¿Enterró el Diablo los fósiles de los dinosaurios para engañarnos?

¿Enterró el Diablo los fósiles de los dinosaurios para engañarnos?

Autor: Lic. Dawlin A. Ureña
(El Lic. Ureña es Pastor, y miembro de la Asociación Científica
CRS – Creation Research Society)

Los evolucionistas algunas veces se burlan de los cristianos al decir que muchos cristianos son tan tarados que “todavía creen que los dinosaurios nunca existieron”.

animatedbrachiosaurioY yo me pregunto… ¿Acaso no es esta una especie extinta de cristianos?
 

Debido a que algunos cristianos no saben cómo explicar las cosas tales como los huesos de los dinosaurios, de hecho me han dicho que quizás Dios hizo estos fósiles para probar nuestra fe o que si fue el Diablo quien los enterró para hacernos creer que no fue Dios quien creó la tierra hace 6,000 años.

Sin embargo, la Biblia establece que Dios “no es hombre para que mienta.” Dios es verdad, Dios no engañaría a nadie de ninguna manera.

Desgraciadamente algunas personas, en vez de agarrar un libro y ponerse a buscar respuestas, compran el último CD de su artista favorito, para continuar gozándose, pero con el cerebro vacío.

Entre estos está el grupo de los que todavía cree que los huesos de los dinosaurios han sido impuestos ahí por el Diablo. Son algunos de estos que también, cuando se ven en apuros, atacados por los evolucionistas, recurren a las explicaciones más inverosímiles que uno se puede imaginar. ¡Es hasta chistoso!

 

muertegenesis 

Si estos cristianos leyesen la Palabra de Dios, ¡la Biblia!, empezando con el libro de Génesis, podrían entender que el mismo Dios llama a los dinosaurios “el principio de los caminos de Dios” (Ver Job 40:15 y 19). (Ver más sobre lo dinosaurio en enlace al pie.)

Primero que todo, los huesos de los dinosaurios hablan de muerte. La Biblia enseña que no hubo muerte de animales antes del hombre. Dios describió Su creación como “muy buena”. Si hubiera miles de millones de huesos muertos en el Jardín del Edén, esto estaría totalmente en conflicto con el Génesis y su declaración de que la creación había sido “muy buena” y contradiría la afirmación de Pedro de que la muerte entró al mundo por el pecado de Adán y Eva. Entonces, si no había muerte… ¿Cómo podrían haber muerto estos dinosaurios?

En Génesis, en el capítulo 3, Dios declara que la muerte, el derramamiento de sangre, las enfermedades y el sufrimiento en el mundo, ¡ocurrieron en el mundo después que Adán pecó! Así que sin importar cuánto usted quiera ceder a los evolucionistas, los huesos de los dinosaurios tienen que encajar en al Biblia DESPUÉS del pecado.

El Génesis también nos dice que el mundo fue destruido por un Diluvio en los Días de Noé, lo que habría sepultado a muchos animales. Como pueden ver, ¡desde el Génesis podemos justificar los huesos de los dinosaurios! De hecho, ES LA ÚNICA Y MÁS SÓLIDA EXPLICACIÓN DE LOS FÓSILES… ¡¡¡EL GÉNESIS!!!

http://antesdelfin.com/fosilesygenesis.html

Gnosticismo

Gnosticismo

El Misterio de los Dinosaurios por fin revelado

El Misterio de los Dinosaurios por fin revelado 

Autor: Lic. Dawlin A. Ureña 
(El Lic. Ureña es Pastor, y miembro de la Asociación Científica 
CRS – Creation Research Society)
 
Para muchos de nosotros los cristianos, cuando se nos hace la pregunta: ¿Qué dice la Biblia acerca de los Dinosaurios?, es como si se nos mencionara algo prohibido. Cuando un escéptico o un ateo se nos acerca y nos hace frente con este tipo de preguntas es como si escucháramos mencionar un mal de un familiar o algo así. ¡Pero ahora llegó el momento de darles una respuesta!…

Sin embargo, la verdad es que hasta ahora la existencia de fósiles pertenecientes a estos animales además de otras evidencias “parecen” contradecir el relato bíblico de la creación. Sin embargo, eso no podría estar más alejado de la verdad. LA EXISTENCIA DE LOS DINOSAURIOS Y AQUELLOS REPTILES GIGANTES NO CONTRADICE EN NADA, EN LO ABSOLUTO EL RELATO BÍBLICO DE LA CREACIÓN.

Voy a comenzar este estudio haciendo un recuento de lo tratado en el volumen anterior de Antes del Fin:

1) Expusimos la Teoría de la Envoltura o del Canapé. Esto no era más que las “aguas de arriba” a que se refiere Génesis 2:5-6; Génesis 1:6-9; 2 Pedro 3:3-7 y Job 26:8. (Ver Antes del Fin Vol. 13) 
2) Expusimos evidencias históricas, bíblicas y científicas que apoyan esta teoría. 
3) Hablamos sobre el fenómeno del gigantismo, y vimos que era consecuencia de la existencia de esta Envoltura que Dios creó en el mundo Antidiluviano (Antes del Diluvio de Noé.) 
4) Y probamos la existencia de una flora y una fauna de proporciones gigantezcas en el mundo de entonces.

En este volumen trataremos sobre uno de los temas que aparentemente “contradice” el relato bíblico de la creación de forma más directa:

Los dinosaurios

¿Existe en la Biblia alguna referencia a estos inmensos animales que “definitivamente” una vez estuvieron presentes en la tierra? Si nuestra Biblia es en realidad el recuento de la Historia del hombre desde sus inicios,¿Cómo es posible que no existan referencias a estos animales?

Para responder a esta pregunta, acompáñenme al libro más antiguo de la Biblia, el Libro de Job. (Datado de unos 3,400 años)

“En el capítulo 40 del libro de Job encontramos al Creador mismo, en forma de un torbellino, dirigiéndose a Job. El se encuentra haciéndole ver a Job las maravillas de su creación, al presentarle uno de los animales que El creó. Leamos:

“He aquí mira a “Behemot”, el cual hice como a ti…” Verso 15 Aquí vemos a Dios diciéndole a Job que se fije en esta criatura y que al hacerlo le va a demostrar algo. “Come hierba como buey.” (Verso 15)

El animal al que Dios se está refiriendo aquí es evidentemente un animal vegetariano, ya que “come hierba”.

“He aquí ahora que su fuerza está en sus lomos …” (Verso 16)

O sea que esta criatura debía tener piernas fuertes. Hasta ahora, puede que se trate de un elefante.

“Y su vigor en los músculos de su vientre.” (Verso 16) (Ver gráfica del brontosaurio más adelant!)

Aparentemente este animal tienen una sección media masiva y fuerte. Con las informaciones que tenemos hasta ahora, podríamos colegir también que Dios se refiere a un hipopótamo o hasta a un oso. Pero aún se nos proporciona más información.

“Mueve su cola como un cedro” (Verso 17)

¡O sea que ahora tenemos un problema! ¿Han notado ustedes algo peculiar en los cedros? ¡Son gigantescos! ¿Verdad que sí? (Ver ilustración). Ahora bien, ¿Han visto alguna vez la cola de un elefante o de un hipopótamo…? (Ver ilustraciones anteriores). No son muy impresionantes…¿Verdad? Así que podemos desechar la idea de que Dios, lo más inteligente que hay, fuera a hacer una analogía o comparación como esta. Definitivamente, El se refiere a otro animal. Otro animal que vivía en el mundo de Job ¡en ese momento! Pero continuemos: 

Fíjense en la cola de un animal se descubrió vivía en la antiguiedad – ¡Un BRONTOSAURIO! Y nadie puede negar que gigantes como estos poblaron la tierra en el pasado. Pero hoy sus restos están en cualquier museo. (Esto no se sabía cuando los traductores de la Biblia tradujeron el nombre del animal a que Dios se estaba refiriendo, y es quizás por eso que la mayoría de las traducciones de la Biblia, junto a la palabra Behemot tienen una nota que dice que ese animal era un hipopótamo.)

Yo les garantizo a ustedes, que si yo hubiese hecho a los animales, y quisiera impresionarlos para que sepan mi poderío, no usara un simple hipopótamo o un elefante para hacerlo. Yo usara lo mayor, más fuerte y más elegante de toda mi creación. ESO ES EXACTAMENTE LO QUE DIOS HACE. ¡Un animal que pesaba entre 200,000 y 250,000 libras impresiona a cualquiera!

“Mueve su cola como un cedro” (Job 40:17) ¡Sea usted el jurado!

Verso 18: “Sus huesos son fuertes como bronce. Y es el principio de los caminos de Dios.”

Pero en los versos siguientes y al final de verso 23 Dios continúa haciendo gala de su creación y nos dice: “Tranquilo está, aunque todo un jordán se estrelle contra su boca.” Un animal de 80 pies y 100 toneladas podía pasar el Río Jordán a pie sin problemas.

Otros animales dignos de consideración del mundo antiguo

Brontosaurio o Apatosaurio, de 80 pies de largo y 100 toneladas (Ver ilustración) 
(¡Las huellas eran del tamaño de una bañera!). Pero este no era el único animal gigantesco en aquellos días.

El Diplodocus tenían 100 pies de largo (10 elefantes uno tras otro), 20 toneladas (40,000 libras) 
*(Estos eran inofensivos, siempre y cuando no se te subieran encima!). Además existían otros gigantes tales como Tiranosaurio Rex de 40 pies y 6 toneladas. Este animal podía colocar sus dos patas delanteras encima del techo de una casa de tamaño regular y empujarla hasta derribarla.

De donde vinieron estos enormes animales?

Los que apoyan la Teoría de la Evolución creen que los dinosaurios aparecieron en la “cadena evolutiva” hace unos 200 millones de años. (Si usted desea regalarles 20 ó 30 millones de años, yo no tengo ningún problema.) Sin embargo, por alguna RAZON MISTERIOSA ellos alegan que estos reptiles DESAPARECIERON hace unos 70 millones de años.

La enciclopedia Compton´s, arrogantemente nos dice: “To see the fossilized bones of ancient dinosaurs, go to a museum. To see living descendants of dinosaurs, just find some birds.” TRADUCCION: “Para ver huesos fosilizados de los antiguos dinosaurios, vaya al museo. Para ver a los descendientes de los dinosaurios, simplemente mire alrededor y busque algunos pajaritos.”

“Esto no es más que una ESPECULACIÓN basada en una teoría hipotética, haciendo suposiciones, pero sin tener evidencia alguna que apoye esta teoría.” (John D. Morris, Ph.D. “)

Por muchos años los cristianos hemos tratado de acomodar la CREACIÓN a la escala del tiempo evolutivo que ellos proporcionan porque asumimos que el sistema de datos proporcionado por los que apoyan la evolución es un sistema bien establecido. No obstante y por el contrario, LA EVOLUCIÓN no es un hecho comprobado. Para probar eso fíjense en el mejor ejemplo de evolución que proporcionan los evolucionistas en uno de los bancos de datos más importantes y respetados en todo el mundo: LA ENCICLOPEDIA COMPTON’S. (Por favor, no se rían, simplemente comiencen a monitorear lo que se le está enseñando a sus hijos en las escuelas y universidades. Si es necesario pídanle a las direcciones de las escuelas que no se le enseñe ese material a sus hijos, a no ser que alguna prueba contundente y convincente les sea presentada.)

Fíjense en que ellos alegan EVOLUCIÓN por el hecho de la mariposa cambiar de color y adaptarse al color del árbol donde se encuentra. Gracias a “PRUEBAS” como estas es que se ha enseñado que así es que funciona la evolución. (¡Esto lo hacen los lagartijos que conocemos en los países hispanos y que para evadir el peligro cambian al color de la superficie donde estén apoyados para así confundir al atacante!. (¡QUÉ MARAVILLOSA ES LA CREACIÓN DE DIOS!). AMIGOS, YO NO SE USTEDES, PERO ¡YO EXIJO MUCHO MÁS! ¿Es esa la mejor “evidencia” que ellos pueden presentar para justificar que nosotros procedemos del mono y no que fuimos creados?

“La EVOLUCIÓN no es siquiera una TEORÍA, sino una HIPÓTESIS, lo cual, en el MÉTODO CIENTÍFICO está un paso por debajo para convertirse en una TEORÍA”. (Carl Baugh, Ph. D. The Dinosaur Dilemma, 1994. Texas, USA)

Esta “teoría” solamente se apoya en una FE increíble de parte de sus defensores. Una fe que puede que parezca razonable, siempre y cuando su fundamento sea sólido, pero SU FUNDAMENTO (Ver ejemplo de Selección Natural más arriba), ¡ES PURA ESPECULACIÓN! En un volumen próximo de Antes del Fin trataremos sobre un estudio titulado “LA EVOLUCIÓN, EL LAVADO DE CEREBRO más GRANDE DE LA HISTORIA”.

Ahora bien, los cristianos estamos constantemente intentando acomodar la época en que vivieron los dinosaurios a una época que podríamos bautizar como PRE-ADÁMICA – Una creación que pudo haber sucedido ANTES DE LA CREACIÓN DE LOS 6 DÍAS QUE ENSEÑA LA BIBLIA. ¡Esto es un ERROR! En Números 23:19 nuestra Santa, Inspirada y Perfecta Biblia nos dice: “Dios no es hombre para que mienta …” Por lo tanto, o Dios es un mentiroso y la Biblia no es Su Palabra, y los que la escribieron era falsantes, o nosotros cometemos un error cuando tratamos de explicar sucesos del pasado sin ajustarnos al relato bíblico.

La Teoria del Lapso o del GAP

¿Una creación antes de que Adán fuera creado? 

Existe una declaración tajante en los primeros capítulos del libro de Génesis. DIOS HIZO LOS CIELOS Y LA TIERRA EN 6 DÍAS Y EL SÉPTIMO DÍA DESCANSO. (No por que estuviera cansado, ¡sino por que terminó lo que estaba haciendo!). Ahora bien, ha habido una MALA INTERPRETACIÓN de varios pasajes bíblicos para tratar de acomodar la idea de una CREACIÓN PREADÁMICA (Antes de Adán) al relato bíblico. Esta idea presupone que hubo un lapso entre Génesis 1:1 y Génesis 1:2. El concepto de un lapso o una creación antes de Adán carece de basamentos bíblicos, además de que científicamente es imposible.

Esta teoría, a la que se le ha bautizado como la teoría del lapso o “The gap theory” intenta acomodar la teoría de la evolución, proporcionando tiempo para que las eras geológicas hayan sucedido. Además, esta teoría incluye que bestias tales como los dinosaurios perecieron debido a algún CATACLISMO, el cual dejo a la tierra “desordenada y vacía”, tal como dice Génesis 1:2.

Estos cristianos, en su afán por acomodar la “verdad” de la Biblia a las “teorías y conjeturas” de los evolucionistas, llegan hasta dudar del recuento bíblico de un DILUVIO en todo el planeta, el cual tuvo que haber sido responsable del exterminio de los dinosaurios y de todos los demás seres vivientes, exceptuando los que Noé llevo consigo en el Arca. Dios creó paso por paso. Día tras día. Y esos días eran de 24 horas cada uno, tal y como veremos en una edición futura de Antes del Fin.

Ahora bien, esta interpretación de una creación antes de Adán tiene muchos problemas… 
1. En Romanos 5:12 la Biblia nos indica que no hubo muerte en el reino animal hasta que Adán pecó. 
2. Algo que sí está claro: Los fósiles pintan una fotografía de muerte y destrucción total. Por lo tanto, ¿Por qué dice “…y vió Dios que era bueno”, estando su creación llena de muerte, destrucción y desastre? Por esto colegimos que la muestre y fosilización de los dinosaurios debió haber ocurrido después de la maldición de Génesis 3 – ¡Durante el Diluvio de Noé!

La otra alternativa: La creacion segun la biblia

La otra alternativa es la alternativa bíblica. Dios creó a los dinosaurios junto a los otros animales durante los 6 días de la creación!-¡TAL Y COMO LO DICE LA BIBLIA! Ya hemos visto que en la Biblia se alude a la existencia de dinosaurios en el mundo en el que vivía Job, y Job vivió después del diluvio. No obstante, si parecemos presuntuosos cuando nos atrevemos a decir que los DINOSAURIOS CONVIVIERON CON EL HOMBRE, VEAMOS LO QUE NOS DICE LA GEOLOGÍA:

Los descubrimientos geológicos y antropológicos más recientes demuestran que el recuento bíblico de la destrucción de los hombres y animales (incluyendo a los dinosaurios) que existían en el tiempo de Noé merece mucho más mérito que la teoría de la evolución. (otra vez repito lo que dice el Dr. Carl Baugh Ph.D. “La EVOLUCION no es siquiera una TEORÍA, sino una HIPÓTESIS, lo cual está a un paso por debajo de convertirse en una TEORÍA en el Método Científico.” Además este mundialmente afamado Antropólogo Astro-Físico nos dice: “Las edades de las capas geológicas de los evolucionistas están basadas en una teoría hipotética la cual está llena de suposiciones que nunca han podido ser probadas.”

Cerca del corazón de Texas, se hacen constantes descubrimientos a lo largo del Río Paluxi, en las afueras del pequeño poblado de Glen Rose. Entre los hallazgos más recientes se encuentran ¡HUELLAS de DINOSAURIOS JUNTO A HUELLAS DE HUMANOS! No estamos hablando de una o dos huellas, sino de DOCENAS DE HUELLAS LAS CUALES EN OCACIONES ESTÁN ENCIMA DE HUELLAS DE DINOSAURIOS y localizadas en lugares diferentes. Ocasionalmente algunas de estas huellas de humanos se encuentra en el interior de una huella mucho mayor de un dinosaurio. Esto no deja dudas de que la huella del ser más pesado tiene que haber sido impresa primero, y la huella correspondiente al más ligero (el hombre), haber sido impresa poco tiempo después de la primera haber sido dejada. Si hubiesen transcurrido millones de años entre una y otra huella, la ocurrencia de este fenómeno nunca hubiese sido posible.

“Hay evidencias sustanciales de que estas huellas puede que hayan sido dejadas por humanos que vivieron contemporáneamente con los dinosaurios. Y esto no sucedió hace millones de años, sino hace apenas varios miles de años, en el tiempo del diluvio mundial y otras catástrofes subsecuentes las cuales son responsables del depósito de las capas terrestres y de las formas en que hoy se encuentra delimitado el planeta.” — ¡Pero eso no es todo! “Se han descubierto huellas humanas en los supuestos estratos prehistóricos y muchas otras cosas más: Esqueletos de dinosaurios en capas que a los evolucionistas no le convenía que aparecieran; artefactos humanos en capas o estratos más profundos que lo que se suponía; Fósiles que supuestamente eran más antiguos, tal como las trolobitas, las cuales debieron haber desaparecido, según ellos, hace millones de años, y sin embargo, fueron encontradas en capas más recientes que las que ellos calculaban” Dennnis R. Petersen. Unlocking the Misteries of Creation. 1998

Y ahora yo me pregunto: ¿Cómo es posible que si los EVOLUCIONISTAS alegan que estos dinosaurios desaparecieron MILLONES de años antes de que el hombre apareciera, HOY SE DESCUBRA QUE HABITARON JUNTOS, y ellos no hayan hecho públicos esos hallazgos? ¿Acaso tienen miedo de que al reconocer que la tierra tiene, tal y como dice la Biblia, 6 mil años, también tengan que reconocer que Dios sí creó todo lo que hay y que algún día tendrán que responder por sus acciones ante ese mismo Dios?

Y Dennnis R. Petersen Ph. D. nos recalca:

“Tengan en cuenta que la tabla de capas o estratos geológicos de la tierra que ha sido usada por los evolucionistas no es más que imaginaria. El lapso transcurrido entre el hombre y los dinosaurios no ha sido probado con hechos concretos y ni siguiera con explicaciones satisfactorias…”

Y antes de cerrar este volumen de Antes del Fin, vamos a responder una pregunta que todos deben estar haciéndose. “Si es verdad que el diluvio sucedió; si es verdad que los dinosaurios convivieron con el hombre al momento del diluvio…

Donde introdujo Noe a un dinosaurio que pesaba 200 mil libras?

Para le respuesta a esta pregunta simplemente les voy a citar lo que me dice una fuente autorizada en el área: LA ENCICLOPEDIA COMPTON’S:

“Baby dinosaurs grew very quickly and, in some cases, increased in size some 16,000 times before reaching adulthood.” — Compton’s Interactive Encyclopedia. Copyright (c) 1994, 1995 Compton’s NewMedia, Inc.TRADUCCIÓN: “Los dinosaurios bebés crecían rápidamente y, en algunos casos, aumentaban su tamaño hasta 16,000 veces antes de alcanzar una edad adulta”

Esto significa que no existía ninguna razón por la que Noé tuviera que echarse al hombro uno de esos animales para llevarlo al interior del arca. Así que los animalitos jóvenes eran los que probablemente Noé salvó de las inclementes aguas.

En Génesis 6:15, la Biblia nos proporciona las dimensiones del arca. En la Presentación Numero 107 de los Descubrimientos de los Científicos Creacionistas, Carl Baugh Ph. D. nos dice: “Había espacio de carga suficiente en el arca para cargar todos los tipos de animales terrestres vivos y extintos de que se tienen conocimiento hasta hoy, además de alimentos para todos ellos, y todavía quedaría casi la mitad del espacio de carga del arca disponible.” Además, el cuidado de estos animales posiblemente era mínimo, ya que todos los animales tienen instintos de hibernación latentes, los cuales Dios sin duda debió haber usado.

Conclución:

Entiendo que este pastor, cientifico, peca de ingenuo, al intentar acomodar la biblia a us concepcion cioentifica de la vida. La Biblia no es un libro de paleontologia, para datar fechas de antiguedad de la tierra. Es un libro  de teologia, cuyo propósito es formar al hombre moral y espiritualmente.

La T.E: es una teoria cientifica, quizás mañana cambie por otra, no lo sabemos, o evolucione hacia otras formas del saber cientifico. Pero lo nas imnportamnte no se tratde atacar la ciencia experimental con la biblia, ya que se enfrentan dos formas de saber distintos, el religioso teologico filosofico y el cientifico experimental, y eso prodice un enfrentamiento inutil y no provechoso entre sectores de la sociedad. Cualquiera sea tu concepto o teoria cientifica acerca de los origenes, lo que cada cristiano debería creer por la fe, como dice Hebreos, que Dios estuvo incolucrado activamente en el proceso de la creacion desde el principio. Eso es lo qdue debemos enemnder a la luz de las mescrituras, y no perder el tiempo en enfrentamientos con los cientiificos, aun aquellos que son cristianos y aceptan estas teorias, ya que trabajan en ellas.

Mejor seria guardar nuestras energias para formar disicpulos, que esto si es ordenado por la palabra de Dios.

Creo que desde mi humilde punto de vista, que lo mejor y mas sabio de este artículo, es la ultima parte, que si es de bendición a aquellos que están lejos de Dios, científicos o no científicos.Cristianos o de otra religión:

Respecto de la antiguedad del mundo, el Pastor Hureña es conocido porque en sus incestigaciones y articulos explcia que la tierra tiene una aiguedad de unos 4 mil a 6 mil años.

El Dr. Manuel Carmona,un cientifico español, me comentaba que

La edad de la Tierra se ha medido por diferentes métodos, el más conocidos es el de los isótopos radiactivos, pero hay otros. Todos dan edades muy antiguas.

Incluso un científico creacionista como lord Kelvin, antes de que se conociera la radiactividad, tuvo que admitir que la Tierra tiene como mínimo entre 20 y 100 millones de años. Y se quedó corto.

Amigo mío,

No sigas la corriente de este mundo que va hacia el despeñadero. No sigas a aquellos que siembran maldad e injusticia. El único que puede salvarte a ti y a los tuyos es Cristo y solamente Cristo. No salva la religión en que estés, ni el pastor que te predica, ni el líder político a quien sigues, ni estas revistas. ¡NO! Solamente puede salvar tu alma, uno que murió para que por el poder de su sangre derramada en el Calvario, tú hoy puedas elegir entre estas dos opciones:

Venir a él tal y como eres, y Él te aceptará así, lleno de problemas y pecados. Pero tienes que aceptarlo a él tal y como es. ¡PERO ÉL NO TOLERA EL PECADO! Y es por esa razón que después de El limpiarte y perdonar tus pecados, te pedirá a cambio que le entregues tu vida y dejes los malos caminos. No es tan difícil como parece. Yo he dejado de hacer cosas que antes parecían imposibles abandonar, más sin embargo, ahora El me ha hecho una Nueva Criatura. La otra opción es seguir siendo rebelde y negarte a recibir, creer y obedecer sus leyes y por supuesto, perecer en el infierno por la eternidad.

Es tu opción… pero recuerda que él dijo: “Si alguien me confesare delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre; pero si me negare, yo también le negaré delante de mi padre” (Mateo 10:32 y 33).

No es verdad que todos vamos para el cielo. ¿Acaso crees que Adolfo Hitler y Lénin van para el mismo lugar que una persona que murió sirviendo a Jesús? ¡NO, AMIGO MÍO! Si vas a una iglesia donde te están diciendo esto, huye de ese lugar y ve a donde te digan la Verdad. Solo la verdad te puede traer libertad. Esa verdad se llama Cristo.

Muchos creen que sólo con creer en Dios tienen para llegar al cielo. Pues déjame decirte que Judas no sólo creía en Dios, sino que vivió con él y sin embargo ahora se encuentra sufriendo el castigo del fuego eterno en el infierno. Por favor, no sigas cerrando tus ojos a la verdad. Cierro esta edición de Antes del fin con la siguiente reflexión:

Todavía no es demasiado tarde para venir a Jesús. No sigas a líderes humanos, ya que tarde o temprano morirán y con ellos sus teorías. Hombres como Marx, Lenin, Mao, etc. han logrado fama con teorías tales como el comunismo y otras formas de ateismo, las cuales no son más que provenientes del mismo demonio, para confundir y hacer que el hombre no tenga miedo de romper con todos los valores morales establecidos por Dios. Una joven rusa de 24 años se hace un promedio de 6 abortos antes de casarse. (Informe Anual de la UNESCO. 1997)

A esa juventud se le ha enseñado que viene del mono y que no hay Dios, y constantemente actúa con un pensamiento en su mente: “Si todos venimos de una explosión y todos terminaremos en otra explosión, y si nunca tendré que dar cuentas a un Dios Justiciero por mis acciones, ¿Por qué entonces debo preocuparme a donde iré cuando muera?”

