Argumentos de la existencia de Dios III

Argumentos de la existencia de Dios III

Autor: Paulo Arieu

III— El argumento de la causa final[0]

Este argumento fue traído por Anaxágoras, Sócrates, Platón y Aristóteles.

«El argumento teológico dice que desde que el universo despliega tal maravilloso diseño, debe haber habido un diseñador Divino. Por ejemplo, aún si la tierra estuviera unos pocos cientos de millas más cerca o más lejos del sol, no sería capaz de mantener mucha de la vida que en la actualidad lo hace. Si los elementos en nuestra atmósfera fueran diferentes aún en un pequeño porcentaje, cada cosa viviente sobre la tierra moriría. Las probabilidades de una simple molécula de proteína formada por casualidad es 1 en 10 elevado a la potencia 243 (es decir, 10 seguido de 243 ceros). Una simple célula consta de millones de moléculas de proteína.»[1]

Anuncios

La existencia de Dios también es apoyada por evidencias lógicas claras.

La existencia de Dios también es apoyada por evidencias lógicas claras.

Además de los argumentos bíblicos para la existencia de Dios, hay varios argumentos lógicos. [1]

Ver

1.Primero, tenemos el argumento ontológico.

La forma más popular del argumento ontológico, usa básicamente el concepto de Dios para probar Su existencia. Este comienza con la definición de Dios como “Ese del cual no puede ser concebido uno más grande”. Entonces se sostiene que existir es mayor que no existir, y por tanto el mayor ser concebible debe existir. Si Dios no existió, entonces Dios no sería el mayor ser concebible – pero eso iría a contradecir la definición misma de Dios.

Ver ARGUMENTOS DE LA EXISTENCIA DE DIOS I

2.El segundo es el argumento teológico o de Designio.

«El argumento teológico dice que desde que el universo despliega tal maravilloso diseño, debe haber habido un diseñador Divino. Por ejemplo, aún si la tierra estuviera unos pocos cientos de millas más cerca o más lejos del sol, no sería capaz de mantener mucha de la vida que en la actualidad lo hace. Si los elementos en nuestra atmósfera fueran diferentes aún en un pequeño porcentaje, cada cosa viviente sobre la tierra moriría. Las probabilidades de una simple molécula de proteína formada por casualidad es 1 en 10 elevado a la potencia 243 (es decir, 10 seguido de 243 ceros). Una simple célula consta de millones de moléculas de proteína.

«La creación, incluyendo al hombre, demuestra orden, arreglo y propósito; por lo tanto, debe haber un Diseñador inteligente. El aire es tal que el hombre puede respirar y vivir. El agua es tal que el hombre puede bebería y apagar su sed. Las estaciones indican orden (Gen. 8:20-22). Cada copo de nieve es un intricado diseño, con un núcleo y seis lados, lo cual evidencia un arreglo inteligente que fue la base para la pregunta de Dios a Job 38:22.»[2]

Ver ARGUMENTOS DE LA EXISTENCIA DE DIOS II

3.Un tercer argumento lógico para la existencia de Dios es el denominado argumento cosmológico.

Cada efecto debe tener una causa. Este universo y todo lo que en el hay es un efecto. Debe haber algo que causó que todo existiera. A la larga, debe haber algo “sin-razón” a fin de provocar que todo lo demás exista. Esa “sin-razón” es Dios.

«La evidencia de causa y efecto destaca que este admirable universo y la aún más maravillosa creatura, el hombre, son efectos. Tales efectos demandan una Causa mayor. Se preguntó al gran químico agrícola Liebig si creía que la hierba y las flores crecían por meras fuerzas químicas. Su respuesta fue: “No, no más de lo que podría creer que los libros de botánica que los describen podrían crecer por meras fuerzas químicas.” La creación requiere un Creador[3]

Ver Argumentos de la existencia de Dios III

4. La creencia universal

«La creencia universal en la existencia de un Ser Supremo implica que la idea es intuitiva (o sea, conocida por instinto); es innata (o sea, parte de nuestra naturaleza esencial) y racional (comprensible por medio de la razón). Esto revela que el hombre tiene la idea de un Ser infinito y perfecto, y esto hace surgir la pregunta: ¿de dónde sacó el hombre tal idea?

