Críticas de sectores escépticos hacia los teóricos del Diseño Inteligente

Críticas de sectores escépticos hacia los teóricos del Diseño Inteligente

Anuncios

Continúa la campaña contra los cristianos de Mosul

Continúa la campaña contra los cristianos de Mosul

Las autoridades regionales prometen protección
BAGHDAD, lunes 13 de octubre de 2008 (ZENIT.org) Cerca de mil familias cristianas han abandonado la ciudad iraquí de Mosul en las últimas horas para escapar a las represalias anunciadas contra ellas por los extremistas islámicos, según informó ayer Radio Vaticano.

Miles de personas intentan escapar así a la violenta ola de crímenes contra la minoría cristiana de Mosul, que se ha cobrado 11 víctimas desde el 28 de septiembre pasado. Se trata, según declaraciones recogidas por esta emisora, del gobernador de la región de Nínive, Duraid Kashmula, de la “campaña más violenta contra los cristianos desde el año 2003”.

Kashmula hace responsables de los crímenes a los simpatizantes de Al-Qaida, y ha prometido el envío inmediato de dos brigadas de la policía nacional para defender a los cristianos.

Según ha revelado la agencia Asianews, en menos de una semana han sido asesinadas al menos 9 personas, mientras que vehículos con altavoces patrullan las calles de la ciudad con mensajes amenazantes contra los cristianos, ordenándoles que abandonen la ciudad si no quieren “sufrir nuevos ataques”.

Esta campaña para expulsar a los cristianos de Mosul respondería a intereses de tipo político y económico, según los testimonios recogidos por esta agencia, ya que la minoría cristiana podría decidir el destino de la región, dividida entre las comunidades curda y árabe.

En declaraciones telefónicas el pasado 10 de octubre a la asociación Baghdadhope, el patriarca caldeo de Bagdad, monseñor Shleimun Warduni, declaraba que la población cristiana está “angustiada por la masacre que se está realizando contra ella” y pide a todos los ciudadanos, cristianos o no, que recen para que termine esta situación.

El prelado ha pedido personalmente al primer ministro y a las autoridades de la zona que hagan “todo lo posible por detener los asesinatos”. “La vida es un don de Dios para todos los creyentes, por lo que derramar sangre inocente es contrario a la voluntad de Dios”, añade.

 

[Por Inma Álvarez]

Madonna y Ritchie pactan un divorcio millonario

19/10/2008 Edición Impresa SEGÚN ‘THE SUN’

Madonna y Ritchie pactan un divorcio millonario

El cineasta británico Guy Ritchie, flamante ex de la cantante Madonna (ambos, en la foto), recibirá 77 millones de euros, según se desprende del acuerdo que la pareja ha alcanzado y que el tabloide The Sun publicó ayer. El mismo diario ya anunció en solitario la separación de la pareja, tantas veces intuida en los últimos tiempos. Según el rotativo, el acuerdo incluye el pago de al menos 25,6 millones de euros en metálico y la cesión de varias propiedades.
Ritchie, que estos días se encuentra rodando una versión atípica de las aventuras de Sherlock Holmes, recibirá una mansión campestre en Wiltshire y The Punchbowl, el pub que ambos tenían en Mayfair (Londres). Así, el dinero en metálico que el realizador británico cobrará de su esposa cubre el valor de las propiedades de la pareja en Londres: la casa familiar (unos 9 millones), la propiedad colindante, y dos pequeños edificios (de 2,5 millones cada uno) en la misma zona.
De ser cierto el acuerdo, Madonna casi no notará el pellizco que el divorcio ha dado a su fortuna, estimada en 540 millones. Ella, por su parte, se quedará con las casas de Nueva York y Los Ángeles. “Las negociaciones han sido poco dolorosas. Guy sabía lo que quería y Madonna, lo que quería conservar”, han dicho fuentes cercanas a la pareja. Ahora solo falta que Madonna, de 50 años, y Ritchie, de 40, lleguen a un acuerdo sobre la custodia de los dos hijos que tienen en común.

Elperiodico.com

La ambición es la madre de todos los problemas

La Iglesia, fundamental en la enseñanza de san Pablo

La Iglesia, fundamental en la enseñanza de san Pablo

Catequesis que el Papa pronunció hoy ante los peregrinos congregados en la Plaza de San Pedro, con motivo de la Audiencia General.

Ciudad del Vaticano, 15 de octubre de 2008.
Queridos hermanos y hermanas:

En la catequesis del pasado miércoles he hablado de la relación de Pablo con el Jesús pre-pascual en su vida terrena. La cuestión era: “¿Qué supo Pablo de la vida de Jesús, de sus palabras, de su pasión?”. Hoy quisiera hablar de la enseñanza de san Pablo sobre la Iglesia. Debemos empezar por la constatación de que esta palabra “Iglesia” en español, -como “Église” en francés o “Chiesa” en italiano- está tomada del griego “ekklesía”. Procede del Antiguo Testamento y significa la asamblea del pueblo de Israel, convocada por Dios, y particularmente la asamblea ejemplar a los pies del Sinaí. Con esta palabra ahora se alude a la nueva comunidad de los creyentes en Cristo que se sienten asamblea de Dios, la nueva convocatoria de todos los pueblos por parte de Dios y ante Él. E vocablo ekklesía aparece sólo bajo la pluma de Pablo, que es el primer autor de un escrito cristiano. Esto sucede en el incipit de la primera Carta a los Tesalonicenses, donde Pablo se dirige textualmente “a la Iglesia de los Tesalonicenses” (cfr después también a la “Iglesia de los Laodicenses” en Col 4,16). En otras Cartas habla de la Iglesia de Dios que está en Corinto (1 Cor 1,2; 2 Cor 1,1), que está en Galacia (Gal 1,2 etc.) – Iglesias particulares, por tanto- pero dice también haber perseguido “a la Iglesia de Dios”, no a una determinada comunidad local, sino “la Iglesia de Dios”. Así vemos que esta palabra “Iglesia” tiene un significado pluridimensional: indica por una parte las asambleas de Dios en determinados lugares (una ciudad, un país, una casa), pero significa también toda la Iglesia en su conjunto. Y así vemos que “la Iglesia de Dios” no es sólo la suma de las distintas Iglesias locales, sino que éstas son a su vez realización de la única Iglesia de Dios. Todas juntas son la “Iglesia de Dios”, que precede a cada Iglesia local, y que se expresa y realiza en ellas.

Es importante observar que casi siempre la palabra “Iglesia” aparece con el añadido de la calificación “de Dios”: no es una asociación humana, nacida de ideas o intereses comunes, sino de una convocación de Dios. Él la ha convocado y por eso es una en todas sus realizaciones. La unidad de Dios crea la unidad de la Iglesia en todos los lugares donde se encuentra. Más tarde, en la Carta a los Efesios, Pablo elaborará abundantemente el concepto de unidad de la Iglesia, en continuidad con el concepto de Pueblo de Dios, Israel, considerado por los profetas como “esposa de Dios”, llamada a vivir una relación esponsal con Él. Pablo presenta a la única Iglesia de Dios como “esposa de Cristo” en el amor, un solo espíritu con Cristo mismo. Es sabido que el joven Pablo había sido adversario enconado del nuevo movimiento constituido por la Iglesia de Cristo. Había sido su adversario, porque había visto amenazada en este nuevo movimiento la fidelidad a la tradición del pueblo de Dios, animado por la fe en el Dios único. Esta fidelidad se expresaba sobre todo en la circuncisión, en la observancia de las reglas de la pureza cultual, en la abstención de ciertos alimentos, en el respeto del sábado. Esta fidelidad los israelitas la habían pagado con la sangre de los mártires en el periodo de los Macabeos, cuando el régimen helenista quería obligar a todos los pueblos a conformarse a la única cultura helenista. Muchos israelitas habían defendido con su sangre la vocación propia de Israel. Los mártires habían pagado con la vida la identidad de su pueblo, que se expresaba mediante estos elementos. Tras el encuentro con Cristo resucitado, Pablo entendió que los cristianos no eran traidores; al contrario, en la nueva situación, el Dios de Israel, mediante Cristo, había extendido su llamada a todas las gentes, convirtiéndose en el Dios de todos los pueblos. De esta forma se realizaba la fidelidad al único Dios; ya no eran necesarios los signos distintivos constituidos por las normas y observancias particulares, porque todos estaban llamados, en su variedad, a formar parte del único pueblo de Dios en la “Iglesia de Dios”, en Cristo.

Una cosa fue clara para Pablo inmediatamente en la nueva situación: el valor fundamental y fundante de Cristo y de la “palabra” de Le anunciaba. Pablo sabía que no sólo no se es cristiano por coerción, sino que en la configuración interna de la nueva comunidad, el componente institucional estaba inevitablemente ligado a la “palabra viva”, al anuncio del Cristo vivo en el cual Dios se abre a todos los pueblos y los une en un único pueblo de Dios. Es sintomático que Lucas, en los Hechos de los Apóstoles emplee muchas veces, incluso a proósito de Pablo, el sintagma “anunciar la palabra” (Hch 4,29.31; 8,25; 11,19; 13,46; 14,25; 16,6.32), con la evidente intención de evidenciar al máximo el alcance decidivo de la “palabra” del anuncio. En concreto, esta palabra está constituida por la cruz y la resurrección de Cristo, en la que han encontrado realización las Escrituras. El misterio pascual, que ha provocado el giro de su vida en el camino de Damasco, está obviamente en el centro de la predicación del Apóstol (cfr 1 Cor 2,2;15,14). Este Misterio, anunciado en la palabra, se realiza en los sacarmentos del Bautismo y de la Eucaristía, y se hace realidad en la caridad cristiana. La obra evangelizadora de Pablo no tiene otro fin que implantar la comunidad de los creyentes en Cristo. Esta idea está dentro de la etimología misma del vocablo ekklesía, que Pablo, y con él todo el cristianismo, prefirió al otro término, “sinagoga”, no sólo porque originalmente el primero es más “laico” (derivando de la praxis griega de la asamblea política y no propiamente religiosa), sino también porque implica directamente la idea más teológica de una llamada ab extra, no una simple reunión; los creyentes son llamados por Dios, quien les recoge en una comunidad, su Iglesia.

En esta línea podemos comprender también el original concepto, exclusivamente paulino, de la Iglesia como “Cuerpo de Cristo”. Al respecto, es oportuno tener presente las dos dimensiones de este concepto. Una es de carácter sociológico, según la cual el cuerpo está formado por sus componentes y no existiría sin ellos. Esta interpretación aparece en la Carta a los Romanos y en la Primera Carta a los Corintios, donde Pablo asume una imagen que existía ya en la sociología romana: él dice que un pueblo es como un cuerpo con distintos miembros, cada uno de los cuales tiene su función, pero todos, incluso los más pequeños y aparentemente insignificantes, son necesarios para que el cuerpo pueda vivir y realizar sus funciones. Oportunamente el Apóstol observa que en la Igelsia hay muchas vocaciones: profetas, apóstoles, maestros, personas sencillas, todos llamados a vivir cada día la caridad, todos necesarios para construir la unidad viviente de este organismo espiritual. La otra interpretación hace referencia al Cuerpo mismo de Cristo. Pablo sostiene que la Iglesia no es sólo un organismo, sino que se convierte realmente en Cuerpo de Cristo en el sacramento de la Eucaristía, donde todos recibimos su Cuerpo y llegamos a ser realmente su Cuerpo. Se realiza así el misterio esponsal, que todos son un solo cuerpo y un solo espíritu en Cristo. Así la realidad va mucho más allá de la imaginación sociológica, expresando su verdadera esencia profunda, es decir, la unidad de todos los bautizados en Cristo, considerados por el Apóstol “uno” en Cristo, conformados al sacramento de su Cuerpo.

Diciendo esto, Pablo muestra saber bien y nos dda a entender que la Iglesia no es suya y no es nuestra: la Iglesia es el cuerpo de Cristo, es “Iglesia de Dios”, “campo de Dios”, edificación de Dios, … “templo de Dios” (1Cor 3,9.16). Esta última designación es particularmente interesante, porque atribuye a un tejido de relaciones interpersonales un término que comúnmente servía para indicar un lugar físico, considerado sagrado. La relación entre Iglesia y templo asume por tanto dos dimensiones complementarias: por una parte, se aplica a la comunidad eclesial la característica de separación y pureza que tenía el edificio sagrado, pero por otra, se supera también el concpeto de un espacio material, para transferir este valor a la realidad de una comunidad viva de fe. Si antes los templos se consideraban lugares de la presencia de Dios, ahora se sabe y se ve que Dios no habita en edificios hechos de piedra, sino que el lugar de la presencia de Dios en el mundo es la comunidad viva de los creyentes.

Un discurso aparte merecería la calificación de “pueblo de Dios”, que en Pablo se aplica sustancialmente al pueblo del Antiguo Testamento y después a los paganos, que eran “el no pueblo” y que se han convertido también en pueblo de Dios gracias a su inserción en Cristo mediante la palabra y el sacramento. Y un último esbozo. En la Carta a Timoteo Pablo califica a la Iglesia como “casa de Dios” (1 Tm 3,15); y esta es una definición realmente original, porque se refiere a la Iglesia como estructura comunitaria en la que se viven cálidas relaciones interpersonales de carácter familiar. El Apóstol nos ayuda a comprender cada vez más el misterio de la Iglesia en sus distintas dimensiones de asamblea de Dios en el mundo. Esta es la grandeza de la Iglesia y la grandeza de nuestra llamada: somos templo de Dios en el mundo, lugar donde Dios habita realmente, y somos, al mismo tiempo, comunidad, familia de Dios, que es amor. Como familia y casa de Dios debemos realizar en el mundo la caridad de Dios y ser así, con la fuerza que viene de la fe, lugar y signo de su presencia. Oremos al Señor para que nos conceda ser cada vez más su Iglesia, su Cuerpo, el lugar de la presencia de su caridad en este mundo nuestro y en nuestra historia.

Dia de la madre histórico

ir a Humor en lanacion.com

Criar hijos en el siglo XXI

Domingo 19 de Octubre de 2008
Información General
UNA FECHA ESPECIAL – DIA DE LA MADRE

Criar hijos en el siglo XXI
En la madurez llega el hijo del amor, el deseado
La tecnología auxilia a la mamá moderna

– Pasa 12 horas al dia afuera de su casa, pero a través del celular digita todo: a las 8, llama a su esposo para que despierte a su hija Trinidad de cinco años. Al mediodía se comunica con la niñera para decirle que busque a Trini del colegio o para explicarle qué van a almorzar. Carolina Selis tiene 33 años y entre el estudio -está realizando el rotatorio en la carrera de Medicina- y el trabajo, pasa la mitad del día lejos de su esposo Maximiliano y de sus dos hijos: Trinidad y Jerónimo, de casi dos años. “El celular me permite estar lejos pero cerca al mismo tiempo. Me ayuda en la tarea de madre porque mi carrera me exige muchas horas afuera”, comentó.

– “Gracias al celuclar puedo salir más tranquila cuando mi hija Male se queda con mi mamá o con su papá” comentó Romina Naranjo, de 23 años, que sigue la carrera de Nutrición. Cuando no está con su hija Malena, de tres años, es porque asiste a clases o porque se junta a estudiar con compañeros.

– Los pañales descartables son los mejores aliados de las madres.“No hubiera tenido hijos si todavía existiesen los pañales de tela”, afirmó Carolina. Su peor pesadilla, admitió, hubiera sido tener que lavarlos y ponerlos a hervir en agua para que no le irrite la piel al bebé. Natalia Mólica, de 22 años, coincidió con ella. “Los pañales descartables son una gran ventaja para una madre que se dedica a otras cosas, aparte de ser ama de casa. Son una gran ayuda porque te ahorran mucho tiempo”, dijo la joven madre de un hijo (Agustín, de tres años). María Luz Jiménez, de 22, coincidió con ellas. Sin embargo, ella considera que el microondas es el mejor invento porque le permite cocinar rápido y pasar el resto del tiempo con Santiago, su hijo de cuatro años.

– Yenny Velázquez, de 28 años, fue mamá hace un año. “Yo elegí esperar porque me había casado muy joven, a los 22 años, y queríamos disfrutar con mi marido de la vida en pareja. Y siento que es mejor porque ahora puedo dedicarme todo el tiempo a Guadalupe y no lamento no poder ir a un boliche o salir con amigos, porque ya lo hice”, le dijo a LA GACETA.

– El microondas es el mejor invento -confiesa Romina- porque me permitió pasar menos horas despierta durante la noche. “Cuando Malena tenía hambre, calentaba la mamadera en un minuto y dejaba de llorar. Es rápido y práctico”, contó.

– Internet reemplaza a la abuela porque sus consejos ya pasaron de moda, dice la mayoría de las madres actuales. Otras buenas consejeras son las revistas para padres que brindan trucos “infalibles” para criar a los hijos. Romina, por ejemplo, consulta el sitio http://www.materna.com.ar porque dice que encuentra información que no está en otros lados, como la de los primeros auxilios, según comentó. Una de las revistas más leída es Ser Padres Hoy.

– Lavarropas automático y jardines maternales son dos preferencias de Carolina. El lavarropas le evita tener que refregar durante horas la ropa que usaron sus hijos para jugar. El jardín maternal es, según Natalia, la mejor ayuda para las mamás modernas que trabajan o estudian.

– En la pagina de internet http://www.materna.com.ar se pueden encontrar recetas de comidas de acuerdo con la edad de los niños.

Anteriores Entradas antiguas