Origen y creencias del movimiento pentecostal (III)

Origen y creencias del movimiento pentecostal (III)

Pentecostalismo, carismatismo y neocarismatismo

Tercer artículo de esta serie sobre las iglesias “Pentecostales” escrita por el historiador Mario Escobar Golderos.   

 

John Stott en su libro “El Cristianismo Contemporáneo” afirma que el Espíritu Santo es el gran protagonista del libro de los Hechos y, por extensión de toda la historia de la Iglesia. Pentecostés siempre ha formado parte inequívoca del momento fundacional de la fe cristiana. Pentecostales, en cierto modo, los somos todos.  

La base común de Pentecostalismo, carismátismo y neocarismatismo es el énfasis que ponen estos tres movimientos en la persona del Espíritu Santo. Las diferencias entre los tres movimientos son numerosas. El pentecostalismo surge, como ya hemos apuntado en otros capítulos, del movimiento de santidad y sanidad de finales del Siglo XIX. Para los pentecostales, los dones y las sanidades milagrosas son parte esencial de la predicación del Evangelio y la edificación de la Iglesia. 

Doctrinalmente el pentecostalismo comparte la declaración de fe de cualquier iglesia evangélica. Los pentecostales forman un movimiento del que participan varias denominaciones (Asambleas de Dios, Biblia Abierta, Iglesia Apostólica Pentecostal, etc.). Al formar parte de un movimiento, su forma cúltica, el gobierno de la iglesia y estructura denominacional varían considerablemente. El pentecostalismo es heredero de los pioneros pentecostales del siglo XIX, pero ya en los primeros momentos de su historia se produjeron discrepancias internas relacionadas con la forma de entender la expresión pública de los dones, la alabanza o el uso de las lenguas espirituales. Tal vez, la primera discrepancia del movimiento pentecostal surgió entre Charles Fox Parham, responsable del avivamiento de Topeka (Kansas), y William J. Seymour, pastor de la calle Azusa (California), cuando el primero cuestionaba la forma exaltada de las reuniones que se celebraban en la iglesia del segundo. Los dos eran pentecostales, pero no compartían la forma y orden que debía de tener el culto. 

Fuera del movimiento pentecostal surgieron individuos, iglesias y, en algunos casos denominaciones, que aceptaron la mayor parte de las creencias y formas de las iglesias pentecostales, pero que no se integraron dentro de las denominaciones clásicas del pentecostalismo, conservando algunos de los rasgos de su denominación originaria. El caso más notable es el de la Iglesia Metodista Pentecostal de Chile, surgida a principios del siglo XX de la Iglesia Metodista. Aunque el nombre de esta denominación sea pentecostal, realmente constituye un movimiento carismático dentro del metodismo. 

Junto al carismátismo de corte evangélico, surgió un carismátismo de origen católico, nacido en Estados Unidos en el año 1967 entre un grupo de estudiantes y en la actualidad aglutina a más de 100 millones de católicos. 

Las diferencias entre pentecostales clásicos y carismáticos es evidente. Los pentecostales clásicos crearon sus propias denominaciones marcando, dentro de la diversidad, unos cánones básicos de culto y doctrina; los carismáticos por el contrario, son grupos que nacen dentro de denominaciones o iglesias ya establecidas, que incorporan las doctrinas pentecostales referidas al Espíritu Santo, pero sin renunciar a su propia tradición y singularidad. 

¿Qué son los grupos neocarismáticos? Estos grupos, surgidos en los años ochenta y noventa del siglo XX, forman un movimiento en sí mismos. Su énfasis ya no es tanto la evangelización, la Biblia y la renovación, como la sanidad emocional, las manifestaciones espirituales y las expresiones externas de espiritualidad. Este énfasis en las manifestaciones externas les lleva, en algunos casos, a aparcar los estudios de la Biblia o realizar estos de una manera meramente devocional. Algunos grupos carismáticos hacen especial énfasis en la prosperidad económica de los creyentes, relacionan la enfermedad con el pecado y tienden a ser más propicios al ecumenismo, ya que no se consideran dogmáticos. 

Los tres movimientos comprenden numerosas denominaciones y están integrados como corriente en la mayoría de las iglesias cristianas. Generalizar sus prácticas, formas, doctrinas o peculiaridades, sería injusto, ya que cada uno de ellos responde a una tradición, énfasis y visión del evangelio distinta. 

Próxima semana: Orígenes históricos del pentecostalismo moderno.

Artículos anteriores de esta serie:
   
  1 De Pentecostés a la Nueva Era  
  2 Un abismo entre Pentecostés y Nueva Era  

 

Mario Escobar es licenciado en Historia, diplomado en Estudios Avanzados por la Universidad Complutense de Madrid y director de la revista «Nueva Historia para el Debate»

© M. Escobar, ProtestanteDigital.com (España, 2005).

Brujeria dentro de Iglesias Cristianas

Brujeria dentro de Iglesias Cristianas

Posted Octubre 2, 2008

Existen muchas iglesias pseudo cristianas bajo credos religiosos como Pentecostes o de movimiento carismático estafan y defraudan a los creyentes, engañandoles “en el nombre de Cristo”. 
Existen en la ciudad de Guadalajara, Jalisco una cantidad grande los cuales mencionan tener por objeto, el de: “Realizar actos de culto público religioso, así como de propagar nuestra doctrina”.

Bajo 3 principales conceptos estos Ministros de culto profesan

  • Teología de la prosperidad
  • Confesión Positiva
  • Movimiento de la Risa

Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad,  está envanecido, nada sabe, y deliraacerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas” 1Ti 6:3-4 

Como armas para vencer al enemigo, ya imaginan de quien se trata verdad? pues si, Satanas.  Pero lo que no tiene limite es que cobra por hacer chamanerias, sortilegios y ofrecer metodos para obtener las tan ansiadas necesidades de las ovejas valiendose de una mala y torcida interpretación de las escrituras.

Mat 24:11 .Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos

Como la palabra de Dios lo indica la preciosa sangre de Cristo lavo y perdono nuestros pecados en la cruz del calvario como expiación de culpa que Dios ofrecio gratuita e instantaneamente para quien se arrepienta y crea en su hijo Jesus Cristo como salvador único y personal.

Efesios 1:7 – en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia

Aunque esto va cada vez en aumento y no es nada raro, ya que desde los tiempos en que Cristo exhorto y advirtio que esto sucederia en los ultimos tiempos es imperante cada quien estudie la palabra y sepa la verdad por si mismo.

Dios nos guarde y guie para siempre.

Judas 1:3-4  Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos.    Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo.

Fuente:

Brujeria dentro de Iglesias Cristianas