Afirman haber hallado una zona del cerebro que “controla” la fe religiosa

“Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin” Eclesiastés 3:11

Afirman haber hallado una zona del cerebro que “controla” la fe religiosa

Martes 10, Marzo 2009 16:18 |Clarin.com

Según el estudio, la creencia en un ser superior estaría “profundamente anclada en el cerebro humano“, que estaría “programado para la experiencia de la religiosidad”.

MARCAS. El estudio fue publicado por la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Un grupo de científicos afirmó haber encontrado una zona del cerebro que controla la fe religiosa. Según sus resultados, la creencia en un ser superior estaría “profundamente anclada en el cerebro humano“, que estaría programado para la experiencia de la religiosidad.

El informe fue publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), bajo el título “Cognitive and neural foundations of religious belief” (“Fundamentos cognitivos y neurológicos de la creencia religiosa”) y realizado por los investigadores Dimitrios Kapogiannisa, Aron K. Barbeya, Michael Sua, Giovanna Zambonia, Frank Kruegera y Jordan Grafmana. 

Precisamente, según el profesor Jordan Grafman, del Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares de Bethesda, “la fe y el comportamiento religioso son rasgos de la vida humana que se encuentran en todas las culturas y que no tienen equivalente en el reino animal“. 

“Nuestros resultados demuestran que los constituyentes específicos de la creencia religiosa están relacionados con circuitos conocidos del cerebro”, expresó Grafman, a agrega: “Nuestros resultados son únicos en la demostración de que los componentes específicos de la creencia religiosa son mediados por redes bien conocidas del cerebro“.

Anuncios

CIENCIA Y TÉCNICA:LAS NUEVAS DIMENSIONES DEL EXISTIR HUMANO parte 5

CIENCIA Y TÉCNICA:LAS NUEVAS DIMENSIONES DEL EXISTIR HUMANO parte 5

1. 5- EL CRISTIANO EN LA SOCIEDAD TECNOLÓGICA

Ser cristiano es, fundamentalmente, aceptar el mensaje de Jesús e intentar vivir como El vivió. Este proyecto no puede encerrarse en fórmulas ni está condicionado a ninguna cultura determinada. Pues ¿Como acturalo en medio de la sociedad tecnológica actual?

1. 5. 1. VALORACIÓN DE LA TÉCNICA Y LA CIENCIA
Ciencia y técnica son poderes que el hombre mismo ha creado, pero que hoy, muchas veces, es incapaz de controlar. El cientifismo que veía en la ciencia la solución a to dos los problemas del hombre, ha quedado atrás. Hoy aumentan las denuncias contra la aparente neutralidad de la ciencia. La investigación, en efecto, exige sumas enormes de dinero, pero la ciencia no tiene medios para su autofinanciamiento; pervive mientras esté respaldada por los sistemas de poder, económicos y militares; pero estos “protegen” .y subvencionan la ciencia, solamente cuando les proporciona lo que buscan, cuando les enseña cómo hacer posible la extensión de su poder (R. Alves).
La técnica también ha sido duramente atacada: “La tecnología como tal -afirma, por ej., H. Marcuse- no puede ser separada del empleo que se hace de ella; la sociedad tecnológica es un sistema de dominación que opera ya en el concepto y la construcción de las técnicas”.
La toma de conciencia del gravísimo peligro encerrado en una ciencia y técnica esclavas del poder, ha dado lugar al miedo ante el futuro. Esta actitud alcanza su expresión mas alta en las obras ya clásicas de A.Huxley,”un mundo feliz” y Orwell, “1984, y colorea algunos capítulos de “El shock del futuro”, de A. Tofler, y “El año 2000”, de H. Kahn y A. Wiener.
Así y todo, nosotros rendimos culto a la ciencia y la técnica:
– aceptando las necesidades artificiales que nos plantean;
– admirando el poder desconocido y peligroso de las fuerzas creadas por nosotros;
-exigiendo conocimiento científico para todas las realidades del hombre. También las ideologías contemporáneas, especialmente el marxismo, acuden continuamente a una fundamentación científica de sus doctrinas.
La ciencia y la técnica no son neutrales, porque el hombre no es neutral; él ha escogido su escala de valores y actúa de acuerdo con la misma. Y al enfrentarnos con el mal empleo de la ciencia y la técnica y su frecuente alianza con poderes opresivos, no podemos olvidar que esto responde al egoísmo personal del hombre, cristalizado socialmente en unas estructuras injustas. Es necesaria una conversión personal de todo hombre para poder transformar la ciencia y la técnica en servidoras de la humanidad. Y al mismo tiempo es imprescindible un’carnbio en las estructuras de nuestra sociedad para que este servicio sea verdaderamente posible. Nuestro esfuerzo como creyentes tiene que encaminarse hacia esos objetivos.

1. 5. 2. LAS RELACIONES ENTRE CIENCIA, FILOSOFÍA Y RELIGIÓN: LA SUPERACIÓN DE UN MALEN TENDIDO
En la raíz de las tensiones surgidas entre la actitud científico-técnica y la postura religiosa, hubo, la mayoría de las veces, una confusión de los papeles a jugar por la ciencia, la filosofía y la religión. Por ello, la reflexión sobre nuestra tarea como cristianos requiere una distinción previa del terreno y método propios de cada una de ellas.
La religión es el conjunto de estructuras por las que el hombre expresa su deseo de Dios o manifiesta su relación con él. Tiende a dar una respuesta específica al sentido de la vida, y, en la medida que es auténtica y se ciñe a lo trascendental, aportando una dimensión de gratuidad.

La filosofía señala una situación puente entre la religión y la ciencia. Se aproxima a la religión en cuanto que es un “modo de vida”, es decir, moldea la forma de en frentarse con la existencia. Se acerca a la ciencia en la medida que postula una especulación racional y una exigencia de rigor intelectual.La ciencia, por su parte, mira los datos concretos de nuestra experiencia sensible. Su campo propio es el mundo material y objetivo. En su versión actual se enfrenta a él sin prejuicios, con la plena autonomía de la razón humana.La técnica concreta esta labor sacando de las teorías científicas sus aplicaciones prácticas.

Por tanto, la primera actitud para desarrollar una relación correcta entre ciencia,filosofía y religión, debe ser el respeto a la autonomía de cada una de ellas. Así en la búsqueda de la verdad científica se adoptará un agnosticvismo metodológico, es decir, ni se afirmará ni se negará a Dios. De otra manera existiría el riesgo de caer en el cientificismo, es decir, de asumir para la ciencia la función religiosa (Ricoeur). La religión a su vez, debe respetar la autonomía de la ciencia, sin emplear a Dios como hipotesis para resolver las cuestiones que la ciencia deja todavía sin respuesta.

Pero autonomía no significa desvinculación. El hombre científico no es hombre por una parte y científico por otra, sino que debe realizar una armonía simultánea entre las diversas facetas de su personalidad.

¿América Latina se vuelve protestante?

¿América Latina se vuelve protestante?

CIENCIA Y TÉCNICA:LAS NUEVAS DIMENSIONES DEL EXISTIR HUMANO parte 4

CIENCIA Y TÉCNICA:LAS NUEVAS DIMENSIONES DEL EXISTIR HUMANO parte 4

1.4. IMPACTO DE LA SOCIEDAD TECNOLÓGICA EN LA FE: UNA NUEVA RELACIÓN CON DIOS

14.1.CONCEPCIÓN PROFANA DEL MUNDO

El hombre occidental encuentra en la ciencia la explicación que antes buscaba en lo sobrenatural. Somete la naturaleza a su control y a sus manipulaciones; lo que descubre no son, al parecer, sino realidades de acá bajo: las leyes de la materia y su facultad de saber leer en la naturaleza la obra de Dios.

14.1. 2. DIFICULTADES PARA EL LENGUAJE NO CIENTÍFICO
La ciencia tiene un métodjo propio que asocia los criterios de certeza a las posibilidades de experimentación, y expresa los resultados obtenidos con un lenguaje matemático, objetivo, preciso. No encara, es cierto, sino el aspecto cuantitativo y mensurable del mundo. No agota todo lo real: la poesía y la música por ejemplo, son tan reales como los datos cientificos. Pero es innegable que la mentalidad contempránea encuentra una dificultad especial para aceptar lo trascendente, para captar a Dios y a su Reino.
Aparecen entonces dos intentos de solución: excluir teóricamente a Dios o relegarlo a lugares y situaciones “inofensivas”: los templos, el mundo de los niños, las “situaciones límite”, etc.
Al mismo tiempo surge otro peligro: el de trivializar la existencia por miedo a la reflexión y a encontrarse consigo mismo. Es patente la incapacidad del hombre moderno para estar a solas con su propio Yo, aunque solo sea por un breve lapso de tiempo (K. Lorenz) . 

1.4.3. EXALTACIÓN DEL PODER DEL HOMBRE. RIVALIDAD CON DIOS
El mundo de la técnica suscita en el hombre, junto con el sentimiento de su grandeza, el de su poder; de un poder que puede extenderse hasta límites que cada día se alejan mas (J. Danielou). Pero en muchas ocasiones el hombre ha tomado este hecho positivo como una exaltación frente a Dios. Esto se debe a una falsa imagen de Dios. Declara, en efecto, el Concilio Vaticano II: ” Los cristianos, lejos de pensar que las conquistas logradas por el hombre se oponen al poder de Dios y que la criatura racional pretende rivalizar con el Creador, están, por el contrario, persuadidos de que las victorias del hombre son signo de la grandeza de Dios y consecuencia de su inefable designio” (“Gaudium et Spes” nº 34-‘ el de gobernar el mundo y desarrollar con el trabajo la obra de la creación ( ibíd. ) .

1.4. 4. PRIMACÍA DE LA EFICACIA. PERDIDA DEL SENTIDO DE LO GRATUITO
Son fruto de la dinámica de la técnica, que acentúa el sentido de la eficacia y destruye la austera grandeza de la gratuidad. Por ello, en una civilización técnica, a los viejos, a los enfermos, a los incurables, solo se los tolera.
Por otra parte, la búsqueda de la eficacia puede aumentar hoy la fecundidad de la entrega y el sacrificio. No se debe, con todo, olvidar que el gesto de compartir y la alegría de dar y recibir son más Importantes que el pan que se logre repartir.

1.4.5. CONCEPCIÓN MATERIALISTA DE LA VIDA
El contacto asiduo con la materia que se desea conocer y dominar, y el estudio del ser humano como un fenómeno mas de la naturaleza, pueden conducir al hombre técnico a una visión exclusivamente materialista, vacía de todo misterio.
Sin embargo, profundizando en su actividad técnica, el hombre puede encontrar una expresión de su dimensión espiritual,al discernir, por un lado,el orden maravilloso de los seres vivos y en las fuerzas de la naturaleza, y al advertir, por otro, que él puede descubrir ese orden y forjar los isntrumentos adecuados para adueñarse de esas fuerzas y ponerlas a su servicio (Juan XXIII,”Pacem in Terris” nº2).

1.4.6. CREACION DE UN MUNDO ARTIFICIAL

En virtud de la técnica,un medio artificial remplaza al natural, que durante muchos siglos y en distintas culturas había sido terreno de encuentro con Dios. Dios está ausente, es expulsado del mundo creador por el hombre con su trabajo (M.Brugarola)

1.4.7.AISLAMIENTO ESPIRITUAL DEL HOMBRE CONTEMPORANEO

El hombre moderno,con su vivir apresurado y sus relaciones anonimas, encuentra dificultad para sentirse miembro de una comunidad universal como es la iglesia, aceptando personalmente la vinculación con su historia y su tradición, y captando la dimensión personal del amor de Dios a través de la amistad, la acogida y el perdón, en la relación con los demás miembros de esa comunidad.

El convencimiento de que la fe madura en la relación con las personas y la conciencia del aislamiento y neutralidad espiritual que afecta gravemente al mundo de hoy, están en la raíz del auge experimentado por las comunidades de base, los grupos de encuentro y reflexión, y los movimientos internacionales como Taize y el Concilio de los Jóvenes.

 

CIENCIA Y TÉCNICA:LAS NUEVAS DIMENSIONES DEL EXISTIR HUMANO parte 4

CIENCIA Y TÉCNICA:LAS NUEVAS DIMENSIONES DEL EXISTIR HUMANO parte 4

1.3. LA EVOLUCIÓN DE LA CIENCIA Y SUS REPERCUSIONES EN EL HOMBRE
El impacto de la técnica no hubiera sido posible sin el desarrollo de la ciencia Además, los cambios más profundos, los que se refieren a la imagen que el hombre tiene de sí mismo y de Dios, responden preferentemente a la acción de la ciencia. Esta influencia caracterizada por el aprecio al dato objetivo, a la experimentación y a la-expresión matemática de los resultados. Esta acción se polariza en cuatro grandes transformaciones que pasarnos a señalar.

1. 3- 1- EL NACIMIENTO DE LA CIENCIA MODERNA. LA REVOLUCIÓN ASTRONÓMICA
La mayoría de los historiadores sitúan en Galileo Galileí el comienzo de la ciencia moderna. En su persona confluyen dos aspectos decisivos:
a) científico que recoge las teorías precedentes, las analiza con sentido crítico y las evalúa con criterio personal. Para esto se vale no solo de la observación,sino también de experimentación
b) el humanísta, que en un clima de libertad defiende sus teorías físicas y astronómicas, poniendo en tela de juicio todo el sistema de Aristóteles.
Galileo hizo patente estos rasgos en su defensa de la teoría de Copérnico, hecha pública en 1543, según la cual la Tierra no ocupa el centro del Universo, sino que gira alrededor del Sol. El hombre queda así desterrado del centro del Universo. Este cambio que ha acuñado la expresión “giro copernicano” y una interpretación errónea de la Escritura, llevó a unos miembros de la Iglesia de Padua a considerar herética dicha teoría. A raíz de ello, en I616 la Congregación del Indice condenó la hipótesis de Copérnico. Pero Galileo no desistió de sus ideas, escribiendo entre 1625 y 1629 los famosos “Diálogos sobre los dos principales sistemas universales”, que lo conduejro  al proceso de la Inquisición (1633), en el que fue obligado a abjurar de la teoría copernicana. Ese proceso marca la liberación para la nueva ciencia de la tutela de la Iglesia.

1. 3. 2. LA REVOLUCIÓN BIOLÓGICA
• El siglo XVIII ofrece otro rasgo decisivo: la matematización de las leyes científicas y de sus resultados. El auje de la ciencia, la precisión con que comenzaba a expresarse, crearon en algunos sectores un optimismo ingenuo que consideraba la ciencia como la salvación para el hombre. Así nació el cientifismo. En este clima de exaltación de la ciencia apareció eri 1859 “El origen de las especies …”, de Darwin. Con esta obra se hizo pública la teoría de la evolución, que, completada por Haeckel y T. Huxley, incluía al hombre en la historia del mundo animal, haciéndolo descender de animales menos evolucionados. De nuevo el hombre se veía excluido de una posición de privilegio -ser el “rey de la creación”- para encontrarse situado como un eslabón más, aunque decisivo, en la historia de la evolución.

1. 3. 3. LA REVOLUCIÓN DE LAS CIENCIAS DEL COMPORTAMIENTO HUMANO: SOCIOLOGÍA Y PSICOLO GÍA
Ubicado el hombre dentro del mundo animal, no existía ya ningún reparo para someterlo al estudio objetivo de la ciencia. Nacen así las ciencias del comportamiento humano: la sociología y la psicología.
La sociología, a partir de las teorías de Marx, pone de manifiesto que la actividad cultural no es tan original y gratuita como el hombre creía, sino que responde a una  situación socio-económica concreta y, en muchos casos, puede servir de defensa a una estructura injusta.
La psicología, especialmente gracias al psicoanálisis de Freud, penetra hasta la intimidad más profunda del hombre y descubre que lo inconsciente condiciona inadvertidamente la forma de pensar y vivir del hombre. Las teorías de Freud acaban destronando al hombre de su propio mundo personal al afirmar que ni siquiera sus acciones aparentemente conscientes le pertenecen por completo.

I. 3. A. LA CRISIS DE LA FÍSICA MODERNA

A las transforrnaciones introducidas por las ciencias del comportamiento hay que añadir el cambio de mentalidad provocado por la Física moderna, máxime a partir de las investigaciones de Marx Planck (Teoría Cuántica, 1900), Alberto Eiristein (Teoría de la Relatividad, 1905-1916) y Werner Eisenberg (Principio de Indeterminación, 1925). Está todavía en elaboración la revisión de los principios clásicos de simultaneidad y causalidad, y de los conceptos de espacio y tiempo; y se ha puesto de manifiesto la limitación de las posibilidades humanas ante la naturaleza. Por ello, la mentalidad común a muchos científicos se halla hoy caracterizada por la modestia. Por otra parte, la aplicación bélica de los descubrimientos de la física, sobre todo en el campo del átomo, ha planteado crudamente el problema de la responsabilidad del científico.

