Obama será presidente “Con la ayuda de Dios”



Obama será presidente “Con la ayuda de Dios”
Viernes 16 de Enero de 2009
Política
Estados Unidos
 
 

En la democracia más antigua del mundo la religión y, especialmente, la figura de Dios, tienen un papel preponderante. El Congreso abre todos los días sus sesiones con una oración, en los billetes y monedas está escrito el lema “En Dios confiamos” y no hay político que no termine sus discursos con “Que Dios los bendiga y que Dios bendiga a Estados Unidos”. 

Si Dios atiende a las peticiones “al peso”, Barack Obama tiene asegurado comenzar su mandato como presidente de Estados Unidos el martes con muy buen pie: el poder divino estará casi tan presente en los actos de investidura como el terrenal. 

 

En la democracia más antigua del mundo la religión y, especialmente, la figura de Dios, tienen un papel preponderante. Sin ir más lejos, el Congreso abre todos los días sus sesiones con una oración, en los billetes y monedas está escrito el lema “En Dios confiamos” y no hay político que se precie que no termine sus discursos con “Que Dios los bendiga y que Dios bendiga a Estados Unidos”.Obama, que es miembro de la protestante Iglesia Unida de Cristo, aseguró en la campaña que la religión “es sumamente importante” en su vida. En eso coincide nada menos que con el 82 por ciento de sus ciudadanos.

Con una “oferta” literalmente de miles de religiones, creencias o sectas que seguir, los estadounidenses coinciden en Dios: El 96 por ciento cree en su existencia, y sólo el 1,6 por ciento se declara ateo, según una encuesta del Centro Pew de febrero de 2008 a 35.000 ciudadanos.

Con ese trasfondo, y ante la sorpresa de muchos extranjeros, a ningún estadounidense le extraña la amplia presencia eclesiástica en los fastos de investidura. El martes, por ejemplo, la jura del cargo se producirá entre dos oraciones.

Al principio será el pastor Rick Warren el que pronuncie la “Invocación”, y al final será el reverendo Joseph Lowery el que emita la “Bendición”. Y entre medias, el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, guiará al nuevo presidente en el juramento sobre la misma Biblia que usó en 1861 Abraham Lincoln, que concluirá con las palabras “Con la ayuda de Dios”.

Todo ello será por expreso deseo de Obama, porque la Constitución sólo dice que el presidente debe repetir: “Juro (o afirmo) solemnemente que desempeñaré legalmente el cargo de presidente de los Estados Unidos y que sostendré, protegeré y defenderé la Constitución de los Estados Unidos, empleando en ello el máximo de mis facultades”.

Tanta presencia divina, sin embargo, no gusta a todos. En primer lugar, la comunidad gay protestó ampliamente por la elección de Warren, que en varias ocasiones se mostró contrario a los homosexuales. Para compensar, Obama otorgó un papel en las ceremonias al obispo episcopal de New Hampshire, Gene Robinson, que es abiertamente gay.

Más contundente fue la protesta del “lobby” ateo, que aunque poco nutrido, es ruidoso. Uno de sus líderes, Michael Newdow, llevó a los tribunales la presencia divina con una demanda contra Warren, Lowery y Roberts.

Su argumento se basó en que las menciones de Dios y la presencia de determinados ministros de determinadas religiones contravienen la Primera Enmienda de la Constitución que, entre otras cosas, determina que no habrá una religión oficial del país. Aunque su demanda fue rechazada por un juez del Distrito de Columbia, Newdow logró abrir el debate.

La mayor polémica se centra en el añadido de “Con la ayuda de Dios”. Pese a lo extendido de la idea de que ya la usó el primer presidente, George Washington, los historiadores insistieron en los últimos días en que fue en 1881 Chester Arthur el que usó la fórmula al asumir el cargo tras el asesinato de James Garfield.

Los defensores de la fórmula, paradójicamente, también se escudan en la Primera Enmienda, que garantiza al presidente, como a cualquier ciudadano, la libertad para profesar y expresar su religión libremente.

Desde ese punto de vista, el martes “nadie se vería forzado por ley a adherirse a ninguna creencia religiosa y no se infringiría el libre ejercicio de la religión de nadie en la ceremonia del juramento”, aseguró el jurista Monte Kuligowski.

En una posición intermedia, Charles C. Haynes, del Centro de la Primera Enmienda, admite que en algún momento pudo tener sentido, pero que en la actualidad está desfasado.

“Quizá es hora de que el presidente electo añada su propia afirmación al juramento”, escribe. “Y mejor que una plegaria liderada por el clero, quizá sea el momento de tener un período de reflexión silenciosa”, agrega. Su propuesta tendrá que esperar a próximos presidentes porque, el martes al menos, Dios estará en todas partes. 

 

 

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. proximo
    Ene 16, 2009 @ 23:45:38

    ya

  2. proximo
    Ene 16, 2009 @ 23:47:44

    Al principio Dios creó al hombre en la tierra para estar contento y disfrutando para siempre los regalos de Dios en comunión con Él:

    “Porque así dijo Jehová, que crió los cielos, él es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso; no la crió en vano, para que fuese habitada la crió: Yo Jehová, y ninguno más que yo” (Isaìas 45:18).

    Pero entonces el pecado trajo el sufrimiento y la muerte.

    Sin embargo, Su plan no podría frustrarse debido al pecado. Por consiguiente ” Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado á su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3:16).

    El plan de Dios, no ha cambiado por consiguiente: Dios quiere darles vida eterna a todas esas personas que creen en Jesús hoy, para tener el perdón y la conciliación de Él.

    Desde dos mil años Dios ofrece salvación a todos a través de Cristo Jesús, Su Único Engendrado Hijo. El Señor, en Su inmenso amor, ha sufrido y se murió en la cruz para pagar el precio de rescate por los pecadores que se arrepienten y lo aceptan como Salvador y Señor. ¡No es ninguna cosa tan difícil! ¡Sea bastante para tener fe en Él y en la expiación de los pecados lograda por Él!

    ¡Si usted, quién está leyendo este mensaje, no ha experimentado salvación, ya no tarda… acepte a Cristo como Su Señor y Salvador, ahora mismo! Jesús se murió para usted, si usted lo acepta, y él quiere ser su Salvador y el Señor de Su vida. ¡Por consiguiente, Dios le ofrece Su salvación de manera simple, ahora mismo: crea en Jesús Christ y en Su trabajo de Redención!

    Esto es lo que San Pablo dice:

    “Que si confesares con tu boca al Señor Jesús, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia; mas con la boca se hace confesión para salud. Porque la Escritura dice: Todo aquel que en él creyere, no será avergonzado. Porque no hay diferencia de Judío y de Griego: porque el mismo que es Señor de todos, rico es para con todos los que le invocan: Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo” (Romanos 10:9-13)

    Hay aquí qué Apóstol Peter dice sobre el Nuevo Mundo que Dios prometió a los creyentes: “Bien que esperamos cielos nuevos y tierra nueva, según sus promesas, en los cuales mora la justicia” (2 Pedro 3:13).

    Un Nuevo Mundo asiste a usted entonces, donde no será más ningún sufrimiento y muerte, y donde el propio Dios vendrá a vivir con las personas reembolsadas:

    “Y VI un cielo nuevo, y una tierra nueva: porque el primer cielo y la primera tierra se fueron…. Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y el mismo Dios será su Dios con ellos. Y limpiará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y la muerte no será más; y no habrá más llanto, ni clamor, ni dolor: porque las primeras cosas son pasadas” (Apocalipsis 21:1-4).

    ¡La Vida Eterna En Una Nueva Tierra Asiste a Usted!

    Crea en Jesús y usted se salvará por conseguir vida eterna en el Reino de Dios para que la Iglesia, de dos milenios, está orando con las palabras de Jesús: “Padre nuestro que estás en los cielos… Venga tu reino” (Mateo 6:9-10).

A %d blogueros les gusta esto: