In God We Trust

In God We Trust

Anuncios

Apologética católica XX

Apologética católica XX

LA INMACULADA CONCEPCION

EL PADRE JESUITA E.R. HULL DICE:

“La doctrina de la Inmaculada Concepción significa sencillamente que nuestra Señora, por razón de su exaltado oficio, fue dotada de la gracia de Dios desde el primer momento de su existencia, en vez de ser concebida y nacer con pecado original . . De aquí no podemos inferir que María no debió su redención a la muerte de Cristo, sino únicamente que la gracia de la redención le fue concedida de antemano en previsión de los futuros méritos de Cristo.” (¿Qué es la Iglesia Cristiana?, pág., 35. Catholic Truth Society.)

Buscando un pasaje bíblico para cohonestar esta doctrina, dice un comentario sobre Lucas 1:28: “Entrando el ángel adonde estaba, dijo: ‘¡Salve, muy favorecida! el Señor es contigo:’

“Las palabras ‘muy favorecida, el Señor es contigo’ encierran el significado oculto; ‘tú eres sin pecado original.’ Implican también que María estuvo libre de pecado desde su nacimiento hasta su muerte.”

Todo lo que podemos decir en respuesta es que se necesita más que afirmaciones sin prueba para convertir una ficción en una realidad. La realidad es que nuestro Señor fue sin pecado (2 Cor. 5:21), concebido por el Espíritu Santo (Lucas 1:35); pero su madre fue pecadora por su nacimiento natural, aunque fue una mujer santa y muy favorecida al ser escogida para ser madre de la naturaleza humana de nuestro señor. Las palabras “Salve, muy favorecida,” quieren decir lo que significan, que fue bendecida entre las mujeres; pero no hay base alguna para leer en ellas el “significado oculto” que Roma les quiere dar, de que fue concebida sin pecado. No hay apoyo alguno en la Escritura o en la historia para sostener tal interpretación. La verdad es que ni siquiera es una interpretación, sino un atrevido aditamento romanista, que no tiene relación alguna con las palabras. Las Escrituras no sólo no atribuyen a María la exención de pecado, sino que afirman algo muy diferente.

1.      En su cántico de acción de gracias, María dijo:

“Engrandece mi alma al Señor, y mi espíritu se alegró en Dios mi Salvador.” La salvación no la necesitan más que los pecadores, y María conocía su necesidad, y la expresó sencilla y naturalmente.

2.      Cuando ella fue al templo con José para el rito de la purificación, según la ley, llevó una ofrendade sangre, que en sí misma es el reconocimiento de su pecado y de la necesidad de la expiación (Luc. 2:2224).

3.      En Romanos 8:3 leemos: “Dios enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado.” Algunos de las ascendientes de nuestro Señor fueron grandes y nobles, pero otros fueron ruines, y en esta línea de luces y sombras nació al mundo nuestro Señor. Esto lo representa con exactitud la carne pecadora. Entre los ascendientes de nuestro Señor hubo tres mujeres adúlteras: Thamar (Mat. 1:3, cf. Génesis 38:16), Rachab (Mat. 1:5, cf. Josué 2:1) y Bath-sheba (Mat. I :6, cf. 2 Sam. 11:4); pero encontraron misericordia y gracia. Se puede contar con los dedos de la mano los nombres de los ascendientes de nuestro Señor, de los que se nos dan detalles en el Antiguo Testamento, que no hubieran caído en pecado en una u otra ocasión. El Nuevo Testamento nos representa a María como una doncella pura, temerosa de Dios, pero que, a pesar de ello, necesitaba la salvación como los demás. De María nunca se dijo: “Que no tuvo pecado,” como se dijo del Hijo que ella dio a luz, y nosotros no podemos decir tal cosa de María, teniendo en cuenta los muchos pasajes que nos hablan de la universalidad del pecado humano. (Salmo 51:5; Isa. 53:6; Juan 3:6, y Rom. 5:12, ).

4.      Aunque nos podemos dar cuenta del estado de ánimo de María, viviendo en el hogar con los hermanos de Cristo que no creían en él (Juan 7:5), parece que no obró del todo correctamente cuando fue con ellos a contener a nuestro Señor y llevarle a casa, aun por la fuerza si fuera necesario. Cuando la multitud le dijo que se madre y sus hermanos estaban fuera, buscándole, él dijo: “¿Quién es mi madre y mis hermanos? Y mirando a los que estaban sentados alrededor de él, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. Porque cualquiera que hiciera la voluntad de Dios, éste es mi hermano, y mi hermana, y mi madre.” (Marcos 3:21 y 31-35.) Parece que ella fue con los hermanos a contenerle, movida de una ansiedad natural y tal vez presionada por ellos. No obró ella entonces por fe sino por miedo, y al hacer lo que hizo no estuvo dentro de la voluntad de Dios.

Hasta aquí hemos dado el testimonio de la Escritura. Veamos ahora lo que dice la historia posterior. A juzgar por los escritos de los padres de la iglesia es evidente que María fue tenida por una mujer virtuosa, lo mismo que otras mujeres que eran virtuosas, hasta el siglo quinto; pero tenía pecado y podía pecar. Desde el siglo sexto hasta el siglo doce se sostuvo que ella tuvo pecado original, pero que por protección divina fue preservada del pecado personal. La fiesta de la inmaculada Concepción no se observó el 8 de Diciembre por la iglesia romana hasta comienzos del siglo doce. Durante los siglos trece y catorce continuaron las discusiones sobre este asunto. Algunos de los papas ‘infalibles’ anteriores habían mantenido que ella tuvo pecado original, y se citan más de doscientos teólogos que sostuvieron esta misma doctrina. A pesar de todo ello, el 8 de Diciembre de 1854 el papa promulgó la doctrina de la inmaculada concepción, como artículo de fe que debía ser recibido y creído por todos. Como se trataba de una definición oficial, ésta era también infalible. No obstante la infalibilidad papal, es cierto que esta doctrina es falsa y carece de todo fundamento bíblico, a juzgar por todas las evidencias de que disponemos. María llegó a ser la madre de nuestro Señor, no porque era inmaculada, sino por una admirable dignación de Dios con una mujer, débil en si, pero fuerte por su fe en Dios, y su disposición para hacer la voluntad de Dios a toda costa.

Divulgación científica: La basura como fundamento ontológico

Divulgación científica: La basura como fundamento ontológico

                                 

Hace unas semanas, dedicaba una entrada a la divulgación científica presentando un ejemplo lamentable recogido del diario “El Mundo”, en su suplemento de Castilla y León del 12 de Julio. Incluía en ella tres consejos que debería seguir todo periodista dedicado a la divulgación científica y que no se respetaron entonces.

 El artículo recientemente aparecido en el Pais (miércoles 10 de Septiembre) que muestro arriba y comento hoy tampoco sigue los consejos indicados. Su autor no siguió el tercer consejo, puesto que echó las campanas al vuelo en los titulares; ni el segundo, puesto que dio una importancia muy secundaria a la publicación de que trata, de tal manera que hace dudar de que la haya entendido.

La noticia aparece atribuida a la editorial. Por único firmante aparece el nombre del diario (El Pais, Madrid). Es lamentable que en uno de los diarios españoles de mayor tirada y que además cuenta con una reputada escuela de periodismo asociada a la Universidad Autónoma de Madrid, las noticias de divulgación científica no vayan firmadas por profesionales, que serían así responsables de su contenido. Pero además, en esta noticia hay errores mayores que paso a comentar y que sugieren nuevos consejos.

 En primer lugar, comienza de manera estrafalaria utilizando un lenguaje basto:

Una gran parte del genoma (en torno a un 95 % en el humano) se llama ADN basura porque no contiene instrucciones como los genes.

 “Basura” es aquí una mala traducción de junk (trastos o chatarra antes que basura). Su empleo es rancio e inadecuado. Hace ya muchos años que se viene criticando, con mucha razón su uso: tanto junk como chatarra o basura son términos inapropiados para referirnos a fragmentos de ADN cuyo origen y función, en buena medida, desconocemos. (Así lo reconoce el propio artículo cuando dice: desde hace años se sabe que hay secuencias de ese mal llamado ADN basura que desempeñan un papel clave como reguladores de los genes). Es decir, el artículo utiliza consciente y voluntariamente en su título y en su introducción una terminología inadecuada para captar la atención del lector ( y,….¡ ojalá que sea esa la única intención!…..).

 A continuación describe, muy brevemente, el gen HACNS1, implicado en la formación de las manos y de los pies y que, afirma, evolucionó muy rápido en humanos. Cambios en HACNS1 pueden haber contribuido a peculiaridades en el desarrollo de pies y manos en humanos. No explica muy bien en qué consistirían estos cambios ni tampoco los experimentos con ratones en los que la introducción del gen HACNS1 humano parece tener algún efecto distinto de la introducción del gen homólogo de otros primates. En fin, como en tantas ocasiones nos quedamos con las ganas de conocer el fondo de la noticia, pero lo que permanece es el titular: la mano humana se formó con un poco de basura. Curiosamente en el mismo ejemplar del diario, grandes titulares anuncian: Arranca la búsqueda de la “partícula Dios”.

 

La semana pasada veíamos con Ortega que el fundamento que hay en la base de la ciencia no es otro que la creencia.

La creencia lleva también a escribir estos titulares.  La fe, no en Dios, sino en haberlo eliminado de su antiguo lugar en el origen de las estructuras vivas, que ahora habría quedado libre y podría, por tanto, ser ocupado por aquello que más nos plazca. La fe en la basura, una forma moderna de la ya rancia y persistente creencia en la nada. Pero como toda fe, ésta carece también de toda base científica. No por nada, sino por  estar ella misma en la base de la ciencia.

Envío hoy otros tres consejos a los editores de divulgación científica:

1.         Procuren siempre que las noticias vayan firmadas por un autor, así sabremos a quien echar la culpa de su contenido.

2.         Procuren, autores y editores hacer un hueco importante y colocar entre sus prioridades la búsqueda de la objetividad. NO pongan de manifiesto sus creencias allá donde no sea necesario.

3.         Concéntrense, piensen en el contenido de su noticia y pónganle un título adecuado.

http://weblogs.madrimasd.org/biologia_pensamiento/

Un dinosaurio con plumas raro, raro

Un dinosaurio con plumas raro, raro

Un extraño dinosaurio hallado en China tiene las plumas ornamentales hipertrofiadas más antiguas que se conocen. 

El Epidexipteryx hui es muy pequeño, del tamaño de una paloma y raro, muy raro. Era dentudo; sus largos dientes frontales apuntaban hacia delante, como si quisieran huir de la boca. El cuerpo está cubierto por protoplumas atípicas, distintas a las que se conocen en otros dinosaurios. Los autores del estudio* las interpretan como grupos de fibras paralelas surgiendo de estructuras membranosas planas: algo totalmente imprevisto. No hay plumas largas y complejas en los brazos; no hay alas: el Epidexipteryx no podía volar. 

Image Hosted by ImageShack.us

El espécimen, aparentemente, es el cadáver de un presumido macho. La cola es muy corta, con el extremo modificado de forma que se aproxima al pigóstilo de las aves (una cola aún más corta y hecha de vértebras fusionadas). De ese extremo salen cuatro larguísimas plumas, tan largas como el esqueleto del animal, que se interpretan como plumas ornamentales, adornos para atraer a las hembras. Como las vistosas plumas del pavo real o el ave lira. 

El Epidexipteryx hui combina características de diferentes grupos de dinosaurios cercanos. De momento parece estar muy emparentado con elEpidendrosaurus, un pequeño arborícola emplumado. Su edad es controvertida, ya que aunque los autores afirman que pertenece al Jurásico medio o tardío, otros investigadores sostienen que el yacimiento es probablemente del Cretácico inferior. De cualquier forma, elEpidexipteryx tendría las primeras plumas ornamentales hipertrofiadas conocidas en un dinosaurio no aviano. 

____________ 
*
Fucheng Zhang et al. 2008. A bizarre Jurassic maniraptoran from China with elongate ribbon-like feathers. Nature Precedings : doi:10.1038/npre.2008.2326.1 : Posted 24 Sep 2008. Descargar.

http://paleofreak.blogalia.com/historias/59738

El dinosaurio desnudo

Zooillogix | http://paleofreak.blogalia.com/historias/56966

Selección acelerada en nuestra especie..

Selección acelerada en nuestra especie…

…durante los últimos cuarenta mil años. La expansión del Homo sapienspor todo el mundo nos ha expuesto a nuevos ambientes y modos de vida. Además, el gran crecimiento demográfico ha permitido la aparición de muchas más mutaciones beneficiosas. El cambio genético adaptativo (debido a la selección natural) se ha incrementado de forma extraordinaria mucho después de la aparición de nuestra especie (probablemente hace alrededor de 200.000 años), contradiciendo a quienes afirmaban que la cultura paraliza la evolución darwiniana. 

Esto concluye un nuevo estudio* que analiza matemáticamente millones de datos genéticos. El primer autor, John Hawks, comenta el trabajo en su blog (Resumen y comentarioFAQ). También lo analiza Razib enGene Expression. 

________ 
*Hawks J, Wang E. T., Cochran G. M., Harpending H. C., and Moyzis R. K., Recent acceleration of human adaptive evolution, PNAS (early online) doi:10.1073/pnas.0707650104

http://paleofreak.blogalia.com/historias/54000

Origen de la religiosidad en los primates

 

Origen de la religiosidad en los primates

 

Los comportamientos religiosos resultan a menudo tan extraños que muchos científicos se han negado a explicarlos como caprichos de la cultura y han buscado para ellos una causa biológica y evolutiva. Cada vez se acumulan más pruebas de que el ritual religioso, la experiencia mística, los conceptos de tabú y pecado e incluso el estamento sacerdotal no son exclusivos de nuestra especie sino que ya existen en una forma muy rudimentaria en diversos primates no humanos. 

Un nuevo trabajo* sobre etología del papión oliva (Papio anubis) ha aportado datos muy significativos a este respecto. Aunque los autores han sido extremadamente cautos a la hora de hacer comparaciones con la religiosidad humana, su artículo ha generado una fuerte controversia y se rumorea que ha tenido serias dificultades para ser publicado. El mismo problema tuvo la famosa primatóloga Jeanne Godall, cuando describió como un “proto-tabú religioso” la aparente prohibición de comer ciertas frutas (inofensivas) que existía entre los chimpancés de algunas tribus (pero no de otras). Los chimpancés que eran sorprendidos mientras consumían la fruta prohibida sufrían agresiones y exclusión social, “maldición” que solía extenderse automáticamente a todos sus descendientes presentes y futuros. Diane Fuzzey, por su parte, tuvo que ocultar durante mucho tiempo, por miedo a represalias, su registro de una “proto-lapidación” entre los gorilas de montaña: una hembra murió como consecuencia de los palos y las pedradas propinadas por los miembros de su propio grupo social tras haber accedido a copular con un macho intruso. Los hallazgos de Birutek Goldenass sobre las “orangutanas de clausura” en Borneo tampoco obtuvieron precisamente una cálida acogida. 

Volviendo al nuevo estudio sobre los papiones, éste describe una conducta hasta ahora desconocida: todo el grupo de papiones se reúne dos, tres veces al mes en el mismo lugar, generalmente caracterizado por alguna estructura vertical llamativa (como rocas amontonadas, un tronco seco y solitario, etc.). La manada, entonces, se sienta y permanece inmóvil (crías incluidas) durante varios minutos, mientras un individuo, generalmente un macho próximo en jerarquía al jefe de la manada, corretea y gesticula vigorosamente, emitiendo vocalizaciones irregulares. En ocasiones uno de los monos, generalmente una hembra, comienza a temblar y entra en un estado de “trance”, con los ojos en blanco y espuma en la boca. 

Hace un par de años, como recordaréis, se descubría la existencia de una nueva y peculiar clase de individuos en las sociedades de chimpancés pigmeos o bonobos (Pan paniscus, una especie caracterizada por la gran diversidad de su conducta sexual). Ciertos machos, de nuevo con estrechos lazos de amistad o parentesco con los jefes de la manada, se dedican a morder y golpear sistemáticamente a los bonobos que sorprenden manteniendo relaciones homosexuales. Con frecuente sobrepeso, estos machos represores reciben asiduamente comida (regurgitada), muestras de afecto (besos en los nudillos) y de respeto (presentación del trasero) por parte del resto de los miembros de la manada. La sexualidad de estos peculiares individuos es atípica y desviada: generalmente se abtienen de realizar cópulas (aunque a veces exacerban la promiscuidad habitual de la especie llegando a tener un mayor número de hijos que el propio alfa de la manada). En no pocos casos, estos individuos se interesan exclusivamente por los simios juveniles del grupo, machos inmaduros a los que apartan de sus madres y acosan reiteradamente. 

Menos verosímil parece, a todas luces, la aportación del primatólogo lombardo Andrea Fogazzaro sobre el timbre vocálico de los monos mangabey de Tanzania Rungwecebus kipunji. Es el primero que ha estudiado sistemáticamente con espectógrafos especiales la fonética simbólica de la selva. Sus conclusiones todavía no han podido ser verificadas por la comunidad científica, pero en su extenso artículo publicado en el colectivo “In campagna è un’altra cosa” (Editora Garzanti, 2007) asegura que en tres de las cuatro comunidades estudiadas se ha encontrado con machos que emiten sonidos mucho más tenues, suaves y agudos que los demás (“voz de cura”, dice textualmente el investigador). A estos machos les correspondería, al parecer, encabezar y dirigir ciertas marchas nocturnas, que él denomina como “procesionales”, de las hembras de su comunidad, con sus crías incluidas, cuando hay luna llena. Mientras las hembras permanecen a respetuosa distancia, el atípico macho reúne a algunas crías y parece realizar con ellas juegos variados y rituales. 

Fuentes vaticanas han informado de una próxima reunión de Benedicto XVI con destacados primatólogos en su residencia de Castelgandulfo, para debatir estas cuestiones y decidir posteriormente la postura oficial de la Iglesia Católica sobre la pertinencia o no de enviar zoo-misioneros a evangelizar las comunidades de monos cercopitecoides y simios hominoides. El Papa publicará sus conclusiones en un libro titulado “Imago Dei”. 

_________________ 

*Thomas Truthshaker, Linda Warhammer, Troy McClure and McLovin. 2007. Religious-like meetings in Papio anubis and the origin of human religious behavior. Primate Ethology Peipers. Dic-2007. 

NOTA IMPORTANTE: El texto es una broma con motivo del día de los Santos Inocentes. Lo que se cuenta en él no es cierto. Los estudiantes no deben utilizarlo como material escolar.

http://paleofreak.blogalia.com/historias/54412

Anteriores Entradas antiguas