La obsesión por la seguridad plantea ‘marcar’ a quienes viajen por EEUU

La obsesión por la seguridad plantea ‘marcar’ a quienes viajen por EEUU

WASHINGTON, 08/07/2008 (Qué!/ACPress.net)

Estados Unidos estudia que todos los pasajeros lleven pulseras con información sobre su identidad. El miedo al peligro hace crecer el control de los ciudadanos por parte de las administraciones de los países más desarrollados.

La obsesión por la seguridad en los aeropuertos de EEUU tras los atentados del 11-S de 2001 no deja de agudizar las mentes de autoridades y técnicos.

Uno de los últimos proyectos es una pulsera que se colocaría a todos los pasajeros y no se retiraría hasta el desembarque en el aeropuerto de destino, según informa la edición digital de The Washington Times.

La pulsera reemplazaría a la tarjeta de embarque, con todos los datos del vuelo, contendría información del pasajero y sería incluso capaz de inmovilizarlo durante varios minutos en caso de incidente.

POLÉMICA
Las críticas al sistema no han tardado en aparecer. El dispositivo contendría información sensible y privada que las autoridades podrían manejar y tampoco hace demasiada gracia la posibilidad de que la pulsera pueda actuar como inmovilizador.

Según The Washington Times, el departamento de Seguridad Interior de EEUU se ha mostrado muy interesado en este dispositivo. Un oficial de esta parcela escribió al inventor asegurando que era “concebible” usar este aparato “para mejorar la seguridad aérea en los vuelos de pasajeros”.

Fuente: Qué! Redacción: ACPress.net

http://www.protestantedigital.com/new/nowleernoticia.php?r=234&n=10359

Anuncios

El Códex Sinaítico, original más antiguo de la Biblia, digitalizado en internet para 2010

El Códex Sinaítico, original más antiguo de la Biblia, digitalizado en internet para 2010

MADRID, 12/07/2008 (Agencias,P+D/ACPress.net)

En 2005 se inició un proyecto para reunir todas y cada una de las partes del Códice Sinaítico, que contiene el texto más antiguo del mundo que se ha conservado de la Biblia casi completa. La edición digital del manuscrito, que costará más de un millón de euros, es elaborada conjuntamente por la Biblioteca Británica, la Biblioteca Universitaria de Leipzig y la Biblioteca Nacional de Rusia, en San Petersburgo.

El ´Codex Sinaiticus´ es un documento manuscrito del siglo IV, y es el texto más antiguo conocido de la Biblia casi completa, ya que contiene gran parte del Antiguo Testamento y el Nuevo completo, escritos en griego antiguo. El único texto similar es el ´Codex Vaticanus´, del mismo siglo.

Esta Biblia más antigua del mundo, que fue dividida en cuatro partes y distribuida por cuatro países diferentes hace más de un siglo, volverá a reagruparse virtualmente y será unida por primera vez tras más de un siglo desde su fragmentación. Estará demás a disposición de cualquier persona interesada, ya que el acceso será libre y gratuito.

UN PROYECTO DE 2005 A 2010
El Arzobispo de Santa Catalina, Damianos del Sinaí; junto con los directores de las bibliotecas alemana -Ekkehard Henschke rusa -Alexander Bukreyev- y británica -Lynne Brindley-, firmaron en 2005 en Londres el documento de reunificación de los diferentes fragmentos del Códice con tecnología digital.

Ahora, cuatro años después de firmar el inicio de este proyecto, se anuncia que para 2010 estará finalizado, tras superar su coste más de un millón de euros.

Con este documento virtual se mejorará además la conservación de los manuscritos originales, que serán guardados para utilizar los virtuales en su lugar. El formato digital del Codex Sinaiticus permitirá estudiar mejor y sin limitaciones estos textos tan antiguos de la Biblia, volver a interpretarlos y traducirlos.

La idea es colocar imágenes digitales de alta resolución del manuscrito completo, para que se disponga de él como un solo documento. Los originales se conservarán como hasta la actualidad divididos entre las cuatro bibliotecas involucradas en el proyecto.

HISTORIA DEL CÓDEX SINAÍTICO
El ´Codex Sinaiticus´, de 33,5 centímetros de ancho por 37,5 centímetros de alto está dispuesto en ocho estrechas columnas a doble página, presentación que puede estar inspirada en los rollos de papiro de la época. Además de los textos más antiguos del Antiguo y Nuevo Testamento (este último completo), el Códice contiene otros dos textos cristianos del siglo I D.C.

El códice data del siglo IV, cuando el cristianismo se estaba extendiendo bajo el emperador Constantino, y durante varios siglos permaneció completo e ignorado en el monasterio de Santa Catalina en el Monte del Sinaí. El monasterio del Monte del Sinaí está construido en el lugar en el que, según la Biblia, Dios entregó a Moisés las Tablas de la Ley. Además de los fragmentos de este códice se custodian en este monasterio más de tres mil manuscritos griegos, árabes, armenios y coptos.

El ´Codex Sinaiticus´ fue encontrado en 1844 por el teólogo Konstantin von Tischendorf en el monasterio de Santa Catalina. Los monjes autorizaron entonces al teólogo a llevarse 43 páginas de pergamino a Leipzig. En 1859, Von Tischendorf regresó al Sinaí, descubrió más partes del manuscrito y convenció, asimismo, a los monjes de que lo mejor era llevarlos también a Leipzig y donarlos al zar de Rusia, con cuyo apoyo había hecho ese segundo viaje.

Parte del manuscrito fue a parar luego a la Unión Soviética, que en 1933 vendió parte de esos pergaminos al Museo Británico de Londres, mientras que los restantes se quedaron en San Petersburgo.

Fuente: Agencias, ProtestanteDigital. Redacción: ACPress.net

http://www.protestantedigital.com/new/nowleernoticia.php?r=234&n=10324

Antes de Jesús el judaísmo esperaba un Mesías que resucitase al tercer día

Antes de Jesús el judaísmo esperaba un Mesías que resucitase al tercer día

JERUSALÉN, 11/07/2008 (Agencias/ACPress.net)
El hallazgo y una interpretación reciente de la llamada Piedra de Gabriel en la margen oriental del Mar Muerto fechada un siglo antes de Jesús, afirma la teoría de que una línea de pensamiento judía estaba persuadida de que el Mesías aparecería, moriría y resucitaría tres días más tarde.

Una misteriosa tabla encontrada en el Mar Muerto y fechada en el siglo I antes de Cristo, y que un coleccionista israelí compró hace ocho años en Jordania, sugiere la idea de que la resurrección del Mesías es anterior al propio cristianismo, y que ya existía esa idea en el seno del judaísmo antes del nacimiento de Jesús.

Esta misteriosa tabla judía, cuyo texto acaba de ser descifrado en Israel, según una traducción reciente habla de la resurrección del Mesías un siglo antes del nacimiento de Cristo. Si esto es así, el judaísmo pudo incorporar esa idea basándose en sus textos sagrados antes que el cristianismo, y en ese caso la resurrección de Jesús sería una evidencia más del cumplimiento de las profecías en su condición de Mesías aceptando como cierta esta línea de pensamiento.

La premisa de que Jesús era el Mesías y resucitó tres días después de su muerte es el fundamento de la fe cristiana. De confirmarse que la resurrección es una creencia que ya existía al menos en una parte del pensamiento judío, Jesús -que adoptó para si el título de Mesías de Israel- simplemente habría cumplido lo que ya la teología judía había entendido: que el verdadero Mesías había de resucitar tras su muerte al tercer día.

LA TABLA
El judaísmo siempre ha considerado a Jesús nada más que un profeta que modificó las creencias tradicionales, pero no el Mesías ni el hijo de Dios. Ahora un grupo de investigadores reabre el debate tras ser descifrado gran parte del texto que contienen los 87 renglones escritos en hebreo sobre la tabla.

La prensa israelí llama a la tabla “La visión de Gabriel” porque gran parte de su texto se refiere a una visión del apocalipsis transmitido por el ángel Gabriel. Israel Knohl, profesor de estudios bíblicos de la Universidad Hebrea de Jerusalén, ha explicado que se trata de un texto profético escrito en una gran tabla de piedra caliza gris en el primer siglo antes de Cristo.

Según la interpretación de Knohl, la tabla plasma la idea de que la sangre del Mesías muerto y resucitado es necesaria para lograr la redención (otro fundamento del mensaje de Jesús: el perdón y el poder del sacrificio de su sangre en la cruz), y ello demostraría que esa premisa fue adoptada por el judaísmo antes del nacimiento de Jesús, ya que el texto se ha fechado mucho antes de su nacimiento.

“Yo identifiqué una idea judía no reconocida anteriormente, que la sangre del Mesías es necesaria a fin de lograr la redención nacional. La idea de un torturado Mesías que fue resucitado tres días después de su muerte fue adoptada por el judaísmo antes del nacimiento de Jesús. Las ideas principales del mito de Jesús existían en el judaísmo”, comentó Knohl.

TRES DÍAS
El texto de la tabla contiene 87 líneas y hacia el final hay una frase que contiene las palabras “shloshat iamin” (tres días) seguida de una palabra que no se podía leer y que ahora Knohl interpreta como “hayia”, que se podría traducir como “para vivir”.

Esa palabra cambiaría el sentido del texto, asegura, que se puede interpretar como una descripción del ángel Gabriel elevando al profeta-Mesías a la vida tres días después de su muerte.

OTRAS INTERPRETACIONES
El debate se ha encendido. Hay algunos que escriben que “es la prueba de que era una leyenda antigua que los cristianos posteriormente adoptaron y aplicaron a Jesús” (idea que defiende el traductor Israel Knohl).

Otros piensan que “la interpretación de Knhol no es fiable ya que es difícil sacar conclusiones de una línea escrita en una tabla tan vieja y deteriorada”.