“El arca de la alianza”


“El arca de la alianza”

En ocasiones el origen de un post esté en un simple detalle o en un hecho que te llama la atención, el otro día decidí revisitar esa gran película de aventuras que es “En busca del arca perdida”, recuerdo que cuando era pequeño con motivo de mi primera comunión, me regalaron un libro con dibujos, donde tuve mi primera toma de contacto con dicho objeto.

Aquí está el libro de marras, que por cierto aún conservo, donde de una forma bastante amena eso sí, se narra el Antiguo y el Nuevo Testamento, supongo que adaptado para unas edades de 8 u 9 años que era lo uno tenía.
Un libro por cierto bastante cruel, con un Dios en el Antiguo Testamento bastante alejado de la bondad, una historia llena de muerte, donde se mezclan desde mi punto de vista “hechos históricos” con abundantes dosis digamos de ciencia ficción milenaria.
Por supuesto salía el objeto de este post, no podía ser de otra forma, con ilustración de Gianni di Luca y una breve explicación del origen.

Sería en 1981 y de la mano de Steven Spielberg cuando el famoso “arca” volvió a mi vida. Supongo que muy poca gente no habrá visto la película. Si recordáis el “arca” reaparece en Egipto, desde luego el bueno de Spielberg se encargo de de buscar uno de los escenarios más exóticos para ambientar gran parte de la acción y más en el periodo previo a la Segunda Guerra Mundial donde el Cairo era ciertamente un hervidero de espías nazis, por motivos bélicos y también es verdad en la búsqueda de objetos místicos.
Hay un momento en la cinta en que Harrisond Ford que se encuentra acompañado de su amigo el doctor Brody, recibe la visita de dos agentes del servicio secreto, que le ponen al tanto de los planes de Hitler con un objeto muy valioso. Enseguida lo identifica como el arca de la alianza. Jones y Brody comienzan a dar sus explicaciones sobre cómo es que el arca se encuentra en Egipto.

Lo que ellos explican no es más que una de las muchas hipótesis que se barajan para explicar la desaparición del “arca” del templo de Salomón. Es necesario hacer un poco de historia hacia el año Salomón (966-936 a. C) hizo construir un templo en Jerusalén cuya principal finalidad era que el arca reposase allí.
Si hasta ese momento en la Biblia se la menciona en más de doscientas ocasiones a partir de ese momento deja de ser mencionada, sólo en el 632 a. C en tiempos del rey Josías hay una pequeña mención que parece indicar que el arca seguía allí. Lo que es seguro es que cuando en el 587 a. C Nabuconodosor rey de Babilonia destruye Jerusalén matando al rey y a una gran cantidad de gente y obligando al exilio a gran parte de los supervivientes el arca ya no estaba allí, pues entre la lista de objetos transportados a Babilonia que se conserva integra, no se hace ninguna mención.

Sabemos que el sucesor de Salomón fue su hijo Roboam que tuvo que hacer frente a parte de los propios israelitas y hacía el año 930 a. C, a una campaña del faraón Sisaq.
Volviendo a la película tanto Jones como Brody mencionan la citada campaña, aunque la versión que estos relatan esta plagada de errores, ya se sabe que los americanos tienden a confundir las fechas. Por si esto fuera poco en el doblaje español hay un error inmenso pues dicen que la campaña del faraón fue en el 98 a. C, si se miran los subtítulos en inglés, la fecha aunque de nuevo errónea se aproxima algo más, 980 a. C.

Spielberg se baso en una de las múltipleshipótesis que circulan para explicar la desaparición del arca, que el faraón Sisaq no destruyo Jerusalén a cambio de que le fueran entregados todos los tesoros del templo, entre ellos el arca. Esto cinematográficamente serviría para explicar que el arca recalase en Egipto. Pero pruebas como en todo este asunto de la desaparición, más bien pocas.

El arca de la alianza (2ª parte)

Claro que en la cuestión del Arca de la Alianza, hay opiniones para todos los gustos.
Si acudiésemos a uno de los arqueólogos comtemporáneos más prestigiosos de IsraelAmnon Ben-Tor, lo tiene bastante claro: “hay cosas que no tiene sentido buscar son sólo leyenda”.
En el vértice contrario nos encontraríamos una de las figuras más convencidas de la existencia del arca, y por cierto todo un personaje de lo más pintoresco, el texano Vendyl Jones que paso de ser pastor bautista en Estados Unidos en los años cincuenta a convertirse al judaísmo más rancio en los sesenta. Llegando al extremo en que en el año 1967 cuando estalló la guerra de los seis días, consiguió que lo alistasen en el ejército de Israel en una patrulla de reconocimiento aéreo donde incluso obtuvo una condecoración, ya que gracias a su daltonismo Vendyl fue capaz de detectar, bajo las redes de camuflaje, los cañones jordanos que apuntaban a Jerusalén.
A partir de 1972 ha dirigido un buen número de excavaciones arqueológicas en busca de las reliquias del Templo de Jerusalén, entre ellas por supuesto el Arca de la Alianza.Todo ello en base al hallazgo en 1952 en las cuevas de Qumrám, de los rollos de cobre, precisamenteen uno de esos rollos de cobre del mar muertose hace una relaciónde las reliquias del Templo, y según su creencia el lugar de ocultamiento de las mismas la llamada cueva de las columnas y otras grutas.
Pero la verdad es que a pesar de esos más de 30 años de excavaciones el arca continua sin aparecer, si bien es cierto que a principios de los noventa encontró algunos restos y ánforas que atribuyó a actos ceremoniales del templo. También es cierto quelas autoridades le han puesto cada vez más inconvenientes a sus excavaciones muy limitados en los últimos lustros.
Por cierto Vendyl Jones interpuso una demanda contra Steven Spielberg, al que acusa de inspirarse en su persona para crear los caracteres de Indiana Jones, con un pliego de ocho páginas enumerando las coincidencias entre ambos. Son curiososalgunos de sus razonamientos, como cuando alega que además del apellido Spielberg prácticamente le robo el nombre para ello señala le quitó la primera y última letra, V-Endy-L, quedando Endy Jones. De todas formas Spielberg, puede estar tranquilo parece que la demanda no ha tenido ningún éxito.

Veamos ahora algunas de esas hipótesis que pretenden explicar la desaparición del arca. Amén de la citada teoría de que el faraón Sisaq se la llevó a Egipto hacia el 930 a. C, existen decenas de versiones sobre la posible localización del arca,algunas incluso con varias variantes.
¿Quién no ha oído hablar de Salomón y la reina de Saba? Pues según una leyenda milenaria etíope, cuando la reina de Saba (reino que debemos ubicar en Etiopía asuntoque los historiadores y geografos no tienen tan claro), volvió a su país estaba embarazada de Salomón. Nació su hijo Menelik I, que siendo joven hizo un viaje a Israel para conocer a su padre, y allí permaneció hasta los 19 años, según se cuenta Salomón ofreció a Menelik ser su sucesor, pero este no acepto. En cambio pidió a su padre regresar con gente de su corte sacerdotes e intelectuales a Etiopía para instaurar un reino similar al de Salomón en logros. Salomón le hizo una copia del Arca de la Alianza también, para que pudiera llevársela a Etiopía. Menelik la substituyó por la auténtica y se llevó la verdadera Arca a Etiopía, donde según la tradición etíope aún se encuentra, concretamente en la iglesia de Santa María de Sión.

Otros afirman que el arca aún se encuentra oculta bajo el templo en algún lugar aún sin descubrir. De un lado algunos textos hablan de que el rey Josías la oculto en uno de los túneles secretos excavados bajo el monte del Templo, debajo de la Setiyyah o Piedrade la Fundación. Esta creencia a dado lugar a algún episodio curiososo en la historia, un aventurero inglés el capitán MontagueParker creyendo en esta versión, inició unas excavaciones entre 1909 y 1911 tras dos años sin demasiado éxito en la noche del 18 de abril de 1911 no se le ocurrió otra idea que excavar bajo la mezquita de Omar, debajo de la cúpula de la Roca uno de los lugares más sagrados del Islám, descubiertos por un guardia huyeron apresuradamente evitando un linchamiento.

Según otras versiones cuando el rey hereje de Israel Manasés subió al poder, hacia el 640 a. C algunos israelitas huyeron llevándose el arca hacia el sur, por el Nilo hasta la isla de Debra Sehel allí construyeron un templo y estuvo por un espacio de varios siglos, hasta que de nuevo huyendo en esta ocasión de los propios egipcios la llevaron a Askum (Etiopía).

¿O hay que atenerse a la versión del 587 a. C según la cual el profeta Jeremías la escondió en una cueva del monte Nebó (Jordania) antes de que los babilonios arrasarran Jerusalén.

Otra teoría curiosa la del coronel médico norteamericano que participo en la SGM Howard Buechner, según él los nazis encabezados por el mitico Otto Skorzeny al que ya dedique un post, hallaron el arca y el tesoro de Salomón en Montsegur(pirineos franceses). Para Howard el arca de la alianza todavía se encontraba en Jerusalén en el año 70 de nuestra era, fecha del gran levantamiento judío contra Roma, el general romano Tito redujó a escombros Jerusalén y el Templo, pero tras esto los romanos realizaaron excavaciones y hallaron el arca de alianza y el tesoro de Salomón. Tras este éxito Tito envió el tesoro a Roma y ordeno construir el arco de Tito. He aquí una foto.

En la escultura se observa un candelabro de siete brazos y como los soldados transportan algo que el escritor asocía al arca. A partir de aquí una historia rocambolesca, fue pasando de emperador en emperador, hasta que el 410 el rey visigodo Alarico se hizo con la reliquia en su asalto a Roma. Trasladado el tesoro a Francia quedo escondido hasta que los nazis se hicieron con él, y siguiendo con la teoría el tesoro y el arca fueron trasladados a Alemania y ocultados en las cuevas de Exterstein. La muerte de Skorzeny nos impide preguntarle a él, aunque sus descendientes en Madrid quizás nos pudieran aclarar algo, de todas maneras esta hipótesis como novela está bien, pero conociendo a Otto Skorzeny a través de unos cuantos libros, si hubiese encontrado el arca lo hubiera publicitado a diestro y siniestro.

No me extenderé más hay teorías de todos los gustos y colores, implicando a templarios, a Musssolini, al Vaticano, si alguien tiene ganas se puede dar un atracón.

En estos instantes me estoy leyendo un libro la mar de entretenido del inglés Graham Hancock, donde defiende la teoría de que el arca se encuentra en Etiopía son 600 páginas llenas de preguntas e investigaciones, y desde luego uno descubre un montón de detalles curiosos, en un par de tardes me he leído 200 páginasy si ha alguien le gusta el tema se lo recomiendo. Y de paso a provecho para decir que este libro es anterior a la fiebre de Dan Brown, se publicó en 1992 con el título de “The sign and the seal” y fue traducido muy correctamente al español como “símbolo y señal”, sin embargo el otro cuando lo compre, me llevé la triste sorpresa de que ahora lo han rebautizado como véis, uno lo atribuye a Dan Brown y la vigente moda histórica/ficción.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: