El Niño Evangelista Nezareth Castirey

El Niño Evangelista Nezareth Castirey

 

Nezareth Casti rey

Nezareth Casti rey

Nezareth Castillo Rey, nació en un pueblo andino al este de Trujillo, a unos 550 kilómetros al norte de Lima y reside actualmente en Alto Chicama, donde asiste a una escuela pública en. Su maestra declaró que es buen alumno, muy apreciado por sus compañeros y que a veces le discute temas del curso de religión.

Nezareth, cuyo nombre, según su padre, Andrés Castillo, significa “Tierra Bendecida”, tiene gran facilidad de palabra y se conduce en el escenario, ante centenares de embelesados oyentes, con la desenvoltura de un experimentado orador. No solo predica, sino que se desplaza, danza y canta, incluso compone alabanzas para Cristo.

Para más Información fono: 44 – 200 732

C.E.T.R.: Nezareth ¿Cómo conoces a Jesucristo?

N.C.: Bueno yo vengo de una familia cristiana. Mi padre era un predicador evangelista y mi madre pastoreaba una iglesia en un pueblo que queda al norte de Perú.

Yo comencé a predicar a los 3 años de edad, yo creo que estaba en el plan del Señor, el propósito de Dios era escogerme como su Servidor. Conocí a Jesucristo una tarde donde le pregunte a mi mamá que yo quería predicar en su iglesia –donde ella pastoreaba- entonces ella me dijo: “Ya te invito a predicar a mi Iglesia”. Me aliste y nos fuimos a la iglesia esa noche; cuando llegamos mi madre le comunico a todos los que estaban congregados que no se rieran, porque algo especial iba a ocurrir esa noche. Entonces me presento y dijo: “Con ustedes les presentamos al predicador y cantante mas joven del mundo”. Me presento como todo un grande sin pensar lo que iba hacer el Señor en ese momento. El primer tema que dije fue Salmos 23 “Jehová es mi Pastor nada me faltará” desde ahí en adelante, he seguido predicando la palabra del Señor.

C.E.T.R.: ¿A que edad sabes que Dios te va a usar en la palabra?

N.C.: A la edad de 3 años.

C.E.T.R.: ¿Cuándo nace en Ti el llamado a ser Evangelista?

N.C.: Bueno eso nace desde muy pequeño.

C.E.T.R.: Bueno tu me dices que tus padres eran cristianos, alomejor ellos le pidieron a Dios que les diera un hijo con motivo de bendición.

N.C.: Bueno, Dios les reveló a mis padres que les iba a dar un hijo varón, que sería poderoso en la palabra y que estaría en él. Entonces ya es el cumplimiento de la profecía, esto de predicar me a nacido desde muy pequeño, porque mis padres siempre me inculcaron el camino de Dios. Mi mamá antes de acostarme me leía historias de la Biblia para que me quedará dormido. Cuando yo veía predicar a mi papá, yo deseaba estar predicando con él, entonces mi padre creó un triangulo de cuero y me ponía en su pecho. Mientras el predicaba yo lo observaba y le escuchaba. Desde ese entonces, el ya me estaba formando en el camino de Dios. Ahora que tengo 11 años me he dedicado mas a esta misión.

C.E.T.R.: ¿Cómo compatibiliza tu Ministerio con tus estudios?

N.C.: El Director, los profesores y todo el colegio sabe que predico, entonces el promoto

r me da permiso para salir de gira por 2 o3 semanas; cuando llego me pongo rápidamente al día y el mismo profesor que me enseña en el colegio, me ayuda por las tardes. Me nivelo muy rápido, doy mis exámenes y todo sale bien gracias a Dios.

C.E.T.R.: A parte de ser un gran Evangelista ¿Eres cantante?

N.C.: Si, yo soy cantautor. Solamente en la música me ayuda mi papá y mi tío, gracias a Dios he podido sacar una grabación en una sala profesional y muy pronto estaré sacando el 2do volumen, a mediados del 2006.

C.E.T.R.: ¿Son todos tus temas inspirados por Dios?

N.C.: Si, todas las alabanzas son inspiradas por Dios y escritas por mi.

C.E.T.R.: ¿Tocas algún instrumento?

N.C.: Toco guitarra; mi tío Víctor es un músico profesional, toca el bajo y la guitarra, me ha enseñado mucho a tocar instrumentos.

C.E.T.R.: Tu Ministerio se llama Jesús de Nazareth ¿Puedes contarnos algo acerca de esto?

N.C.: Esto esta en Trujillo al norte de Perú. Los hermanos que componen el Ministerio son de diferentes lugares, unos son de Lima, de Chepen, otros de Casa Grande, de Chequito; cuando ten

emos cruzadas nos reunimos todos en un mismo lugar.

C.E.T.R.: También has estado en Puerto Rico y con él hermano Yiye Ávila

N.C.: Cuando tenía 6 años yo estuve con Yiye Ávila, después no le he vuelto a ver, pero si me ha llamado. En la Cadena de Milagro estuvimos predicando, él es un hombre bien humilde, un hombre de Dios; esa vez el me pidió que orara por él y él oró por mi, en aquella ocasión cayo la presencia de Dios muy fuerte.

C.E.T.R: Los acontecimientos que estamos viviendo como, terremotos, huracanes, maldad, pestilencia, crees que ¿Cristo viene pronto?

N.C.: Bueno creo que Dios esta enfadado con la tierra por tanta maldad, pero la gracia de Dios abunda, hay más cristianos, más iglesias pero creo que debemos estar mas preparados porque Cristo se acerca y ÉL viene pronto a recoger a su Iglesia.

C.E.T.R.: Nezareth ¿No sientes miedo de que cuando seas adolescente pierdas esta unción que Dios te ha dado?

N.C.: No, porque cuando uno tiene trabajo esta muy concentrado y recargado. Yo casi no tengo tiempo para otras cosas, ni siquiera para el fútbol.

C.E.T.R.: ¿Qué le dirías a esos niños que ven en ti un ejemplo?

N.C.: Yo creo que cada niño tiene su don, su talento, ya que todos los niños son inteligentes, el ser humano es inteligente; todo nacemos con inteligencia, solamente tenemos que desarrollarla. Yo le diría a los niños que se esfuercen en todo, que amen a sus padres, que amen a Dios sobre todas las cosas y que se den siempre el tiempo de buscar a Dios. Además recordarle a los padres que den un buen ejemplo a sus hijos, ya que todo lo que ven los niños de ellos, eso aprenden. Se sabe que un día debemos dar cuenta a Dios y ÉL nos preguntará por nuestros hijos, entonces debemos tomar en cuenta eso.

C.E.T.R.: ¿Qué opinas de la corrupción política que ha vivido Perú?

N.C.: El Gobierno en Perú esta bien destruido y maltratado, la gente no puede ver al actual Presidente Alejandro Toledo. En la gran mayoría de los buses y carros, escriben pancartas que dicen palabras malas en contra del Presidente, por la corrupción y el robo de los gobernantes. No se respeta a la gente pobre o la gente que necesita; entonces yo creo que el Señor me va hacer llegar a esas personas (Gobierno) para predicarles y cambien sus vidas, para que Perú sobresalga y no este tan retrasado en este tiempo.

C.E.T.R.: ¿Te gustaría ser Presidente de Perú?

N.C.: Bueno, si el Señor me lo permite, claro. Todo esta en sus planes, pero si ÉL así lo quisiera, le pediría sabiduría e inteligencia como lo hizo el Rey Salomón.

C.E.T.R.: ¿Cómo esta el Evangelio en Perú?

N.C.: Bueno, allá esta en un 15%, pero la idolatría aún sigue costa, en la selva. Sin embargo el evangelio esta subiendo con fuerza; en cada esquina encuentro a un cristiano, en el taxi, en el que vende, en la calle. Cada vez que nos encontramos con un evangélico, es un momento de alegría y satisfacción, ya que, vemos que el esfuerzo de nuestro trabajo a dado resultado.

C.E.T.R.: Nezareth, ¿Cómo preparas el mensaje…lo preparas, te lo da el Señor, lo estudias o el Señor te dice Predica de esto?

N.C.: Bueno, yo leo la Biblia mas que todo, el Señor me indica cual es el pasaje o tema que debo dar, conforme a este pasaje uno debe desarrollar un tema, entonces leo y le pido a Dios la sabiduría para poder desarrollarlo y especificarle bien a la gente. Entonces cuando el Señor me da palabras y me subo a predicar, me transformo en una persona diferente, ya no soy un niño que patea la pelota o que juega con su hermanita, en ese lugar me transformo y el Espíritu Santo me revela al mismo tiempo que voy predicando.

C.E.T.R.: ¿Tu predicas lo que la Biblia dice?

N.C.: Así es, el Pecado es Pecado, a lo bueno hay que llamarle bueno.

C.E.T.R.: ¿También sabemos que Dios te ha dado el Don de Sanidad?…puedes contarnos de eso.

N.C.: Si, el Señor me dio el don de Sanidad y yo comencé a desarrollarlo este año (2005). Me di cuenta que cuando Dios nos llama, es por algo muy poderoso, entonces yo lo probé. Cuando Dios me dio la autoridad, puse la mano sobre los enfermos. En el Perú fue donde comenzó, llego un enfermo de cáncer y al poner las manos sobre el, al instante sanó. Los sordos oían rápidamente, los ciegos veían, los mudos hablaban, los tumores ya no estaban. Entonces me di cuenta que Dios me había llamado para esto también.

C.E.T.R.: ¿Tienes algún caso que te haya impactado sobre una manera especial?

N.C.: Bueno en Calama-Chile, estuvimos predicando 3 noches, la última noche llegó una familia que tenia una hijita que nació sin oído. Ellos no pudieron entrar a la Iglesia porque estaba repleto, entonces se quedaron afuera en donde había una pantalla gigante. Cuando llegué a la parte de la oración por los enfermos, la familia oró desde ese lugar. Cuando llegaron a su casa, alrededor de la 01:00 a.m la niña se despertó y le dijo a sus padres: Dios me ha sanado, ÉL me ha tocado, Dios uso a ese niño y ahora estoy sana. Entonces trajeron a la niña y me contaron el testimonio. Sentí la presencia de Dios muy bonita, todos nos pusimos a llorar y cayo la presencia del Señor. El papá estaba un poco incrédulo, no podía entender que su hija podía escuchar, entonces le puso un tamponcito y le hablaba en el oído que no tenia y le decía “di esta palabras amor, felicidad” entonces la niña repetid lo que el decía.

C.E.T.R: ¿Qué dicen tus padres de todo esto?

N.C.: Ellos están contentos y felices; mas que todo han sabido cuidar mi niñez y en el campo de la predicación.

C.E.T.R.: Nezareth …¿Cómo te preparas espiritualmente?

N.C.: Bueno, yo oro con todos los hermanos del Ministerio, tenemos un Maestro de Discipulado y Teología que nos enseña. Además ayunamos de 3 a 7 días, hacemos vigilias en donde cantamos y tenemos meditaciones bíblicas. Todas estas cosas son muy lindas cuando se hacen para Dios y con Amor.

C.E.T.R.: ¿Tu vas a orar al desierto también?

N.C.: Cuando tenemos días de cruzadas muy extensas, por ejemplo 3 predicaciones en un solo día, la preparación es en casa o en el desierto ya que tiene que ser mas fuerte aún y mas entregada.

C.E.T.R.: ¿Cómo se logra dar un mensaje con tanta unción?

N.C.: Mas que todo se debe estar integro para el Señor y orar; debe haber un sometimiento a Dios, ya que cuando uno se somete, la unción de Dios cae en el momento indicado.

C.E.T.R.: Nezareth, debido a los últimos acontecimientos que han hecho noticia sobre la situación limítrofe entre nuestros países ¿Cuál es tu opinión sobre esta rivalidad entre chilenos y peruanos?

N.C.: Yo creo que este conflicto no lo crea Dios, porque muchos dicen que por causa de ÉL nosotros estamos así; yo creo que por causa del hombre estamos así, ya que el ser humano lleva odio, envidia y orgullo hacia las personas de diferentes razas, pero a pesar de ser diferentes, todos somos hermanos, somos hijos y creemos en el mismo Dios. Al Dios que servimos en el Perú, es el mismo que sirven acá en Chile. Yo creo, que este conflicto pronto pasará, y como dice un hermano amigo, si se vienen todos los peruanos a Chile, vamos a formar una sola nación entre Chile y Perú (risas).

C.E.T.R.: ¿Qué le dirías a esas personas, que dicen que lo tuyo es un Show?

N.C.: Que esto no es un Show, es algo importante que ninguna persona te lo puede dar en el mundo. Esto no es como muchos dicen que soy un charlatán, yo solamente les traigo palabra de Dios. Esto no es ningún Show, no presentamos payasos, ni animales, ni elefantes, ni nada, nosotros solamente presentamos a Cristo y predicamos acerca de ÉL a la gente para que puedan tener la Salvación y así encontrar el camino al cielo. Les predicamos para que la venda de sus ojos sea quitada, las cadenas sean rotas y se levanten del polvo en donde han caído para que puedan tener vida eterna.

C.E.T.R.: Para concluir, ¿Qué mensaje le darías a nuestros auditores y cibernautas?

N.C.: Bueno, en cada nación y pueblo hay necesidad de Dios. Yo les quiero decir que hoy es el tiempo de preguntarnos a nosotros mismos que es lo que estoy haciendo y acercarnos mas a Dios. Debemos poner nuestra fe en Dios amándolo por sobretodas las cosas, tenemos que entregarle nuestra vida a Jesús y aceptarle como nuestro Señor y Salvador. A los hermanos en la fe, les digo en el amor del Señor, que permanezcamos aferrados a la mano de Dios, siguiendo siempre las pisadas del maestro y estar preparados por que Cristo Viene.

Fuente:

http://www.cristoesturuta.cl/notasprimicias/Entrevistas/NezarethCastirey.asp

Anuncios

Mi proyecto de vida


.Una revista para todo cristiano · Nº 4 · Julio – Agosto 2000
 

“Alégrate, joven, en tu juventud, y tome placer tu corazón en los días de tu adolescencia; y anda en los caminos de tu corazón y en la vista de tus ojos; pero sabe, que sobre todas estas cosas te juzgará Dios. Quita, pues, de tu corazón el enojo, y aparta de tu carne el mal; porque la adolescencia y la juventud son vanidad.” Eclesiastés 11:9-10

Mi proyecto de vida

Generalmente, y sobre todo los fines de semana, los jóvenes se hacen “panoramas” para emplear su tiempo libre. Luego de todas las cosas que durante la semana ocupan su tiempo, para el fin de semana se busca algo distinto, sea con alguna amistad agradable, o en un paseo, un espectáculo, etc.

En el texto transcrito se nos ofrece la vida para vivirla. Hay alternativas, hay panoramas, hay alegrías, hay juventud. Delante de ti están todas las oportunidades placenteras. Sólo que hay un “pero”. Dice: “Sobre todas estas cosas te juzgará Dios.”

A veces, los jóvenes piensan que es muy temprano para pensar en un juicio, que eso está muy lejos, cuando llegue la vejez o cuando venga Cristo. Pero nosotros tenemos que saber que la vida es muy efímera. Como dice el profeta: “Es como la flor de la hierba, que a la mañana crece y a la tarde ya está marchita” (Salmo 90:5-6). Así es la existencia del hombre.

Pudiera ser que los años sean 70 ú 80 en los más robustos, pero aún así eso es todavía muy poco. No nos damos cuenta cómo pasan las horas, los días, los años. Un joven entra a la Universidad y piensa que va a estar allí un tiempo larguísimo. Pero no se da cuenta cuando termina su carrera y tiene que trabajar.

El tiempo que tenemos para tomar decisiones importantes es el que va entre los 14 y los 25 años. Si el proyecto de vida no se resuelve en esa edad, tal vez no se resuelva nunca.

No nos damos cuenta cuando tenemos 45 años y estamos en la cima de la existencia humana. Cuando ya la curva que iba ascendiendo llegó a la cumbre, para luego descender hasta la vejez. Entonces nos damos cuenta de que no hemos vivido, que se nos pasó el tiempo, que no hicimos cosas importantes.

El hombre, a los 45 años suele sufrir una crisis, y decir: “¡¿Qué he hecho con mi vida?!” Y se da cuenta de que no ha hecho nada importante. Entonces trata de emprender las grandes cosas que antes nunca emprendió. Así es la vida.

El proyecto de vida

Cada generación tiene que plantearse esa pregunta: ¿Qué voy a hacer con mi vida? ¿Cuál es el proyecto de mi vida? Y entonces, es preciso tomar una decisión tempranamente, para luego invertir la vida en algo que resulte en beneficio para la causa del Señor Jesucristo.

Haz lo que quieras con tu vida -dice el Predicador en Eclesiastés- toma la decisión que quieras, pero debes saber que Dios te está mirando y está evaluando tus decisiones. Hay un Dios que está evaluando cuando tú decides, cada fin de semana, qué vas a hacer con tu tiempo, y con quién vas a pasar esas horas.

Por lo mismo, la Palabra dice: “Quita, pues …”. Ese “quita, pues”, es, entonces, la recomendación que viene inmediatamente al saber que hay un Dios que nos mira: “Quita, pues, de tu corazón el enojo, y aparta de tu carne el mal.”

Cuántas veces -en la juventud- el corazón se llena de enojos, porque el proyecto de vida que empezamos a soñar desde la más tierna infancia, se ve obstaculizado. Un proyecto de vida contempla educación, familia, trabajo, etc., y muchas veces ese proyecto se está truncando tempranamente, por alguna razón. Sea porque no tuvieron los padres que ellos hubiesen querido tener; o porque no tuvieron los recursos económicos, o porque no tienen la capacidad para un buen rendimiento escolar.

Y entonces ellos piensan que su vida no es lo que hubieran querido. A veces se afligen pensando: “¿Por qué no fui algo mejor?”. Y a veces tienen un enojo aun con Dios mismo: “¿Por qué no me hiciste un poco más inteligente?” A veces piensan: “¿Por qué tengo ya esta edad? Ya se me está acabando el tiempo, y no tengo el atractivo o la dulzura como para ser una persona deseada.” Entonces se enojan con su nariz, con la forma de sus ojos, con su pelo, con su estatura. “¿Por qué no soy más delgado?” -dicen-. “No me va a tocar la suerte de hacer un buen  matrimonio, y el proyecto de mi vida fracasará.”

El plan de Dios para los jóvenes creyentes

Pero ¿sabes, querido hermano joven? Hay un proyecto que Dios tiene para ti: Y es que tú seas configurado a la imagen de Jesucristo. Dios ha preparado para ti un proyecto de vida. Has sido diseñado para expresar su gloria, para llevar eternamente la gloria de una Persona, la gloria de Cristo el Señor.

Si hoy no eres como Él, tienes la opción de ser como Él. El gran proyecto de vida que Dios tiene para ti es ese. Y tú tienes que aceptarlo, aunque fracases en todo lo demás.

Es posible que los fracasos que tengas en todo lo demás sean el medio que Dios utilizará para que tú te rindas al Señor, para que, rendido a la voluntad de Dios, lo aceptes. Así, aunque no te cases, aunque no seas un profesional, aunque un día te cases y no precisamente con la persona que deberías haberte casado, aunque no llegues a tener los hijos que soñaste tener, de todas maneras el propósito final de tu vida se cumplirá.

Dios ha permitido y ha deparado para nosotros una vida que, aunque esté llena de tribulaciones, finalmente, el resultado de ella será que Dios formará en nosotros el carácter y la imagen de su bendito Hijo.

Y entonces decimos: ¡Gracias, Señor, ha valido la pena vivir! Y entonces nos abandonamos a ese proyecto y empezamos a tener un panorama distinto. Luego, no importará cuál sea la “onda” que haya por delante, y lo que hagan mis amigos. A mí lo que me interesará será agradar a mi Señor.

Hay libertad para vivir como quieras. Sólo que hay un Dios que te creó con propósito. Y si lo aceptas, has de considerar su salvación y su voluntad para tu vida. Dios no tiene considerado para ti que caigas en pecado, en errores, en infortunios, en vicios, degradaciones, para que finalmente aprendas a vivir como a Él le agrada. El quiere que tú, ahora que eres joven, voluntariamente adhieras a ese propósito.

Acuérdate de tu Creador ahora

Eclesiastés 12:1 dice: “Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud”. Los jóvenes dicen: “Más adelante. Primero voy a gozar mi vida; soy muy joven para restringirme en un camino cristiano. Yo primero voy a gozar la vida”. Y entonces toman por la “cultura del despilfarro”.

Entonces toman la decisión del hijo pródigo, de tomar los bienes y gastarlos; y las luces de neón los llamarán para que vayan a las discotecas y lo pasen bien. Y dirán: “Cristo no está contemplado todavía dentro de mi ‘panorama’. Más adelante, sí.”

Pero la Escritura te recomienda acordarte de tu Creador ahora que eres joven. Porque luego llegará el día de la vejez, que es cuando el proyecto de tu vida estará consumado. Allí se comprobará si fuiste un vencedor o un perdedor. Hay un plazo para vivir la vida, y es muy breve. Llega el día de la vejez cuando vienen los sinsabores y las enfermedades, la debilidad y la muerte. Y entonces es tarde para escoger.

“Serás -dijo el poeta Daniels-, lo que debes ser o no serás nada.” Cuando tú eres lo que debes ser, es porque tomaste una sabia decisión tempranamente. Y lo que debes ser tú es, en primer lugar, una persona cristiana, una mujer y un hombre cristiano. Uno que tiene a Cristo en su corazón; uno que acepta el plan de Dios para su vida. Y si tú no eres lo que debes ser a partir de ahora, no serás nada en la vida, aunque logres ser el mejor profesional, aunque tengas la mejor familia.

Puede ser que la mayoría de los jóvenes ya sabe bastante de amarguras y de sinrazones. La época que nos ha tocado vivir está marcada por una crisis existencial. Pero los jóvenes cristianos tienen un Salvador totalmente suficiente y poderoso para vivir una vida victoriosa, y sobreponerse al tiempo difícil que nos ha tocado vivir.

Con todo, esta época es también la más gloriosa del cristianismo. Tal vez nosotros esperemos en pie a nuestro Salvador. Tal vez a nosotros nos toque recibir a Cristo. No morir, sino ser arrebatados. ¡Un tiempo glorioso! Además, nunca ha habido más luz de la Palabra que en todo este tiempo que estamos viviendo nosotros ahora. Nunca la fe fue tan clara como en nuestro tiempo.

Un llamado final

Antes que llegue ese tiempo de la decrepitud, hay que tomar una decisión. Hay que concretar el proyecto de vida ahora. La verdadera libertad consiste en escoger qué es lo que gobernará mi vida. ¿Será mi profesión, será mi familia? ¿En qué voy a basar yo el proyecto de mi vida? Tú necesitas descubrir las riquezas que hay en Cristo a fin de gozarte en Él, y así salir del tedio de una vida carente de propósito.

Cuando Cristo es una realidad en tu vida desaparece cualquier otro panorama, quedando como única fuente de vida y gozo, seguro aliciente y poderoso motor que impulsa la vida, el Señor Jesucristo. Caminar a la luz de su rostro con temor es el principio de la sabiduría. Quien tenga esta realidad espiritual, no teme al mañana.

Ahora, te haré una invitación. Si aun no has entregado tu vida al Señor, si no has autorizado al Señor para que haga su voluntad en tu vida, es tiempo de que lo hagas.

Tienes que decidir ahora: ¿Quién va gobernar mi vida? ¿Quién es el motor que va a impulsar todo lo que yo voy a hacer en la vida? Cristo es el que tiene que ocupar el centro de tu corazón. Te invito a confiar en Él, y a considerarlo en todos tus caminos.

***

 

http://www.aguasvivas.cl/revistas/04/11.htm

Shemá Israel

Shemá Israel

Shemá Israel (Del hebreo, שְׁמַע יִשְׂרָאֵל, “Oye, oh Israel”), son las primeras palabras y el nombre de una de las principales plegarias de la religión judía en la que se manifiesta su credo en un sólo Dios.

Shemá Israel consistía originalmente en un único verso que aparece en el quinto y último libro de la Torá, el Libro de Deuteronomio, Deuteronomio 6:4 que dice: “Escucha, oh Israel, el Señor es nuestro Dios, el Señor es Uno” (שְׁמַע יִשְׂרָאֵל, ה’ אֱלֹהֵינוּ, ה’ אֶחָד; Shemá Israel, Adonai Eloheinu, Adonai Ejad;), considerado[1] la expresión fundamental de la creencia judía monoteísta.

Sin embargo, la plegaria litúrgica consiste en 3 fragmentos extraídos de los libros del Deutoronomio (Deut. vi. 4-9, xi. 13-21) y de los Números (Num. xv. 37-41), considerados una reminiscencia del éxodo de Egipto.

Los creyentes la recitan dos veces por día, en las oraciones de la madrugada y del atardecer. Asimismo, Shemá Israel es el último rezo en boca de un judío antes de morir, y como tal debieron ser las últimas palabras de millones de judíos creyentes antes de ser exterminados por la Alemania Nazi.

Historia 

Originalmente, la Shema consistía sólo de un verso: Deuteronomio 6:4 (ver Talmud Berachot Sukkot 42 bis y 13 ter). La recitación del Shema en la liturgia, no obstante, consiste en tres porciones: Deuteronomio 6:4-9, 11:13-21, y Números 15:37-41. Estas tres partes se refieren a cuestiones centrales de la creencia judía.

Además, el Talmud señala que sutiles referencias a los Diez Mandamientos se pueden encontrar en las tres porciones. Como los Diez Mandamientos fueron retirados de la oración cotidiana, en el Mishnaic período, la Shema es visto como una oportunidad para conmemorar los diez mandamientos.

El texto hebreo de los dos primeros párrafos de la Shema, como se escriben en un mezuzah:

Véase también

Shema Yisrael, Adonai Elojenu, Adonai Ejad Voz Baja : (Baruj Shem Kevod, Maljuto leolam Vaed)

Enlaces externos  

Obtenido de “http://es.wikipedia.org/wiki/Shem%C3%A1_Israel

 

¿Dijo Jesús alguna vez ser Dios?

¿Dijo Jesús alguna vez ser Dios?

¿Jesús es Dios? Comprueba estas interesantes afirmaciones…

Los primeros seguidores de Jesús parecían estar completamente convencidos de que Él era plenamente Dios en forma humana. Pablo dijo, “El es la imagen del Dios invisible… agradó al Padre que en El habitara toda la plenitud.” Juan dijo que Jesús creó el mundo. Pedro dijo, “todo el que cree en El recibe el perdón de los pecados.”

¿Pero qué decía Jesús acerca de sí mismo? ¿Alguna vez se identificó como Dios? Según dice la Biblia, sí, sin duda. A continuación tienes algunas cosas que dijo durante su tiempo en la tierra, en su contexto.

¿Jesús es Dios? Cómo insinuó que era Dios:

“Por esto los judíos le dijeron: Aún no tienes cincuenta años, ¿y has visto a Abraham? Jesús les dijo: En verdad, en verdad os digo: antes que Abraham naciera, yo soy. Entonces tomaron piedras para tirárselas, pero Jesús se ocultó y salió del templo.” (Juan 8:57-59)

“‘Yo y el Padre somos uno.’ Los judíos volvieron a tomar piedras para apedrearle. Jesús les dijo: Os he mostrado muchas obras buenas que son del Padre. ¿Por cuál de ellas me apedreáis? Los judíos le contestaron: No te apedreamos por ninguna obra buena, sino por blasfemia; y porque tú, siendo hombre, te haces Dios.” (Juan 10:30-33)

“Jesús exclamó y dijo: El que cree en mí, no cree en mí, sino en aquel que me ha enviado. Y el que me ve, ve al que me ha enviado. Yo, la luz, he venido al mundo, para que todo el que cree en mí no permanezca en tinieblas.” (Juan 12:44-46)

“Entonces, cuando acabó de lavarles los pies, tomó su manto, y sentándose a la mesa otra vez, les dijo: ¿Sabéis lo que os he hecho? Vosotros me llamáis Maestro y Señor; y tenéis razón, porque lo soy. Pues si yo, el Señor y el Maestro, os lavé los pies, vosotros también debéis lavaros los pies unos a otros.” (Juan 13:12-14)

“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí. Si me hubierais conocido, también hubierais conocido a mi Padre; desde ahora le conocéis y le habéis visto. Felipe le dijo: Señor, muéstranos al Padre, y nos basta. Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo he estado con vosotros, y todavía no me conoces, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo dices tú: ‘Muéstranos al Padre’?” (Juan 14:6-9)

¿Jesús es Dios? Cómo describió a sí mismo:

“Entonces Jesús les dijo: En verdad, en verdad os digo: no es Moisés el que os ha dado el pan del cielo, sino que es mi Padre el que os da el verdadero pan del cielo. Porque el pan de Dios es el que baja del cielo, y da vida al mundo. Entonces le dijeron: Señor, danos siempre este pan. Jesús les dijo: Yo soy el pan de la vida; el que viene a mí no tendrá hambre, y el que cree en mí nunca tendrá sed.” (Juan 6:32-35)

“Jesús les habló otra vez, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. Entonces los fariseos le dijeron: Tú das testimonio de ti mismo; tu testimonio no es verdadero. Respondió Jesús y les dijo: Aunque yo doy testimonio de mí mismo, mi testimonio es verdadero, porque yo sé de dónde he venido y adónde voy; pero vosotros no sabéis de dónde vengo ni adónde voy.” (Juan 8:12-14)

“Entonces Jesús les dijo de nuevo: En verdad, en verdad os digo: yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que vinieron antes de mí son ladrones y salteadores, pero las ovejas no les hicieron caso. Yo soy la puerta; si alguno entra por mí, será salvo; y entrará y saldrá y hallará pasto. El ladrón sólo viene para robar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. Yo soy el buen pastor; el buen pastor da su vida por las ovejas.” (Juan 10:7-11)

“Y Marta dijo a Jesús: Señor, si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto. Aun ahora, yo sé que todo lo que pidas a Dios, Dios te lo concederá. Jesús le dijo: Tu hermano resucitará. Marta le contestó: Yo sé que resucitará en la resurrección, en el día final. Jesús le dijo: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque muera, vivirá, y todo el que vive y cree en mí, no morirá jamás. ¿Crees esto? Ella le dijo: Sí, Señor; yo he creído que tú eres el Cristo, el Hijo de Dios, el que viene al mundo.” (Juan 11:21-27)

¿Jesús es Dios? Lo que dijo que había venido a hacer:

“Pero Jesús, llamándolos junto a sí, dijo: Sabéis que los gobernantes de los gentiles se enseñorean de ellos, y que los grandes ejercen autoridad sobre ellos. No ha de ser así entre vosotros, sino que el que quiera entre vosotros llegar a ser grande, será vuestro servidor, y el que quiera entre vosotros ser el primero, será vuestro siervo; así como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos.” (Mateo 20:25-28)

“Porque enseñaba a sus discípulos, y les decía: El Hijo del Hombre será entregado en manos de los hombres y le matarán; y después de muerto, a los tres días resucitará. Pero ellos no entendían lo que decía, y tenían miedo de preguntarle.” (Marcos 9:31-32)

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en El, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque Dios no envió a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por El. El que cree en El no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.'” (Juan 3:16-18)

“‘Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que viene a mí, de ningún modo lo echaré fuera. Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió. Y esta es la voluntad del que me envió: que de todo lo que El me ha dado yo no pierda nada, sino que lo resucite en el día final. Porque esta es la voluntad de mi Padre: que todo aquel que ve al Hijo y cree en El, tenga vida eterna, y yo mismo lo resucitaré en el día final.'” (Juan 6:37-40)

¿Aún te preguntas si Jesús es Dios? Puedes leer más acerca de lo que dijo Jesús en el libro de la Biblia que se titula Juan.

http://www.cadaestudiante.com/es/articulos/dijo.html

La Biblia: Inspirada por Dios

La Biblia: Inspirada por Dios

*Tomado de Grandes Temas Bíblicos -Lewis Sperry Chafer- CLIE-


Muchos de los libros del AT fueron compuestos en Palestina. Algunos, sin embargo, fueron escritos o traducidos en Egipto y, sobre todo, en Mesopotamia. Incluso los que nacieron en Palestina acusan la influencia de las culturas y literaturas vecinas.

Entre los elementos que favorecieron este entrecruzamiento cultural tenemos: las rutas comerciales y el idioma. Así, tenemos: la famosa via maris que unía Mesopotamía y Egipto pasando por Palestina, vio cruzar ejércitos y caravanas y con ellos, las letras y las artes, la cultura en una palabra.

La Biblia es el único libro escrito por inspiración de Dios, en el sentido de que Dios ha guiado personalmente a sus escritores. La inspiración de la Biblia se define como una enseñanza que Dios ha impartido directamente a sus autores y que, sin destruir ni anular su propia individualidad, su estilo literario o intereses personales, Dios ha transmitido en la misma Su completo e íntimo pensamiento, y así ha quedado registrado por sus autores humanos. Al formar las Escrituras, es cierto que Dios empleó a escritores humanos; pero esos hombres, aunque no pudieran haber comprendido todo lo que estaban escribiendo, sin embargo, bajo la guía de Dios y su mano directriz, produjeron los 66 libros que forman la Biblia, en la cual se halla una fascinante continuidad y una constante evidencia de la obra del Espíritu Santo dirigiendo sus plumas.

Por tanto, aunque escrita por medios humanos, la Biblia es el mensaje de Dios al hombre, más bien que un mensaje del hombre para su prójimo. Sin importar si las palabras registradas son las que Dios dictó literalmente, las copias halladas de antiguos códices y los resultados de la investigación acerca de los autores humanos, o de sus pensamientos, aspiraciones y temores, demuestran que en cada detalle Dios guió a esos hombres de tal forma que lo que ellos escribieron fue precisamente lo que Dios intentó que escribieran, con el resultado, pues, de que la Biblia es, ciertamente, la Palabra de Dios. Aunque ciertos pasajes de la Biblia puedan diferir notablemente en su carácter, todas y cada una de las palabras de la Escritura son igualmente inspiradas por Dios.

La doctrina de la inspiración, precisamente por ser sobrenatural, presenta algunos problemas para la comprensión humana. ¿Cómo puede un autor humano, registrando sus propios pensamientos y sus conocimientos, ser guiado para escribir exactamente lo que Dios desea que escriba? Precisamente por existir preguntas como ésta, se han aventurado algunas opiniones, como la de la extensión del control divino sobre los autores humanos. Existen diversas «teorías de la inspiración», y todos los intérpretes de la Biblia siguen alguna de tales teorías. La perspectiva de la inspiración aceptada por el comentarista es el fundamento sobre el cual están construidas todas las interpretaciones de la Biblia, y por tal motivo es preciso prestar una cuidadosa atención a la verdadera perspectiva de la inspiración.

A. TEORIAS DE LA INSPIRACION

1. Inspiración verbal y plenaria. En la historia de la iglesia, la visión ortodoxa de la inspiración ha sido descrita como verbal y plenaria. Por inspiración verbal se quiere significar que el Espíritu de Dios fue quien guió la elección de las palabras usadas en los escritos originales. Sin embargo, la Escritura indica la factura humana. Varios libros de la Biblia reflejan las características personales del escritor, en estilo y vocabulario, y con frecuencia sus personalidades están expresadas en sus pensamientos, opiniones, plegarias o temores. No obstante, aunque son evidentes los elementos humanos en la Biblia, la doctrina de la inspiración plenaria sostiene y afirma que Dios lo dirigió, de tal forma que todas las palabras que fueron usadas, lo fueron igualmente por Dios, e inspiradas por El. Esto se pone de relieve por el uso de la palabra «plenaria», que significa «completa inspiración», como término opuesto a los puntos de vista que afirman que sólo hay una parcial inspiración en la Biblia.

Otras palabras descriptivas adicionales se añaden con frecuencia para aclarar lo que es la doctrina ortodoxa. Se declara que la Escritura es infalible en el sentido de ser precisa e inmune a todo error. También se declara que la Escritura es inerrable, significando con ello que la Biblia no contiene ningún error, como declaración de hecho. Aunque la Biblia puede registrar en ocasiones declaraciones de los hombres que no son ciertas, o incluso palabras de Satanás, como en Génesis 3:4, en todos esos casos, aunque la declaración atribuida a Satanás o a los hombres está fielmente registrada, está claro que Dios no afirma la verdad de tales declaraciones. Al afirmar que la Biblia está verbal y totalmente inspirada, además de ser inerrable e infalible en sus declaraciones de la verdad, se sostiene que la guía perfecta y sobrenatural de Dios es suministrada a toda palabra de la Escritura, de tal forma que la Biblia pueda ser considerada como una precisa y exacta declaración de la verdad divina.

La seguridad de la inspiración se aplica, por supuesto, a los escritos originales solamente y no a las copias, traducciones o anotaciones. Como no existe ningún manuscrito original, los eruditos se han extendido en gran medida para determinar la precisión del texto de la Biblia de que ahora disponemos. Para el propósito de enseñar la verdad, puede presumirse y tenerse por cierto de que nuestras presentes copias de la Biblia son exactas reproducciones de los escritos originales. Si bien existen pequeñas variantes en el texto, tales variaciones apenas afectan cualquier enseñanza de la Biblia y los hallazgos posteriores de manuscritos tienden a confirmar esta conclusión.

Para todos los propósitos prácticos, el Antiguo Testamento, escrito en hebreo, y el Nuevo, redactado en griego, pueden ser aceptados como la verdadera Palabra de Dios y una auténtica declaración de lo que Dios intentó comunicar al hombre.

2. Teoría mecánica o del dictado. En contraste con la verdadera doctrina de la inspiración, que permitió a los autores humanos, con su personalidad, redactar los escritos bajo la dirección de Dios, algunos han sostenido que Dios realmente dictó la Escritura y que los escritores de la Biblia actuaron sólo como taquígrafos. Pero si Dios hubiese dictado la Biblia, el estilo de la redacción y el vocabulario de la Biblia sería el mismo en toda su extensión. En muchos casos los autores de la Escritura expresaron sus propios temores y sentimientos, o sus plegarias para la salvación divina, y de diversas maneras dejaron la impronta de su personalidad en el registro divino. La oración surgida del corazón de Pablo por Israel, en Romanos 9:1-3, por ejemplo, habría perdido su significado de haber sido dictada por Dios.

De acuerdo, pues, con lo anteriormente expresado, mientras que la inspiración se extiende a toda palabra de la Escritura, no se desestima la personalidad humana, el estilo literario o el interés personal. La Biblia afirma la realización humana, al igual que lo hace con la autoridad divina del Libro. Dios cumplió con exactitud lo que El quiso al dirigir a los autores humanos que la escribieron, pero sin el proceso mecánico del dictado. Algunas porciones de la Biblia fueron dictadas por Dios y así está indicado en el mismo texto sagrado, pero la mayor parte de la Biblia fue escrita por autores humanos sin evidencia de un dictado directo.

3. La teoría del concepto. Algunos han intentado debilitar la completa inspiración de la Biblia y hacen concesiones a la autoridad humana, diciendo que Dios inspiró el concepto, pero no las palabras precisas. Esta opinión, no obstante, presenta graves problemas si se piensa en que los autores humanos sólo entendieron parcialmente lo que Dios les hubo revelado y, al hacerlo con sus propias palabras, pudieron muy bien haber introducido errores de consideración en sus escritos.

La Biblia contradice expresamente la idea de que sólo les fue suministrado el concepto a sus autores humanos. Una y otra vez se pone énfasis en el sentido de que las palabras de la Sagrada Escritura han sido inspiradas. La importancia de las palabras se menciona frecuentemente (Ex. 20:1; Jn. 6:63; 17:8; 1 Co. 2:13). En anotaciones del Antiguo Testamento se afirma repetidamente también que las palabras, en sí mismas, están inspiradas por Dios, como sucede en Jn. 10:34-35; Gá. 3:16; y la frecuente mención de la Biblia como la Palabra de Dios, en Ef. 6:17; Stg. 1:21-23; y 1 P. 2:2. Se pronuncia una solemne condenación sobre cualquiera que suprima la Palabra de Dios (Ap. 22:18-19). La teoría del concepto, pues, no tiene consistencia respecto a que la Escritura haya sido redactada así; falla enteramente a la luz de lo que la misma Biblia afirma acerca de la verdadera doctrina de la inspiración.

4. Inspiración parcial. Se han aventurado también otras teorías en el sentido de que sólo parte de la Biblia es inspirada. Por ejemplo, algunos han afirmado que las porciones reveladas de la Biblia que se refieren a la verdad divina son precisas y ciertas, pero que no pueden aceptarse las declaraciones de tipo histórico, geográfico o científico. Emparejada con la inspiración parcial está la idea de que algunos fragmentos de la Escritura están más inspirados que otros, y así la verdad y el error se convierten en cuestión de grado. Esto se aplica, a veces, a lo que es conocido como la «inspiración mística» o la idea de que Dios ayudó en diversos grados a los autores en lo que ellos escribieron, pero no dándoles por completo la capacidad de escribir la Escritura sin error Todas las formas de inspiración parcial dejan la inspiración a juicio del lector y, en consecuencia, la autoridad de la Escritura se convierte en la autoridad de la persona que lee la Escritura, no existiendo de tal forma dos lectores que estén de acuerdo con exactitud respecto a lo que hay de verdad y lo que no lo es.

5. La opinión neo-ortodoxa de la inspiración. En el siglo XX se ha aventurado una nueva opinión o punto de vista sobre la inspiración divina, que comienza con Karl Barth, y que se denomina neo-ortodoxa. Aunque sin negar necesariamente que existan elementos sobrenaturales en los escritos de la Escritura, esta opinión reconoce que hay errores en la Biblia, y de esta forma la Biblia no puede ser tomada literalmente como verdadera. La neo-ortodoxia sostiene que Dios habla mediante las Escrituras y las utiliza como un medio para comunicarse con nosotros. De acuerdo con este punto de vista, la Biblia se convierte en un canal de la revelación divina, de forma muy parecida al concepto de que una bella flor o un encantador crepúsculo suministran el concepto de que Dios es el Creador. La Biblia, considerada bajo semejante teoría, se hace verdadera sólo cuando es comprendida, y la evidencia de verdad queda igualmente a juicio del lector individual. La historia de este punto de vista demuestra que no hay dos personas que estén exactamente de acuerdo respecto a lo que la Biblia enseña realmente y, al igual que la inspiración parcial, deja al individuo como autoridad final por lo que concierne a lo que es verdad y lo que es falso.

6. Inspiración naturalista. Esta es la opinión más extrema de incredulidad y sostiene que la Biblia es igual que otro libro cualquiera. Aunque Dios haya podido otorgar a sus autores una capacidad fuera de lo común para expresar conceptos, es, después de todo, una producción humana sin ninguna guía divina y sobrenatural. La Biblia, sujeta a este concepto, se convierte simplemente en cualquier otro libro de religión, que expresa antiguos conceptos y opiniones de experiencia espiritual que han tenido los hombres en el pasado. Esta opinión destruye cualquier distintiva afirmación respecto a la autoridad divina de la Biblia y deja sin explicación la maravillosa y real precisión de la Biblia.

En última instancia el lector de la Escritura tiene que tomar una postura y hacer una elección. O bien la Biblia es lo que afirma ser -la Palabra inspirada de Dios- y un libro en que confiar, como si Dios lo hubiese escrito por sí mismo, sin autores humanos, o tiene que ser considerada como un libro que no sustancia sus afirmaciones y no es, ciertamente, la Palabra de Dios. Mientras que pueden sumarse muchas pruebas en apoyo de la inspiración de la Biblia, la mejor evidencia se encuentra en el hecho de que la acción del Libro en la Historia apoya sus propias afirmaciones. Su poder se ha manifestado en las vidas transformadas de millones de personas que han puesto su confianza en las palabras y las promesas de la Escritura.

B. EL TESTIMONIO DE CRISTO

El hecho de que la Biblia está inspirada por el Espíritu Santo está apoyado por muchas evidencias internas de que es, ciertamente, la Palabra de Dios, y está confirmado por el poder de la Palabra de Dios para influenciar y transformar a los hombres. De todas las evidencias, sin embargo, una de las más importantes es el testimonio de nuestro Señor Jesucristo mismo de que, efectivamente, la Biblia está inspirada por Dios. Dondequiera que Jesucristo cita la Escritura -y El lo hizo con frecuencia- lo hizo como teniendo la autoridad y el completo reconocimiento de que había llegado a manos de los hombres por la inspiración del Espíritu Santo.

De acuerdo con Mateo 5:18, Cristo afirma que ni una jota ni una tilde de la Ley quedará sin cumplimiento Con esto El expresaba que ni una jota (la letra más pequeña del alfabeto hebreo) o una tilde (la parte más pequeña de una letra que pudiese cambiar su significado) habrían de quedar incumplidas. Si la precisión y la inspiración se extienden a cada una de sus letras, Cristo estaba obviamente afirmando la inspiración de la totalidad del Antiguo Testamento.

En Juan 10:35 Cristo afirmó que «la Escritura no puede ser quebrantada», no puede fallar. Una y otra vez el Nuevo Testamento afirma un exacto cumplimiento del Antiguo Testamento, como en Mateo 1:22, 23 (cf. Mt. 4:14; 8:17; 12:17; 15:7-8; 21:4-5; 42; 22:29; 26:31, 56; 27:9, 10, 35). Estas referencias procedentes del Evangelio de Mateo son típicas de lo que se difunde por todo el Nuevo Testamento en su totalidad. Incluso cuando afirma un cambio dispensacional o una modificación de una regla de vida, la autoridad y la inspiración de las declaraciones originales de la Escritura no se discuten en absoluto (Mt. 19:7-12).

Las anotaciones procedentes del Antiguo Testamento se extienden a cualquier sección importante y con frecuencia son de libros que son los más discutidos por los críticos liberales, tales como el Deuteronomio, Jonás, y Daniel (Dt. 6:16; cf. Mt. 12:40; Dn. 9:27; 12:11; cf. Mt. 24:15). Es imposible poner en tela de juicio la inspiración del Antiguo Testamento sin dudar del carácter y veracidad de Jesucristo. Es por esta razón que la negación de la inspirada Palabra de Dios conduce a la negación del Verbo encarnado de Dios.

Jesucristo no sólo afirmó la inspiración y la infalible exactitud del Antiguo Testamento, sino que El predijo la escritura del Nuevo. De acuerdo con Juan 16:12-13, los discípulos iban a recibir la verdad procedente del Espíritu Santo después que Cristo hubiese ascendido a los cielos. Cristo estableció que los discípulos serían los testigos de la verdad (Mt. 28:19; Lc. 10:22-23; Jn. 15:27; Hch. 1:8). Jesús otorgó a los discípulos autoridad en su pronunciamiento y difusión de la verdad (Lc. 10:16; Jn. 13:19; 17:14, 18; He. 2:3-4).

Conforme fue escribiéndose el Nuevo Testamento, sus autores se hallaban conscientes de que eran guiados por el Espíritu de Dios y libremente afirmaron que el Nuevo Testamento estaba inspirado al igual que el Antiguo. De la misma forma que David escribió por el Espíritu (Mt. 22:43), y como el salmista fue inspirado (He. 3:7-11; cf. Sal. 95:7-11), el Nuevo Testamento, en igual forma, afirma su inspiración. En 1 Timoteo 5:18; Deuteronomio 25:4 y Lucas 10:7 se cita la Escritura como igualmente inspirada. En 2 Pedro 3:15-16 las Epístolas de Pablo están clasificadas como Escritura que tiene que ser recibida como Palabra de Dios, al igual que toda la demás Escritura. El Nuevo Testamento obviamente afirma tener la misma inspiración que el Antiguo.

C. PASAJES IMPORTANTES SOBRE LA INSPIRACION

Uno de los pasajes fundamentales sobre la inspiración de la Biblia se encuentra en 2 Timoteo 3:16, donde se afirma:

«Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para reargüir, para corregir, para instruir en justicia.» Por «Escritura» el apóstol se refiere a las «Sagradas Escrituras» mencionadas en 2 Timoteo 3:15, incluyendo tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento. La expresión «inspirada por Dios» es una palabra que se halla en el Nuevo Testamento griego, theopn.eustos, que significa «el aliento de Dios». Con esto se quiere significar definitivamente que la Escritura procede de Dios y por este hecho tiene la misma perfección que caracteriza al propio Dios. Sería absolutamente imposible para Dios el ser el autor del error. La inspiración se extiende no tanto a los autores como a la Palabra de Dios en sí misma. En tanto que los autores eran falibles y sujetos a error, el aliento de Dios insufló a tales autores Su infalible Palabra, dirigiéndoles con Su divino poder, y lo que está escrito por ellos fue ciertamente la infalible Palabra de Dios. Y porque es la Palabra de Dios, es provechosa para la doctrina o la enseñanza, y para reprobación, corrección e instrucción en la justicia.

Una de las importantes cuestiones que surge con frecuencia es: ¿Cómo pudo Dios inspirar la Escritura siendo así que, de una parte, permite su factura humana y, de otra, se produce la inspirada Palabra de Dios sin error? La cuestión de cómo Dios lleva a cabo un acto sobrenatural es siempre inescrutable; sin embargo, se puede captar alguna luz sobre el particular en 2 Pedro 1:21, donde, en relación con una profecía de la Escritura, se declara: «Porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.» Tanto si se trataba de profetas verbales o de profetas que lo pusieron por escrito, la explicación es que ellos fueron «movidos e impulsados por el Espíritu Santo». La traducción de la palabra «movido» es la que corresponde a llevar un peso, un cometido. En esta declaración, pues, los autores humanos son llevados hacia un destino y un objetivo deseado por Dios, de la misma forma que un barco lleva a sus pasajeros hacia su destino final. Aunque los pasajeros que viajan en un barco tienen una cierta libertad humana y pueden moverse libremente dentro de la nave, no pueden evitar que, de una forma segura y decidida, la nave vaya a su destino marcado de antemano.

Si bien esta explicación no es completa para ilustrar la inspiración, pues su clarificación está más allá de la comprensión humana, se hace patente que los autores humanos no quedaron en libertad de cumplir sus propios designios, ni ejercieron, por tanto, su personal propósito. Dios actuaba dentro de ellos, insuflándolos Sus pensamientos y utilizándoles como canales adecuados para la consecución de tal obra. Es indudable que alguna parte de la Escritura estuvo dictada expresamente por Dios, como, por ejemplo, la entrega de la Ley en Éxodo 20:1-17. Una y otra vez el Antiguo Testamento declara que «Dios dijo» (Gn. 1:3). Otra expresión frecuente es que «llegó la palabra del Señor» a uno de los profetas (cf. Jer. 1:2; Os. 1:1; Jon. 1:1; Mi. 1:1; Sof. 1:1; Hag. 1:1; Zac. 1:1). En otras situaciones Dios habló mediante visiones O sueños (Dn. 2:1), o apareció en forma de visión (Dn. 7:1). Aunque pudieran variar las formas y las circunstancias de la divina revelación, en todas ellas Dios habla con una perfecta autoridad, una absoluta precisión y de forma inerrable. Por todo esto, la Palabra de Dios participa de la misma cualidad de verdad absoluta, propia de la persona y el carácter del propio Dios.

D. CONSIDERACIONES CUALIFICATIVAS

Al declarar que la totalidad de la Biblia es la verdad y que está inspirada por Dios, es preciso señalar que a veces la Biblia registra una mentira como tal mentira; tal es el caso de la mentira de Satanás en Génesis 3:4. La Biblia también registra las experiencias y razonamientos de los hombres, conforme queda ilustrado en el Libro de Job y en el Eclesiastés. En ellos, lo que la Escritura transcribe como palabras de sus personajes tiene que ser comprobado por las claras afirmaciones de la verdad que se hallan extendidas por toda la Biblia. De acuerdo con esto, algunas de las declaraciones de los amigos de Job no son ciertas, y algunos de los pensamientos filosóficos del Eclesiastés no van más allá de la sabiduría humana. Siempre que la Biblia establece un hecho como cierto, es, desde luego, cierto, tanto sí procede del propio Dios como de revelación, sean principios morales o un programa profético, o bien cuestiones de historia, geografía o hechos que tienen relación con la ciencia. Es un fascinante testimonio de la exactitud de la Palabra de Dios el que, aunque los autores no pudiesen anticipar los descubrimientos científicos modernos ni utilizaron un lenguaje técnico, no contradicen, sin embargo, cualquier descubrimiento que el hombre haya hecho y que sea auténticamente cierto.

Existen problemas en la Biblia que hacen surgir ciertas cuestiones. A veces, por falta de información, la Biblia parece contradecirse a sí misma, como, por ejemplo, en el relato de la curación de los ciegos de Jericó, donde diversos relatos indican dos o un ciego (Mt. 20:30; Mr. 10:46; Lc. 18:35) y donde el incidente parece haber ocurrido en otra parte fuera de Jericó (Mr. 10:46; Lc. 19:1). Problemas de esta clase, no obstante, invitan a un paciente estudio y la dificultad puede ser resuelta si todos los hechos nos fuesen conocidos. Por ejemplo, existieron dos ciudades en Jericó: una antigua, la otra moderna. Cristo pudo muy bien haber dejado una para entrar en la otra. Muchos supuestos errores de la Biblia han sido perfectamente aclarados por descubrimientos y hallazgos arqueológicos.

Realmente nadie sabe lo suficiente como para contradecir los hechos registrados y las declaraciones expuestas en la Biblia, tanto si se refieren a la creación del mundo, el origen del hombre o si se extiende en determinados detalles de orden narrativo. Adecuadamente comprendida, la Biblia permanece como el monumento de la propia veracidad de Dios y de la verdad, y puede ser creída como si el propio Dios hubiese hablado directamente al individuo que lee la Escritura Aunque se han realizado intentos para minar y destruir la Biblia, para aquellos que buscan la verdad respecto a Dios continúa siendo la sola fuente de autoridad inerrable de la. revelación divina.

 

El acádico es la lengua hablada por las sucesivas oleadas de tribus semitas que invaden mesopotamia a partir de mediados del tercer milenio. Recibe su nombre de Acad, la región donde se establecieron los primeros inmigrantes y fundaron el primer imperio bajo Sargón. Elacádico antiguo que cubre aproximadamente el periodo que va entre el 2500-1950, se desdobla luego en babilónico y asirio, los cuales conocen a su vez varios periodos. Es lengua cuneiforme.

Hacia finales del siglo VIII el arameo sustituye al acádico como lengua diplomática e internacional y sobrevive hasta la era cristiana e incluso hasta nuestros días.

Artículos relacionados 

Ver  Enlaces relacionados con el tema de la biblia

PREGUNTAS

1. Definir lo que significa la inspiración de la Biblia.

2. ¿Hasta qué punto la Biblia está inspirada?

3. ¿Qué quiere significarse por inspiración verbal y plenaria?

4. ¿Hasta qué punto es infalible e inmune al error y qué significan estos términos?

5. ¿Cómo se puede explicar que la Biblia refiere declaraciones falsas de los hombres?

6. ¿Hasta qué punto se extiende la inspiración a las copias y traducciones de la Biblia?

7. Definir la teoría de la inspiración mecánica e indicar por qué es inadecuada.

8. ¿Cuáles son los problemas de la teoría del concepto de la inspiración?

9. ¿Cuáles son los problemas de la teoría de la inspiración parcial o grados de inspiración?

10. ¿En qué difiere el punto de vista neo-ortodoxo de la inspiración, del ortodoxo?

11. ¿Por qué el punto de vista naturalista de la Biblia tiene que ser rechazado?

12. ¿Qué enseñó Cristo concerniente a la inspiración de la Biblia?

13. ¿En qué forma apoyan las anotaciones del Antiguo Testamento la inspiración de dicha parte de la Biblia?

14. ¿Qué indicaciones se dan en el Nuevo Testamento de que también está inspirado por Dios?

15. Discutir la declaración de 2 Timoteo 3:16.

16. ¿En qué forma contribuye 2 Pedro 1:21 al método de la inspiración?

17. Indicar el alcance en el cual la Biblia afirma su propia inspiración.

18. ¿Cómo se relaciona la inspiración con la verdad de las experiencias humanas y sus razonamientos según se halla ilustrado en el Libro de Job y en el Eclesiastés?

19. ¿Cuál debería ser nuestra respuesta a las aparentes contradicciones de la Biblia?

20. ¿Por qué es tan importante considerar el tema de la inspiración como un todo?

———————

Fuente:

Grandes Temas Bíblicos, Libros CLIE -Galvani, 113 -08224 Terrassa (Barcelona)

Evidencias Científicas de la Inspiración de la Biblia

Evidencias Científicas de la Inspiración de la Biblia
por Bert Thompson, Ph.D.

INTRODUCCIÓN

Después de prácticamente una vida de estudio, el filósofo británico Herbert Spencer (1820-1903) declaró que existen básicamente cinco fundamentos de ciencia: el tiempo, la fuerza, la acción, el espacio y la materia. Tomó poco para que Spencer se diera cuenta que él simplemente estaba repitiendo lo que había sido dicho por un hombre que vivió algo de 3,000 años antes de él. Moisés, en Génesis 1:1, había escrito: “En el principio (tiempo) creó (acción) Dios (fuerza) los cielos (espacio) y la tierra (materia)”.

Por ende, con el primer versículo de la Biblia, llega a ser claro que existe algo único dentro de sus páginas. Efectivamente, un examen más detallado del Libro revela hechos científicos asombrosos colocados allí siglos, o milenios, antes que fueran conocidos por la mente científica moderna. Estos hechos científicos sorprendentes-sepultados dentro del texto de la Biblia como perlas de gran precio-cuentan una historia en desacuerdo con lo que muchos hoy en día enseñan. A cada momento, los enemigos de la Biblia declaran que éste es un libro anticuado, pasado de moda y erróneo que no merece consideración por el hombre moderno en su estado “culto”. Por ejemplo, el famoso incrédulo Robert Ingersoll una vez declaró: “La inspiración de la Biblia depende sobre la ignorancia de quien lo lee”.

Desde luego, no hay duda de que los escritores de la Biblia reclamaron inspiración para su trabajo. Pasajes tales como 2 Timoteo 3:16,17; 2 Pedro 1:20,21; y 1 Corintios 2:12,13 documentan tal reclamo satisfactoriamente. La pregunta que permanece para ser respondida entonces llega a ser: ¿Es esta reclamación cierta o falsa? Si la reclamación es cierta, entonces la Biblia es inspirada por Dios. Si la reclamación es falsa, se plantean dos opciones en consideración. Primero, podría ser el caso que los 40+ autores que escribieron la Biblia en un periodo mayor de 1600 años (aproximadamente del 1500 a.C. al 100 d.C.) en tres lenguajes (hebreo, arameo y griego) fueron engañados. Es decir, ellos realmente pensaron que lo que estaban escribiendo venía directamente de Dios, pero no venía. Ellos eran sinceros, pero estaban sinceramente equivocados. O, segundo, puede ser el caso que los autores eran embusteros. En otras palabras, ellos sabían que las palabras que escribían no eran inspiradas por Dios. Ellos mintieron, y lo que escribieron lo hicieron intencionalmente, para perpetrar el más grande engaño que alguna vez ha sido endilgado en las mentes de los hombres.

¿Cuál de estas dos opciones es correcta? La única manera de determinar la respuesta a esa pregunta, y resolver la cuestión si la Biblia es inspirada o no, es examinar la evidencia que prueba, o desaprueba, la reclamación. En todas las áreas del empeño humano (e.g., la filosofía, la ciencia, etc.), existen reglas básicas, principios o leyes que gobiernan los procesos del pensamiento. Por ejemplo, la Ley de la Racionalidad declara que una persona debería escoger solamente aquellas conclusiones justificadas por la evidencia adecuada. Al examinar la evidencia que sostiene, o desacredita, la aseveración de la Biblia de su inspiración, existen numerosas vías que pueden ser exploradas. Por ejemplo, sería un estudio interesante y provechoso el examinar tales áreas como la singularidad de la Biblia, su fenomenología interna y externa, su realización profética, o su precisión histórica. Pero en este tratado particular, me gustaría dirigir su atención a la precisión científica de la Biblia, para ver si existe conocimiento científico previo dentro de sus páginas que no pudiera haber llegado en ninguna otra manera, excepto que Dios lo hubiera revelado a los autores. Si tal conocimiento científico previo está presente-cientos o miles de años antes que fuera conocido por la mente moderna-jamás sería lógico el asumir que hombres engañados o embusteros podrían ser responsables por tal información. En cambio, la Ley de la Racionalidad demandaría que sigamos la evidencia a su conclusión obvia: Dios, a través de inspiración, proveyó a los autores con tal material. Existen numerosas áreas de la ciencia en las cuales la Biblia contiene conocimiento previo impresionante. Considere, por ejemplo, las siguientes muestras breves.
DESDE EL CAMPO DE LA ASTRONOMÍA

Hablando de Dios, el profeta Isaías declaró: “Él está sentado sobre el círculo de la tierra” (Isaías 40:22). El término hebreo que Isaías empleó para “círculo” es la palabra khug, que indica una esfera que es redonda-como opuesta a algo plano, cuadrado, o rectangular. Desde luego, la gente del tiempo de Isaías (y por muchas generaciones a partir de entonces) enseñó que la tierra era plana. No obstante, la Biblia contenía conocimiento científico previo que fue siglos adelantado para su tiempo. ¿Cómo supo Isaías que la Tierra era redonda, en vez de plana como la opinión popular sugería? ¿Fue su cálculo exacto simplemente una conjetura afortunada?

El Señor preguntó a Job: “¿Por dónde va el camino a la habitación de la luz, y dónde está el lugar de las tinieblas?” (Job 38:19). Se dice que la luz viaja en un “camino” (hebreo derek), que es literalmente un sendero o carretera recorrida (cf. Génesis 16:7). Por otro lado, se dice de la oscuridad el ser un “lugar” (hebreo maqom), que indica un lugar o un sitio (cf. Génesis 1:9; 28:11). Hasta el siglo diecisiete, se creía que la luz era transmitida instantáneamente. Luego, Don Isaac Newton sugirió que la luz estaba compuesta de partículas pequeñas que viajan en línea recta, Christian Huygens propuso la teoría ondulatoria de la luz, y Olaus Roemer midió la velocidad de la luz como evidenciada por su dilación mientras viaja a través del espacio. Ahora los científicos saben que la luz es una forma de energía llamada energía radiante, y que ésta viaja en ondas electromagnéticas en línea recta a la velocidad de más de 186,000 millas por segundo (o 660 millones de millas por hora). ¿Cómo pudo el autor de Job haber hablado de la luz viajando en un sendero o camino, cuando esa información no sería descubierta hasta varios milenios más tarde?

Los hombres siempre se han ocupado en intentar calcular el número de estrellas en el Universo visible. En el 150 a.C. aproximadamente, un astrónomo con el nombre de Hiparco declaró que él había contado las estrellas y encontró que el número era 1,026. Alrededor del 150 d.C., el astrónomo Ptolomeo contó las estrellas y documentó la cifra en 1,056. En el 1575 d.C., el astrónomo danés Tycho Brahé sugirió la cifra de 777. En el 1600 d.C., el astrónomo alemán quien describió las leyes del movimiento planetario, Johannes Kepler, publicó el número de estrellas como siendo 1,005. Desde luego, hoy en día nosotros sabemos que la cifra es mucho más grande. Por ejemplo, el fallecido astrónomo de la Universidad de Cornell, Carl Sagan, una vez sugirió que más de 25 sextillones de estrellas han sido documentadas (i.e., 25 seguido de 21 ceros [sistema estadounidense]), aunque nosotros no estamos cerca de terminar contando las estrellas en el Universo. No obstante, tanto Génesis 15:5 y Jeremías 33:22 señalan que las estrellas de los cielos simplemente son demasiadas numerosas como para ser contadas. ¿Cómo supieron Moisés y Jeremías-mucho tiempo antes que el telescopio y el satélite alguna vez fueran inventados-lo que hoy sabemos como muy exacto? Las estrellas de los cielos son literalmente innumerables. ¿Fue esto simplemente una conjetura afortunada de parte de estos dos autores?
DESDE EL CAMPO DE LA OCEANOGRAFÍA

Mucho tiempo atrás, el rey Salomón escribió: “Los ríos todos van al mar, y el mar no se llena; al lugar de donde los ríos vinieron, allí vuelven para correr de nuevo” (Eclesiastés 1:7). Es verdad que, a primera vista, este enunciado puede no parecer profundo. Pero cuando es considerado con evidencia adicional, y otros pasajes bíblicos, llega a ser del todo más remarcable. Por ejemplo, el río de Mississippi, cuando se mueve a velocidad normal, vierte aproximadamente 6,052,500 galones de agua por segundo en el Golfo de México. ¡Y ése es solamente un río! ¿Dónde va toda el agua? La respuesta, por su puesto, depende en el ciclo hidrológico tan bien ilustrado en la Biblia. Eclesiastés 11:3a declara que “si las nubes fueren llenas de agua, sobre la tierra la derramarán”. Amós 9:6b anota, hablando acerca de Dios, que “Él…llama las aguas del mar, y sobre la faz de la tierra las derrama; Jehová es su nombre”. La idea de un ciclo completo del agua no fue completamente entendido o aceptado hasta el siglo dieciséis y diecisiete. La primera evidencia substancial vino de los experimentos de Pierre Perrault y Edme Mariotte. El astrónomo Edmund Halley también contribuyó con información valiosa para el concepto de un ciclo completo del agua. Sin embargo, más de 2,000 años antes de su trabajo, las Escrituras claramente indicaban un ciclo del agua. ¿Fue esto simplemente una conjetura fortuita de parte de los escritores?

Dios preguntó a Job (38:16), “¿Has entrado hasta las fuentes del mar, o andado en las profundidades del abismo?” (La Biblia de las Américas LBLA) La palabra hebrea para “profundidades” (o “zanjas”) hace referencia a lo que está “escondido, y conocido solamente por investigación”. ¿Qué son estas “profundidades del abismo” (la palabra hebrea para abismo es la palabra para mares u océanos)? El hombre, en siglos anteriores, consideró solamente la playa como nada más que una extensión arenosa poco profunda moviéndose poco a poco de un continente al otro. Luego, en 1873 un grupo de científicos que trabajaba en el Océano Pacífico en el barco británico Challenger descubrió un “agujero” de más de 5 millas de profundidad. Casi cien años más tarde, en 1960, el Challenger 2 encontró una zanja de más de 35,840 pies de profundidad (¡más de 6 millas!) dentro del Océano Pacífico. ¿Cómo pudo el escritor del libro de Job posiblemente haber sabido que estas “profundidades del abismo” existían, cuando nosotros no lo descubrimos sino hasta siglos después? ¿Solo otra conjetura afortunada?
DESDE EL CAMPO DE LA FÍSICA

En Génesis 2:1 Moisés declaró: “Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos”. Éste es un enunciado intrigante, ya que Moisés escogió el tiempo pasado definitivo hebreo para el verbo “acabados”, indicando una acción completada en el pasado, sin efectos continuos en el futuro. Moisés declaró que la creación fue “acabada”-una vez por todas. Eso es exactamente la implicación de la Primera Ley de la Termodinámica (a menudo referida como la Ley de la Conservación de la Energía/Materia), la cual declara que ni la materia ni la energía pueden ser creadas o destruidas. Fue a causa de esta Ley que la “Teoría del Estado Estacionario” de Don Fred Hoyle (también conocida como “Creación Continua”) fue descartada. Hoyle declaró que en puntos del Universo llamados “irtrones”, la materia estaba siendo creada sobre un fundamento continuo. Pero tal idea contradice la Primera Ley de la Termodinámica. Efectivamente, no hay “creación” ocurriendo hoy en día. Ésta fue acabada, exactamente como Moisés declaró. Pero ¿cómo pudo saber él esta clase de información científica avanzada?

En tres lugares en la Biblia (Hebreos 1:11; Isaías 51:6; Salmos 102:26) es dada la indicación que la Tierra, como una vestidura vieja, se está desgastando. De acuerdo con la Segunda Ley de la Termodinámica, la energía está llegando a ser menos y menos disponible para su uso. Declarado sencillamente, esto quiere decir que todo está envejeciéndose o agotándose, y que teóricamente el Universo finalmente experimentará un evento en algún lugar en el futuro designado como su “muerte térmica”-i.e., el punto en el tiempo cuando no haya más energía disponible. Los escritores de la Biblia sabían que la tierra se estaba “desgastando”. No obstante, nosotros no descubrimos este hecho sino hace poco relativamente. ¿Cómo pudieron los escritores de la Biblia haberlo sabido?
DESDE EL CAMPO DE LA MEDICINA

Moisés dijo a los israelitas en Levítico 17:11-14 que “la vida de la carne está en la sangre”. Moisés estuvo en lo correcto. En los seres humanos (y en muchos animales), la vida es posible debido al hecho de que los glóbulos rojos transportan oxígeno (gracias a la hemoglobina encontrada en aquellas células). De hecho, en los glóbulos rojos de los seres humanos, hay aproximadamente 270,000,000 de moléculas de hemoglobina por célula. Si hubiera algo menos, una persona no tendría suficiente oxígeno residual para sostener la vida después de, por decir, un fuerte estornudo, o un accidente que le deje sin aliento. Hoy en día sabemos que literalmente la “vida de la carne” está en la sangre, aunque nosotros no sabíamos eso en el tiempo de George Washington. El padre de los Estados Unidos murió como resultado del tratamiento médico de “sangría” usado en ese tiempo. De algún modo Moisés sabía que la vida de la carne estaba en la sangre, pero los doctores de George Washington no lo sabían. ¿Cómo pudo Moisés haber sabido tal cosa?

Dios dijo a Abraham en Génesis 17:12 que en el octavo día los hebreos recién nacidos varones debían ser circuncidados. ¿Por qué el octavo día? En 1935 el catedrático H. Dam propuso el nombre “Vitamina K” para el factor en los alimentos que ayudaba a prevenir las hemorragias en los bebés. Ahora nosotros sabemos que la Vitamina K es responsable de la producción de protrombina por el hígado. Si la Vitamina K no está en niveles adecuados, habrá deficiencia de protrombina y puede ocurrir hemorragia. Sin embargo, es solamente en el quinto al séptimo día de la vida del recién nacido varón que la Vitamina K comienza a ser producida (por varias bacterias en el tracto intestinal). Y, es solamente en el octavo día que el porcentaje de protrombina realmente asciende a más del 100% de lo normal. El único día en toda la vida del varón en que el elemento coagulante de la protrombina está por encima del 100% es el octavo día. Por tanto, el mejor día para la circuncisión es el octavo día. Pero ¿cómo supieron Moisés y Abraham eso en sus días de conocimiento científico limitado?

Génesis 3:15 enseña claramente que tanto el varón como la mujer poseen la “simiente de la vida”. No obstante, ésta no fue la posición comúnmente sostenida en los días de Moisés. Ni fue la posición comúnmente sostenida sino hasta sólo unos pocos siglos atrás. Varios escritores de tiempos pasados, incluyendo algunos de los días de Moisés, sintieron que solamente el varón poseía la semilla de la vida, y que la mujer era un poco más que una “incubadora pretensiosa”. Un escritor griego, Demócrito, incluso fue tan lejos como para sugerir que la semilla del varón podía ser depositada en el barro cálido y el resultado sería el mismo. Pero Moisés supo que tanto el varón y la mujer poseen la semilla de la vida. ¿Cómo lo supo?

Cuando Moisés enseñó en Levítico 17:15 que un animal que ha muerto naturalmente no debe ser comido, él proveyó a los israelitas con lo que conocemos hoy en día como las regulaciones más avanzadas de higiene y salud pública. Por ejemplo, en este tiempo y época, es contra la ley llevar a un animal que ha muerto naturalmente a un matadero para ser preparado para el consumo humano. Si el animal muriera de rabia, ántrax, o cualquier otra de las numerosas enfermedades zoonóticas, definitivamente no sería aconsejable que los seres humanos consumieran la carne contaminada resultante. Pero ¿cómo pudo Moisés haber sabido acerca de tales cosas en su tiempo, mucho antes del advenimiento de los métodos usados para reconocer y diagnosticar enfermedades transmisibles?

En Levítico 11 Moisés dio a los israelitas leyes estrictas de higiene, incluyendo las instrucciones a no comer cerdo (entre otras cosas). ¿Por qué daría Moisés tal prohibición? Hoy en día nosotros podemos a lo menos teorizar en cuanto a su razonamiento. Los cerdos, siendo animales carroñeros, comen casi cualquier cosa. Consecuentemente, éstos están más propensos a infecciones bacterianas y parasitarias que muchos otros animales. Uno de los parásitos que los cerdos algunas veces adquieren como resultado de sus hábitos alimenticios es el organismo Trichinella spiralis-la causa de la enfermedad conocida como triquinosis. Ésta es una enfermedad dolorosa, algunas veces fatal, causada por comer cerdo medio cocido o crudo que está infestado con el parásito viviente. Nosotros reconocemos que la prohibición colocada por Moisés era científicamente correcta. Pero ¿cómo pudo Moisés haber sabido tal información por sí mismo? ¿Simplemente otra conjetura afortunada?
DESDE EL CAMPO DE LA BIOLOGÍA

Moisés declaró más de una vez en Génesis (1:11,12,21,24) que las cosas se reproducen “según su género”. Esto, desde luego, no es una sorpresa para nosotros hoy en día ya que entendemos la genética y las leyes hereditarias, las cuales garantizan que las cosas se reproduzcan según su género. Un búfalo no da origen a un caballo; un plátano no da origen a un tomate; un perro no da origen a un gato. Las cosas siempre se reproducen según su género, y aun hoy en día estas cosas son ciertas en la naturaleza. Pero ¿cómo supo Moisés estas grandes verdades-muchos años antes de la ciencia de la genética (que empezó formalmente en 1900)?

En Hechos 17:25, Pablo declaró que es Dios Quien da a todos vida. Por siglos los hombres han tratado de crear vida a través del proceso de la generación espontánea. Aun después de que científicos como Spallanzani, Francesco Redi, Louis Pasteur y otros documentaran que la generación espontánea es imposible, los evolucionistas todavía continuaron tratando para que de esta manera su teoría pudiera ser aceptada como cierta. Sin embargo, hasta la fecha, jamás nadie ha “creado vida”. Pablo estuvo en lo correcto hace mucho tiempo atrás cuando declaró que solamente Dios podía crear vida. ¿Fue esto simplemente una conjetura afortunada de parte del apóstol?

Pablo también declaró en 1 Corintios 15:39 que hay cuatro tipos de carne-la de los hombres, la de las bestias, la de los peces, y la de las aves. Hoy en día, incluso los evolucionistas aceptan este concepto como un hecho de ciencia reconocido. Estas cuatro carnes son ciertamente diferentes en su composición bioquímica. ¿Cómo pudo Pablo, un predicador ambulante, haber sabido esto?
CONCLUSIÓN

Los puntos mencionados aquí son simplemente una muestra escasa de los muchos puntos que podrían haber sido discutidos. Incluso, no he abordado los varios campos de la arqueología, la biofísica, la biología molecular, la geografía, etc. Sin embargo, el punto está bien hecho. Existe conocimiento científico previo en la Biblia que fue años adelantado para su tiempo. ¿Cómo pudieron los escritores de la Biblia haber tenido acceso a tal información-salvo que Dios, Quien creó el Universo y todo en ello, se los dijera? Es irracional e ilógico sugerir que tal presciencia pudiera haber llegado a través de hombres simples, y especialmente hombres que fueron mentirosos o engañados. Tal posición es indefendible, y no puede ser sustentada a la luz de los hechos a la mano.

La Biblia es lo que clama ser-la Palabra Inspirada por Dios. Ésta es autoritaria, y ha sido dada al hombre para una vida abundante aquí (Juan 10:10b), como también para una vida eterna en el más allá (Juan 3:16). Las evidencias que sustentan sus afirmaciones son tanto innumerables como irrefutables.

 

 

Ver La Biblia: Inspirada por Dios

Ver Evidencias Científicas de la Inspiración de la Biblia

Ver La Biblia (I)

 

Derechos de autor © 2005 Apologetics Press, Inc. Todos los derechos están reservados.

Apologetics Press

230 Landmark Drive
Montgomery, Alabama 36117
U.S.A.
Phone (334) 272-8558
http://www.apologeticspress.org

Actitudosis

Actitudosis

Marzo | 2007 El valor de una actitud mental correcta.

Zig Ziglar 

 

“Una disposición alegre es el éxito del alma, que capacita al hombre para hacer el doble de trabajo que lo que haría sin ella, y con la mitad del cansancio físico y mental.” –William Mathews  

Zig Ziglar
Zig Ziglar

Podemos decir con certeza que una actitud mental correcta es extremadamente importante en todo lo que hacemos en la vida. Esto es especialmente cierto si hemos de construir relaciones duraderas en el hogar o en el trabajo. La gente disfruta estando cerca de los que son alegres u optimistas, y generalmente entusiastas sobre la vida. Pocos son los que disfrutan de estar cerca de los “profetas sombríos”.

Teniendo en cuenta eso, permítame darle algunas definiciones que el empresario Jim Norman me pasó hace unos años. Si puede mirar la vida de una forma más liviana, tal como Jim lo hace, alegrará los rostros de la gente con la que se junte.

Aburrimiento: autocompasión disfrazada.
Amor: cuando escucharlo a usted es más divertido que pensar en mí.
Autocompasión: la puerta a la depresión, el combustible del temor, el yunque del enojo y la raíz del resentimiento.
Baja autoestima: un término psicológico moderno al que solíamos llamar “vergüenza”.
Cambio / crecimiento: el proceso por el cual mi interior comienza a coincidir con mi exterior.
Compulsión: un abrumador deseo de destruirme en nombre del placer.
Envidia: emoción producida por la creencia de que la buena suerte de otro le quita mérito o desluce mi superioridad.
Honestidad: una cosa con la que no tengo problemas… hasta que llega el turno de ser honesto con ella.
sonrisaHumildad: estar honesta y sinceramente dispuesto a aprender algunas cosas simples de otras personas, no teniendo ningún deseo de ahogarlas durante el proceso.
Impotente: un ser humano sin fe en Dios.
Negación: la habilidad de reprimir la verdad lo suficiente, como para tener lo que quiero.
Perseguido: la manera en que me siento cuando no obtengo lo que me merezco.
Problemas: el método de Dios para revelarse al que esté interesado en conocerlo.
Racionalización: el proceso de autoconvencerme de que tengo todo lo que preciso.
Temor: la necesidad de huir de las cosas en que metí la pata ayer, y que sé que arruinarán mi vida mañana, y con las que me niego a lidiar hoy.
Voluntad: cuando me expongo a la verdad y me abstengo de evadir las consecuencias.

A veces echar una mirada honesta a nosotros mismos realmente nos hará tirarnos al piso a patalear y desternillarnos de risa. Pero sospecho que muchos de ustedes pensaron en su vecino, hermana, hermano, madre, jefe, etc., al considerar las definiciones anteriores. Eso es muy revelador. La triste verdad es que la mayoría de nosotros tenemos un sistema de autodefensa y no queremos que nadie lo descubra, mucho menos que lo señalen.

Por ejemplo, estoy seguro que muchos de ustedes notaron que la definición de Jim de autocompasión no era para nada graciosa, especialmente si usted se identifica fuertemente con ella. Si conoce a alguien que vive en autocompasión, sabrá todo lo que hace para evitar pasar tiempo con esa persona. La autocompasión es simplemente un síntoma de “actitudosis”: una condición a la que se llega por la negación de los demás y sus necesidades, y por un extremo enfoque y una excesiva atención en los más minúsculos dolores, sufrimientos e inconvenientes de su vida.

Necesitamos considerar nuestra actitud tan seriamente, como consideraríamos la inversión monetaria más grande de nuestra vida. Nuestra actitud le da forma a nuestros minutos, días, semanas… nuestra vida entera. Afecta la manera en que sentimos, miramos, y aun la manera en que respondemos a las circunstancias que están fuera de nuestro control.

Actitud de vueloLa “actitudosis” no puede sobrevivir a una fuerte y firme dosis de literatura edificante, ni a una donación regular de su tiempo para una buena causa. Haga contacto ocular con alguien que no lo espera, y déle su mejor sonrisa. Cuando esté deseoso de mejorar su actitud y tomar acciones para lograrlo, comenzará a disfrutar la vida más plenamente.

Tomado del libro: Actitud de vuelo de Editorial Peniel

http://lacorriente.com/index.php?mod=article&cat=VidaCristiana&article=115&page_order=1&act=print 

 

 

 

 

Anteriores Entradas antiguas