La creencia universal es una verdad básica. Aun las religiones idolátricas mantienen una creencia en alguna clase de dios o dioses. Una respuesta inconsciente traicionó a aquellos que a sí mismos se llaman ateos, al contestar: “Gracias a Dios que soy ateo.” El ateo francés Voltaire oraba durante una tormenta. Ingersoll dijo: “Yo no soy ateo, soy un agnóstico.“»[4]

Ver Argumentos de la existencia de Dios IV

5.El argumento moral.

Cada cultura a través de la historia ha tenido alguna forma de ley. Todos tienen un sentido de lo correcto y lo erróneo. El asesinato, la mentira, el robo, y la inmoralidad son rechazados casi universalmente. ¿De dónde vino ese sentido de lo correcto y lo erróneo, sino de un Dios santo?

«La moralidad es otra evidencia. El hombre es un ser moral. Tiene la idea de que algunas cosas son correctas y que otras cosas son incose da cuenta de que tiene la facultad de escoger entre lo correcto y lo incorrecto. Solamente un Ser intelectual y moral pudo crear y satisfacer tal naturaleza, por lo tanto, debe haber un Dios personal.»[5]

«Este argumento, también llamado psicologico o moral, está sacado de la llamada «voz de la conciencia». La conciencia nos intima la observación de una ley moral, común a todos los hombres, que se impone al individuo como una norma anterior y superior a él. Ahora bien, toda ley universal, superior al individuo humano, implica la existencia de un Legislador, también anterior y superior a la especie humana. A ese Legislador Supremo llamamos Dios. Sin embargo, la Psicología Profunda, a partir de Freud, ha demostrado que la tal «voz de la conciencia» puede explicarse por ese «Super-Yo», heredado e introyectado como conjunto de normas religiosas, morales y sociales, que le han venido al individuo desde fuera hasta constituirse en una superestructura moral de su «yo». El que esa «voz de la conciencia» sea «obra de la ley escrita en sus corazones» —en frase de Romanos 2:15— dejará indiferente a un incrédulo, que nos hablará de adaptación a la ideología de la época.»[6]

«LA PRUEBA DE KANT. Kant no acepta la existencia de Dios como una afirmación científica. Según él tal hecho no se puede demostrar por la razón especulativa: es uno de los tres postulados de la Razón Práctica la cual impera al hombre que procure el sumo bien moral,y éste no se puede obtener sino por un Supremo Autor de la naturaleza; por consiguiente, no hay más remedioque admitir la existencia, de este Supremo Autor.

Crítica: La posición kantiana es irracional. Es indudable que la existencia de la ley moral supone la existencia de un Supremo Legislador; pero no es racional admitir como mero postulado una proposición tan importante en la vida humana, cual es la que afirma que DIOS EXISTE.»[7]

6.Congruencia de las evidencias anteriores

«Esta evidencia es acumulativa, juntando las anteriores y por eso se le llama la evidencia de congruencia. Esto ha sido ilustrado de la siguiente manera: Si una llave se adapta a una cerradura debe haber sido hecha la una para la otra; por tanto, si la teoría de que Dios existe satisface todos los hechos, debe haber un Dios. Todas las realidades de nuestra naturaleza mental y moral, tanto como los fenómenos naturales apoyan consistentemente la fe en un Dios personal, existente en Sí mismo.»[8]

