La hoguera de Galileo y la guillotina de Lavoisier


La hoguera de Galileo y la guillotina de Lavoisier

27.11.08 @ 20:12:27.

Vuelve la polémica del caso Galileo, ahora que el Vaticano quiere reeditar las actas del proceso, para acabar con tópicos y malentendidos. Y sobre todo con la idea errónea de la incompatibilidad entre fe y ciencia.


Galileo por Leoni

Puntualicemos:

1. No se puede declarar herético a un señor por decir que la Tierra gira alrededor del Sol y someterlo a un proceso condenatorio, que es lo que hizo el Tribunal del Santo Oficio en 1616. Vaya por delante.

2. Pero tampoco se le puede colgar al Vaticano injustos sambenitos ni velar la verdad de los hechos con falsedades. Según una encuesta del Consejo de Europa entre estudiantes de Ciencias, cerca del 30% están convencidos de que Galileó acabó en la hoguera y el 97% que fue sometido a torturas. Galileo Galilei (1564-1642) murió de muerte natural en su casa, a los 78 años. El arte , la literatura y el cine (Liliana Cavani con su famosa película) se han encargado de alimentar el tópico, durante siglos. Pero la pasión y las mazmorras sólo existían en su imaginación.

3. En realidad, Galileo fue condenado a la cárcel, pero se le conmutó la pena por la de arresto domiciliario, que cumplió en su villa del Gioiello, donde siguió trabajando y publicando. No corrió la misma suerte el médico aragonés Miguel Servet, quemado en la hoguera en Ginebra… pero no por la Iglesia Católica, sino por la inquisición calvinista.

4. Tres de los diez jueces se negaron a firmar la sentencia contra Galileo y la propia Iglesia reconocería el error del tribunal que juzgó al astrónomo. Cuando en 1741 se logró la prueba óptica del giro de la Tierra alrededor del Sol, el Papa Benedicto XIV ordenó que el Santo Oficio diera el “imprimatur” a la primera edición de las obras de Galileo. Y en 1822 hubo una reforma de la sentencia errónea de 1633. Es decir, que la rectificación del Vaticano con Galileo no es de ahora precisamente.

5. Con todo, Juan Pablo II rehabilitó públicamente la figura del astrónomo, rindiéndole un homenaje en 1992. Cosa que, por cierto, no ha hecho Sarkozy, ni antes que él De Gaulle, Mitterrand o Chirac con Lavoissier, considerado el fundador de la química, enviando a la guillotina por un tribunal francés en 1794. Y no hay películas, novelas sobre el suceso, ni polémicas como la de Galileo, a pesar de que el presidente del tribunal dijera aquello de “la República no necesita sabios”.

http://blogs.periodistadigital.com/uranio.php/2008/11/27/la-hoguera-de-galileo-y-la-guillotina-de

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: