El Premilenialismo y Apocalipsis 20-Parte II

El Premilenialismo y Apocalipsis 20-Parte II

10 07 2008

Como hemos estado observando en las entradas previas, un tema clave de este pasaje es su relación entre Apocalipsis 19: 11-21 y Apocalipsis 20: 1-11. Si Apocalipsis 19 describe la segunda venida de Cristo al final de esta era, y si Apocalipsis 20 describe los eventos que ocurren luego de este evento, entonces la visión Premilenialista sería cierta, pues el milenio ocurriría luego de la venida de Cristo.

Sin embargo, es que estas visiones deben leerse de una forma cronológica, como lo hacen los premilenialistas? O es que hay razones para decir que estos pasajes describen eventos paralelos? Existen algunas razones que dejan claro que estos pasajes deben entenderse como eventos paralelos dentro del mismo período de tiempo.

a. Estructura del libro de Apocalipsis

De acuerdo a los estudiosos de este libro, está estructurado de acuerdo a una serie de visiones, algunas que repiten orecapitulan eventos y períodods de la historia cubierta en visiones previas o futuras. Cada uno de estos eventos ocurren entre la primera y segunda venida de Cristo. Por esto, el Apocalipsis difícilmente puede ser leído como un libro de profecía de eventos futuros en un orden cronológico exacto. Las visiones registradas se traslapan en su mayoría y en ocasiones brincan de un evento a otro. Es por ello que los expertos no recomiendan su lectura como un libro histórico, de eventos listados en un orden de ocurrencia.

Uno de estos expertos es William Hendriksen quien dice que la estructura del libro de Apocalipsis es una de ‘paralelismo progresivo.’ [1] Nota que el libro puede dividirse en siete secciones diferentes: las primeras tres secciones describen eventos entre la primera y segunda venida de Cristo como ocurren en la tierra; las siguientes cuatro secciones describen eventos entre la primera y segunda venida de Cristo como ocurren en el cielo.
Las primeras tres secciones son: la descripción de Cristo habitando en medio de las siete iglesias en el mundo, representadas por las siete lámparas (capítulos 1-3); la visión de la iglesia sufriendo juicios y persecuciones, representado por los siete sellos (capítulos 4-7); y la descripción de la iglesia protegida y vindicada, representada por las siete trompetas (capítulos 8-11). Sin embargo, en las últimas cuatro secciones del libro, los eventso se describen desde el punto de vista del conflicto entre Cristo y el anticristo. Estas cuatro secciones son: la descripción de la oposición hacia Cristo del dragón y sus ayudantes (capítulos 12-14); la descripción de Dios derramando Su ira sobre los no creyentes, representado por medio de las siete copas de juicio (capítulos 15-16); la descripción de la caída de Babilonia y de las bestias (capítulos 17-19); y la descripción de la derrota final del dragón, incluyendo el inicio del estado final (capítulos 20-22). De acuerdo con Hendriksen, las siete secciones deben leerse como pasajes paralelos que ocurren entre la primera y segunda venida de Cristo, los cuales recapitulan frecuentemente visones previas.

Lo importante, a pesar de que Hendriksen no tenga razón en todo lo que expone en su libro, deja claro que la estructura del libro de Apocalipsis no permite que su lectura entienda las visiones como eventos ocurriendo uno detrás del otro, cronológicamente. Esto significa que los pasajes de Apocalipsis 19 y 20 no necesitan ser leídos como si fueran eventos secuenciales. Pero es que el texto en Apocalipsis 20 específicamente indica que este capítulo inicia una nueva visión paralela a Apocalipsis 19? De hecho que sí. Por lo menos seis características ponen este hecho de manifiesto:

1. El tema de ascenso y descenso angelical

La visión de Apocalipsis 20 inicia con el descenso de un ángel del cielo para encadenar a Satanás por un período de mil años. En otras instancias en el libro en donde el ascenso o descenso de ángeles inicia una nueva visión, la visión muestra eventos del tiempo presente hasta la venida de Cristo al final de los tiempos. Un ejemplo de esto es Apocalipsis 7: 2; 10: 1 y 18: 1. En estos pasajes, el ascenso o descenso de ángeles marca el inicio de la visión que lleva a la venida de Cristo y Su victoria final sobre sus enemigos. No sería normal pensar que lo que ocurre en Apocalipsis 20 sea diferente.

