Apologética católica XXI

Apologética católica XXI

LA VIRGINIDAD PERPETUA

LA IGLESIA CATÓLICA-ROMANA sostiene que María continuó siempre virgen. Roma ha sido influenciada en esta creencia por las religiones paganas, algunas de las cuales consideraban el matrimonio como algo no bueno, de modo que a los que conservaban su virginidad se los consideraba como más perfectos que los demás.

La doctrina de la virginidad perpetua de María carece de base sólida.

1.      No se mencionó ni una sola vez en los tres primeros siglos de la era cristiana.

2.      Las Escrituras no la apoyan, antes por el contrario dice la Biblia que José “no la conoció hasta que parió a su hijo primogénito: y llamó su nombre Jesús (Mat. 1:25). Este modo de hablar indica claramente que no continuó la virginidad. Además la misma palabra “primogénito” implica que María tuvo otros hijos después.

3.      En Israel la madre era tenida en más honor que la virgen, contra el sentir de los cultos paganos (Luc. 23:28,29). Después de dar a luz a Jesús, María no continuó siendo virgen, sino una madre muy honorable.

4.      La iglesia romana sostiene que los hermanos y hermanas del Señor Jesús no eran más que primos, y la iglesia griega afirma que eran medio-hermanos.

 

La mayoría de los comentaristas, sin embargo, conviene en que eran sus propios hermanos y hermanas, por las siguientes razones.

1.      El Nuevo Testamento hace alusión a sus hermanos en siete ocasiones.

a.       Juan2:12

b.      Mat. 12:46, cf. Mar. 3:31, Luc. 8:19

c.       Mat. 13:55,56 cf. Mar. 6:3

d.      Juan 7:3-5 y 10

e.       Hech. 1:14

f.       1ª Cor. 9:5

g.      Gál. 1:19

 

En ninguno de estos pasajes hay ni el más ligero asomo de indicación de que fueran otra cosa que sus propios hermanos.

2.      Los hermanos y hermanas se distinguían de los primos en el Nuevo Testamento. María y Elisabet fueron primos (Luc. 1:36), y Elisabet tenía también otros primos (Luc. 1:58). En Luc. 21:16 nuestro Señor dijo: “Seréis entregados aun de vuestros padres y hermanos (aquí se emplea la misma palabra griega que se implica a los hermanos de Cristo), y parientes (la misma palabra que se traduce “primos” refiriéndose a María y Elisabet), y amigos”. Ni una sola vez se llama a los hermanos de Jesús primos o parientes.

3.      Ni se sugiere que eran medio-hermanos, hijos de José de otra supuesta primera esposa. Si esto hubiera sido así, ¿quién tuvo cuidado de ellos, cuando José y María tuvieron que refugiarse en Egipto? (Mat. 2:13).

4.      Comparando el versículo 9 del Salmo 69 con Juan 2:17, se echa de ver que este salmo es mesiánico. En el versículo 8 del salmo el Mesías dice: “He sido extrañado de mis hermanos, y extraño a los hijos de mi madre.”

5.      Los hermanos vivían con su madre (Juan 2:12; Mar. 7:3-5. ¿Cómo se explica esto, si no eran sus propios hermanos?

De todos estos pasajes bíblicos no se puede sacar otra conclusión sino que los hermanos de Jesús eran sus hermanos propios, y no primos o medio-hermanos. La Biblia no enseña que María debió conservar su virginidad hasta el fin simplemente porque era virgen cuando dio a luz a Jesús, a pesar de lo que piensen las iglesias católica y griega, y también algunas iglesias protestantes.

La doctrina de que Jesús nació de una virgen es una doctrina muy importante en la Biblia, que demuestra que su venida a la tierra fue un verdadero milagro, y que fue santo, sin rastro alguno de pecado o deterioración. El hecho de que María tuviera otros hijos después del nacimiento de Jesús, no rebaja en nada la gloria de Jesús, pero sí enseña que “honroso es en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla” (Heb. 13:4, cf. 1ª Tim. 4:3,4).

Conversión es encuentro con Cristo que no se explica con psicología, dice el Papa

Conversión es encuentro con Cristo que no se explica con psicología, dice el Papa

San Pablo, el Apóstol de Gentes

.- El Papa Benedicto XVI señaló en la Audiencia General de hoy que el Cristianismo no es una nueva filosofía ni una nueva moral; y que la conversión del cristiano solo puede explicarse en el encuentro de la persona concreta con Jesucristo; y no a través de categorías psicológicas.

En el Aula Pablo VI del Vaticano, el Santo Padre dedicó la audiencia de hoy a la conversión del Apóstol de Gentes y explicó que el Cristianismo “no es una nueva filosofía, una nueva moral; solo somos cristianos si encontramos a Cristo” como lo hizo San Pablo.

El Pontífice comentó luego que al referirse al hecho que marcó su vida camino a Damasco, “San Pablo no designó sin embargo este evento como una conversión. ¿Por qué? Existen muchas hipótesis, pero creo que el motivo es muy claro: esta transformación de su vida no fue fruto de un proceso psicológico, de una maduración o una evolución intelectual y moral sino fruto del encuentro con Cristo Jesús”.

“Esta renovación de Pablo no se puede explicar de otro modo; los análisis psicológicos no pueden aclarar y resolver el problema; solo el evento, elencuentro fuerte con Cristo, es la clave para entender qué sucedió”, precisó el Papa.

Para entender lo que sucedió con el Apóstol mientras se dirigía a Damasco, “tenemos dos tipos de fuentes”, explicó Benedicto XVI. “La primera y más popular son los tres relatos de San Lucas en los Hechos de los Apóstoles, en los que narra lo acaecido”.

Sin embargo, precisó, los detalles a los que hace referencia el evangelista: la luz del cielo, la caída a tierra, la ceguera, “se refieren al centro del acontecimiento: Cristo Resucitado aparece como una luz espléndida que habla a Saulo, transforma su pensamiento, su misma vida“.

“El centro de la narración de San Lucas es este encuentro con Cristo que cambió profundamente la vida de San Pablo y en este sentido se puede y se debe hablar realmente de una conversión”.

Benedicto XVI afirmó que “el segundo tipo de fuente son las mismas cartas de San Pablo”, que “nunca habló sobre los detalles de este evento, porque quizá pensaba que todos conocían su historia esencial, todos sabían que se había transformado de perseguidor en Apóstol ferviente de Cristo, fruto no de una propia reflexión, sino de un evento fuerte, un encuentro con el Resucitado”.

El Papa dijo luego que en algunos de sus escritos, el Apóstol relata “que la aparición del Resucitado –de la que también él es un verdadero testigo– es elfundamento de su apostolado” y de “su nueva vida”.

Dirigiéndose a los miles de peregrinos presentes en el Aula Pablo VI, Benedicto XVI señaló además que aunque Cristo “no se muestre a nosotros de ese modo irresistible y luminoso como a Pablo para hacerlo apóstol de todas las gentes”, también podemos encontrarlo “en la lectura de la Sagrada Escritura, en la oración, en la vida litúrgica de la Iglesia, tocar el corazón de Cristo y sentir que Cristo toca nuestro corazón. Y solo en esta relación personal con Cristo, solo en este encuentro con el Resucitado, somos realmente cristianos“.

 

Noticias Relacionadas

Santo

Santo

Los santos ( latín sanctus, -i; griego hagios, hebreo qâdosh [‘elegido por Dios’]) son hombres o mujeres distinguidos en las diversas tradiciones religiosas por sus supuestas relaciones particulares con las divinidades y la consiguiente superioridad espiritual o moral respecto al resto de los seres humanos.

Empleo del término  

En español se utiliza la palabra santa cuando se trata de una mujer (por ejemplo, santa Ana de Nazareth). Cuando es un hombre se utiliza siempre el apócope san, con las excepciones de santo Tomésanto Toribiosanto Tomás y santo Domingo, en las que se emplea el término completo.

La palabra santo se utiliza como adjetivo para indicar una relación directa con Dios. Por ello, se aplica a personas (los santos), lugares (como el Monte Athos), textos (como las Sagradas Escrituras), etc.

En la tradición cristiana se trata de personas destacadas por susvirtudes y son venerados como modelos capaces de mostrar a los demás un camino ejemplar de perfección. En muchas tradiciones religiosas son los intercesores o los protectores y son objeto de culto por entenderse que, después de muertos, disfrutan de la compañía de la divinidad. La religión cristiana considera que toda la humanidad está llamada a ser santa y a seguir a los santos, que representan a su vez el ejemplo decreencia y seguimiento de Dios cuya vida puede resumirse en un sólo concepto: el amor al ser supremo. La influencia de un santo supera el ámbito de su religión cuando la aceptación de su moralidad adquiere componentes universales: por ejemplo, es el caso de, Teresa de Calcutao de Gandhi, y, en general, al menos hasta cierto punto, de todos los fundadores de las grandes religiones.

Por otro lado, si bien la mayor parte de las religiones de la India tienen a menudo tendencias sincretistas, no es así en los tres grandesmonoteísmos occidentales (JudaísmoCristianismo e Islam), que conciben la santidad encuadrada en una pertenencia comunitaria osacramental. El islam y el cristianismo protestante rechazan incluso la noción de santo y el culto dedicado a los seres humanos. Esto no impide, no obstante, al islam popular haber desarrollado, al margen de las corrientes oficiales y cultas, un fervor en torno a las tumbas de los santos.

Cristianismo  

Iglesia primitiva 

La Iglesia afirma, desde sus orígenes, siguiendo la tradición judaica, que sólo Dios es santo. Sin embargo, por el hecho del bautismo y la adopción que conlleva, los cristianos son asociados y llamados a la santidad, que es una vocación universal.

El apóstol Pablo designaba como santos a los cristianos que vivían en una ciudad determinada, expresando la santidad como el estado decomunión con Dios, en la Iglesia, por el bautismo.

Los santos en sentido estricto son aquellos que alcanzan la beatitudeterna, contemplan a Dios en el Cielo e interceden por los seres humanos en la Tierra.

Entre los difuntos, son también venerados como santos los mártires (susacrificio borra todo pecado) y los apóstoles (por haber sido elegidos por Jesucristo). Otros santos, como ciertos ascetas serán aceptados más tarde para la veneración.

Poco a poco, la noción de santo se iría ampliando, y numerosas personalidades locales de la Iglesia primitiva y de las nuevas poblaciones cristianizadas adquirirían la reputación de la santidad.

Catolicismo  

Para los católicos, los santos forman la llamada Iglesia triunfante e interceden ante Dios por la humanidad, por los vivos en la Tierra y por los difuntos en el Purgatorio: es la llamada comunión de los santos. Todos ellos, incluso los que han sido oficialmente reconocidos como tales, tiene su festividad conjunta en el Día de Todos los Santos, que se celebra el 1 de noviembre y que para los católicos representa que, más allá del número de personas canonizadas (es decir, de las cuales la santidad se afirma sin ambigüedad y se les puede dirigir el culto), hay abundantes cristianos (e incluso no cristianos en sentido estricto, comoAbrahamMoisésDavidJob), que ha alcanzado el ideal de comunión con Dios.

Los santos inscritos en el martirologio romano son los declarados por la Iglesia Católica como indudablemente presentes en el Cielo y, por tanto, pueden ser objetos del culto público, el llamado culto de dulía, a diferencia del culto de latría, que no debe dirigirse más que a Dios. Una excepción en estas categorías del culto representa la Virgen María, receptora de la hiperdulía que se celebra en los lugares de apariciones marianas.

La Iglesia Católica establece la santidad de ciertas personas mediante los procesos abiertos por la llamada Congregación para las causas de los santos. El proceso de santificación tiene que pasar por las etapas devenerabilidadbeatificación y canonización. Esta última etapa, el proceso de canonización adopta las formas de un proceso legal en el que una persona (tradicionalmente llamada abogado del Diablo) asume el equivalente de la acusación para argumentar contra la supuesta santidad. Aunque los antiguos santos eran declarados como tales por los obispos, el procedimiento, a lo largo de los siglos, se ha ido centrando en Roma y, desde hace un milenio, sólo el Papa puede celebrar canonizaciones. Aunque el derecho canónico establece un tiempo mínimo entre el fallecimiento de una persona y el inicio de su causa de canonización en Roma, los plazos son muy variables. El abogado del diablo fue suprimido en el proceso que hizo santo al fundador del Opus DeiJosé María Escrivá de Balaguer.

El papel de los santos en la Iglesia y entre los creyentes ha evolucionado mucho durante la segunda mitad del siglo XX. El culto que se les solía rendir se ha ido matizando y sus imágenes son más utilizadas como ejemplos que como agentes de intercesión, papel que desempeñaron con fuerza durante siglos.

Desde el Concilio Vaticano II, los procedimientos han cambiado, los plazos se han hecho más cortos y el número de milagros post-mortemnecesario, que antes podía alcanzar varias centenas (en función de la credulidad de las épocas), se ha reducido a dos.

Bajo el pontificado de Juan Pablo II, en un período de 25 años, se proclamaron no menos de 2000 beatificaciones o canonizaciones, mientras que sus predecesores necesitaron varios siglos para unas centenas de declaraciones.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días  

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días reclama que es la misma iglesia que Cristo estableció sino que ella ha sido restaurado en nuestros días en preparación para la segundo venida del Salvador. Y de ahí, como su nombre indica, la Iglesia dice que sólo es diferenciada de la Iglesia primitiva en que los santos, o los miembros de la iglesia, viven en estos, los últimos días.

Elder Russell M. Nelson, miembro del Quórum de los 12 apóstoles de dicha iglesia, clarificó la definición de la Iglesia de un santo de la siguiente manera:

La palabra cristiano aparece en sólo tres versos de la versión Reina Valera de la Biblia. Un verso describe el hecho histórico en que ‘a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía.’ (Hechos 11:26); una otras cita un no creyente sarcástico, el Rey Agrippa (véase a Hechos 26:28); y la tercera indica como un cristiano ‘debe ser preparado para sufrir’ (1 Pedro 4:16).Por contraste, el término santo (o los santos) aparece en treinta y seis versos del Antiguo Testamento y en sesenta y dos versos del Nuevo Testamento.    

Pablo dirigió una epístola ‘a los santos que están en Éfeso, y al fiel en Jesucristo’ (Efesios 1:1.). A conversos recientes allí, él dijo, ‘Por eso, ya no sois extranjeros ni forasteros, sino conciudadanos de los santos y miembros de la familia de Dios’ (Efes. 2:19; véase también a Efes. 3:17–19). ¡En su epístola a los efesios, Pablo utilizó al santo de palabra por lo menos una vez en cada capítulo!

A pesar de su uso en noventa y ocho versos de la Biblia, el término santo todavía no es entendido bien. Algunos piensan erróneamente que la palabra, cuando se refiere a una persona, implica la beatificación o la perfección. ¡No es así! Un santo es un creyente en Cristo y sabe de Su amor perfecto…. Un santo sirve a los otros, sabiendo que el más uno sirve, la más grande la oportunidad para el Espíritu para santificar y purificar.

Russell M. Nelson[1]

Iglesia Ortodoxa 

La santidad es para la Iglesia Ortodoxa una participación en la vida de Cristo, y los santos son llamados así en la medida en que son cristóforos, es decir, suficientemente obedientes a la figura de Cristo como para representar fielmente su imagen, ser su icono.

La Iglesia Ortodoxa ignora la noción de bienaventurado; la palabra equivale a santo. Tampoco conoce el proceso de canonización o el número mínimo de milagros para ser proclamado santo. Cuando la veneración de la memoria de un difunto se extiende entre los fieles, elsínodo de la Iglesia afectada se reúne en torno al primado (patriarca oarzobispo) y estudia la cuestión de la santidad de la persona. Sucede con frecuencia que para entonces ya han sido pintados iconos en su memoria. Cuando la santidad es proclamada, se determinan los días (pueden ser uno o varios) de fiesta litúrgica y se adopta un himno en su honor. El canón iconográfico del santo comienza entonces a elaborarse. En el calendario ortodoxo, el día consagrado a la memoria de todos los santos el primer domingo después de Pentecostés.

Protestantismo 

El protestantismo se distingue especialmente del resto del cristianismo por su rechazo del culto de los santos y de sus reliquias. La acepción de la palabra santo como sinónimo de cristiano es la más corriente entre los protestantes, que insisten en la afirmación de que sólo Dios conoce a los que le pertenecen. Por ello, se abstienen de declarar a nadie particularmente santo, en tanto que su concepción de la otra vida es muy variable, no sólo entre las diferentes denominaciones, sino también según los individuos.

El protestantismo más clásico suele llamar santos a los personajes delNuevo Testamento, sin que ello de lugar a ningún culto. Por tradición, algunos países protestantes han conservado el patronazgo de los santos a los que atribuyen haber jugado un papel importante en suevangelizaciónsanta Brígida en Sueciasan Olaf en Noruega, etc.

Otras religiones 

Islam 

En teoría, el Islam rechaza todo culto que no se dirija a Alá. Sin embargo, el chiismo reconoce santos cuyas tumbas son destinos de peregrinajes. El islam africano practica también un cierto culto de los santos llamados marabuts. El sufismo conoce los wali, expresión susceptible de ser traducida como santos.

Budismo 

Los budistas en su doctrina veneran a los arahants y bodhisattuas, y, en el Tíbet, a los monjes lamas.

Hinduismo 

Los practicantes del hinduismo hacen reverencia a sus gurús osantones, maestros espirituales de vida ascética.

Notas  

  1.  Russell M. Nelson, “Thus Shall My Church Be Called” Liahona (En: Ensign), Mayo 1990, p. 16

 

Enlaces externos 

Fuente:  http://es.wikipedia.org/wiki/Santidad

EL DIOS DESCONOCIDO

EL DIOS DESCONOCIDO

“CASI TODA LA SABIDURÍA QUE POSEEMOS, ES DECIR, LA SABIDURÍA que es verdadera y confiable, puede reducirse a dos cosas: el conocimiento de Dios y de nosotros mismos.”[1] Estas palabras, del primer párrafo del libro Institución de la religión cristiana de Juan Calvino, señalan el punto al que hemos llegado luego del capítulo anterior, pero también introducen un nuevo problema. Si es cierto que la sabiduría consiste en “el conocimiento de Dios y de nosotros mismos”, esto nos lleva a preguntamos: “¿Pero quién tiene dicho conocimiento? ¿Quién puede verdaderamente conocer a Dios y conocerse a sí mismo?” Si somos sinceros, debemos admitir que librados a nosotros mismos y a nuestras habilidades, la única respuesta posible es:”Nadie”. Librados a nosotros mismos, nadie puede conocer verdaderamente a Dios. Tampoco nos podemos conocer a nosotros mismos en forma adecuada.

¿Cuál es el inconveniente? Desde luego, no nos conocemos a nosotros mismos porque no hemos conocido a Dios en primer lugar. Pero, ¿por qué no conocemos a Dios? ¿Es incognoscible? ¿Acaso es su culpa, o la nuestra?

Naturalmente, nos resulta más grato culparlo a él. Pero antes de saltar a esta conclusión deberíamos tomar conciencia de lo que implica. Si la culpa es nuestra, aunque este hecho en sí pueda no ser reconfortante al menos podrá ser subsanado, porque Dios puede hacer cualquier cosa. Él puede intervenir. Por otro lado, si la culpa es de Dios (o, como podríamos preferir decir, si la culpa está en la naturaleza de las cosas), entonces no hay nada que pueda hacerse. La clave al conocimiento inevitablemente nos eludirá, y la vida es absurda.

Os Guinness en The Dust of Death aclara este punto al describir un “sketch” realizado por el comediante alemán Karl Vallentin. El cómico entraba al escenario que estaba sólo iluminado por un pequeño círculo de luz. Caminaba dando vueltas alrededor de ese círculo con cara de preocupación. Buscaba algo. A1 cabo de un tiempo un policía se le acercaba y le preguntaba qué había perdido. “He perdido las llaves de mi casa”, respondía Vallentin. El policía se le unía en la búsqueda, pero ésta parecía resultar infructuosa.

“¿Está usted seguro de que la perdió aquí?”, preguntaba el policía.

“¡No!”, le decía Vallentin, señalando una esquina en la oscuridad. “Fue allí”. “Y entonces, ¿por qué no está buscando allí?”

“No hay luz allí’, contestaba el cómico.[2]

Si no existe Dios o si existe Dios pero no lo podemos conocer por su culpa, entonces la búsqueda del conocimiento se asemeja a la búsqueda del comediante alemán. Donde debería realizarse la búsqueda, no hay luz; y donde hay luz, la búsqueda no tiene sentido. Pero, ¿es este el caso? La Biblia afirma que el problema no es de Dios sino nuestro. Por lo tanto, el problema tiene solución. Tiene solución por que Dios puede tomar, y en realidad ha tomado, la iniciativa de revelarse a nosotros, y así proveernos con la llave que nos faltaba para el conocimiento.

SER CONSCIENTES DE DIOS

Debemos enfrentar el problema, sin embargo: aunque resulte extraño, la persona que no conoce a Dios, en un cierto sentido pero igualmente válido, le conoce pero reprime ese conocimiento.

Aquí debemos volver a recordar la diferencia entre “ser conscientes” de Dios y verdaderamente “conocer a Dios”. Conocer a Dios significa tomar conciencia de nuestra profunda necesidad espiritual y de cómo Dios puede suplir dicha necesidad, para luego confiar en Dios y reverenciarlo. Ser conscientes de Dios es sólo saber que Dios existe y que merece ser obedecido y adorado. Los hombres y las mujeres no conocen, ni obedecen, ni adoran a Dios en forma natural. Sin embargo, son conscientes de Dios.

Esto nos lleva a una de las afirmaciones más importantes que han sido registradas para beneficio de la humanidad -en la carta del apóstol Pablo a la iglesia recién establecida en Roma-. Contienen la primera tesis del apóstol en su exposición de la doctrina cristiana.

Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad; porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles  desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa. Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se hicieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible, en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles. (Ro. 1:18-23)

Vemos aquí tres ideas fundamentales. Primero, la ira de Dios se despliega contra el hombre natural. Segundo, el hombre ha rechazado a Dios deliberadamente. Tercero, este rechazo ha tenido lugar a pesar de la conciencia de Dios que posee toda persona naturalmente.

LOS DOS ASPECTOS DE LA REVELACIÓN

Nuestro punto de partida será el tercer punto: la conciencia de Dios que toda persona posee naturalmente. Porque es aquí donde vemos que, aunque nadie conoce a Dios naturalmente, nuestro fracaso en conocer a Dios no es culpa de Dios. Él se ha revelado a sí mismo en dos aspectos, y todos tenemos esta revelación. 

El primer aspecto es la revelación de Dios en la naturaleza. Podemos parafrasear el argumento de Pablo diciendo que todo lo que. el hombre natural puede conocer sobre Dios ha sido revelado en la naturaleza. Por supuesto, debemos admitir que este conocimiento es limitado. Pablo lo define como consistiendo sólo de dos cosas: el eterno poder de Dios y su deidad. Pero aunque dicho conocimiento es limitado, es suficiente para que nadie pueda usarlo como excusa para no seguir de ahí en adelante buscando a Dios en su plenitud. En un lenguaje contemporáneo la frase “eterno poder” puede entenderse cómo la palabra supremacía, y “deidad” podría ser sustituida por ser. Pablo nos está diciendo que la evidencia proporcionada por la naturaleza acerca de la naturaleza de un Ser Supremo es amplia y enteramente convincente. Dios existe, y los seres humanos lo saben. Este es el argumento. Cuando los hombres y las mujeres luego se niegan a reconocer y adorar a Dios, como lo hacen, la culpa no está en la falta de evidencia sino en su determinación irracional y resuelta de no conocerle.

El Antiguo Testamento nos habla de la clara revelación de Dios en la naturaleza. “Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos. Un día emite palabra a otro día, y una noche a otra noche declara sabiduría. No hay lenguaje, ni palabras, ni es oída su voz. Por toda la tierra salió su voz, y hasta el extremo del mundo sus palabras” (Sal. 19:1-4). El asunto es que la revelación de Dios en la naturaleza es suficiente para convencer a cualquiera de la existencia y el poder de Dios, si la persona la acepta.

Pero hay un segundo aspecto a tomar en cuenta en la revelación que Dios hace de sí mismo. Podríamos llamarla una revelación interior o, al menos, la capacidad interior de recibirla. Ninguna persona en su estado natural ha llegado realmente a conocer a Dios en el sentido bíblico más cabal. Pero todas las personas tienen la capacidad de recibir la revelación natural. Pablo se refiere a esta capacidad cuando dice que “lo que de Dios se conoce les es manifiesto” (Ro. 1:19).

Supongamos que venimos manejando por una calle y vemos una señalización que dice: “Desvío-Girar a la izquierda”. Pero ignoramos esa advertencia y continuamos conduciendo. Sucede que hay un oficial de policía cerca que entonces nos hace detener y nos impone una multa. ¿Qué excusa podríamos tener? Podríamos decir que no vimos la señalización. Pero no hará ninguna diferencia. Mientras estemos conduciendo el automóvil la responsabilidad de ver la señalización y obedecer lo que dice es nuestra. Aun más, seremos responsables si, por haber ignorado la señalización, nos caemos por un barranco destruyéndonos a nosotros y a nuestros pasajeros.

Pablo nos está diciendo, primero, que hay una señalización. Es la revelación de Dios en la naturaleza. Segundo, tenemos “visión”. Si elegimos ignorar la señalización, y arriesgarnos a un desastre, la responsabilidad será nuestra. El juicio de Dios (como el del oficial de policía) se debe a que siendo conscientes de Dios nos negamos a reconocerle como Dios, no a que no le hayamos o no hayamos podido conocerle. Pablo escribe: “de modo que no tienen excusa; pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios” (Ro. 1:20-21).

Pablo no está diciendo que hay suficiente evidencia sobre Dios en la naturaleza de modo que el científico, que detenidamente sondea los misterios de la naturaleza, puede ser consciente de Dios. No está diciendo que la señalización está ahí pero que está oculta, que sólo la podremos ver si miramos detenidamente. Pablo está diciendo que la señalización es bien clara. Es como un anuncio publicitario. No hay nadie, no importa lo tonto o insignificante que sea, que pueda tener como excusa no haberla visto. Hay suficiente evidencia de Dios en una flor de forma tal que tanto un niño como un científico pueden ser conducidos a adorar a Dios. Hay suficiente evidencia en un árbol, un canto rodado, un grano de arena, una huella dactilar, para hacernos glorificar a Dios y agradecerle. Este es el camino del conocimiento. Pero las personas no lo tomarán. Pondrán a la naturaleza o a partes de la naturaleza en lugar de Dios y se encontrarán con sus corazones entenebrecidos.

Calvino llega a esta conclusión: “Pero aunque no tenemos la posibilidad natural de alcanzar el conocimiento puro y claro de Dios, no tenemos excusa, ya que la torpeza es nuestra culpa. Y tampoco podemos pretender ser ignorantes sin que nuestra conciencia nos acuse de bajeza e ingratitud”.[3]

EL RECHAZO DE DIOS

Cuando Calvino habla de la bajeza y la ingratitud nos trae al segundo punto en el argumento de Pablo a los Romanos: el hecho de que todos han rechazado a Dios a pesar de la revelación que Dios hace de sí mismo en la naturaleza. Sin embargo, cuando Pablo desarrolla este punto en Romanos (vs. 18), también nos muestra la naturaleza de nuestro rechazo y por qué éste tiene lugar.

La clave a este rechazo universal a Dios se encuentra en la frase “que detienen con injusticia la verdad”. En griego, la palabra traducida “detienen” es katechein, que significa “sostener”, “sujetar”, “mantener”, “coger”, ”contener”, “restringir”, “reprimir”. En un sentido positivo, el término se utiliza para significar estar sujetos a algo que es bueno. Pablo nos habla de “estar asidos a la palabra de vida” (Fil. 2:16). En un sentido negativo, se utiliza para significar cuando equivocadamente se restringe o impide algo. Es así como las nuevas traducciones de la Biblia en Romanos 1:18 hablan de los que “de tienen la verdad con su maldad” (NIV), “detienen la verdad con injusticia” (NASB), y “mantienen la verdad encarcelada en su maldad” (JB). La New English Bible dice que esas personas están “sofocando” la verdad. Esta es, entonces, la naturaleza del problema. La ira de Dios se revela desde los cielos contra los seres humanos, no porque simplemente o por descuido no se han percatado de la verdad, sino más bien porque en lo profundo de sus corazones, con maldad y deliberadamente, han reprimido lo que sabían sobre Dios.

R. C. Sproul ha llamado a este argumento “el corazón de la psicología paulina del ateísmo”[4] señalando que es aquí donde radica la culpa humana. Las personas tienen el conocimiento suficiente para volverse de su forma  de vida hacia Dios y así, por lo menos, comenzar a buscarle. Pero este conocimiento, como si fuera un enorme resorte, ha sido sujetado. Ahora el resorte amenaza con soltarse y demoler el punto de vista y el estilo de vida del que lo está sujetando. Entonces esa persona lo oprime aún más, deteniendo la verdad.

¿Por qué hacemos esto? Si es cierto que, como señalamos en el capítulo anterior, el conocimiento de Dios obra siempre en nuestro beneficio y si, como acabamos de decir, el principio de dicho conocimiento ya se halla presente en nosotros, entonces, ¿por qué lo reprimimos? ¿No tendríamos que recibir esa verdad con los brazos abiertos e intentar tomar más de ella? ¿Acaso las personas son simplemente irracionales en este asunto? ¿O será que el argumento de Pablo es erróneo?

Pablo no está equivocado. Los hombres y las mujeres detienen la verdad. Pero el motivo por el cual lo hacen es que no les gusta la verdad sobre Dios. No les gusta el Dios a quien esa verdad los conduce.

Notemos que Pablo comienza estos versículos de Romanos diciendo que la ira de Dios se revela desde el cielo contra “toda impiedad e injusticia de los hombres”. La impiedad tiene varios significados. En esta ocasión no significa que los seres humanos no son como Dios (si bien esto es cierto), sino que además están en un estado de oposición a la naturaleza divina de Dios. Dios es soberano, pero a las personas no les gusta su soberanía. No desean reconocer que hay Uno que con rectitud los gobierna. Dios es santo, pero a los hombres y las mujeres no les gusta su santidad. Su santidad pone nuestra propia pecaminosidad sobre el tapete. No nos gusta un Dios que ve hasta en lo más recóndito de nuestros corazones y que nos conoce íntimamente. Casi todo lo que puede ser conocido sobre Dios le resulta, de algún modo u otro, repulsivo al hombre natural. Entonces reprime la evidencia que lo podría conducir en la dirección del verdadero conocimiento de Dios.

La segunda palabra es “injusticia”. Al hombre natural todo lo que sea de Dios le resulta repugnante, pero el motivo sustancial de esta repugnancia es la justicia divina. Dios es santo, pero las personas no son santas. Las personas no son rectas, y están conformes con su falta de rectitud. En consecuencia, no desean conocer a un Dios que les demandaría imposiciones morales. Conocer a Dios requeriría un cambio. En otras palabras, el rechazo a conocer a Dios se basa en causas morales y no intelectuales.

RECHAZANDO EL CONOCIMIENTO DE DIOS

Hemos llegado a esta altura a la verdadera fuente del problema humano. Los hombres y las mujeres han rechazado el principio del conocimiento de Dios por razones morales y psicológicas. Pero les resulta imposible detenerse ahí. Han rechazado a Dios; pero todavía son criaturas divinas y en su carácter intelectual y moral tienen necesidad de Dios (o de algo que se le asemeje). Al ser reacias y conocer el verdadero Dios y al no poder vivir sin él, se inventan dioses sustitutos para ocupar su lugar. Estos dioses pueden ser las leyes científicas sofisticadas de nuestra cultura, los dioses y las diosas del mundo griego y romano, o las imágenes bestiales y depravadas del paganismo.

La universalidad de la religión en este planeta no se debe a que los hombres y las mujeres estén buscando a Dios, como algunos han argumentado. En realidad, se debe a que no desean aceptar a Dios, y sin embargo, necesitan algo que ocupe el lugar de Dios.

El proceso de rechazo es un proceso de tres etapas, bien conocido por los psicólogos contemporáneos: el trauma, la represión y la sustitución. En su análisis del ateísmo, Sproul demuestra que la confrontación con el Dios verdadero choca y lastima a las personas. Es traumática. Como consecuencia, reprimimos lo que sabemos.

“No hay ningún trauma si los ojos permanecen siempre cerrados y la luz no puede penetrar. Pero los ojos se cierran como reacción al choque provocado por la luz -luego de haber experimentado el dolor”[5]. El punto importante es que el conocimiento de Dios, aunque reprimido, no puede ser destruido. Permanece intacto,aunque profundamente enterrado en el subconsciente. Su ausencia es sentida, y el Dios verdadero es sustituido por “lo que no es Dios”.

LA IRA DE DIOS

Llegamos así a la primera afirmación de Pablo, habiendo tomado los tres puntos principales de la porción en el sentido inverso: la ira de Dios se revela contra los seres humanos porque han reprimido lo que comprendían del conocimiento de Dios.

Algunas personas se sienten profundamente incómodas por la enseñanza de que el Dios del universo manifiesta ira. Entienden que Dios es un Dios de amor, como sin duda lo es, y no pueden comprender cómo Dios puede poseer ambas características. En este punto, o no comprenden, o no conocen a Dios. Un Dios que no manifiesta ira contra el pecado es un Dios deforme o mutilado. Le falta algo. Dios es perfecto en su amor. Eso es verdad.

Pero Dios también es perfecto en su ira que, como Pablo nos dice en Romanos, “se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres”.

En cualquier presentación lógica de la doctrina, la ira de Dios es la primer verdad que debemos aprender sobre él. ¿Por qué no comenzó Pablo diciéndonos que el amor de Dios se revela desde el cielo? No lo hizo porque Dios no sea amor, porque sí lo es, como Pablo nos demostrará más adelante. Es para que reconozcamos nuestra profunda necesidad espiritual y que estemos preparados para recibir el conocimiento de Dios a través de nuestro Señor y Salvador Jesucristo, porque sólo así podremos recibirlo. Cuando los hombres y las mujeres se acercan a Dios jactándose de su supuesto conocimiento espiritual, Dios los declara ignorantes. Si se acercan a Dios jactándose de sus propios logros, Dios no puede y no los recibirá. Pero si, con humildad, reconocen que han rechazado lo que Dios con claridad reveló en la naturaleza, que no tienen excusa, que la ira de Dios justamente está suspendida sobre ellos, entonces Dios obrará en sus vidas. Les mostrará que ya abrió un camino para que la ira de Dios no caiga sobre ellos, que Jesús lo tomó, y que ahora el camino está libre para que crezcan en el amor y el conocimiento de Dios que es la salvación.

Notas

[1]. Calvino, Juan, Institución de la religión cristiana. Países bajos: Fundación editorial de literatura reformada,1967.

[2]. Os Guinness, The Dust of Death (Downers Grove, Ill.: Interarsity Press, 1973), p. 148.

[3]. Calvino, Juan, Institución de la religión cristiana. Países bajos: Fundación editorial de literatura reformada,1967, pp. 68-69.

[4]. R. C. Sproul, The Psychology of Atheism (Minneapolis: Bethany Fellowship, 1974), p. 59.

[5] Ibid, p. 75.

¿Una ética sin Dios?

¿Una ética sin Dios?

Uno de los grandes proyectos del pensamiento iluminista era (y es, donde existen pensadores que se identifican de alguna manera con el sueño iluminista) elaborar una ética sin Dios. O, al menos, una ética como si Dios no existiese, según una frase famosa tomada de los escritos de Hugo Grocio (1583-1645).

Este proyecto está basado en varios presupuestos. Quisiera ahora fijarme en tres de esos presupuestos (que enumero sin establecer una jerarquía entre los mismos).

El primero: pensar que la razón humana es capaz, por sí sola, de llegar a algunas verdades asequibles para todos en el campo de la ética individual y social, aunque sean normas tan genéricas como el principio de tolerancia y el principio de respeto hacia la diversidad. El «para todos» incluye, realmente, a todos, aunque estén separados por tradiciones religiosas o culturales muy distintas.

El segundo presupuesto consiste en suponer que gran cantidad de normas y leyes que rigen la vida de muchos pueblos no son racionales, si es que no llegan a ser irracionales e, incluso, injustas. Normas como las que se refieren, por ejemplo, a la circuncisión femenina, a los modos de vestir, a los alimentos permitidos o prohibidos, a la manera de educar a los hijos, no se basan muchas veces en criterios racionales ni en el respeto a los derechos humanos, sino en tradiciones milenarias que en ocasiones son gravemente injustas o simplemente absurdas.

El tercer presupuesto es más complejo: afirmar que la idea que los hombres podamos tener acerca de Dios es más un obstáculo que una ayuda para elaborar una ética válida para todos. En palabras más sencillas: creer en Dios no haría a nadie más bueno ni más honesto ni más sociable. Más aún: millones de personas han justificado crímenes atroces e injusticias seculares apoyados en que Dios «está con nosotros» o en que «Dios así lo quiere», como si el creerse poseedores de la religión verdadera fuese una especie de permiso para cometer cualquier tipo de atrocidades.

Estas ideas tienen un gran peso en la sociedad actual. Políticos, escritores, personajes del mundo del espectáculo y de la ciencia, han vuelto a subrayar la urgencia de elaborar una ética mundial, válida para todos, y han denunciado los peligros que, según ellos, nacen de las religiones.

Esta nueva ética mundial, nos dicen, debe ser lo suficientemente «racional» y democrática para no excluir a nadie y permitir muchos comportamientos, antes prohibidos por prejuicios vanos o religiosos, y ahora reconocidos como plenamente legítimos en una sociedad verdaderamente madura y pluralista.

En realidad, las propuestas de elaborar éticas sin Dios caen en no pocas contradicciones. La primera consiste en ignorar o malinterpretar la misma noción de ética.

¿Qué es la ética? Según una noción clásica, la ética sería un saber que nos indica lo que está bien y lo que está mal, según una idea de perfección humana que descubre la existencia de deberes. La fórmula que expresa esta noción de ética es suficientemente conocida por muchos pueblos: hay que hacer el bien y hay que evitar el mal.

Pero esta misma noción de ética es criticada por no pocos «iluministas» y pensadores de la modernidad como naturalista, anticuada, o simplemente contradictoria. Porque, nos dicen, no es nada fácil conocer qué es lo bueno y qué es lo malo. Porque, nos insisten, cada quien debe decidir qué sea lo bueno y lo malo para su propia vida, sin que nadie imponga, desde fuera, ninguna norma ética.

Proponer, sin embargo, que cada quien haga lo que quiera, es simplemente destruir la ética. Decir que no hay normas absolutas, que nada puede ser visto como bueno o como malo, que todo está permitido (sin dañar a los demás, un límite que veremos en seguida), es lo mismo que decir adiós a la ética.

Es cierto que los «modernistas» afirman: cada quien puede escoger lo que desee, siempre y cuando no dañe la libertad de los otros. Pero al decir esto ponen un límite a la libertad (mi libertad termina allí donde empieza la libertad del otro) y luego renuncian a justificar en serio por qué ese límite deba ser respetado, pues no creen que sea necesario demostrar con argumentos sólidos la necesidad del respeto del otro.

Por lo mismo, se hace necesario reproponer la verdadera noción de ética, la que nos recuerda que existen cosas buenas y cosas malas, la que se funda en una idea del hombre que explica por qué un ser humano sería bueno si realiza acciones honestas y por qué sería malo si comete acciones deshonestas.

Esta noción es, en muchos puntos, asequible a la razón humana. Sobre este aspecto podríamos coincidir en buena parte con el primer presupuesto del iluminismo (la razón por sí sola puede alcanzar importantes verdades éticas). Platón y Aristóteles, por ejemplo, elaboraron reflexiones morales sumamente actuales.

Pero también es verdad que la vida ética no se construye sólo con la razón. En todos los seres humanos hay un sinfín de factores que intervienen en cada decisión. Casi todos estamos seguros de que robar es malo; no es difícil, sin embargo, que cedamos con pocas resistencias a la tentación de un robo «pequeño» cuando se nos presenta como fácil.

La razón humana, además, nos lleva a reconocer que el hombre no se explica por sí mismo, con sorpresa de no pocos modernistas. En otras palabras, nos pone en camino para pensar en la existencia de un Dios Creador y nos permite descubrir la dependencia radical del hombre respecto de Dios. Creer, como Grocio y como tantos iluministas del pasado y del presente, que sea posible construir una ética sin Dios es como pensar que se pueda levantar un edificio sin cimientos, porque negar nuestra dependencia de Dios es como decir que no somos capaces de hablar mientras estamos hablando…

Dios, en realidad, resulta ser un baluarte indispensable para comprender lo que es el hombre, y para elaborar cualquier ética verdaderamente «racional». Si negamos a Dios, el hombre debería limitarse a reconocer que es un animal más o menos complejo, orientado a vivir según sus caprichos y según la ley del más fuerte. Es decir, la negación de Dios implica la negación de la ética, si es que no caemos en la idea de llamar «ética» a la renuncia de cualquier norma absoluta y a la opción por vivir según lo que cada circunstancia nos indique, o lo que nos pida el capricho del momento, o lo que imponga el más fuerte (individuo, grupo, partido, raza, etc.).

Precisamente por el error anterior ha habido quienes han pensado que la ética debería quedar reducida a describir lo que «se hace», lo que decide una sociedad en un momento determinado de su historia, lo que imponen los grupos de poder o las modas con su fragilidad y sus prisas para llegar y para desaparecer. No hace falta notar que esta idea de ética es absurda y contradictoria, pues entonces no habría manera alguna para condenar la esclavitud, los genocidios, la explotación de los niños, la opresión de la mujer, etc.

No hay, no puede haber, verdadera ética allí donde se niegue la existencia de Dios. Porque las normas morales no se explican sin descubrir ese orden profundo que penetra toda la realidad, y que brilla de un modo muy especial en el ser humano, con su espiritualidad y su vocación a una vida más allá de la vida presente.

Queda por decir una palabra sobre el ataque que muchos hacen a las religiones, y sobre la idea de que es posible una ética sin religión. Hemos de reconocer, inicialmente, que no todas las religiones pueden ser igualmente verdaderas. O todas están equivocadas, o algunas están más cerca de la verdad, y otras menos.

En el segundo caso, aquellas religiones que estén más cerca de la verdad nos permitirán conocer mejor al hombre, nos indicarán con más claridad nuestra relación con Dios y con los demás, nos abrirán horizontes éticos más completos y ricos.

Si, además, fuese posible descubrir que entre todas las religiones hay una que tiene en sí aquellos elementos que muestran que es la única verdadera, esa nos ofrecerá la mejor ayuda para comprendernos a nosotros mismos y para elaborar una ética válida para todos. Nos permitirá conocer lo que Dios quiere del hombre y lo que nos lleva a nuestra plenitud en el tiempo y en la eternidad.

Renunciar, o incluso despreciar, a las religiones bajo la excusa de que en nombre de la religión se han cometido crímenes y errores en el pasado y en el presente sería tan absurdo como renunciar a la medicina porque ha habido y hay médicos sin escrúpulos que han usado a miles de seres humanos para experimentos sumamente injustos.

Para quien escribe estas líneas, la verdadera religión es la católica, que desvela al hombre el camino de la verdadera ética, la única que nos puede realizar plenamente al descubrirnos cuál es el núcleo profundo de nuestra humanidad.

Lo enseñaba bellamente el Papa Juan Pablo II, al recordar que el «cumplimiento del propio destino lo alcanza el hombre en el don sincero de sí, un don que se hace posible solamente en el encuentro con Dios. Por tanto, el hombre halla en Dios la plena realización de sí: esta es la verdad revelada por Cristo. El hombre se autorrealiza en Dios, que ha venido a su encuentro mediante su Hijo eterno» («Tertio millennio adveniente» n. 9).

No existe, por tanto, verdadera ética allí donde negamos a Dios. Ni tampoco habrá verdadera ética si dejamos de lado el gran acontecimiento que ha cambiado la historia humana: Dios vino al mundo y nos enseñó el camino de la Vida. Ese es el centro de nuestra fe cristiana, y ese debe ser el motor que nos lleve a construir un mundo más justo, más humano, más lleno de amor.

http://www.conoze.com/doc.php?doc=8248

El Papa advierte en el sínodo de los obispos que los pueblos ateos serán “castigados” por Dios

El Plural / Macro/Vida

Benedicto XVI condena la “influencia nociva y destructiva de la cultura moderna”

El Papa advierte en el sínodo de los obispos que los pueblos ateos serán “castigados” por Dios

ELPLURAL.COM |07/10/2008

Desde la Basílica de San Pedro y enmarcado en el sínodo de los obispos, el Papa Benedicto XVI ha ofrecido un discurso catastrofista y condenatorio. Ayer, el pontífice inauguró el segundo cónclave episcopal de su mandato, con una misa oficiada en latín en la que arremetió duramente contra el laicismo, vaticinando para éste castigos con reminiscencias bíblicas y apocalípticas. Laicos, ateos, cristianos “alejados” y “rebeldes” y víctimas de la “nociva y destructiva cultura moderna” podrían padecer la cólera divina. El máximo representante del catolicismo en el mundo hace una consideración que es, al mismo tiempo, una especie de amenaza: aunque Dios no ha faltado “nunca a su promesa de salvación, ha tenido que recurrir a menudo al castigo”.

El sínodo de los obispos comenzó ayer y reunirá, hasta al próximo 23 de octubre, a 253 obispos procedentes de 113 conferencias episcopales de los cinco continentes –incluido, y por primera vez, un representante de otro credo: un rabino-. La delegación española ha partido con su presidente, Antonio María Rouco Varela a la cabeza. Rouco está acompañado por el obispo de Bilbao –y vicepresidente de la CEE- Ricardo Blázquez, el arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares y tres representantes más.

Cultura moderna, “deletérea y destructiva”
Como era previsible, ha sido el Papa Benedicto XVI quien ha acaparado la atención. Además de oficiar la primera misa en latín, siguiendo el rito antiguo, el pontífice leyó una homilía catastrofista que apuntaba a la “influencia deletérea y destructiva de la cultura moderna” como causa de muchos males actuales. Subyacía, en sus palabras, la crítica a las naciones laicas, “antes ricas en fe y en vocaciones que ahora van perdiendo su propia identidad”. El dedo de Benedicto XVI señalaba a Europa, y vaticinaba un “castigo” para ella.

Vaticinio de nuevas catástrofes bíblicas
“Si miramos la Historia, nos vemos obligados a admitir que no es extraño el alejamiento y la rebelión de cristianos incoherentes. A consecuencia de eso, Dios aún no faltando nunca a su promesa de salvación ha tenido que recurrir a menudo al castigo”, indicó con alarmismo. Una posible pena de dimensiones bíblicas, según vaticinó a continuación. “Es legítimo pensar, en este contexto, en el primer anuncio del Evangelio de que surgieron comunidades inicialmente florecientes que después desaparecieron y que hoy son recordadas en los libros de Historia. ¿No podría ocurrir lo mismo en nuestra época?”, inquirió retóricamente.

¿Vuelta a la edad media?
Acto seguido, el pontífice se dio a la criminalización del individualismo y retomó el discurso medieval del temor a lo divino. “Hay quien, habiendo decidido que Dios ha muestro, se declara a sí mismo ‘dios’, considerándose el único artífice del propio destino, el propietario absoluto del mundo. Desembarazándose de Dios y no esperando de Él la salvación, el hombre cree que puede hacer lo que le apetece y de poder ser la propia medida de sí mismo y de su propio comportamiento”, subrayó. “Al final, el hombre se encuentra más solo y la sociedad más dividida y confusa”, prosiguió. En este sentido, instó a restaurar a Dios “en el centro” de la vida, para que llegue a “todos lo ámbitos de la humanidad, de la familia a la escuela, a la cultura, al trabajo, al tiempo libre y a los otros sectores de la sociedad”.

Maratón bíblico
Cabe mencionar que, en este marco, el Papa dio comienzo a una especie de maratón bíblico: una iniciativa que pretende la lectura, durante seis días y siete noches seguidos, de las sagradas escrituras. Benedicto XVI dio el pistoletazo de salida ayer a las siete de la tarde con la lectura del Génesis. Le seguirán 1.250 lectores, entre los que destacan deportistas, actores, políticos y ciudadanos de a pie. Un proyecto que está siendo transmitido por la RAI –televisión pública italiana- y que, sino se interrumpe, será el directo televisivo más largo de la historia.

–>

El sínodo de los obispos comenzó ayer y reunirá, hasta al próximo 23 de octubre, a 253 obispos procedentes de 113 conferencias episcopales de los cinco continentes –incluido, y por primera vez, un representante de otro credo: un rabino-. La delegación española ha partido con su presidente, Antonio María Rouco Varela a la cabeza. Rouco está acompañado por el obispo de Bilbao –y vicepresidente de la CEE- Ricardo Blázquez, el arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares y tres representantes más.

Cultura moderna, “deletérea y destructiva”
Como era previsible, ha sido el Papa Benedicto XVI quien ha acaparado la atención. Además de oficiar la primera misa en latín, siguiendo el rito antiguo, el pontífice leyó una homilía catastrofista que apuntaba a la “influencia deletérea y destructiva de la cultura moderna” como causa de muchos males actuales. Subyacía, en sus palabras, la crítica a las naciones laicas, “antes ricas en fe y en vocaciones que ahora van perdiendo su propia identidad”. El dedo de Benedicto XVI señalaba a Europa, y vaticinaba un “castigo” para ella.

Vaticinio de nuevas catástrofes bíblicas
“Si miramos la Historia, nos vemos obligados a admitir que no es extraño el alejamiento y la rebelión de cristianos incoherentes. A consecuencia de eso, Dios aún no faltando nunca a su promesa de salvación ha tenido que recurrir a menudo al castigo”, indicó con alarmismo. Una posible pena de dimensiones bíblicas, según vaticinó a continuación. “Es legítimo pensar, en este contexto, en el primer anuncio del Evangelio de que surgieron comunidades inicialmente florecientes que después desaparecieron y que hoy son recordadas en los libros de Historia. ¿No podría ocurrir lo mismo en nuestra época?”, inquirió retóricamente.

¿Vuelta a la edad media?
Acto seguido, el pontífice se dio a la criminalización del individualismo y retomó el discurso medieval del temor a lo divino. “Hay quien, habiendo decidido que Dios ha muestro, se declara a sí mismo ‘dios’, considerándose el único artífice del propio destino, el propietario absoluto del mundo. Desembarazándose de Dios y no esperando de Él la salvación, el hombre cree que puede hacer lo que le apetece y de poder ser la propia medida de sí mismo y de su propio comportamiento”, subrayó. “Al final, el hombre se encuentra más solo y la sociedad más dividida y confusa”, prosiguió. En este sentido, instó a restaurar a Dios “en el centro” de la vida, para que llegue a “todos lo ámbitos de la humanidad, de la familia a la escuela, a la cultura, al trabajo, al tiempo libre y a los otros sectores de la sociedad”.

Maratón bíblico
Cabe mencionar que, en este marco, el Papa dio comienzo a una especie de maratón bíblico: una iniciativa que pretende la lectura, durante seis días y siete noches seguidos, de las sagradas escrituras. Benedicto XVI dio el pistoletazo de salida ayer a las siete de la tarde con la lectura del Génesis. Le seguirán 1.250 lectores, entre los que destacan deportistas, actores, políticos y ciudadanos de a pie. Un proyecto que está siendo transmitido por la RAI –televisión pública italiana- y que, sino se interrumpe, será el directo televisivo más largo de la historia. 

Los nuevos pobres: la crisis dispara el número de familias que recurren a Cáritas

Los nuevos pobres: la crisis dispara el número de familias que recurren a Cáritas

07.10.08 | 10:52 | http://blogs.periodistadigital.com/dinero.php/2008/10/07/la-crisis-dispara-el-numero-de-familias-5555

(PD).- Son los nuevos pobres. O van en camino de ello. Han pasado de tener un trabajo y una vida normal a sufrir grandes apuros económicos para llegar a fin de mes. A no poder hacer frente a los créditos y a los pagos mensuales y a estar agobiados por los impagos que se acumulan.

La famosa crisis es la causa de ello. Su azote se ceba siempre con los más vulnerables: parejas españolas con varios hijos que se hipotecaron hasta las cejas en pleno «boom» inmobiliario cuando los bancos se caracterizaban por su manga ancha y el empleo abundaba.

Como escribe M.J. Alvarez en ABC, entre los que más están notando sus efectos se encuentra también la población extranjera plenamente asentada y estabilizada que, con su documentación en regla y ante la bonanza económica, decidieron invertir en una vivienda ante el elevado precio del alquiler, al igual que en el caso de los españoles.

También son núcleos familiares con hijos que fueron viniendo paulatinamente por la reagrupación familiar.

El desempleo que azotó primero a la construcción y que se ha ido extendiendo a otros sectores, agudizando la recesión, es la causa que ha provocado que cientos de familias se encuentren con la soga al cuello.
Un 15% más de familias se están viendo obligadas a pedir ayuda para subsistir a Cáritas, una circunstancia que no habían tenido que hacer nunca hasta el momento, motivada por la mengua de sus ingresos al quedarse alguno de sus miembros en el paro y no poder hacer frente al pago de la hipoteca.

Así lo aseguró a ABC Concha García, responsable de la diócesis de Cáritas Madrid.

El perfil tipo es el de una pareja con dos hijos y unos ingresos mensuales de 1.300 euros. Si tienen de media entre 700-800 euros de hipoteca las cuentas no salen y cuando la situación supera su capacidad económica acuden a pedir ayuda inmediata.

¿Dónde? Al lugar más cercano, la iglesia de su barrio, donde en cada una de ellas existen oficinas de Cáritas parroquiales (425) en donde apoyan todo tipo de necesidades básicas (ropero, alimentos, pago de mensualidad de guardería, hipoteca…), explica la responsable de la diócesis de Cáritas Madrid, que abarca toda la capital y municipios de la sierra repartidos en ocho vicarías.

«Nosotros hemos empezado a notar los efectos de la crisis en febrero de este año; y de forma más acusada este verano, una época en la que, habitualmente, apenas tenemos actividad por el receso vacacional de la población. Esta vez no hemos parado. En algunos distritos, como el de Carabanchel, no dábamos abasto», indica.

El perfil tipo de los nuevos peticionarios de ayuda económica a la entidad religiosa son varones desempleados de la construcción, tanto cualificados como sin cualificar, que al finalizar la obra o al reducirse la plantilla se han quedado en la calle, a la espera de cobrar el paro, así como personal del sector servicios.

En el caso de las mujeres, estas aportaban ingresos trabajando en el servicio doméstico; y, ahora, cuando todo el mundo se aprieta el cinturón, en lugar de ir a hacer faenas dos veces por semana, van una o menos horas, con lo cual obtienen menos dinero. 

Los datos se disparan

Prueba de cómo están afectando los primeros zarpazos de la crisis a los sectores más desfavorecidos (viudas, ancianos, familias monoparentales…) es el número de personas atendidas por Cáritas en las parroquias. Si en el curso 2006/2007 fueron 55.179, sólo en los seis primeros meses del año la cifra se ha disparado hasta llegar a las 66.804.

Cuando se necesita una intervención a más largo plazo se deriva al usuario a los servicios centrales de Cáritas, donde, a través del fondo social, se presta ayuda económica -impagos pago de recibos de luz, agua, gas, comida para hijos- y se interviene en función de cada caso con formación para el empleo o un itinerario concreto. En este apartado, las prestaciones directas se han duplicado, al pasar de las 1.970 de 06/07 a las 2.829 hasta el pasado junio.

Además, otras 20.000 familias se han visto beneficiadas de un nuevo programa puesto en marcha esta temporada para atender a menores de 0 a 16 años, a través de un convenio firmado con la Fundación la Caixa. «Alimentación infantil, higiene, equipamiento escolar (salvo libros, «cuyas becas se han recortado sensiblemente», subraya García), gafas o audífonos, se encuentran entre el material que los padres reciben. Si no fuera así, difícilmente podrían afrontar los gastos derivados del nuevo curso escolar», recalca.

El 80% de las unidades familiares beneficiarias de la nueva iniciativa están terriblemente asfixiadas: no tienen ningún ingreso o éstos son tan exiguos, que, como mucho, alcanzan el salario mínimo interprofesional, 600 euros.

En cuanto al origen de los nuevos demandantes de ayuda hay muy poca diferencia entre españoles e inmigrantes: 49 y 51%, respectivamente, un aspecto que no sorprende a Concha García. «En los últimos cuatro o cinco años se fue produciendo la equiparación entre ambos grupos debido a la buena situación económica. Son los sectores más débiles de ambos grupos los que, ahora, dan pasos atrás y pasan de la normalidad a la exclusión».

Perfil emergente

A este perfil emergente de los nuevos demandantes de ayuda para subsistir llegan los madrileños como último recurso, cuando la situación se prolonga en el tiempo y se van acumulando, mes a mes, las deudas. Antes han agotado los apoyos sociales y familiares, explica la responsable de Cáritas.

No ocurre así con los extranjeros, si bien buscan soluciones que los españoles no suelen contemplar y que les permiten ir tirando. Alquiler de habitaciones, compartir su casa para dividir gastos o hacer portes o trabajos de montaje más baratos que las grandes cadenas, figuran entre ellas.

Con todo, apunta a que no hemos tocado aún techo y la situación empeorará aún más. La incógnita es cuándo empezará a remontar la crisis. «Ahora hablamos de personas que han reducido sustancialmente sus ingresos con un elevado nivel de gastos vinculados a la vivienda. Pero si esto se alarga cuando agoten el paro caerán en picado. Recibirán la prestación familiar (unos 500 euros) o la renta mínima de inserción (otros tantos)… Y agravarán su precaria situación.

Comedores sociales

Los que están en el escalafón más bajo acuden a la red albergues y comedores sociales que reciben más visitantes cada día. Allí duermen bajo techo y les dan un plato caliente.

A las 11.30 de la mañana, en el de las Hijas de la Caridad-San Vicente de Paul, 80 personas esperan su turno para tomar un bocado. Algunos se sientan en bancos y otros guardan cola.

Rostros jóvenes, maduros, blancos y cetrinos, con un presente precario y un futuro incierto. Abundan los bien vestidos y aseados, que contrastan con quienes llevan todas sus pertenencias en bolsas y mochilas y las huellas de las adicciones pasadas o presentes pegadas en la piel.

«Cada vez hay más desempleados, entre ellos españoles, gente no habitual a acudir a estos centros. La cifra no es, por el momento, muy alta, pero la tendencia es significativa», indican responsables religiosos de estos servicios, como Paulino Alonso.

Es el caso de Luis, ecuatoriano, de 38 años. «Llevo seis meses en paro. Trabajaba de albañil, sin contrato. No tengo ingresos. Por ahora no puedo enviar dinero a mi mujer y mis dos hijos. Estoy arreglando papeles para solicitar el arraigo.

De momento, estoy en un piso con compatriotas que me perdonan el alquiler. Aquí vengo una vez al día». Él es el ejemplo de los sin papeles que han subsistido con trabajos ocasionales, pero, cuando la crisis golpea, son los primeros en caer.

María, de 50 años, es española. «Antes estaba en el otro lado. Una serie de problemas encadenados me han hecho acabar así», explica a las puertas del María Auxiliadora. «Es cierto que cada vez hay más gente preparada y con un nivel cultural alto. Yo, por ejemplo, comparto mesa con un médico venezolano», afirma.

No entienden ni de euribor ni de indicadores bursátiles. Sólo saben que poco más pueden apretarse el cinturón; su pregunta es: ¿Hasta cuándo?

VIA ABC 

Afirman que virus del sida apareció a principios del Siglo XX

Afirman que virus del sida apareció a principios del Siglo XX

El HIV comenzó a expandirse entre los seres humanos al iniciarse entre 1884 y 1920 en el Africa subsahariana y no a partir de 1930 como se creía, según científicos de Nature

Miércoles 1 de octubre de 2008 | 16:11 hs. | Lanacion.com.ar

Serie La Guerra de la Galaxias (*)

CHICAGO (Reuters).- El letal virus del sida comenzó a expandirse entre los seres humanos al iniciarse el siglo XX en el Africa subsahariana, justo cuando empezaban a surgir las ciudades modernas en esa región, informaron hoy investigadores norteamericanos.

Este hallazgo retrotrae varias décadas el origen del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), informaron los expertos en la revista Nature . El equipo de especialistas considera que el crecimiento de las grandes ciudades y las conductas de alto riesgo relacionadas con la vida urbana habrían ayudado al virus a diseminarse.

Estimaciones previas colocaban el origen de la epidemia en 1930. Pero Michael Worobey, de la University of Arizona en Tucson, ahora cree que el VIH comenzó a infectar a los humanos entre 1884 y 1920.

La investigación se basó en fragmentos genéticos de hace 48 años extraídos de un nódulo linfático de una mujer de Kinshasa, en la República Democrática del Congo, antiguamente Zaire.

La muestra de 1960 es la segunda secuencia genética más antigua del grupo M del VIH-1, la principal cepa del virus responsable de la pandemia del sida. La secuencia más vieja proviene de una muestra de sangre de 1959, de un hombre también de Kinshasa, anteriormente conocida como Leopoldville.

“Una vez que se tienen dos secuencias genéticas, se puede alinearlas y compararlas.Una vez que se hace eso, se ve que estas dos secuencias son muy diferentes. Esto significa que el virus ya había estado allí un largo tiempo aún en 1959 o 1960”, señaló Worobey en una entrevista telefónica.

Calibrar el rejoj. Al colocar las dos muestras juntas con decenas de otras secuencias genéticas obtenidas previamente del VIH-1, los investigadores construyeron árboles genealógicos de esta cepa del VIH. “Esas secuencias antiguas ayudaron a calibrar el reloj molecular, que es básicamente la tasa a la cual se acumulan las mutaciones en el VIH”, dijo Worobey.

“Una vez que se cuenta con esa tasa, se puede trabajar hacia atrás y descifrar cuándo se originó el ancestro de la cepa pandémica del virus del sida. Es ese antecesor el que fechamos en 1908, con un margen de error de 20 años más o menos”, explicó el investigador.

Los estudios de heces de chimpancés sugieren que el virus se expandió por primera vez de los simios a los humanos en la región sudeste de Camerún. Worobey cree que la enfermedad se diseminó lentamente entre la población local hasta que una de las personas infectadas fue a Kinshasa, donde tuvo más posibilidades de expandirse.

Worobey considera que en la década de 1960 muchos miles de personas se habrían infectado con VIH. En 1981, el resto del mundo comenzó a reconocer la pandemia, que actualmente afecta a 33 millones de personas y ya causó la muerte de 25 millones.

Igualmente, Worobey ve cierta esperanza en el estudio: “el VIH es uno de esos patógenos que casi se lo podría pensar como viviendo en el límite de la extinción”, indicó el autor.

“Si no hubiese sido llevado a una ciudad, no habría sobrevivido al salto a los humanos. Esto implica que hay cosas que podríamos hacer para que realmente no tenga la posibilidad de expandirse”, agregó Worobey.

La prevención de la enfermedad es uno de los temas más importantes en el VIH, manifestó el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de EE.UU., que ayudó a financiar el estudio.

“Por cada persona que ponemos en tratamiento, dos o tres se infectan en el mundo en desarrollo”, agregó Fauci, quien señaló que la única forma de ganar la lucha contra el sida es a través de la prevención.

El virus del sida comenzó a propagarse en humanos a finales del siglo XIX

Saltó a la fama en 1981, como responsable de la enfermedad del sida, pero antes de salir a la luz pública, el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) ya había infectado a muchos habitantes, principalmente de África. El análisis de una muestra de 1960 de una mujer seropositiva de Kinshasa (República Democrática del Congo) ha permitido a un equipo de investigadores de los cuatro continentes averiguar que la cepa del virus más extendida en el mundo comenzó a propagarse entre los humanos entre 1884 y 1924, y no durante los años 30 como se creía hasta ahora.       

En un trabajo que bien podría firmar el mismísimo Indiana Jones, el equipo ha seguido el rastro arqueológico del virus para descubrir su origen centenario. El fragmento que han logrado analizar (bautizado como DRC60) supone la segunda muestra más antigua del VIH que se conoce. La primera, obtenida hace 10 años, es la ZR59 y procede de un hombre también de Kinshasa. Con las dos sobre la mesa, han podido llevar a cabo el primer estudio genético comparativo de las antiguas cepas del virus y descubrir cuándo empezó a diversificarse. Sus resultados los publican en la revista Nature.

¿Qué han descubierto? Pues que los genomas de ambas muestras se diferencian en un 12% pero ambas partieron del mismo virus, el del grupo M, responsable del 95% de los casos de sida del mundo. “Dado que cada subtipo del virus requiere varias décadas de evolución independiente en los humanos, las divergencias encontradas en las muestras, que se llevan tan sólo un año, indican que tienen un ancestro común que empezó a diversificarse mucho tiempo antes, a comienzos de siglo XX”, señala Michael Worobey, coordinador del trabajo de la Universidad de Tucson en Arizona (EEUU).

La explicación más simple para la propagación de este primer virus es que “saltó de los chimpancés a los humanos, seguramente a través de las exposición de los individuos a la sangre de estos animales, a los que cazaban furtivamente para alimentarse de su carne”, aclara en un comentario Paul Sharp, del Instituto de Biología de la Evolución de la Universidad de Edimburgo. Los investigadores señalan que “la reserva de este virus ancestral, antes de su evolución, todavía se puede encontrar entre comunidades de chimpancés salvajes en la misma área del continente africano, en la República Democrática del Congo”.

Crecimiento de las ciudades

Según el trabajo, la propagación del virus en esa época coincide con las primeras aglomeraciones urbanas en África central y con el asentamiento de las primeras colonias europeas en el lugar. Este crecimiento facilitó la transmisión del VIH. Como explica Paul Sharp, “Kinshasa (en aquella época Leopoldville) no fue sólo la mayor de estas ciudades que empezaron a surgir sino también una ruta de escape del virus hacia Camerún y otros lugares”. Anthony Fauci, director de los Institutos de Alergia y Enfermedades Infecciosas de EEUU, que han financiado la investigación, declara a elmundo.es que “hasta ahora se pensaba que el virus comenzó a propagarse en humanos alrededor de 1939, pero gracias a este estudio descubrimos que ya estaba presente tres décadas antes”.

“Descubrir la historia genética del VIH y cómo ha evolucionado da a los científicos un conocimiento más veraz sobre cómo puede mutar el virus en el futuro. Estas investigaciones pueden ayudar a desarrollar nuevas terapias y estrategias de prevención eficaces”, añade Fauci.

Imagen de Kinshasa datada entre 1883 y 1885, poco después de su fundación. (Foto: Nature)

Bibliografía

(*) La imagen superior, corresponde a la serie La Guerra de la Galaxias, fue colocada en un comentario del artículo sobre el Sida. Visto en http://www.freewebs.com/vhome/vhome/Pictures/calendar/v3.jpg y Citado en http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1055383, Ver post #1

Robert Gallo y la disputa por el VIH

Robert Gallo y la disputa por el VIH

Martes 7 de octubre de 2008 | Lanacion.com.ar

Seguramente, uno de los más sorprendidos por la decisión de premiar a Françoise Barré-Sinoussi y Luc Montagnier por el descubrimiento del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) fue al estadounidense Robert Gallo, que durante años protagonizó una disputa con el equipo francés.

“Felicito a los laureados y me alegro de que mi amigo de larga data y colega, el doctor Luc Montagnier, así como su colega Françoise Barré-Sinoussi, hayan tenido ese honor -dijo, sin embargo, Gallo a la agencia AFP-. Estoy agradecido por la declaración de Montagnier esta mañana de que yo también lo merecía.”

El 20 de mayo de 1983, en un artículo publicado en Science , el equipo dirigido por la doctora Barré-Sinoussi describió un nuevo virus llamado LAV, sospechoso de ser el causante del sida. Casi un año más tarde, en abril de 1984, la ministra de Salud de los Estados Unidos, Margaret Heckler, anunció que el equipo dirigido por Gallo en los Institutos Nacionales de Salud había descubierto el virus del sida, llamado HTLV-III, y desarrollado un análisis de sangre para los portadores.

Gallo, que en 1974 había identificado el primer retrovirus humano (HTLV), recibió el reconocimiento de sus pares hasta que se demostró que el HTLV-III y el LAV eran idénticos. Montagnier le había enviado una muestra del LAV para analizar, que podría haber contaminado las muestras utilizadas por Gallo. Tras diez años de disputa, ambos investigadores hicieron las paces.

Fabiola Czubaj

Notas relacionadas

07.10.2008 | Un Nobel por la lucha contra los virus

Un Nobel por la lucha contra los virus

El premio más esperado: distinguen a un alemán y a dos franceses 

Un Nobel por la lucha contra los virus

Harald zur Hausen descubrió el virus que causa el cáncer de cuello uterino, Luc Montagnier y Françoise Barré-Sinoussi, el VIH

Martes 7 de octubre de 2008 | Lanacion.com.ar

Harald zur Hausen descubrió el virus que causa el cáncer de cuello uterino, Luc Montagnier y Françoise Barré-Sinoussi, el VIHFrançoise Barré-Sinoussi Foto: AP

 

El Premio Nobel de Fisiología o Medicina fue este año para tres virólogos europeos que descubrieron los agentes causales del cáncer de cuello de útero y el sida, y cambiaron para siempre la historia de dos enfermedades con impacto global.

La decisión de la Academia Sueca de Ciencias distingue al alemán Harald zur Hausen, descubridor del virus del papiloma humano (VPH), respalda los logros de un científico conocido internacionalmente como el francés Luc Montagnier, que actualmente preside la Fundación Mundial para la Investigación y Prevención del Sida, y rescata la figura poco conocida fuera de los ámbitos académicos, pero que cumplió un papel protagónico en la identificación del VIH, de Françoise Barré-Sinoussi.

Zur Hausen, de 72 años, recibirá la mitad del premio, dotado este año con 1.400.000 dólares; Montagnier, de 76, y Barré-Sinoussi, de 61, compartirán la otra mitad.

Pero esta edición de los Nobel deja también un gran perdedor: el norteamericano Robert Gallo, que el año último había compartido con Montagnier el premio Príncipe de Asturias y que durante casi una década mantuvo una agria disputa con el científico francés por la paternidad del descubrimiento del virus de la inmunodeficiencia humana. El Instituto Karolinska no lo menciona en su anuncio.

Una hipótesis provocativa Zur Hausen, de la Universidad de Heidelberg, fue laureado por sus trabajos que, en la década del 70 y principios de los ochenta, derribaron las teorías prevalecientes en ese momento de que los virus no podían causar el cáncer. Convencido de que los tumores cervicales malignos se debían a un virus cercano del que producía las verrugas, trabajó diez años hasta que en 1983 identificó el VPH 16 en 1983 biopsias de mujeres que habían padecido la enfermedad. Un año más tarde, identificó el subtipo 18 que, junto con el anterior, es responsable del 70% de los casos de esta enfermedad que provoca anualmente la muerte de 300.000 mujeres en todo el mundo. En la Argentina, se registran todos los años 4000 casos y 2000 muertes por cáncer cervical.

“Hay más de cien tipos de VPH y no todos actúan en la zona genital -explica la doctora Silvina Witis, jefa de ginecología de Lalcec-. Los tipos 6 y 11 son los que causan las verrugas en la vulva. El 16 y el 18 son los considerados malignos, porque resultan un factor necesario para el cáncer de cuello uterino, pero no suficiente. Hay casos en los que se produce una remisión espontánea. Cuando no ocurre eso, el virus tarda entre 10 y 20 años en producir cáncer, por eso uno puede detectar una lesión premaligna con un simple Papanicolaou y curar a la paciente. Los tipos 16 y 18, sumados al 31 y al 45, causan el 80% de los tumores cervicales.”

Tras las huellas del virus A comienzos de los años ochenta, cuando el sida era aún una misteriosa enfermedad que destruía el sistema inmunológico de hombres que tenían sexo con hombres, hemofílicos y heroinómanos, Montagnier fue convocado para crear un equipo de investigación que rastreara su origen.

La búsqueda dio sus frutos a comienzos de 1983, sólo dos años luego de que se informara de los primeros casos, cuando el grupo anunció el aislamiento del virus causante del síndrome de inmunodeficiencia adquirida. La primera firma del trabajo que se publicó en Science es la de Françoise Barré-Sinoussi.

“Aunque en los comienzos de la epidemia Montagnier y Gallo disputaron por los honores de haber descubierto el VIH, en realidad la que hizo el trabajo y le llevó la novedad a Montagnier fue Barré-Sinoussi -cuenta el doctor Pedro Cahn, ex presidente de la Sociedad Internacional de Sida-. La menos conocida es la persona más importante de esta historia. Para nosotros es un particular orgullo porque integra el consejo de dirección de la Sociedad.”

Barré-Sinoussi y Montagnier le siguieron las huellas al VIH en muestras de glóbulos blancos extraídos de los nódulos linfáticos de los pacientes. Fue allí donde detectaron la actividad de la transcriptasa reversa, una enzima que permite la replicación del virus.

Sus descubrimientos abrieron las puertas al diseño de pruebas de diagnóstico y de detección del VIH en las donaciones de sangre. Los de Zur Hausen, por su parte, permitieron el desarrollo de dos vacunas que previenen el cáncer de cuello uterino, pero que todavía no son ampliamente accesibles por su costo.

“Nunca antes fueron la ciencia y la medicina tan rápidas para descubrir, identificar el origen y ofrecer tratamientos para una enfermedad”, destaca el Comité Nobel en su anuncio.

La célebre llamada desde Estocolmo encontró a Zur Hausen, en Alemania; a Montagnier, en Costa de Marfil, y a Barré-Sinoussi, en Camboya. La directora de la Unidad de Regulación de Infecciones Retrovirales del Instituto Pasteur y autora de más de 200 trabajos científicos se convierte así en la 36a mujer en recibir el Nobel entre 745 laureados.

Nora Bär 

Notas relacionadas

A quien le interesó esta nota además leyó:
Rankings de notas

La creación en la Biblia

La creación en la Biblia

Autor: Paulo Arieu

GÉNESIS

1:1-27; 2:1-3

1:1 En el 
principio Dios creó.

1er día: Creó la Luz——————————-Gen.1:3-5
llamó:Luz–Día—Gen.1:5
llamó: Tiniebla—noche

2do día: Creó la expansión———————Gen.1:7,8

llamó: Cielos

3er día: Creó la seca——————————–Gen. 1:9-13
llamó: Tierra

llamó: Mares—Reunión de las aguas. Produzca la tierra la hierba verde y arboles frutales.

4to día: Las lumbreras——————————-Gen. 1:14-16

Hizo: Sol y la Luna; también las estrellas.
Y púsolas Dios en la expansión de los cielos para apartar la luz y las tinieblas; (Gen. 1:18). Jeremías 31:34 , Job 9:9; 38:31,32 , Amos 5:8; 9:5,6

5to día: Creó las animas vivientes—————-Gen. 1:20-25

Toda clases de animales en el cielo y en la tierra.

6to día: Crea al hombre……………………………………………Gen. 1:26-31

Creó Dios al hombre a su imagen.
Varón y hembra; dándole el dominio de toda cosa creada, Gen.1:27.

7mo día: Fué creado para el hombre y lo bendijo y lo santificó, Gen. 2:1-3
Vea: Éxodo 20:11; Marcos 2:27,28

DIOS CREADOR

Por muchos siglos, los rabinos han debatido con pasajes como Génesis 1:26, donde Dios dice: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza…” La forma plural del nombre Elohim [Dios], usada en conjunción con los pronombres en plural “hagamos” y “nuestra,” argumentando persuasivamente por la existencia de una pluralidad en la Deidad. ¿Contradice la pluralidad en la Deidad el Shema Judío de Deuteronomio 6:4: “Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es?”

De ninguna manera. Cuando consideramos que la palabra en Hebreo echad (uno) es frecuentemente usada para designar una composición unitaria mas que una simple unidad. Note que la misma palabra es usada en Génesis 2:24 cuando Adán y Eva se casaron y se volvieron basar echad, o “…una sola carne.”

“Oíd la palabra que Jehová ha hablado sobre vosotros, oh casa de Israel.Así dijo Jehová: No aprendáis el camino de las naciones, ni de las señales del cielo tengáis temor, aunque las naciones las teman. Porque las costumbres de los pueblos son vanidad; porque leño del bosque cortaron, obra de manos de artífice con buril. Con plata y oro lo adornan; con clavos y martillo lo afirman para que no se mueva.Derechos están como palmera, y no hablan; son llevados, porque no pueden andar. No tengáis temor de ellos, porque ni pueden hacer mal, ni para hacer bien tienen poder. No hay semejante a ti, oh Jehová; grande eres tú, y grande tu nombre en poderío.¿Quién no te temerá, oh Rey de las naciones?(A) Porque a ti es debido el temor; porque entre todos los sabios de las naciones y en todos sus reinos, no hay semejante a ti. Todos se infatuarán y entontecerán. Enseñanza de vanidades es el leño. Traerán plata batida de Tarsis y oro de Ufaz, obra del artífice, y de manos del fundidor; los vestirán de azul y de púrpura, obra de peritos es todo. Mas Jehová es el Dios verdadero; él es Dios vivo y Rey eterno; a su ira tiembla la tierra, y las naciones no pueden sufrir su indignación. Les diréis así: Los dioses que no hicieron los cielos ni la tierra, desaparezcan de la tierra y de debajo de los cielos. El que hizo la tierra con su poder, el que puso en orden el mundo con su saber, y extendió los cielos con su sabiduría;a su voz se produce muchedumbre de aguas en el cielo, y hace subir las nubes de lo postrero de la tierra; hace los relámpagos con la lluvia, y saca el viento de sus depósitos.Todo hombre se embrutece, y le falta ciencia; se averg:uenza de su ídolo todo fundidor, porque mentirosa es su obra de fundición, y no hay espíritu en ella.Vanidad son, obra vana; al tiempo de su castigo perecerán. No es así la porción de Jacob; porque él es el Hacedor de todo, e Israel es la vara de su heredad; Jehová de los ejércitos es su nombre.” (Jer. 10:1-16 RVR 1960)

La Creación de los Ángeles:
Dios creó a los ángeles antes de la fundación del universo. Es un hecho que ellos fueron testigos de la Creación.

“¿Dónde estabas tú cuando yo fundaba la tierra? Házmelo saber, si tienes inteligencia… Cuando alababan todas las estrellas del alba, Y se regocijaban todos los hijos de Dios?” Job 38:4,7

La frase Hebrea benai Haelohim, traducida “los hijos de Dios,” ocurre cinco veces en el Antiguo Testamento (Génesis 6:2,4; Job 1:6; 2:1 y 38:7), y recursos rabínicos antiguos concuerdan en su mayoría en que estos pasajes se refieren a los ángeles en cada una de las ultimas tres referencias. Cuando observamos con cuidado el contexto de las mismas; concluimos pues que las ultimas tres citas bíblicas se refiere a los ángeles con la excepción de Génesis 6:2,4 en donde los hijos de Dios se refiere claramente a los hombres que vivían en los tiempos de Noé.

Antes de la caída del pecado, Satanás era conocido como Lucifer o “Lucero, hijo de la mañana!” Isaías 14:12-15, un ser angelical de la mas alta magnitud.

Dios dijo a el: “Tú, querubín grande, protector, yo te puse en el santo monte de Dios, allí estuviste; en medio de las piedras de fuego te paseabas. Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado, hasta que se halló en ti maldad” Ezequiel 28:14-15.

Creo Dios otros universos con mundos poblados de seres vivientes antes de Génesis 1:1? ¿Habrá vida en o ros planetas? El hecho que Dios estaba involucrado en actividad creativa antes de Génesis 1:1 ha llevado a algunos expositores especular que El pudo haber creado otros universos junto con el nuestro, con mundos poblados de seres vivientes. Sin embargo, observando bien en detalle el contexto del libro de Génesis capitulo uno y viendo el orden creativo de Dios podemos concluir que Dios no creo otros universos sino hasta el día cuarto de la creación (Génesis 1:14-19) y no antes como lo confirmaGénesis 1:1 diciéndonos que el primer astro físico en existencia fue la tierra “En el principio Dios creo los cielos y la tierra”.

No hay vida física en otros planetas: El propósito de Dios haber creado los demás astros del universo no fue el de poblarlos con seres vivientes sino mas bien para que sirvieran a la tierra. Por ejemplo, el Sol y la Luna los creo Dios “…para separar el día de la noche; y sirvan de señales para las estaciones, para días y años y sean por lumbreras en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra” Génesis 1:14-15.

Y las estrellas en el firmamento, no solo “…las puso Dios en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra” Génesis 1:16-17; sino también con el propósito de que nosotros como Sus criaturas le demos la gloria y la honra a nuestro Creador. Observe los siguientes versículos:“los cielos cuentan la gloria de Dios, Y el firmamento anuncia la obra de sus manos” Salmo 19:1

“Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa”Romanos 1:20

“El extiende el norte sobre vacío, Cuelga la tierra sobre nada” Job 26:7

“El cuenta el número de las estrellas; A todas ellas llama por sus nombres. Grande es el Señor nuestro, y de mucho poder; Y su entendimiento es infinito” Salmo 147:4-5

“El solo extendió los cielos, Y anda sobre las olas del mar; El hizo la Osa, el Orión y las Pléyades, Y los lugares secretos del sur; El hace cosas grandes e incomprensibles, Y maravillosas, sin número” Job 9:8-10

“Porque en él [Jesucristo] fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él [para Su gloria]” Colosenses 1:16

“Diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas” Apocalipsis 14:7

¿En que estado se encuentran los demás astros del universo? Los demás astros del universo se encuentran tal como se encontraba la tierra antes de Dios hacerla propicia para crear la vida “…la tierra estaba desordenada y vacía” Génesis 1:2.


Job 22:12 ¿Cuan altas están las estrellas?

Jeremías 33:22 El ejércitos de los cielos no puede ser contado.

Isaías 40:26 Levantad …y mirad quien creo estas cosas.

Isaías 46:9,10 No hay otro Dios debajo de los cielos.

DIOS Cuidador

Génesis 28:15 Yo soy contigo y te guardaré.

1Pedro 5:7 Dios cuida a todo.

Salmos 121 Desde el mas allá de la estrellas El se interesa por ti y por mi.

Salmos 62:1-2 Él es mi refugio.

Salmos 65 Dios cuida toda la tierra.

El Universo no es eterno

El universo no es eterno, ya que solo Dios es eterno.Si fuera eterno, seria Dios o de la clase de Dios (clase es un concepto de lógica)

Y eso seria endiosar al universo, o acercarse a un concepto panteísta del cosmos.

Pasajes bíblicos que demuestran que el Universo es creado, y que tuvo un comienzo

Génesis

Cap. 1

1 En el principio creó Dios los cielos y la tierra. 2 Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.

Evangelio según San Mateo

Cap. 17

1-2 Tres de sus discípulos experimentaron un preludio de la gloria en el Monte de la Transfiguración: “Seis días después, Jesús tomó a Pedro, a Jacobo y a Juan su hermano, y los llevó aparte a un monte alto; y se transfiguró delante de ellos, y resplandeció su rostro como el sol, y sus vestidos se hicieron blancos como la luz”

Esta fué la misma Presencia o Shekinah gloria, que apareció a Moisés en la nube del Tabernáculo: “Y sucedía que cuando salía Moisés al tabernáculo, todo el pueblo se levantaba, y cada cual estaba en pie a la puerta de su tienda, y miraban en pos de Moisés, hasta que él entraba en el tabernáculo. Cuando Moisés entraba en el tabernáculo, la columna de nube descendía y se ponía a la puerta del tabernáculo, y Jehová hablaba con Moisés. Y viendo todo el pueblo la columna de nube que estaba a la puerta del tabernáculo, se levantaba cada uno a la puerta de su tienda y adoraba” Éxodo 33:8-10 [ver también 13:21; 14:19; 16:10 y 40:36].

También será la misma gloria con que vendrá Jesús en Su segunda venida: “Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en una nube con poder y gran gloria” Lucas 21:27

Evangelio según San Juan:

Cap 1
1En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. 2 Este era en el principio con Dios. 3 Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.4 En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. 5 La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella. 14 Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.18 A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer.

Cap. 17

5. “Ahora pues, Padre, gloríficame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese”

1 Juan

Cap. 1
1 Lo que era desde el principio,llo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado, y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida 2 (porque la vida fue manifestada, y la hemos visto, y testificamos, y os anunciamos la vida eterna, la cual estaba con el Padre, y se nos manifestó);3 lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo.4 Estas cosas os escribimos, para que vuestro gozo sea cumplido.1 Epístola de Juan

Cap. 5
19 Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno.20 Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna.Epístola de Pablo a los Colosenses

Cap. 1

v. 15-20
El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación.Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten; y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia; por cuanto agradó al Padre que en él habitase toda plenitud, y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz..

Epístola a los Hebreos

Cap. 11

v.1-3,6

1 Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Porque por ella alcanzaron buen testimonio los antiguos.Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía. Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.

No importa que nos pase físicamente;cuando El venga lo restaurara mucho mejor de lo que fue. Pensemos mas en una relación con Jesús. Que es lo único que no puede ser quitado. Al sonido de las trompetas el vendrá y nada lo detendrá.

Woodward, Thomas – DARWIN CONTRAATACA

Woodward, Thomas – DARWIN CONTRAATACA

Woodward, Thomas - DARWIN CONTRAATACA
 Lo que comenzó como un debate entre científicos se ha convertido en una abierta batalla pública.  

En esta secuela a su galardonada obra Dudas sobre Darwin, Thomas Woodward sigue la historia de la polémica planteada entre dos bandos acerca de las diversas cuestiones sobre el origen de la vida. Woodward responde a estas y otras preguntas:

  • ¿Quiénes son los principales participantes de cada lado, y qué contribuciones han hecho?
  • ¿Cómo se ha ido desarrollando el debate, y cómo se perfila para el futuro?
  • ¿A qué conclusiones podemos llegar acerca de nuestros orígenes, en base a la evidencia científica?
  • No hay mejor guía para ayudar al lector a navegar en medio de este importante debate.

    Darwin contraataca relata la apasionante historia de cómo el establecimiento darvinista ha concentrado todo su poder para aplastar el terrible desafío del Movimiento del Diseño Inteligente, y de cómo los rebeldes no solo estamos sobreviviendo, sino cobrando mayores fuerzas en nuestras respuestas a sus ataques.

    La controversia sobre el darwinismo y el diseño inteligente significa una revolución científica y social principal. Todo aquel que quiera comprenderla debería leer este libro, a la vez oportuno y bien escrito.

Afrontando el reto de Darwin

http://www.sedin.org/propesp/darwager.htm

Thomas Woodward

Afrontando el reto de Darwin

Reseña del libro La Caja Negra de Darwin

  


Tomado del artículo «Meeting Darwin’s Wager» [Afrontando el Reto de Darwin] escrito por Thomas Woodward
(Copyright © 1997 by Christianity Today, Inc/Christianity Today. Vol. 41, No. 5, p.14-21).

Traducido por Lucrecia Ortiz Tejada.
Revisado por Santiago Escuain.
Publicado con permiso del autor.  

Descargar (  afrontando-el-reto-de-darwin.pdf  )

Si pudiera demostrarse que ha existido un órgano complejo que no pudo haber sido formado por numerosas y ligeras modificaciones sucesivas, mi teoría fracasaría por completo.   –Charles Darwin, en El Origen de las Especies (Editorial Zeus, España, 1970, p. 183.)

Para Darwin, la célula era una «caja negra» –su funcionamiento interno le era completamente misterioso. Ahora, la caja negra ha sido abierta y sabemos cómo funciona. Aplicando el criterio de Darwin al mundo sumamente complejo de la maquinaria molecular y de los sistemas celulares que han sido descubiertos durante los últimos 40 años, podemos decir que la teoría de Darwin «se ha desmoronado por completo».   — Michael Behe, bioquímico y autor de La Caja Negra de Darwin

 

Durante el otoño de 1996, una serie de terremotos culturales sacudió el mundo secular con la publicación de un nuevo y revolucionario libro, La caja negra de Darwin: El reto de la bioquímica a la evolución, de Michael Behe. El crítico en elNew York Times Book Review elogió las diestras analogías y el estilo encantadoramente ocurrente de Behe, y tomó sobria nota del radical reto que el libro presenta para el darwinismo. Periódicos y revistas desde Vancouver hasta Londres, incluyendo Newsweek, el Wall Street Journal y muchas de las más destacadas publicaciones informaron de extraños temblores en el mundo de la biología evolutiva. The Chronicle of Higher Education, un periódico semanal leído primordialmente por catedráticos universitarios y directores, publicó un artículo especial sobre el autor dos meses después de haber aparecido su libro. El llamativo titular leía así: «Un bioquímico apremia a los darwinistas a reconocer el papel de un “Diseñador Inteligente”.» 

Ahora los reporteros hacen su peregrinaje a Bethlehem, Pennsylvania, para entrevistar al autor en el centro de esos terremotos: el bioquímico de 44 años de edad de la universidad de Lehigh, Michael J. Behe (pronunciado «bi-ji»).

Behe, que normalmente luce una camisa de maderero, pantalones vaqueros y zapatillas deportivas Adidas, trabaja largas horas con sus estudiantes en el laboratorio de bioquímica, investigando el DNA y la estructura de las proteínas. Es bajo, con una incipiente calvicie, y lleva unas gafas con una montura gruesa y oscura; se parece tanto a un dependiente de ferretería como a un científico renegado.

Sentado ante una mesa de laboratorio, rodeado de botellas llenas de líquidos claros y olorosos preparados para reajustar secuencias de DNA, explica que los avances en su propio campo –donde los científicos han estado desentrañando arrebatadamente los misterios de exactamente cómo funcionan las células– han llevado a un sorprendente hallazgo: La maquinaria molecular y los complejos sistemas de la célula dependen de demasiadas piezas interconectadas para haber podido ser edificados de manera gradual, paso a paso, a lo largo del tiempo.

Con su libro ya en su octava reimpresión, Behe encuentra su agenda llena de compromisos para pronunciar conferencias. En un reciente viaje a la Universidad del Sur de Florida en Tampa, habló a biólogos, alumnos y catedráticos que para escucharle habían arrostrado las lluvias de un huracán cercano.

En su exposición, Behe revisó rápidamente la moderna teoría de la evolución y proyectó en una pantalla su cita favorita de Darwin de El origen de las especies (ver cita inicial), reconociendo el tipo de evidencia que sería necesaria para refutar la teoría darwinista de la evolución.

Behe aceptó el reto del criterio de Darwin y preguntó: «¿Qué tipo de sistema biológico no podría haber sido formado por numerosas ligeras modificaciones sucesivas? Bueno, para empezar, un sistema que posea una cualidad a la que yo designo como complejidad irreducible. »

Animando a los no científicos en la audiencia a que se mantuvieran atentos, Behe explicó brevemente lo que quería decir con esa frase: «Cuando digo que algo es irreduciblemente complejo, me refiero simplemente a un sistema compuesto por varias piezas interactivas, bien ajustadas, que contribuyen a la función básica, en la que la eliminación de cualquiera de las piezas lleva a que el sistema cese efectivamente de funcionar. »

Con su característica sonrisa traviesa dibujándose a través de una poblada barba, proyectó en la pantalla el diagrama de una humilde trampa para ratones, su clásica ilustración de la «complejidad irreducible. » Después de hacer observar las cinco piezas necesarias para que una trampa para ratones funcione, añadió: «Son precisas todas las piezas para atrapar al ratón. No es posible atrapar algunos ratones con la plataforma, luego añadir el resorte y atrapar otros cuantos, y luego añadir el cepo y mejorar su función. Todas las piezas deben estar presentes si es que va a funcionar del todo. La trampa para ratones es irreduciblemente compleja. »

Behe se había convertido de repente en guía turístico, acompañando a sus oyentes a un paseo por el parque temático de la célula, haciendo ver los sistemas que exhibían ese misterioso tipo de complejidad ilustrado con la trampa para ratones. Mediante el uso de fotografías y diagramas, se paseó por la reacción química en cadena que da origen a la visión y detalló la elegante pero compleja estructura del cilio en forma de látigo con que están equipadas muchos clases de células. Las tiras cómicas de Far Side y Calvin y Hobbessalpicaban la conferencia e incluso exhibió un extravagante aparato de Rube Goldberg — «el rascador para picaduras de mosquito»– como una analogía del complicado mecanismo mediante el cual se forman los coágulos de sangre. [El lector español cuarentón recordará los inefables inventos de «El Profesor Franz de Copenhague» en la revista juvenil TBO –los aparatos de Rude Goldberg y del Profesor Franz eran de la misma categoría. N. del R.]

«La célula ya no es una misteriosa caja negra como lo era para Darwin,» prosiguió Behe: «Ahora sabemos con precisión cómo trabaja a nivel molecular. Y la célula está repleta de sistemas como ésos que son irreduciblemente complejos.»

Finalmente, mostró una caricatura del New Yorker de un profesor siendo confrontado en su oficina por su director de departamento y por un asesino profesional que está acoplando un silenciador a su pistola. El texto dice: «¡Cuando aceptó este cargo, profesor, usted ya sabía que la disyuntiva es publicar o perecer!»

Sus oyentes gustaron del humor, pero el ambiente en el salón se tornó serio cuando Behe llegó al meollo del asunto:

Cuando se investiga la literatura de las últimas décadas, buscando artículos publicados que siquiera intenten explicar el posible origen darwinista, paso-a-paso, de cualquiera de estos sistemas, se encuentra un atronador silencio. Absolutamente nadie –ningún científico– ha publicado una propuesta detallada o una explicación de la posible evolución de alguno de esos complejos sistemas bioquímicos. Y cuando una ciencia no publica, debe perecer.

Para abreviar, dijo Behe, la moderna teoría evolutiva, cuando se aplica el criterio mismo de Darwin, fracasa espectacularmente a nivel molecular. Más bien, miremos donde miremos dentro de la célula, los científicos se encuentran cara a cara con una evidencia que sugiere que los sistemas fueron directamente diseñados por un agente inteligente.

Michael Behe es padre de seis hijos, tres niños y tres niñas, con edades de dos a once años, y con un séptimo en camino. No hay pared de separación entre su paternidad y sus escritos sobre bioquímica. En muchos capítulos, él entrelaza imágenes hogareñas tomadas de la sala de la familia Behe en el número 2258 de Apple Street. Por ejemplo, la gozosa tarea de ensamblar el triciclo de su hijo en el día de Navidad ilustra la importancia de las instrucciones detalladas en los sistemas vivientes. Ensartar cuentas acoplables y montar Tinkertoys con sus hijos en la sala familiar le provee de ilustraciones de cómo se construyen las moléculas orgánicas. El cochecito de la muñeca de su hija pequeña es llamada al servicio para ayudar a explicar cómo los anticuerpos se acoplan a los invasores del cuerpo. Behe, el experto pedagogo, difícilmente puede presentar un argumento sin mencionar algo familiar y concreto, como latas de atún, un elefante, pastel de chocolate, e incluso animales despachurrados en la carretera.

La esposa de Behe, Celeste, también tiene una oupación de educadora; se cuida de educar en el hogar a cuatro de los niños Behe. Cuando Mike Behe regresa a casa del laboratorio de biología, le gusta jugar a Frisbee con sus hijos y leer para ellos. De hecho, el hogar de los Behe es como una biblioteca –hay libros para niños desperdigados por toda la casa y los hay apilados en dieciséis estantes en un cuarto especialmente dedicado a la lectura. Desde que los Behe decidieron hace siete años no tener televisión en casa, los niños Behe han encontrado tiempo para leer buenos libros, aprender kárate y piano, y cantar en el coro de la iglesia.

 Los esfuerzos de Mike Behe en el área de la paternidad se ven equilibrados por su nueva tarea de paternidad en su propio campo científico. Uno podría describir La caja negra de Darwin como un «libro de parto»; es la propuesta de Behe para dar a luz una nueva perspectiva en biología que deja de ignorar la presencia constante del «diseño». Y él no está solo en esta tarea; Behe ha trabajado en estrecha colaboración con un equipo interdisciplinario de colegas científicos esparcidos en colleges y universidades desde Seattle hasta Princeton, New Jersey.    El líder reconocido del «movimiento del designio» es Phillip Johnson, un catedrático de leyes de la Universidad de California en Berkeley, cuyo libroProceso a Darwin (revisado en 1993) ha llevado a una vigorosa interacción con los más prestigiosos evolucionistas del mundo, incluyendo a Stephen Jay Gould de la Universidad de Harvard y Niles Eldredge del Museo Americano de Historia Natural.

Según Johnson, el libro de Behe ha inaugurado una nueva fase de la crítica al darwinismo. Behe no sólo derriba el alegato en pro del darwinismo a nivel molecular, sino que también está abriendo el camino para dar forma a un nuevo marco de referencia respecto a los orígenes. 

La meta del movimiento del designio es liberar a la ciencia de los grilletes de la filosofía naturalista para que los científicos que sondeen el origen de las maravillas de la naturaleza tengan la libertad para considerar todas las posibles explicaciones –incluyendo el diseño por un agente inteligente. En la Universidad de Biola en los Angeles tuvo lugar una conferencia internacional (CT, Enero 6, 1997, p. 64) que reunió a ciento ochenta profesores universitarios y otros investigadores para considerar una propuesta revolucionaria de nuevos principios científicos y matemáticos que pueden ayudar a determinar cómo se originó algo en la naturaleza.

La idea básica es preguntar: «¿Cuál de las tres posibles explicaciones se ajusta más para explicar un fenómeno X? ¿Puede X ser explicado por acciones de la naturaleza regidas por una ley, o podría X ser el resultado de acontecimientos aleatorios o, fallando estas posibilidades, es X el resultado de la acción de un agente inteligente?» Este examen desde tres perspectivas (designado como «el Filtro Explicativo») se convirtió en el elemento central de la conferencia, en el que Behe y sus colegas revisaban nuevas evidencias que apuntaban al designio. Algunos observadores dicen que el movimiento del designio puede estar emprendiendo la primera etapa de un proceso de transición en la ciencia, que los filósofos designan como un «cambio de paradigma».

En su libro, Behe argumenta que ha llegado el momento para que la ciencia biológica se enfrente a las implicaciones lógicas de lo que ha ido descubriendo en bioquímica y que emprenda una nueva e importante tarea: identificar qué dispositivos en la célula exhiben claras señales de un diseño inteligente, y cuáles podrían haberse desarrollado desde sistemas anteriores.

Parece que es el tiempo oportuno para un giro revolucionario de este calibre, como lo sugiere el entusiasmo provocado por el número de junio de 1996 de la revista Commentary. El artículo principal de ese número fue «The Deniable Darwin» [El refutable Darwin], una sofisticada puntilla al darwinismo presentada por el filósofo y lógico David Berlinski, educado en Princeton. Bajo el titular apareció la siguiente frase provocativa: «El registro fósil es incompleto, el razonamiento es defectuoso; ¿es la teoría de la evolución apta para la supervivencia?»

Commentary publicó en su número de septiembre una asombrosa sección de treinta y tres páginas dedicadas a la ola de respuestas provocadas por el artículo de Berlinski. Habían llegado cartas airadas de los más destacados darwinistas, pero otros académicos elogiaron al autor por su riguroso análisis y a los editores por su valentía intelectual al publicar el trabajo. El autor se tomó trece páginas para responder, punto por punto, a cada carta.

Berlinski, autor del reciente libro premiado, A Tour of the Calculus [Un paseo por el cálculo], dice que el escepticismo respecto a la ortodoxia darwinista ha estallado dispersándose ahora fuera del gueto protestante evangélico y que se respira la revolución en el aire. El apunta a la obra de Behe como un punto de inflexión en este proceso: «La caja negra de Darwin es simplemente una obra extraordinaria que llegará a ser considerada como uno de los libros más importantes jamás escritos acerca de la teoría darwinista. Nadie en el campo evolucionista puede proponerse defender a Darwin sin hacer frente a los retos que Behe ha presentado en su libro –en realidad es sumamente convincente.»

En lugar de ignorar a Behe, como muchos trataron de hacer con Phillip Johnson, tanto los medios de comunicación como la clase dirigente en el área científica están prestando mucha atención al arrojado bioquímico de Lehigh.

El tratamiento otorgado a Behe en el New York Times, «el diario guía,» es una señal de este giro cultural. La primera noticia significativa salió el 4 de agosto de 1996, cuando La caja negra de Darwin fue honrada con una crítica en el New York Times Book Review. El evolucionista James Shreeve expresó aprecio por la destreza de Behe para explicar las maravillas naturales. Al final, Shreeve no estuvo de acuerdo con la propuesta de diseño inteligente que hacía Behe, diciendo que no debemos lanzarnos y decir «Dios lo hizo», sino más bien dejar algunos misterios para que nuestros nietos los trabajen. Pero la crítica transmitió con claridad la tesis de Behe:

El argumenta que el origen de los procesos intracelulares que subyacen al fundamento de la vida no puede ser explicado por la selección natural ni por cualquier otro mecanismo basado puramente en el azar. Cuando se examina con las poderosas herramientas de la biología moderna, pero sin sus modernos prejuicios, la vida a nivel bioquímico puede ser producto … únicamente del diseño inteligente. Viniendo de un científico en ejercicio… esta propuesta está cerca de ser una herejía.

Aún más notable fue la aparición del artículo del propio Behe, «Darwin Under the Microscope,» [Darwin bajo el microscopio] en las paginas editoriales del New York Times(Oct. 29, 1996). Los pasos que llevaron a esto empezaron a mediados de septiembre cuando un editor del Times sobresaltó a Behe pidiéndole que considerara enviar un artículo explicando la tesis principal de su libro.

Como respuesta, Behe escribió inmediatamente un artículo, que se quedó durante un mes en un escritorio editorial. Luego, el 25 de octubre, los titulares de primera página todo el mundo informaban de la enigmática (y ampliamente malentendida) declaración del Papa Juan Pablo II acerca de que la evolución es «más que una hipótesis», sobre la base de «conocimientos nuevos», y que los científicos deben sentirse libres de investigar, manteniendo en mente que el alma es una creación directa de Dios.

Debido a que Behe es un científico católico romano que enseña en el departamento de biología de una importante universidad, tanto el Times como Behe percibieron una coincidencia. En cuestión de un día había reescrito su artículo para relacionarlo con la afirmación del papa.

En este artículo, Behe explicaba que la afirmación del papa no era nada nuevo para él; como católico, Behe aprendió que la evolución podía ser vista como la forma en que Dios había creado.

Lo que había forzado a Behe a cambiar de opinión acerca de la verdad del darwinismo y a proponer el designio inteligente no era la religión, sino los descubrimientos científicos en su propio campo. El papa hablaba de «diversas teorías» de la evolución, observó Behe, explicando que la única teoría válida de evolución que él veía surgiendo de la evidencia biológica hacía notar sin lugar a dudas las señales del «designio inteligente».

Inevitablemente, muchos científicos acusan a Behe de «un creacionismo recubierto de un fino barniz». Esta estrategia la emplea el biólogo Jerry Coyne de la Universidad de Chicago, cuya crítica de Behe fue publicada en septiembre en la prestigiosa publicación británicaNature. Al tiempo que Coyne admite que «no hay duda de que los caminos descritos por Behe son intimidadores por su complejidad y que su evolución será difícil de desentrañar», pretende por otra parte que Behe no ha ofrecido solución alguna: «La alternativa “científica” de Behe a la evolución [es] un confuso e inverificable revoltijo de ideas contradictorias». Dos veces en la crítica, la retórica de Coyne une a Behe a los «científicos creacionistas» de San Diego a los que los evolucionistas profesionales tienden a descartar. Coyne describe la obra de Behe como una «nueva y más sofisticada» versión del creacionismo literal basado en Génesis.

De hecho, Behe ha explicado con claridad sus diferencias con los creacionistas que mantienen una edad reciente para la tierra. Por ejemplo, está dispuesto a aceptar el concepto de Darwin de un ancestro común «como una hipótesis con la que se puede trabajar». Incluso declara: «No soy un creacionista», definiendo la palabra en un sentido restringido como incluyendo la creencia en una creación reciente de seis días como se deriva de la lectura literal del Génesis.

Behe cree que Dios resulta ser el Diseñador Inteligente a quien apuntan sus hallazgos bioquímicos, pero hace hincapié en que la ciencia misma quizá no tenga la capacidad de descubrir la identidad del diseñador, como tampoco los astrónomos pueden determinar, a partir de sus mediciones, la identidad del que hizo que el universo en expansión surgiera a la existencia de la nada. Behe ve la ciencia y la religión como dos líneas de investigación que hacen contacto o que se superponen en el área de los orígenes, pero ninguno de esos ámbitos humanos puede usurpar las funciones del otro.

Así, la religión puede ayudar a crear el espacio conceptual necesario para que el pensamiento de Behe cambie, pero él remonta sus dudas acerca de Darwin a una serie de sacudidas intelectuales o «bruscos despertares científicos» que recibió mientras trabajaba en el área de los orígenes biológicos durante la década pasada. Su pensamiento sufrió giros inesperados a través de interacciones con colegas en el campo de la bioquímica, cuyo contagioso escepticismo acerca de Darwin lo movió a emprender sus propias investigaciones, que a su vez condujeron a su surgimiento como una figura destacada en el movimiento del designio.

Michael Behe creció en Harrisburg, Pennsylvania, como uno de ocho hijos en una familia de clase media. Su padre, tomando ventaja del Proyecto de Ley para los Veteranos, fue el primero de su familia en ir a la universidad y se convirtió en el gerente de una sucursal de la Household Finance Corporation.

Ya de niño, dice Mike Behe, él era un «científico entusiasta». Se destacó como estudiante de secundaria, graduándose en quinto lugar de una clase de dos cientos y siendo elegido presidente de la clase del último año escolar. Recordando sus clases de ciencias en la escuela secundaria católica, dice: «Me enseñaron que Dios hizo las leyes del universo y que algunas de esas leyes conducían a procesos evolutivos. Por tanto, Dios no es menos creador únicamente porque utilice las leyes que ha puesto en movimiento.»

Para Behe, la evolución nunca fue un tema contencioso hasta que llegó a la Universidad Drexel de Filadelfia en los primeros años de la década de los setenta. Recuerda vívidamente una extraña conversación con un compañero estudiante que usaba la evolución como una «herramienta para luchar contra la religión». Behe arguyó vigorosamente con este escéptico universitario a favor de la posición teísta en la evolución; pero cuando se asentó el polvo de la batalla, ninguno había convertido al otro. En 1974, Behe se graduó de Drexel con un título en química y con una educación en los usos del darwinismo para propaganda en manos de los ateos.

Para sus estudios doctorales, Behe se trasladó al otro lado de la ciudad a la Universidad de Pennsylvania. Allí estuvo durante cuatro años y, después de completar su doctorado en bioquímica en 1978, consiguió un cargo en los Institutos Nacionales de Sanidad en Bethesda, Maryland.

Uno de sus colegas en el laboratorio de genética en los Institutos Nacionales de Sanidad era una correligionaria católica bioquímica, Jo Ann Nichols. Eran raras las veces en que su trabajo tenía que ver con la evolución pero Behe recuerda un día en que el asunto salió a colación durante un momento de descanso, como un asunto para especular entre ellos. La pregunta era ésta: «Si la primera vida sí surgió por procesos naturales al azar en una sopa química, como están diciendo los libros de texto, ¿cuáles son exactamente los sistemas mínimos precisos para la vida?» Juntos fueron elaborando una lista mental de los requisitos mínimos: una membrana funcional, un sistema para construir las unidades de DNA, un sistema para controlar la copia del DNA, un sistema para el procesamiento de la energía. Repentinamente, dejaron sus especulaciones, se miraron el uno al otro y sonrieron, murmurando juntos, «Nooo –demasiados sistemas; no podría haber sucedido al azar».

En 1982, Behe fue contratado por el Queens College en la ciudad de Nueva York para enseñar bioquímica. Él recuerda esos tres años en Queens como un punto destacado en su vida, principalmente por lo que sucedió fuera del laboratorio y del aula. Fue viviendo en Queens que conoció a su esposa Celeste, una atractiva y brillante joven de cabello negro azabache, hija de una familia católica italiana. Después de tres meses de cortejo, Michael le propuso el matrimonio, y se casaron al verano siguiente.

Tres años después, no deseando criar a su familia en un entorno urbano, buscó otros lugares. Cuando se abrió una posición en Lehigh, en Bethlehem, a una hora al norte de Filadelfia, presentó su solicitud, y se incorporó al claustro en 1985, y dos años después recibió la cátedra.

Poco después que le fuera otorgada la cátedra, experimentó su primera gran conmoción intelectual respecto a la evolución cuando compró el polémico libro Evolution: A Theory in Crisis [Evolución: Una teoría en crisis], del genetista agnóstico Michael Denton.

Cuando Behe abrió el libro, se vio atraído por la crítica científica radical de Denton que, aunque está de acuerdo con que la «microevolución» es un hecho establecido que nadie niega, presenta un desafío a la pretensión verdaderamente significativa del darwinismo –que haya justificado la «macroevolución». Denton, que ahora investiga genética humana en la Universidad de Ontago en Nueva Zelanda, y que no es él mismo creacionista, define la macroevolución como el surgimiento de nuevos órganos u organismos completos por procesos puramente naturalistas que operan en pequeños incrementos. Tras haber evaluado la evidencia para la macroevolución y habiéndola encontrado fallida, Denton concluye: «La teoría darwinista de la evolución no es ni más ni menos que el gran mito cosmogónico del Siglo Veinte.»

Leer el libro de Denton fue un «llamamiento al despertar científico» para Behe. El efecto intelectual, dice él, fue básicamente similar a un tratamiento de electroshock, convenciéndole que el poder creativo de la selección natural era, en su mayor parte, un farol –una inferencia mayormente injustificada que no estaba bien respaldada por la evidencia disponible. Pronto se encontró repensando todo lo que le habían enseñado acerca de evolución, especialmente en su propia especialidad de sistemas bioquímicos.

En 1989, el decano del College of Arts and Sciences envió una comunicación en la que pedía a los profesores que desarrollaran propuestas para nuevos cursos de seminario para alumnos de primer curso que exploraran apasionantes temas en las fronteras del conocimiento, para ayudar a los alumnos a desarrollar sus capacidades críticas de pensamiento. Behe vio esto como una oportunidad dorada y presentó un bosquejo de un curso denominado «Argumentos Populares sobre Evolución». Su curso empleaba tres textos principales: además de la crítica de Denton, requería que sus alumnos leyeran el clásico de Thomas Kuhn The Structure of Scientific Revolutions [La estructura de las revoluciones científicas] y un reciente éxito de librería, The Blind Watchmaker [El relojero ciego], una defensa del darwinismo escrita por el biólogo de Oxford Richard Dawkings.

La propuesta de Behe fue aceptada y ha estado enseñando el curso casi cada año desde 1989. Durante el curso, el alinea, lado a lado, evidencia y argumentos tanto a favor como en contra de la teoría convencional de la evolución. Su meta es enseñar de tal forma que los estudiantes no sepan necesariamente cuál es su posición personal acerca de la macroevolución.

Sin embargo, se siente complacido por las respuestas de sus alumnos ante su examen de la evidencia. «Encuentro muy gratificante,» dice Behe, «que muchos alumnos se me acercan al final del curso cada año y me dicen: “Profe, gracias por un curso magnífico; antes no tenía ni idea que había un argumento científico contra el darwinismo”.»

Durante este mismo tiempo, en la Universidad de California en Berkley, Phillip Johnson estaba puliendo su propia crítica del darwinismo. Originalmente presentada en un coloquio de sus propios colegas catedráticos, Darwin on Trial [su título en castellano es Proceso a Darwin] fue finalmente puesto en forma de libro en 1991. Este estudio de cuatro años de Johnson de la base científica de la evolución también había sido suscitado por la lectura del libro de Denton. Ahora, su propio libro iba más allá de Denton, no limitándose solamente a la exposición de la endeblez de la base científica para la macroevolución, sino haciendo también observar el crucial papel que las presuposiciones filosóficas estaban teniendo en la presentación y defensa del darwinismo.

En julio de 1991, Mike Behe abrió una copia de la revista Science [Ciencia], publicada por laAmerican Association for the Advancement of Science [Asociación Americana para el Avance de la Ciencia]. En la sección informativa, la revista se refería al libro Darwin on Trial[Proceso a Darwin] de manera semejante a la que en un parte meteorológico se advierte sobre el avance de un huracán. De hecho, la columna de noticias desechaba a Johnson como un abogado ignorante que comprendía mal «cómo opera la ciencia» y advertía a los lectores que su libro constituía un peligro para el pensamiento científico sano. Eugenie Scott, directora del anticreacionista Centro Nacional para la Ciencia de la Educación, se sentía inquieta por la potencial influencia de Johnson: «Espero que los científicos hagan averiguaciones acerca de esto. Necesitan realmente saber que [el libro] ha salido y que está confundiendo al público.»

Behe acababa de empezar a leer Darwin on Trial [Proceso a Darwin] y estaba furioso por lo que él califica de una actitud «profundamente antiintelectual» hacia la obra de Johnson. Behe envió una ingeniosa y aguda respuesta a Science, que ellos publicaron en un número posterior. Su carta ha venido a ser un pequeño clásico en la literatura de los escépticos del darwinismo e inmediatamente hizo que Behe se atrajera la atención del movimiento del designio.

A finales de 1991, la Fundación para el Pensamiento y la Ética, (Foundation for Thought and Ethics — FTE), un grupo de expertos en Dallas, empezó a organizar un simposio alrededor del nuevo libro de Johnson, que debía tener lugar en marzo de 1992. La idea era invitar a cinco darwinistas y a cinco ponentes del designio inteligente para debatir la tesis central deDarwin on Trial [Proceso a Darwin] –es decir, que el darwinismo está basado fundamentalmente en una preferencia filosófica, no en una inferencia científica. Behe aceptó la invitación de FTE para unirse al grupo del designio inteligente, pero admite que entró al salón de conferencias de la Universidad Metodista del Sur en Dallas con «un cierto sobresalto». Dice Behe: «No sabía qué esperar; los darwinistas tampoco. Nunca se había intentado nada como esto a un alto nivel académico.»

Por fin se desvanecieron las aprensiones de Behe y de los demás, y, tres días después, los once participantes dejaron Dallas diciendo que el simposio había sido uno de los mejores a los que jamás hayan asistido en sus carreras académicas. «No hubo conversiones en ninguno de los bandos,» recuerda Behe, «pero floreció un genuino espíritu de camaradería y aceptación mutua entre nosotros. Fue uno de los puntos culminantes de mi vida».

Los debates, publicados bajo el título Darwinism: Science or Philosophy? [Darwinismo: ¿ciencia o filosofía?], fueron aclamados como un hito científico en la reconocida revistaQuarterly Review of Biology. El volumen contenía un debate entre Phillip Johnson y el darwinista filósofo de la ciencia Michael Ruse, junto con los diez documentos presentados en la conferencia. Cada documento iba seguido de una respuesta publicada por uno de los participantes del otro bando de la discusión.

Muchos observadores describieron el trabajo de Behe, acerca de la naturaleza aislada de las familias de proteínas, como «un bombazo científico». Utilizando el análisis estadístico y bioquímico, Behe propuso que la estructura informacional de las proteínas apunta a un diseñador inteligente, del mismo modo que las letras de un libro deben ser dispuestas en el orden correcto por un autor para producir un texto coherente. Sin embargo, lo que muchos pueden recordar como el punto culminante de Behe fue su centelleante respuesta a un impresionante documento darwinista que trataba del sistema inmunológico. Las contribuciones corteses pero de alto octanaje científico de Behe fueron un punto culminante del simposio.

Un año después, el cuadro de científicos de Johnson-Behe se reunió en Pajaro Dunes en la costa de California. Allí, Behe presentó por primera vez los pensamientos seminales que habían estado fraguándose en su mente durante un año –la idea de la maquinaria molecular «irreduciblemente compleja».

Una vez Behe firmó el contrato con la editorial Free Press, procedió a teclear el texto del libro en su computadora. Behe tropezó con una sorpresa mayúscula durante las etapas finales de su investigación, cuando empezó a revisar los libros de texto universitarios y las publicaciones científicas: Con anterioridad no tenía ni idea de cuántas explicaciones darwinistas para sistemas complejos aparecerían en la literatura. Sospechaba que las explicaciones que se propusieran serían pocas e infrecuentes, pero lo que encontró era más elocuente: una ausencia total y sistemática de cualquier intento. Su emoción creció mes tras mes a medida que su investigación confirmaba el silencio universal sobre esa cuestión.

A finales de julio de 1996, Mike Behe se sentó en su oficina, encendió su computadora y empezó a examinar sus mensajes de correo electrónico. Había sido un mes emocionante: su libro finalmente estaba saliendo de la imprenta. Estaba entusiasmado por lo bien que había transcurrido su conferencia de prensa que había durado medio día en Washington, D.C., ante docenas de intelectuales y representantes de los medios de comunicación. Mientras estaba de vacaciones en la costa de Maryland con su familia, recibió un paquete de correo exprés enviado por Free Press que contenía una copia de su primogénito literario. Luego, unos cuantos días después, le llegó la noticia de que aparecería una reseña en el New York TimesBook Review. Esas noticias trajeron emoción mezclada con temor: tenía deseos de celebrar pero se preguntaba si debía prepararse para un ataque.

Mientras Behe examinaba su listado de correo electrónico, notó que había un mensaje de Phillip Johnson. Cuando abrió el mensaje y lo desplegó, se sonrió ante su lenguaje lleno de energía: «No te preocupes, Mike. Aunque el Times te aseste un golpe en la reseña, habrá un terremoto cultural [en los Estados Unidos] el 4 de agosto cuando lo publiquen.»

Unos cuantos días después, Behe recibió una primera copia de la reseña y tecleó un informe por correo electrónico que saltó en las pantallas de las computadoras de varias docenas de colegas del movimiento del designio: «Buenas noticias –acabo de recibir la crítica del New York Times. Nada mal. No está mal del todo. En una escala de uno a diez (diez siendo un elogio extático, uno siendo un ataque total), es un ocho.» Behe podía sentir ya los sismos distantes.

Cuando Behe da conferencias, una de las primeras preguntas que le hacen es: «¿Qué dicen los darwinistas de su libro?» El menciona dos o tres respuestas que se repiten. Unos pocos simplemente lo etiquetan como «creacionista» y descartan sus argumentos sin escucharlos cuidadosamente; pero esa no es la respuesta típica. Casi todos los críticos han admitido que Behe tiene los hechos de su lado. El bioquímico James Shapiro dijo que en realidad La caja negra de Darwin ha mitigado la complejidad de los sistemas celulares, mientras que James Shreeve concedió que « podría estar en lo correcto en que dado nuestro actual estado de conocimiento, la buena y antigua evolución gradual darwinista no puede explicar el origen del… transporte celular».

A pesar de eso, Shreeve y otros dicen que simplemente el profesor de Lehigh se ha dado por vencido muy pronto. Muchos añaden que la ciencia simplemente no puede aceptar conceptos no científicos tales como el «designio inteligente». Behe considera esta objeción como un intento flagrante, basado en prejuicios filosóficos, de imponer límites a la ciencia.

Algunos críticos han buscado refugio en las nuevas ideas con bases matemáticas de Stuart Kaufmann, un profesor de la Universidad de Pennsylvania, que usa modelos computarizados para simular lo que él llama «el ordenamiento espontáneo de la vida». Behe critica las ideas de Kaufmann en su libro, haciendo ver que un reciente artículo en Scientific Americandescribió la obra de Kaufmann como una «ciencia exenta de datos». Behe enfatiza que los modelos de Kaufmann nunca hacen referencia a datos químicos o biológicos reales y que no han producido experimentos de laboratorio. Por lo tanto, concluye, las ideas de Kaufmann no ofrecen esperanza como una ruta de escape para los darwinistas.

Posteriores reacciones de biólogos profesionales a La caja negra de Darwin han llegado en abundancia, como observó Phillip Johnson: «Todas las críticas del libro de Behe hasta el momento no presentan desafío alguno a la verdad de lo que dice. Sólo reflejan lo infelices que se sienten los darwinistas al ver que la evidencia científica y su filosofía materialista van en direcciones opuestas.»

Esta infelicidad fue evidente en la reciente conferencia en la Universidad del Sur de Florida. El profesor que enseña el curso de evolución a pregraduados objetó: «Se están dando por vencidos muy rápido. La bioquímica está en su infancia. Estos sistemas fueron descubiertos sólo hace 20 o 30 años. En los próximos años, podríamos empezar a averiguar cómo evolucionaron todos estos sistemas. »

Behe respondió: «En realidad, muchos de esos sistemas han sido plenamente entendidos desde hace 40 años o más, y no se ha publicado ni una explicación que ofrezca un escenario plausible por medio del cual hayan podido evolucionar. Cualquier ciencia que pretenda haber explicado algo, cuando de hecho no han publicado ninguna explicación en absoluto, debería ser llamada a rendir cuentas.»

Michael Behe no quiere en realidad ser más que un auditor biológico que inicia una inspección largamente pendiente de los libros de cuentas del darwinismo. El mundo está contemplando los resultados.

Tom Woodward es profesor en el Trinity College de Florida, donde también dirige el Centro para Ministerios Universitarios.

  • La caja negra de Darwin [ISBN 84-95407-02-7] ha sido publicada en lengua castellana por:  
  • Editorial Andrés Bello Av. Ricardo Lyon 946 Prencia, Santiago de Chile CHILE
  • En España: Editorial Andrés Bello  Enrique Granados 113, Pral. 1º 08008 Barcelona ESPAÑA
  • También en Buenos Aires y México D.F. Pídalo en su librería habitual

 Nombre original de fichero: darwager.rtf – preparado el lunes, 30 noviembre 1998, 22:43

© SEDIN 1997

Nos puede escribir a nuestra dirección postal:SEDIN

Servicio Evangélico – Documentación – Información
Apartado 126
17244 CASSÀ DE LA SELVA
(Girona) ESPAÑA

 

La Palabra de Dios no caduca “como el dinero y los grandes bancos”, dice el Papa

Vaticano

Primera congregación general del Sínodo

La Palabra de Dios no caduca “como el dinero y los grandes bancos”, dice el Papa

El Papa inicia la primera congregación del Sínodo sobre las Sagradas Escrituras

.- Durante la apertura de la primera Congregación general del XII Sínodo de los Obispos sobre las Sagradas Escrituras, el Papa Benedicto XVI señaló que, a diferencia del dinero y los grandes bancos, la Palabra de Dios no caduca.

A las 9:00 –hora de Roma– en el aula del Sínodo, el Santo Padre reflexionó sobre el salmo 118 y destacó que “La Palabra de Dios es fundamento de todo. Es ‘la’ realidad. Y para ser realistas debemos contar sobre esta realidad. Debemos cambiar nuestra idea de que lo material, las cosas sólidas –las cosas que tocamos– son la realidad más sólida y segura”.

El Pontífice destacó además que “el Señor nos habla al final del Sermón de la Montaña sobre las dos posibilidades de construir la casa de la propia vida. Sobre la arena o sobra la roca”.

“Construye sobre la arena –explicó– el que construye sólo sobre las cosas visibles. Lo que se puede tocar: éxitos, carrera, dinero. Aparentemente, éstas son las verdades, realidades. Pero en verdad, son cosas que pasan. Como vemos ahora con la quiebra de los grandes bancos… el dinero desaparece, no es nada”.

El Santo Padre recalcó que “todas las cosas humanas, todo lo que podemos inventar y crear son cosas finitas. También todas las experiencias religiosas humanas son finitas. Muestran sólo un aspecto de la realidad, porque nuestro ser finito entiende sólo algunas partes, algunos elementos”.

Sólo Dios es infinito y por ello también su Palabra es universal y no conoce fin. Por lo que, entrando en la Palabra de Dios, entramos realmente en el universo divino. Salimos de las limitaciones de nuestras experiencias y entramos en la realidad que es verdaderamente universal”, explicó.

Benedicto XVI explicó que “entrando en la comunión con la Palabra de Dios, entrando en la comunión de la Iglesia que vive de la Palabra de Dios, no entramos en un pequeño grupo en las reglas de un pequeño grupo. Sino que más bien salimos de nuestros límites. Salimos hacia la amplitud de la ‘Verdad-Una’, de la gran Verdad de Dios, estamos realmente en lo universal y así estamos en comunión de todos, hermanos y hermanas de toda la humanidad”.

Finalmente, al referirse al anuncio de la Palabra de Dios mediante la Evangelización, el Papa destacó que “no se trata de ‘colonialismo eclesial’, de querer que otros ingresen en nuestro grupo. Se trata de salir de los límites de las culturas individuales para entrar en la universalidad que abraza, que une a todos, que hace hermanos a todos”.
Noticias Relacionadas

Informe advierte que ser Cristiano es mas difícil cada día


Informe advierte que ser Cristiano es mas difícil cada día

Lunes 06 de Octubre de 2008 | (NoticiaCristiana.com)
Persecuciones
Inglaterra


La organización británica Release International ha advertido en un informe de que este año 250 millones de cristianos afrontarán la persecución simplemente por seguir a Jesucristo. 

La organización británica Release International ha advertido en un informe de que este año 250 millones de cristianos afrontarán la persecución simplemente por seguir a Jesucristo. También denuncia que la persecución está aumentando en los países islámicos.

Según esta organización, los abusos que sufren los cristianos pasan por el secuestro, la conversión forzada, el encarcelamiento, la destrucción de iglesias, la tortura, la violación y la ejecución. Asegura también que los Gobiernos de países musulmanes moderados a menudo no hacen todo lo posible para proteger los derechos de sus minorías cristianas.

Release Internacional recuerda que el responsable de la Iglesia anglicana, el arzobispo de Canterbury, ya advirtió de que la muerte del ex presidente Sadam Husein podría poner en riesgo a muchos cristianos en Oriente Próximo. Williams, dijo que los ministros del Gobierno han ignorado las advertencias de que “los cristianos en la región pueden ser vistos como personas que apoyan la cruzada de occidente”. El arzobispo cree que la vida de los cristianos en Irak es más difícil desde la invasión. Se cree que la población cristiana en el país está por debajo de las 450.000 personas, mientras que en el año 1991 doblaba esta cifra.

Release International explica que uno de los países que registra mayores abusos contra la libertad de religión es Arabia Saudí, guardián de los lugares santos islámicos de La Meca y Medina. Arabia Saudí prohíbe todas las demás religiones. Un musulmán declarado ‘culpable’ de convertirse al cristianismo puede enfrentarse a una sentencia de muerte por apostasía. Y cualquiera que conduce a un musulmán a Cristo se enfrenta a la cárcel, la expulsión o la ejecución.

El portavoz de Release International, Andy Dipper, ha explicado que “existe una conspiración de silencio en torno a los saudíes, probablemente porque Occidente quiere su petróleo y su dinero”. Según esta organización éste “es un Gobierno que recurre a la pena de muerte para aquellos de sus propios ciudadanos que no desean otra cosa que la libertad de escoger su propia fe”. “Y mientras los saudíes prohíben toda la literatura cristiana, gastan miles de millones de dólares cada año en propagar el Islam en todo el mundo”, añade.

Según esta organización, la situación ha cambiado desde el 11 de septiembre de 2001, ya que desde entonces el mundo se ha hecho dramáticamente consciente de las redes globales extremistas islámicas. Aunque la más conocida es Al Qaeda, hay otras muchas que explotan las tensiones religiosas para sus propios fines políticos.

Muchos de los grupos extremistas interpretan el llamamiento a la ‘yihad’ –guerra santa– como un llamamiento a la violencia. Creen que es su deber religioso para forzar a los cristianos y a los no musulmanes a convertirse al Islam. “Quienes rehúsan deben ser expulsados o muertos”, dice un portavoz. La organización de vigilancia de la persecución añade que “hay un movimiento creciente para imponer la ley islámica de la ’sharia’ que se convierte en una presión creciente sobre los cristianos. En Nigeria, los milicianos han expulsado a cristianos de sus casas para eliminar la oposición política y preparar el camino para la ley de la ’sharia’”.

Esta organización habla también de la situación en Turkmenistán e indica que los cristianos en ese país “se preguntan qué tipo de esperanza existe ahora para la libertad religiosa en su país tras la muerte de su dictador Saparmurat Niyazov”. Niyazov impuso una política antirreligiosa que sus sucesores podrían continuar y que comenzó por un culto personalizado que ha sido relacionado como un culto a una nueva religión de Estado. Además, el informe indica que en India, los extremistas han lanzado ataques contra crisitanos. Explica que 50 militantes atacaron a una pareja cristiana en Haryana y señala que los extremistas amenazaron con forzar a miembros de la Iglesia a decir los nombres de dioses hindúes.

Release International explica que en Vietnam las autoridades persiguen a los cristianos e indica que a menudo los cristianos son acosados, se les pega y encarcela por predicar de forma ilegal o por organizar actividades evangélicas.


¿Son beneficiosas las mutaciones? (I)

¿Son beneficiosas las mutaciones? (I)

Esta es la primer parte de este estudio. Veremos la opinión al respecto de la biología evolutiva y la respuesta que da el creacionismo fundamentalista evangélico americano al respecto de si son o no son convenientes las mutaciones.Los biologos evolucionistas dicen que si, los creacionistas dicen que no ¿Quién tendrá la razón en este debate ciencia contra ciencia? ¿ o dirán quizás algunos pseudocencia contra ciencia, expresión que utilizan algunos para desprestigiar las distintas teorías que hoy ponen en duda el evolucionismo materialista, también llamado neodarwinismo (desde el año 1940)?

No se pierda estimado lector este tremendo artículo, que lo introducirá seguramente en el debate de la historia. Exploraremos los multiplicados esfuerzos de parte de los darwinistas actuales para “aplastar la rebelión”, como se expresan en la Guerra de las Galaxias.

También veremos las enérgicas respuestas y contracríticas procedentes de los teóricos del Diseño Inteligente, y también de los científicos del creacionismo norteamericano.

Lo que comenzó como un debate entre científicos se ha convertido en una abierta batalla pública, donde la religión y la ciencia se han enfrentado como nunca en un duro debate. 

Espero te sea útil este artículo, que constará de varias partes.

Mutación

1a. En genética y biología, la mutación es una alteración o cambio en la información genética (genotipo) de un ser vivo y que, por lo tanto, va a producir un cambio de características, que se presenta súbita y espontáneamente, y que se puede transmitir o heredar a la descendencia. (definición Wikipedia).

1b.Alteración producida en la estructura o en el número de los genes o de los cromosomas de un organismo transmisible por herencia. (definición Real Academia de la Lengua).0

Tomas Woodward, comenta en su úiltimo libro Darwin Contraataca que “Las pruebas científicas exponen ahora una sorprendente gran limitación en la capacidad de las mutaciones aleatorias para desarrollar nuevos genes funcionales.”

Teoría de la Mutación

Esta teoría fue propuesta en 1901 por Hugo deVries, y se fundamentó en el trabajo pionero sobre genética realizado por Mendel en 1866. Los experimentos clásicos de Mendel con plantas de guisantes (arvejas) en flor, revelaron una falacia fundamental de la teoría de Darwin. Mendel descubrió que, al cruzar  la segunda generación de plantas de flores rojas —las cuales obtuvo como descendencia del cruce original entre plantas de flores rojas y blancas—, logró flores blancas y rojas, teoría de Darwin sostenía que la característica del color blanco era un nuevo desarrollo evolutivo, uno que los padres no poseían. Sin embargo, Mendel demostró en forma concluyente que esta característica no era novedosa. Siempre estuvo presente en la generación de los padres como una característica recesiva, temporalmente escondida por un gene más dominante. Obviamente, para que el darvinismo sobreviva, tendría que enfrentarse a estos nuevos hechos y ajustar su teoría en conformidad a ellos. De manera conveniente, afirmaron que los genes podían cambiar en formas completamente nuevas mediante el proceso de mutación. Por tanto, de aquí proviene la teoría de la mutación.2 De acuerdo a esta teoría, las nuevas especies son el resultado de mutaciones favorables (alteraciones del ADN al azar). Sin embargo, los científicos modernos también rechazan este proceso como único mecanismo para la evolución orgánica.

Neodarwinistas y mutación 3

El Dr. Scott M.Huse opina asi: 

Los neo-darvinistas creen que las mutaciones suplen las variantes necesarias de las cuales la  naturaleza puede elegir preferentemente durante largos períodos de tiempo. Ellos admiten que ni las mutaciones ni la selección natural podrían explicar por sí solas la supuesta progresión evolutiva de la vida. Aunque esta es la más moderna teoría de la evolución, también tiene grandes fallas fundamentales que la descalifican como mecanismo evolutivo posble.

Por ejemplo, si las mutaciones son verdaderamente esenciales en la supuesta progresión evolutiva de la vida, ellas deberían incrementar la capacidad de vida y la sistematización del organismo en el cual ocurren. Sin embargo, en realidad las mutaciones son casi siempre dañinas (99.99%), si no noriales para el desafortunado organismo. En otras palabras, las mutaciones producen organismos más débiles y con una marcada desventaja; son menos aptos para la lucha por la sobrevivencia. Este hecho contradice la presuposición y las expectaciones esperanzadoras de la moderna teoría de la evolución. A propósito, las mutaciones tampoco explican el porqué del largo cuello de las jirafas. Ahora sabemos que las pequeñas diferencias en el tamaño del cuello se deben a variaciones en la alimentación, o a la variación en el número de genes dominantes que controlan el tamaño del cuello.4

Las mutaciones no son sólo dañinas, también son raras. Ocurren una vez en cada diez millones de duplicaciones de una molécula de ADN5 Aún más, las mutaciones ocurren al azar, sin dirección. Por tanto, son impredecibles, y no siguen ningún diseño o plan ordenado como esperaríamos si hubiese alguna esperanza en el concepto de la evolución orgánica. En consecuencia, las mutaciones al azar no pueden explicar la evolución direccional organizada; carecen de la capacidad esencial de un diseño inteligente.

Aunque se sabe que las mutaciones son 99.99% nocivas, son raras, y ocurren al azar, los neo-darvinistas tienen fe de que estas dificultades sean sublimadas por el tiempo geológico y la selección natural. Ellos creen que hay suficiente tiempo para producir y seleccionar abundantes mutaciones favorables para ser usadas en la integración evolutiva.

Aunque es verdad que los procesos al azar pueden producir cosas, es igualmente cierto que todo lo que pueda crear el azar, es aniquilado casi instantáneamente. Por tanto, no estamos aquí por casualidad. Si fuese así, hace mucho tiempo que habríamos desaparecido por la misma probabilidad objetiva. Como podemos ver, para el asombro de los evolucionistas, el tiempo es realmente el gran enemigo de la evolución orgánica, no su salvación. Como aprendimos en la discusión sobre la Segunda Ley de la Termodinámica, la obra del tiempo es disociación y desintegración, no síntesis.

Conclucion:

Una mutación es una modificacion en la información genética.6

El dr. Manuel Carmona, comenta respecto del neodarwinismo que: 

El dr. Manuel Carmona, biólogo español dice en un artículo publicado en su blog “A estas alturas de la película creo que todos sabemos perfectamente lo que es una mutación, un cambio en la información genética de un ser vivo. Estos cambios que tienen como diana el DNA pueden tener diversas causas: físicas (como por ejemplo las radiaciones ionizantes), químicas (como los análogos de las bases nitrogenadas) o biológicos.7

(i)  La evolución es mucho más que la acumulación de pequeños cambios que a la larga llevan a la especiación. De hecho los biólogos conocen que existe evolución en el sentido de que las especies no son inmutables, varían a lo largo del tiempo. Los mecanismos de la evolución es lo que todavía se debate. 

(ii) La evolución no es un proceso azaroso. La selección natural se encarga de ello. No somos fruto del azar, somos consecuencias de las condiciones ambientales y de las leyes fisico-químicas que gobiernan el universo.

A la pregunta de si somos una simple casualidad de la evolución, el dr. F Ayala responde que “La evolución pasa por la interacción entre dos procesos fundamentales: uno regido por el azar (Las mutaciones, [procesos que estamos analizando en este artículo]) y otro determinista (la selección natural), que favorece las mutaciones útiles al organismo en el ambiente en el que vive.” 8

Referencias:

[0] Post #20,Dr. Manuel Carmona, http://oldearth.wordpress.com/2008/10/02/el-virus-del-sida-comenzo-a-propagarse-en-humanos-a-finales-del-siglo-xix/

[1] “Aquí hago referencia a la investigación de Ralph Seelke, en la Universidad de Wisconsin (Superior), donde su trabajo con bacterias ha revelado la existencia de un límite de «una mutación; dos como mucho» sobre lo que se puede conseguir para producir nuevos genes funcionales.Tomas Woodward. Véase capítulo 12 para una consideración adicional de su trabajo.” ,citado en Tomas Woodward, “Darwin Cotraataca“, p.15

Thomas E. Woodward es profesor de las misiones, evangelización y ciencia en el Trinity College de la Florida / Seminario Teológico de Dallas (Extensión de Tampa Bay) y un prominente cristiano apologista. Woodward ha publicado ampliamente la defensa de diseño inteligente y atacar a la teoría de la evolución de Darwin. Su biografía en Amazon.com listas los temas que él enseña: “Teología Sistemática,Comunicaciones, y La retórica de la ciencia”.

Woodward hizo su trabajo de doctorado en el Departamento de Comunicación de la Universidad del Sur de la Florida. Su tesis, una historia del movimiento de diseño inteligente, fue publicado por Baker Libros como “dudas acerca de Darwin” en 2003. Desde 1988, Woodward ha llevado a Trinidad el Centro de Universidad de Ministerios (CFUM), así como una enseñanza evangélica ministerio y el discipulado, la CS Lewis Society, que es acogido por el Trinity College. Antes de esto, Woodward sirvió con UFM Internacional (“Campus Unevangelized Misión Internacional”), una organización misionera que hoy se conoce como Crossworld) en la República Dominicana. Woodward tiene un BA en Historia otorgado por la Universidad de Princeton y un Th. M. Sistemático de Teología del Seminario Teológico de Dallas. 

En el otoño de 2006 y la primavera de 2007, Woodward fue adjunto en la Facultad de Tampa, una extensión del Seminario Teológico Bautista del Sur, de Wake Forest, Carolina del Norte. Él enseña en las clases “Salvación y pluralismo religioso” y “Escatología”.

[2] Scott M.Huse, El Colapso de la Evolución, Chick Publicaciones,pp.112-116

[3] Baker, Sylvia, Bone of Contention: Is Evolution true, Evangélical Press,Inglaterra, 1980, pp. 16-17.,citado en Scott M.Huse,El Colapso de la Evolución, Chick Publicaciones,pp.112-116

[4] Moore, John, N., y Harold S. Slusher, eds., Biology: A Searchfor Order in Complexity, Zondervan Publishing House, Grand Rapids, Michigan, 1970, p. 403,citado en Scott M.Huse,El Colapso de la Evolución, Chick Publicaciones,pp.112-116

[5] Parker, Gary E., Creation: The Facts ofLife, p. 63.,citado en Scott M.Huse,El Colapso de la Evolución, Chick Publicaciones,pp.112-116

[6] Gabriela Caro …[et al].,Biología ES.6 , – 1ª ed.-La Plata,pcia. de Buenos Aires,Rep.Arg, Programa textos escolares para Todos,2007

[7] http://oldearth.wordpress.com/2008/04/25/la-mutacion-como-motor-de-la-evolucion/

[8] cursivas miashttp://oldearth.wordpress.com/2008/05/15/leer-la-biblia-como-un-libro-de-biologia-es-absurdo-una-blasfemia/

El dr. Manuel Carmona cita en este artículo a F. Ayala,Profesor de la Universidad de California y miembro del Comité de Asesores de Ciencia y Tecnología de Hill Clinton, ha desarrollado desde 1961 su carrera científica en Estados Unidos, muy lejos de su Madrid natal. también presidió la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia,

Bibliografía consultada