Prueban la existencia de un general babilonio citado sólo en la Biblia


LONDRES, 17/07/2007 (EFE/ACPress.net) 
Y la Biblia tenía razón. Por lo menos en lo que respecta a un erudito inglés que ha encontrado en el Museo Británico vestigios de un general babilonio hasta ahora desconocido, salvo por ser citado en el libro de Jeremías, en el Antiguo Testamento. 

El experto en la civilización asiria Michael Jursa ha descubierto una diminuta tablilla de arcilla en la que aparece citado el general babilonio Sarsequim, quien, según relata la Biblia, tomó parte en el asedio de Jerusalén. 

La mencionada tablilla está datada en el 595 antes de Cristo y sirve para dar testimonio de una ofrenda de oro presentada por Sarsequim en el templo principal de Babilonia. 

La tablilla, grabada con escritura cuneiforme, la más antigua conocida por el hombre, es anterior a la destrucción por parte del Imperio de Babilonia de Jerusalén, y está fechada nada menos que en el 587 antes de Cristo. 

Esta fecha está de acuerdo con lo que relata el capítulo 39 del Libro de Jeremías, en el que se menciona a Sarsequim como presente junto con Nabucodonosor, el rey de Babilonia, en el asedio a la ciudad de Jerusalén. 

Así, tanto el nombre, como la fecha y su relación con Babilonia en tiempos de Nabucodonosor dan constancia de la fidelidad del texto bíblico. 

ESCRITURA CUNEIFORME 
En la actualidad, sólo unos pocos eruditos en todo el mundo son capaces de descifrar la escritura cuneiforme, utilizada en Oriente Medio entre el 3.200 antes de Cristo y el segundo siglo de nuestra era. 

No es la primera vez que hechos históricos o geográficos mencionados en la Biblia y que eran desconocidos para la ciencia actual son reconocidos como verídicos a la luz de nuevos descubrimientos.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: