Saber o no saber


Noviembre 10, 2008

Saber o no saber

“Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido.”1

El General Douglas MacArthur fue un cadete en West Piont. Siendo un estudiante brillante MacArthur tenía problemas con una clase en la cual é estaba estudiando la relación de tiempo y espacio la cual después fue formulada por Einstein en su Teoría de la Relatividad. El texto era complejo y al no poder comprenderlo McArthur se aprendió las páginas de memoria. Cuando se le hizo una pregunta sobre esta relación de tiempo y espacio, el solemnemente repitió palabra por palabra lo que decía el libro.

Cuando él terminó, su instructor, el Coronel Fieberger, lo miro en forma un tanto un tanto inquisidora y le preguntó, “¿Comprende la teoría?”

“Fue un momento difícil para mí,” dijo MacArthur, “pero no lo pensé dos veces para responder, No Señor.”

Podrían haber escuchado caer la cabeza de un alfiler, continuo diciendo MacArthur. Se preparó y esperó. Y entonces lentamente se escucharon las medidas palabras del profesor: “Yo tampoco Sr. MacArthur. Se terminó la clase.”2

MacArthur sintió alivio al saber que no esperaba que él se supiera la respuesta a la difícil pregunta.

Hay numerosas preguntas sobre la vida para las cuales ni usted ni yo tenemos respuestas. Y aun así existen tantos “sabelotodo” entre nosotros. Estas personas tienen una necesidad de responder a cada respuesta que se les hace y hablan superficialmente con un tono de autoridad tratando de aparecer conocedores, y uno sabe en realidad que ellos no tienen ni idea de lo que están hablando.

Y tenemos también a los evolucionistas que proclaman enfáticamente que el hombre desciende del mono a pesar del hecho de que nunca se ha encontrado un fósil transicional, o de transición evolutiva entre el hombre y el mono. Es mucho más sencillo creer que el hombre, la naturaleza y el universo todos sucedieron por una casualidad porque si creemos en el Creador Divino, entonces somos responsables ante él por la forma en la que vivimos.

Entonces estamos nosotros los que queremos ser teólogos y nos gusta pensar que tenemos parte de la verdad, algunos decimos que Cristo vendrá antes de la Gran Tribulación. Otros creen que él vendrá en medio de ella, aun así otros creen que él vendrá después de ella. Están los de antes de, los de durante, y los de después de. Personalmente yo estoy en los del lado humorista que dicen, “Ya veremos lo que pasa cuando todo esto pase.”

Por desgracia, muy seguido nos concentraos en lo que no es esencial en lugar de concentrarnos en las cosas esenciales que sabemos. Cuando se trata del retorno de Cristo, lo importante no es tanto cuando regresará, pero si nosotros estamos listos para su regreso porque solo Dios conoce la hora y el día.

Y quien comprende a la Sagrada Trinidad—el Padre, el hijo y el Espíritu Santo—todos partes de un solo Dios. “Algunos dicen que si tratamos de comprender a fondo la sagrada trinidad, perderemos la razón. Pero si tratan de negar a al Trinidad, perderán su alma.”

Entonces están las preguntas sobre la vida que simplemente no podemos contestar. Ofrecemos cosas superficiales. Tratamos de adivinar—algunas veces con ideas buenas, pero en realidad no sabemos. Por ejemplo, no comprendemos porque sufren las personas buenas. No comprendemos porque las personas malas prosperan. No podemos comprender porque algunas personas de un cierto tipo de situación se convierten en criminales mientras que otros que crecen bajo als mismas circunstancias se convierten en excelentes ciudadanos. ¿Y porqué permite Dios que los misioneros sean secuestrados y asesinados?

Sin embargo, hay solo una cosa en la vida que podemos saber que sabemos que la sabemos—y esa es la respuesta a la pregunta más importante de la vida—nuestro bienestar eterno. La palabra de Dios, la Biblia, nos asegura que todos los que confiemos en Jesús como nuestro salvador personal podemos saber sin ningún vestigio de la duda que tenemos el regalo de la vida eterna. Como Dios lo dijo a través del apóstol Juan: “Les escribo estas cosas a ustedes que creen en el nombre del Hijo de Dios, para que sepan que tienen vida eterna.”3

Se sugiere la siguiente oración: “Dios mío, gracias por darnos a todos la información que necesitamos conocer acerca del destino eterno de nuestras almas—especialmente que todos los que hemos aceptado a Jesús como a nuestro salvador  tenemos el conocimiento y la seguridad de que nuestros pecados han sido perdonados, y que tenemos tu promesa de vida eterna en el paraíso contigo por siempre y para siempre. En el nombre de Jesucristo, Amén.” 

NOTA: Si no está seguro de su felicidad eterno, asegúrese de leer “Como saber que es un cristiano real….sin ser religioso,” en: http://www.actsweb.org/sp/conocer_a_dios1.php

1. 1 Corintios 13:12 (NIV).
2. Gen. Douglas MacArthur, “Reminiscences,” En Discover, Julio de 1996, p.16.
3. 1 Juan 5:13 (NIV).

Anuncios

3 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Renton
    Nov 11, 2008 @ 11:27:29

    Es interesante el artículo pero soy del parecer que a Dios no se le invita al corazón de uno.
    La Bíblia enseña que el hombre natural -o animal- ni quiere ni puede desear a Dios; eso no implica que no sepa lo que es el Bien o tenga anhelo de Paraíso Perdido, lo que implica es que el hombre es incapaz de liberarse de la esclavitud del pecado de tal modo que le lleve a odiarlo, decidir abandonar esa vida y desear acercarse a Dios.

    Pero claro, podría estar equivocado, no quiero dogmatizar.

  2. pauloarieu
    Nov 11, 2008 @ 11:52:52

    bueno, confesar al Señor entregandole tu vida, es util cuando uno ha entendido quien es Jesus.Sino, puede servir com ono. Sucede que al hacer la decision de fe (invitar a Cristo al Corazon), te oran y eso puede ayudar a que Dios toque la persona espiritualmente.
    Pero si no hay comprension de quien es el Señor, sirve de muy poco.Finalmente, la eleccion diivna se aplicara dependiendo de los planes del Señor.
    Saludos

  3. David Shin
    Nov 11, 2008 @ 21:42:39

    Huy nonono como la gente puede ser tan ilusa de creer cosas como estas, bueno la gente ignorante tiene la necesidad de inventar respuestas a lo que no entiende pero aunqsea deberian buscar algo verosimil 😛
    Saludos..

A %d blogueros les gusta esto: