La teología de la prosperidad


La teología de la prosperidad

http://www.protestantedigital.com/new/orbayu.php?436

Hemos de repetir, cuando nos referimos a la ética protestante, del hecho que los puritanos o los calvinistas no crearon, ni siquiera despertaron el espíritu capitalista. Como bien afirma Weber “en ninguno de ellos se descubre que considerara el deseo de los bienes terrenales como valor ético, es decir, como una finalidad inherente. 

Y debemos hacer hincapié en que ninguno de los reformadores (sin omitir a Menno, George Fox y Wesley) concedió una importancia en grado sumo a los programas de la reforma moral. No hay entre ellos uno siquiera a quien se le pueda considerar como fundador de una sociedad de cultura ética; tampoco puede decirse que alguno representase un anhelo humanitario de reforma social o de aspiraciones culturales. El eje de su vida y su acción se circunscribía totalmente a la salvación del alma. 

Así, de sus ideales éticos y los efectos prácticos de su doctrina no hay otra explicación como no sea por esta otra finalidad esencial de la espiritualidad y eran simples resultados de bases puramente religiosas. De ahí que los efectos de la Reforma en el concierto de la civilización —aun cuando nos empeñemos en darles una importancia capital de acuerdo con nuestro enfoque— eran desenlaces inesperados y naturales de la labor de aquellos reformadores, es decir, consecuencias desviadas y opuestas, inclusive, a su pensamiento y a sus propósitos. 

El capitalismo moderno, añade a los otros anteriores capitalismos además del deseo de ganancia., de rentabilidad y de lucro, el poseer y acaparar todo esfuerzo individual a favor del logro de esa ganancia. El ser humano se convierte no ya en una máquina, sino que además es una máquina cuyos principios éticos están encaminados hacia el lucro y el dinero fácil. 

Ya no hay empresarios aventureros, con riesgos. Ahora es despojo interminable y explotación miserable, bajo el pretexto del bienestar y el progreso. Y no porque haya esclavos como en la antigüedad o en las plantaciones, -que los sigue habiendo en la infinidad de empresas globalizadas-, sino porque la ética es de completa sumisión al dinero. Los grandes estamentos bancarios controlan todas las actividades y hacen que los países pobres se sientan fuertes y en continuo progreso, contrayendo mayores deudas, convirtiéndose en esclavos de por vida. 

La teología de la prosperidad tiene alguna semejanza, pero aquí no es Dios el explotador, sino los ministros sin escrúpulos. Como en los tiempos de las indulgencias, Dios tiene un tesoro en los cielos para nosotros, pero a cambio tenemos que darle algo. El problema que plantea la teología de la prosperidad es el de ¿Quién le va dar a Dios algo para que eso lo obligue a Dios a recompensarnos? La respuesta a esa pregunta es: “nadie” porque Dios promete prosperarnos sin que eso sea referencia estricta a cuestiones terrenales. 

En este contexto cuenta Panasiuk esta historia: “Cuando mis suegros volvieron a Estados Unidos después de haberse pasado 15 a 20 años en el Africa, su situación económica estaba bastante mas pobre de lo que estaba el día que salieron rumbo a Zimbabwe a comienzos de los años 60. Sin embargo, mi suegro traía bajo el poncho una buena cantidad de iglesias plantadas en lugares inhóspitos del continente africano, cientos de convertidos a Cristo y decenas de líderes entrenados para hacer la Obra del Señor. Yo me rehúso a creer que ellos hayan sido “maldecidos” por Dios, simplemente porque su situación económica no era la más brillante”. 

El espíritu del capitalismo se ha infiltrado en la teología y se hace a Dios responsable de tanto mercadeo religioso. Según algunas fuentes los “banqueros de Dios” están extendiendo por América Latina un discurso de apología de la prosperidad de Estados Unidos y vinculada esta a la guerra espiritual. Para estos está claro que la Biblia afirma que Adán con su pecado hizo perder la productividad, que José era un gran empresario maderero y Jesús estaba rodeado de hombres y mujeres con tanto dinero que no necesitaba de dinero. 

Nuestra crítica a esta teología, no es si la teología de la prosperidad es falsa o tiene validez, no es una crítica a la deformación espiritual que promueve, sino a esa crítica ética por el carácter dañino e injusto de las acciones de la teología de la prosperidad. 

Estos días en los que se ha estrenado la película de Lutero, nos damos cuenta del sentido tan engañador de las indulgencias. En cierta medida es la misma problemática, pero en vez de reclamar a Dios un trozo de cielo por unas monedas, se lo pedimos ya para esta tierra. Queremos prosperidad terrenal ya, que no es malo en si, pero si lo es que fomente el principio de amor al dinero y al poder, como en el capitalismo actual. 

Pero también se hace necesaria una crítica a la falta de actuación del cristianismo ante el poder del dinero que genera una economía de muerte. En el “Mercader de Venecia” se describe al judío Shylock como malvado usurero, perro y demonio, frente a los venecianos nobles, generosos y cristianos. Estos mantenían la santa doctrina aristotélica y escolástica del la esterilidad del dinero. Además de ser ellos despilfarradores, tramposos, crueles y racistas, observa Shilock que también son propietarios de esclavos y “no piensan liberarlos”. Asi, Shilock, además de verdugo es victima de la villanía de los cristianos, lo cual nos tramite a los cristianos de ahora el mismo sentido de falta de ética frente a un mundo esclavizado en lo material y lo espiritual. 

Manuel de León es escritor e historiador

© M. de León. ProtestanteDigital.com, 2005 (España).

 

Anuncios

6 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. pauloarieu
    Oct 10, 2008 @ 22:32:23

    La teología de la prosperidad, nueva amenaza en Latinoamérica

    Denuncia del obispo guatemalteco Víctor Hugo Palma Paúl

    CIUDAD DEL VATICANO, viernes, 10 de octubre de 2008 (ZENIT.org).- La teología de las prosperidad, que encuentra en la pobreza la maldición, se ha convertido en la nueva amenaza para la Iglesia católica en Latinoamérica, denunció este viernes ante el Sínodo un obispo.

    Monseñor Víctor Hugo Palma Paúl, pastor de la diócesis de Escuintla, en Guatemala, al intervenir ante la asamblea sinodal sobre la Palabra de Dios, reconoció que en estos momentos se da “un panorama sombrío en el campo bíblico”.
    “No sólo por los consecuencias de la anulación de los criterios” de interpretación de la Biblia surgidos de la Reforma Protestante, sino “por el surgimiento de ‘una nueva gnosis’ que introduce en la interpretación bíblica elementos extraños a la esencia del cristianismo”.

    “Más allá del grave fundamentalismo en las sectas se trata de servicios religiosos pseudocristianos que como expresión del antropocentrismo cultural e incluso existencial de la actualidad, utilizan la Biblia para proponer ideas de progreso material, de reinvención de sí mismo, de conocimiento de caminos de anulación del dolor, etc.”. denunció.

    “Especialmente en regiones pobres o emergentes de América Latina, la necesidad de una cosmovisión económica y para algunos, necesariamente religiosa, que ayude a superar los conflictos de pobreza, corrupción administrativa, frustración económica, inseguridad ciudadana, etc., crea un campo fértil para la mercadotecnia de la llamada ‘teología de la prosperidad'”.

    Se trata, ilustró, de “un falso Dios aparentemente bíblico, pero no cristiano que reduce el horizonte de su acción en la vida humana a pobreza como ‘maldición’ y a riqueza como ‘bendición o prosperidad'”.

    Esta “teología de la prosperidad”, dijo, surge de la atomización de grupos nacidos del evangelismo neopentecostal, que manipulan la traducción, la predicación y la aplicación existencial de la Palabra de Dios.

    Ante esta visión del Evangelio, es urgente, dijo, “una formación y pastoral bíblicas que unan Biblia y Tradición, para vivir el encuentro con Jesucristo como camino para la conversión, la comunión y la solidaridad”.

  2. pauloarieu
    Oct 10, 2008 @ 22:37:19

    Teología de la prosperidad
    (Redirigido desde Teología de la Prosperidad)
    Se denomina Teología de la prosperidad a un conjunto no sistematizado de doctrinas cristianas que enseñan que la prosperidad económica y el éxito en los negocios son una evidencia externa del favor de Dios. También es conocida en México como “Palabra de Fe” o “Confiésalo y Recíbelo”.
    Es una enseñanza común entre muchos “tele-predicadores” y también entre iglesias pentecostales y neo-pentecostales (incluso entre predicadores evangélicos y carismáticos), la cual establece que Dios quiere que los cristianos sean exitosos en “todos sus caminos”, especialmente en el área de las finanzas.
    Los defensores de esta doctrina aseguran que su propósito de fondo es la financiación de predicadores alrededor del mundo (evangelización), basada en versículos de la Biblia, como Deuteronomio 8:18 que dice: Antes acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padres, como en este día. o Mateo 7:20 “Por sus frutos los conoceréis” (Biblia Reina-Valera 1602).
    Los críticos de estas enseñanzas alegan que son usadas únicamente para enriquecer indebidamente a líderes que explotan la ingenuidad de creyentes sinceros que ofrendan su poco dinero, o que el énfasis en “la bendición material” es una malinterpretación de la Biblia, por ejemplo, el pasaje de Deuteronomio antes citado se referiría exclusivamente a un pacto entre Dios e Israel, sin ninguna relación con la Iglesia.
    Algunos tele-predicadores que adherirían a la teología de la prosperidad en los Estados Unidos de América serían Benny Hinn, Pat Robertson, Robert Tilton, T.D. Jakes, Joel Osteen, Kenneth Copeland, Nasir Saddiki, Paul Crouch, y Peter Popoff.
    En México, entre los predicadores que enseñan la teología de la prosperidad, se encuentran varios pastores pentecostales, evangélicos y sobre todo, de la Iglesia Universal del Reino de Dios.
    En Chile, uno de los países con mayor población protestante en proporción en Sudamérica, los grupos que enseñan esta doctrina son movimientos muy conocidos como Vidavisión (Alejandro Martínez) y el grupo internacional Enlace TBN a través de su señal de televisión, el canal 50 de Santiago.
    En Guatemala, el predicador que basa sus lecciones dominicales en prosperidad, es líder carismático evangélico Cash Luna.
    En República Dominicana, uno de los predicadores más comprometidos con la teología de la prosperidad es el pastor Aquiles Azar, y su ministerio Centro de Fe en la ciudad de Santo Domingo.
    Opiniones críticas [editar]
    El “Evangelio de Prosperidad Artículo de Calvin George en Fundamental Baptist Institute.
    Los banqueros de Dios o la teología de la prosperidad Opinión crítica en Adital.
    Una problematización de las críticas hacia la llamada “teología de la prosperidad” Artículo de Jonathan Pimentel en ALC Noticias
    La teología de la prosperidad Artículo de Manuel de León en Protestante Digital.
    La iglesia ¿infiltrada?Artículo de Francisco Fuentes en elblogdeffuentes.cl
    Referencias [editar]

    Ocaña Flores, Martín; Los Banqueros de Dios, una aproximación evangélica a la Teología de la Prosperidad; Ediciones Puma, Lima, 2002; ISBN 997270131X
    Venables, Gregorio et Al; Fe y Prosperidad: Reflexiones sobre la teología de la prosperidad; Editorial Lámpara, La Paz, Bolivia, 1999.

  3. pauloarieu
    Oct 10, 2008 @ 22:39:42

    undefined
    undefined
    TEOLOGÍA DE LA PROSPERIDAD
    Posted by EDS in Nihil obstat, Religión

    Desde hace algunos años, se ha venido escuchando en muchos países la llamada “Teología de la Prosperidad”. Según Wikipedia, se denomina así a “un conjunto no sistematizado de doctrinas cristianas que enseñan que la prosperidad económica y el éxito en los negocios son una evidencia externa del favor de Dios”.

    Por lo tanto, la pobreza o la falta de abundancia material, así como la enfermedad, son signos visibles de que la relación con Dios está mal, ya sea por estar en pecado o por falta de un compromiso sincero con Él. Esta doctrina se ha desarrollado especialmente en las iglesias evangélicas neo-pentecostales, aunque también en algunos sectores de la Renovación Carismática Católica.

    Dentro de sus máximos exponentes a nivel mundial, se encuentra el famoso evangelista Benny Hinn (emulado brillantemente por el guatemalteco Cash Luna), que se dio a conocer por supuestos milagros, especialmente el sonado caso de Evander Holyfield, el pugilista que estaba desahuciado pero que después de que Hinn orara por él, sanó y ganó mucho dinero, al punto de dejar como regalo la suma de US$265,000.00 a la Iglesia pastoreada por su sanador. Aunque sus detractores no dejan de mencionar que Hinn fue denunciado porque supuestamente Holyfield nunca había estado enfermo.

    Cash Luna (Casa de Dios), junto con Harold Caballeros (El Shaddai) y Jorge López (Fraternidad Cristiana) entre otros, han logrado que en Guatemala este movimiento tenga un auge incomparable en los últimos años, al punto que la misma Cervecería Centroamericana identificó como una de sus más preocupantes amenazas para los próximos años, no la entrada de su férreo competidor, sino el crecimiento del movimiento evangélico en el pais. Esto me lo contó uno de los personeros unos días después de asistir al análisis FODA realizado por la empresa.

    Estos predicadores proclaman un Dios que retribuye abundantemente los aportes económicos de los feligreses, por lo que se mantienen en una constante lucha por motivar a los miembros de sus iglesias a que “siembren” para poder cosechar en abundancia. La semilla que se debe sembrar, es por supuesto, dinero.

    En lo personal y sin ánimo de ofender, debo ser honesto y decir que para mí no es más que la representación “cristianizada” de la ideología neoliberal, que en la práctica, mide la realización y felicidad personal por la cantidad de cosas que se pueden comprar, es decir, se basa en la primacía del individualismo y el predominio del materialismo como bendición; por lo tanto condena a los menos afortunados culpándolos por su situación y dejan de ser importantes, aspectos como arte, cultura, y otros, por el simple hecho de no generar riqueza. También quedan fuera de todo análisis los 5 siglos de opresión y desigualdad en el país y que han originado el crecimiento incontenible de la pobreza.

    Con este tipo de ideologías no se hace más que estar cada día más preocupados por nuestro propio bien, olvidándonos de nuestra realidad como país. Además algunas de las personas evangélicas con las que hablé y que no pertenecen a estos movimientos, me manifestaron su inconformidad, y hasta su sentimiento de ser “discriminados” por su condición.
    Desde ningún punto de vista estoy apoyando las doctrinas que predican el conformismo. Simplemente creo que Dios bendice el esfuerzo que cada uno hace por hacer las cosas de la mejor manera posible, pero que definitivamente hay factores sociales, intelectuales y hasta culturales, que limitan la obtención de resultados.
    Además para mí y para muchos otros, la prosperidad económica es solo una parte de la vida, la más insignificante cuando la comparo con la bendición de tener a mi familia, a mis amigos y este país que algún día será como lo soñamos.
    “En el ocaso del sol, se nos juzgará por el amor” San Juan de la Cruz.

  4. pauloarieu
    Oct 10, 2008 @ 22:40:47

    TEOLOGÍA DE LA PROSPERIDAD TIENE ENFOQUE BÍBLICO EQUIVOCADO, AFIRMAN PASTORES METODISTAS
    TEOLOGÍA DE LA PROSPERIDAD TIENE ENFOQUE BÍBLICO EQUIVOCADO, AFIRMAN PASTORES METODISTAS
    Fuente: Colegio Episcopal de la Iglesia Metodista del Brasil/ALC
    Sao Paulo, Brasil. El Colegio Episcopal de la Iglesia Metodista del Brasil manifestó que la Teología de la Prosperidad que: ” busca la prosperidad a cualquier costo, renuncia a la solidaridad, a la justicia, al bienestar de los otros”.

    En el Antiguo Testamento, dijo la organización, existen por lo menos diez palabras hebraicas diferentes que pertenecen al mismo campo de significado: prosperar, tener éxito y suceso, hacer crecer, fortalecer, pacificar, ser fructífero, saciarse y enriquecerse. “Por tanto, la Biblia tiene su propio concepto de prosperidad”, diferente de los actuales.

    Prioritariamente, analizan los obispos metodistas, prosperidad no es obtener ventajas personales o ganar dinero. Prosperidad, según la Biblia, puede significar ser fuerte y valiente, como Moisés lo fue.

    Para los obispos metodistas, “la idea de prosperidad, es espuria a la Biblia, es la misma ofrecida a Jesús por Satanás. Es una prosperidad relacionada al dinero, al lucro, al éxito en la vida y a sucesos óptimos en los emprendimientos personales”. Los religiosos por su parte subrayan: “El sistema de vida que la teoría de la prosperidad defiende está lleno de competencias: patrón/empleado, nación rica/nación pobre. Quien es más fuerte elimina al más débil”.

    Fuente: Colegio Episcopal de la Iglesia Metodista del Brasil/ALC
    http://www.mundocristiano.tv/index.php?option=com_content&task=view&id=617&Itemid=49

  5. pauloarieu
    Oct 10, 2008 @ 22:41:56

    (NoticiaCristiana.com) Ciudad de México, México, Mayo 10, 2004 (alc). En las últimas décadas la comunidad cristiana ha sido agudamente dividida entre los seguidores ardientes de la teología de la prosperidad y aquellos que la desaprueban fuertemente, advirtió Arturo Piedra, profesor de la Universidad Bíblica Latinoamericana, de Costa Rica, y secretario para México y Centroamérica de la Fraternidad Teológica Latinoamericana (FTL).

    Piedra hizo una crítica de la teología de la prosperidad en una mesa redonda que se desarrolló el jueves de la semana pasada en el Auditorio del Seminario Teológico Presbiteriano de México, donde dio una conferencia sobre Teología de la gracia y teología de la prosperidad – El desafío permanente de las teologías populares.

    Su trabajo, dijo, destaca el desafío que para las teologías oficiales y académicas representan las creencias populares de la fe cristiana, como es el caso de las ideas religiosas provenientes de la teología de la prosperidad.

    En el cristianismo, anotó, siempre han operado dos, o más, iglesias y dos, o más, teologías paralelas. En la actualidad una de las diferencias de esta tensión con respecto al pasado, radica en que la teología de la prosperidad surge en un momento de gran confusión cultural, además de la crisis que afecta a la teología tradicional.

    Bajo el predominio de la iglesia como consecuencia de su reconocimiento por Constantino, la gracia, que en la versión de San Pablo identifica la absoluta bondad y misericordia de Dios con quienes no lo merecen, se convirtió en una dogmática que nadie podía cuestionar, indicó.

    La vivencia protestante no fue diferente a la católico-romana. Tan pronto como los reformadores Lutero, Calvino, Zwinglio definieron la ruta de la gracia frente a los poderes de la ley, sus seguidores, en su mayoría intelectuales, tradujeron el lenguaje que otrora fuera tan vivo y real, en un conjunto de doctrinas de poca significancia práctica para los creyentes, señaló.

    La reflexión sobre la gracia en América Latina, más que revivir las discusiones sobre la “teología de la gracia”, exige un análisis de lo que impide o promueve la manifestación de la gracia de Dios en el mundo actual.

    El interés en el tema de la gracia se ve, más bien, animado por una atmósfera de antigracia que domina hoy el mundo, en la cual un sistema económico único produce e impone una realidad de anti-gracia, y desgracia, enfatizó Piedra
    El nombre de teología de la prosperidad, indicó, alude básicamente a un énfasis en el bienestar material como bendición de Dios. Esta teología es parte de un paquete religioso neopentecostal, que tomó fuerza en América Latina a partir de los 1980 y que incluye doctrinas que van desde la guerra espiritual, el ministerio quíntuple, el discipulado de los doce, hasta la un programa agresivo de crecimiento de las iglesias.

    La corriente religiosa de la prosperidad se enmarca dentro de la enseñanza de los “hijos de rey”, que tienen derecho a recibir un tratamiento especial porque gozan de una relación especial con su Padre celestial, que hizo todas las cosas y sigue siendo dueño de las mismas, y es un movimiento religioso dominado y conducido por “hombres fuertes”, por profetas y apóstoles de nuevo cuño, anotó.

    Toda teología es hija de su tiempo. Las raíces de la teología de la prosperidad se relacionan con el boom económico después de la Segunda Guerra Mundial y la tesis de que el éxito individual depende de una actitud mental positiva. En este aspecto el discurso de la teología de la prosperidad poco se diferencia de los escritores de la Nueva Era.

    La teología de la prosperidad tiene dos zonas de influencia muy definidas. Una es la de los predicadores estadounidenses, y la otra proviene de Corea del Sur. Pero, también hay una fuerte experiencia africana y latinoamericana, aunque con dependencia de la línea estadounidense.

    No obstante, esta teología ha permitido rescatar aspectos ovidados de la enseñanza bíblica. Entre ellas la enseñanza teológica contemporánea la cual enfatiza que Dios siempre bendice materialmente su pueblo, con riqueza y salud así como espiritualmente, cuando se tiene una fe positiva y obediente. Por eso es que David Sang Bok Kim, teólogo coreano crítico de esta teología, lamenta que este tema se haya dejado “en las manos indisciplinadas de predicadores de la prosperidad”, advirtió Piedra.

    Por otra parte, agregó, que la salvación del reino de Dios es real aquí y ahora en su sentido amplio. La salvación que Jesús trajo entonces significa también liberación de la pobreza, de la enfermedad y de la opresión.

    Sin embargo,

    advierte Piedra, por más que se concuerde con la crítica hecha contra la teología clásica, la teología de la prosperidad reduce la gracia de Dios a logros más materiales que humanos. Dios pierde autonomía y libertad ante una conciencia religiosa que le dice cómo y cuándo debe ser fiel a sus promesas. En palabras de Barth, la catástrofe de la religión impide que Dios diga el Sí y el No definitivos.

    La teología de la prosperidad representa, quizás sin proponérselo sus promotores, una lectura, para muchos innovadora y escandalosa, de las doctrinas más importantes del cristianismo. Son muchas las reacciones que provoca una relectura teológica desde nociones no tradicionales de la persona de Dios, de Cristo y de la iglesia, así como del pecado y del ser humano, concluyó.

  6. ARTURO GARDUÑO ACEVEDO
    Abr 22, 2009 @ 04:41:04

    TEORIA DE LA PROSPERIDAD EN LA IGLESIA Por ARTURO GARDUÑO ACEVEDO “Melquisedec” PROLOGO La Teoría ó Teología de la Prosperidad, también conocida como Movimiento de la Prosperidad, hoy en día, es lo que la Sagrada Escritura denomina Mayordomía Fiel; Desde luego hace referencia a la administración de los bienes que el Todopoderoso nos confía, pero va mas allá, tiene que ver con todos los aspectos de nuestra vida material y espiritualmente hablando; se resume en el mandato de nuestro Señor Jesucristo de “Dar al Cesar lo que es del Cesar y A Dios lo que es de Dios”. Al hablar del Origen de la Prosperidad, bíblicamente estamos insertos en el concepto de Mayordomía, pero ¿Cómo reconocer nuestra mayordomía? Pues ¡Dando al dueño lo que al dueño le pertenece!. Teniendo presente que no somos buenos mayordomos porque decimos o pensamos que lo somos, sino que lo seremos solo cuando lo cumplamos. El hermano Melquisedec, a quien tuve el agrado de conocer vía Internet y con quien he pasado horas enteras compartiendo experiencias y reflexiones de quienes hemos dedicado nuestra vida a servir a Dios, trata adecuadamente el tema de la Mayordomía, con fundamento en las Sagradas Escrituras, el trabajo que presenta a la comunidad Cristiana esta en verdad inspirado por el conocimiento profundo del Servicio fiel a la obra del Señor. Agradezco que haya pensado en mi para la presentación breve de su libro, porque estoy seguro de que la amistad que nos une, nos permite hablar con verdad; Por eso no omito manifestar que el presente trabajo corre el gran riesgo de ser confundido y mal interpretado, pues en estos últimos tiempos en que el capitalismo exacerbado ha dominado el mundo, también su influencia se ha dejado sentir en nuestras Iglesias en donde tal pareciera que Jesucristo dijo: “id y pedid el diezmo, primicias y ofrendas”; Por desgracia sabemos de lamentables casos de movimientos sectarios cuyo único fin es lucrar con la ignorancia y la buena fe de sus seguidores a quienes defraudan sin misericordia en el nombre de un dios que no puede ser el de la Biblia, porque el pensar que Dios promete que todos seremos ricos en la tierra no es una buena interpretación bíblica, desde luego. Pues si así fuera, Jesús mismo habría nacido en cuna de oro en lugar de un pesebre; recordemos que el Apóstol Pablo mismo admitió que sabía vivir en pobreza; y no debe olvidarse cuando Jesús habló con el joven rico y le dijo “Vende todo lo que tienes y dalo a los pobres” o cuando Jesús dijo que era ¡DIFICIL! que un rico entrara al reino de Dios; así como cuando señalo que a los pobres los tendríamos por siempre. Sabemos que la Doctrina de la Prosperidad ha sido calificada por muchos como Falsa y carente de fundamento bíblico. Desde luego sus opiniones son muy respetables; pero no podemos dejar de reconocer que la obra de escudriñamiento a la palabra efectuada por el Autor del presente libro, es digna de ser imitada, pues nos muestra pasajes debidamente concatenados tanto del antiguo como del nuevo testamento, que nos dan la convicción de que en verdad quien es fiel administrador de los bienes de Dios, cada vez será mayormente bendecido, así pues en lo personal creo que nuestro hermano Melquisedec ha sido verdaderamente inspirado por la palabra de Dios y que el Espíritu Santo le permite mostrarnos una verdad innegable: ” Dios que es el dueño de todo da sus riquezas a quien le place”; por tanto hoy sabemos que LA TEOLOGIA DE LA PROSPERIDAD, cuenta con un sólido exponente en México, con nuestro hermano Arturo Garduño Acevedo “Melquisedec” y siento en mi corazón que este libro será de bendición y por tanto bien recibido por el pueblo de Dios. Fraternalmente con amor en Cristo Jesús. Pastor Ross Nkire. EN EL PRINCIPIO… DIOS ES EL CREADOR DEL CIELO Y DE LA TIERRA. Es necesario que todo ser humano entienda que “Todo lo existente es de Dios, incluyendo nuestra vida misma”; por tanto desnudos llegamos a esta tierra y sin nada partiremos, pues nada es nuestro. Tl como nos enseña la palabra “porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar.” 1ª de Timoteo 6-7. EL HOMBRE ADMINISTRADOR DE LOS BIENES QUE DIOS LE CONFIA. No es cuestión de decisión personal nacimos para administrar lo que es de Dios. Desde la creación del primer hombre Dios lo puso a administrar sus obras. “Fructificad-Multiplicad-Señoread la tierra”, indico a nuestro padre Adán que labrara y cuidara el huerto, pusiera nombre a los animales y esto sigue vigente para cada ser humano hombre y mujer, somos administradores de lo que el Padre nos confía, de todo lo que El nos dio para administrar: EL CUERPO ES MORADA DEL ESPIRITU SANTO. La administración comienza en nuestro propio ser: “O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no soís vuestros. Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.” 1ª de Corintios 6:19-20. Por tanto debemos amar y respetar nuestro cuerpo, para que sea digno de ser morada del Espíritu de Dios, evitando dañarlo con excesos, sustancias nocivas, y emociones desbocadas teniendo debido cuidado de alimentarlo sanamente, mantenerlo saludable y presentarlo siempre con sencillez y decoro, para testimonio vivo del poder de Dios en nuestras vidas. MAYORDOMÍA DE LOS BIENES Todos los bienes materiales que tenemos son de Dios y nosotros debemos administrarlos con sabiduría, poniéndolas a disposición de la obra del Señor. No es malo tener bienes siempre que estos sean honradamente adquiridos, recordando que: “La bendición de Jehová es la que enriquece,,,” Proverbios 10¨-22. El dinero no es la raíz de todos los males; pero el amor al dinero si lo es, cuando desplaza a Dios en nuestras prioridades; porque ahí donde esta nuestro pensamiento ahí esta nuestro corazón. Es dios mismo el que pone en nosotros el sentir como el hacer, pongamos atención a la voz del señor, así no herraremos cuando nos envía a realizar su obra. En nuestros tiempos hay mucha discusión. ¡Cuántos pastores hacen lo indecible para juntar diezmos y ofrendas! A veces con el único propósito de recibir a tiempo su salario, sabedores de que el Obrero es digno de su salario, pensando que ser mantenidos por una congregación es la Obra de Dios y si algo sobra que se destine a los pobres. Los pastores deben ser sensibles a las necesidades de su congregación y en caso de escasez, en lugar de mandar a sus mujeres a laborar, deben entrar en oración con su pueblo para pedir a Dios que provea lo necesario, pastores de tiempo completo son necesarios a las iglesias, pero para que dirijan la obra, no para que cuiden los niños en la casa pastoral, se requiere de verdaderos siervos de Dios, que confíen en las promesas del Todopoderoso y se dediquen en compañía de sus lideres y ovejas a cumplir el mandato de ir por todo el mundo para hacer discípulos, la recompensa sin duda llegara. “ Dijo luego a sus discípulos: Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué comeréis; ni por el cuerpo, qué vestiréis. La vida es más que la comida, y el cuerpo que el vestido…” San Lucas 12-22,23. No debemos considerar el dar diezmos y ofrendas como un deber, sino como un privilegio del que gozan aquellos cristianos honrados que dan, porque son buenos administradores de lo que Dios le ha confiado. No somos buenos mayordomos porque lo pensamos o lo decimos, o porque lo digan nuestros hermanos; Seremos buenos mayordomos cuando demos a Dios lo que le pertenece. LA RIQUEZA QUE DIOS DA A SUS HIJOS Los Cristianos somos el pueblo que Dios escogió para su alabanza desde el principio de los Tiempos, Nuestro Señor Todopoderoso, sabe quien habrá de ser salvo, y así es como pone en nuestros corazones el seguirle, es Dios quien nos encuentra, es El, quien nos alcanza, a cada uno a su tiempo y de las formas mas increíbles que podamos imaginarnos. Desde luego no todos serán salvos, ni siquiera aquellos que públicamente le llaman Señor, Señor, o que hacen grandes donaciones para expiar sus culpas; cuando Jesús entra en nuestro corazón y se convierte en el Rey de nuestra vida, todo cambia, cae la venda de nuestros ojos y podemos percatarnos de la verdad. Dios vive, y nos permite gozar de su gloria, aún aquí en la tierra, tendremos una forma distinta de vivir una vez que nos hayamos liberado de las cadenas de esclavitud en que nos mantiene el príncipe de la Potestad del aíre, quien ha mentido siempre al hombre para confundirnos y alejarnos del buen camino, el dijo a nuestros primigenios padres que comiendo del fruto del árbol prohibido seríamos como Dioses. Es por esto que el ser humano viviendo en esta mentira se siente capaz de lograr su propia felicidad creyéndose el centro del Universo, pero la triste realidad es que ni con toda nuestra Ciencia y avanzada tecnología hemos logrado hacer de este mundo un lugar en donde los seres humanos podamos vivir con paz y prosperidad; al contrario hoy estamos en situación de caos, con guerras, hambrunas, pasando mundialmente por crisis económica; no necesitamos más que abrir los diarios o encender el televisor para saber que vivimos en desesperación y muerte, nuestros niños aspiran a crecer para convertirse en pistoleros, porque siguen las enseñanzas del príncipe de las tinieblas que les hace pensar que sin importar los medios si se logra el fin de conseguir dinero, obtendrán la felicidad anhelada y podrán sacar adelante a sus atribulados padres, que viven desesperados ante jóvenes irrespetuosos, viciosos, que no se preocupan mas que por alimentar sus apetitos mal sanos. Jesucristo a través del Espíritu Santo tiene el poder para darnos vida nueva, el nos muestra el camino y nos da la oportunidad de ser hombres libres de las opresiones del diablo, nos da la fortaleza para vencer la tentaciòn que nos presenta el mundo, nuestra carne y aún Satán mismo. Jesucristo es Dios, Él demostró su amor tomando forma de hombre hace mas de dos mil años cuando personalmente vino al mundo con un propósito, cargar con el pecado de la humanidad, de los que vivieron, los que aquí estamos hoy y los que vendrán después, porque para El no existe en tiempo, el es creador de Todo y Todo lo puede, ha prometido que cuidara de las almas de todos aquellos que de manera libre decidan cargar su cruz y seguirle, de todos aquellos que aquí en la tierra le confiesen y reconozcan como único y suficiente salvador; porque el día llegara en que toda criatura en los Cielos en la Tierra y por debajo de la Tierra, confesaran con su lengua que Jesucristo es Dios y toda rodilla se doblara ante su Santa Magnificencia; Jesús nos mostró que es posible vivir con tentación pero sin cometer pecado, y nos enseño que somos poseedores de un alma inmortal que vivirá por siempre; pero de nuestra decisión a qui en la tierra depende donde pasaremos esa eternidad. El a prometido que como buen pastor cuidara de las ovejas que Dios Padre le haya dado y que no habrá alguna que se pierda; por tanto no aceptar el regalo de Salvaciòn y vida eterna al lado del dador de la vida, es la condenación a pasar la eternidad sin Jesús. Que Dios tenga misericordia de los rebeldes que no quieren rendirse ante la verdad. Jesucristo es la verdad el camino y la vida y no hay quien vaya al padre si no es a través del hijo, porque no hay otro nombre dado a los hombres por el cual podamos ser salvos, mas que el del poderoso unigénito hijo de Dios, que venció a la muerte pues al tercer dìa de su gran sacrificio resucito y hoy se encuentra sentado a la diestra de Dios padre de donde habrá de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. ¡Arrepentíos porque el reino de los cielos se ha acercado!. Nuestro Dios vive, no esta crucificado, como muchos en su ignorancia quieren recordarlo a través de imágenes y tallas en madera o barro; estos idolatras ignoran que el Rey de Reyes, no puede ser representado, que no es un Dios derrotado por más que quieran verlo muerto y clavado en un madero, Jesús de Nazaret , venció a la muerte, por eso no es correcto representarlo en sufrimiento, nuestro señor vendrá por su pueblo muy pronto, por eso debemos llevar su mensaje por todo el mundo para que todos aquellos que el Espíritu Santo convenza de pecado sea salvo. La humanidad debe dejar de adorar al becerro de oro y a las mil manifestaciones con que se representa en imágenes e ídolos de hombres y vestías que teniendo pies no caminan y teniendo ojos no miran y que si bien es verdad que conceden deseos, cobran a un precio muy alto por ello, con la vida de sus seres queridos, y con la perdida del alma, que asì queda destinada a vivir sin Dios. En México se adora a la Muerte, olvidando que Jesucristo la venció en el Calvario y que muchos de los que hoy vivimos si viene nuestro señor no dormiremos, sino que seremos transformados con poder en un abrir y cerrar de ojos. Declaramos por Fe que los tiempos de la llamada final se aproximan, pues las profecías bíblicas se están cumpliendo, recordemos el calentamiento global, la aproximación del planeta ajenjo también conocido como Planeta “X” ; los maremotos, terremotos, explosiones volcánicas, cambios climáticos, guerras, hambruna, crisis mundial, falsos profetas, hasta un Papa que milito en las Filas de Hitler se ha apoderado de la Iglesia Católica y esta haciendo unión con Musulmanes e Indues; impíos adoradores de Baal y Acera; poco a poco la Tierra del Gran Dragón y la Muralla se convierte en la Primera Potencia Mundial; El Mundo Globalizado que vuela para que haya un Gobierno Mundial, en donde reinara el anticristo. Esto no sorprende a los hijos de Dios porque conocemos que sucederá lo hemos sabido siempre y elevamos nuestras oraciones porque nuestro Dios en su misericordia retarde su venida para que su Iglesia pueda concluir con el Gran Mandato de llevar las Buenas Nuevas de Salvación Por Todo el Mundo. Pero mientras nuestro Creador viene por su pueblo los Cristianos sabemos que mientras permanezcamos en la tierra podemos confiar en la Biblia, porque en ella se contiene el manual para la vida, para vivir una vida plena y en abundancia gozando plenamente de las bendiciones de nuestro creador, que nos ama y nos da cuanto necesitamos y para quienes trabajamos en su obra se nos darà en administración sus riquezas para cumplir con sus santos designios. “Para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús. Efesios 2:7.” Los hijos de Dios vivimos seguros pues sabemos que “Mi Dios, pues suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús. Filipenses 4:19.” Sabedores de que “No puede el hombre recibir nada, si no le fuere dado del cielo. Juan 3:27.” Pero es necesario que este mensaje que nuestro Dios trajo al Mundo hace mas de dos mil años, sea difundido y comprendido, por quienes quieras escucharlo. Jesús es Dios vino al mundo y no le reconocimos es más le crucificamos como a criminal, sin haber cometido, falta, delito, pecado, o transgresión alguna. Lo cruel es que dos mil años después el ser humano continua con el corazón endurecido y no queremos reconocerle como quien en verdad Es. Preferimos confiar el destino eterno de nuestra Alma a la muerte, Malverde, Juan Soldado, la Virgen de Juquila y otras tantas representaciones que la mente enferma del hombre ha generado para engañar a sus hermanos, lucrando con su ignorancia, manteniendolos esclavizados en fanatismo, pues su fe, aunque es de buena voluntad no tiene justificación ni base alguna. Observamos manifestaciones públicas con danzas que recuerdan a los Dioses prehispánicos, se cambio por ejemplo al Dios de la Lluvia Tlaloc, por San Isidro el Labrador, vemos con desesperanza cultos paganos con imágenes de bestias, en donde no faltan las limpias con ramas de eucalipto y huevos de gallina negra, para concluir en culto en una iglesia en donde se adoran Imágenes de Santos que ni siquiera la Alta Jerarquía Eclesiástica en Roma ha reconocido como tal, así como hizo de Juan Diego, cuyo mayor milagro fue cambiar su imagen de Autóctono Mexicano Indígena, por la del Propio Hernán Cortes, pues se le ve con grandes Patillas y creo que hasta de ojos de Color. Pero esta no es culpa del hombre sencillo que ha heredado de sus padres estas creencias que muchos sufrimos por años sin reflexionar jamás en ello, pues nuestro entendimiento estaba entenebrecido, falto de luz; por eso cuando Dios nos perdona y manda a su poderoso espíritu como guía de nuestra vida, todo cambia “No que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios. 2/a. Corintios 3:5.” Cuando conocemos al Dios que en este instante nos permite respirar el nos da vida nueva, recordemos que en su Santa Palabra nos dice: “ Clama a mi, y yo te responderé, y te enseñare cosas grandes y ocultas que tu no conoces. Jeremías 33:3.” Así pues debemos humildemente clamar a nuestro Señor “Para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él, alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepaís cual es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos. Efesios 1: 16-17. Recordemos que tenemos una Guía milenaria, que nos orienta, La Santa Biblia y sepamos que “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redarguir, para corregir, para instruir en justicia. 2/a. Timoteo 3:16. Por eso es que se nos enseña que “Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da. 1/a. Pedro 4:11. Una vez que comprendemos, esto todo cambia y podremos convencidos clamar a voces “Jehová, tu eres mi Dios; te exaltare, alabaré tu nombre, porque has hecho maravillas; tus consejos antiguos son verdad y firmeza. Isaias:25-1. Pues no desconocemos que en la Santa Escritura se nos advierte “Escuchad mi voz, y seré a vosotros por Dios, y vosotros me seréis por pueblo; y andad en todo camino que os mande, para que os vaya bien. Jeremías 7:23.” Sabemos por fe que donde dos o tres cristianos se reúnen en alabanza en medio se encuentra nuestro Señor Jesucristo; y creemos que en verdad si andamos en el camino estrecho de libertad que el nos enseña nos ira bien en la tierra. El Cielo que nos tiene prometido, no lo merecemos, ni podemos comprarlo o ganarlo con buenas obras, nos lo dio porque así le place, es un regalo, que nos entrega nuestro creador sin pedir nada a cambio, pero una vez que su Santo Espíritu vive en nosotros en vida aquí y ahora cambia nuestra percepción de la realidad y nos damos cuenta de lo importante que es escudriñar la Biblia y convertirnos en hacedores del Consejo de Sabiduría que en ella se contiene. Hay algunas personas aun cristianos que sostienen que al habérsenos perdonado todos nuestros pecados el pecado no existe mas y que podemos vivir como nos plazca, pero a pesar de que ello pudiera ser cierto, no debe pasar desapercibido que mientras permanezcamos en tierra seguiremos siendo objeto de tentación y que seguramente muchas veces cometeremos pecado, porque se peca de pensamiento, palabra y acción además por omisión al no hacer lo que a Dios agrada y si bien es cierto el Cielo no se pierde para quien en verdad acepto a nuestro Señor como único y suficiente Salvador, también lo es que necesariamente el Poderoso Espiritu de Dios en su tiempo y a su manera nos pulirá y así de piedra en bruto, nos convertiremos en piedras pulidas, útiles para la edificación del gran Templo del cual Jusucristo como piedra viva vino a ser cabeza de ángulo, a pesar de haber sido desechado por sus acusadores. Así pues debemos mantenernos siempre alertas, en continuo combate contra nuestras bajas pasiones, vicios e ignorancia, peleando así la buena batalla, haciendo caso de los consejos que contiene la biblia, reconociendo que no vivimos bajo la Ley sino bajo la gracia por cuanto a nuestra salvación se refiere, pero que si queremos que nos vaya bien en la tierra es necesario nutrirnos con los consejos biblicos, porque a este respecto el propio Jesús dijo: “No penséis que he venido para abrogar la Ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la Ley, hasta que todo se haya cumplido. San Mateo 5:17-18.” Sépase además que ayer como hoy “Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza. Proverbios 1:7.” Pero los cristianos que hemos abierto nuestro corazón y hemos dejado entrar a nuestra vida a Jesucristo para que la gobierne, convencidos de que como dice el Apóstol Pablo ya no vivo yo más vive cristo en mi y todo lo puedo en cristo que me fortalece. Así que “El que oye, oiga; y el que no quiera oír, no oiga; porque casa rebelde son. Ezequiel 3:27.” Debemos insistir hasta el cansancio y después volver a hacerlo que Dios en su amor ha permitido que la Biblia llegara hasta nuestro Siglo, y que pueda cambiar para bien al hombre que la estudia y pone en practica con fe sus enseñanzas. Pues Dios es abundancia y vivimos en pobreza porque estamos desconectados, desligados de la fuente “Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tu creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas. Apocalipsis 4:11.” Nuestro padre Jehova, su hijo unigénito Jesucristo y el Poderoso Espíritu Santo, conforman la trinidad Santa, el Dios Único, en que los Cristianos Creemos; desde luego no podemos conceptualizar a Dios y tampoco podemos comprenderlo en su magnificencia, porque tratar de hacerlo sería como pretender meter el Mar en un baso, es imposible, nuestra mente no podría contenerlo, pero por fe declaramos, que la Deidad es una, y se manifiesta en Padre, Hijo y Espíritu Santo, quienes estaban juntos cuando la biblia refiere: “En el principio creó Dios los cielos y la Tierra. Génesis 1:1.” Y comprendemos que es Dios, tanto el padre como el Hijo y el Espíritu Santo a pesar de que tengan manifestaciones distintas, por ejemplo la Santa Escritura al referirse a nuestro señor Jesús dice que “El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. 1/a. Colosenses 1: 16.” Por tanto es valido por fe reconocer que: “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios….y aquel Verbo fue hecho carne y habitó entre nosotros ( y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre ), lleno de gracia y de verdad.” San Juan 1-1,14. Y en tal virtud JESUCTISTO ES DIOS. Pues nos dijo mi padre y yo uno somos. Confiemos en El y seremos Salvos y mientras permanezcamos en la tierra nos cuidara y proveerá conforme a nuestras necesidades porqué el es el Dueño de Todo lo existente. Al ser humano nada le pertenece. “Porque nada hemos traído a este mundo y sin duda nada podremos sacar. 1/a. Timoteo 6:7.” Pero no debemos olvidar que Dios nos genero: “Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen conforme a nuestra semejanza…Y creo Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creo: varón y hembra los creo…” Génesis 1: 26-27.” Por tanto siendo hijos del Rey de Reyes y Señor de Señores somos Príncipes en la Tierra. “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en cristo. Según nos escogió en él antes de la fundación del Mundo para que fuésemos Santos y sin mancha delante de él. Efesios 1:3-4.” Sin embargo a pesar de que todos somos su creación no todos seremos Salvos, “No me elegisteis vosotros a mi, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayaís y lleveís fruto y vuestro fruto permanezca para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre el os lo de. San Juan 15:16 “ Debemos confiar plenamente en la voluntad del Señor, el ha permitido que conociéramos de él, alejándonos de las falsas doctrinas que extravían al hombre, por eso cristiano “Conoce, pues, que Jehova tu Dios es Dios, Dios fiel. Deuteronomio 7:9.” Y siendo fiel nuestro Señor nos da lo que necesitamos y concede los deseos de nuestro corazón cuando obedecemos sus mandatos, por tanto “Acuérdate de Jehova tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que Juró a tus padres, como en este día. Deuteronomio 9:18.” Nuestro Dios nos ama y quiere bendecirnos, si en verdad confiamos en él y trabajamos fervorosamente en su obra el multiplicara y bendecirá, y nos permitirá ser administradores de sus riquezas, tengamos en cuenta que su promesa biblica nos dice: “Y te amará, te bendecirá y te multiplicará, y bendecirá el fruto de tu vientre y el fruto de tu tierra, tu grano, tu mosto, tu aceite, la cría de tus vacas, y los rebaños de tus ovejas, en la tierra que juró a tus padres que te daría. Deuteronomio 7:13.” Estas es una promesa que debemos poner a prueba, seguros de que recibiremos, la Biblia nos da noticia de un hombre que a pesar de ser Rey y de tener todo el oro y la plata que hombre alguno puede ambicionar, siempre reconoció de donde provenia su bendición, hablamos del padre del Rey Salomón. “Y dijo David: Bendito seas tú, oh Jehová Dios de Israel nuestro padre, desde el siglo y hasta el siglo. Tuya es, oh Jehová, la magnificencia y el poder, la gloria, la victoria y el honor; porque todas las cosas que están en los cielos y en la tierra son tuyas. Tuyo, oh Jehová, es el reino, y tu eres excelso sobre todos. Las riquezas y la gloria proceden de ti, y tú dominas sobre todo; en tu mano esta la fuerza y el poder, y en tu mano el hacer grande y el dar poder a todos. 1/a. Crónicas 29:10-12.” Pero si esto es así y nos consideramos verdaderos cristianos, entonces muchos nos preguntaremos porque vivimos en miseria y escasez, la biblia nos contesta: “Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites. Santiago 4:3” Muchas veces leemos la Sagrada escritura y no entendemos, porque no hemos pedido Sabiduría al Padre, otras veces entendemos pero no ponemos en práctica el consejo de Dios, en muchas otras ocasiones creemos estar en lo justo pero no olvidemos que “Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón. 1/a. Samuel 16:7.” Los seres humanos jamás seremos totalmente buenos, pues bueno es solo Dios, y tampoco debemos pretender ser demasiado justos, porque hay muchas cosas que nunca entenderemos, la palabra nos dice: “No saben ni entienden; porque cerrados están sus ojos para no ver, y su corazón para no entender. Isaías 44:18.” Pero a pesar de que no entendamos los Planes divinos para nuestra vida sepamos que todo viene de Dios y es para moldear nuestro carácter, “Porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad. Efesios 2:13.” Escudriñemos la Escritura porque: “nos mandó Jehová que cumplamos todos estos estatutos, y que tenemos a Jehová nuestro Dios, para que nos vaya bien todos los días, y para que nos conserve la vida como hasta hoy. Deuteronomio 6:24.” Como hemos visto la Biblia tiene un Mapa del Éxito, si queremos ser prosperados y vivir con riquezas: “Nunca se apartará de tu boca este libro de la Ley, sino que de día y de noche meditaras en el, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en el esta escrito; porque entonces harás prosperar tu camino y todo te saldrá bien. Josue 1:8.” Nuestro camino prosperara y todo nos saldrá bien, cuando trabajemos en la Obra del Señor con fé, “Sin fe es imposible agradar a Dios. Hebreos 11:6 Reconociendo que “Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Hebreos 11:1.” Nos es muy claro que trabajando por la obra Dios preverá, debemos pedirle con fe, pero nunca para nuestros deleites, seguros que nuestro Padre nos escucha, sabiendo que contamos con un abogado que intercede por nosotros, El no ha dicho: “Si permanecéis en mi, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho. San Juan 25:7” así como “Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el hijo. Si algo pidiereis en mi nombre yo lo haré. San Juan 14:13-14.” Y para que no haya lugar a dudas repite “De cierto, de cierto os digo que todo cuanto pidiereis al Padre en mi nombre, os lo dará. San Juan 16:23.” Recapitulando sabemos que: – Dios es dueño de Todo. – Al hombre nada le pertenece. – Dios nos ama y nos permite administrar sus bienes – Si pedimos en el nombre de nuestro Señor Jesucristo lo que deseemos nos será concedido. – Debemos pedir con Fe, con la certeza de que recibiremos., – No pediremos para nuestros deleites Mundanos. Hecho lo anterior con seguridad nos veremos bendecidos, por nuestro Señor, quien en su tiempo y a su manera nos contestara, pues el actúa de manera perfecta y jamás nos daría algo que nos hiciera daño o que no estemos preparados para recibir. ¿Pero en que medida recibiremos?; pues cada uno conforme a su necesidad y de acuerdo a la buena administración que hagamos de los bienes que nos confía. La Biblia nos dice: “El que es fiel en lo muy poco, también en lo mas es fiel; y el que en lo muy poco es injusto, también en lo más es injusto. Lucas 16:10.” Vemos que muchas personas malas recurriendo a delitos obtiene riquezas, pero estas no provienen de Dios sino de su padre el Diablo, quien los engaña y los acusa, estos terminan en Prisión o en el Cementerio y si no se arrepintieron ni aceptaron a Jesús como su Salvador pasaran la eternidad sin Dios. No todos seremos ricos a pesar de ser cristianos , porque el señor quiere moldear nuestro carácter con ciertas pruebas y una de ellas puede ser la escasez, Dios sabe lo que hace. Pero habemos otros que pudiendo gozar plenamente de la administración de las riquezas inconmensurables de nuestro Padre, tampoco seremos ricos porque no somos fieles administradores, Ejercemos Mayordomías sin compromiso, nos olvidamos de lo que el Señor quiere de nosotros y de cual es su Gran Obra, por eso debemos tener presente: “Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará. 2/a. Corintios 9:6. No os engañeís; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu, segara vida eterna. No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos. Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe. Mirad con cuán grandes letras os escribo de mi propia mano. Galatas 6:7-11. Sabiendo que el bien que cada uno hiciere, ese recibirá del Señor. Efesios 6:8. Estos Consejos de Sabiduría ponen a prueba nuestra Fe y nuestra Mayordomía, se nos olvida que lo poco o mucho que Dios nos da, no es nuestro sino que El nos lo ha dado, pidiéndonos que: – Sembremos Generosamente – Que hagamos bien a todos y mayormente a los hermanos en la fe de Cristo. Muchos nos decimos realmente entregados al señor, le hemos aceptado como nuestro Salvador y desde luego somos Salvos, es más trabajamos en la Obra, pero lo hacemos de manera infiel y por eso no se aumenta nuestra responsabilidad en la administración de los bienes de Dios; es decir NO DAMOS NUESTROS DIEZMOS, NO OFRENDAMOS, o lo hacemos engañando a Dios, dándole menos de lo que le corresponde, con lo cual se frena la bendición de nuestro padre en el Cuerpo de Cristo. Es verdad que muchos Lideres, Obispos, Curas, Pastores y otros, se aprovechan de los recursos que aportan sus hermanos; pero esto es imputable a esos lobos disfrazados de ovejas y será Dios quien trate directamente con ellos; pero al hombre fiel con la obra, se le multiplicara al cien por uno. Por eso Cumplamos con lo que nuestro padre pide de nosotros sembremos y cosecharemos para honra y gloria del Todopoderoso. No olvidemos que nuestra relación con Dios es Personal. Solo así podemos entender porque la Palabra Santa nos Dice: “Guárdate de tener en tu corazón pensamiento perverso…y mires a tu hermano menesteroso para no darle… Sin falta le darás, y no serás de mezquino corazón cuando les des; porque por ello te bendecirá Jehová tu Dios en todos tus hechos y en todo lo que emprendas. Porque no faltaran menesterosos en medio de la Tierra, por eso yo te mando, diciendo; Abrirás tu mano a tu hermano, al pobre y al menesteroso en tu tierra. Deuteronomio 15:9-11.” “No te niegues a hacer el bien a quien es debido, cuando tuvieres poder para hacerlo. Proverbios 3:27.” “Si dieres tu pan al hambriento y saciares al alma afligida, en las tinieblas nacerá tu luz, y tu oscuridad será como el mediodía. Jehová te pastoreará siempre, y en las sequías saciara tu alma, y dará vigor a tus huesos; y serás como huerto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca faltan. Isaías 58:10-11.” Así vemos que Nuestro Padre a todos bendice; pero de distinta manera: A.- Cubre las Necesidades de sus hijos. B.- Cubre las Necesidades y concede los deseos del corazón C.- Cubre Necesidades y satisface los deseos de sus hijos, pero además provee abundantemente para el trabajo en su Gran Obra, esto de diferente manera; Al mayordomo fiel hasta que sobreabunda al infiel de manera limitada. A cada uno conforme a su Fé y Sus Obras. Tengamos claro que no somos Salvos por Obras, pero por sus frutos los conoceréis, al buen Administrador cada vez recibirá mayores riquezas, para la honra y la Gloria de Dios; Sin que por esto se envanezca pues Todo es de Dios. Hay hermanos que en el pasado sostenían la Teoría de la Pobreza y se creía que solo los pobres podían entrar al reino de Dios. Ellos olvidaron que nuestro Padre nos quiere que nos reconozcamos humildemente pobres en espíritu, para que seamos bienaventurados al llenarnos con el Poder del Espíritu Santo. Los Cristianos fieles, que llevamos conforme a lo que Dios manda nuestra mayordomía, cada día gozaremos de mayores riquezas para la administración de Su Gran Obra. Reconociendo que lo que Dios nos presta no nos pertenece y por tanto no debemos sentir que tenemos bienes materiales por nuestros meritos; Sabiendo además que la Mayordomía nos enseña a Administrar no solo lo material, sino nuestra vida misma en todos sus aspectos, en nuestro comportamiento, en el tiempo que dedicamos al Todopoderoso para su alabanza así como para llevar el Mensaje de Salvación y desarrollar el Ministerio que El nos hubiere encomendado. Cristianos del Mundo Uníos en la Gran Obra sin olvidar que Jehova de los Ejércitos, nos ha dicho siempre en su palabra: “Mía es la plata, y mío es el oro, dice Jehová de los Ejércitos. Hageo 2:8.” Sin duda alguna el Buen Mayordomo se presentara siempre a la casa del señor con el Corazón humillado y estará siempre agradecido porqué Dios le utilice en su obra a pesar de ser indigno, y en gratitud ofrendara por lo que quiere y diezmara por lo que recibió, seguro de que a Dios no se le puede burlar pues conoce hasta el mas intimo de nuestros pensamientos. El administrador de los Bienes de Dios y aquel que aspire a llegar a serlo, tendrá siempre presente: “Y ninguno se presentará delante de Jehová con las manos vacías; cada uno con la ofrenda de su mano, conforme a la bendición que Jehová tu Dios te hubiere dado. Deuteronomio 16: 16-17.” Muchos varones que han entregado su vida al servicio de Dios, por desgracia temen predicar con claridad sobre Mayordomía Fiel, y consideran algo prohibido hablar de Diezmos y Ofrendas, pensando que sus congregaciones les calificaran mal, tal ves como mundanos ambiciosos, pero se han olvidado de llamar Pan al Pan y al Vino Vino; y están impidiendo que Dios se manifieste plenamente con bendición de prosperidad para su congregación, desde luego habrán de dar cuenta de ello ante Dios, pues habiendo sido llamados a pastorear ovejas, dejan que sean las mas viejas o mañosas que toman la cebeza del grupo la que conduzca a las otras muchas veces a parajes en donde el alimento escasea. “Jehová es mi Pastor; nada me faltará. En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreara…” Salmo 23-1,2. Así que no nos cansemos de escudriñar la Palabra Santa y reconozcamos las promesas que nos ha hecho Dios que no miente: “Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. Malaquías 4:10.” Hablar de Diezmos es lo mínimo que debe hacer un hombre al que Dios le ha permitido ser el guía espiritual de su pueblo; pues de no hacerlo pagara caro su falta de confianza en la Palabra del Señor. Dios nos ama y tiene bendición para sus hijos. Los cristianos estamos llamados a ser humildes de Corazón y presentarnos siempre humillados ante el dador de la vida, pero ser humildes no significa que debamos ser pobres. Siendo hijos del Rey de Reyes seamos fieles administradores de sus recursos y cumplamos cabalmente con la Obra que nos ha encomendado. CRITICAS A LA TEORIA DE LA PROSPERIDAD Según se observa en la Web http://www.mundocristiano.tv Fuente: Colegio Episcopal Metodista del Brasil/ALC. “…En la Ciudad de San Pablo , Brasil , El Colegio Episcopal de la Iglesia Metodista advirtió sobre lo dañina que es la Teología de la Prosperidad que se divulga en ambientes evangélicos. La carta explica que el concepto bíblico de la prosperidad debería tener en cuenta el testimonio total de los textos bíblicos. Pero lo que hoy se ve es el uso de unos cuantos textos mal interpretados desde una perspectiva ajena a la Escritura. El Colegio Episcopal advierte que vivimos en una sociedad que busca la prosperidad a cualquier costo, renunciando a la solidaridad, la justicia y el bienestar de los demás, lo cual es el corazón del Reino de Dios. Los obispos subrayan que la prosperidad no es obtener provechos personales o ganar dinero. Prosperidad, según la Biblia, puede significar ser fuerte y valiente, como Moisés lo fue. En la oración de Nehemías, la prosperidad equivale a practicar la misericordia. El pueblo de Dios entendía que hacer el bien y actuar de modo correcto era ser próspero. Muchos textos bíblicos asocian el éxito con la conducta sabia, el discernimiento y a la perspicacia en el trato que vienen de la instrucción de Dios. Traer paz al mundo también puede ser considerada una actitud de prosperidad. Un resumen de la definición bíblica de la prosperidad afirma que el próspero es aquel que imita el actuar de Dios. Para los obispos metodistas, la idea de prosperidad que hoy se predica es similar a la que Satanás ofreció a Jesús en su tentación. Es una prosperidad relacionada al dinero, al lucro, al éxito en las empresas personales. La carta pastoral subrayan que “el sistema de vida que la teoría de la prosperidad defiende está lleno de competencias: patrón/empleado, nación rica/nación pobre. Quien es más fuerte elimina al más débil”. La carta pastoral destaca que el salmista y el profeta Jeremías denuncian la forma de prosperidad que es peligrosa para la estabilidad y el bienestar de la vida humana, pues es una prosperidad que tiene en el dinero, en la promoción personal y en el éxito empresarial, el valor mayor.” Desde luego coincido con este comunicado en cuanto a la definición bíblica de la prosperidad afirma que el próspero es aquel que imita el actuar de Dios. Pero destaco que aquel que actúa conforme al corazón de Dios necesariamente será utilizado en la Gran Obra del Creador y desde luego será un Administrador Fiel; no se trata de un enriquecimiento egoísta, sino de una fiel Mayordomía en la administración de los bienes del señor. No estoy de acuerdo con la carta cuando señala “…que el concepto bíblico de la prosperidad debería tener en cuenta el testimonio total de los textos bíblicos. Pero lo que hoy se ve es el uso de unos cuantos textos mal interpretados desde una perspectiva ajena a la Escritura.” Porque se trata de un comentario sin sustento, en el presente trabajo hemos citado algunas citas bíblicas que por si mismas se explican. No niego que existen lobos disfrazados de ovejas que pueden aprovecharse de los bienes del pueblo de Dios pero ese es un tema distinto. Lo que sostengo es que si hay Fundamento Bíblico, PATRA confiar en que Dios prospera a sus hijos, cuando trabajan de manera fiel en el engrandecimiento de su Obra. Creo que jamás debemos generalizar, existen predicadores que no se apegan a la Escritura Santa, pero eso no quiere decir que no exista la promesa de prosperidad. De igual manera fue del conocimiento público el escandalo que protagonizo la Iglesia Renacer en Cristo, de la denominación neopentecostal, la cual se ha dicho que promueve la teoría de la prosperidad, es decir, que el fiel a ese culto recibirá ganancias económicas siempre y cuando antes aporte dinero o bienes materiales a la congregación. La noticia tomo tintes de dramatismo cuando se conoció que La justicia de Brasil pretendìa interrogar al futbolista Kaká, quien señalan dona casi un millón de dólares por año a la Iglesia cuyos fundadores y jefes son el matrimonio Estevan Hernandes y Sonia Haddad, quienes fueron detenidos en Estados Unidos acusados de ingresar dinero en forma ilegal a Miami en 2007, señalo la cadena informativa ANSA. Los Diezmos y ofrendas se entregan conforme a las posibilidades económicas de los hermanos, por cuanto a este Futbolista, no veo cual pueda ser su responsabilidad por la conducta de sus líderes religiosos, ellos son responsables de sus actos. Pero lo que no puede pasar desapercibido es que Kaka muestra su fe, contribuyendo con parte de sus ingresos para la Obra, independientemente de que estos sean destinados para otros fines; pues esto es algo fuera de su responsabilidad. Dicha conducta que debe ser Juzgada por las Autoridades correspondientes, no desvirtúa la promesa de prosperidad para las Administradores Fieles de la Iglesia. En este mismo tenor tenemos la acusación que se hace al La Iglesia Universal del Reino de Dios, de denominación neopentecostal que en sus 30 años de existencia, controla 2 diarios, 23 canales de televisión y 40 radios en Brasil. En Investigación realizada por el diario Folha de Sao Paulo se hizo del conocimiento público que la Iglesia Universal -que actúa en 172 países y tiene una fuerte presencia en el resto de América Latina- posee además unas 19 empresas registradas a nombre de 32 de sus líderes religiosos. Esta Iglesia se fundo en 1977 por Edir Macedo Bezerra, quien fungía como cajero de la empresa de lotería de Rio de Janeiro; Según el diario Folha de Sao Paulo, que tituló «El Imperio de la Iglesia Universal», además de Record News, Macedo es dueño de la segunda emisora del país detrás de Globo, la TV Record, cuyo costo, según la nota, sería de 2 mil millones de dólares. La iglesia tiene 9.660 pastores, 4.700 templos, 8 millones de fieles según su conducción -según la encuesta oficial de hogares es de 2 millones-. Según los expertos, la Iglesia Universal se basa en la teoría cristiana que cree en las curas espirituales y en el ascenso económico a través de la fe, comúnmente llamada «teoría de la prosperidad», es decir, donar a la Iglesia para luego recibir bendiciones de Dios. Esta sin duda es una historia que revela que Nuestro Dios da sus riquezas a quien el quiere, sin duda alguna el Obispo Emir Macedo, esta muy bendecido por el Señor, y así mismo estoy seguro que es de bendición para quien le rodea, pues nada podemos tener en la tierra que antes no nos haya sido dado por nuestro Padre en el Cielo. Se acusa también a los seguidores de la Teoría de la prosperidad de manipulación de las emociones de las personas y el mercantilismo de la fe; pero Dios prospera a sus fieles administradores y eso no podemos negarlo, es promesa bíblica. El experto en sociología religiosa Rolando Fonseca considera que la principal característica de este grupo es el fundamentalismo “o sea, el agarrar La Biblia en torno a unos cuantos versículos y de ahí desarrollar su creencia o una teoría donde Dios es el dinero y es el centro de proyección”. Sin embargo ello no es verdad pues como ha quedado dicho la administración que Dios demanda de sus hijos es de su propia vida, reclama respeto por el cuerpo, moderación en el alimento, control de emociones y desde luego entrega espiritual al Dios vivo, lo material también cuenta por supuesto pero no es lo primordial, no se trata de manipulación sino de fe, puesta en practica, la cual desde luego genera riqueza, los cristianos, viven alejados de las drogas, del alcoholismo, de la prostitución, termina con violencia intrafamiliar y hace del cristiano un ciudadano respetuoso de las autoridades y de las leyes del país. En México hay pueblos enteros en donde Jesucristo reina, en esas comunidades no hace falta policía, ni cárceles, porque al aprender a amarse y respetarse los unos a los otros cambia la dinámica de vida de las pueblos. Los detractores de la Teoría de la Prosperidad señalan que los lideres Promueven su Teoría y una guerra espiritual alrededor de ciertos versículos bíblicos, completamente manipulados y mutilados a la medida de lo que pretenden hacer creer a la gente, para manejar las emociones de los incautos; pero lo cierto es que si hay fundamento bíblico, y tales criticas es de quienes no pueden ver el mundo espiritual, criticando sin sentido lo que no conocen y por tanto no pueden comprender. De acuerdo con Teodosio Mejía, doctor en psicología, lo que sucede con la Teoría de la Prosperidad es que apelando a la libertad de culto, se aprovecha de la buena fe, la nobleza y la humildad de la gente y dice textualmente: “Desgraciadamente cuando un pueblo no está preparado para discernir debido a factores culturales cae presa de teorías, como esa de la prosperidad que no es más que un manipuleo de la conciencia para hacer creer que la prosperidad se puede adquirir a través de la fe”. Este respetable Doctor olvida que la Fe, no es cuestión de Ciencia, y que aun los hombres mas doctos, una vez que son alcanzados por el Señor renuncian a ideas ateas y se vuelcan de corazón a la adoración y alabanza de Dios. Pero no obstante lo que sostengo debemos estar alertas porque el enemigo anda como leon rugiente buscando a quien devorar y es por ello que con frecuencia vemos que hay muchos que dicen que vienen en nombre del Señor, haciendo milagros, pero el Señor dijo que debemos ver sus frutos, es decir su testimonio, su forma de vida, si es santa, ver si están consagrados para Dios, o ver si andan siguiendo las cosas del mundo, el Apóstol Pedro también declaro de estos herejes, que ingresaran en medio del pueblo para apartar a muchos del verdadero camino, Jesús es el camino y nada que nos aparte de El, es digno de ser considerado. Por último vemos en la Página Web http://www.protestantedigital.com/new/orbayu.php?436; el siguiente comentario: “Hemos de repetir, cuando nos referimos a la ética protestante, del hecho que los puritanos o los calvinistas no crearon, ni siquiera despertaron el espíritu capitalista. Como bien afirma Weber “en ninguno de ellos se descubre que considerara el deseo de los bienes terrenales como valor ético, es decir, como una finalidad inherente. Y debemos hacer hincapié en que ninguno de los reformadores (sin omitir a Menno, George Fox y Wesley) concedió una importancia en grado sumo a los programas de la reforma moral. No hay entre ellos uno siquiera a quien se le pueda considerar como fundador de una sociedad de cultura ética; tampoco puede decirse que alguno representase un anhelo humanitario de reforma social o de aspiraciones culturales. El eje de su vida y su acción se circunscribía totalmente a la salvación del alma. Así, de sus ideales éticos y los efectos prácticos de su doctrina no hay otra explicación como no sea por esta otra finalidad esencial de la espiritualidad y eran simples resultados de bases puramente religiosas. De ahí que los efectos de la Reforma en el concierto de la civilización —aun cuando nos empeñemos en darles una importancia capital de acuerdo con nuestro enfoque— eran desenlaces inesperados y naturales de la labor de aquellos reformadores, es decir, consecuencias desviadas y opuestas, inclusive, a su pensamiento y a sus propósitos. El capitalismo moderno, añade a los otros anteriores capitalismos además del deseo de ganancia., de rentabilidad y de lucro, el poseer y acaparar todo esfuerzo individual a favor del logro de esa ganancia. El ser humano se convierte no ya en una máquina, sino que además es una máquina cuyos principios éticos están encaminados hacia el lucro y el dinero fácil. Ya no hay empresarios aventureros, con riesgos. Ahora es despojo interminable y explotación miserable, bajo el pretexto del bienestar y el progreso. Y no porque haya esclavos como en la antigüedad o en las plantaciones, -que los sigue habiendo en la infinidad de empresas globalizadas-, sino porque la ética es de completa sumisión al dinero. Los grandes estamentos bancarios controlan todas las actividades y hacen que los países pobres se sientan fuertes y en continuo progreso, contrayendo mayores deudas, convirtiéndose en esclavos de por vida. La teología de la prosperidad tiene alguna semejanza, pero aquí no es Dios el explotador, sino los ministros sin escrúpulos. Como en los tiempos de las indulgencias, Dios tiene un tesoro en los cielos para nosotros, pero a cambio tenemos que darle algo. El problema que plantea la teología de la prosperidad es el de ¿Quién le va dar a Dios algo para que eso lo obligue a Dios a recompensarnos? La respuesta a esa pregunta es: “nadie” porque Dios promete prosperarnos sin que eso sea referencia estricta a cuestiones terrenales. En este contexto cuenta Panasiuk esta historia: “Cuando mis suegros volvieron a Estados Unidos después de haberse pasado 15 a 20 años en el Africa, su situación económica estaba bastante mas pobre de lo que estaba el día que salieron rumbo a Zimbabwe a comienzos de los años 60. Sin embargo, mi suegro traía bajo el poncho una buena cantidad de iglesias plantadas en lugares inhóspitos del continente africano, cientos de convertidos a Cristo y decenas de líderes entrenados para hacer la Obra del Señor. Yo me rehúso a creer que ellos hayan sido “maldecidos” por Dios, simplemente porque su situación económica no era la más brillante”. El espíritu del capitalismo se ha infiltrado en la teología y se hace a Dios responsable de tanto mercadeo religioso. Según algunas fuentes los “banqueros de Dios” están extendiendo por América Latina un discurso de apología de la prosperidad de Estados Unidos y vinculada esta a la guerra espiritual. Para estos está claro que la Biblia afirma que Adán con su pecado hizo perder la productividad, que José era un gran empresario maderero y Jesús estaba rodeado de hombres y mujeres con tanto dinero que no necesitaba de dinero. Nuestra crítica a esta teología, no es si la teología de la prosperidad es falsa o tiene validez, no es una crítica a la deformación espiritual que promueve, sino a esa crítica ética por el carácter dañino e injusto de las acciones de la teología de la prosperidad. Estos días en los que se ha estrenado la película de Lutero, nos damos cuenta del sentido tan engañador de las indulgencias. En cierta medida es la misma problemática, pero en vez de reclamar a Dios un trozo de cielo por unas monedas, se lo pedimos ya para esta tierra. Queremos prosperidad terrenal ya, que no es malo en si, pero si lo es que fomente el principio de amor al dinero y al poder, como en el capitalismo actual. Pero también se hace necesaria una crítica a la falta de actuación del cristianismo ante el poder del dinero que genera una economía de muerte. En el “Mercader de Venecia” se describe al judío Shylock como malvado usurero, perro y demonio, frente a los venecianos nobles, generosos y cristianos. Estos mantenían la santa doctrina aristotélica y escolástica del la esterilidad del dinero. Además de ser ellos despilfarradores, tramposos, crueles y racistas, observa Shilock que también son propietarios de esclavos y “no piensan liberarlos”. Asi, Shilock, además de verdugo es victima de la villanía de los cristianos, lo cual nos tramite a los cristianos de ahora el mismo sentido de falta de ética frente a un mundo esclavizado en lo material y lo espiritual. -Manuel de León.” Como observamos también otros opinan en relación a la Teoría de la Prosperidad de la Iglesia, pero es fácil percatarnos que no conocen la Biblia, y por tanto no son opiniones validas que deban ser tomadas en cuenta, pues lo que analizamos es si tiene o no fundamento bíblico, la promesa de prosperidad a los hijos de Dios. GLOSARIO La Iglesia Creemos que la iglesia como cuerpo de Cristo incluye a todos los redimidos de todos los tiempos y en todo lugar. Asimismo, una iglesia del Señor Jesucristo es un cuerpo local de creyentes bautizados sobre la base de su conversión, los cuales se unen voluntariamente en la fe y en la confraternidad del evangelio. Estos creyentes observan las dos ordenanzas de Cristo, el bautismo y la cena del Señor; enseñan y se someten a sus enseñanzas; se apoyan mutuamente en comunión cristiana y procuran anunciar el evangelio hasta los fines de la tierra. Son capacitados para ejercitar los dones que Dios reparte en el seno del cuerpo de Cristo y realizar la obra del ministerio para la edificación de la iglesia, para hacer bien en el mundo y para cumplir con su misión universal. Cada iglesia es un cuerpo autónomo, que funciona bajo el señorío de Cristo Jesús. Por medio de un gobierno congregacional cada integrante, sujeto a la voluntad y guía del Espíritu Santo, participa libremente. En esa auténtica democracia todos los miembros son igualmente responsables para el ejercicio de su sacerdocio espiritual. http://www.wikilearning.com/curso_gratis/cristianismo-mayordomia_cristiana/20878-14 Mayordomía Cristiana Creemos que Dios es la fuente de toda bendición material y espiritual. Todo lo que tenemos debemos solamente a ÉL. Por tanto, el cristiano está comprometido a servir a Dios con su tiempo, sus talentos y posesiones materiales para honrar a Dios y ayudar a otros. La iglesia debe sostenerse por las ofrendas voluntarias de sus miembros. Los cristianos deben contribuir con alegría y en forma regular mediante sus ofrendas para la extensión del reino de Dios, para el sostén de los ministerios de la iglesia, y para las necesidades de los pobres. http://www.wikilearning.com/curso_gratis/cristianismo-mayordomia_cristiana/20878-14 El diezmo (del latín decimus, décimo) es un impuesto del diez por ciento (la décima parte de todas las ganancias) que se debía pagar a un rey, gobernante, o líder eclesiástico. Según la RAE, es el derecho del diez por ciento que se pagaba al rey sobre el valor de las mercaderías que se traficaban y llegaban a los puertos, o entraban y pasaban de un reino a otro. Según la Biblia Antiguo Testamento El Diezmo era la manera de sustentar la tribu israelita de Leví, que no podía poseer heredades, sino que su heredad era el 10% de lo que rindiere lo producido por los cultivos y los ganados de todas las otras tribus de Israel es decir sus ganancias después de haber sacado los gastos necesarios (Vestido, Techo y Comida) sobre las utilidades sacaban el 10%, pues su labor era dedicarse a ministrar el tabernáculo de Jehova. Del producto de cada año se llevaría el diez por ciento al Alfolí, y de allí comerían todos los sacerdotes y sus familias. El Diezmo era solamente Alimentos o Animales; la mención del Alfolí no es Casual, Alfolí es silo o granero, su fin era estrictamente social y alimenticio; éste precepto Antiguo ha causado distintas interpretaciones dentro del Mundo Cristiano, algunos creen que se vive Por la Gracia y no por La Ley lo que hace que el Viejo Precepto quede Caduco , otros creen que se debe continuar con ésta observancia; las unicas ramas Protestantes que siguen con ésta tradición son los Pentecostales y Bautistas, las demás denominaciones han hecho caso omiso a éste Precepto, la Iglesia Judía No Diezma en la Actualidad. ¿Para qué usan las iglesias el diezmo y las ofrendas? 1. Para pago del sueldo del pastor y otros obreros de la Palabra 2. Para pago de renta, utilidades, materiales, etc. 3. Para enviar misioneros a las naciones 4. Para proveer ayuda a los necesitados en la comunidad 5. Para comprar materiales para la educación de sus miembros: Biblias, libros, guías, etc. 6. Para construcción de nuevas obras que amplíen el alcance del Evangelio. 7. Para ayudar a los obreros, predicadores, visitantes, etc. que visitan el templo para bendecir al Pueblo de Dios con el estudio de la Palabra, etc. ¿Cuán frecuentemente debe darse el Diezmo? Debido a que el Diezmo es la décima parte de todos sus ingresos, usted debe separar una décima parte de todos sus ingresos y traerlo al templo. Si usted cobra semanalmente, separe el Diezmo semanalmente y deposítelo la próxima vez que vaya al templo a adorar. Si usted cobra quincenalmente, o mensualmente, lo mismo aplica. ¿Qué significado tiene el Diezmo para el Señor? La Biblia nos hace una comparación magnífica que nos ilustra el significado del Diezmo para el Señor. En el caso de los levitas (en el mundo físico), los diezmos los reciben hombres mortales. Primer diezmo.- El primer diezmo registrado en la Biblia fue el dado por el patriarca Abraham (antes de llamarse Abraham) al sacerdote Melquisedec en acción de gratitud, tiempo antes de que se instituyera el diezmo para los sacerdotes levitas. Nuevo Testamento [editar] a los largo de los 27 libros del Nuevo Testamento y sus 10 autores (Pablo,Santiago,Mateo,Marcos,Juan,Lucas,Pedro,etc), hay escasas o debiles menciones de los Diezmos Judaico, no es casual éste silencio . Este mandamiento no fue prescrito por los apóstoles (los discípulos directos de Jesús). Aunque existe una mención del diezmo por parte de Jesús a los escribas y fariseos: ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta, el eneldo y el comino, pero dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello”. Evangelio según san Mateo 23.23, versión Reina-Valera, 1960 Se estaba refiriendo en ese momento a un grupo de gente judía que estaba dando el diezmo hasta de lo más mínimo, olvidando actuar correctamente. No obstante, señala que no debía abandonarse la práctica del diezmo. Hay que destacar que esta única mención de Jesús en lo referente a La Ley del diezmo significa implícitamente la desatención del aspecto humano de la ley, no una defensa de dicha práctica puntual, como tendenciosamente ciertas religiones protestantes actuales suelen sugerir. En el libro de los Hechos de los Apóstoles se menciona que a los gentiles sólo se les debía enseñar el abstenerse de fornicación, de comer animal ahogado y de beber sangre. No hace mención alguna de los diezmos. Para algunas corrientes, ello implica que el diezmo había sido desechado como observación metódica, conjuntamente con los sacrificios y la observancia sabática. Esta práctica se va definiendo cuando el autor de la Carta a los Hebreos, en el capítulo 7:17, declara que el sacerdocio levítico, el mismo que recibía los diezmos, estaba concluyendo para dar lugar a un sacerdocio mesiánico nuevo. El nuevo sacerdocio tuvo representantes, como el apóstol Pablo, quien en su primera Carta a los Corintios, en el capítulo 9, menciona entre los derechos de un apóstol, el ser sostenido económicamente por la Iglesia, con la sugerencia de «que los que trabajan en el santuario, comen del santuario». Sin embargo el diezmo en la Iglesia primitiva era inexistente. Las enconadas discusiones de Pablo con Pedro y con los que promovían la restauración de ciertas observancias de la Ley, cómo la circuncisión,lavarse las Manos, respetar el sabado, No comer Alimentos Impuros, hace suponer que siendo el diezmo una regulación mínima en comparación con otras leyes ya impracticas, su sola sugerencia hubiese dado lugar al reproche. Pablo llamaba a éstos restauradores “judaizantes”. La iglesia cristiana primitiva promovía la ofrenda voluntaria, que superó largamente a los diezmos, y ésta se debía hacer en secreto. Jesús no vino a eliminar el principio del Dar y Recibir que se enseña en el Antiguo Testamento sino a darle un nuevo enfoque. El Dar y Recibir está presente en el Antiguo Testamento en la exigencia del Diezmo ; el Otro y Nuevo enfoque del Dar y Recibir está en el Nuevo Testamento de la manera que enseña Pablo : “Sembrar”, dejando claro que no hay contradicción alguna entre ambas interpretaciones del Dar y Recibir, primero a través del “Diezmo” en el Antiguo y luego en forma de “Sembrar” en el Nuevo; de ninguna manera Jesús buscó eliminar éste principio de Dar y Recibir sino enseñar su Enfoque. En la actualidad, algunas iglesias cristianas siguen esta tradición como una forma de obediencia y prosperidad divina, basándose en la cita bíblica de Malaquias 3:8 : «¿ Robará el hombre a Dios ?». Otros movimientos no siguen esta doctrina del Diezmo, como fue el caso del movimiento protestante de la Sociedad de los Amigos o cuáqueros, que se negaron a dar el Diezmo a la Iglesia de Inglaterra, al no estar ellos afiliados a ninguna denominación. Aún hoy existen algunos movimientos que comparten el Diezmo, algunos de manera voluntaria y con agrado, haciéndolo por la ideología de la “siembra y cosecha” divina. es.wikipedia.org/wiki/Diezmo ARTURO GARDUÑO ACEVEDO.- MELQUISEDEC.

A %d blogueros les gusta esto: