Ecología y religión

Ecología y religión

Fecha:
18/06/2008 13:26:29
Escrito por:
Fernando Valladares Ros
Noticia:


El análisis de múltiples eventos cotidianos revela cómo la iglesia y la religión influyen en nuestras vidas, traspasando las libertades y paseándose con impunidad por los difusos limites de la legalidad vigente en nuestro País.

Cada vez somos más conscientes de que nuestros ministros están jurando sus cargos sobre la Biblia o que nuestros impuestos pagan los salarios de profesores de religión (católica) cuya selección escapa al Gobierno, y todo ello en un estado que pretende ser aconfesional como indica nuestra Constitución.

Pocas veces tiene uno la oportunidad de constatar la intromisión de la Iglesia en terrenos profesionales y pocas veces esta intromisión es tan deshonesta y tiene tanta proyección en la sociedad como la programación de un Congreso Internacional de Ecología sin contar con ningún ecólogo ni implicar ninguna sociedad científica nacional o internacional realmente relacionada con la ciencia de la ecología.

Este congreso está planteado por la Santa Sede dentro de las actividades que su pabellón realizará en el marco de la Expo de Zaragoza 2008 y no tiene, en realidad, nada que ver con la ecología.

Las conferencias programadas tienen un contenido espiritual y filosófico muy lejos de la idea de ecología como la ciencia que estudia las relaciones entre los seres vivos y el medio ambiente en que viven.

De hecho, el congreso parece mas vinculado a la biología evolutiva que a la ecología, pero apoyando ideas contrarias al conocimiento científico como la del diseño inteligente, por lo que se aparta diametralmente de un congreso científico y actual a pesar de lo que sugiere su denominación de congreso internacional.

Parece que la Santa Sede aprovecha como reclamo para esta actividad el creciente interés social que la ecología como ciencia despierta en nuestros días.

Desde la Asociación Española de Ecología Terrestre esperamos que esta negligente confusión de contenidos y términos perpetrada por la Santa Sede y apoyada por Acción Social Católica, el Arzobispado de Zaragoza, el CAI y la Universidad de San Jorge entre otros, no pase desapercibida a una sociedad cada vez más informada y crítica.

Fdo: Fernando Valladares Ros
Presidente de la AEET

Anuncios

Was Jesus’ Resurrection a Sequel?

Monday, Jul. 07, 2008

Was Jesus’ Resurrection a Sequel?

A first-century BC tablet, thought to originate from the Jordanian bank of the Dead Sea, that tells the story of a Messiah who rose again after three days from the grave
A first-century BC tablet, thought to originate from the Jordanian bank of the Dead Sea, that tells the story of a Messiah who rose again after three days from the grave

A 3-ft.-high tablet romantically dubbed “Gabriel’s Revelation” could challenge the uniqueness of the idea of the Christian Resurrection. The tablet appears to date authentically to the years just before the birth of Jesus and yet — at least according to one Israeli scholar — it announces the raising of a messiah after three days in the grave. If true, this could mean that Jesus’ followers had access to a well-established paradigm when they decreed that Christ himself rose on the third day — and it might even hint that they they could have applied it in their grief after their master was crucified. However, such a contentious reading of the 87-line tablet depends on creative interpretation of a smudged passage, making it the latest entry in the woulda/coulda/shoulda category of possible New Testament artifacts; they are useful to prove less-spectacular points and to stir discussion on the big ones, but probably not to settle them nor shake anyone’s faith.

The ink-on-stone document, which is owned by a Swiss-Israeli antiques collector and reportedly came to light about a decade ago, has been dated by manuscript and chemical experts to a period just before Jesus’ birth. Some scholars think it may originally have been part of the Dead Sea Scrolls, a trove of religious texts found in caves on the West Bank that were possibly associated with John the Baptist. The tablet is written in the form of an end-of-the-world prediction in the voice of the angel Gabriel; one line, for instance, predicts that “in three days you will know evil will be defeated by justice.”

