¿América Latina se vuelve protestante? Las políticas del crecimiento evangélico (XV)

¿América Latina se vuelve protestante? Las políticas del crecimiento evangélico (XV)

David Stoll, ¿América Latina se vuelve protestante? Las políticas del crecimiento evangélico

 

←  nódulo 2002 • capítulo 3 • páginas 64-65  →

Organización evangélica

La idea de que los evangélicos estaban organizados parecería ser una contradicción en sí. Si el protestantismo ecuménico era una burocracia sin seguidores, el movimiento evangélico era una multitud de seguidores sin una burocracia.{8} Muchos evangélicos norteamericanos pertenecían a denominaciones conservadoras que no formaban parte de NCC. Entre éstas se encontraban los Bautistas del Sur, quienes afirmaban tener unos 14,4 millones de miembros, y las Asambleas de Dios, que tenían 2,1 millones. Pero eran más conocidos por sus miles de iglesias y de agencias independientes, un sistema de «libre empresa religiosa» que se originó en el vacío de autoridad tradicional en la frontera norteamericana.{9}

La principal figura religiosa en la frontera era el predicador de circuito, un hombre que, en las raras ocasiones en las que podía visitar, se especializaba en avivar las lealtades religiosas, de ahí el «avivamiento». Lo que contaba era su habilidad para atraer a una multitud, mas no su entrenamiento formal o sus credenciales. Su principal fuente de autoridad era la Biblia. La base del éxito –la capacidad de apelar a los sectores populares más que a una jerarquía– condujo hacia una dispersión radical de la autoridad y a interminables resquebrajamientos en las estructuras eclesiásticas. Las combinaciones Iglesia-Estado decayeron, separando a las esferas religiosa y política, y ayudando a secularizar al estado.{10}

Al ofrecer una amplia autoridad religiosa a cualquiera que tuviera el potencial para el liderazgo, el avivamiento condujo a la organización de innumerables nuevas empresas para propósitos religiosos. [65] En el siglo diecinueve, algunos hombres iniciaron las «misiones de fe», para evangelizar las partes del mundo que ellos consideraban eran ignoradas por las misiones denominacionales. Sin un financiamiento denominacional, «vivían de la fe y confiando en el Señor» –esto es, de cualquiera que estuviera deseoso de ayudar.

A principios del siglo veinte, las misiones de fe y sus partidarios se unieron a la rebelión fundamentalista en contra de las interpretaciones liberales de la Biblia. Debido a que los seminarios establecidos estaban controlados por sus adversarios, los fundamentalistas iniciaron sus propios institutos bíblicos, cuyos egresados organizaron iglesias independientes y ministerios especializados, las llamados «agencias paraeclesiales». Los grupos paraeclesiales –misiones, estaciones de radio, asociaciones evangélicas– rompieron las barreras denominacionales al apelar al mayor público evangélico posible, sin importar su afiliación. Pero esto significó enfrentar a los correligionarios con todo un mercado de causas dignas; la competencia por las contribuciones se agudizó entre las iglesias y las agencias paraeclesiales.

Notas

{8} Richard Ostling, «Evangelical Publishing and Broadcasting», en Marsden 1984: 55.

{9} Marsden 1980: 194.

{10} Nathan Hatch, «Evangelicalism as a Democratic Movement», en Marsden 1984: 71-82.

Anuncios

Las Pascuas, una fiesta para judíos y cristianos

Las Pascuas, una fiesta para judíos y cristianos

ultima_cena.jpgLa Pascua es una tradición judeocristiana que ignoran muchos de los habitantes de las culturas judías y cristianas. Por esto se ofrece un trabajo especial para recordar de qué trata este evento clave:

Urgente24.info
24/03/2005
Durante la vigencia del llamado Antiguo Pacto y de las Tablas de la Ley guardadas en el Arca (o sea el Antiguo Testamento y, por cierto, lo que dicen esas Tablas no es lo que dicen los 10 Mandamientos que hoy enseña la Iglesia Católica Apostólica Romana), Dios estableció las fiestas judias como las citas de Dios con su pueblo, Israel, y la necesidad de creer en sus profecías que auguraban un destino venturoso para los creyentes.

Se puede dividir las fiestas judias en dos grupos distintos.

Las fiestas de primavera, que anticipaban la 1ra. venida de Cristo, y las fiestas de otoño, acerca de su 2da. venida, en Gloria y Majestad.

La primera y la mas importante de las fiestas de primavera es la Pascua.

El tema de la Pascua es la liberacion. Conmemora a Dios liberando al pueblo de Israel de las manos de los egipcios. A la vez conmemora la liberacion del pecado por la sangre de Jesucristo (el rito de la sangre del cabrito conque cada familia israelita debía pintar el marco de la puerta antes de la noche de la última plaga, cuando murieron los primogénitos de Egipto).

Dios mandó a Moisés que las israelitas celebrasen la Pascua, por fe, creyendo que Dios les libraria. Tomaron parte de la sangre del cordero de pascua, y lo pusieron en los postes y en el dintel.

Luego, cuando Israel se instaló en Israel, el cordero que era escogido a ser sacrificado por el Sumo Sacerdote era traido del Monte de Olivos, por el camino, a traves de la puerta a Jerusalem, y finalmente al templo.

Al llegar alli, era desplegado durante 3 dias, para asegurar que era perfecto, sin cualquier defecto.

La gente se congregaba en el camino, poniendo las palmas y sus mantos en el camino para que el cordero caminara encima de ellos.

Cuando Jesús montó el burro a Jerusalem, la gente, desamparó el cordero de Pascua (el animal), a favor de quien sería el verdadero Cordero de Dios, de acuerdo a la simbología bíblica.

Despues, Cristo pasó 3 dias en el templo, siendo interrogado por los fariseos, saduceos y abogados, quienes no pudieron encontrar alguna falta (defecto) en él.

El cordero para la cena de Pascua era asado completamente íntegro. Por lo tanto, no era asado como hoy se hace la carne asada.

Para la Pascua, los entrañas eran sacadas, y dobladas alrededor de la cabeza formando una corona. Despues, era asado sobre un fuego verticalmente, no horizontalmente, y con una segunda vara se separaban sus extremidades.
Esto era un anticipo de la crucifixión, con su la corona de espinas alrededor de su cabeza.

Antes de la cena, el niño más pequeño de la familia debía ir a la puerta, preguntando por Elias.

El Antiguo Testamento termina, en Malaquias, con el siguiente párrafo: “He aquí, yo os envío al profeta Elías antes que venga el Día del Señor, día grande y terrible.”

Los judios entendian que esto simbolizaba que Elias vendria antes que el Mesias. De hecho, Jesús le dijo a sus discipulos que Juan el Bautista era quien vendría con el mismo ministerio y la misma uncion de Elias.

La Biblia dice que “Jesús tomó la copa.”

Durante la celebracion judia de la Pascua, se toman 4 copas de vino:
La copa de santificación o consagracioón,
La copa de alabanza y acción de gracias,
La copa de redención o Yeshua,
La copa de cumplimiento.

Cuando Cristo tomó su copa, tomó la copa de redención, Yeshua.

Estaba formando el Nuevo Pacto con sus discipulos, comiendo la cena del pacto con ellos. La copa de redencion simboliza la redencion humana del pecado que resulta de la aceptación de la muerte y la resurreccioón de Jesús.

Los judios bebían verdadero vino, diluido a cuatro partes de agua por una parte de vino. Es imposible a emboracharse de esta manera.

El agua simbolizaba la Palabra de Dios; el vino era la sangre de Cristo.

A pesar de que se necesita la sangre para quitar los pecados, necesitamos la Palabra para transformarnos en creyentes justos.

Note que se necesita una cantidad mas grande de Palabra que de sangre. Solamente se recibe una vez la sangre de Jesucristo, pero se necesita continuar la Palabra por toda la vida.

Cristo tomó tiempo para lavar los pies de sus discipulos durante la cena de Pascual. Los judios solian tomar tiempo para lavar los manos, ambos antes de comer y después de comer.

Este lavado simbolizó estar lavado de sus pecados.

El pan sin levadura que se come durante la cena de Pascua simboliza el cuerpo de Cristo, quebrantado por toda la Humanidad.

Durante la semana de Pascua, los judios tienen una semana en la cual comen pan solamente sin levandura. En aquellos dias, comían “matzos,” que son grandes galletas asadas, sin levandura.

Desde una perspectiva histórica, era un recordatorio de los 40 años cuando la nación de Israel vagó por el desierto, siendo provista con “manna” (¿quó es esto?, significaba) para alimentarse.

Ellos buscaban por todas partes de sus casas, asegurándose que no hubiese ningún pedazo de levadura, y obedeciendo el mandamiento de Dios en Éxodo 12:15: “Siete días comeréis panes sin levadura; además, desde el primer día quitaréis toda levadura de vuestras casas; porque cualquiera que coma algo leudado desde el primer día hasta el séptimo, esa persona será cortada de Israel

En el Cristianismo

En el Cristianismo occidental, la Pascua marca el fin de los 40 días de la Cuaresma, un período del ayuno y penitencia en la preparación de la Pascua que comienza el Miércoles de Ceniza y termina el Domingo de Resurrección.

La semana antes de Pascua es muy especial en la tradición cristiana: el Domingo de Ramos, y los tres días anteriores al Domingo de Resurrección son Jueves Santo, Viernes Santo y Sábado Santo.

Los primeros 3 días conmemoran, respectivamente, la entrada en Jerusalén, la última cena de Jesús y la Crucifixión.

Oficialmente, las festividades de Pascua concluyen con el día Pentecostal o del Pentecostés, que debería observarse que en el relato bíblico hay cierta distancia entre ambos eventos.

En el Cristianismo oriental las preparaciones comienza con la Gran Cuaresma. Después del 5to. domingo de la Gran Cuaresma es la Semana de Ramos, que termina con el Sábado de Lázaro (Día en el cual, de acuerdo al mito cristiano, Jesús resucita a Lázaro).

A su vez este día, es el cierre oficial de la Gran Cuaresma. El día después del Sábado de Lázaro, es el Domingo de Ramos, Semana Santa, y finalmente el Domingo de Pascua.

En la mayoría de las idiomas con excepción del inglés y del alemán, el nombre del día de fiesta se deriva de Pesach, el nombre hebreo para las pascuas, entre 7 u 8 días en recuerdo del éxodo y la libertad del pueblo israelita.

La última cena de Jesús con sus discípulos antes de su crucifixión se piensa generalmente como Seder de la Pascua (Seder es ‘orden’ en hebreo, una cena ceremonial que gira alrededor de la historia del éxodo).

En el Evangelio de Juan, la muerte de Jesús sucede a la hora de la matanza de los corderos de Pascua.

Los nombres ingleses y alemanes, “Easter” y “Ostern”, parecen no tener relación etimológica alguna la Pesach hebrea.

Estos vocablos derivan probablemente de Eostremonat, un viejo nombre del mes germánico, o de Eostre, diosa germánica asociada a la primavera y a la luz naciente del día, quien, de acuerdo con el historiador germano del siglo VIII, Bede el Venerable (De temporum ratione, I, v), era honrada en un festival durante Eostremonat.

En anglosajón, eâster, eâstron; en el antiguo alto alemán, ôstra ôstrara, ôstrarun; en alemán, Ostern.

Abril se llamó easter-monadh.

El plural eâstron se usa porque la fiesta dura 7 días.

El término griego para Pascua, pascha, no tiene nada en común con el verbo paschein, (sufrir), aunque se relacionó con él por los escritores simbólicos tardíos; es la forma aramea de la palabra hebrea pesach (transitus, paso).
Los griegos llaman a Pascua la pascha anastasimon; al Viernes Santo la pascha staurosimon. Los términos respectivos usados por los latinos son Pascha resurrectionis y Pascha crucifixionis.

En los Breviarios Romano y Monástico la fiesta lleva el título de Dominica Resurrectionis; en el Breviario Mozárabe, In Laetatione Diei Pasch resurrectionis; en el Breviario Ambrosiano, In Die Sancto Paschae.

Las lenguas romances han adoptado el término greco-hebreo: en latín, Pascha; en italiano, Pasqua; en español, Pascua; en francés, Pâques.

También algunas naciones célticas y teutónicas lo usan: en escocés, Pask; en holandés, Paschen; en danés, Paaske; en sueco, Pask; incluso en las provincias alemanas del bajo Rhin la gente llama a la fiesta Paisken y no Ostern.

La palabra, principalmente en España e Italia, se identifica con la palabra “solemnidad” y se extiende a otras fiestas, por ejemplo en español, Pascua florida es el Domingo de Ramos; la Pascua de Pentecostés, Pentecostés; la Pascua de la Natividad, la Navidad; la Pascua de Epifanía, la Epifanía.

Se ha sugerido que muchos de los símbolos de la Pascua moderna, tales como los huevos y el conejito de pascua, son remanente culturales del festival de la primavera de Eostre.

Eostre fue combinado con las celebraciones cristianas de pascuas durante la evangelización de los paganos germánicos (este método del sincretismo fue muy habitual en las evangelizaciones católicas de otros lugares como América del Sur, Irlanda, etc.). Aunque el dar huevos en los festivales de primavera no era exclusivo de los germanos, sino que también era habitual entre los persas, los romanos y los judíos

En el cristianismo occidental, el día de Pascua cae siempre el domingo entre el 22 de marzo y el 25 de abril inclusive.

Pascua y los días festivos que con ella se relacionan no caen en una fecha fija en los calendarios gregorianos o julianos (que siguen el movimiento del sol y de las estaciones). En su lugar, se basan en un calendario lunar similar — pero no idéntico — al calendario hebreo. La fecha exacta de Pascua ha sido a menudo una cuestión para la polémica.

Para los judíos, determinar la fecha de Pascua es sencillo, es el día después del 14 del primer mes, el 15 de Nisán de su calendario.

Pero en otros países del vasto Imperio Romano había otros sistemas de cronología. Los romanos desde el 45 antes de Cristo habían utilizado el Calendario Juliano reformado; también estaban los Calendarios Egipcio y Siromacedonio.

El fundamento del Calendario Judío era el año lunar de 354 días, mientras que los demás sistemas dependían del año solar. Por consiguiente los primeros días de los meses y años judíos no coincidían con un día fijo del año solar romano.
Cada cuarto año el sistema judío tenía un mes intercalado. Al insertarse este mes, no de acuerdo a un método científico o una regla definida, sino arbitrariamente, por orden del Sanedrín, una fecha judía lejana nunca puede trasponerse con seguridad a la correspondiente fecha juliana o gregoriana.

La relación entre la Pascua judía y la cristiana explica el carácter móvil de esta fiesta. Pascua no tiene, como la Navidad, una fecha fija, porque el 15 de Nisán del calendario semítico cambiaba de fecha en fecha en el Calendario Juliano.

Puesto que Jesús, había sido muerto el mismo día en que los judíos, al celebrar su Pascua, inmolaban al cordero que lo prefiguraba, los cristianos judíos de Oriente siguieron el método judío, y conmemoraban la muerte de Cristo el 15 de Nisán y su Resurrección el 17 de Nisán, sin que importara en qué día de la semana cayeran. Para esta costumbre alegaban la autoridad de San Juan y San Felipe.

En el primer Concilio de Nicacea en 325, se decidió que Pascua sería celebrada el mismo domingo a través de la Iglesia Católica, pero es probable que no haya sido especificado ningún método por el Concilio (desafortunadamente ninguna cuenta in extenso de las decisiones del Concilio ha sobrevivido).

En su lugar, la cuestión parece haber sido referida la iglesia de Alejandría, cuya ciudad tenía la mejor reputación.

La costumbre de esta ciudad era celebrar Pascua de acuerdo a la vieja costumbre judía, en función del calendario lunar. Por lo cual, Pascua caía el 21 de marzo o después.

Durante el medioevo esta práctica fue expresada con mayor precisión. Se ubica la fiesta el domingo después de la primera luna llena en o después del día del equinoccio de marzo (primavera en el hemisferio norte).

La Iglesia de Roma utilizó sus propios métodos para determinar la fecha de Semana Santa hasta el 6to. siglo, entonces es cuando podría haber adoptado el método de Alejandría al convertirse al calendario gregoriano por Dionysius Exiguus (no existe prueba fehaciente hasta el noveno siglo).

La mayoría de las iglesias en las Islas Británicas utilizaron un método romano del tardío siglo III para determinar Pascua hasta que adoptaron el método de Alejandría en el sínodo de Whitby en 664.

Las iglesias en Europa occidental utilizaron un método romano hasta fines del siglo VIII, durante el reinado de Carlomagno, cuando finalmente adoptaron el método de Alejandría. Puesto que las iglesias occidentales ahora utilizan el calendario gregoriano para calcular la fecha y las iglesias ortodoxas del este utilizan el calendario juliano original, sus fechas generalmente no coinciden.

En una cumbre en Aleppo, Siria, en 1997, el Concilio Mundial de Iglesias propuso una reforma en el cálculo de Pascua que habría substituido un método basado en cálculos por la observación astronómica directa; esto habría evadido la edición del calendario y habría eliminado la diferencia de fechas entre las iglesias de orientales y occidentales.

La reforma fue propuesta para que sea puesta en práctica en 2001, pero finalmente no fue adoptada por ningún miembro del cuerpo eclesiástico.

http://weblog.maimonides.edu/gerontologia/archives/001068.html

Un dinosaurio herbívoro cubierto de plumas

Un dinosaurio herbívoro cubierto de plumas

Marzo 20, 2009
dino-herviboro
Recreación de un Tianyulong confuciusi, un dinosaurio con plumas encontrado en China. / Nature

Rosa M. Tristán – El Mundo

El hallazgo de los fósiles de un dinosaurio ‘heterodontosaurus’ con plumas en su cuerpo puede dar un vuelco a lo que se sabía sobre el origen de estos filamentos, característicos de las aves. Se trata de un Tianyulong confuciusi, que vivió en el Cretácico inferior (hace entre 144 y 99 millones de años) y que ha sido localizado en la provincia china de Liaoning, una mina en restos de este periodo.

Hasta ahora todos los fósiles de dinosaurios con plumas encontrados eran del grupo de Saurischia, un suborden del que forman parte los terópodos, de quienes se cree que descienden las aves. Sin embargo, el Tianyulong pertenece al otro gran subgrupo, el de los Ornithischia, según el exhaustivo análisis que el equipo de Xiao-Ting Zeng publica esta semana en Nature.

La hipótesis que lanzan los investigadores chinos es que las plumas primitivas fueron un rasgo común en todos los dinosaurios desde su origen, hace más de 200 millones de años, pero que acabó por desaparecer en el transcurso de la evolución en el resto.

Primero de su grupo en Asia

Además, se trata del primer heterodontosaurio que se encuentra en Asia, aunque ya hay descritos ejemplares en África, Europa y América. Estos dinosaurios eran pequeños bípedos herbívoros que llegaban a medir 1,3 metros de largo.

En el fósil del ejemplar de Tianyulong confuciusi, un individuo joven que sólo medía 70 centímetros, se han conservado tres estructuras similares a los filamentos de las plumas. Las de las vértebras cervicales y dorsales habrían sido cortas, pero las de la cola tenían seis centímetros de largo.

Para el experto americano Lawrence M. Witmer lo importante es averiguar si esos filamentos están en la superficie exterior o interior de la piel, posibilidad esta última que sería la que cambiaría el panorama evolutivo de aquellos habitantes del Cretácico.

Visto en http://oldearth.wordpress.com

Las dos culturas: si no sabes de ciencia, no pasa nada, genio

Las dos culturas: si no sabes de ciencia, no pasa nada, genio

Posted: 19 Mar 2009 04:02 AM PDT

Se da una curiosa circunstancia en las disciplinas científicas. Cuando en un medio público se plantea un debate sobre historia, por ejemplo, los comparecientes suelen ser, en su mayoría, expertos en historia. Sin embargo, si se produce un debate relacionado con el ámbito científico, entonces la mayoría son intelectuales de letras y, solo ante el peligro, algún científico.

En una conversación de historiadores profesionales sobre las causas de la Primera Guerra Mundial, difícilmente un físico podrá competir. Pero, sin embargo, estoy harto de escuchar vulgarizaciones de la mecánica cuántica o del principio de indeterminación de Heisenberg en conversaciones sobre asuntos que nada tienen que ver con las ciencias naturales.

Como la mariposa del caos mueve sus alas y crea fenómenos aleatorios, entonces todo es relativo, incluido lo que sabemos sobre ciencia, dicen algunos posmodernos. Respeta mi opinión, vale tanto como la tuya, porque la verdad no existe.

 

Sin embargo, cualquier persona interesada mínimamente en un asunto, aunque no sea especialista en él, puede evaluar los datos y razonamientos presentados y llegar a alguna clase de juicio razonado, aunque provisional y muy superficial, por supuesto. Pero si bien en ciencias sociales se exigen unos mínimos bastante amplios so pena de que te tachen de ignorante, en las ciencias naturales esos mínimos apenas superan los capítulos de Érase una vez la vida.

Hace 40 años, C.P. Snow, en su famosa conferencia sobre las “Dos culturas”, lo expresó mucho mejor que yo:

 

He estado presente un buen puñado de veces en reuniones de personas que, según los criterios de la cultura tradicional, se consideran exquisitamente educadas y que han expresado con considerable gusto su sorpresa por la falta de cultura de los científicos. En una o dos ocasiones me he sentido provocado y he preguntado a los circunstantes cuántos de ellos serían capaces de enunciar la segunda ley de la termodinámica. La respuesta era fría: también negativa. Y, sin embargo, yo no había hecho más que preguntar algo así como el equivalente científico de: ¿Ha leído usted alguna obra de Shakespeare?

Creo ahora que, si hubiera preguntado algo todavía más simple, como: ¿Qué entiende usted por masa, o por aceleración?, que es el equivalente científico de ¿Sabe usted leer?, sólo uno de cada diez de los mejor educados habría tenido la impresión de que yo estaba hablando la misma lengua. Así se levanta el magno edificio de la física moderna, mientras la mayoría de la gente más inteligente del mundo occidental tiene de él tanto conocimiento como el que habrían tenido sus antepasados neolíticos.

Y añado yo que no es extraño que la mayoría de la gente no sepa distinguir entre ciencia y pseudociencia: sus profesores de ciencias no les han dado nunca argumentos racionales para hacerlo. Así pues, el problema no sólo es de los intelectuales humanistas, que siguen sin saber “leer” y, encima, cada vez barajan más términos avanzados de física y otras ciencias duras, sino del sistema y de una tradición cultural que premia la lectura de novelas intocables, la credulidad como sinónimo de apertura de mente y la relatividad cognitiva como prueba de humildad.

Por el momento, seguiremos viendo normal que un intelectual reputado al que todo el mundo escucha sea un analfabeto funcional en ciencia y tecnología; y también veremos normal que si un físico no ha leído a Shakespeare quede frente a los demás como un pobre ignorante.

Más información | Golem Blog | Genciencia

El relato bíblico y la ciencia moderna parte 4

El relato bíblico y la ciencia moderna parte 4

PRUEBA ESCRITURAL DE LA DOCTRINA DE LA CREACION
La prueba escritural de la doctrina de la creación no se encuentra en una sola y limitada porción de la Biblia, sino en todas partes de la Palabra.  No consiste en unos cuantos pasajes esparcidos, de dudosa interpretación,sino en un gran número de afirmaciones claras e inequívocas que hablan de la creación del mundo como de un hecho histórico. Tenemos, primero que todo, la extensa relación de la creación que se encuentra en los dos primeros capítulos del Génesis.  Y las numerosas referencias que se cruzan, esparcidas por toda la Biblia solamente en esa luz histórica nos dejan ver la creación. Todas se refieren a ella como un hecho histórico. Los diversos pasajes en que las encontramos pueden clasificarse de la manera siguiente:  

(1)   Pasajes que hablan de la omnipotencia de Dios en la obra de creación, Is. 40:26 y 28; Amos 4: 13.

(2) Pasajes que señalan la superioridad de Dios sobre la naturaleza considerándolo grande e infinito, Sal. 90:2; 102:26 y 27; Hch 17:24

(3) Pasajes que se refieren a la sabiduría de Dios en la obra de creación, Is. 40:12-14; Jer.  10:12-16; Juan  1:3.  

(4)  Pasajes que consideran a la creación desde el punto de vista de la soberanía de Dios y de su designio de la creación, Is. 43:7; Rom. 1:25.

(5) Pasajes que hablan de la creación la obra fundamental de Dios, I Cor.  11:9; Col.  1: 16. Una de las mas completas y de las más hermosas declaraciones la encontraremos en Neh. 9.6

“Tú sólo eres Jehová; tú hiciste los cielos, y los cielos de los cielos, con todo su ejército, la tierra y todo lo que está en ella, los mares y todo lo que hay en ellos; y tú vivificas todas estas cosas, y los ejércitos de los cielos te adoran. Este pasaje es típico de otros varios, no tan extensos, que se encuentran en la  Biblia y que dan importancia al hecho de que Jehová es el Creador del Universo, Is. 42:5; 45: 18; Col. 1:16; Apoc. 4:11; 10:6.

Notas:

  • L.Berkhof,Teologia Sistemática, p. 151, Editorial Tell

LA GRAN PRUEBA DEL FUEGO-ELIAS

LA GRAN PRUEBA DEL FUEGO-ELIAS

Edwin Vazquez

La llegada de Elías a la mitad del reinado de Ajab es fulminante y específica creando gran malestar en esta gente que adoraban dioses falsos. El profeta fue al grano replicándole a Ajab: ” 1 Reyes 17:1-”Vive Yavé, Dios de Israel, a quien sirvo, que en estos dos años no habrá lluvia ni rocío si yo no lo ordeno”. Elías natural de Tesbis de Calad tendría una fuerte lucha por reavivar el culto de Yavé en Israel ante el dios cananeo Baal. Otra vez el pueblo de Israel andaba por mal camino, el rey Ajab que había rendido culto a Yavé al menos al pricipio cometió el error de desposarse con Jezabel, hija de Etbal, rey de Sidón que el mismo rendía culto a Baal.

Con este evento afianzaba sus vínculos con los poderosos fenicios del norte y reflejaba la composición de los seguidores de Ajab, la mayoría de ellos israelitas pero también muchos cananeos. Por su parte Jezabel no tardó tiempo y aprovechó su posición de reina para instar la adoración del dios Baal, dios de la lluvia y la fertilización. Sin embargo, esta mujer fue más allá aniquilando a los profetas de Yavé y reemplazándolos con profetas de Baal debido a su gran devoción por este. Pero ella no se imaginaba la gran sequía que estaba por venir sobre Israel por dicha acción, unos comentan que duro un año y otros coinciden en que fueron tres.El rey Ajab al ver lo que ocurría comenzó a buscar a Elías intensamente, lo llamaba “el azote de Israel”, no obstante, la busqueda se acabó cuando el mismo Jehova le comenta a Elías que se presente ante el rey Ajab.

En presencia del rey el profeta de Dios le comunica sin temor ninguno que el único culpable de la desdicha de Israel era el mismo por rendirle culto a Baal. Dentro de la misma conversación Elías desafía a librar una contienda entre los profetas de ambos dioses nada más y nada menos en el monte Carmelo ante la presencia del pueblo. Ya en pleno monte para el desafío Elías se topa con 450 profetas de Baal y unos 400 de la diosa Asera. Elías toma la palabra para cuestionar al pueblo que los cultos de Yavé y Jehová eran incompatibles y les replica: “Hasta cuando vais a andar cojeando de las dos piernas, si Yavé es Dios, seguid a Yavé, y si lo es Baal, seguid a Baal, todos quedaron mudos ante las palabras de Elías. Ahora, solamente quedaba el reto para que este fuera el responsable y testigo del camino a que tomar.

Se empezaron a hacer los preparativos, se usaron dos montones de leña para el sacrificio, uno para Baal y el otro para Yavé, me imagino a la gente callados mirando lo que ocurría. Cada profeta invocaría su dios y el que respondiera con fuego ese sería el dios verdadero. El pueblo vería con sus propios ojos una manifestación directa de la Divinidad y no tendrían que elegir partiendo de mitos antiguos ni de historias de sus antepasados, esto era en vivo.

Los profetas de Baal fueron los primeros en invocar a su dios, Elías seguro de sí mismo no los apresuró y los dejó que trabajaran en lo suyo eperando horas y horas a que Baal se presentara. Al ver que no ocurría nada los profetas de Baal estaban desesperados y comenzaron a gritar: “Baal respóndenos…. pero, no se oía voz alguna ni a nadie. Ya era mediodía y Baal al parecer se fue de vacaciones, se había dormido o estaba en metido en algún negocio.

Los profetas Baales ya no sabían ni que hacer y en un último chance para que su dios los escuchara se cortaron sus carnes con un cuchillo, peroooooooo, nacarile del oriente, no se escuchó nada, Baal era un dios impostor. Por su parte Elías estaba tranquilo y confiado, al anochecer le tocó su turno, le dijo al grupo, amiguitos acerquensen que les voy a dar una sorpresita, levantó el altar a Yavé con 12 piedras que simbolizaban las 12 tribus de Israel. De esta manera descuartizaron al novillo que iba a ser sacrificado y lo colocaron sobre las piedras y la leña, en tres ocasiones mojaron con agua la ofrenda y el altar. Todos los que miraban las acciones de Elías pensaban, que tipo más loco, eso no prendería ni en 100 años, no obstante, el hombre de Dios para sus adentros decía: “jajajajajajaja” preparensen para el gran incendio que iluminara este monte.

Todo estaba preparado y Elías muy tranquilo hacía sus preparativos, sin exaltarse ni desangrarse como los profetas baales, llegó el momento de la invocación pidiendole a Yavé, Dios de Abraham, Isacc y Jacob que respondiera, vamos a 1 Reyes 18:37 y tener una idea clara de lo que aconteció: “Para que sepa este pueblo que Tú eres Yavé, el verdadero Dios y convierta su corazón”. Amigo lector terminando estas palabras el Monte Carmelo fue iluminado por un fuego abrazador que por poco Elías tiene que enviar a buscar los bomberos.

Todo lo que estaba en la ofrenda se consumió y Dios tocó el corazón de todos los presentes que exclamaron: “Yavé es Dios” “Yave es Dios”. Pero la suerte de los profetas baales no fue la misma, Elías los condenó a muerte, iban a ser prendidos y ejecutados sin que el rey Ajab pudiera intervenir, sentencia establecida por la Ley en el Libro de Exodo para los falsos profetas. Baal el dios de la tormenta había sido vencido, la sequía acabó y Yavé envió las lluvias nuevamente, no obstante, a pesar de esta gran victoria contra el dios Baal el pueblo de Israel posteriormente volvió a incurrir en la adoración de otros dioses.

EDWIN KAKO VAZQUEZ
ESCRITOR E HISTORIADOR CRISTIANO

El relato bíblico y la ciencia moderna parte 3

El relato bíblico y la ciencia moderna parte 3

La Tierra vista desde el Espacio

La Tierra vista desde el Espacio

LA DOCTRINA DE LA CREACIÓN EN LA HISTORIA.

En tanto que la filosofía griega buscó la explicación del mundo en un dualismo que envuelve la eternidad de la materia, o en un proceso de emanación que hace del mundo la manifestación externa de Dios, la Iglesia Cristiana desde muy al principio enseñó la doctrina de la creación ex nihilo y como un acto libre de Dios.

Esta doctrina, desde el principio, fue aceptada con singular unaminidad.  Se encuentra en Justino Mártir,  Ireneo, Tertuliano, Clemente de Alejandría, Orígenes y otros.

Teófilo fue el primer padre de la Iglesia que insistió en el hecho de que los días de la creación fueron días literales, parece haber sido también el concepto de Ireneo y de Tertuliano, y con probabilidad fue el concepto común de la Iglesia.

Clemente y Orígenes imaginaban  la creación como ejecutada en un sólo indivisible momento, y concebían que su descripción como la obra de varios días era únicamente un  relato literario para describir el origen de las cosas en su orden de importancia o en su conexión lógica. La idea de una creación eterna enseñada por Orígenes,   fue  generalmente  rechazada.  

Al  mismo tiempo  algunos  de  los Padres  de la Iglesia expresaron  la idea de  que Dios  siempre había sido creador, aunque el universo creado tuvo un principio en el tiempo. Durante la controversia trinitaria algunos de ellos insistieron en el hecho de a diferencia de la generación del Hijo que fue un acto necesario del Padre, la creación del mundo fue un acto libre del Dios Trino.

Agustín se ocupó del trabajo de la creación en forma más detallada que otros. Argüyó que la obra de la creación estuvo eternamente en la voluntad de Dios, y que, por tanto, no produjo en El ningún cambio.

No existió el tiempo antes de la creación puesto que el mundo comenzó a ser juntamente con el tiempo más bien que en el tiempo. La interrogante sobre qué hizo Dios en las múltiples edades antes de la creación se funda en un equivocado concepto de la eternidad. En tanto que la Iglesia en general parece haber sostenido que el mundo fue creado en seis días ordinarios, Agustín sugirió un concepto un tanto diferente.

Defendió con energía la doctrina de la creatio ex nihilo, pero distinguió dos momentos de la creación:

a. la producción de materia y espíritus de la nada, y

b. la organización del mundo material.

Encontró difícil decir qué clase de días eran los de Génesis, pero evidentemente se inclinó a pensar que Dios creó todas las cosas en un momento de tiempo y que la idea de días se introdujo simplemente para ayuda de la inteligencia finita.

Los escolásticos debatieron mucho sobre la posibilidad de una creación eterna; algunos, como Alejandro de Hales, Buenaventura, Alberto Magno, Enrique de Ghent y la gran mayoría de escolásticos la negaron; y otros como Tomás de Aquino, Duns Escoto, Durandus, Biel y otros la afirmaron.

Todavía la doctrina de la creación con el tiempo, o en el tiempo incluía los días. Erígena y Eckhart fueron la excepción enseñando que el mundo se originó por emanación. Según parece, consideraron que los días de la creación habían sido días ordinarios, aunque Anselmo sugirió que sería necesario considerarlos diferentes de nuestros días actuales.

Los reformadores se sostuvieron firmemente en la doctrina de la creación hecha de la nada mediante un acto libre de Dios, en o con el tiempo y consideraron lol días de la creación como seis días civiles.

Este concepto se mantuvo también, generalmente, en la literatura de la post-Reforma de los siglos XVI y XVII, aunque unos cuantos teólogos (como Maresius) hablan ocasionalmente de una continuous creation. En el siglo XVIII, sin embargo, bajo la dominante influencia del panteísmo y del materialismo, la ciencia lanzó un ataque contra la doctrina de la creación, de la Iglesia.

Con la idea de evolución o desarrollo reemplazaron la del origen absoluto producido mediante un divino fiat. Se representaba frecuentemente al mundo como una manifestación necesaria del Absoluto. Su origen se hizo retroceder miles y hasta millones de años en un pasado desconocido.

Pronto se encontraron los teólogos empeñados en varios intentos para armonizar la doctrina de la creación con las enseñanzas de la ciencia y de la filosofía. Algunos sugirieron que el primer capítulo del Génesis se interpretara alegórica o místicamente; otros, que un largo período había transcurrido entre la primera creación de Gen. 1: 1 y 2, y la segunda CREACIÓN  de los  siguientes versículos; y todavía otros,  que los días de la creación fueron, de hecho, largos períodos de tiempo.

bibliografia:

  • L.Berkhof,Teologia Sistemática, p.149-150, Editorial Tell

Imagen copiada de 

http://www.fondosescritorio.net/wallpapers/Espacio-Exterior/Tierra/Tierra-Desde-El-Espacio.htm