7. La fe en Dios.

«¿Cómo sé que existe Dios? Yo sé que Dios existe porque hablo con El todos los días. No lo escucho hablándome con voz audible, pero siento Su presencia, siento Su guía, conozco Su amor, deseo Su gracia. Han ocurrido cosas en mi vida que no tienen otra explicación posible sino Dios. Dios me ha salvado tan milagrosamente y ha cambiado mi vida que no puedo sino reconocer y alabar Su existencia. Ninguno de estos argumentos en sí, pueden persuadir a alguien que rehúsa reconocer lo que es tan claro. Al final, la existencia de Dios debe ser aceptada por fe (Hebreos 11:6 ). La fe en Dios no es un salto ciego a la oscuridad, este es un paso seguro a una habitación bien iluminada en donde ya se encuentra el 90% de la gente.»[9]

Ver Argumentos de la existencia de Dios V

Conclución:

Citamos a Francisco La Cueva a modo de conclusión de este articulo:

«La Biblia no intenta demostrar la existencia de Dios; sencillamente, la supone. La auto-revelación de Dios en Su Palabra comporta obviamente la existencia del que en ella se revela. Por otra parte, la mentalidad semita no se aviene bien con las abstracciones lógicas, sino que es sumamente práctica y concreta, inclinada a fijar las ideas en hechos, los sentidos en símbolos, las normas en acti tudes. Por eso, la Biblia no comienza con una exposición teórica, sino con un «hecho», una actividad de Dios: «En el principio creó Dios los cielos y la tierra» (Gen. 1:1). … Por eso, el que estudie bien la Sagrada Escritura, aprenderá de Dios a través del modo de conducirse respecto al hombre. En otras palabras, Dios no es propiamente un objeto al alcance de nuestra mente, al cual se va por medio de intuiciones o racioci nios, como un problema de física o de matemáticas, sino que Dios sale al encuentro del hombre, se revela a él y le capacita para que penetre en el espacio divino con los ojos de la fe.»[10]

«Nuestra conclusión es, pues, la siguiente: Todos los argumentos de la razón humana, aun tomados en su conjunto, tienen sólo una fuerza confirmativa de la existencia del Dios verdadero del Cristianismo, pero no son, por sí solos, una prueba decisiva, evidente y eficaz que se imponga al hombre de «corazón entenebrecido». Sirven para el creyente, pero pueden dejar frío al inconverso.

No vamos, por tanto, a insistir en raciocinios filosóficos. El Nuevo Testamento nunca presenta a un creyente enzarzándose en argumentos con un incrédulo. El testimonio del cristiano es siempre una apelación a los hechos: a lo que Dios ha hecho para revelarnos Su mensaje de salvación, y a la persona sagrada de Jesús que ha podido interpretarnos (Juan 1:18) correctamente a Dios, por ser su Verbo, «el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia» (Heb. 1:3). Por tanto, no digamos al incrédulo: «Vamos a discutir», sino «Ven y ve-» (Juan 1:46).»[11]

Notas

[1] http://www.gotquestions.org/Espanol/Existe-Dios.html

[2] A.H.Yetter, Principales doctrinas bíblicas vol. 1 Cursos por correspondencia, p. 20, Publicación la Biblia dice, Quito, Ecuador

[3] A.H.Yetter, Principales doctrinas bíblicas vol. 1 Cursos por correspondencia, p. 21, Publicación la Biblia dice, Quito, Ecuador

[4] A.H.Yetter, Principales doctrinas bíblicas vol. 1 Cursos por correspondencia,p.20, Publicación la Biblia dice, Quito, Ecuador

[5] A.H.Yetter, Principales doctrinas bíblicas vol. 1 Cursos por correspondencia,p.21, Publicación la Biblia dice, Quito, Ecuador

[6] Francisco La Cueva, Un Dios en Tres personas, p.34-35,Curso de Formación Teológica evangélica tomo II, Ed. Clie.

[7] Hebe H. R Vidal, Fundamentos de Filosofía,p. 95, libreriaHuemul, 1970,Bs.As, Argentina

[8] A.H.Yetter, Principales doctrinas bíblicas vol. 1 Cursos por correspondencia,p.21, Publicación la Biblia dice, Quito, Ecuador

[9] ibid

[10] Francisco La Cueva, Un Dios en Tres personas, p.37,Curso de Formación Teológica evangélica tomo II, Ed. Clie.

[11] Francisco La Cueva, Un Dios en Tres personas, p.36,Curso de Formación Teológica evangélica tomo II, Ed. Clie.

La existencia de Dios es afirmada sin ambages por los escritores bíblicos

La existencia de Dios es afirmada sin ambages por los escritores bíblicos

Autor: Paulo Arieu

«La existencia de Dios es afirmada sin ambages por los escritores bíblicos; es importante que aquí notemos tres cosas importantísimas:

1.Primero, la historia de la Biblia es inexplicable sin Dios, especialmente la historia de la nación de Israel.(Num. 12:6 RV 1960; Juan 8:58 RV 1960; Heb. 1:1 RV 1960)


¿Se puede conocer a Dios? parte 2

¿Se puede conocer a Dios? parte 2

Autor: Paulo Arieu

Continuamos con esta serie de artículos sobre el conocimiento y el conocimiento que como cristianos, consideramos el mas importante, que es el conocimiento de Dios.

¿Quien es Dios? ¿Como es Él? ¿Como podemos saber acerca de Él? Son preguntas frecuentes en muchas mentes inquietas.

Dios existe y hay mucho que podemos aprender acerca de Él.

Nos basaremos en la biblia para este estudio, pero también evaluaremos lo que nos dice la teología y la filosofía.

Ver Filosofía vs. Teología

¿Porque es importante conocer a Dios?

Porque «El secreto de la verdadera felicidad está en Dios. Por eso es importante buscar a Dios, encontrar a Dios, porque sólo Dios puede llenar ese deseo de felicidad que El mismo ha puesto en el corazón de cada uno de los seres humanos. Sólo amando a Dios sobre todas las cosas, podremos ser verdaderamente felices.

Ahora bien, no se ama a quien no se conoce. Hay personas con quienes uno se encanta desde el momento de conocerlas. Si eso es así entre los seres humanos, que estamos llenos de defectos, ¡cómo será con Dios que es infinitamente perfecto y sin defecto alguno! De allí que sea importante conocer a Dios para poder amarlo -si es que aún no lo amamos- o para amarlo más y mejor –si es que ya hemos comenzado a amarlo.

Dios es poco amado, porque es poco conocido. Si nosotros lo conocemos y lo amamos, nuestro testimonio de amor a El puede servir para que otros lo amen también.»[0]

¿Quien es Dios?

«Dios es un Ser que existe por Sí mismo desde siempre, absolutamente simple Espíritu, infinitamente perfecto, Creador de cielo y tierra, y soberano Señor de todas las cosas.

Esta definición, si bien incluye la esencia misma de Dios, no es una definición exhaustiva, pues no incluye todos las atributos divinos.

Sin embargo, es un intento de colocarnos ante el Ser perfecto, omnipotente e infinito que es Dios. Y es un intento también de comenzar a ubicarnos nosotros en nuestra verdadera realidad: si Dios es todo eso y mucho más, ¡qué poca cosa somos nosotros, sus creaturas! » [1]

¿Es la creencia en Dios irracional? En estos días, muchos científicos famosos son también fuertes defensores del ateísmo. Sin embargo, en el pasado, y aun hoy, muchos científicos creen que Dios existe y que es responsable de lo que vemos en la naturaleza.

Entonces,¿es Dios cognocible?

La respuesta es si, claro que si, de lo contrario el cristianismo seria tan solo un mito,una leyenda, o una tradición  religiosa mas.

El apostol Pablo dijo

  • le agradó a Dios revelar a su hijo en mi...“,

o sea dárselo a conocer en una experiencia personal clara y contundente, que no solo cambiaría radicalmente su vida sino tambien el futuro del cristianismo.

En la filosofía griega, el conocimiento se consideraba como el sumo bien del hombre. Para Sócrates, equivalía a la virtud, de ahí su máxima clásica: «Conócete a ti mismo». Pero en el Antiguo Testamento todo conocimiento se contrasta con el conocimiento de Dios. El conocimiento de Dios es infinito

  • “Grande es el Señor nuestro, y de mucho poder; Y su entendimiento es infinito”.Sal 147.5 RV 1960

e íntimo.

«Las últimas encuestas nos dicen que sobre el 90% de la gente en el mundo de hoy, cree en la existencia de Dios o en algún poder más alto. Sin embargo, de algún modo, la responsabilidad se coloca sobre aquellos quienes creen que Dios existe, para de alguna manera probar que El en realidad existe. Yo personalmente pienso que la responsabilidad está sobre los que no creen.»[2]

Sin embargo, la existencia de Dios no puede ser probada o desmentida. Aún la Biblia dice que deberíamos aceptar por fe, el hecho de que Dios existe,

  • Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan” (Hebreos 11:6).

Si Dios lo deseara así, simplemente podría aparecer, y probar a todo el mundo que El existe. Pero si lo hiciera, no habría necesidad de fe.

  • “Jesús le dijo: porque me has visto, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron” (Juan 20:29).

Sin embargo, eso no significa que no hay evidencia de la existencia de Dios.
La Biblia declara
,

  • Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos. Un día emite palabra a otro día, y una noche a otra noche declara sabiduría. No hay lenguaje, ni palabras, ni es oída su voz. Por toda la tierra salió su voz, y hasta el extremo del mundo sus palabras” (Salmos 19:1-4).

Al mirar las estrellas, al entender la inmensidad del universo, al observar las maravillas de la naturaleza, al ver la belleza de la puesta del sol – vemos que todas ellas apuntan hacia un Creador, Dios. Si esto no fuera suficiente, también hay evidencia de Dios en nuestros propios corazones. Hay algo en lo profundo de nuestro ser, que reconoce que hay algo más allá de esta vida y alguien más allá de este mundo.

  • Eclesiastés 3:11 nos dice, “…y ha puesto eternidad en el corazón de los hombres…”

Para los amantes de la ciencia, es interesante la conclución de Jeffy Kluger quien comentó que

« al científico del siglo XXI, le basta con substituir aqui el término “eternidad” por “gen” para encontrarse de bruces, frente a frente, con la realidad incuestionable del Dios Creador»[3]

«Intelectualmente podemos negar este conocimiento, pero la presencia de Dios en nosotros y a través de nosotros, todavía está ahí. A pesar de todo esto, la Biblia nos advierte que todavía hay algunos que niegan la existencia de Dios.

  • “Dice el necio en su corazón: No hay Dios” (Salmos 14:1).

Debido a que sobre el 98% de la gente a través de la historia, en todas las culturas, en todas las civilizaciones, en todos los continentes, creen en la existencia de algún tipo de Dios – debe haber algo (o alguien) que causa esta creencia[4]

«A pesar de las evidencias claras que hay, la Biblia nos dice que la gente va a rechazar el conocimiento claro e innegable de Dios, y en lugar de ello, creer una mentira.

  • Romanos 1:25 declara, “Ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.

La Biblia también proclama que la gente no tiene excusa para no creer en Dios,

  • Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa” (Romanos 1:20).

La gente demanda no creer en Dios porque no es científico” o “porque no hay pruebas (¿?)”. La razón verdadera es que una vez que la gente admite que hay un Dios, también deben darse cuenta de que son responsables hacia Dios y que están necesitados de Su perdón (Romanos 3:23; 8:23) . Si Dios existe, entonces somos responsables por nuestras acciones hacia El. Si Dios no existe, entonces podemos hacer lo que queramos sin tener que preocuparnos porque Dios nos juzgue. Creo que esa es la razón por la que muchos en esta sociedad, están tan fuertemente aferrados al evolucionismo materialista, – para dar a la gente una alternativa de creer en un Dios Creador. Dios existe y a la larga todo el mundo sabe que El existe. El hecho mismo de que algunos intenten tan agresivamente refutar Su existencia es de hecho un argumento para Su existencia»[5]

La existencia de Dios

a.Ver La existencia de Dios es afirmada sin ambages por los escritores bíblicos

b. Ver La existencia de Dios también es apoyada por evidencias lógicas claras.

Articulos de esta serie

Notas:

[0] http://www.buenanueva.net/Teologia/1_11_1conocer_Dios.htm

[1] http://www.buenanueva.net/Teologia/1_11_2quienesDios.htm

[2] http://www.gotquestions.org/Espanol/Existe-Dios.html

[3] ¿Is God in our Genes?, Jeffrey Kluger, Time Magazine,November 29 2004, citado en Antonio Cruz, “La ciencia encuetra a Dios“,p.14, ed. Clie,España.

[4] http://www.gotquestions.org/Espanol/Existe-Dios.html

[5] http://www.gotquestions.org/Espanol/Existe-Dios.html

Filosofía vs. Teología

Filosofia vs. Teologia

Autor: Paulo Arieu

Creo que viene bien aclarar un poco la diferencia entre la filosofía y la teología.Para el grupo  de artículos relacionados con la serie ¿Se puede conocer a Dios?, es importante, querido lector/a que estos breves conceptos te queden claro; sino, seguramente no entenderás el porqué consulto la filosofía para explicar de Dios: Lo hago por un motivo intelectual, ya que la filosofía me permite conocer que han indagado ciertos pensadores de gran influencia para nuestra sociedad actual. Y la teología me permite entender mejor como Dios se ha revelado en la Escritura y como los teólogos y estudiosos de la biblia han podido interpretar a lo largo de la historia la Palabra del Señor y los misterios de nuestro Dios.

Es importante tener en cuenta esto, ya que muchos cristianos rechazan la filosofía por no considerarla de importancia para el estudio de la fe cristiana. Reconozco que es peligroso investigar en la filosofía sin bases bíblicas y doctrinales suficientes, ya que muchos de sus razonamientos son sumamente interesantes, pero no necesariamente están de acuerdo con la palabra de Dios.

Pero también es cierto que la filosofía, es una disciplina que también se encarga de estudiar los fenómenos metafísicos. Muchos grandes pensadores de la antigüedad y también de la actualidad fueron y son además de teólogos, grandes filósofos.También hay muchos cristianos que no les gusta la teología por considerarla fría, demasiado racional, pero la teología sistemática es útil a la hora de ordenar las doctrinas cristianas y definirlas correctamente para que el creyente pueda comprenderlas de una manera mas práctica y no tan pesada.

¿Se puede conocer a Dios? parte 1

“El trabajo del maestro no consiste tanto en enseñar todo lo aprendible, como en producir en el alumno amor y estima por el conocimiento.” John Locke

¿Se puede conocer a Dios?  parte 1

Mi pueblo perece por falta de conocimiento. ” Os. 4:6
Autor:Paulo Arieu
árbol del conocimiento del Génesis biblico

Introducción:
Comienzo esta serie de artículos con la intención de poder hablar del conocimiento de Dios.

Ver ¿Qué significa “conocer a Dios”?

Pero para llegar a esto, debo primero analizar acerca del conocimiento, y que es el conocimiento.

Cuando buscaba información en un libro de filosofía sobre la importancia del conocimiento religioso,ver si podia discernir algo sobre su influencia en nuestra cultura y si existía alguna opinión racional de importancia de parte de los pensadores históricamente mas conocidos, me encontré con algo que desconocía, y que me llamo mucho la atención, y es que existe un disciplina, objeto de estudio de la filosofía, que es la teoría del conocimiento.

Hablaremos sobre que es el conocimiento, luego hablaremos sobre los distintos tipos de saberes, para terminar hablando sobre la posibilidad de conocer a Dios, la apoteosis del conocimiento del ser humano.

La intención de este análisis del concepto del vocablo conocimiento, es para que finalmente podamos ver que podemos aprender de el, en relación a Dios, que es nuestro tema de interés.

Porque aunque muchos hablan de la importancia de conocerse a si mismos, creo que el conocimiento mas importante que un hombre puede alcanzar en esta vida, es el conocimiento de Dios.

“Dios es el gran presupuesto de la teología”, decía Berkhof, importante teólogo evangélico. Es interesante ver que la Palabra del Señor da por sentado su existencia, y no procura defender si existe. Lo da por sentado.

La gran mayoría de las sociedades del mundo, y aun de las tribus indígenas mas remotas, tienen algún concepto de la deidad. Por eso, es que deseo hablar sobre la existencia de Dios y como conocerlo, y si es posible este hecho.

Los ateos dicen que no existe Dios, los agnósticos dudan de todo menos de sus dudas,pero los cristianos ¡creemos y afirmamos que Dios  si es cognocible!. El afan de los filósofos por el conocimiento, nos muestra la gran importancia que tiene el conocimiento:

  • René Descartes  dijo que “daría la mitad de lo que sabía por la mitad de lo que ignoraba“.
  • Para Benjamin Franklinno había inversión más rentable que la del conocimiento.”
  • Salomón, quien además de ser el rey de Israel, fue un gran filósofo y hombre dotado de gran sabiduría,  escribió:

Porque la sabiduría es para una protección [lo mismo que] el dinero es para una protección; pero la ventaja del conocimiento es que la sabiduría misma conserva vivos a sus dueños. (Ecl. 7:12)

  • Y también podemos citar la opinón del apostol Pablo y el valor que él daba al máximo conocimiento que se puede adquirir: el conocimiento de Cristo

«Las cosas que para mí eran ganancia, las he considerado pérdida a causa de Cristo. Y aun más: Considero como pérdida todas las cosas, en comparación con lo incomparable que es conocer a Cristo Jesús mi Señor. Por su causa lo he perdido todo y lo tengo por basura, a fin de ganar a Cristo y ser hallado en él; sin pretender una justicia mía, derivada de la ley, sino la que es por la fe en Cristo, la justicia que proviene de Dios por la fe (Fil. 3, 7-9)

Para el apóstol Pablo, el conocer mas de Cristo, era una de los valores mas importantes en su cosmovisión judeocristiana. Y su objetivo principal en la vida,lo que hoy conocemos como leave motive

Hoy vivimos en una sociedad tecnológica, donde hay un boom del conocimiento, mediante los grandes avances de las tecnologías informáticas.

Thomas Jefferson “Creía que la ley más importante con diferencia de todo nuestro código es la de la difusión del conocimiento entre el pueblo. No se puede idear otro fundamento seguro para conservar la libertad y la felicidad. […] Aboga, mi estimado compañero, por una cruzada contra la ignorancia; establece y mejora la ley de educar a la gente común.

Es por eso que hablaremos del conocimiento,como hemos dicho, y del conocimiento divino, que es el que mas nos importa,no porque despreciemos el conocimiento humano, que es parte de nuestro bagaje cultural,sino porque como cristianos, entendemos que lo mejor que le puede suceder a un hombre en esta vida, es conocer a Dios.

“Regresé para ver, bajo el  sol, que los veloces no tienen la carrera, ni los poderosos la batalla, ni tienen los sabios tampoco el alimento, ni tienen los  entendidos tampoco las riquezas, ni aún los que tienen conocimiento tienen el favor; porque el tiempo y el suceso imprevisto les acaecen a todos.” (Ecl. 9:11)

El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre. Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala” (Ecl. 12.13–14)

Aún el Apostol Pablo preferia ser llamado anatema (maldito) si esto de alguna manera servía para que Israel conociera a Cristo.En la perícopa inicial Pablo se siente solidario con su propio pueblo hasta extremos exagerados, como el señalado en v. 3. Es un principio de amor integral y desinteresado. Pablo lo dice y nos lo dice en serio. Está seguro de que nunca se va a separar de Cristo (cf. 8. 37-39). Pero quiere subrayar su entrega a los demás. Le sale de dentro.

“Digo la verdad en Cristo, no miento, dándome testimonio mi conciencia en el Espíritu Santo, de que tengo gran tristeza y continuo dolor en mi corazón. Porque desearía yo mismo ser anatema (maldito), separado de Cristo por amor a mis hermanos, mis parientes (los de mi raza) según la carne. Porque son Israelitas, a quienes pertenece la adopción como hijos, y la gloria, los pactos, la promulgación de la ley, el culto y las promesas, de quienes son los patriarcas, y de quienes, según la carne, procede el Cristo (el Mesías), el cual está sobre todas las cosas, Dios bendito por los siglos. Amén.” (Ro. 9.1-5 NBH 2005)

Continúa…

Articulos de esta serie

Libros de ciencia un poco raros

Libros de ciencia un poco raros

Posted: 03 Apr 2009 05:20 AM PDT

En los primeros años del siglo XX, un grupo de jóvenes matemáticos franceses inventó a Nicholas Bourbaki, y al firmar sus artículos con este nombre lo convirtieron en el fundador de una de las corrientes más importantes del pensamiento matemático del siglo XX. Una de sus obras, una enciclopedia titulada Éléments de mathématique (Elementos de matemáticas), de 1939, dedica nada menos que 200 páginas a hablar de todo tipo de cuestiones relativas a un único número. Y no hablan de Pi, ni de ningún otro número curioso, sino del número en apariencia menos llamativo de cuantos tenemos: el 1.

En libros de medicina, seguro que el del famoso médico holandés Herman Boerhaave (1668-1738) gana por goleada a cualquier otro que se haya escrito sobre la materia. Dejó a su muerte un manuscrito sellado con su último libro en el que había prometido revelar los más profundos secretos de la medicina. El libro sellado se vendió caro en una subasta, habida cuenta de que el autor ya se había cosechado una muy buena reputación en vida. La sorpresa vino cuando se abrió el sello y se leyó el contenido.

Todas las páginas estaban en blanco excepto el prólogo. Y en él, el autor recomendaba como remedios universales dos sencillos principios: mantener la cabeza fresca y los pies calientes para no acatarrarse.

Aunque los libros más vendidos de cualquier librería siempre son de ficción (y normalmente novelas llenas de lugares comunes), también existen casos de obras ensayísticas que han llegado a niveles de ventas muy destacables. Dejando a un lado la obra más vendida de todos los tiempos, La Biblia (aunque aquí los exegetas aún no se ponen de acuerdo en si se trata de ficción o de no ficción), dos de los libros con mayor índice de ventas y difusión en el mundo antiguo fueron precisamente obras de carácter científico.

El libro de texto con más éxito en la historia de la humanidad fue un libro de geometría: Elementum (Elementos), de Euclides (315-225), escrito alrededor del 300 a. De C. De él se hicieron más de 1.000 ediciones y fue, con diferencia, el libro técnico más leído durante siglo. El Harry Potter de la época, vamos. ¿Vamos a peor?

El otro libro es una obra de consulta. Naturalis historia, del escritor romano Plinio el Viejo, donde registraba unas 20.000 entradas sobre todo tipo de temas y reseñaba más de 2.000 libros anteriores. Su secreto para conseguir tal nivel de trabajo era relativamente simple: se había acostumbrado desde joven a dormir un máximo de 3 horas cada noche, así aprovechaba el tiempo de silencio y tranquilidad de la noche como pocos.

Vía | Humoradas | Genciencia