 

CIENCIA Y TÉCNICA:LAS NUEVAS DIMENSIONES DEL EXISTIR HUMANO parte 3

CIENCIA Y TÉCNICA:LAS NUEVAS DIMENSIONES DEL EXISTIR HUMANO parte 3

1 1. 2. 3 NUEVA RELACIÓN CONSIGO MISMO
Todas las transformaciones de la sociedad tecnológica repercuten en el hombre. Su vida psíquica actúa como una caja de resonancia. 

– La primacía de los sentidos: el hombre audiovisual
Hace ciento cincuenta años los únicos medios artificiales que poseía el hombre para enriquecer su mundo cultural eran la prensa y el libro. Hoy no solo leemos las noticias , sino que podemos escucharlas por radio, verlas en la televisión, detenerlas temporalmente en la fotografía, o hacerlas vida en el cine. Los sonidos pueden ser recogidos y reproducidos mediante cintas magnetofónicas. La electrónica multiplica y por holografía (= método para obtener una fotografía en volumen) permite reproducir las cosas tal como las vemos en la naturaleza.
Esta primacía de la imagen crea en nosotros la costumbre de “ver las cosas”, que puede provocar desconfianza hacia las realidades que no pueden verse, como son muchos de los aspectos más profundamente humanos de la vida. Por la dependencia de la imagen corremos el riesgo de quedarnos en la superficie de las cosas, en lo que entra por los sentidos, sin profundizar en su verdadero significado y en su auténtico valor. Además, las imágenes, oportunamente empleadas, pueden eliminar el sentido crítico. A eso tiende la propaganda, para que la gente consuma, acepte sin reflexión…

– La pérdida de las raíces

El hombre contemporáneo, por la movilidad social y la aceleración de los cambios, siente que “‘está de paso”. No puede decir nada sobre su futuro inmediato, y las circunstanciasen que vive le impiden regresar a la seguridad de su pasado. Esta situación que  a menudo se experimenta con intensidad en la  adolescencia, se hace general y particularmente dolorosa en el caso de la emigración.

– La libertad amenazada

La libertad es hoy el tema central de las aspiraciones del hombre. Pero es justamente en nuestra época cuando han surgido neuvas formas de opresión y se han vigorizado otras.

En efecto:
a.La información nos llega mediatizada por los poderes políticos y económicos.
b.El sistema económico que defiende la libertad de unos pocos es causa de explotación para gran número de hombres, al tiempo que crea la esclavitud del éxito y antepone el trunfo individual a la solidaridad con los demás.
c.El trabajo del hombre de hoy se ve reducido muchas veces a un gesto mecánico en una cadena de producción, sin que pueda experimentarlo como un acto verdaderamente humano.
d.La actividad política se ve gravemente impedida en los regímenes totalitarios o es manipulada por quienes anteponen la conquista del poder para unos pocos al bien común de la mayoría.
e. Al mismo tiempo la sociedad actual multiplica nuestras posibilidades de elección en cuanto a los objetos de cosnumo. Con ello mantiene inalterada la situación, pero nos engaña permitiéndonos decidir en cosas sin importancia.

– La huida de la realidad
Si las transformaciones sociales son muy intensas o demasiado rápidas, surge la tentación de la huida. Muchas veces caemos en ella, pero no lo hacemos directamente, sino a través de ciertas actitudes. Algunas de ellas son:

a.La inhibición. Con ella intentamos evitar el conocimiento de lo que pueda producirnos desagrado. Tratamos en especial de evitar el encuentro con la pobreza, el sufrimiento y la muerte.

b. La diversión. Con esta procuramos sustituir los temas desagradables o conflictivos por otros que absorben nuestra atención (un partido de fútbol, una novela barata, pansexualismo fácil…) 

c. La superficialidad. Huimos de los problemas quedándonos en la superficie de las situaciones, tratando de no meternos en líos. Esta postura se manifiesta en muchos terrenos: en nuestras opiniones, en nuestro empleo del tiempo libre, etc. Pero especialmente repercute en nuestra relación con los demas, que se hace impersonal y elude los niveles de confianza que puedan implicar una puesta en común de los problemas,  pero tampoco amistad.

d.La despersonalización. Con ella renunciamos a nosotros mismos para refugiarnos en la masa
Evitamos así ser interpelados personalmente, tener que tomar desiciones, arriesgarnos. Siendo como todos, vistiendo la misma ropa, comprando los mismos objetos, frecuentando los mismos lugares,nos sentimos seguros. Cuando se agudiza, la despersonalización abre la puerta a los totalitarismos.

CIENCIA Y TÉCNICA:LAS NUEVAS DIMENSIONES DEL EXISTIR HUMANO parte 2

CIENCIA Y TÉCNICA:LAS NUEVAS DIMENSIONES DEL EXISTIR HUMANO parte 2

1. 2. 2. NUEVA RELACIÓN CON LA VIDA
La vida es la gran aventura de la naturaleza. El hombre de hoy se relaciona con ella de una manera diferente que sus antepasados. La ciencia ha ensanchado las posibilidades del hombre ante ella, modificándola) mismo tiempo su forma de vivir.

~ Las nuevas dimensiones de la vida: La revolución sanitaria y la explosion demográfica 

La tecnología ha invadido también el campo de la medicina, contribuyendo a erradicar muchas enfermedades y aumentando la duración de la vida. Pero, como consecuencia de las condiciones de vida de la nueva sociedad, han aparecido nuevas enfermedades o se han multiplicado otras que eran raras. Especialmente enfermedades del sistema nervioso.

Los avances técnicos han abierto el camino para la transformación del hombre por procedimientos médicos. La aplicación de drogas en interrogatorios y la manipulación psicológica son hoy un hecho, y para un futuro muy breve se presentan las posibilidades de la bioingeniería.

La eliminación de las epidemias y la disminución de la mortalidad infantil han hecho crecer vertiginosamente el número de habitantes de nuestro planeta. Para el año 2000 la población mundial superará los 6000 millones. Los problemas planteados por este crecimiento, que además se polariza en las zonas más pobres, son ya angustiosos.

Una  nueva forma de vivir: la urbanización creciente
El éxodo rural desborda, muchas veces, las posibilidades de adaptación de las ciudades a las que se dirige. Hay que añadir los problemas planteados por la falta de socialización del suelo urbano y la práctica generalizada de la especulación. La acumulación de grandes masas de población en gigantescos centros urbanos causa o agrava multitud de problemas: villas de emergencia, desarraigo, inadaptación social, incremento de la agresividad, etc.

“Urbanización” designa también la asimilación por el medio rural de la escala de valores y las pautas de comportamiento de la vida urbana, así como la adopción de las formas de consumo y las diversiones propias de la ciudad consumista: salas de fiesta, cafeterías, supermercados, etc.

– Una nueva actitud ante la vida : entre la indiferencia y el sentimiento
La vida, en sí misma, ha perdido importancia. Ha pasado a ser un objeto mas de la ciencia y la técnica. Lo comprobamos en la frialdad de los cálculos que prevén los muertos en accidentes de tránsito vial en un fin de semana o el costo humano de una obra de ingeniería; en los intentos de justificar el aborto; en la indiferencia con que el hombre de hoy puede sembrar la muerte en torno suyo.

Esta minusvaloración de lo vital se manifiesta tambien en la perdida del sentido del misterio ante la vida y en la disminucion de nuestra capacidad para la admiracion, el asombro y la poesía. Ya casi nada nos afecta, ni los horrores de la guerra que se  hacen presnetes en nuestras casas por la television ni los exitos cientificos mas espectaculares. Vivimos muy de prisa; los acontecimientos se aceleran y por ello pierden importancia ante nuestros ojos. De esta manera despiertan recelo el sentimiento, la compasión -o “padecer con otro”- y la emoción. Como el progreso tecnológico y fármacológico origina una creciente intolerancia contra todo lo que ocasione el menor desagrado, desaparece la capacidad humana para el gozo, que solo es posible después de superar impedimentos, y se termina en un indecible aburrimiento (K. Lorenz).

Pero esto mismo ha despertado una fuerte reacción en nuestra sociedad occidental. El hecho de que aca día surgen mas voces defendiendo el valor de la espontaneidad, la alegría, la fiesta; algunos rasgos del movimiento contracultural, el interés por las sabidurías orientales, las asociaciones en favor de la paz, etc., manifiestan un nuevo aprecio por la vida.

Anteriores Entradas antiguas