Such “apocalypses,” often featuring a triumphant military figure called a messiah (literally, anointed one), were not uncommon in the religious and politically tumultuous Jewish world of 1st century B.C. Palestine. But what may make the Gabriel tablet unique is its 80th line, which begins with the words “In three days” and includes some form of the verb “to live.” Israel Knohl, an expert in Talmudic and biblical language at Jerusalem’s Hebrew University who was not involved in the first research on the artifact, claims that it refers to a historic 1st-century Jewish rebel named Simon who was killed by the Romans in 4 B.C., and should read “In three days, you shall live. I Gabriel command you.” If so, Jesus-era Judaism had begun to explore the idea of a three-day resurrection before Jesus was born.

This, in turn, undermines one of the strongest literary arguments employed by Christians over centuries to support the historicity of the Resurrection (in which they believe on faith): the specificity and novelty of the idea that the Messiah would die on a Friday and rise on a Sunday. Who could make such stuff up? But, as Knohl told TIME, maybe the Christians had a model to work from. The idea of a “dying and rising messiah appears in some Jewish texts, but until now, everyone thought that was the impact of Christianity on Judaism,” he says. “But for the first time, we have proof that it was the other way around. The concept was there before Jesus.” If so, he goes on, “this should shake our basic view of Christianity. … What happens in the New Testament [could have been] adopted by Jesus and his followers based on an earlier messiah story.”

Not so fast, say some Christian academics. “It is certainly not perfectly clear that the tablet is talking about a crucified and risen savior figure called Simon,” says Ben Witherington, an early-Christianity expert at Asbury Theological Seminary in Wilmore, Ky. The verb that Knohl translates as “rise!,” Witherington says, could also mean “there arose,” and so one can ask “does it mean ‘he comes to life,’ i.e., a resurrection, or that he just ‘shows up?’ ” Witherington also points out that gospel texts are far less reliant on the observed fact of the Resurrection (there is no angelic command in them like the line in the Gabriel stone) than on the testimony of eyewitnesses to Jesus’ post-Resurrection self. Finally, Witherington notes that if he is wrong and Knohl’s reading is right, it at least sets to rest the notion that the various gospel quotes attributed to Christ foreshadowing his death and Resurrection were textual retrojections put in his mouth by later believers — Jesus the Messianic Jew, as Knohl sees him, would have been familiar with the vocabulary for his own fate.

Knohl stands by his reading. “The spelling and the phrasing is unique,” he told TIME, “but it is similar to to other texts found around the Dead Sea.” Yet for now, at least, Gabriel’s Revelation must take its place among a slew of recently discovered or rediscovered objects from around the time of Jesus that are claimed to either support or undermine Scripture but are themselves sufficiently, logically or archaeologically compromised to prevent their being definitive. In 2002, a bone-storage box with the legend “James Son of Joseph Brother of Jesus” bobbed up that seemed to buttress Jesus’ historicity while at the same time suggest that the Catholic teaching that he had no true brothers was false — but the Israeli Antiquities Authority declared the inscription as a forgery (although various experts continue to disagree). In 2007 the Discovery Channel aired a documentary (funded by Titanic director James Cameron) that purported to have located the “Jesus Family Tomb” in the Israeli suburb of Talpiot, with bone boxes with the names “Jesus Son of Joseph,” “Mary” and one of the names of Mary Magdalene. If the ossuaries were for the gospel Jesus, his mother and Mary Magdalene, then the implications for Christianity would be dire; but despite considerable initial hoopla, the idea is regarded by many as speculation.

It remains to be seen whether Gabriel’s Revelation, and especially Knohl’s interpretation, will weather the hot lights of fame. Even the authors of its initial research seem a little dubious about his claims that it is a dry run for the Easter story. But, as often happens in such cases, they seem better disposed to a slightly toned-down assertion: in this case, that the Gabriel tablet does indicate a very rare instance of the idea that a messiah might suffer — a notion introduced in Judaic thought centuries before by the prophet Isaiah but which supposedly went out of style by Jesus’ time. If that more modest theory gains traction, it will forge a link between a trend in first-century Judaism and one of Christianity’s galvanizing thoughts — that God might throw in his lot with a suffering or even murdered man — that could contribute to a growing mutual understanding.

http://www.time.com/time/world/article/0,8599,1820685,00.html?xid=newsletter-weekly

El Papa recuerda que la fe en Dios puede vencer «el miedo existencial»

El Papa recuerda que la fe en Dios puede vencer «el miedo existencial»

La Razón

«¡No tengáis miedo!», la frase con la que Juan Pablo II inició su pontificado, tomada a su vez del pasaje del evangelio de Mateo que la liturgia reservaba para ayer, sirvió a Benedicto XVI para recordar que la fe en Dios es una forma de vencer «el miedo existencial», ese «sentido de vacío», que nace de una cultura «permeada del nihilismo». «Cuanto más crecemos en esta intimad con Dios, impregnada de amor, más fácilmente vencemos cualquier tipo de miedo», afirmó el Papa durante el Ángelus que congregó ayer a decenas de miles de fieles en la plaza de San Pedro.
El Pontífice reflexionó ante la diferencia entre «los miedos humanos» y «el temor de Dios». «El miedo -dijo- es una dimensión natural de la vida», aunque destacó que hay «una forma de miedo más profunda, de tipo existencial, que lleva a veces a la angustia y que nace de un sentido de vacío, unido a una cierta cultura permeada del difundido nihilismo teórico y práctico». Frente a este panorama de los miedos humanos «la Palabra de Dios es clara; quien ?teme? a Dios ?no tiene miedo?», dijo el Papa, quien añadió que el «temor de Dios coincide con la fe en Él».
Vivir «sin temor de Dios» equivale a «sentirse dueño del bien y del mal, de la vida y de la muerte», afirmó Benedicto XVI. En cambio, «quien teme a Dios advierte la seguridad que tiene el niño en brazos de su madre, está tranquilo en medio de la tempestad». De esta forma «el creyente no se asusta ante nada, porque sabe que está en las manos de Dios, sabe que el mal y lo irracional no tienen la última palabra, sino que el único Señor del mundo y de la vida es Cristo», sentenció el Pontífice.
Tras el Ángelus, Benedicto XVI se refirió también a la ceremonia de beatificación de capuchino libanés Yaqub de Ghazir, conocido como «Abuna Yaqub» («Padre Santiago»), que falleció en 1959. La ceremonia, presidida en Beirut por el legado papal, el cardenal Saraiva Martins, era la primera de este tipo que se celebraba en Líbano. El Papa pidió que la intercesión de este religioso, fundador de las Hermanas Franciscanas de la Cruz del Líbano, sirva para que «este amado y martirizado país, que tanto ha sufrido, progrese finalmente ante una paz estable».

“No quiero que sea lo que Dios quiera, sino lo que yo decida”

“No quiero que sea lo que Dios quiera, sino lo que yo decida”

El País

Decía Borges que sólo se deja de ser inmortal cuando se conoce la existencia de la muerte. Elpidia Esteban sabe de ella. Y la afronta con resignación. Sin perderle la cara. Lo hace por amor a la vida. A una vida de calidad.

A sus 60 años, esta vecina de Leganés (Madrid) lleva ocho con una pesada carga a cuestas: Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA). La misma que sufrió su abuela. Y su madre. La que soporta su hermano desde los 21 años, y ya tiene 59. Ayer denunció su situación en el programa de TVE España directo. Sabe que poco a poco se irá apagando. Y revindica la capacidad de elegir el modo de morir. “Quiero dejar las cosas preparadas para cuando yo ya no pueda valerme por mí misma. Porque sé que eso llegará tarde o temprano”, explica con sorprendente entereza antes de rematar: “No quiero que sea lo que Dios quiera, sino lo que yo decida”.

Elpidia Esteban vive con su hija. Aún es capaz de moverse por sí misma e incluso de salir a dar algún paseo corto. Pero cada vez le cuesta más. “Ya no me es tan fácil hacer cosas y mi hija tiene que ir a trabajar por lo que parte del día estoy sola”, precisa. Su hija es una de las personas que más la animan a exigir que se le reconozca su derecho a decidir sobre una muerte digna. Y es que Elpidia no quiere que sea su hija la que tenga que acarrear con las consecuencias de su enfermedad. “Llegará un momento en que yo necesite cuidados continuos y a una persona 24 horas al día pendiente de mí. No quiero eso para mi hija”, deja claro.

Hace algún tiempo que la mujer hizo su testamento vital con el objetivo de renunciar a un tratamiento que alargue su vida de una manera precaria. Pero no tiene mucha confianza en que eso permita la posibilidad de “morir de una manera digna”. “Muchas personas necesitamos que se legisle claramente para garantizar nuestro deseo de acabar con nuestra vida”, insiste.

Pero su postura dista mucho del nihilismo. Elpidia Esteban no se detiene en reivindicar la eutanasia activa, sino que pide más: mayor investigación médica sobre determinadas enfermedades. “En el fondo nadie quiere morir y por eso debería haber más laboratorios estudiando remedios”, señala. Aún tiene fuerzas para reivindicar. Pese a su enfermedad dice que la Comunidad de Madrid le ha cerrado las puertas en dos ocasiones. “Me dijeron que no podía tener teleasistencia porque vivía con mi hija. Meses después también me denegaron una ayuda para el taxi para poder ir a unos talleres ocupacionales”, denuncia.

Un día Elpidia abandonará este mundo. Porque lo sabe, ha optado por dedicar parte de sus días a reivindicar una cosa que para ella es “de sentido común”: decidir cuándo morir.

“La Teoría de la Evolución muestra al Dios Creador”

“La Teoría de la Evolución muestra al Dios Creador”

Juan Alberto Belloch inaugura el congreso creacionista de la Expo de Zaragoza

 

 

Dos monjas observan a Belloch y el cardenal Martino, en la inauguración de las jornadas. – M. A.

MANUEL ANSEDE – Zaragoza – 10/07/2008 21:56

“Creo que la calidad de las ponencias garantiza un congreso de alto nivel”. El alcalde de Zaragoza, el socialista Juan Alberto Belloch, inauguró ayer con esta frase el Congreso Internacional sobre Ecología de la Expo Zaragoza 2008 , vituperado por la comunidad científica española por su nulo contenido científico.

Belloch, flanqueado por el cardenal vaticano Renato Raffaele Martino y el nuncio apostólico en España, Manuel Monteiro, desdeñó el aviso del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) , que la semana pasada se desvinculó del simposio, y saludó a los asistentes con entusiasmo. “Me complace especialmente participar en la inauguración del congreso”, anunció a una audiencia en la que predominaban los alzacuellos y las tocas de monja.

La Asociación Española de Ecología Terrestre fue la primera en denunciar las conferencias, al considerar “inaceptable” que se utilizara el término ecología para denominar a un congreso que, “sencillamente, no trata sobre ningún contenido propio de esta ciencia”. A pesar de las críticas recibidas, el alcalde de Zaragoza felicitó ayer a los organizadores -el Pabellón de la Santa Sede de la Expo y la Universidad San Jorge, entre otros- por abordar “la relación del hombre con el mundo desde el punto de vista medioambiental”.

Sin embargo, como advertían los auténticos ecólogos, el supuesto enfoque ecológico fue sepultado en seguida por la hermenéutica, la ontología y el logos. El Congreso Internacional de Ecología de la Expo se convirtió en un indisimulable congreso de teología.

El Congreso de Ecología se convirtió en el de teología

Adán, Eva y Niestzche

El arzobispo de Zaragoza e insólito presidente del comité científico, Manuel Ureña, comenzó con un conato de homilía y se embolsó los aplausos del centenar de asistentes con sus referencias bíblicas: “El hombre de nuestro tiempo, como Adán y Eva, de la mano de Nietzsche, ha vuelto a creerse Dios”. Y buscó un subterfugio para justificar la denominación de las jornadas: “La crisis ecológica es un problema moral, así que una ecología científica se tendrá que hacer preguntas metafísicas”.

Tras Ureña hablaron durante todo el día más expertos en ecología. Giovanni Salmeri, profesor de Historia del Pensamiento Teológico en la Universidad de Roma Tor Vergata, departió, en una ponencia titulada El hombre, espíritu corpóreo en el mundo, sobre la fractura entre cuerpo y alma en la filosofía platónica y sus analogías en la obra de los que llamó “maestros de la sospecha”: Marx, Nietzsche, Freud y Wittgenstein.

Tras disertar sobre la escolástica de Tomás de Aquino, el concepto del amor del teólogo bizantino Dionisio Areopagita y las páginas “intelectualmente explosivas” escritas por la abadesa alemana Hildegard de Bingen en el siglo XII, Salmeri reflexionó sobre el pene: “El órgano sexual masculino es el único órgano externo que no tiene control humano; incluso parece que tiene vida propia”.

“El hombre de nuestro tiempo ha vuelto a creerse Dios”

El Congreso Internacional de Ecología, incluido en la Tribuna del Agua -un espacio teóricamente dedicado al debate sobre el agua y la sostenibilidad-, siguió con las charlas de los sacerdotes Santiago García Acuña y Pablo Domínguez, que fue el primero en tocar el tema más polémico en la semana previa al simposio: el creacionismo.

El teólogo tomó prestado el título de un aguafuerte del pintor Francisco de Goya y aseguró que “el hombre que no sitúa a Dios, al Creador, en su justo lugar, puede incurrir en un nefando sueño de la razón que produce muchísimos monstruos”. Según Domínguez, la creación divina del Universo encaja “magníficamente” con la Teoría de la Evolución de Darwin y “lo que no encaja es la evolución sin la creación”. “La evolución muestra al Dios Creador mismo”, concluyó.

Hoy y mañana continuarán las conferencias sobre ecología versión vaticana en la sala CAI de la capital aragonesa.

El dr. J.M.Hernadez, publico un artículo en su blog, donde escribió: «La iglesia católica, hasta ahora bastante cauta a la hora de inmiscuirse en asuntos científicos (al menos en las últimas décadas), se ha desmarcado en la Expo de Zaragoza, y con el apoyo de las autoridades políticas, como el propio Alcalde de Zaragoza.

Bajo el nombre de “Congreso Internacional sobre Ecología” (sí, tal como suena), se inauguraron ayer una serie de conferencias teológicas acerca del hombre, Dios y la creación, justificadas como ecología por el Arzobispo de Zaragoza, curioso presidente del comité “científico”, por medio de las siguientes palabras: “La crisis ecológica es un problema moral, así que una ecología científica se tendrá que hacer preguntas metafísicas“

A pesar de la denuncia del Consejo Superior de Investigaciones Científicas o la Asociación Española de Ecología Terrestre, el alcalde de Zaragoza inauguró ayer el congreso que permitirá, durante dos días más  escuchar disertaciones “ecológicas” sobre hermenéutica, ontología y el logos.» [1]

También realizó un comentario en este artículo donde dijo: «Lamentable el supuesto congreso de “Ecoteología” este.  Esto no es un congreso de Ecología. El Consejo Superior de Investigaciones Científica y la Asociación Española de Ecología Terrestre han protestado contre el nombre del congreso.»[2]

El dr.Manuel Carmona,cientifico español, especialista en el área de la microbiología, se expresó asi: «A ver si alguien es capaz de explicarme de una forma creíble por qué no le llamaron ponencia de teología y punto. ¿Es que ya ni los jerarcas de la iglesia confían en el tirón de la teología?. Triste.»[3]

Notas:

[1] http://jmhernandez.wordpress.com/2008/07/12/ecologia-con-sotana/

[2] Comentario del dr. J.M.Hernadez, un científico español dedicado a la investigación en el área de la zoología. Su blog es (http://jmhernandez.wordpress.com)

[3] Comentario del dr. M.Carmona, un científico español dedicado a la investigación en el área de la microbiología. Su blog es (http://oldearth.wordpress.com/)

Fuente:

http://www.publico.es/133570/la/teoria/evolucion/muestra/dios/creador