“Porque está establecido que el hombre muera una sola vez, y luego venga el juicio…”  Hebreos 9:27

¡Ven a Jesús y evitarás ser encontrado culpable en ese juicio!

DTB.

Paulo Arieu

Fuente:

Copiado y adaptado de Pastor Dawlin A. Ureña  Grand Rapids, Michigan, USA,

http://antesdelfin.com/misteriodinosaurios.html

Bibliografía:

  • Unlocking the Misteries of Creation, por Dennnis R. Petersen. Volumen 1. 1990. [Revelando los misterios de la Creación.]
  • “THE DINOSAUR DILEMMA”, Carl Baugh, Ph. D. El Dilema de los Dinosaurios, 1994. Texas, USA)
  • The Young Earth. John D. Morris, Ph. D. Séptima impresión. 1998. Master Books. USA
  • Presentación Número 107 de los Descubrimientos de los Científicos Creacionistas, Carl Baugh Ph.D. Glen Rose, Texas. USA.
  • Compton’s Interactive Encyclopedia. Copyright (c) 1994, 1995 Compton’s NewMedia, Inc.
  • Articulo relacionado

    ¿Le gustaría ver dinosaurios vivos en el Siglo 20? ¡Sorpresa!

    Apologética

    Apologética

    De Wikipedia, la enciclopedia libre

    La Apologética en teología y literatura consiste en la defensa sistemática de una posición o punto de vista. La palabra Apologética proviene del griego apología (απολογία), que designa la posición de defensa militar contra un ataque.

    El primero en usar el término con ambas connotaciones es John Henry Newman quien intitula su autobiografía espiritualista Apología Pro Vita Sua en 1864. Pero las primeras referencias pueden ser encontradas en la Apología de Sócrates (en la cual Platón toma la defensa de Sócrates durante su proceso), pero también algunas obras de apologistas de comienzos de la cristiandad como las dos Apologías del Mártir San Justino, dirigidas al emperador Marco Aurelio.

    Actualmente el término hace referencia al método de estudio empleado por algunos grupos o individuos que promueven causas sistemáticamente, justificando ortodoxias, o negando a conveniencia algunos actos e incluso crímenes. La “lógica” apologética se basa en el “blanqueamiento” de las causas que apoya, principalmente a través de la omisión de los hechos negativos (percepción selectiva) y la exageración de los argumentos y hechos positivos; ambas técnicas comunes en la retórica clásica.
    Apologética en las religiones

    Apologética en el Judaísmo

    Apologética en el Protestantismo

    Martín Lutero sobresale como apologista. Las 95 tesis, la quema de la bula papal, y su defensa ante la corte eclesial, son un ejemplo viviente del fuego que se enciende, a través de un hombre valeroso, que derriba supersticiones, mitos y fanatismos. Además despierta las conciencias y revoluciona el pensamiento hacia una nueva forma de adoración a Dios; derribando argumentos y toda altivez que se levanta en contra del conocimiento de Dios, y llevando cautivo el pensamiento, a la obediencia a Cristo.

    A lo largo del siglo XIX y hasta nuestros días, la apologética protestante más conservadora ha diversificado su actividad en varias direcciones, siempre tendente a evidenciar la autoridad de la Biblia y a revalorizar el mensaje redentor de Cristo ante el mundo, y frente al protestantismo liberal y racionalista que niega la literalidad bíblica; frente al ateísmo científico que rechaza la Creación del mundo tal como se narra en el Génesis; frente a las ideologías y filosofías materialistas imperantes en nuestra sociedad actual, las cuales niegan el componente espiritual en el ser humano.

    Apologética en el Islam

    Apologética católica en la historia

    La Iglesia primitiva

    En la antigua iglesia Cristiana existieron maestros y pastores apologéticos, como lo son: Pablo (2 Corintios 10:5), Pedro (1 Pedro 3:15), Judas (Jud 1:3), etc. La defensa que todos ellos hacían era mayormente hacia los Judíos, los cuales era tropiezo para los nuevos creyentes cristianos. Otra corriente que aumentó la apologética en el Paleocritianismo fue cuando comenzó el Gnosticismo cristiano, el cual después Ireneo de Lyon condenó como herejía en el 180 d. C.

    El mejor ejemplo de defensa del primer siglo se encuentra en el Nuevo Testamento, el cual contiene que existió un hombre llamado Apolos que practicó la apologética de una manera audaz. En el libro de los Hechos se le menciona más precisamente: “Llegó entonces a Efeso un judío llamado Apolos, natural de Alejandría, varón elocuente, poderoso en las Escrituras. Este había sido instruido en el camino del Señor; y siendo de espíritu fervoroso, hablaba y enseñaba diligentemente lo concerniente al Señor…” Hechos 18:24,25 (RV)

    Y más adelante: “y llegado él allá, fue de gran provecho a los que por la gracia habían creído; porque con gran vehemencia refutaba públicamente a los judíos, demostrando por las Escrituras que Jesús era el Cristo”

    Era Patrística

    S. II, la literatura cristiana es sobre todo apologética. Contra judíos, paganos y emperadores. Justino Mártir muestra el cumplimiento de la profecía bíblica en el Cristianismo. En el s. III, Tertuliano continua con brillantez la apologética. En Alejandría Clemente compuso una exhortación a la conversión “El Protreptico”. Orígenes sucede a Clemente, escribe “Contra Celso”. Con estos autores la apologética alcanzó refinamiento filosófico. En el s. IV Arnobio y Lactancio suceden a Minucio Felix, s III, se dirigen a los romanos para su conversión. Eusebio de Cesarea en su “Preparación evangélica” responde a Porfirio. Él y Atanasio ven el derrumbamiento del paganismo en el Imperio. En el s. V Teodoreto de Ciro realiza una “Summa contra el paganismo”. En Occidente la apologética brilla con Agustín, contra los maniqueos, “La ciudad de Dios”. Su obra la continúan Orosio, Salviano; y los papas León I y Gregorio I.

    El Medievo

    S. VII, la apologética responde a los musulmanes. Juan Damasceno escribe diálogos entre cristianos y musulmanes. Escriben debates, Isidoro de Sevilla, Pedro Damián (s. XI), Ruperto de Deutz (s. XII). Abelardo escribe un diálogo no polémico entre un filosofo, un judío y un cristiano. En el s. XIII Tomás de Aquino escribe la “Summa contra gentiles”, aborda verdades como la existencia de Dios, la inmortalidad del alma, la Trinidad y la Encarnación. S. XIII, Ramón Martini escribe contra los sarracenos. J. Torquemada, Dionisio Cartujano escriben contra los musulmanes. Desde el s. XIV escotistas y ockamistas sostienen que es posible alcanzar la fe por la sola razón. Durante el Renacimiento M. Ficino, elabora una síntesis entre la filosofía platónica y la fe cristiana. Defiende la inmortalidad del alma y la divinidad de Cristo.

    Del siglo XVI al siglo XVIII

    Lutero desprecia la razón para tratar de asuntos espirituales. La Revelación se ha de aceptar sobre la fe. Melanchthon usa la razón para la preparación a la fe. Juan Calvino en su obra “Instituciones de la Religión Cristiana” (1559) defiende el carácter Revelado de la Sagrada Escritura sobre argumentos de Scoto y los Nominalistas. Los católicos del s. XVI se ocupan de las disputas con protestantes. Juan Luis Vives escribe sobre “La verdad de la fe cristiana”, de la necesidad y fundamentos de la religión cristiana para la salvación. Al final aborda los asuntos de judíos y musulmanes. Moisés Amyrant escribe sobre la indiferencia religiosa. Jacques Abbadie escribe contra la critica bíblica de Spinoza. Los católicos del s. XVII acusan a los protestantes de enfatizar la razón. Pascal en sus “Pensamientos” apuesta por el corazón. Algunos católicos del s. XVII intentan demostrar casi matemáticamente el hecho de la Revelación, influidos por el racionalismo. Los apologistas anglicanos defienden la religión revelada. S. Clarke defiende la Teología Natural y que el NT concuerda con la razón. A finales del s. XVIII W. Paley reúne los argumentos contra escépticos, contra deistas e historiadores escépticos. Apologistas alemanes, protestantes y católicos defienden la historicidad de los Evangelios. En Francia, Rousseau y Voltaire fueron criticados por los católicos. Se defienden las verdades de la Teología Natural, la posibilidad y necesidad de la Revelación.

    Siglo XIX

    Al final del s. XVIII se reacciona contra el Racionalismo de la Ilustración. En Alemania se introduce una nueva apologética, el instinto religioso que da origen a la fe. Se defiende el monoteísmo como modelo de religión. En Francia renace el Catolicismo Romántico. El papado era esencial contra la anarquía religiosa. Para entrar en la fe es necesario aceptar la revelación. España dio dos distinguidos apologetas católicos, Jaime Balmes y Juan Donoso Cortés. En Alemania G. Hermes sostenía que la razón practica demuestra que la aceptación de la fe es esencial para el imperativo moral. En Italia G. Perrone se centra en la religión revelada, replico a los críticos racionalistas de los Evangelios. En Inglaterra J. Newman investiga el camino personal hacia la fe. El cristianismo es la única religión que colma la aspiración de la fe natural. En los EEUU dos conversos del protestantismo O. Brownson y I. Hecker, reavivaron la apologética. El concilio Vaticano I (1870) enseñó que el asentimiento a la revelación cristiana esta justificado sobre dos argumentos. Apoya dos estilos de apologética: uno bíblico e histórico, y otro experimental y eclesial. La apologética protestante siguió varias tendencias. Hegel y sus seguidores intentaron demostrar la conformidad entre dogma cristiano y la evolución del mundo. Kierkegaard atacó el hegelianismo como una distorsión del cristianismo. Neokantianos intentaron manifestar los beneficios de la fe cristiana. En Inglaterra se hace una apologética más personal y afectiva. La critica bíblica y el evolucionismo biológico se aceptan, los apologistas protestantes se dividen en dos escuelas: una conservadora que rechaza los avances y otra liberal que acoge los avances de la ciencia.

    Siglo XX

    M. Blondel estudia el dinamismo de la voluntad (L´Action, 1893). Que solo se satisface con el don sobrenatural. La apologética debe demostrar que el cristianismo satisface el deseo sobrenatural inherente, “método de inmanencia”. En Alemania, la apologética recoge la fenomenología. Los años 30 y 40 se producen avalanchas de historias de conversos, T. Merton, E. Gilson y J. Maritain. T. Chardin intenta una síntesis entre ciencia y fe. Neoortodoxos, K. Barth y R. Bultmann rechazan la apologética. P. Teillich responde a Barth, que la apologética es omnipresente en la Teología Sistemática. El anglicanismo dio agudos apologistas laicos como G. K. Chesterton (quién luego se convertiría al catolicismo) y C. S. Lewis. Corrientes protestantes encuentran en el Jesús histórico la norma de la fe. Pannenberg insiste que la verdad de fe debe concordar con la razón universal. En la teología posterior a 1940 hubo un resurgir de la apologética blondeliana. K. Rahner se acerca pero rechaza el voluntarismo de Blondel. H. U. von Balthasar se opuso a Rahner por ser excesivamente antropocéntrico. Aunque la apologética se a practicado desde los orígenes, tiene dudosa reputación. Muchos apologistas se han resistido al racionalismo apologético para demostrar el hecho de la Revelación cristiana. En la teología actual la apologética es inseparable de la fe y la teología.

    Apologistas contemporaneos

    La siguiente es una lista parcial de apologistas de diferentes denominaciones cristianas:

    * Jimmy Akin
    * Flaviano Amatulli Valente
    * Gleason Archer
    * Greg L. Bahnsen
    * Francis J. Beckwith
    * Craig L Blomberg
    * Edward John Carnell
    * G. K. Chesterton
    * Gordon Clark

    * John N. Clayton
    * Paul Copan
    * William Lane Craig
    * William Dembski
    * John Frame
    * Norman Geisler
    * Michael Green

    * Douglas Groothuis
    * Gary Habermas
    * Kimberly Hahn
    * Scott Hahn
    * Ken Ham
    * Hank Hanegraaff
    * Craig Hazen
    * Carl F. H. Henry

    * Dietrich von Hildebrand
    * John W. Hardin
    * Karl Keating
    * D. James Kennedy
    * Greg Koukl
    * Peter Kreeft
    * C. S. Lewis

    * John F. MacArthur, Jr.
    * Patrick Madrid
    * Justin Martyr
    * Josh McDowell
    * Alister McGrath
    * Walter Martin
    * Albert Mohler
    * J.P. Moreland
    * Henry M. Morris
    * Lee Strobel

    * Clark Pinnock
    * Bernard Ramm
    * Hugh Ross
    * Jonathan Sarfati
    * Francis A. Schaeffer
    * R. C. Sproul
    * Tim Staples
    * Robert Sungenis
    * Martin Zavala

    * Cornelius Van Til
    * Thomas Aquinas
    * James R. White
    * William T. Whiteman
    * Carl Wieland
    * Nicholas Wolterstorff
    * Ravi Zacharias
    * Dr. Ergun Caner

    Enlaces externos

    * Sitio de apologética católica

    Bibliografía adicional

    * Pearce, Joseph. Escritores conversos : la inspiración espiritual en una época de incredulidad, Ediciones Palabra, 2006 ISBN 978-84-9840-022-9

    Obtenido de “http://es.wikipedia.org/wiki/Apolog%C3%A9tica”

    Historia de los dinosaurios,

    Historia de los dinosaurios, 
    tambien llamados “Dragones” antes del 1822

    Existen dos formas de ver el mundo y lo que existe en el universo.

    1. Lo que existe en el universo parece orquestado, est� organizado y funciona como funciona un reloj, con sincronizaci�n perfecta para hacer la vida del hombre en la tierra posible. Esta organizaci�n sugiere que un ser inteligente pudo haber dise�ado todo lo que existe y lo que vemos hoy, por tanto, es fruto de su dise�o. A ese Dise�ador se le llama Dios. Como fruto de su Dise�o, nosotros, los dise�ados, debemos de alguna forma tener contacto con nuestro Dise�ador. Ese modo de ver el mundo lo denominamos “Modo de ver el mundo Cristiano.”

    2. El otro modo de ver el mundo es creer que toda la organizaci�n en el universo y en la tierra fue y contin�a siendo fruto del azar, de la suerte. Al transcurrir los miles de millones de a�os, la materia se cre� a s� misma a partir de la nada y se ha organizado a trav�s de un proceso gradual dando como resultado el complejo sistema universal y viviente que hoy observamos en el universo. Debido a que aunque existe un dise�o, este modo de ver el mundo excluye la necesidad de ver a un “Dise�ador” como un componente necesario detr�s del dise�o. Todos somos frutos del azar y en el futuro terminaremos en la nada, tal y como era antes de la existencia. Este modo de ver el mundo es el que se denomina como “Modo de ver el mundo evolucionista/ate�sta”

    El primer modo (Cristiano) afirma que Dios cre� todo lo que existe hace unos 6,000 a�os. Esto incluye a los dinosaurios. En otras palabras, si esto es as�, el hombre y los dinosaurios debieron haber coexistido.

    El segundo modo (evolucionista/ate�sta) afirma que los dinosaurios existieron y se extinguieron hace cientos de miles de a�os y que cuando el hombre evolucion� a partir de formas inferiores, ya los dinosaurios se hab�an extinguido. En otras palabras, si esto fue as�, es totalmente imposible pensar que el hombre y los dinosaurios hayan coexistido. A continuaci�n les presentaremos algunas consideraciones. Usted decide:
     
    “Y esto que les he escrito, podr�a ser suficiente para satisfacer cualquier hombre razonable de que existen serpientes voladoras (Pterod�ctilos) y dragones (Dinosaurios) en el mundo.”
    Edward Topsell, 1658 
    (Ver rese�a biogr�fica de la Enciclopedia Brit�nica). 
    Par�ntesis m�os. DAU.

    Existe escasa informaci�n acerca del contacto entre el hombre y los dragones (nombre que se le daba a los Dinosaurios en la antig�edad). El nombre fue cambiado de Drag�n a Dinosaurio en el a�o 1822 por un doctor ingl�s llamado Gide�n Mandell, quien encontr� gitanescos huesos enterrados (f�siles) de lo que evidentemente eran enormes reptiles y debido a su tama�o y debido a los inmensos dientes que algunos ten�an, los llam� “Dinosauria”: Dino = Monstruoso; Sauria = Reptil. A partir de ese momento, a lo que antes se conoc�a como dragones, a partir de ese momento se le comenz� a llamar por su nombre cient�fico: Dinosaurios = Reptiles monstruosos.

    Sabemos que para los tiempos del per�odo m�s temprano de la civilizaci�n Egipcia, se hab�a desarrollado una importante secta de adoraci�n a los dragones en Egipto. Contamos con documentos procedentes de la antigua Babilonia, de las civilizaciones del Oriente, de las Islas del Pac�fico y hasta del continente Americano que nos hablan de los asombrosos poderes y habilidades que estos inmensos animales ten�an. La civilizaci�n china, por ejemplo, estaba tan familiarizada con estos dragones, que cuentan con miles de dibujos que datan de hace unos 3 a�os, describi�ndonos clases varias de dinosaurios: Alados, cuadr�pedos y acu�ticos.

    Encontramos historias de hombre valientes, guerreros, siendo contratados por poblaciones para que vinieran a pelear y a matar al terrible drag�n que echaba fuego por la boca o que bloqueaba el camino entre poblaciones.

    Los dragones eran especialmente comunes en las monta�as de Escandinavia. Uno de los m�s temidos de estos dragones era uno llamado Nidhoggr, o el de las “mordidas amargas temerosas”. Este drag�n vivi� por miles de a�os seg�n las historias que a�n sobreviven.
    Sin embargo, la mayor�a de los dragones de Escandinavia eran gigantescas criaturas de las aguas que viv�an en las proximidades de las costas y cerca de las desembocaduras de los r�os. Se dice que los dragones acu�ticos, o Krakens, levantaban sus enormes cabezas y sus largos cuellos desde el agua y que se llevaban a los marinos de los barcos.

    Los Escandinavos tem�an tanto la ferocidad y el dominio territorial de estos dragones que colocaban cabezas de dragones (plesiosaurios) en los extremos de sus embarcaciones.

    A menudo se reportaban embarcaciones totalmente hundidas y sus cargas y su tripulaci�n totalmente perdidas. Estos incidentes se atribu�an a ataques de dragones.

    Por su parte los Griegos cre�an que los dragones eran fuentes sagradas de gran conocimiento y habilidades. Los romanos se un�an a los griegos en estas creencias.

    A muchas serpientes se les denominaba “Dragones Serpientes”, las que hasta se usaban para guardar los templos. A menudo se ten�an inmensos Pitones haciendo estas tareas. Un Pit�n guardaba el Templo de Delfi, hasta que Apolo lo mat�, dice la leyenda.

    Otro drag�n era llamado Lad�n, el que se supon�a que fuera muerto por el dios H�rcules.

    Se supon�a que animales fuertes y que lanzaban fuego por la boca, virtualmente imposibles de matar, eran ideales para cubrir las entradas de misteriosos escondites de tesoros.

    Los dragones se convirtieron en un reto para los hombres de valor probar que lo eran. As� comenz� una cacer�a insistente contra todos los dragones que se pudieran encontrar, ya que el que mataba a uno de estos inmediatamente se convert�a en una celebridad.

    Con el ocaso de las civilizaciones griegas y romanas, muchos de los datos hist�ricos de encuentros con dragones se fueron convirtiendo en leyendas usadas para traer tiempos pasados al presente. Pero por muchos siglos, conforme comenz� la Edad Media, los dragones continuaron siendo animales muy temidos. Pintores de todas la �pocas y de diferentes civilizaciones han pintado estos dragones de manera asombrosamente similiar. Ser�a infantil proponer que todos estuvieran inventando estas bestias en �pocas diferentes y en lugares remotos, sin acceso entre s�. Desde pinturas rupestres hechas por tribus primitivas africanas hasta elaboradas pinturas medievales y renacentistas europeas muestran estas inmensas bestias siendo matadas por valientes guerreros, o simplemente aterrorizando a los pobladores de las villas.

    Buscadores de fortuna, en vano buscando tesoros y oro, mataban a cuando drag�n encontraban, ya que pensaban que la localizaci�n aproximada del drag�n era donde se encontraban estas v�rgenes fortunas.

    LOS CAZADORES DE DRAGONES EN LOS TIEMPOS MEDIEVALES
    Uno de los primeros cazadores de dragones fue un guerrero de nombre Siegfried (en el lenguaje escandinavo, Sigurd) que vivi� hace tanto tiempo que los detalles acerca de sus luchas contra dragones han perdido mucho. Algunas personas creen que Siegfried mat� al Drag�n Fafnir para obtener un gran tesoro. Unos siglos m�s tarde, nos dice una historia, que Beowulf mat� a un drag�n tan grande como el que mat� Siegfried, pero en Inglaterra. Sin embargo, la historia nos cuenta que Beowulf fue herido de muerte por el drag�n (Dinosaurio).

    La primera batalla verdaderamente �pica entre un hombre y un drag�n que sobrevive con ciertos detalles es la del Santo George. Este santo cat�lico vivi� en los tiempos de Constantino y probablemente se cri� en el �rea de Israel. Durante uno de sus viajes, �l vino a la ciudad de Silene (o Sisena) en Libia. Ah� se enter� de la existencia de un drag�n que viv�a en un lago cercano y que era temido y repudiado por los vecinos porque iba a los pastos y se com�a sus reba�os.

    El caballero se prepar� y fue y atac� al drag�n con su lanza. R�pidamente aprision� a la bestia y la llev� a la ciudad donde alegadamente le parti� la cabeza. Este se�or fue tan popular que el Papa lo canoniz� y lo convirti� en Santo en el a�o 349, cuando se nombr� como el Santo Patr�n de Inglaterra. Tambi�n se le dio ciudadan�a honoraria cuando se descubri� que hab�a nacido en Coventry, en Inglaterra.

    Con el avance de la ciencia y con las teor�as humanistas y evolucionistas que comenzaron a florecer, ya para el Siglo XVI, el Papa Clemente decidi� que se eliminara la menci�n de Dragones de la biograf�a de San George. M�s luego, el pobre George hasta fue expulsado del cielo cuando el Papa descanoniz� al pobre h�roe de otrora. As� se fueron eliminando todas las menciones sobre Dragones y Serpientes voladoras de todos varios documentos antiguos. Seg�n los humanistas, ya no se pod�a dar cabida a historias tan descabelladas como las que parec�an indicar que los dinosaurios o los dragones pudieron convivir con el hombre, ya que esto tirar�a por tierra la noci�n evolucionista de que los dragones devieron haberse extinguido miles, sino millones de a�os antes que el hombre evolucionara.

    No tan popular como el caso del Santo George, tenemos la historia proveniente de la Edad Media, cuando vivi� un tal Gerolde. Para muchos, este se�or andaba por los montes buscando dragones a quienes matar y otras criaturas horribles.

    Gerolde se convirti� en un personaje tan popular y famoso que su nombre fue cambiado a Gerolde-el-bueno, debido a su obvia piedad al ayudar a los habitantes de estas tierras a librarse de estos horribles dragones.

    El primer drag�n que Gerolde mat� fue uno relativamente peque�o, de unos 20 pies de largo, el que sorprendi� y mat�. Se dice que montado en su caballo, mientras se mov�a alrededor de la bestia, las reflexiones del sol en su vestidura plateada confundieron al drag�n y antes de que el drag�n pudiera responder, Gerolde lo mat� con su lanza. Inmediatamente Gerolde fue considerado como el mayor de los matadores de dragones, y as� fue como inmediatamente se le acercaron decenas de otros guerreros solicit�ndole que formaran los “grupos c�vicos” para salir a cazar dragones. As� que Gerolde comenz� a viajar por toda la tierra con su grupo de centinelas y recib�an grandes recompensas y galardones por su gallard�a.
    En una oportunidad, Gerolde encontr� un gigantesco drag�n y lo atac� con su confianza de invulnerabilidad. Esta vez su chaqueta de colores reflectivos no funcion� porque el cielo estaba nublado. El drag�n, al ser atacado, lanz� una llamarada contra Gerolde inciner�ndolo en el acto. Sus seguidores recuperaron su cad�ver y fue enterrado en la Catedral local con todos los honores posibles.

    LOS DRAGONES PARA EL FIN DE LA EDAD MEDIA Y EL INICIO DEL RENACIMIENTO

    Varios dragones tambi�n fueron matados en esta �poca, aunque evidentemente ya quedaban menos. Muchos hombres matadores de dragones alcanzaron su posici�n como Santos en la Iglesia Cat�lica gracias a sus haza�as. Convertirse en cazador de dragones se convirti� en una forma f�cil de obtener fama y fortuna para muchos hombres de esas �pocas. Convertirse en santos no les ca�a mal tampoco. Eso les garantizaba el cielo si mor�an en el proceso de la cacer�a.

    Estas historias, adem�s de decenas de otras procedentes de estadistas, como Carlos Magno, de historiadores, como el fundador de la Historia, Her�doto y hasta de aventureros, como Marco Polo, no fueron presentadas aqu�. Lo que s� parece consistente es que para los habitantes de �frica, Europa, Asia, y hasta las Am�ricas, los otrora llamados “Dragones” (Dinosaurios), no eran fruto de su imaginaci�n, sino un enemigo m�s con el cual enfrentarse.

    El lector decidir� si art�culos como este y otros, de los que hemos proporcionado enlaces durante este texto, presentan una fotograf�a de un hombre totalmente familiarizado con la existencia de “Dragones” (Dinosaurios), o prefiere creerle a los revisionistas evolucionistas que han optado por ignorar estas evidencias hist�ricas.

    Pastor Dawlin A. Ure�a
    Grand Rapids, Michigan, USA

    Art�culos Relacionados: 
    Menciona la Biblia Dinosaurios?

    RESUMEN SOBRE EL ORIGEN ABIÓTICO DE LA VIDA

    26 agosto

    RESUMEN SOBRE EL ORIGEN ABIÓTICO DE LA VIDA

    La abiogenesis no forma parte de mis creencias. Esta teoria fue refutada por Pasteur. Soy cristiano y creacionista de tierra antigua, y creo que es posible aceptar la evolucion, como “el barro que Dios proveyó” para que el cuerpo de Adan surgiera. Cualquiera sea tu interpretacion del origen de la vida, quiero decirte que la biblia ni aprueba ni desaprubewa la teoria de la ev. ni ninguna otra treoria cientifica, su enfoque es totlamnete teologico, y trata de brindar al ser humano la comprension de que Dios estaba allí, participando del proceso creador de la vida. DTB

    RESUMEN SOBRE EL ORIGEN ABIÓTICO DE LA VIDA

    Abiogénesis significa origen por medios abióticos. El concepto se refiere a la generación de seres vivientes a partir de sistemas inertes a través de procesos autocatalíticos inorgánicos.

    No existe una definición directa de la vida, sino que a partir de observaciones directas e indirectas del estado térmico de las estructuras vivas, podemos decir lo siguiente:

    La vida es la dilación en la difusión o dispersión espontánea de la energía interna de las biomoléculas hacia más microestados potenciales.

    La vida es una posibilidad energética en todo el Universo a partir del final del período inflacionario y después de la gran explosión.

    Los seres vivientes terrestres surgieron miles de millones de años después de la gran explosión (unos 9000 millones de años después).

    Los elementos se formaron en la nebulosa solar por efecto de la radiación emitida por las reacciones termonucleares en el sol primigenio.

    El agua y otros compuestos orgánicos e inorgánicos se formaron en la nebulosa solar al ocurrir una oscilación en la densidad de energía que causó una transición de fase en la materia del espacio interplanetario que permitió la síntesis espontánea de compuestos simples, tanto orgánicos como inorgánicos.

    El agua en la nebulosa solar permitió el enfriamiento del medio interestelar, propiciando la síntesis de compuestos orgánicos más complejos, por ejemplo carbohidratos, amoníaco, aminoácidos, gliceraldehídos, lípidos y tal vez globulinas, en las hoquedades y grietas de los granos de polvo interplanetario que contenían agua que sufría transiciones de fase sólida a fase líquida y viceversa. (http://astrochem.org/aanature.html).

    La luz Ultravioleta, el calor y otras formas de radiación solar causaron la polimerización de compuestos simples para formar moléculas complejas de carbohidratos, proteínas y lípidos, las cuales se integraban como glóbulos microscópicos dentro del agua congelada atrapada en los gránulos de polvo (fractales) de las nubes planetarias. (VÉASE:http://astrochem.org/aanature.html).

    Cuando la nebulosa planetaria terrestre se enfrió lo suficiente, ocurrió la síntesis de microesferas con membranas externas de lipoproteínas por efecto de la luz UV y el calor generado por las colisiones entre las partículas de polvo interplanetario. Las microesferas contenían una mayor diversidad de compuestos orgánicos debido a que se encontraban sobre substratos aglometantes que actuaron como lechos que facilitaron la acumulación e interacción de substancias; por ejemplo, gránulos de Fosfato de Calcio, Carbonato de Calcio, Carburo de Silicio, grafito, fulereno (alótropos del carbono) o Sulfuro de Hierro, los cuales podían o no contener agua congelada, y por la acción de agentes condensadores o substancias que promovieron la síntesis abiótica de biomoléculas simples y complejas. Por ejemplo, el HCN (Cianuro de Hidrógeno) y el C2H2 Acetileno. Estos compuestos son suficientemente abundantes en los medios interplanetarios en formación y han sido probados artificialmente como agentes condensadores. La evidencia indica que la biopolimerización de las proteínas y de azúcares complejos fue facilitada por estos agentes y por reacciones promovidas principalmente por bosones de alta energía.

    Las microesferas continuaban retenidas dentro de las partículas de polvo (fractales) ahora suspendidas en las atmósferas planetarias. Los granos de polvo actuaron como “cascarones” protectores de las biomoléculas contra la radiación solar ionizante, de tal forma que las transiciones de fase permitieron la síntesis de moléculas aún más complejas de glucoproteínas, ceras, fosfolípidos, polisacáridos y proteínas. Estas moléculas llegaron a construir membranas altamente estables y duraderas que contenían a las microesferas; sin embargo, esas membranas seguían siendo efímeras por la intensidad de la radiación solar recibida por la Tierra que podía destruirlas. Sin embargo, muchas microesferas envueltas por membranas o por estructuras parecidas a membranas subsistieron en ese ambiente hostil gracias a que permanecían dentro de los granos de polvo con agua congelada.

    Debido a su baja resistencia a la radiación cósmica, no no era factible la autosíntesis de polimerasas que pudieran promover la síntesis de nucleótidos. Por otra parte, la síntesis de moléculas de ácidos nucléicos no ocurre espontáneamente en la naturaleza. Por esta razón, los protobiontes formados no contenían ninguna forma de moléculas de ADN o ARN.

    La Fuerza de Gravedad mantenía pequeños montones de granos de polvo planetario con microesferas envueltas ya en membranas amfifílicas en órbitas planetarias, formando nubes densas de granos de polvo, vapor de agua, amoníaco, metano, bióxido de carbono y otros gases; sin embargo, el momento angular de las partículas y el intenso calor emitido por los mismos planetas imposibilitaban la caída de los granos de polvo hasta las superficies de los planetas. Más tarde las gotas de agua pesadas que se condensaban con núcleos constituidos por granos de polvo con microesferas.

    Aún suspendidos en las atmósferas planetarias, las microesferas se aglutinaron dentro de los granos de polvo con agua para formar estructuras prebióticas con membranas amfifílicas más complejas -llamadas protobiontes- que aún no eran formas vivientes, pero que ya experimentaban algunas transferencias de energía semejantes a las de formas vivientes. (Por favor, lea: http://pokey.arc.nasa.gov/~astrochm/Membranes.html yhttp://astrochem.org/aanature.html)

    Cuando los planetas se enfriaron lo suficiente y ocurrieron precipitaciones pluviales, los fractales fueron arrastrados por las gotas de agua hasta la superficie de los planetas.

    Una vez depositados en suelos planetarios, sobre capas de suelo húmedo o en el fondo de charcas poco profundas, los protobiontes pudieron mantenerse estables al estar protegidos de la radiación solar intensa por nubes densas de polvo suspendido y vapor de agua en las atmósferas planetarias.

    Miles de millones de protobiontes fueron destruidos por las condiciones agresivas del ambiente planetario; no obstante, cuando la tierra se enfrió aún más y el sol fue menos inestable, más protobiontes pudieron permanecer con estructuras íntegras. La diferencia consistió en estar en un microambiente con los factores necesarios que les permitieron resistir y prevalecer ante la presión del ambiente planetario primitivo.

    La evolución química subsiguiente consistió en la unión de los protobiontes, unos con otros, por afinidad electroquímica. Los protobiontes se unían unos a otros formando vesículas con membrana continua. Esas vesículas complejas reposaban en suelos húmedos o en el fondo de charcas poco profundas. Las fisuras y huecos del suelo llenos de substancias químicas quedaban bajo las biomembranas formando microambientes semejantes al citosol de las células modernas. Ello impedía la catástrofe osmótica que hubiese ocurrido si la hipótesis del “caldo nutritivo” de Oparin fuese real. La observación paleontológica y geológica indica claramente que ese “caldo nutritivo” hipertónico jamás existió.

    En ese momento los protobiontes que poseían configuraciones moleculares aptas pudieron experimentar la fase biótica gracias a sucesivos cambios químicos estructurales en las biomembranas que les permitía incorporar péptidos complejos y glucopéptidos que promovían cambios en los campos magnéticos que causaban la formación de gradientes electroquímicos que conducían al establecimiento de un campo electrodinámico que permitió la biotransferencia de energía a través de partículas con alta densidad de energía. De esta manera apareció el primer bionte o ser viviente. Los biosistemas primitivos fueron los antepasados de todos los seres vivientes que existimos en el planeta.

    De acuerdo con mi hipótesis, solo se requirió de un bionte viable y autoreplicable para generar al resto de los seres vivientes que han existido y existen sobre la Tierra. Su forma de reproducción sería semejante a la gemación, pero en total ausencia de ácidos nucléicos. Quizás las moléculas de proteína autocatalíticas contenían la información necesaria para su autoréplica.

    Las biomembranas extendidas sobre el suelo de  las charcas, cubriendo los huecos del fondo rellenos con sustancias químicas orgánicas podían ejercer un intercambio activo de fermiones y de compuestos químicos con el medio circundante.

    La incorporación al citosol de moléculas de proteínas, carbohidratos, y otras moléculas complejas facilitó la formación de estructuras moleculares complejas  especializadas en la transferencía de energía desde el medio circundante; por ejemplo, moléculas de ATP sintetasa, nucleótidos de ARN, moléculas cortas de ARN, NADP, ADP, etc. Las pequeñas cadenas de ARN eran sintetizadas por las mismas proteínas autocatalíticas con afinidad bioquímica por los nucleótidos haciendo las veces de topoisomerasas que transferían la información de sus secuencias de aminoácidos hacia las nuevas moléculas codificantes de ARN.

    De esta manera, los biontes se mantenían estables por mucho más tiempo, además de que podían transferir a través de las cadenas de ARN la información de sus características individuales a las vesículas nuevas generadas por crecimiento de su propio citosol. Protegidos por un cielo oscurecido por polvo suspendido y por vapores diversos, en depósitos de agua poco profundos y a no más de 36° C, los biontes se replicaban mediante la formación de vesículas que se separaban de la membrana principal a modo de burbujas o brotes que poseían las mismas características estructurales y funcionales del bionte primitivo.

    Las proteínas autocatalíticas comenzaron a dirigir la síntesis de las moléculas cortas de ARN para formar cadenas cada vez más largas que contenían toda la información para la propia síntesis de esas proteínas y de moleculas idénticas de ARN. Más tarde, las mismas proteínas autocatalíticas produjeron nucleótidos de ADN y después de cadenas completas de ADN. La flexibilidad de esta hipótesis nos permite asumir que las ribozimas no fueron necesarias para la síntesis de biomoléculas autoreplicables, las cuales podían multiplicarse a través de la transformación de la configuración cuaternaria de otras proteínas en el mismo citosol. De ahí la forma de replicación de los priones.

    Aparentemente, la Tierra fue el único planeta del sistema solar con las condiciones propicias para la supervivencia de los biontes, aunque éstos bien pudieron formarse en otros mundos, pero sin posibilidades de supervivencia debido a las condiciones inapropiadas del ambiente planetario o a transiciones de fase planetarias súbitas y extremas. Por ejemplo, en Marte pudieron formarse seres vivientes, sin embargo, un cambio climatológico súbito y severo en el planeta, ocurrido unos 400 millones de años después de su consolidación, destruyó todas las formas vivientes en ese planeta.


    BIBLIOGRAFÍA Y REFERENCIAS

    Acoustic Oscillations in the Early Universe and Today; Miller, Christopher J., Nichol, Robert C., Batuski, David J.; Science, June 22, 2001. V. 292: pp. 2302-2303.

    Big, Hot Molecules Bridge the Gap between Normal and Surreal. Seife, Charles; Science, Volume 303, Number 5661, Issue of 20 Feb 2004, p. 1119.

    Biology. Campbell, Neil A., et al. Addison Wesley Longman, Inc. 1999, Menlo Park, CA.

    Biology. Curtis, Helen; Worth Publishers, Inc. 1983, New York, New York.

    Carbonaceous meteorites as a source of sugar-related organic compounds for the early Earth; George Cooper, Novelle Kimmich, Warren Belisle, Josh Sarinana, Katrina Brabham, Laurence Garrel; Nature 414, 879 – 883; 20 December 2001.

    Einstein’s Universe: gravity at work and play. Zee, A.; McMillan Publishing Company Inc., 1998, New York, New York.

    Extracting Primordial Density Fluctuations. Gawiser, Eric, Silk, Joseph; Science 1998 May 29; 280: 1405-1411.

    Frequently Asked Questions in Cosmology: Tutorial. Dr. Edward L. Wright. UCLA, Los Angeles, CA.

    Gentle Force of Entropy Bridges Disciplines. Kestenbaum, David. Science; March 20, 1988. V. 279: pp. 1849.

    Jupiter’s Atmospheric Composition from the Cassini Thermal Infrared Spectroscopy Experiment. V. G. Kunde et al. Science, Vol 305, Issue 5690, 1582-1586, 10 September 2004.

    In the Beginning, There Was RNA; Walter Keller; Science 30 July 1999; 285: 668-669.

    Interaction Between Like-Charged Colloidal Spheres in Electrolyte Solutions; Wu, J., Bratko, D., Prausnitz, J. M.; Proc. N. A. S., U. S. A.; 95: 15169-15172.

    Making Sense of Eukaryotic DNA Replication Origins. David M. Gilbert. Science; 2001 October 5; 294: 96-100.

    Molecular Cell Biology. Lodish, H., Berk, Arnold, et al.; W. H. Freeman and Company; 1999, New York, New York.

    Molecular Strategies in Biological Evolution. Annals of the New York Academy of Sciences; v. 870. 1998, New York, New York.

    Observation of Resonance Condensation of Fermionic Atom Pairs. Regal, C. A., Greiner, M., Jin, D. S. 2004, Physical Review Letters, 92, 040403-10. 1103/ Phys. Rev. Letter 92.

    One Sequence, Two Ribozymes: Implications for the Emergence of New Ribozyme Folds; Erik A. Schultes, David P. Bartel; Science, Vol. 289, Issue 5478, 448-452, 21 July 2000.

    Primitive Protein in Ribonuclease P; Science, 1 May 1998; pps.280: 649.

    Resonance-Enhanced Two-Photon Ionization of Ions by Lyman & Radiation in Gaseous Nebulae; Sveneric Johansson and Vladilen Letokhov; Science January 26, 2001; 291: 625-627.

    Ribozyme Architectural Diversity Made Visible; Eric Westhof and François Michel; Science 9 October 1998; 282: 251-252.

    Supernatural Inflation: Inflation from Supersymmetry with No (Very) Small Parameters. Randall Lisa, Soljacic, Marin, and Guth, Alan H. (MIT). 1996, Nuclear Physics B472, 377-408.

    Synthetic molecular evolution and protocells: a review of Blueprint for a Cell: the Nature and Origin of Life. Christian de Duve. Fox, S. W. and A. Pappelis. 1993, Quarterly Review Biol. 68: 79-82.

    The Book of Nothing. Barrow, John D.; Pantheon Books; 2000, New York, New York.

    The Dark Age of the Universe. Miralda-Escudé, Jordi; Science, June 20, 2003; 300: 1904-1909.

    The Emergence of Life; Darwinian Evolution from the Inside. Fox, S. W. 1988, Basic Books, Inc., Publishers, New York, New York.

    The Inflationary Universe: The Quest for a New Theory of Cosmic Origins. Guth, Alan H., Lightman, Alan P. Perseus Books Group, 1997, New York, New York.

    The Oldest Light in the Universe. Feb. 11, 2003. Responsible NASA official: Ron Koczo. Production Editor: Dr. Tony Phillips. NASA, Houston, TX.

    The Origin and Evolution of the Universe. Zuckerman and Malkan. A UCLA Center for the Study of the Evolution and Origin of Life (CSEOL) Symposium. Jones and Bartlett Publishers. 1996, Los Angeles, CA.

    The Other RNA World. Guy Riddihough; Science, Vol 296, Issue 5571, 1259 , 17 May 2002.

    ¿Eva y Adán o Adán y Eva?

    19 mayo

    ¿Eva y Adán o Adán y Eva?

    Church of England clergy

    ¡El Rol de la mujer en la Iglesia! (1 Tim. 2:11-15)

    Opinión de Mark M Mattison

    1 Timoteo 2:11-15 puede ser leído ahora en una completamente nueva luz, no como un punto del derecho canónico, sino como una respuesta específica a una amenaza localizada en la iglesia Efesiana. En una ciudad donde el Gnosticismo prosperaba y hasta comenzaba a hacer incursiones en la iglesia, el feminismo radical y los valores de anti familia eran amenazas muy verdaderas. La argumentación de Pablo en vv. 13-15 puede entonces ser interpretado de esta manera: “Eva no era superior a Adán; si usted quiere discutir basado en la cronología de la creación, recuerde que Adán fue creado primero, luego Eva. Y Adán no fue iluminado por Eva; al contrario, Eva fue engañada, y ella pecó enormemente. Y las mujeres que tengan niños en efecto serán salvadas, a condición de que ellos sean fieles.”

    A fin de neutralizar además la amenaza feminista radical, Pablo prohibió a las mujeres enseñar en la iglesia Efesiana (vv. 11,12). No estoy seguro de que esta medida localizada y provisional debería ser aplicada sin excepción a todas las iglesias en todos los años. Un caso comparable es la restricción de Pablo contra la circuncisión en Gálatas 5:2. Pablo informa a los Cristianos gentiles de Galacia que si ellos permiten que ellos sean circuncidados, Cristo no será de ningún valor para ellos en absoluto. Esto a pesar de que “ni circuncisión ni no circuncisión significan algo” (6:15a, NIV) y a pesar de que Pablo circuncidó a Timoteo (Hechos 16:3). Pablo no permitiría la circuncisión en Galacia debido a la amenaza Judaizante; del mismo modo, él no permitiría que mujeres lideraran en la iglesia Efesiana debido a la amenaza gnóstica. Ambos juicios fueron hechos en contextos históricos muy específicos.

    Nada de de esto es relativizar la autoridad de Escritura; al contrario, es para apreciar mejor la enseñanza plena de las Escrituras en sus contextos dados por Dios y para aplicar más exactamente sus enseñanzas en nuestro propio día. Además nuestra preocupación es discernir el balance de las Escrituras, no jugarlos el uno contra el otro en combates de textos de prueba. 

    Fuente:

    http://apologista.wordpress.com/2008/05/09/%C2%BFeva-y-adan-o-adan-y-eva/

    Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes