¿Existe conflicto entre Ciencia y Fe?

¿Existe conflicto entre Ciencia y Fe?

Mientras que para la Iglesia Católica no existe motivo alguno para un conflicto entre fe y ciencia, existen muchos científicos que se han empeñado en señalar la imposibilidad de entablar un diálogo sano entre ambas. Un estudio publicado en Estados Unidos mostraría que el problema no sería por causa de la fe ni de la ciencia, sino más bien de algunos científicos, quienes en su mayoría rechazan el dato revelado y se declaran ateos. con sus consecuentes prejuicios y vicios metodológicos.

El Informe

El informe elaborado por los historiadores Edward Larson de la Universidad de Georgia y Larry Witham del Instituto Discovery de Seattle, reveló que sólo el 40 por ciento de los científicos en Estados Unidos cree en un ser supremo y en la existencia de una vida después de la vida, mientras que la mayoría rechaza la sola posibilidad de la existencia de un ser trascendente. Así, según el informe, el 45 por ciento de científicos encuestados niega la existencia de Dios y se declara atea, mientras que un 15 por ciento de “indecisos” se declara agnóstico.

Siguiendo a Leuba

Las cifras, publicadas en la revista científica Nature, coincidieron sorprendentemente con unas presentadas por el investigador James Leuba, hace más de ocho décadas, en 1916. Tal como lo hiciera Leuba a principios de siglo, los dos historiadores realizaron encuestas a 1.000 personas elegidas del American Men and Women of Science, que consigna una relación general de los científicos norteamericanos.

Las cifras

Los científicos respondieron a preguntas acerca de si creían en la existencia de un Dios que responde a las plegarias, en la inmortalidad del hombre, o en la vida después de la muerte. Sorprendentemente los resultados coincidieron con los de Leuba: la mayoría de científicos se proclama abiertamente ateo y niega las verdades fundamentales de la fe. En efecto, en ambas encuestas, cerca del 45 por ciento se declaran “ateo” y el 15 por ciento “agnósticos”.

La única diferencia entre la investigación de principios de siglo y la de Larson y Witham está en la distribución de los creyentes en las diferentes disciplinas. Así, mientras que en 1916 los más escépticos frente a la existencia de Dios fueron los biólogos con un 69,5 por ciento; en el reporte de Larson y Witham, la mayoría atea se ubicó entre los físicos y astrónomos.

Prejuicios

De este modo, mientras que la gran mayoría de los norteamericanos se reconoce creyente, en el ambiente científico domina el escepticismo. Así, el trabajo de Larson y Witham vendría a comprobar una vez más el hecho de que muchos científicos tienen ya prejuicios acerca de algunas verdades que enseña la fe tales como la creación, la vida después de la vida o la existencia de Dios, sobre las cuales la ciencia no tiene competencia.

Una muestra de la existencia de este tipo de prejuicios es un episodio producido en Australia y que raya con lo tragicómico. Recientemente un geólogo australiano demandó judicialmente a una compañía que elabora y provee material educativo cuyos contenidos presentan la creación como hecho histórico. En efecto, la institución Creation Science Foundation enfrentó un juicio porque un profesor de geología de la Universidad de Melbourne, Ian Plimer, cree que hablar de la creación como un hecho es simplemente “anticientífico”. La fundación científica demandada ha afirmado no tener ningún problema en someter el tema al examen de una entidad científica “neutral” que demuestre la veracidad de sus afirmaciones en el plano meramente científico. El problema ahora será encontrar una institución auténticamente neutral, ya que para muchos científicos lo “neutral” es justamente la incredulidad, mientras que la fe es una “distorsión”.

Vicio metodológico

Científicos cercanos a la Creation Science Foundation señalan que “la radicalidad del punto de partida ateo revela prejuicios que pueden distorsionar el propio trabajo científico” y destacan que “el informe de Larson y Witham es otro botón de muestra de cómo los científicos suelen adoptar el ateísmo como una postura natural del quehacer científico, cuando en realidad es un vicio de método que ha llevado a desarrollar la ciencia en términos materialistas a lo largo de este siglo”.

Fuente: http://www.aciprensa.com/controversias/ciencia-fe.htm

Anuncios

Presentan en el Vaticano conferencia internacional sobre “El Origen de las Especies”

Presentan en el Vaticano conferencia internacional sobre “El Origen de las Especies”

VATICANO, 10 Feb. 09 / 09:29 am (ACI)

Esta mañana, en la Oficina de Prensa de la Santa Sede, se presentó el Conferencia Internacional “Evolución Biológica: Hechos y Teorías. Una mira crítica 150 años después de ‘El Origen de las Especies’” que se celebrará en Roma del 3 al 7 de marzo de 2009.

Organizan la conferencia la Pontificia Universidad Gregoriana en colaboración con la Universidad Notre Dame (Indiana, EE.UU.), bajo el patrocinio del Pontificio Consejo de la Cultura, en el ámbito del Proyecto STOQ (Science, Theology and the Ontological Quest).

En la presentación de este evento estuvieron presentes, entre otros, el Presidente del Pontificio Consejo para la Cultura, Mons. Gianfranco Ravasi, quien señaló que “este congreso responde a la exigencia de “restablecer el diálogo entre ciencia y fe, porque ninguna de las dos puede agotar el misterio sobre el ser humano y sobre el universo”.

Por su parte, el P. Marc Leclerc, S.I., profesor de Filosofía de la Naturaleza de la Gregoriana y director del Congreso, explicó que este se divide en nueve sesiones, en las que se expondrán “los hechos esenciales sobre la teoría de la evolución relacionados con la paleontología y la biología molecular”; “el estudio científico de los mecanismos de la evolución, qué dice la ciencia sobre el origen del ser humano“.

También se hablará sobre “las grandes cuestiones antropológicas relacionadas con la evolución, las implicaciones racionales de la teoría, tanto en campo epistemológico, como metafísico o de la filosofía de la naturaleza”. Por ultimo, dijo, “habrá dos sesiones teológicas que estudiarán la evolución desde el punto de vista de la fe cristiana, partiendo de una correcta exégesis de los textos de la Biblia que tratan de la creación, además de la recepción de la teoría por parte de la Iglesia“.

A su turno, Giuseppe Tanzella-Nitti, Profesor de Teología Fundamental de la Pontificia Universidad de la Santa Cruz subrayó que “desde la perspectiva de la teología cristiana, evolución biológica y creación no se excluyen en absoluto. Ninguno de los mecanismos evolutivos se opone a la afirmación de que Dios haya ‘querido, es decir ‘creado’, al ser humano. Ni siquiera se oponen los numerosos eventos aleatorios a lo largo del lento desarrollo de la vida, a condición de que el recurso al caso sea una simple lectura científica de los fenómenos, incapaz de negar la esfera de los fines”.

Eluana Englaro fallece tres días después de dejar de recibir alimento

Eluana Englaro fallece tres días después de dejar de recibir alimento

Eluana Englaro fallece tres días después de dejar de recibir alimento
su padre recibe la noticia entre lágrimas y pide a los medios que le dejen estar solo
La mujer murió en pleno debate parlamentario en Italia sobre la eutanasia

   

Imagen ampliadaBeppino Englaro, con una fotografía de su hija antes del accidente.Foto: efe

 

roma. Eluana Englaro, la mujer italiana que llevaba 17 años en estado vegetativo, murió a las 20.10 horas de ayer, tres días después de que los médicos interrumpieran completamente la alimentación e hidratación artificial que la mantenían con vida.

Hace justo una semana, Englaro había sido ingresada en la clínica La Quiete de Udine (norte de Italia) para que un equipo especializado de médicos le suspendiera progresivamente la nutrición.


Activistas contra la eutanasia, justo antes de conocer el deceso. (NA-AFP)

El padre de la mujer, Beppino Englaro, que había batallado durante años hasta conseguir que la justicia italiana autorizara la muerte de su hija, acogió la noticia entre lágrimas y lo único que pidió a los medios de comunicación es que ahora le dejen estar solo.

Por su parte, el primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, manifestó su “profundo dolor” y expresó su “pesar ante la imposibilidad del Gobierno de salvar una vida”, según precisó en una nota.

Desde que el Tribunal Supremo avaló la muerte de Eluana de modo definitivo, el Gobierno de Silvio Berlusconi intentó por todos los medios impedir el cumplimiento de la sentencia. En un primer momento emitió una directiva en la que prohibía a los centros sanitarios del país interrumpir la alimentación a todos los pacientes que se hallaban en la situación en que se encontraba Eluana.

Sin embargo, la familia Englaro encontró una estructura sanitaria, la clínica ‘La Quiete’, que quedaba fuera del ámbito de acción de dicha directiva. Ante esta perspectiva, el Gobierno intentó aprobar un decreto ley que, no obstante, fue rechazado por el presidente de la República, Giorgio Napolitano.

Aun con todo, Berlusconi no se dio por vencido y sus ministros aprobaron en tiempo récord un proyecto de ley que empezó ayer a ser debatido en el Parlamento, donde los partidos del Gobierno cuentan con una cómoda mayoría.

La noticia de la muerte de Eluana llegó en pleno debate. Después de guardar un minuto de silencio, la discusión subió de tono y tuvo que ser suspendida. Por un lado, el vicepresidente en la Cámara Alta del Pueblo de la Libertad (el partido de Berlusconi), Gaetano Quagliariello, aseguró que “Eluana no ha muerto sino que ha sido asesinada”, mientras que la presidenta del Partido Democrático (PD), Anna Finocchiaro, denunció la “absoluta, siniestra y vulgar instrumentalización” con que el Gobierno ha utilizado el caso de Eluana Englaro.

El ministro de Sanidad, Maurizio Sacconi, en cambio, consideró que el Parlamento debe continuar el debate sobre la ley que debe regular el testamento vital “para que el sacrificio de Eluana no haya sido inútil”.

Por su parte, el cardenal y presidente del Consejo Pontificio para la Sanidad del Vaticano, Javier Lozano Barragán, confió a la “misericordia de Dios a quien ha tomado la decisión” de suspender la alimentación a Eluana, por quien rezó para que “el Señor le abra las puertas del cielo, a ella que ha sufrido tanto en esta tierra”.

Sin embargo, en este momento “tenemos que tener espíritu de perdón y reconciliación, no seguir con polémicas y continuar promoviendo el respeto absoluto por la vida”, aseguró. >e.p.