pascua que Jesús utilizó para la primera Cena (Luc. 22:  7-22) tampoco como el sacramento en la iglesia en Corinto (1 Cor. 10:  17-34).

Segunda opción: Predicar sobre la presencia del Señor en la vida cotidiana

En las comidas de los tiempos bíblicos la gente no usaba cubiertos.    Tomaban la comida de la olla común por medio de un pan delgado y duro que servía como cuchara.      Tomar pan,  bendecirlo, y repartirlo era lo normal en el inicio de cada comida.

En este evento tan común,  Cristo reveló su presencia.  Era una ilustración de la promesa del Cristo resucitado,  “les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo.”  (Mat.  28:20).  El pasaje muestra que en la cotidianidad Cristo está con el creyente,  nunca va a dejarlo sólo (cp. Heb. 13:5).

Pero el problema con esta interpretación es que el pasaje contiene mucha más información sobre la resurrección (Luc. 24: 24-27).  Los dos regresaron a Jerusalén no simplemente para anunciar que la presencia del Señor está en la cotidianidad.

Tercera opción: Predicar sobre la realidad de la resurrección de Cristo

Cuando se ve el contexto de la narración se nota la confusión en la mente de los discípulos sobre la resurrección:  “a los discípulos el relato les pareció una tontería, así que no les creyeron.” (Luc.  24:11).  El resultado del relato fue que los dos volvieron a prisa a Jerusalén para decir a los demás,  “Es cierto! —decían—. El Señor ha resucitado.” (Luc.  24:34).  El siguiente evento era otro parecido,  con el resucitado Jesús comiendo con los discípulos (Luc. 24:42,43).

El relato del camino a Emaús está en el evangelio para convencer a los lectores de la resurrección.    El incidente muestra la conexión con el Antiguo Testamento (Luc. 24:27) y formaba parte de la base para lo cual los primeros cristianos anunciaban la resurrección:  “Pablo les anunciaba las buenas nuevas de Jesús y de la resurrección.” (Hech. 17:18 cp.  Hech. 2: 31-32;   4:33;  10:40-41;  13:30-31).

Tiene una implicación importante para los predicadores hoy.   El mensaje de este pasaje no es simplemente de la presencia de Cristo en la Cena del Señor, ni en la cotidianidad.

El pasaje está para convencer a cada lector y oyente de la realidad de la resurrección.   Esta creencia se veía en el impacto impresionante de la predicación de la iglesia primitiva,   “con gran poder seguían dando testimonio de la resurrección del Señor Jesús. La gracia de Dios se derramaba abundantemente sobre todos ellos.”  (Hech. 4:33).

Si el predicador reduce este mensaje,   está el peligro de reducir la abundancia de la gracia de Dios.  Cuando él lo anuncia,  ya está el poder de Dios.  

Fuente:  http://www.biblia.com/%C2%BFcomo-puedo-predicar-con-poder/

Anuncios

desmitificando las calumnias de los judios

desmitificando las calumnias de los judios

Defensa de Pío XII a judíos, jesuitas abren sus archivos

pio-xii

Se trata de los documentos privados -más de 25.000 páginas de testimonios y documentos sobre las acciones del Papa- del religioso Robert Graham, uno de los estudiosos más destacados del tema.

La Compañía de Jesús ha autorizado la apertura de los documentos privados del jesuita estadounidense Robert Graham, que pueden desvelar como el papa Pío XII ayudó a judíos europeos a escapar del Holocausto, según informó la agencia de los obispos estadounidenses CNS.

La agencia Catholic News Service (CNS), que tiene una sede en Roma, informó en su página web que el Prepósito de los Jesuitas, el español Adolfo Nicolás, ha dado luz verde para que los historiadores examine, cataloguen y graben en formato digital todos los documentos recogidos por Graham sobre el Papa (Eugenio) Pacelli (Pío XII).

Graham, que falleció en 1997, está considerado uno de los mayores estudiosos del trabajo de Pío XII -cuyo papado comenzó en 1939 y concluyó con su muerte en 1958- durante la Segunda Guerra Mundial.

La colección privada del jesuita Graham está compuesta por más de 25.000 páginas de testimonios y documentos sobre las acciones del Papa y del Vaticano en referencia al nazismo y para ayudar a los judíos.

Fuente: radiocristiandad.wordpress

Los misterios del asma

Los misterios del asma

Posted: 24 Apr 2009 02:17 AM PDT

Algunos sostienen que es cosa de la contaminación. Otros, de la excesiva higiene que la que sometemos nuestro cuerpo, que se vuelve hipersensible al medio. Pero poco se sabe de la procedencia del asma. Incluso se puede tener en tela de juicio la idea de que el asma, con el tiempo, está empeorando.

Se sabe que los asmáticos acostumbran a ser también alérgicos a algo. El asma, el eczema, la alergia y la anafilaxis forman parte del mismo síndrome, son originados por los mismos mastocitos. Y 1 de cada 10 personas tiene alguna forma de alergia.

Pero los estudios sobre el aumento del asma son contradictorios: el aparente aumento sólo es consecuencia de que la gente está más informada de los síntomas. Síntomas que en el pasado eran más frecuentemente asociados a un catarro común.

 

Con todo, lo más probable es que el asma esté aumentando a causa de la contaminación. Pero sobre un tipo concreto de contaminación. Por ejemplo, nuestros antepasados estaban expuestos a mayores dosis de contaminación cuando inhalaban grandes cantidades de humo diario de sus fuegos de leña y sus chimeneas de mala calidad. Así que hay que buscar el origen en otras sustancias contaminantes.

Por ejemplo, las sustancias químicas como los isocianatos, el anhídrido trimetálico y el anhídrido ftálico. Cuando un camión cisterna sufre un accidente y vierte su carga de isocianato en América, convierte al policía que dirige al tráfico alrededor del accidente en un asmático agudo para el resto de su vida. Entonces ¿son ellas las responsables? Tampoco es probable, pues el asma suele aparecer en comunidades en las que nunca tienen contancto con estas sustancias.

De hecho, el asma laboral puede originarse en individuos que trabajan en profesiones de baja tecnología e incluso anticuadas, como mozos de cuadra, tostadores de café, peluqueros o esmeriladores.

La causa más común de asma son los excrementos del ácaro del polvo. Los ácaros proliferan a sus anchas gracias a nuestra constumbre de tener nuestras casas calientes y mal ventiladas en invierno. Pero el asma es producido por muchas otras causas, como el polen, los mojos, los alimentos, los resfriados, la tensión emocional, el humo del cigarrillo, ciertos medicamentos para el corazón, etc. La lista es infinita.

El que quiera interesarse más por este tema, tiene materia para distraerse durante un buen tiempo.

De todas las teorías propuestas, la que más curiosa me parece es que la afirma que el asma es la frustración del elemento del sistema inmunológico que combate las lombrices. En la Edad de Piedra rural, el sistema de inmunoglobulinas E estaba atareado defendiéndose contra las lombrices intestinales, tenias solitarias, anquilostomas y trematodos. No tenía tiempo para dedicarse a los ácaros del polvo y al pelo de los gatos.

Más información | Genoma