¡Tú puedes entender la Biblia!

Mi crecimiento espiritual- octubre 2008

¡Tú puedes entender la Biblia!

 

Artículo escrito por: Marcos Robinson

Estimado(a) lector/a:

Tengo la costumbre de dar estudios bíblicos en grupos pequeños usando preguntas. Mi motivación es ayudar a la gente a descubrir por sí misma lo que el pasaje está diciendo, pero a veces las respuestas me dejan pensando.  Por ejemplo, estudiando el conocido pasaje de Juan 3:16 pregunté:  “Según este versículo, ¿qué tienes que hacer para recibir la vida eterna?” Pregunta fácil ¿verdad?  Alguien me dijo, “Hay que cumplir los mandamientos.” Otro dijo: “Hay que ir a la iglesia.”  ¿Donde dice Juan 3:16 que hay que cumplir los mandamientos o ir a la iglesia para ser salvo? Lo que dice es que “todo aquel que en él cree”  tendrá vida eterna.

¿De donde vienen respuestas así de una pregunta tan sencilla?  Simplemente no tomaron el tiempo de observar el texto, sino que contestaron con la primera cosa que vino a la mente.

Pocas personas saben usar su Biblia.  Muchas leen el texto con prejuicios.  Leen pero no observan lo que el texto dice.  Otros ni leen, sino que dependen de lo que otros les dicen.  Es común oír “Nuestra iglesia enseña…” o “El pastor me dijo…”  A muchos nunca se les ha ocurrido que ellos pueden entender la palabra por sí solos.

¡Tu puedes entender la Biblia!  No se requiere que seas un experto para descubrir su significado.  Muchos están convencidos que la Biblia es muy complicada para entenderla.  ¿Se requiere que un creyente haya estudiado en un Instituto Bíblico o Seminario?  No, lo que requiere es que uno se siente con su Biblia a leer con cuidado, pidiendo la ayuda del Espíritu, volviendo a leer las veces que sea necesario para comprender su mensaje. 

Hay que acercarse a la Biblia con la actitud correcta.  Medita en estos pasajes:

“Abre mis ojos, y miraré las maravillas de tu ley.”  Salmo 119:18

 “Oh Jehová, de mañana oirás mi voz; de mañana me presentaré delante de ti, y esperaré  Salmo 5:3

 “Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; Pruébame y conoce mis pensamientos;  Y ve si hay en mí camino de perversidad, y guíame en el camino eterno.” Salmo 139:23-24

¡Tu puedes entender la Biblia!  ¡Los de tu congregación pueden también!  Cada cristiano puede sacar provecho de la palabra en su estudio personal.  No hay que sentirse intimidado porque otros saben más que tu.  Si eres líder, anima a tu congregación a no solo depender de tus mensajes, sino a buscar a Dios a solas con su Palabra.  Todos tenemos que aprender a alimentarnos entre semana.

Pablo escribió a Timoteo exhortándole: “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad.” (2 Tim. 2:15)  Hay que ser diligentes, persistentes.  La NVI dice “esfuérzate.”  Requiere tiempo y estudio. 

No solo esto, pero debes ser una persona que “usa bien la palabra.”  Usar bien la palabra es dejar que ella hable por sí misma sin imponer tus ideas o lo que otros te han dicho.  Usar bien la palabra es llegar al texto sin pereza, dispuesto a leerlo cuantas veces que sea necesario para poder contestar las preguntas “¿Cuál es la idea principal del pasaje.”  “¿Qué quiere Dios que yo haga?”

Usar bien la palabra requiere que saques el tiempo para estudiar el pasaje en su contexto.  Requiere la ayuda del Espíritu Santo para alumbrar tu mente y darte entendimiento.  Usar bien la palabra es leer las palabras en su sentido normal, gramatical, sin buscar “espiritualizarlas.”  Es comparar el texto con otros pasajes que has leído para que el Espíritu te de entendimiento.  Y una cosa más: Usar bien la palabra es estar dispuesto obedecerla, aun cuando te incomoda.

¡Tu puedes entender la Biblia!  ¡Tu puedes oír la voz de Dios a través de ella!  ¡Sacarás provecho de ella al ponerla en práctica!

Seamos fieles aprendiendo de Dios a través de su Palabra,

Scott Yingling

Director General de ObreroFiel.com


 

Para más recursos sobre este y otros temas, visítenos en: www.ObreroFiel.com

Si tiene alguna duda o comentario, favor de escribirnos a: info@ObreroFiel.com

 

Marcos Robinson

www.nuevavidaencristo.org

Anuncios

La conversión de un artista

Fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir… con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación.  1 Pedro 1:18-19

La conversión de un artista

Tres hombres estaban sentados alrededor de la mesa: Víctor, un popular artista ruso, su padre, herrero de una aldea, y un creyente invitado para la ocasión. Víctor contó cómo, durante mucho tiempo, había buscado a tientas el camino que lleva a Dios para ser liberado de su vida desordenada:
–¿Y ahora quieres ser salvo?, preguntó el creyente abriendo su Biblia:
–Sí, quiero ser salvo, dijo Víctor:
–La Biblia afirma que puedes ser liberado de tus pecados y ser puro como la nieve gracias a la sangre de Jesús, le explicó el creyente:
–Pero, ¿qué relación hay entre la sangre de Cristo y mi mala vida?, preguntó Víctor. ¿No puede Dios perdonarme sin apelar a la cruz y a la sangre?
Entonces comenzó una difícil discusión. Dios perdona porque es justo, habiendo dado a su Hijo Jesús, quien tuvo que soportar el castigo que merecían nuestros pecados. Pero Víctor aún discutía; quería permanecer como único dueño de su vida. Escuchaba la lectura de la Escritura acerca del valor de la muerte del Señor, pero daba vueltas en sus razonamientos. Entonces el creyente le explicó que ya no se trataba de razonar, sino de creer y confiar. Víctor pensó: –Quizá sea así. Tal vez ya no deba razonar, sino dar un paso con fe. Empezó a ablandarse y aceptó orar para pedir perdón a Dios y recibir vida eterna… Ahora derrama lágrimas de felicidad al saber que ha sido perdonado. Así se convirtió Víctor a Cristo.


© Editorial La Buena Semilla, 1166 PERROY (Suiza)
http://labuenasemilla.net    calendarios@labuenasemillanet
http://ediciones-biblicas.ch

CRISTIANISMO EN PELIGRO DE EXTINCION

CRISTIANISMO EN PELIGRO DE EXTINCION

 

 

Cristianos Unidos

 

 

adda@cristianosunidos.com

 

 

Después partió Bernabé á Tarso á buscar á Saulo; y hallado, le trajo á Antioquia.   Y conversaron todo un año allí con la iglesia, y enseñaron á mucha gente; y los discípulos fueron llamados cristianos primeramente en Antioquia. Hechos 11:25-26

 

 

Una característica evidente de los primeros cristianos, era la unidad en el Espíritu que manifestaban. El Espíritu les revelaba que habían de hacer, cómo cuándo y dónde, y ellos lo obedecían sin cuestionarle.  Se les llamó cristianos, porque eran los discípulos multiplicados de Cristo, Jesús Emmanuel, El Salvador del Mundo. Durante todo el tiempo que Jesús estuvo con ellos, El mismo les decía lo que tenían que hacer, un como buen maestro que es, les dejaba experimentar el poder de Dios por ellos mismos, preparándoles para cuando El no estuviera entre ellos.  Lejos de dividirse, los apósoltes prevalecieron unidos en el mismo Espíritu. Parece ser que el cristianismo original está en peligro de extinción. Hoy en día el cristianismo está siendo vencido por que carga en sus hombros el peso de la multiplicación de falsos cristianismos en toda la tierra.  Ahora, todos dicen ser cristianos, pero sólo un remanente hace lo que Jesús les dice. Existen tantas denominaciones, como falsos maestros y falsos profetas. A esto se le conoce como la división por la multiplicación. Y “divide y vencerás”.

 

 

Como nos lo enseñaron los que desde el principio lo vieron por sus ojos, y fueron ministros de la palabra; Lucas 1:2

 

 

Hoy en día, la mayoría de las denominaciones cristianas están conformadas por un pastor, y muchas ovejas. El pastor es “el único que enseña”,  y los  de ellos los que lo hacen, lo hacen a cuenta gotas. Un par de versículos semanales, y párale de contar. Existen denominaciones que tienen un libro donde están escritas qué predicas darán por cada día del año.  En los tiempos de Jesucristo, los apóstoles dedicaban TODO SU TIEMPO a enseñar a otros la Palabra de Dios, haciéndoles a su vez MINISTROS capacitados para predicar el evangelio de Jesucristo.   A esto se llama la multiplicación de los discípulos.  Por eso fue que el evangelio se esparció, porque los primeros discípulos siendo judíos, conocían la Palabra de Dios desde niños. Cuando fueron a los gentiles, entonces ellos enseñaron la palabra a los gentiles, así les tomara todo un año.  Hoy en día, un remanente de pastores fieles sigue ministrando la palabra, estableciendo el fundamento fuerte en los nuevos creyentes. Babel, confusión.  Los que no han leído la palabra, están siendo engañados con toda facilidad por personas que quieren que permanezcan así, ignorantes para así poder manipularles mejor. 

 

 

Y le respondió Juan, diciendo: Maestro, hemos visto á uno que en tu nombre echaba fuera los demonios, el cual no nos sigue; y se lo prohibimos, porque no nos sigue. Y Jesús dijo: No se lo prohibáis; porque ninguno hay que haga milagro en mi nombre que luego pueda decir mal de mí. Marcos 9:38-39

 

 

Hay denominaciones que dicen que si no perteneces a “ella”no eres salvo.  A alguna iglesia apóstata se le ocurrió apropiarse de la salvación, y ahora sus pequeños vástagos hacen lo mismo. Muchas denominaciones “dizque cristianas” enseñan que si no eres de ellos, es decir, miembro por escrito de esa “iglesia”, no eres salvo. Algunos han convencido a sus ovejas que su denominación ha tenido profetas propios, y revelaciones privadas que indican que todos los demás están perdidos y ellos son los únicos salvos.  Y para no perderse, mejor ni se involucren con los “otros”.  ¡Cuan lejana está esta enseñanza del Evangelio de la Salvación! Jesús murió por TODOS, y no excluyó a ninguno.  Esta tentación no es nada nueva, Satanás trato de engañar a los discípulos de Jesús de la misma manera, estando aún El con ellos.  Jesús implementó un evangelio INCLUYENTE, donde el reino que les pertenecía a los hijos –los judíos- Jesús lo repartió también a los gentiles.  No excluyó a unos para aceptar a otros, ni viceversa.  Jesús incluyó a todos.  Hoy en día hay sectas de “judaizantes” que dicen tener la salvación, imponiendo en los creyentes todo el peso de la ley sobre sus hombros.  Hay otros “gentiles” que excluyen a los judíos, y dicen que a ellos se les arrebató el reino porque rechazaron al Mesías: Fallan en reconocer que los primeros creyentes fueron judíos y primero se esparció el evangelio entre ellos.  Y que lo ideal es que no hubiera segregación tanto de los unos como de los otros, sino inclusión: en Cristo TODOS hemos hecho sido Salvos no porque seamos judíos o gentiles, sino porque JESUCRISTO MURIO EN LA CRUZ POR TODOS.

 

 

Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los cuales desde antes habían estado ordenados para esta condenación, hombres impíos, convirtiendo la gracia de nuestro Dios en disolución, y negando á Dios que solo es el que tiene dominio, y á nuestro Señor Jesucristo. Judas 1:4

 

 

Algunas pseudo-iglesias cristianas niegan que JESUS es el único Salvador, el Único Medio dado a los hombres por Dios,  en su soberanía, para que seamos salvos.  Han añadido al evangelio libros, los han modificado, les han quitado palabras, han impuesto otros libros, otras revelaciones,  unos dicen que tienen “otro evangelio de Jesucristo”, otros dicen que es necesario que se aparezcan visiones virginales mostrando otro camino,  porque la obra de Jesús en la cruz “no esta funcionando”. Esto tampoco es nada nuevo. Satanás siempre repite las mismas mentiras desde tiempos antiguos: A los judíos les dijo que los cristianos estaban locos. A Los musulmanes les dijo que ellos eran los hijos legítimos y los judíos eran ilegítimos, a los judíos les dijo lo mismo de los musulmanes, a los musulmanes les dice que todos los cristianos son blasfemos por haber hecho al “profeta Jesús” igual a Dios. Meten a todas las denominaciones en una caja llamada: “Religión Cristiana”

 

 

Y respondiendo él, les dijo: Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, como está escrito: Este pueblo con los labios me honra, Mas su corazón lejos está de mí. 7Y en vano me honra, Enseñando como doctrinas mandamientos de hombres.  8Porque dejando el mandamiento de Dios, tenéis la tradición de los hombres; las lavaduras de los jarros y de los vasos de beber: y hacéis otras muchas cosas semejantes.      9Les decía también: Bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición. Marcos 7:6-9

 

 

Satanás vino luego a los cristianos los dividió en denominaciones unos creen en vírgenes y santos, otros no, unos creen en bautismo por los muertos, otros no, unos creen en que la ley esta vigente y otros que fue abolida, unos creen que tenemos que hacernos judíos para pertenecer a la “herencia” y otros creen que los judíos deben hacerse cristianos para volver a ser injertados en el tronco. ¿Que dice la Biblia? La Biblia dice que JESUS MURIO tanto por judíos, como musulmanes, y cristianos –de cualquier denominación-  y además por todos los inconversos. Nadie va al padre sino es por medio de El y punto. Ni los judíos ni los musulmanes creen que Jesús es el Mesías. De los cristianos hay cientos de miles que creen que es por obras, no por gracia, o por guardar cierto día de reposo en lugar de aquel otro, algunos dicen que Jesús no es Dios y por eso solo adoran a Jehová –ese ni siquiera es Su nombre-, otros dicen que el bautismo es de una forma, y el significado de la cena del Señor es literal. Y así, Satanás muerto de la risa al ver que sus mentiras han dado TANTOS FRUTOS de división. Jesús no vino a excluir, sino incluir, y no es la iglesia x, o y, o el pastor x, o y, sino que todos los que amamos a JESUS y escudriñamos su palabra y la ponemos por obra, esos somos el remanente.  Y el remanente está en todos lados.  El remanente está compuesto por personas, individuos que aman a Jesucristo con todo su corazón, con toda su alma y con todas sus fuerzas, tanto que no hay lugar para ninguna otra doctrina, ni para ídolos, ni otros maestros, u otros profetas, otros iluminados, otras enseñanzas.  Ellos conocen Su voz y la siguen. Ellos conocen la Palabra y la palabra los guía como lámpara a sus pies. Ellos hablan lo mismo, piensan lo mismo, sienten lo mismo, y no doblan rodilla a los baales, no se enamoran del “ministerio”, no buscan lo suyo, no ponen sus ojos en las cosas terrenales, sino en las celestiales,  y pregonan la verdad a los cuatro vientos. A algunos les cuesta la vida, pero al perder la vida, la ganan pues para nosotros, el vivir es Cristo y el morir es Ganancia.

 

 

Y todas estas cosas, principio de dolores. Entonces os entregarán para ser afligidos, y os matarán; y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. Y muchos entonces serán escandalizados; y se entregarán unos á otros, y unos á otros se aborrecerán. Mateo 24:8-10

 

 

Amados hermanos, a través de éste ministerio hemos tenido la oportunidad de ver que no somos los únicos que estamos cansados de la “religión cristianismo” como la conoce el mundo.  Somos muchos que estamos hartos de ver como cientos son engañados y luego culpan al que los engañó, incapaces de hacerse responsables de no haber escuchado la exhortación que dice: ESCUDRIÑA LAS ESCRITURAS PORQUE ELLAS TE DAN TESTIMONIO DE JESUS. Si todos las leyeran, no podrían ser engañados. Si todos la estudiaran, ninguno podría venir de quién sabe donde a asaltar el rebaño.  Dios les mostraría: “Cuidado, ahí viene un falso profeta, un falso maestro”.  Sin embargo, hay personas que copian a los ministros fraudulentos porque ellos son famosos, tienen su TV show, quizá sea que en verdad creen que ellos tienen la formula para dominar a Dios haciendo que éste se sujete a sus programas dominicales.   Se les olvida que Dios es soberano. Que Dios no vino a excluir a ninguno, que todos podemos predicar el evangelio si hemos escudriñado las escrituras, que todos podemos ayudar a poner el fundamento fuerte, a nivel personal, uno a uno, y luego a  nivel congregacional.  Todos podemos predicar sanidad y liberación, y sobre todo Salvación. Y lo estamos haciendo.

 

 

Y sabemos que á los que á Dios aman, todas las cosas les ayudan á bien, es á saber, á los que conforme al propósito son llamados. Porque á los que antes conoció, también predestinó para que fuesen hechos conformes á la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos; Romanos 8:28-29

 

 

Yo le doy gracias a Dios por el privilegio tan grande de vivir en este tiempo, donde podemos servirle por este medio, esparciendo el evangelio, predicando de Su santidad y su amor por todos, incluyéndonos a todos.  Doy gracias a Dios por haber conocido tantísimas personas en todo el mundo, que sienten lo mismo y son edificados por la Palabra. Si permanecemos unidos, Dios seguirá poniéndonos juntos a trabajar en su nombre. Y seguiremos, hasta nuestro último suspiro, sabiendo que aún si fuéramos llamados a casa hoy mismo, diríamos con gozo: Ya te dijimos el camino, sólo hay un camino, JESUS. Sigue el Camino y nos volveremos a ver. También diríamos “corrimos la carrera”.

 

 

Más de ninguna cosa hago caso, ni estimo mi vida preciosa para mí mismo; solamente que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios. Hechos 20:24

 

 

 Y también:

 

 

He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. 2 Tim 4:7

 

 

 

 

A todos los que aman a Jesucristo con amor inalterable, más que a la religión “cristiana” de hoy, que Dios les bendiga y les guarde, que ponga en ustedes un denuedo por predicar el evangelio, que los bendiga y llene de su amor y misericordia, que los haga instrumentos útiles para predicar el evangelio de la INCLUSION en los últimos tiempos, Exponiendo doctrinas de DIVISION, antes de que Jesús venga y nos llame a Casa.  Amén y Aleluya

 

 

 

Paul Washer: Cómo saber si soy salvo?

 

Paul Washer: Cómo saber si soy salvo?

25 10 2008

Ya que les encantan los videos de las enseñanzas de Paulñ Washer tanto como a mí, acá les traigo otro video. Sabes tú si eres salvo? Pues mira este video y responde.

¡Que Dios te temple!

¡Que Dios te temple!

23 de Octubre

“Pero a esa parte restante la pasaré por el fuego; la refinaré como se refina la plata, la probaré como se prueba el oro.” Zacarías 13:9 (NVI)

¡Gracias Lázaro!
Durante muchos años un herrero trabajó con ahínco, practicó la caridad, pero, a pesar de toda su dedicación, nada perecía andar bien en su vida; muy por el contrario sus problemas y sus deudas se
acumulaban día a día. Una tarde, un amigo que lo visitaba, y que sentía compasión por su situación difícil, le comentó: “Realmente es muy extraño que justamente después de haber decidido volverte un
hombre temeroso de Dios, tu vida haya comenzado a empeorar. No deseo debilitar tu fe, pero a pesar de tus creencias en el mundo espiritual, nada ha mejorado”.

El herrero no respondió enseguida, él ya había pensando en eso muchas veces, sin entender lo que acontecía con su vida, sin embargo, como no deseaba dejar al amigo sin respuesta, comenzó a hablar, y terminó por encontrar la explicación que buscaba. He aquí lo que dijo el herrero: “En este taller yo recibo el acero aún sin
trabajar, y debo transformarlo en espadas. ¿Sabes tú cómo se hace esto?

Primero, caliento la chapa de acero a un calor infernal, hasta que se pone al rojo vivo, enseguida, sin ninguna piedad, tomo el martillo más pesado y le aplico varios golpes, hasta que la pieza adquiere la forma deseada, luego la sumerjo en un balde de agua fría, y el taller entero se llena con el ruido y el vapor, porque la pieza estalla y grita a causa del violento cambio de temperatura. Tengo que repetir este proceso hasta obtener la espada perfecta, una sola vez no es suficiente. ”

El herrero hizo una larga pausa, y siguió: “A veces, el acero que llega a mis manos no logra soportar este tratamiento. El calor, los martillazos y el agua fría terminan por llenarlo de rajaduras. En ese momento, me doy cuenta de que jamás se transformará en una buena hoja de espada y entonces, simplemente lo dejo en la montaña de hierro viejo que ves a la entrada de mi herrería”.

Hizo otra pausa más, y terminó: Sé que Dios me está colocando en el fuego de las aflicciones. Acepto los martillazos que la vida me da, y a veces me siento tan frío e insensible como el agua que hace sufrir al acero. Pero la única cosa que pienso es:Inténtalo de la manera que te parezca mejor, por el tiempo que
quieras, pero nunca me pongas en la montaña de hierro viejo de las almas.

REFLEXIÓN – ¡Que Dios te temple!

Un gran abrazo y bendiciones

Dany

Visitá nuestro Sitio Web: http://www.devocionalpc.com.ar

Salvador Gómez Dickson: La Hermosa Mujer

Salvador Gómez Dickson: La Hermosa Mujer

Posted: 25 Oct 2008 10:51 AM CDT

Cómo les había dicho, esta semana nuestra iglesia tuvo el privilegio de contar con la presencia de Salvador Gómez Dickson, pastor dominicano. Yo no le conocía, pero tenía excelentes referencias por parte de mi pastor, quien aseguraba que era un increíble expositor de la Palabra. Y tenía razón! Este año, la conferencia anual, llamada “Conociendo a Dios,” se basa en la epístola a los Efesios. El pasaje a estudiar durante la misma es Efesios 4:1-16.

El pastor Gómez inicia hablando sobre una mujer que aún no se ha casado, llena de defectos, pero aún así hermosa, y que tiene un enamorado que la ama y que desea y ansía casarse con ella. Esta hermosa mujer llena de defectos es la iglesia de Cristo. Porqué habla de la iglesia? Porque es el tema del capítulo 4 de Efesios. La epístola a los Efesios enfatiza la iglesia.

El pastor, para mostrar éste énfasis, nos lleva al inicio de la epístola para mostrarnos los privilegios que tenemos los creyentes en Cristo. Estos privilegios nos hacen envidiables. El mundo envidia muchas cosas, el dinero de las estrellas de cine, la vida de los deportistas famosos, pero debería envidiar los privilegios de los creyentes. Por ejemplo,

“según nos escogió en Él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de Él, en ampr habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad…en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia” Efesios 1:4-5,7

“En Él mismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad” Efesios 1:11

“En Él también vosotros, habiendo oído de la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación y habiendo creído en Él, fuistes sellados con el Espíritu Santo de la promesa” Efesios 1:13

“y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza, la cual operó en Cristo, resucitándole a su diestra en los lugares celestiales” Efesios 1: 19-20

“aún estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos)…Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas…Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios.” Efesios 2:5,10,19

El pastor Gómez nos dice que estos privilegios son dados para que seamos una comunidad. La iglesia fue la idea de Dios. Es en la tierra donde practicamos como ser una comunidad, preparándonos para hacerlo en la presencia de Dios. Luego el pastor explica y analiza los primeros dos versículos del capítulo cuarto, para enseñarnos como debe ser la iglesia. Efesios 4:1-2 dice,

“Yo púes, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados, con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor”

Cada creyente fue llamado por el Padre para ser parte de Su pueblo. Esta es la vocación de cada creyente. El pastor hace la pregunta: estás viviendo a la altura de alguien que fue llamado por Dios? La conducta cristiana, dice el pastor Gómez, es relacionada por el apostol Pablo con “andar.” Esta palabra es utilizada en varias ocasiones en la epístola, y en los escritos de Pablo. Pablo enfatiza un estilo de vida. Andar implica movimiento, se refiere a como nos conducimos todos los días de nuestras vidas.

Un esposo, una esposa, un hijo cristiano deben ser diferentes a los esposos, esposas, e hijos no creyentes. Cada miembro de la iglesia debe ser diferente al mundo, no sólo los pastores o diáconos. Todos. El pastor enfatiza que Pablo desea que cada uno denosotros cultive virtudes por el bien de la comunidad, la iglesia. Cómo? Andando dignamente. Muchas veces, dice el pastor, andamos como si nuestra salvación no valiera nada. Debemos vivir conforme al valor de nuestra salvación. Cómo? Cultivando ciertas virtudes. Cuáles?

  1. Humildad
  2. Mansedumbre
  3. Paciencia
  4. Tolerancia

Dónde será glorificado Cristo?, pregunta el pastor. Cristo será glorificado por medio de la iglesia. Cuando el mundo vea lo que CRisto hace en la iglesia, Él será glorificado. Esto se lo comunicamos al mundo por la manera en la que vivimos.

Humildad: Nuestros egos siempre están más inflados de lo que deberían estar. Este es el problema principal, dice Gómez, que afecta las relaciones de la comunidad: Orgullo. Pablo enfatiza esto diciendo, “toda humildad.” Cristo dijo que aquellos que pertenecen a su reino serían humildes. Ejemplos,

“Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno.” Romanos 12:3

“Ciertamente la soberbia concebirá contienda; mas con los avisados está la sabiduría” Proverbios 13:10

Porqué nos escogió Dios? Por algo bueno en nosotros? Si no reconocemos lo que somos, es decir, sin humildad será difícil tolerar lo que otros hagan o digan. Una persona orgullosa va a crear problemas. No hay nadie más poderos que Cristo, y a la vez no hay nadie más humilde (Filipenses 2:1-11). Cada creyente debe manifestar el caracter de Cristo. Gómez deja claroq ue la humildad no implica debilidad. Cristo fue humilde pero nunca débil. Mientras más conocemos de nosotros mismos en la Biblia, más reconocemos nuestra ignorancia.

Mansedumbre: Esto es una disposición, dice el pastor, hacia la abnegación. Es alguien que se deja llevar por el Espíritu Santo. Cristo dijo, “Bienaventurados los mansos” (Mateo 5:5). Aquellos que se dejan llevar por Dios lograrán la unida de la iglesia, que es el propósito de Dios. Cada hombre en la faz de esta tierra es naturalmente orgulloso, pero el creyente es una nueva criatura en Cristo, por lo tanto debemos manifestar esa nueva creación.

Paciencia: El pastor Gómez nos enseña que esto es el retraso de la manifestación de la ira. En griego significa “gran temperamento.” La paciencia nos permite esperar. Es parte del caracter de Dios, pues si no fuera paciente ya nos hubiera destruído por nuestros pecados. Ese mismo caracter lo debemos manifestar nosotros.

Salvador Gómez dice que si nosotros no esperamos en magnificar los errores de los demás, no seríamos una iglesia. Por eso somos diferentes al mundo. Tantas personas con diferentes personalidades dentro de la iglesia, y aún así nos amamos. Para poder mantenernos unidos necesitamos de paciencia. Gómez ilustra esto con un dicho popular, “No cortes lo que puedes desamarrar.” Por no querer resolver un problema con otra persona podemos avabar una relación con un hermano.

Tolerancia: Debemos estar dispuestos a arrojar un manto de amor sobre los pecados de los demás. Cuántos pecados, pregunta el pastor, nos perdonó Dios?

Nosotros debemos amar a aquella mujer de la que está enamorada Cristo. El amor de Dios por la iglesia es único, y por lo tanto es nuestro deber amarla y cuidarla. Mañana continuaremos con la enseñanza del segundo día de la conferencia.

<!–[if gte mso 9]> Normal 0 MicrosoftInternetExplorer4 <![endif]–> <!– /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-parent:””; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”; mso-ansi-language:ES-CR;} span.sup {mso-style-name:sup;} @page Section1 {size:612.0pt 792.0pt; margin:72.0pt 90.0pt 72.0pt 90.0pt; mso-header-margin:36.0pt; mso-footer-margin:36.0pt; mso-paper-source:0;} div.Section1 {page:Section1;} –>
/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Table Normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:10.0pt;
font-family:”Times New Roman”;}

¿Queremos Halloween?

¿Queremos Halloween?

¿Queremos Halloween?Hace algunos años, cuando transmitíamos en la radio abierta de Guadalajara nuestro programa La Hora de La Verdad, viendo cercana ya la celebración del Halloween, elaboramos un especial acerca del tema.

No se trata de un estudio de fondo, sino un sencillo mensaje de alerta especialmente dirigido a personas inconversas (la mayoría de nuestros radioescuchas entonces) sobre los inconvenientes de dedicar un día a celebrar nada menos que a la maldad.  Argumentamos en contra de tal fiesta con argumentos bíblicos, pero también a partir del sentido común.

¿Celebrarán los judíos alguna vez el natalicio de Hitler? ¿Harán una fiesta los kurdos, asesinados por millones durante su régimen, en honor de Saddam Hussein?  Toda proporción guardada -y lo decimos en el programa- eso es lo que hace una persona al festejar el Halloween: celebrar a su destructor, hacerle fiesta a Satanás y a sus huestes de maldad, promotores del desorden y la anarquía, enemigos de Dios y de nuestras almas.  Esta es, además, una fiesta basada en la extorsión: los niños amenazan con causar daño a quienes se niegan a regalarles dulces la noche del 31 de Octubre mientras gritan “Queremos Halloween”. 

Esta y otras incongruencias, así como una breve historia del origen del Halloween y muchos de sus símbolos (la calabaza, las velas, los disfraces, etc.) y una reflexión final enfocada en Jesucristo como el único digno de celebración forman parte de este especial titulado “¿Queremos Halloween?” que ahora ponemos a su disposición para que lo escuche en línea o lo descargue sin costo.

Sirva como sugerencia el hecho de que, en los últimos años, este tema les ha resultado útil a diversos hermanos en la fe para informar a los maestros de sus hijos las razones por las cuales la familia no participa en festejos que Dios aborrece; celebraciones que, contra lo que la gente dice, no tienen nada de inocente.  

Download audio file (NoQueremosHalloween.mp3)

(Efesios 5: 5-10) Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobedienciaNo seáis, pues, partícipes con ellos. Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz (porque el fruto del Espíritu es en toda bondad, justicia y verdad), comprobando lo que es agradable al Señor. 

Anteriores Entradas antiguas