El mito del «eslabón perdido»

El mito del «eslabón perdido»

Hay conceptos que tienen cierto «duende» que impide que los olvidemos aún cuando están marcadamente caducos. Expresiones como «surgió por generación espontánea» o «tiene muy buen paladar para el vino», se han convertido con el tiempo en tópicos generalizados, a pesar de que la generación espontánea no exista y en el paladar no haya papilas gustativas. Sin embargo, siguen utilizándose contínuamente, muchas veces como dudosa tradición y otras, aunque parezca mentira, por verdadera ignorancia.

Uno de estos tópicos es el famoso «eslabón perdido», que también ha llegado hasta nuestros días. Cuando Darwin publicó el Origen de las Especies en 1859, muchos de sus seguidores -especialmente Thomas Huxley- comenzaron a aplicar la teoría de la selección natural a la evolución humana, tema al que Sir Charles dedicó un libro algunos años después: «La ascendencia del hombre» (1871). En aquellos años, prácticamente no se conocían fósiles de homínidos, a excepción de algunos restos de neandertal sin identificar descubiertos en 1856.

Los críticos de la época a las teorías de Darwin exigieron como prueba la presentación de fósiles transicionales entre el hombre y el simio y, ante su ausencia, acuñaron el término “eslabón perdido” para hacer referencia a lo que calificaron como una laguna insalvable en la nueva teoría.

El asunto no era exactamente como lo planteaban los antievolucionistas decimonónicos, dado que los fósiles transicionales no constituían un error, sino una predicción de la teoría darwinista, es decir, si ésta era válida, deberían aparecer formas de transición no solamente en la línea evolutiva humana, sino la del resto de las especies.

Y, ni más ni menos, esto es lo que ocurrió, dotando a la teoría evolutiva de tal fuerza que, junto con otras muchas evidencias, hacen que hoy día la evolución sea considerada un hecho probado más allá de toda duda razonable.

Sin embargo, el concepto de «eslabón perdido» perdura en boca de multitud de artículos periodísticos y en círculos fundamentalistas partidarios del diseño inteligente (creacionismo).

 

Cada uno cuenta la fiesta…

Resulta extremadamente curioso como dos de los colectivos que siguen utilizando habitualmente el caduco concepto de «eslabón perdido» lo siguen haciendo de forma totalmente opuesta, en función de sus intereses.

Creacionistas y fundamentalistas religiosos hacen gala de su memoria y atención selectivas, completamente ciegos ante los descubrimientos de los últimos 150 años y se sitúan en posiciones propias de finales del siglo XIX, argumentando impertérritamente que no existen fósiles de transición y que tras más de 100 años, los «evolucionistas» siguen buscando el dichoso eslabón. Los miles de fósiles de homínidos primitivos, incluyendo Parantropus, Austrolopitecus y Homo, así como cualquier otra especie transicional extinta, simplemente no existen para ellos.

En el lado contrario, muchos periodistas ávidos de dar sensacionalismo a sus noticias, encuentran el eslabón perdido (en singular) varias veces al año. Prácticamente ante cualquier descubrimiento de un nuevo fósil que se filtra a las agencias de prensa o incluso alguna nueva especie viva de características primitivas, redactan rimbombantes titulares que hacen imaginar que hemos alcanzado la comprensión final de la evolución universal. Claro ejemplo de ésto es el titular que apareció en algún periódico cuando hace unos años se descubrieron huesos de un primate primitivo de hace 13 millones de años en Cataluña; el periodista, ni corto ni perezoso, tituló el artículo tan categóricamente como “El ‘eslabón perdido’ es catalán“.

No existe uno, sino muchos eslabones

Es en el caso del árbol evolutivo humano, quizá por lo difícil que es abandonar el antropocentrismo, en el que con mayor frecuencia se alude a estos antiguos términos, tanto por parte del creacionismo como del periodismo sensacionalista.

Y, sin embargo, hominídos es uno de los grupos donde más “eslabones” conocemos. Resulta triste comprobar como unos y otros han quedado anclados en los conocimientos de finales del XIX, donde únicamente se conocían algunos restos de neandertales que, en aquellos tiempos, eran considerados Homo sapiens.

Hoy día, existen tantas especies de homínidos primitivos que el árbol evolutivo está en contínuo cambio, cada vez que un nuevo descubrimiento aporta más luz a la evolución de las diferentes ramas o a la forma en la que los ancestros del hombre salieron de África y colonizaron el mundo. Uno de los últimos descubrimientos en modificar nuestro concepto de la historia evolutiva del hombre se llevó a cabo en la sierra burgalesa de Atapuerca, donde se han encontrado restos de 800.000 a 1.200.000 de años de antigüedad pertenecientes a una especie que fue bautizada como Homo antecessor y que, según el equipo descubridor, sería un homínido del que derivarion Homo sapiens-nuestra especie- y Homo neanderthalensis -nuestra especie “hermana”, ya extinta-.

Pero comencemos por el principio: ¿que es un homínido?. Según la filogenia más reciente quie incorpora los últimos aportes de la paleogenética,  Orangutanes, Gorilas, Chimpances y Humanos pertenecen a una misma familia, Hominidae. Dentro de ella se distinguen dos subfamilias: Ponginae (con los Orangutanes) y Homininae (con Gorilas, Chimpancés y Humanos). Homininae se divide a su vez en dos tribus: Gorilini (para los Gorilas) y Hominini para Chimpancés (género Pan) y Humanos (género Homo). Por lo tanto, zoológicamente, los seres humanos estamos tan cercanos a los chimpancés como un elefante africano (Loxodonta africana) lo está a un elefante asiático (Elephas maximus), y mucho más cercanos a gorilas y orangutanes que cualquiera de estos dos elefantes a un mastodonte (Mamutidae).

Wikimedia Commons

Árbol filogenético de la superfamilia Hominoidea. Fuente: Wikimedia Commons

Por lo tanto, al hablar de homínidos fósiles, nos podemos estar referiendo a ancestros de Orangutanes (que se separaron de la rama principal hace 14 millones de años), de gorilas (separados hace 7 m.a.), de chimpances (separados de la línea humana entre 7 y 5 m.a.), de humanos bípedos (Homo, Australopithecus, Parantropus, etc.) o de todos ellos juntos.

Existe una buena variedad de fósiles de nuestra familia hace entre 23 y 7 millones de años, como ProconsulMorotopithecusAfropithecusKenyapithecus,Pieralopithecus, SivapithecusLufengpithecusOuranopithecusAnkarapithecus yGigantopithecusentre otros, algunos de los cuales representan formas transicionales que dieron lugar las especies actuales, como Sivapithecus para Orangutanes y Ouranopithecus, Ramapithecus o el reciente Sahelanthropus tchadensis para Gorilas, Chimpancés y Humanos, hace entre 9 y 5 millones de años.

Cráneo de Proconsul, 23 millones de años

Proconsul, 18 millones de años

Pieralopithecus, 13 millones de años

Pieralopithecus, 13 millones de años

Kenyapithecus, 15-12 millones de años

Kenyapithecus, 15-12 millones de años

Ouranopithecus, 12 millones de años

Ouranopithecus, 12 millones de años

Sivapithecus, 9-11 millones de años

Sivapithecus, 9-11 millones de años

Ramapithecus, 10-8 millones de años

Ramapithecus, 8 millones de años

Sahelanthropus tchadensis, 6,5 millones de años

Sahelanthropus tchadensis, 6,5 millones de años

Kenyapithecus, 3,5 millones de años

Gigantopithecus, 1,5-0,3 millones de años

La línea humana

Tras diferenciarse el tronco de Orangutanes, gorilas y finalmente Chimpancés, la línea evolutiva humana comienza el proceso que ha venido a denominarse «hominización», consistente básicamente en perfeccionar el bipedalismo, el uso de herramientas y el extrordinario desarrollo de las capacidades intelectuales.

Aquí también existen una buena representación de especies fósiles que documentan un árbol filogenético completo. Existen varias interpretaciones del mismo, y se realizan modificaciones muy frecuentemente, según van apareciendo nuevos hallazgos.

Generalmente se considera que el tronco de los homínidos bípedos que llevarían hasta el hombre moderno partió de alguna forma de Australopitecino, del que derivaron todos los Australopitecus y primeros Homos, posiblemente alguna forma del grupo de los Ardipithecus.

360 cm3

Ardipithecus ramidus, 4,4 millones de años (Etiopía). Volumen craneal: 360 cm3

Desde hace 4 millones de años hasta aproximadamente 1,5 m.a., se desarrollan en África al menos 5 especies de Australopithecus (algunas de ellas separadas por ciertos autores en géneros aparte: Kenyantrophus Parantrophus). Entre ellos, el famoso esqueleto «Lucy», encontrado en Hadar (Etiopía) en 1974, y que pertenece a la especie Australopithecus afarensis.

Paranthropus robustus. 1,8-1,5 m.a.

Paranthropus robustus. 1,8-1,5 m.a.

Parantrophus boisei. 2,3-1,2 m.a.

Parantrophus boisei. 2,3-1,2 m.a.

Australopithecus anamensis. 3,9 - 4,2 m.a.

Australopithecus anamensis. 3,9 – 4,2 m.a.

Australopithecus aethiopicus. 2,6-2,3 m.a.

Australopithecus aethiopicus. 2,6-2,3 m.a.

Australopithecus afarensis. 4-2,5 m.a.

Australopithecus afarensis. 4-2,5 m.a.

Australopithecus africanus. 3,0-2,3 m.a.

Australopithecus africanus. 3,0-2,3 m.a.

No obstante, y contrariamente a lo que mucha gente piensa, no todas estas especies pertenecen a la línea directa del hombre, sino que son distintas ramificaciones de los homínidos en los últimos 3 millones de años. Posiblemente, sólo Australopithecus anamensis constituya un ancestro directo del Homo sapiens.

Una de las propuestas de árbol evolutivo de los hominidos bipedos.

Una de las propuestas de árbol evolutivo de los homínidos bípedos.

¿Por fin humanos?

Tradicionalmente se han clasificado dentro del género Homo a las especies de homínidos capaces de usar herramientas, aunque últimamente algunas evidencias apuntan a que ciertos Australopithecus ya llegaron a emplear útiles rudimentarios. En cualquier caso, hace 2,5 millones de años evolucionaron, de formas derivadas de los Australopithecus, las primeras especies de HomoHomo habilis y Homo rudolfensis (que algunos autores consideran como una única especie). Según una de las propuestas más aceptadas actualmente, les sucedióHomo ergaster (2,0 -1,0 millones de años y, posiblemente, el primero en salir de Áfrca) a partir del cual se derivaron Homo erecutus (1,8 – 0,3 millones de años), y Homo antecessor (1,2 – 0,8 millones de años), que daría lugar a Homo neanderthalensis (extinto hace 29.000 años) y Homo sapiens, única especie que sobrevive en la actualidad. Otras hipótesis, como el modelo multirregional, postulan que Homo sapiens es el resultado de la hibridación de las formas derivadas de Homo ergaster en distintas partes del mundo, aunque actualmente es poco considerada.

Homo habilis.

Homo habilis. 2,5-1,4 m.a.

Homo ergaster. 2,0-1,0 m.a.

Homo ergaster. 2,0-1,0 m.a.

Homo erectus. 1,8 - 0,3 m.a.

Homo erectus. 1,8 – 0,3 m.a.

Homo antecessor. 1,2-0,9 m.a.

Homo antecessor. 1,2-0,9 m.a.

Homo neanderthalensis. 230.000 - 29.000 años

Homo neanderthalensis. 230.000 – 29.000 años

Homo sapiens arcaico. Sobre 40.000 años

Homo sapiens arcaico. Sobre 40.000 años

Homo sapiens moderno. 0,4 m.a. - actualidad

Homo sapiens moderno. Actualidad

El árbol incompleto

Aún nos queda mucho por descubrir sobre la evolución humana. Prácticamente nadie duda que irán apareciendo más fósiles de homínidos que progresivamente permitirán ir ajustando nuestro árbol filogenético. Ahora bien, tras los descubrimientos de cientos o miles de fósiles como los que hemos ido señalando, con características transicionales desde los primates primitivos, hoy día deberíamos hablar de un ramificado árbol, al que le quedan bastantes ramas por descubrir, más que de un único «eslabón pérdido».

Revista Muy Interesante

Imagen: Revista Muy Interesante

Referencias

Imágenes: Wikimedia commonspensarlibre.com.arMuy Interesante.

Arsuaga JL, Martínez I y Trueba J (2004) Atapuerca y la evolución humana. Fundació Caixa Catalunya

Arsuaga JL (2006): La saga humana. Editorial Edaf, S.A.

Leakey, L.S.B. (1963). Very early East African Hominidae and their ecological setting. (En F.C.Howell y F. Bourlière ed. African Ecology and Human Evolution, p. 448-457)

Leakey, R.E. (1980). Los orígenes del Hombre, Ed.Aguilar

Leakey, R.E. (1989). La formación de la Humanidad. Ed. del Serbal.

López Moratalla, Natalia (2007), La dinámica de la evolución humana, Eunsa.

Stix, Gary (2008): «Huellas de un pasado lejano». Investigación y Ciencia, 384: 12-19

Anuncios

¡Biólogo evolucionista expulsado cuando fue a ver el filmeExpelled!

¡Biólogo evolucionista expulsado cuando fue a ver el filme Expelled!

Autor: Paulo Arieu

Por William A. Dembski.

Desafiando efectivamente la hegemonía del naturalizmo y reinstalando al  diseño dentro de la ciencia, Dembski muestra cómo puede desempacarse el  deseño inteligente como una teoría de la información. 

Diseño inteligente es una obra fundamental y sintetizadora de un pensador a quien Phillip Johnson llama “uno de los más importantes entre los teóricos del 
diseño que están produciendo las chispas de una revolución científica al legitimar el concepto de diseño inteligente de la ciencia”.

Introduccion:

¡Que paradoja que es la vida! Filman una película y a uno de sus protagonistas no se le permite entrar. Quisiera poder creer que el articulo de esta revista llamada Pensar, se equivocó, pero no dispongo de argumentos  como para hacer tal declaración.

Antes,cuando yo era chico, en las películas norteamericanas de cowboys, los roles estaban bien identificados, los indios eran los malos y los vaqueros eran los buenos, y siempre que llegaba el ejercito americano en rescate de los colonos, era un milagro de Dios el que pudieran salvar a los inmigrantes que luchaban por establecerse en las nuevas tierras de los indios villanos y bárbaros. ¡Pero ahora ya no se sabe mas quien es el bueno y quien es el malo.!

¿Serán los del D.I los nuevos colonos que buscan un lugar donde establecerse y los evolucionistas los malos de la película? ¡o vemos que estos supuestos defensores de la libertad humana, que buscan liberar la sociedad del mal de este siglo, la peste bubónica, como creen algunos que es la Teoría de la Evolución (la plaga del siglo, que ha traido tantos males a la sociedad, que debería ser denunciada como causante de crimenes de lessa humanidad), están infectados de la viruela, pero es la viruela boba, un virus que no solo les está afectando la cara, poniéndoles la cara dura (de sinvergüenzas), sino el cerebro, impidiéndoles pensar!

Me pregunto yo: ¿Se terminó la democracia en E.U y la libertad para ir a ver un film en preestreno, para uno de sus participantes?

Aca veremos en este artículo, como el espíritu fariseaico se manifiesta una vez mas en el director de esta película, ya que como bien acusó Jesús a los fariseos de su tiempo, ¡coló el mosquito y se tragó el camello! (jejejeje)

“En la cátedra de Moisés se han sentado los escribas y los fariseos… ¡Ay de vosotros, maestros de la Ley y fariseos hipócritas, que pagáis el diezmo de la menta, del aneto y del comino, y descuidáis lo más importante de la Ley: la justicia, la misericordia y la fidelidad…! ¡Guías ciegos, que coláis el mosquito y os tragáis el camello!” (Mat. 23:2, 23,24).

Con estas y otras muchas diatribas Jesús se enfrentaba una y otra vez al legalismo agobiante e hipócrita de unos líderes religiosos que dejaban de lado el corazón mismo del judaísmo.

Y ahora, ¿porque digo esto? !Es porque le prohibieron participar de ver el film a un cientifico evolucionista, pero sin embargo, no se dieron cuenta que estaba ni mas ni menos que al super ateologo de este siglo, Richard Dawkins, quien estaba esperando para presenciar el film.!

No se si echarme a reir o ponerme a llorar de vergüenza.

Aca les expongo el artículo:

Ben blows the horn on educational suppression.

«El biólogo evolucionista P. Z. Myers (creador del blog Pharyngula) estaba haciendo la cola para asistir al preestreno de la película Expelled!  junto a sus familiares y a un invitado cuando un policía se le acercó e informó que debía retirarse caso contrario , sería arrestado. Al preguntarle las razones de semejante decisión la respuesta del uniformado fue que la orden la había dado el productor del film.

Lo curioso es que el mismo Myers aparece en la obra como entrevistado… y hasta se agradece en los créditos su colaboración!!!

Al convocarlo, los realizadores le habían informado que lo que se plantearía sería un debate entre ciencia y religión. Sin embargo, durante el desarrollo de la entrevista el biólogo se dio cuenta de que el debate no sería tal, pero siguió adelante.

El filme que el científico luego quiso ver proclama en su adelanto (trailer) por Internet que los académicos que han hallado evidencia de “diseño inteligente” (sic) en los procesos biológicos han perdido sus trabajos, o sufren persecución por parte de una conspiración de los científicos “para mantener a Dios apartado de los laboratorios y de las aulas”.

Para el preestreno privado de Expelled!, todos los asistentes y sus invitados debían reservar on line sus asientos con nombre y apellido. Seguramente al verlo en el listado fue cuando el productor decidió “expulsar” al científico del preestreno.

Ante la situación planteada, el creador de Pharyngula optó por irse, pero sus acompañantes pudieron entrar. El productor no advirtió que entre ellos estaba… ¡¡¡Richard Dawkins!!!»[1]

Me pregunto yo: ¿No tenemos los cristianos un compromiso con la verdad en primer lugar y luego con la justicia?

«¿No son estos los que,como dijo Jesús, «”cuelan el mosquito y se tragan el camello“? o como bien precisó el lazarillo de Tormes,cuando nos narra la astucia del ciego, en el caso de la longaniza asada,y que el lazarillo habia comido a escondidas.El ciego olía la longaniza pero no fue capaz de oler el muro de piedra contra el cual le dirigió el lazarillo para vengarse de él.cuando el ciego chocó con el muro de piedra, el lazarillo le dijo.”..olió el olor de longaniza pero no el olor del muro de piedra”y se burlaba del infeliz ciego.

Asi pues esos que pasan por la vida, que hacen solo caso de lo efimero y de aquello que es de menor importancia entre otras cosas, que solo miran para un lado,esos digo,son los fariseos modernos que cuelan el mosquito y se tragan el camello.Los que miran para un solo lado y rehusan mirar para todo el espectro… del contexto situacional donde se mueven.Huelen el olor de la longaniza pero no el olor del muro contra el cual chocan como ciegos dirigidos por cualquier lazarillo habilidoso.»[2]

Señores:

«”Lo cortes no quita lo valiente”? Por qué cuelan el mosquito y se tragan el camello? La palabra profética de Jesús se hace cada dia mas combativa contra los fariseos que tienen la piedad por granjeria y que siguen hasta hoy dando cumplimiento a la deshumanización del hombre y, que por temor sólo ven lo que quieren y les conviene ver. Son sepulcros blanqueados tal como dijo Jesus en su sermón magistral que no pierde su vigencia y que es una denuncia de la hipocresía seudoreligiosa de muchos.»[3]

Condenan la evolucion por ser un modelo cientifico basado en una cosmovisión materialista, pero estos ¿cristianos? o mejor dicho ¡cretinos! , actuan peor aún!

Si hubise estado el apostol Pablo presente en la función, esperando para ver la película, que hubiese dicho?

Yo creo que Pablo hubiese empezado mostrando su admiración por el hecho de que tan pronto se hubiesen apartado del evangelio que él les había predicado, para creer en otras cosas que predicaban, ¿quiénes?, los que “quieren pervertir el evangelio de Cristo“. (1:7). 

Porque creo que les diria esto, cual es el por qué de estas palabras tan fuertes, tan duras y penetrantes? Pues porque los Gálatas estaban volviéndose de Cristo a Moisés, de la gracia a la ley. Por eso les dice: ¿Cómo os volvéis de nuevo a los flacos y pobres rudimentos en los cuales queréis volver a servir?

Como dijo un historiador

Pablo, por la majestad de su carácter, la magnitud de su genio, la profundidad de su saber, y lo sublime de sus trabajos, se destaca sobre los demás apóstoles“.[4]

Y es por eso que él de seguro les diría a estos hipócritas contemporáneos, las mismas palabras que les escribió a los Gálatas hace ya casi unos 2000 años atrás:

“¡Oh, Gálatas insensatos!, ¿quién os fascinó para no obedecer a la verdad? Esto sólo quiero saber de vosotros: “Recibisteis el Espíritu por las obras de la ley o por la fe? ¿Tan necios sois?”.

Muchísimos ateos, con su conducta correcta, condenan a estos que con mala conducta y legalismo fariseaico, dicen conocer a Cristo ,¡pero con sus hechos lo niegan!

«Los hechos, dice un refrán ingles,hablan con más fuerza que las palabras. »[5]

A pocas palabras, buen entendedor.Lamentablemente, este hecho nada tiene que ver con la seriedad del debate entre el D.I y la T.E.

¡Dios te bendiga!

Paulo Arieu

Notas:

1. http://www.pensar.org/2008-03-dominguez.html

2. http://reflesionycompromisociudadano.blogspot.com/2009/01/los-que-cuelan-el-mosquito-y-se-tragan.html

3. Ibidem

4. http://siervo.com/books/node/38

5. http://www.fluvium.org/textos/lectura/lectura1310.htm 

Fuente: 

Carlos A. Domínguez, http://www.pensar.org/2008-03-dominguez.html

 

Las bacterias ayudarán a salvar la Tierra

Las bacterias ayudarán a salvar la Tierra  

25/02/2009

Científicos del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) trabajan actualmente con bacterias, con la finalidad de aprender a utilizarlas para afrontar los mayores desafíos del planeta. Tras ser usados para hacer pan, vino, queso e incluso antibióticos, estos seres aún nos pueden ayudar mucho más. 

En el campo de la llamada ingeniería metabólica, se considera a las bacterias como complejas “fábricas químicas” potencialmente capaces de producir mejores biocombustibles; y también plásticos y tejidos biodegradables, señalan los científicos.

Los científicos del MIT intentan encontrar la mejor manera de sacarles el máximo rendimiento, y buscan las posibles vías de explotación. En concreto, están tratando de crear bacterias que produzcan biocombustibles y otros compuestos más eficientemente, o que ayuden a limpiar la atmósfera del dióxido y el monóxido de carbono.

Las bacterias se encuentran en casi cada hábitat terrestre. Su capacidad para sintetizar y transformar compuestos es lo que ha llevado a los ingenieros metabólicos a tratar de aprender cómo sacarles provecho. Si se consigue, podrían llegar a jugar un importante papel en la salvación y recuperación terrestres.

Más información

Yaiza Martínez | tendencias21.net

AUNQUE NOS SILENCIEN: El milagro ¡ANUAL! de la Pascua Ortodoxa: El Fuego Santo

AUNQUE NOS SILENCIEN: El milagro ¡ANUAL! de la Pascua Ortodoxa: El Fuego Santo

Este año, la liturgia de la Pascua, de las diferentes denominaciones Cristianas, se celebra en fechas muy distantes entre ellas. Para los Ortodoxos, el Domingo de Pascua es este Domingo 5 de mayo.

Este mensaje contiene el artículo de Niels Christian Hvidt, de 1998, acerca del milagro del Fuego Santo, que tiene lugar cada año el sábado/domingo Santo Ortodoxo.

El Milagro del Fuego Santo en Jerusalén por Niels Christian Hvidt:

“El Sábado Santo, los creyentes se reúnen, en grandes multitudes, en la Iglesia del Santo Sepulcro. Ya que en este día, baja Fuego del Cielo y enciende las lámparas en la Iglesia”. Esto es lo que se lee en uno de los muchos itinerarios de la Pascua en Tierra Santa.

“El Milagro del Fuego Santo” es conocido, por los Cristianos de las Iglesias Ortodoxas, como “El más grande de todos los milagros Cristianos”. Tiene lugar cada año, a la misma hora, de la misma manera, y en el mismo lugar. No se conoce de ningún otro milagro que ocurra, de
manera tan regular, y por un período de tiempo tan extenso.

 

Se puede leer acerca de él en fuentes tan antiguas como las del siglo octavo después de Cristo. El milagro ocurre en La Iglesia del Santo Sepulcro, en Jerusalén, la cual es, para millones de creyentes, el lugar más sagrado sobre la Tierra. La Iglesia del Santo Sepulcro es un sitio enigmático, en sí mismo. Los teólogos, historiadores y arqueólogos consideran que la
Iglesia contiene tanto el Gólgota, la pequeña colina en la cual Jesucristo fue crucificado, como la “tumba nueva”, cerca del Gólgota, que recibió Su Cuerpo Muerto, como se lee en los Evangelios. Es en este mismo punto que los Cristianos creen que Él resucitó de entre los
muertos.

Uno puede rastrear el milagro, a través de los siglos, en los muchos itinerarios de Tierra Santa. El abad ruso Daniel, en su itinerario, escrito en los años 1106 y 1107, presenta el “Milagro de la Luz Santa”, de una manera muy detallada, así como las ceremonias que lo enmarcan. Él
recuerda cómo el Patriarca entra en la capilla-Sepulcro (la Anastasis), con dos velas apagadas. El Patriarca se arrodilla frente a la piedra, sobre la cual Cristo fue colocado después de Su Muerte, y dice ciertas oraciones, después de las cuales ocurre el milagro. La Luz emana desde
el centro de la piedra: una Luz azúl indefinible, que después de un tiempo, enciende las lámparas de aceite apagadas, al igual que las dos velas del Patriarca. Esta Luz es “El Fuego Santo”, y se propaga a todas las personas presentes en la Iglesia. La ceremonia del “Milagro del
Fuego Santo” es, tal vez, la ceremonia Cristiana, más antigua e ininterrumpida en el mundo. Desde el siglo cuarto después de Cristo, hasta nuestros días, diversas fuentes hablan del asombroso milagro. Por lo escrito, en estas fuentes, es claro que el milagro ha sido celebrado
en el mismo punto, en el mismo día de Pascua, y en el mismo esquema litúrgico, a través de todos estos siglos. Uno se puede preguntar, si esto ocurrirá también en el año 1998.

Con el fin de averiguarlo, viajé a Jerusalén para estar presente en la ceremonia, en la cual el Milagro del Fuego Santo ocurre, y puedo dar testimonio de que no solo ocurrió en la antigua Iglesia, y durante toda la Edad Media, sino también el 18 de abril de 1998. El Patriarca Griego
Ortodoxo de Jerusalén, Diódoro I, es el hombre que, cada año, entra al Sepulcro para recibir el Fuego Santo. Él ha sido el Patriarca de Jerusalén, desde 1982 y, por lo tanto, es el testigo clave del milagro.
Previamente a la ceremonia de este año, el Patriarca me recibió, en audiencia privada, donde tuve la oportunidad de hablar con él acerca del milagro, con el fin de saber, exactamente, qué sucede en el sepulcro, y qué significado personal tiene el milagro para él, en su vida
espiritual. Además, por su intervención, fui admitido a los balcones en el domo de la Iglesia del Santo Sepulcro, desde donde tuve una buena vista de la gran cantidad de gente que se había reunido alrededor del Sepulcro, en anticipacioó al “Gran Milagro del Fuego Santo”.

¿Pero, qué exactamente, sucede en la Iglesia del Santo Sepulcro el Sábado de Pascua?. ¿Por qué tiene tal impacto en la Tradición Ortodoxa?. 
¿Por qué parece que nadie sabe del milagro, en los países Protestantes y Católicos?.

El milagro ocurre cada año en el Sábado de la Pascua Ortodoxa. Hay muchos tipos de Cristianos Ortodoxos: Sirios, Armenios, Rusos y Griegos Ortodoxos, al igual que Coptos. Tan solo en la Iglesia del Santo Sepulcro, hay 7 distintas denominaciones Cristianas. La fecha de la Pascua Ortodoxa se determina de acuerdo al Calendario Juliano, y no en base al Calendario Gregoriano de Europa Occidental, lo que significa que su Pascua, normalmente, ocurre en una fecha distinta a la fecha de la Pascua Protestante y la Católica.

Desde que Constantino, el Grande, construyó la Iglesia del Santo Sepulcro, a mediados del siglo cuarto, ha sido destruida muchas veces. Los Cruzados construyeron la Iglesia que vemos, hoy en día. Alrededor del Sepulcro de Jesús fue erigida una pequeña capilla con dos cuartos:
uno pequeño frente al Sepulcro, y lel a propio Sepulcro, en donde no caben más de cinco personas. Esta capilla es el centro de los acontecimientos hechos milagrosos, y el estar presente en la celebración, justifica, totalmente, el término “acontecimiento”, ya que
la Iglesia del Santo Sepulcro, no se llena de esa manera, en ningún otro día del año. Si uno desea entrar, tiene que calcular seis horas de formar fila. Cada año, cientos de personas no pueden entrar debido a las multitudes. Acuden peregrinaciones de todas partes del mundo, la mayoría
de Grecia, pero en años recientes, ha aumentado el número de asistentes rusos, y de lo que eran los países de Europa Oriental.

Con el fin de estar tan cerca del Sepulcro, como sea posible, las peregrinaciones acampan alrededor de la Capilla-Sepulcro, esperando  desde la tarde del Viernes Santo, en anticipación a la maravilla del Sábado Santo. El milagro ocurre a las 2.00 P.M. pero, desde las 11.00
A.M., la Iglesia está completamente llena.

Desde las 11:00 A.M., y hasta la 1 P.M., los árabes Cristianos entonan cantos tradicionales, a todo pulmón. Estos cantos datan de los tiempos de la ocupación turca, de Jerusalén en el Siglo 13, un período, en el cual, a los Cristianos no se les permitía cantar sus cantos, en ninguna
parte, más que en las Iglesias. “Somos los Cristianos, lo hemos sido por siglos, y esto seremos por siempre. ¡Amén!”, cantan, fuertemente, acompañados por el sonido de tambores. Los músicos que tocan los tambores, se sientan sobre los hombros de otros, quienes danzan
alrededor de la Capilla del Sepulcro. Pero, a la 1:00 P.M., las canciones se terminan, y hay silencio, un silencio tenso y electrificado, por la anticipación de la gran manifestación del Poder de Dios que todos están a punto de atestiguar.

A la 1:00 P.M., una delegación de las autoridades locales, atraviesan por la multitud. Aunque estos oficiales no son Cristianos, son parte de las ceremonias. En los tiempos de la ocupación turca de Palestina, eran turcos Musulmanes, hoy son israelíes. Durante siglos, la presencia de
estos oficiales ha sido una parte integrante de la ceremonia. Su función es la de representar a los romanos, en tiempos de Jesús. Los Evangelios hablan de los romanos que fueron a sellar la Tumba de Jesús, para que Sus Discípulos no se robaran Su Cuerpo, y dijeran que había resucitado. 
De la misma manera, las autoridades israelíes, este Sábado de Pascua, acuden y sellan el Sepulcro, con cera. Antes de que sellen la puerta, es costumbre que entren al Sepulcro a revisar que no haya ninguna fuente oculta que, fraudulentamente, pudiera producir el milagro del fuego. Tal y como los romanos estuvieron presentes para garantizar que no hubiera manipulación después de la muerte de Jesús, ahora, las autoridades locales israelíes se encuentran aquí para garantizar que no haya engaño en 1998.

Cuando el Sepulcro ha sido revisado y sellado, la Iglesia entera canta el Kyrie Eleison (Señor, ten misericordia). A la 1:45 P.M., el Patriarca entra en escena. Al final de una gran procesión, rodea el Sepulcro tres veces, después de lo cual, es desvestido de sus vestiduras litúrgicas
reales, llevando solo su alba blanca, una señal de humildad frente a la gran Potencia de Dios, de la cual, va a ser el testigo clave. Todas las lámparas de aceite han sido apagadas la noche anterior, y ahora, toda la luz artificial se apaga, de manera que, la mayoría de la Iglesia está
envuelta en la obscuridad. Con dos grandes velas, el Patriarca entra a la Capilla del Santo Sepulcro: primero al pequeño cuarto frente al Sepulcro, y de ahí, al Sepulcro Mismo.

No es posible seguir los hechos dentro del Sepulcro, así que le pregunté al Patriarca de Jerusalén, Diódoro I, acerca del centro de los acontecimientos.

“¿Su Beatitud, qué ocurre cuando usted entra en el Santo Sepulcro?”.

“Entro al Sepulcro, y me arrodillo, en santo temor, frente al lugar donde Cristo yacía después de Su Muerte, y donde Él resucitó, de entre los muertos. Orar en el Santo Sepulcro, en sí mismo, es siempre para mí, un momento muy sagrado, en un lugar muy sagrado. Es aquí, donde Él
resucitó, con Gloria, y es de aquí, desde donde Él propagó Su Luz al mundo. Juan, el Evangelista, escribe en el primer capítulo de su Evangelio, que Jesús es la Luz del Mundo. Al arrodillarnos frente al lugar donde Él resucitó de los muertos, somos partícipes de la cercanía
inmediata de Su Gloriosa Resurrección. Los Católicos y los Protestantes llaman a esta Iglesia, “La Iglesia del Santo Sepulcro”. Nosotros la llamamos “La Iglesia de la Resurrección”. La Resurrección de Cristo, para nosotros, los Ortodoxos, es el centro de nuestra fe. En Su
Resurrección, Cristo ha ganado la victoria final sobre la muerte, no solo Su Propia Muerte, sino la muerte de todos aquéllos que permanecerán cerca de Él”.

“No creo que sea coincidencia que el Fuego Santo llegue, exactamente, en este punto. En Mateo 28,3, se dice que cuando Cristo resucitó de entre los muertos, vino un ángel, vestido de una Luz temerosa. Creo que la Luz sorprendente que envolvía al ángel, en la Resurrección del Señor, es la misma Luz que aparece, milagrosamente, cada Sábado de Pascua. Cristo quiere recordarnos que Su Resurrección es una realidad, y no sólo un mito. Él, realmente, vino al mundo, con el fin de dar el Sacrificio necesario, a través de Su Muerte y Resurrección, para que el hombre
pudiera ser reunido con Su Creador.”

“Busco mi camino, a través de la obscuridad, hacia la cámara interna, en la cual, caigo de rodillas. Aquí, digo ciertas oraciones que nos han sido dadas a través de los siglos y, habiéndolas dicho, espero. Algunas veces, espero unos cuantos minutos, pero, normalmente, el milagro ocurre inmediatamente después de que he dicho las oraciones. Desde el centro de
la misma piedra, en la cual Jesús yació, surge una Luz indefinible. Generalmente, tiene un tinte azúl, pero el color puede cambiar y tomar muchos matices diferentes. No puede ser descrita en términos humanos. La Luz se eleva de la piedra, como la niebla se eleva de un lago. Parece
que la piedra estuviera  cubierta por una nube, pero es Luz. Cada año, esta Luz se comporta de manera diferente. Algunas veces cubre solamente la piedra, mientras que otras veces, ilumina todo el Sepulcro, para que las personas que están paradas afuera de Él, puedan verlo lleno de esta Luz. La Luz no quema. En los dieciseis años que he sido Patriarca, en Jerusalén, y he recibido el Fuego Santo, nunca se me ha quemado la barba. La Luz es de una consistencia distinta al fuego normal que arde en una lámpara de aceite.”

“En cierto momento, la Luz se eleva y forma una columna, en la cual el Fuego es de una naturaleza diferente, por lo que puedo encender mis velas de Él. Una vez que recibí la Llama en mis velas, salgo y doy el Fuego, primero al Patriarca Armenio, y luego, al Copto. Después, doy la Llama a todas las personas presentes en la Iglesia”.

“¿Cómo experimenta usted el milagro, y qué significa para su vida espiritual?”.

“Cada año, el milagro me conmueve, con la misma intensidad. Cada vez, es un paso más hacia mi conversión. Personalmente, es un gran consuelo contemplar la Fidelidad de Cristo hacia nosotros, la cual Él demuestra al darnos la Santa Llama, cada año, a pesar de nuestras fragilidades y fallas. Experimentamos muchas maravillas en nuestras Iglesias, y los
milagros no son nada raro para nosotros. Sucede a menudo, que los íconos lloran, cuando el Cielo quiere mostrar su cercanía con nosotros. También tenemos santos, a quienes Dios les da muchos dones espirituales. Pero ninguno de estos milagros tiene un significado, tan penetrante y simbólico para nosotros, como el milagro del Fuego Santo. El milagro es casi como un Sacramento. Hace la Resurrección de Cristo presente, como si hubiera muerto, sólo hace algunos años”.

Mientras el Patriarca está dentro de la capilla, arrodillado frente a la piedra, afuera hay obscuridad, pero no silencio. Se escucha un fuerte murmullo, y el ambiente está muy tenso. Cuando el Patriarca sale con las dos velas encendidas, que resplandecen, brillantes, en la obscuridad, un grito de júbilo resuena en la Iglesia, comparable solo al grito de gol
en una partido de futbol.

El milagro no se limita a lo que ocurre dentro del Pequeño Sepulcro,donde el Patriarca ora. Lo que es más significante es, que se ha reportado que la Luz azúl aparece fuera del Sepulcro. Cada año, muchos creyentes dicen que esta Luz milagrosa, por sí misma, enciende las velas
que ellos sostienen en sus manos. Todos en la Iglesia esperan, con velas, con la esperanza de que éstas se enciendan espontáneamente. A menudo, las lámparas de aceite cerradas, se prenden por sí mismas, ante los ojos de los peregrinos. Se ha visto a la Llama azúl, moverse en
diferentes lugares de la Iglesia. Varios testimonios firmados por los peregrinos, cuyas velas se prendieron espontáneamente, testifican la validez de estos hechos. La persona que, a cierta distancia del Sepulcro, experimenta el milagro de ver su vela encendida, o el ver la
Luz azúl, generalmente, se va de Jerusalén cambiado, y para todos los que asistieron a la ceremonia, siempre hay un “antes y después” del Milagro del Fuego Santo en Jerusalén.

Uno se puede preguntar por qué el Milagro del Fuego Santo es casi desconocido en Europa Occidental. En las areas Protestantes, en cierta forma, se puede explicar por el hecho de que no hay una verdadera tradición para los milagros. La gente no sabe como clasificarlos, y
éstos casi no se publican en los periódicos. Pero, en la tradición Católica existe un gran interés por los milagros. Entonces, ¿por qué casi no se conoce?. Sólo una explicación es suficiente: la política en la Iglesia. Sólo las Iglesias Ortodoxas asisten a la ceremonia, enmarcando el milagro. Sólo ocurre en la fecha de la Pascua Ortodoxa, y sin la presencia de las autoridades Católicas. Para ciertos Ortodoxos, esta evidencia es prueba de la noción de que la Iglesia Ortodoxa es la
única Iglesia legítima de Cristo, en el mundo, y esta aseveración, obviamente, puede ocasionar ciertas inquietudes, en los círculos Católicos.

Como con cualquier otro milagro, hay personas que creen que esto es un fraude, y solamente una obra maestra de propaganda Ortodoxa. Creen que el Patriarca tiene un encendedor dentro del Sepulcro. Estas críticas, sin embargo, se enfrentan a un número de problemas. Los cerillos, y otros instrumentos para encender fuego, son inventos recientes. Hasta hace sólo algunos cientos de años, encender un fuego era una tarea que requería mucho más tiempo, que los pocos minutos que el Patriarca está dentro del Sepulcro. Tal vez, se podrá decir que él tiene una lámpara encendida adentro, de la cual él enciende las velas, pero las autoridades locales confirman haber revisado el Sepulcro, y no encontraron ninguna luz dentro.

Sin embargo, los más grandes argumentos contra un fraude, no son los testimonios de los distintos patriarcas. Los retos más grandes, que confrontan los críticos, son los miles de testimonios independientes de los peregrinos, cuyas velas fueron encendidas, espontáneamente, frente a sus ojos, sin ninguna explicación posible. De acuerdo con nuestras
investigaciones, nunca ha sido posible filmar el momento en que las velas, o las lámparas de aceite se encienden por sí mismas. Sin embargo, tengo una cinta filmada por un joven ingeniero de Belén, Souhel Nabdiel. El señor Nabdiel ha estado presente en la ceremonia del Fuego Santo,
desde su niñez. En 1996, se le pidió que filmara la ceremonia desde el balcón del domo de la Iglesia. Junto a él, en el balcón, estaban una religiosa y otros cuatro creyentes. La religiosa estaba a la derecha de Nabdiel. En el video, se observa que él filma hacia abajo, enfocando a
las multitudes. En cierto punto, todas las luces se apagan, es el momento que el Patriarca entra al Sepulcro, y toma el Fuego Santo.
Mientras, el se encuentra todavía dentro del Sepulcro, se escucha, de repente, un grito de sorpresa y asombro, de la religiosa parada junto a Nabdiel. La cámara empieza a moverse, mientras se escuchan las voces agitadas de las otras personas presentes en el balcón. Entonces, la cámara gira a la derecha, siendo posible contemplar el motivo de la emoción. Una gran vela, sostenida por la religiosa rusa, se enciende frente a todas las personas ahí presentes, antes de que el Patriarca salga del Sepulcro. Con manos temblorosas, ella sostiene la vela, mientras una y otra vez, hace la señal de la Cruz, asombrada por el milagro que ha atestiguado. Este video parece ser lo más cercano a una filmación del milagro.

Este milagro, como muchos otros, están rodeados de factores inexplicables. Como dijo el Arzobispo de Tiberias, Alexios, cuando me encontré con él en Jerusalén:

“El milagro nunca ha sido filmado, y probablemente, nunca lo será. Los milagros no pueden ser probados. Se requiere fe para que un milagro traiga fruto en la vida de una persona, y sin este acto de fe, no hay milagro, en sentido estricto. El verdadero milagro, en la tradición Cristiana, tiene un solo propósito: extender la Gracia de Dios a la creación, y Dios no puede extender Su Gracia, sin fe por parte de Sus Criaturas. Por lo tanto, no puede haber milagro sin fe”.

Texto hallado en catholic.net, visto aqui

La ciencia y el Islam: más inversiones en I+D y más represión religiosa

La ciencia y el Islam: más inversiones en I+D y más represión religiosa

Tres reportajes de la BBC analizan el estado de la ciencia en los países islámicos

La BBC ha emitido recientemente varios programas de radio en los que se analiza el desarrollo científico en los Estados musulmanes. La labor de los científicos árabes en el periodo entre los siglos IX y XIII marcó el desarrollo de la ciencia hasta nuestros días. ¿Qué sucede actualmente con la ciencia en estos países? ¿Qué se puede esperar en el futuro? El panorama general apunta a un aspecto positivo: el aumento gradual de las inversiones en investigación y desarrollo. Y también a un aspecto negativo: la limitación de los científicos para avanzar, por las atmósferas represoras de sus países y por el exceso de violencia que sufren muchos de éstos. Por Yaiza Martínez.

Astrolabio árabe.
La BBC ha emitido recientemente varios programas de radio en los que se ha analizado el estado de la ciencia en los países islámicos. ¿Podrá volver a jugar el mundo islámico el papel esencial que en otras épocas jugó en el ámbito científico?

Con motivo de la aparición de estos documentales, el profesor Jim Al-Khalili, que se encargó de presentarlos y que es un eminente físico nuclear británico de origen iraquí, publicaba en la BBC un artículo en el que hablaba de la importancia de los científicos islamistas en la ciencia de toda la historia.

Isaac Newton fue, señala Al-Khalili, el físico más importante de todas las épocas pero, sin duda, hay otro gran físico digno de ser considerado tan importante como él: Hassan Ibn al-Haytham.

Al-Haytham nació en el año 965 y es considerado el padre de la óptica por sus trabajos y experimentos con lentes, espejos, reflexión y refracción. Pero la mayoría de los occidentales jamás han oído hablar de él.

El Islam, fundamental para la ciencia moderna

Explica Al-Khalili que los relatos populares de la historia de la ciencia sugieren siempre que no se produjeron avances científicos importantes entre la Grecia Antigua y el Renacimiento europeo. Por el contrario, el periodo que va entre los siglos IX y XIII de nuestra era marca la época dorada de la ciencia arábiga.

Fue entonces cuando se produjeron grandes avances en matemáticas, astronomía, medicina, física, química y filosofía. Ibn al-Haytham estuvo entre esos genios de la ciencia árabe de entonces, y se puede considerar el padre del método científico moderno (investigación de los fenómenos y formulación de hipótesis a partir de la observación).

Hoy día, la ciencia sigue utilizando este método, que ha dado impresionantes frutos en los últimos siglos. Sin embargo, advierte Al-Khalili, en Occidente se mantiene que dicho método fue establecido por Francis Bacon y René Descartes en el siglo XVII.

Actuales carencias

El primer capítulo sobre ciencia e Islam emitido por la BBC se centró, al igual que el artículo de Al-Khalili, en la historia, y también en el declive de las ciencias en el mundo musulmán de un tiempo a esta parte.

Cierto es que, actualmente, se están haciendo en los Estados árabes inversiones para la ciencia y para las comunicaciones a través de satélite e Internet, lo que está ayudando a la apertura de las sociedades musulmanas a los avances. Sin embargo, aún no se ven resultados tangibles en el ámbito científico, denuncia el documental.

Pervez Hoodbhoy, eminente físico nuclear de la Universidad Quaid-e-Azam de Islambad, de Pakistán, señala que el mayor obstáculo para el despliegue científico en el mundo islámico es que, dentro de éste, se desalienta cualquier intento de cuestionar la autoridad, y en muchos lugares se fomenta una atmósfera de respeto y obediencia desmesurados, justificados en términos religiosos.

Además de los límites que pueda plantear dicha atmósfera, otro problema es que, aunque en aumento, los fondos destinados actualmente en los Estados árabes a la investigación y el desarrollo aún se mantienen en entre el 0,2% y el 0,7% del producto nacional bruto, mientras que en el mundo desarrollado las inversiones para I+D suponen entre el 2,5% y el 3,5% del PIB, publica SieDev.net.

Violencia y esfuerzo

El capítulo 2 del documental de la BBC se dedica, precisamente, a explicar las inversiones en ciencia dentro del mundo islámico y su impacto.

El país al que más tiempo se dedica en este episodio es a Pakistán, que ha visto como se incrementaba sustancialmente la inversión científica gracias, sobre todo, a la labor de Ata-ur-Rehman, ministro de ciencias del país, que aparece entrevistado en el reportaje.

En este mismo documento, se ilustra el impacto del terrorismo en la educación y la ciencia, que ha condicionado la cooperación entre las instituciones occidentales y las de Pakistán, en especial en ciudades como Karachi o Islamabad, azotadas por la violencia.

Según se quejan los científicos, resulta muy difícil organizar siquiera un pequeño seminario o simposio al que puedan asistir especialistas extranjeros, dada la situación. De esta forma, no puede haber un intercambio de conocimientos ni un enriquecimiento mutuo.

La última parte de este episodio, según publica el blog Science and Religion news, está dedicado a las mujeres que estudian ciencia en las universidades de Pakistán, y explica la cantidad de desafíos a los que éstas han de enfrentarse (mucho mayores que los de sus compañeros varones).

La realidad del país en este sentido es la siguiente: por un lado, cada vez hay más mujeres que estudian y se forman en ciencias. Por el otro, los talibanes de Swat y otros lugares se dedican a incendiar las escuelas para niñas que hay en el país.

El tercer episodio sobre ciencia e Islam será emitido por la BBC el próximo dos de marzo. A la pregunta inicial de este artículo, de si podrá volver a jugar el mundo islámico el papel esencial que en otras épocas jugó en el ámbito científico, parece que debería contestarse que todo depende tanto de las inversiones como de la apertura del mundo islámico a los últimos avances y tecnologías.



Jueves 26 Febrero 2009
Yaiza Martínez
tendencias21.net

Fraude en la ciencia Parte 4

Fraude en la ciencia Parte 4

El fraude de Haeckel

Al igual que todos los estudiantes de la evolución, Wells había visto los dibujos de Ernst Haeckel comparando los distintos embriones de varias especies, incluido el del hombre, como una de las mejores evidencias del Darwinismo. Pero no fue hasta que trabajó en su doctorado en embriología de vertebrados que vio los dibujos por lo que realmente eran.

Lee Strobel le pregunta al Dr. Wells, “Cuando usted vio esos dibujos, ¿tuvo la misma reacción que yo—que esto era clara evidencia a favor del Darwinismo? Sí, contestó, pero al hacer mi tesis y comparar las fotografias de los embriones a los dibujos, ví que no concordaban. Me quedé de piedra, había una gran discrepancia. Era verdaderamente difícil de creer, los dibujos estaban falsificados. ¿Falsificados? ¿Está seguro?

“Quizás la palabra falsificados no sea la más apropiada”, dijo pero se puede decir que estaban distorsionados y que son un engaño”.

“Esto es asombroso” dije, ¿desde cuando se conoce esto? Desde 1860, contestó,  cuando sus colegas le acusaron de fraude”.

“Un momento, le dije, yo he visto esos dibujos cuando era estudiante en los años 60s y 70s, cien años después de esa fecha”.

“Es peor que eso”, dijo, “todavía se están usando”.

humpback-whale

“La ira empezó a apoderarse de mí. Me había tragado el Darwinismo__y su consecuente ateismo—parcialmente debido a estos dibujos”, dijo Lee.

Pero ¿por qué están todavía en los libros de texto? Hasta Steven J. Gould dijo que los escritores deberían avergonzarse de que estos dibujos se hayan reciclado durante un siglo. Por lo menos fue lo suficientemente honesto para llamarlo por lo que es: ‘el equivalente académico al asesinato’.

Como es natural, esto solo es un extracto de la entrevista al Dr. Wells por el escritor Lee Strobel. Sería bueno que leyeran todo el libro para tener muchos más detalles. Se lo recomiendo porque es realmente interesante y revelador.

El último libro de ensayos de Stephen Jay Gould,  Abominable trata sobre el fraude de Haeckel cuando dibujó (o más bien se inventó) sus famosos embriones con objeto de ilustrar su Ley de la Recapitulación. Gould relata cómo descubrió, en un viejo libro original de Haeckel que llegó a sus manos, las notas progresivamente cabreadas del anciano naturalista Agassiz a medida que se iba encontrando con las falsificaciones de su rival evolucionista. La Ley de la Recapitulación no es una Ley, por supuesto, sino una hipótesis (falsa) según la cual el embrión en desarrollo atraviesa las mismas fases que recorrió su especie durante su trayecto evolutivo. ¿Os suena eso de que “la ontogenia recapitula la filogenia”? Pues eso.

Embriones de Haeckel

El fraude de Haeckel ya fue descubierto y denunciado adecuadamente en su época, y sus teorías, rechazadas también hace ya tiempo. Pero, desgraciadamente, su Ley ha sido divulgada como auténtica casi hasta nuestros días, y sus falsos dibujos de embriones han sido copiados una y otra vez en los libros de texto de Biología. 

Todo esto lo cuenta mucho mejor Gould, por supuesto (en su típico estilo de paréntesis dentro de paréntesis dentro de paréntesis que intento no imitar (y casi siempre lo consigo)).

Los Homínidos:

Los evolucionistas suelen apelar a la existencia de los homínidos como una prueba irrefutable para demostrar la evolución. Los “homínidos” son supuestas criaturas en el proceso intermedio entre simio y humano. Pero, a pesar de los cientos de trabajos que se han escrito sobre el asunto, no existe ninguna prueba verídica de la existencia de homínidos. Por lo tanto, otro de los frutos del evolucionismo, es el engaño.

El famoso paleontólogo David Pilbeam, decano interino del Harvard College, como rara excepción entre sus colegas, tuvo la gallardía de reconocer la falta de seriedad y de pruebas acerca de la cuestión:

“Deberíamos haber reconocido la poca solidez de nuestros argumentos originales y deberíamos haber sido más cautos, pero no lo fuimos. Tras 130 años de esfuerzos determinantes para confirmar el Darwinismo, todo lo que hemos conseguido es encontrar unas pocas y ambiguas muestras, lo cual es una significativa evidencia negativa.” (6)

https://i2.wp.com/ceirberea.blogdiario.com/img/evolucion-craneo8.jpg
El cráneo del hombre de Piltdown, una falsificación:
una mandíbula de orangután y un cráneo humano.

Los aborígenes australianos, el racismo y la codicia

Otro de los frutos del evolucionismo fue el racismo y la codicia. En el siglo XIX, a finales del mismo, había muchos que intensamente buscaban alguna manera de justificar la enseñanza del evolucionismo

Si los monos en algún momento se volvieron hombres, entonces deberían aparecer los individuos entre medio. Pero, se daban cuenta de que no aparecían los famosos eslabones perdidos entre las especies para probar su teoría, así que decidieron crearlos.

La otra razón era que los museos estaban dispuestos a pagar verdaderas fortunas por algún eslabón de esos. Aquí viene la historia (7):

En el siglo XIX, muchos fueron a Australia y empezaron a cavar las tumbas de los aborígenes australianos. Los aborígenes australianos se caracterizan por tener las cuencas oculares más abultadas que la mayor parte de la gente, así como sus mandíbulas, que son un poco más gruesas. Esa fue razón suficiente para que aquellos desalmados los persiguieran, demostrando así el “eslabón perdido”.

Pronto se acabaron los huesos que expoliaban de las tumbas, así que decidieron servirse de entre los vivos. Empezaron a matar a balazos a los aborígenes, vendiendo sus huesos a los museos. Un misionero de Nueva Gales del Sur fue horrorizado testigo de la muerte de docenas de hombres, mujeres y niños. Cuarenta y cinco de las mejores cabezas fueron hervidas y enviadas diez de ellas a ultramar. Creyendo que los aborígenes son inferiores, y son el eslabón perdido, mataron a miles de ellos para proveer a los museos de especimenes. Este fue otro fruto del evolucionismo en el siglo XIX.

https://i1.wp.com/ceirberea.blogdiario.com/img/evolucion-aborigen9.jpg
Rostro de un hombre, aborigen australiano.

De hecho, no sólo mataron aborígenes de Australia, sino también de otros lugares cercanos, como Tasmania. Allí dieron muerte a muchos cientos, y aun miles de aborígenes. El Smithsonian Institute tiene en su haber 33.000 restos de seres humanos guardados en sus sótanos hoy en día, muchos de ellos corresponden a hombres y mujeres que estaban vivos. A la sazón, estaban tan desesperados en encontrar eslabones perdidos para probar su teoría que no dudaron en matar a seres humanos y presentarlos como evidencia. El fruto del evolucionismo.

Un hombre pigmeo llamado Ota Benga fue capturado en el Congo. En su lengua nativa, su nombre significa “Amigo”. Fue separado de su esposa y de sus dos hijos. Encadenado y enjaulado como un animal, fue llevado a los Estados Unidos donde algunos “científicos” en 1904, lo expusieron al público en la Feria Mundial de San Luis como si fuera alguna especie de simio.

Se le presentó como “el más antiguo antepasado del hombre”, en compañía de algunos chimpancés, de un gorila y de un orangután. Más tarde, Ota fue llevado al zoológico del Bronx (N.Y.), donde compartió jaula con un orangután. El Dr. William T. Hornaday, el director evolucionista del zoológico, expresó en su discurso, el orgullo de tener esa excepcional “forma transicional” en su zoo, y trató a Ota Benga como si fuese un animal de jaula. No pudiendo soportar el trato al que fue expuesto, Ota Benga se suicidó en 1916. (8)

¿Otro fruto del evolucionismo?

 

https://i2.wp.com/ceirberea.blogdiario.com/img/evolucion-negrito10.jpg
Foto de Ota Benga. Sonríe de ese modo, porque en el tiempo de tomarle esa instantánea, el fue adquirido por alguien que en principio le trató bien.

El ex presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, Teodoro Roosevelt (1858-1919) creía en la evolución. Ese hombre una vez dijo: En América existen clases inferiores, se refería a los indios americanos. Su fe en la evolución le llevó a creer que los indios eran inferiores a los americanos de origen europeo.

No sólo era su caso, muchos líderes norteamericanos eran de la misma creencia, y por lo tanto se creían en el derecho de romper con los tratados que hacían con las naciones indias. En el año 1871, el Congreso de los EEUU rompió con todos los tratados que hizo previamente con los habitantes originales de América del Norte, y fueron expulsados de sus tierras originales. Ese fue el caso de los Cherokees, los cuales fueron expulsados del área de Chattanooga a Oklahoma. Un tercio de la población indígena murió en el camino. La teoría de la evolución fue lo que propició otra vez el racismo, la xenofobia y por supuesto, la codicia… 

Conclución

NO es imposible que haya fraudes, pero los mecanismos de control intentan evitarlo.Siempre hay alguien que puede descubrir el fraude.

Sabemos que han habido excesos, y algunos hasta han abusado de otros creyéndonse superiores y como vimos en la última parte de este artículo, quitando la vida de indigenas australianos, pero sin duda esto es un exceso, y no todos los científicos son asi ni han sido así.

¿Acaso en America los cristianos católicos no mataron a miles de indígenas, considerando que no tenían alma? Exceso y errores brutales han habido toda la vida, aun de parte de la llamada cristiandad. Pero no han sido todos ni lo son en su mayoría.

 

El Dr. Manuel Carmona, me explico como es el tema, compartiéndome como trabajan en su laboratrorio. El me escribió un mail personal contándome como trabajan ellos en su laboratorio en España:
«La cosa funciona así. Mi equipo y yo estamos estudiando los genes bacterianos que les permiten eliminar contaminantes del medio ambiente. Cada vez que hacemos un descubrimiento lo tenemos que presentar en seminarios al resto del grupo de investigación. Allí es duramente criticado. Si pasa esa criba escribo una publicación y la mando a una revista especializada. Allí tres expertos mundiales en el tema lo corrigen, y si consideran que es un aporte para la ciencia permiten su publicación. Pero ahí no acaba todo. La información de esa publicación será leída en muchos laboratorios, y algunos de los experimentos repetidos. Si hay algo inexacto o falso rápidamente se les hace saber a los autores.
 
Es posible que algo no cierto sea publicado porque pase los filtros (puede haber fallos en ellos), pero al cabo de un tiempo se descubre. Entonces empieza la autodepuración. Si esa información falsa es producto de un error se exige a los autores una rectificación. Si es fruto de un fraude se puede llegar a retirar el título de doctor a sus autores (con lo que su carrera científica acaba ahí). Hace unos años una persona del laboratorio de David Baltimore (entonces director de un centro de investigación muy prestigioso) engañó a todos. Esos resultados se publicaron, pero en unos meses se supo. Esa persona perdió su PhD. y David Baltimore fue obligado a dimitir como director del centro de investigación por no haberse dado cuenta del engaño.
 
Así funciona la ciencia, no conspiramos sino que intentamos hacer avanzar el conocimiento de la forma más honesta que sabemos. No holemos a azufre como algunos insinúan.»
(Dr. Manuel Carmona, mail 02/03/2009 9:29)

 

Fuentes:

Fraude en la ciencia Parte 3

Fraude en la ciencia Parte 3

¿Cómo combatirlo?

La Ciencia, por la forma en que ha sido concebida, es en sí misma una forma eficaz de evitar fraudes, puesto que cuenta con métodos objetivos de control y no defiende verdades inmutables, sino que deja abierta la puerta a que lo que hoy es algo asentado y puesto en fuera de duda, mañana puede ser revocado al presentarse nuevas pruebas reconocidas científicamente. Asimismo, las revistas científicas que cuentan con el sistema de “revisión por pares”, es decir, científicos de reconocida solvencia que evalúan la calidad del artículo que se presenta para ser publicado, son otra garantía de calidad.

No obstante, como se veía anteriormente, no existen filtros perfectos y lo que puede ser en principio un buen sistema de control puede llegar a convertirse en la causa de que aumenten el número de fraudes.

En este sentido, el mérito de los científicos se mide esencialmente por el número de artículos que publican y por la importancia de la publicación, que lleva a ser citado y reconocido por el resto de científicos, lo que en muchos casos, sobre todo cuando la financiación de las investigaciones depende de ello, puede llevar a caer en la tentación del fraude.

Como sátira a esta fiebre por el publicar a toda costa se creaba el “Diario de Resultados Irreproducibles”, editado en la Universidad de Harvard, donde se recogen algunos de los artículos supuestamente científicos más “pedantes, oscuros o simplemente estúpidos”, según sus responsables. El Diario ha dado también pie, en 1991, a lo que se conoce como los Premios IgNobel, o Premios Nobel a la Ignominia, que se celebra todos los años para premiar a los “mejores trabajos”, en un acto con renombrados científicos disfrazados. En definitiva, el sentido del humor es también una buena fórmula de autocrítica.

Otra posible manera de controlar los fraudes es la creación de organismos o instituciones dedicadas a ello. En Estados Unidos cuentan desde 1989 con la Oficina para la Integridad de la Investigación, perteneciente al Instituto Nacional de Salud. Asimismo, muchas universidades de este país tienen un departamento que se encarga básicamente de detectar la mala conducta en ciencia. En Alemania se creó en 1998 la Agencia Alemana de Investigación contra el Fraude.

Fuente: http://www.consumer.es/web/es/salud/atencion_sanitaria/2005/08/17/144554.php?page=3

Anteriores Entradas antiguas