2. La discrepancia entre Apocalipsis 19: 11-21 y Apocalipsis 20: 1-3

Las visiones en Apocalipsis 19 y 20 muestran diferencias obvias si se leen cronológicamente. En Apocalipsis 19 :11-21, especielamente los versos 19-21, vemos una visión del triunfo de Cristo y la destrucción de las naciones que se le oponen. El lenguaje usado para describir este triunfo es vigoroso, mostrando que la victoria es completa y final. Sin embargo, si Apocalipsis 20 describe eventos que siguen en secuencia a Apocalipsis 19 sería ilógico pensar que Juan describiera que fuera necesario atar a Satanás para prevenir que engañe a las naciones. Esto, porque naciones que han sido completamente destruídas no serían una amenaza para Cristo. Qué sentido tendría encadenar a Satanás para no engañar a naciones que ya han sido completamente destruídas.
Algunos premilenialistas han sugerido que las naciones descritas en Apocalipsis 20 son sobrevivientes de la batalla descrita un capítulo antes, pero esto trae consigo varios problemas. El lenguaje de la derrota de las naciones es definitivo en el capítulo 19, ademeas de describir naciones que están opuestas a Cristo y a Su iglesia, y que están rebelándose contra Cristo.

3. El uso de Ezequiel 38-39 en estas visiones

En las visiones de Apocalipsis 19 y 20, el lenguaje utilizado es tomado de Ezequiel 38-39. Esta profecía describe una gran batalla final entre el Señor y las naciones del norte que se le oponen a Él y a Su pueblo. Se hace referencia a Gog, príncipe de Rosh, Meshech y Tubal, y a Magog.

Existen paralelos similares en estos libros. En Apocalipsis 19: 17-18, un ángel hace una invitación a la gran cena de Dios. Esta es una cita casi exacta de la invitación extendida en el conflicto de Gog-Magog en la profecía de Ezequiel (39: 17-20). Sin embargo, en Apocalipsis 20: 7-10, cuando el apóstol Juan describe la gran guerra que va a concluír con el corto tiempo de Satanás al final del milenio, la profecía de Ezequiel con respecto a Gog-Magog es traída a la mente extensamente.

Las naciones en rebelión son llamadas Gog y Magog. El arma utilizada por Dios para destruír estas naciones es un fuego que baja del cielo. Esto significa que el apóstol Juan, en su descripción de la rebelión y derrota de las naciones en Apocalipsis 19 y 20 utiliza un lenguaje idéntico al de Ezequiel. Parece increíble que estos episodios en la historia se traten de eventos diferentes, separados por un período de mil años, según dicen los premilenialistas. Una mejor lectura concluye que las visiones describen el mismo evento.

4. La Batalla de Apocalipsis 19: 19 y 20: 8

Las visiones de Apocalipsis 19 y 20 muestran un paralelismo similar en su descripción de la batalla que concluirá el período de historia que en ellos se muestra. En tres ocasiones en el libro de Apocalipsis, un conflicto final entre Cristo y sus enemigos, en donde Cristo sale triunfante y las naciones rebeldes son derrotadas es descrito como ‘la batalla.’ Es claro como los intérpretes de este libro hacen de las batallas en Apocalipsis 19 y 20 un mismo evento, en lugar de dos batallas distintas como lo sugieren los premilenialistas.

En los próximos días continuaremos con esta serie.

_______________________________________________________

[1] William Hendriksen. More than Conquerors. Páginas 11-64.

sujetosalaroca.com

Anuncios

El Premilenialismo y Apocalipsis 20-Parte I

El Premilenialismo y Apocalipsis 20-Parte I

9 07 2008

El único pasaje en la Biblia en donde podemos encontrar alguna referencia del ‘milenio’ es en Apocalipsis 20: 1-11. En este pasaje, y especialmente en los versos 1 al 6, encontramos una referencia a un período que literalmente significa ‘mil años,’ y ocurre en por lo menos seis ocasiones. Debido a ello, ningún análisis de este tema puede obviar el pasaje escrito por el apóstol Juan en la isla de Patmos.

Lo que hemos visto en las entradas previas con respecto al premilenialismo, es que una de las ideas centrales es la venida de Cristo antes del milenio, lo cual no cuenta con un gran apoyo bíblico. Pero el día de hoy analizaremos lo que creen los premilenialistas con respecto a este pasaje y en las próximas entradas haremos el análisis bíblico.

Qué creen los premilenialistas?

Para la mayoría de los premilenialistas, Apocalipsis 20 presenta un claro argumento del milenio, e inclusive constituye un obstáculo para cualquier no-premilenialista. Ellos inician con la premisa de que los eventos descritos en Apocalipsis 20 siguen temporalmente los eventos descritos en Apocalipsis 19, especialmente Apocalipsis 19: 11-21. Es decir, para los premilenialistas, Apocalipsis 19 y 20 deben leerse y entenderse de manera cronológica.

Es importante que afirmemos que el pasaje de Apocalipsis 19: 11-21 describe realmente la segunda venida de Cristo y Su victoria sobre Sus enemigos. Porqué? Lo primero que vemos en Apocalipsis 19: 11-16 es a un Cristo que conquista, el guerrero divino que vence a todos sus enemigos, que viene en un caballo blanco a juzgar. Las descripciones hechas en este pasaje definitivamente describen la venida de Cristo al final de los días.

Además, esto es sugerido por lo que ocurre en Apocalipsis 19: 7-10 con respecto a la cena de la boda del cordero y la derrota del falso profeta y la bestia. La cena de las bodas del cordero simboliza la completa e íntima comunión entre Cristo, el cordero, y su esposa, la cual fue comprada con sangre, es decir, la iglesia. La destrucción del falso profeta y la bestia simboliza la destrucción del Anticristo, cuya persona y obra fue descrita en Apocalipsis 13 y 17. Por todas estas razones, el pasaje de Apocalipsis 19 describe indiscutiblemente la venida de Cristo.

Pero si Apocalipsis 19 es la descripción de la venida de Cristo, entonces es obvio porque tanto depende de la relación entre esta visión y la de Apocalipsis 20. Según la visión premilenialista de que Apocalipsis 20 es la continuación del capítulo previo, es natural ver como la secuencia de eventos en el futuro es una en la que la segunda venida de Cristo será seguida por el milenio. Pero esto lo analizaremos en la próxima entrada.

Otra de las creencias de los premilenialistas es que este milenio inicia cuando Satanás es encadenado. Este período es literal durante el cual Cristo reinará con Sus santos sobre la tierra al final de esta era. A través de este período, con excepción de la “pequeña estación” de Satanás de rebelión al cierre, las naciones estarán sujetas a Cristo.

Los premilenialistas insisten que la descripción que ocurre en los versos iniciales de Apocalipsis 20 con respecto al encadenamiento de Satanás, muestra que el trabajo activo de Satanás será excluído completamente entre las naciones de la tierra. Cristo y Su pueblo gozarán un período de paz, pues solamente al final de este milenio se le permitirá a Satanás un período limitado de rebelión durante el cual reunirá de nuevo a las naciones contra Cristo y Su iglesia.

Finalmente, otra de las partes vitales del argumento de los premilenialistas en Apocalipsis 20 es su referencia a una primera resurrección. Aquí los premilenialistas creen que tienen un argumento sólido para sustentar su posición con respecto al milenio. En los versos 4 al 6, esta primera resurrección se describe así,

“Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años. Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años. Esta es la primera resurrección. Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años.” Apocalipsis 20: 4-6

Para los premilenialistas, esta descripción es de suma importancia. Solamente los creyentes participan de esta primera resurrección. Por el contrario, el resto de los muertos permanecen en las tumbas y no resucitan hasta el final de los mil años. A diferencia de los santos que no están sujetos a la segunda muerte, los no creyentes que no gozan de esta resurrección serán enviados al lago de fuego eternamente en la segunda resurrección de los muertos (versos 13-15).

En conclusión, la visión premilenialista puede resumirse de la siguiente manera: Luego de la venida de Cristo, cuando venza a sus enemigos, Satanás será atado y el milenio comenzará. Este milenio es un período de mil años de bendición para la tierra. Las naciones será obedientes a Cristo. Coincidiendo con el encadenamiento de Satanás, los santos serán resucitados y tendrán el privilegio de reinar con Cristo por esos mil años. Al final del milenio, ocurre la rebelión de Satanás, una segunda resurrección de los no creyentes ocurre, para ser juzgados por Cristo y ser enviados al infierno.

sujetosalaroca.com

Fuente: El Premilenialismo y Apocalipsis 20-Parte I