La importancia de la relación personal con Dios

La importancia de la relación personal con Dios

Artículo escrito por: Scott Yingling

Como lideres cristianos la Biblia es un libro de suma importancia. Realmente es la guía para todo lo que hacemos en el ministerio. Preparamos predicaciones y enseñanzas sobre su contenido. También sacamos principios para animar y ayudar a las personas que estamos aconsejando. Decimos que todo lo que creemos se basa en las doctrinas que encontramos en la Biblia. Todo esto es bueno y es cierto. Pero como líderes cristianos hay una tendencia sutil que puede ser peligrosa para nosotros. Tendemos a pensar en la Biblia como nuestro manual de ministerio y facilmente podemos olvidar que es principal y primeramente una carta de Dios escrita a nosotros para la reflexión y aplicación personal.

Podemos enfatizar este punto haciéndonos algunas preguntas: ¿Cuándo fue la última vez que utilizaste la Biblia en tu ministerio? ¿Cuál fue la última cita de la Biblia sobre la cual enseñaste o predicaste? Para mí, estas preguntas son muy fáciles de contestar porque mantengo un enfoque en mi ministerio. En muchas formas mi vida gira alrededor de estas actividades. Ahora contestemos las siguientes preguntas: ¿Cuándo fue la última vez que pasaste tiempo con Dios, reflexionando sobre tu relación personal con él a través de una lectura o estudio de un pasaje bíblico? ¿Cuál fue la última cita que Dios usó para hablarte específicamente sobre un asunto importante en tu propia vida? Para muchos, estas últimas preguntas son mucho más difíciles de contestar que las primeras.

¿Por qué es así? Por que para muchos, el HACER del ministerio toma el primer lugar en sus vidas. Pero la verdad es que nuestro deber principal es ESTAR en buena comunicación y relación con Dios para SER las personas que el quiere que seamos. En nuestro afán de servir al Señor, que en si es algo bueno, olvidamos el principio de Juan 15. Jesús dice en el versículo 5: “Yo soy la vid, ustedes los sarmientos; el que permanece en Mí y Yo en él, ése da mucho fruto, porque separados de Mí nada pueden hacer.” Nuestra meta principal es mantenernos conectados con Dios en una forma personal y estrecha. Debemos de recibir nutrición a través de una comunicación constante e intima. Enfocados así, Dios va a usarnos como extensiones de él para logar grandes cosas en nuestros ministerios.

El desarrollo y mantenimiento de nuestra relación personal con Cristo es la única forma de ver los resultados que deseamos de toda la actividad y energía que dedicamos al ministerio. Jesús nos recuerda que el verdadero ministerio que impacta las vidas de otros no es tanto en lo que decimos (el compartir información), pero lo que somos en él (nuestro testimonio y ejemplo). Nuestra relación intima y creciente con Dios es lo que impacta a la gente y nos impulsa a amar a los demás en el nombre de Jesucristo.

La gran mayoría de los pastores, misioneros y líderes que conozco están de acuerdo con estas ideas. Pero en la realidad de mi vida, encuentro algunas fallas frecuentes en este punto. Muchas veces el dedicar tiempo para reflexionar y estar con Dios queda en mi lista de “actividades no cumplidas” al final de la semana. Semana tras semana deseo estar con Dios pero las presiones del ministerio y de las necesidades urgentes de otros me absorben. No dedico el tiempo necesario para realmente mantenerme bien conectado a él. Luego, estoy desanimado porque no veo que Dios este obrando a través de mi ministerio como deseo. Muchas veces quiero culpar a Dios cuando, a la luz de este pasaje bíblico, es claro que yo tengo la culpa. No estoy obedeciendo el “principio de conectividad constante” de Juan 15.

Oremos juntos el uno por el otro que en estos días dejemos de solamente creer que la relación personal con Dios es lo más importante. Dejamos, también, de predicar a otros sobre la importancia de auto-evaluación y de reflexión personal con Dios a través de la Palabra de Dios. Y hagámoslo una realidad integral en nuestras vidas diarias, confiando que él va a transformar nuestras vidas y ministerios.

Seamos fieles cuidando de hacer en nuestras vidas lo que predicamos a otros,

Scott Yingling
Director General de ObreroFiel.com


Para más recursos sobre este y otros temas, visítenos en: www.ObreroFiel.com
Si tiene alguna duda o comentario, favor de escribirnos a: info@ObreroFiel.com


Anuncios

La Iglesia de Inglaterra aprueba la ordenación de mujeres obispos, aunque admite un código para los objetores

La Iglesia de Inglaterra aprueba la ordenación de mujeres obispos, aunque admite un código para los objetores

LONDRES, 8 (EUROPA PRESS/Eva Martínez Millán)

La Iglesia de Inglaterra aprobó la pasada noche en el Sínodo General la consagración de mujeres obispos, si bien admitió la promoción de un código de conducta para los que se oponen a una medida que estuvo a punto de costar un cisma a la facción más importante de la confesión anglicana en el mundo, después de que unos 1.300 clérigos amenazasen con abandonarla si no se garantizaban alternativas para los objetores.

La ampliación de la ordenación de obispos para el género femenino se planteó hace años en la Iglesia de Inglaterra, que abrió la posibilidad del sacerdocio para los dos sexos en 1994, pero el mecanismo debía ser regulado por el sínodo, que tras más de seis horas de enconado debate concluyó con el visto bueno a la propuesta por parte de 28 obispos, por 12 que se opusieron; mientras que, entre los clérigos, la diferencia fue de 124 a favor y 44 en contra; y entre los seglares, de 111 ‘síes’ frente a 68 negativas.

Además, la máxima cita de la Iglesia de Inglaterra, que arrancó el pasado viernes, rechazó finalmente una serie de enmiendas con las que los tradicionalistas trataban de minimizar la medida, como la creación de la figura de los ‘superobispos’ que se encargarían de administrar en aquellos casos en los que un miembro de la iglesia se opusiese a estar bajo el mandato de una mujer.

Una propuesta que tanto para el sector liberal como para el colectivo Mujeres en la Iglesia habría conducido a la creación de un episcopado de dos niveles y que se vino abajo, al igual que la que demandaba la creación de nuevas diócesis para los objetores. No obstante, el desenlace se produjo tras fuertes discusiones que, según la BBC, llevaron a algunos de los presentes al llanto y que, a juicio de los conservadores, podría acelerar las posibilidades de una ruptura en el seno de una iglesia actualmente dividida.

En este sentido, la derrota de las propuestas de los tradicionalistas podría conducirlos a protagonizar un cisma para el que, según los expertos, buscarían la alianza de los anglocatólicos y los evangelistas, que también se oponen a la ordenación de las mujeres como obispos. Así, la única concesión que se admitió al sector crítico aparece en forma de un código de conducta para evitar a las parroquias más conservadoras el contacto con las mujeres obispo, si bien sin implicar las garantías por ley para no reconocer su legitimidad que reclamaban los opositores.

FUTURO

En este contexto, un grupo de trabajo tiene ahora la encomienda de elaborar un borrador de las salvaguardias que se elevarán al próximo sínodo de febrero, por el momento no explicitadas pero cuyo compromiso de articulación logró hoy evitar la renuncia de los 1.300 clérigos que habían amenazado con su baja en una carta al arzobispo de Caterbury, Rowan Williams, y al de York, John Sentamu, en su mayoría miembros retirados.

Además, durante el debate, que se produjo en la Universidad de York, el propio Williams se comprometió a promover fórmulas para acomodar las propuestas de la corriente tradicionalista, si bien advirtió de que estaría “profundamente disgustado con cualquier proyecto que desencadenase una humillación para las mujeres nominadas para el episcopado”.

Por su parte, la presidenta de Mujeres en la Iglesia, Christina Rees, declaró que la decisión finalmente adoptada es “muy buena para la Iglesia, para las mujeres y para la nación en su conjunto”, mientras que quienes se mostraron a favor recordaron que 15 facciones anglicanas, entre las que se incluyen Canadá, Nueva Zelanda, Cuba o Australia, han dado ya este paso sin optar por contrapartidas que podrían crear “una iglesia dentro de la iglesia”.

http://www.lukor.com/not-por/0807/08092411.htm

«No funciona en absoluto la cadena de mando en la Iglesia»

Francisco José Fernández de la Cigoña, bloguero de Religiondigital

«No funciona en absoluto la cadena de mando en la Iglesia»

Por José Manuel Vidal
RD
Domingo, 6 de julio 2008
Es raro que las dos figuras de la COPE sean un ateo y un protestante

Para escuchar la entrevista pulse

Hace dos años era prácticamente desconocido en el universo de la información religiosa. Su blog “La cigüeña de la torre” lo lanzó al estrellado. Y se ha convertido en un fenómeno mediático, que no deja a nadie indiferente. Látigo de progresistas, su prosa a veces ácida y siempre directa, da siempre en el blanco. Francisco José Fernández de la Cigoña es un laico de sesenta y siete años que está encantado con su Iglesia y cabreado con la otra, la progresista. Abogado, licenciado en Ciencias Económicas y experto en historia eclesial contemporánea, expone sus filias y sus fobias en esta larga entrevista. Asegura que en la Iglesia “no funciona la cadena de mando” ni la “venta del producto” y le parece “raro” que las estrellas de la COPE sean “un ateo, un protestante y una católica que hace un programa de sexualidad”.

Es usted un fenómeno mediático. Un signo evidente de que la información religiosa, en contra de los que muchos piensan, sigue interesando en este país.

Bueno, yo soy el primer sorprendido. Entré en este mundo por culpa de un hombre que tengo justo delante de mí. Escribía algo en tus Rumores de Ángeles de entonces. Hasta que un día me llamaste y me dijiste: “¿Por qué no haces un blog?” Y yo te contesté : “ ¿Pero qué es un blog? Y me quedé asustadísimo. Lo que más me preocupó fueron las fotografías que salen al lado de los artículos. Yo me decía: “Jamás en la vida sabré hacer eso”. Pero bueno, me metí en eso y el primer asombrado del éxito soy yo.

¿Interés por lo religioso?

Quizá no se note en otros lados, porque las iglesias parece que no se llenan, que más bien pierden fieles. Per yo cuando empecé, en febrero de 2006, me parece que tuve 650.000 visitas; en 2007, dos millones 200.000, y en lo que va de 2008 estamos en 1.713.865. Algo habrá, pues. La verdad que no sé qué es lo que ha pasado con mi blog.

Pues ha pasado que interesa. Eso se ve en las visitas, en los comentarios… en todo. ¿Le ha resultado difícil adaptarse a Internet, a usted que venía del medio escrito? Con varios libros sobre Jovellanos, sobre alguna diócesis española. ¿Alguno más, por cierto?

Dos libros sobre las relaciones entre la Iglesia y el liberalismo.

E innumerables artículos, en cantidad de revistas, desde hace muchos años.

Sí, muchos.

Quizás por eso se le nota que escribe bien y eso es un valor.

Bueno, al menos no soy de la LOGSE, dados mis años. A mí me enseñaron a redactar en el colegio.

Pero además redacta usted de una forma muy periodística, con frases cortas, contundentes, precisas, concretas, sencillas y al alcance de todos.

Cada uno tiene su estilo. Así me sale a mí.

Y con un gracejo también muy especial, que viniendo de un gallego no suele ser muy habitual.

Yo creo que sí. La ironía galaica es proverbial.

La ironía sí, pero el gracejo, el acuñar términos, no. Estoy pensando ahora en los “bobos de Coria”, por ejemplo.

Cuando yo era joven, solía decirse que “solo había dos gallegos tontos: Adolfo Torrado (un autor teatral más bien malejo pero que tenia mucho éxito y se hizo de oro) y el que todos sabemos”. Así que si esos eran los tontos, fíjate como seremos los demás. (risas)

¿Cuesta mucho trabajo hacer un blog de éxito como el suyo?

No, para mí es un entretenimiento.

¿No hay que disponer tampoco de demasiado tiempo y estar muy informado?

Escribir el artículo diario me puede llevar 5 ó 10 minutos, porque no son largos. Lo que más tiempo me lleva es leer todos los días muchas fuentes, para poder tener temas, claro. Leo también todos los comentarios que recibo, aunque no puedo contestar a todos. Algunos son, además, incontestables. Pero bueno, ésos son los cuatro queridos enemigos que tengo. Que me odian y yo les respondo con mucho cariño. Normalmente no les respondo. A otros los hago ingresar en la real y caballeresca orden de los “bobos de coria”. (risas)

Esos son los que nosotros solemos llamar los trolls. Quizá sean uno de los handicaps de Internet. Esa gente que se esconde detrás del nick, del pseudónimo, para vomitar su desazón, su mala educación hasta su odio.

Sí, si, hay trolls. Pero creo que éstos tan fijos son ya personas de libro de psiquiatría. Personas que se lo pasan muy mal con lo que uno dice y que son incapaces de prescindir de eso. Personas desairadas, que no las sigue nadie, porque la inmensa mayoría de lectores son favorables al blog o expresan críticas argumentadas, sensatas, serias, que pueden ser de recibo. Yo creo que estas personas tienen alguna perturbación mental. No les voy a llamar enfermos, porque no es ésa la palabra, y yo tampoco soy medico.

¿Le condicionan ese tipo de criticas?

En absoluto, hasta me divierten. Hace poco hubo una muy buena. Estaba yo en Galicia, me lleve el portátil, pero no puede conectar desde allí. Entonces, uno de estos simpáticos amigos aprovechó para decir que era mi hija y que me había muerto. Que rogaba oraciones por mi alma, y tal. Mis hijos se indignaron. A mí me divirtió muchísimo. Me lo pasé francamente bien viendo las reacciones. Hubo sacerdotes que oficiaron la misa por mi eterno descanso… Eso no puede contarlo todo el mundo. Me parece regocijante. Y salvo que los insultos sean blasfemos o deleznables ahí están todos en el blog. No borro ninguno.

¿O sea que encaja usted bien las criticas?

Perfectísimamente

Junto a la servidumbre de los trolls, los comentario de las noticias de Internet ofrecen la posibilidad de una comunicación de ida y vuelta.

Sin duda. Hay gente que a los cinco minutos de publicar un artículo, ya me han mandado el comentario.

¿Tiene usted ya una parroquia fija de seguidores?

Sí, sí, hay bastantes y no solo fijos. Yo en el blog he hecho verdaderos amigos. A unos cuantos los he conocido personalmente, me han invitado a sus casas, me han enseñado sus ciudades…

¿Su blog se ha convertido en lo que ahora llaman una red?

Sí, una red de amigos, muchos y muy notables. Tengo amigos muy buenos y muy recientes, que nacen del blog. Acabo de estar hace poco con unos de ellos, pasando unos días en dos pueblos preciosos del sur de España. No los conocía de nada y gracias al blog, ahora son ya queridísimos amigos.

¿Los que nos dedicamos a escribir tenemos que aceptar de buena fe las críticas que nos hagan? Nosotros que criticamos no vamos a pedir que no nos critiquen.

Por supuesto. Ya te decía antes que mi blog está lleno de personas que me critican. Algunas con razón, muchas de un modo absolutamente estúpido, pero a mí las criticas no me preocupan nada.

¿Quizá la forma? ¿Algunas críticas que insultan escondidas en el anonimato y van a la persona?

A mí no me hieren en absoluto. Me heriría si un amigo mío me insultara o dijera públicamente: “¡Este es un desgraciado!”. Pero un señor que no sé quién es, que generalmente me parece un imbécil…Casi lo que me preocuparía seria que me pusiera bien. Si alguien piensa que llamándome perro judío o lo que sea, me va a molestar algo, que se desengañe. Estoy con una piel de un curtido, que no me hace la menor mella. Ninguna.

Tiene usted, como cualquier escritor, sus filias y sus fobias, que además se le notan mucho y no esconde en absoluto.

Se me notan más mis fobias, porque las filias hacen que yo nunca hable mal de mis amigos. Si no puedo hablar bien, me callo. Entonces las filias se me notan menos.

Una de esas “fobias”, que se esta haciendo ya famosa, es el nuncio de Su Santidad.

No, no, yo al nuncio no le tengo fobia. (risas) Lo que pasa es que no me parece una gran figura eclesial. Seguramente es una excelente persona, y por unos condicionantes que a lo mejor exceden al nuncio, pues va a paso de tortuga. Ser nuncio no es obligatorio. Entonces, o le dejan hacer y que haga (que no hace) o, si no le dejan, debía decirle al Santo Padre “mándeme a otro sitio donde pueda hacer algo, porque aquí estoy quedando de vago y de inútil”. Porque quedar queda, ¿eh?

No le gustan tampoco algunos de sus nombramientos episcopales.

Me encantan los nuevos. Los otros me parecían malos todos. Aunque siempre con alguna excepción. Alguno se le coló a Pablo VI que era bueno. Igual que a Juan Pablo II se le colaba alguno malo. Pero con los de Benedicto XVI estoy encantado.

Algunos le reprochan, precisamente, el que sea usted tan radical, digamos, en separar el trigo de la cizaña. En dividir a los obispos en buenos y malos.

No es una dicotomía. Yo creo que hay obispos buenos, obispos necios y obispos malos. Los necios son tontos pero no son malos. No saben que hacer, normalmente no hacen nada. Son los que yo llamo obispos inexistentes. Si hiciera la lista saldrían 10 ó 20, que nadie sabe sin son obispos o no, ni de donde. Porque no les conocen ni en sus diócesis. Pero son buenas personas. Yo creo que obispos malvados quedan pocos.

¿Cuántos?

3 ó 4.

Y supongo que serán, a su juicio, los taranconianos, por decirlo de alguna manera.

Son de línea taranconiana pero no nombrados entonces. A alguno lo nombró Juan Pablo II. A Setién, por ejemplo, lo nombro Juan Pablo II obispos de Santander, me parece recordar.

¿En qué se basa para deslindar tan radicalmente a unos obispos de otros? ¿Por ideología, por eclesiología, por moral…?

A mí me parece que la Iglesia tiene que ser coherente. Y que las incoherencias son impropias de un obispo. Porque si el pastor se echa a dormir, el lobo se come a las ovejas. Eso es lo que me ocurre con una serie de obispos, que cada vez son menos. Por ejemplo, la Iglesia ha dicho que en estos momentos no se cuestiona el celibato sacerdotal. Aunque cualquier día pueda decir que los sacerdotes se pueden casar. Sería peor, pero eso es una creencia personal mía. La Iglesia ha dicho también (no como dogma de fe) que el sacerdocio ministerial no puede recaer en las mujeres. Entonces, no puede venir el obispo de Sigüenza-Guadalajara diciendo que la mujer tiene que ocupar otros cargos en la Iglesia. Ya hay mujeres en la Curia romana. Una me parece que es subsecretaria de una comisión pontificia. Lo que se discute, entonces, es que sean sacerdotes, obispos y papas. A mí que me perdone el señor obispo de Guadalajara, pero creo que descolgarse con eso me parece que es un error. ¿Y el obispo que tolera a todos los sacerdotes del foro Joan Alsina? ¿O el que va a visitar a todos los presos de ETA a la cárcel? Se pueden visitar, pero ese mismo obispo debería demostrar más cariño a las victimas del terrorismo… Pues todas esas cosas a mí me fastidian y las digo. Y si a alguien le fastidia que las diga, que se fastidie. Ajo y agua.

Su obispo preferido, como dice usted en muchos post, era Marcelo González, cardenal de Toledo.

Sin duda, creo que fue un gran obispo de los últimos tiempos de España

¿Hay, en la actualidad, alguno comparable a su figura?

Yo creo que no.

¿Quiénes son sus otros obispos preferidos?

Hay muchísimos que me caen estupendamente. Unos 20.

¿El episcopado, entonces, a su juicio, ha subido de nivel?

Ha subido de eclesialidad, que es lo más importante. ¿De nivel? Es que a mí los que nos presentaban antes como grandes genios, el gran teólogo que era monseñor Palenzuela… a mi no me parece que fuera ningún genio. O el gran sociólogo que era Echarren… Echarren era un sociólogo muy discretito. Y la personalidad de Felipe Fernández o de Teodoro Úbeda… En ese grupo el único genio era el cardenal Tarancón, que era una personalidad extraordinaria. En la actualidad, como buena cabeza Fernando Sebastián. Los de antes no eran genios y los de ahora tampoco son grandes lumbreras de la Iglesia.

¿Al menos habrán ganado en capacidad de pastoreo?

Sí, eso sí. Los obispos que me caen bien son muy cercanos a los fieles, muy besucones. Empezaron los taranconianos y ahora a casi todos les encanta dar besos a las señoras. Bueno, no me parece mal. Son castos besos de saludo. Son obispos próximos y cordiales. Y los recién nombrados, quizá por su juventud, hasta son simpáticos.

¿Entre los nuevos, hay algunos que crea usted que puedan ser las grandes personalidades de la Iglesia española en 5 ó 10 años?

Futuro tienen bastantes. Ahora, que ese futuro cuaje o no cuaje…Además, con un Papa de 81 años es muy difícil hacer augurios a 10 años. Porque en 15 años es casi seguro que tendremos otro Papa. Y ese otro Papa… pues lo que pasó aquí con los obispos taranconianos, que iban disparados y ahí se quedo Yanes en Zaragoza, Gabino en Oviedo, Torija en Ciudad Real, Echarren en Canarias… todos. Y a Dorado, que era de los más listos, para asegurarse de que no iba a ser arzobispo, lo hicieron obispo de Málaga.

De todas formas, algunos se pegan por el obispado de Málaga.

Hombre, Málaga es la diócesis más importante, no archidiócesis, entonces eso gusta. Pero cuando se la dieron a Dorado, ya por su edad, fue decirle “abandona cualquier esperanza”. (risas)

Algunos creen que usted no acepta la Iglesia del Vaticano II

No tengo el más mínimo problema con el Vaticano II. Para mí es un Concilio tan ecuménico como todos los anteriores.

La imagen de la Iglesia

¿A qué cree usted que se debe la mala imagen de la Iglesia a nivel mediático?

A que la Iglesia (y ahí entramos todos) se explica muy mal. Obispos, curas, seglares… No venden su producto.

No vende su producto, ¿porque no quiere, no sabe o no puede?

Yo creo que no sabe. Le pasa un poco lo que al PP, que se vende fatal y luego le pasa lo que le pasa. En ese sentido, también creo que la mayoría de nuestros obispos tiene más “charme” que el señor Rajoy. Así que no quiero hacer la comparación.

Ya que hablamos del PP, algunos le reprochan a la jerarquía precisamente que vaya de la mano de los populares.

Yo creo que no, que las cosas que han dicho que un católico no debe votar se encuentran casi igual (no exactamente, pero casi) en el PP que en el PSOE. Con el PP va a haber los mismos abortos que con el PSO; el matrimonio de homosexuales seguirá siendo matrimonio, (que yo respeto muchísimo todas las relaciones, sean comos sean, que cada cual haga lo que le de la gana). Ahora, si un señor resulta que es de Vitugudino, no puede decir que es gallego. Pues igual, a mí me parece que eso no es matrimonio, aunque la ley lo llame así. E incluso hasta la EpC la querría el PP para honra de Rajoy en los colegios. Por eso digo, que casi es lo mismo.

Estábamos hablando de la falta de credibilidad que como institución tiene la Iglesia española, según las encuestas oficiales y no oficiales. ¿Invierte la Iglesia en medios y en personas para trasladar a la opinión pública otra imagen?

No, nada. Y la primera inversión que tendría que hacer (que además es baratísima) sería que sus agentes mas destacados, que son los sacerdotes y los religiosos, se dedicaran a decir y a exponer fidedignamente lo que quiere la Iglesia, lo que propone, lo que sustenta. Yo soy por adopción, porque jurídicamente estoy en el límite de ella, de la parroquia de Caná. Allí, por la labor de unos cuantos sacerdotes, los fieles abarrotan la Iglesia, los confesionarios están llenos, recogen muchísimo dinero, y todo el mundo está encantado. Alguna vez pensé que si fuera arzobispo de Madrid mandaría a todos los seminaristas un mes a Caná, para que vieran lo que es aquello y después hicieran algo parecido. Pero no se hace. Y unos curas dicen lo contrario que otros. Y Entrevías es Entrevías, y el OPUS DEI es el OPUES DEI, y parece que no casa lo uno con lo otro… Muchos fieles dicen “aquí vale todo, esto es un cachondeo”.

Así que la receta de Jesús Higueras…

A mí me parece espléndida.

Higueras, que es el párroco del que estamos hablando, escribe en ABC desde hace algún tiempo, con mucho éxito.

Si, aunque yo no leo ABC

¿Qué lee Vd.?

Por mi no leería ningún periódico, pero como a mi mujer le gusta tener el papel en la mano y, por eso, compro La Razón. Pero si fuera por mí, leería por Internet. De los artículos religiosos de ABC tengo conocimiento de los importantes, porque los refleja Religióndigital o los refleja Ecclesia…Vamos, me entero de ellos, pero el periódico no lo leo. Y Don Jesús Higueras no suele aparecer, aunque es mi párroco y le tengo gran admiración, no leo los artículos que hablan de él. Alguna vez leí alguno, pero no sé cómo son.

La cadena COPE

¿En la imagen de la Iglesia, influye, en positivo o negativo, la cadena COPE?

Hombre, yo creo que la cadena COPE es un tema complicado. Porque es raro que sus dos figuras sean un ateo (o agnóstico) y un protestante. Y que la otra figura, la católica, tenga un programa de sexualidad, a las seis de la tarde de los jueves. Un programa del que creo que hasta un legionario, a veces, se ruborizaría.

¿La católica es Cristina López?

Sí. Ahora bien, no cabe duda que tanto Federico Jiménez Losantos o Losdemonios (que así le llaman), como César Vidal han dado a la cadena un peso y un número de oyentes extraordinarios. A la Iglesia le viene muy bien tener gente que la oiga. Muchos católicos, además, están descontentos con el programa del señor Rodríguez Zapatero, ven bien que se le zurre. Porque los católicos no están descontentos con la COPE. Los que muestran descontento son esos católicos que dudo que sean católicos. Eso pienso yo, que no tengo nada que ver con la COPE, pues nunca habla de mí y yo muy poco de ella.

¿Qué le parece la campaña de financiación que ha lanzando la Iglesia? ¿Llega a la gente? ¿Tiene algún eco?

No te puedo contestar, porque no lo sé. Yo, cuando llegan los anuncios, desconecto. Si estoy en la televisión, hago zapping; si estoy en la radio y estoy trabajando, en ese momento me concentro en el trabajo y no en el anuncio, con lo que algo he oído, pero no sé si va a tener eco o resultado. Bastaría con que, desde la Iglesia, los párrocos y religiosos dijeran a los alumnos de sus colegios, a los padres, a los fieles, que pongan la cruz. Pero, si no lo hacen los párrocos, ¿qué va a hacer una campaña? Pues menos, aunque algo hará. Yo creo que el gran problema que tiene la Iglesia es que a los coroneles les desobedecen los comandantes. Y a éstos los tenientes, y a los tenientes los soldados…Un ejército así es una mierda de ejército, pero bueno…

¿O sea que la cadena de mando no funciona?

No me parece que funcione en absoluto.

Otros dicen lo contrario, que funciona a las mil maravillas, y que los obispos españoles tienen tortícolis de tanto mirar a Roma.

Pero eso para en los obispos.

Y no baja…

No baja. Hay curas que sí están en comunión con los obispos, pero muchos no y otros no se meten. Hay curas mercenarios. Yo he conocido unos cuantos…

¿Y los obispos no pueden hacer nada para aliviar esa situación?

No, hombre, claro que podrían.

¿Por ejemplo?

Unos obispos de la zona por la que pululó el inefable monseñor Godayol, a determinada sección de la Iglesia que se dice Iglesia y que el Vaticano mandó a freír espárragos. Esos obispos, que son los de Cuzco, Arequipa…seis u ocho obispos y algún arzobispo han dicho que no respaldarán un movimiento que es clavadito al que aquí en España pulula. Sin embargo, en España nadie dice nada. Y, si dicen algo, luego se la envainan, como pasó con Entrevías…

¿Habría que excomulgarles, o echarles o…?

Eso tales no son católicos porque no creen en la Iglesia. Ser católico sin creer en ella es rarísimo, porque entonces eres protestante. Se han hecho una Iglesia a su imagen y semejanza, que es la que les parece buena. Una Iglesia que no termina de llegar (¡cuántos viejos se han muerto y no la han visto!). Es ley de vida, igual me muero yo antes, con mis 67, porque nunca sabemos el día ni la hora. De esa Iglesia, el más niño es Tamayo, que es dos o tres años más joven que yo, y es el benjamín. Pues ellos dicen que una parte de la Iglesia no es Iglesia, que si un señor toma la píldora o se divorcia, aunque quiera, no puede ser católico. Los que dicen que al Papa y a los obispos no hay que hacerles nada de caso, que Jesucristo no ha resucitado…Lo leemos todos los días. Decir que esos son católicos a mí me parece que es un engañabobos.

Hay un fenómeno que se nota mucho en Religióndigital y en otras páginas: La lucha a muerte entre dos Iglesias, dos sensibilidades eclesiales, la Iglesia de la derecha y la de la izquierda o, incluso, la del centro. ¿No sería mejor sumar que restar?

No, porque es imposible. Si tú tienes seis peras y seis manzanas, no puedes decir que tienes doce manzanas. Tendrás doce objetos, doce frutos, pero no doce manzanas. A mí me parece que es imposible sumar al que se retira de la fe. ¿Cómo le vas a sumar, si no cree en lo que cree la Iglesia? Tiene sensibilidad religiosa, mira a Jesucristo…Pero es que muchos protestantes también creen eso, que Jesucristo es hijo de Dios y ha resucitado. Esa persona, con un protestante o con un ortodoxo, puede sumar, pero con uno que no tiene nada que ver con él, ¿qué suma? Es como si ahora el PP y el PSOE dicen que los dos piensan lo mismo. ¿Cómo vas a sumar a Blas Piñar con Llamazares, aunque los dos digan que son españoles?

¿Le gustaría a usted que volviese la misa en latín?

Me siento satisfecho con el rito ordinario de la misa, que es el que oigo. Desde el cambio litúrgico, he oído tres misas en latín, y sin el menor problema. Pero si la misa ordinaria tiene tanta sensibilidad como la misa en latín, y con ella se ha canonizado a una infinidad de santos, y los católicos se sienten cómodos con ella…Hombre, un mínimo de democracia. Lo más probable es que yo siga asistiendo a ella, a no ser que la misa extraordinaria se implante a la hora que yo suelo ir.

¿Le han llamado de alguna instancia eclesial española para pedirle consejo a la hora de proyectarse en los medios, usted que tiene tanto éxito en ellos?

No. Tengo contactos. Puedo comer con un obispo, saludar a éste, llamar a aquél por teléfono…Pero por cuestiones concretas, no para pedirme nunca un diagnóstico sobre la Iglesia y un procedimiento para actuar. No, eso nunca me lo han pedido.

¿Se quejan mucho de lo que escribe?

Con los que hablo, no se me quejan nada. Que haya otros con los que no hablo que se quejan, tú mismo tienes constancia de ello.

¿Cómo prevé que vaya a ser, en esta legislatura, la relación de la Iglesia, del episcopado con Zapatero?

No tengo ni idea si Zapatero va a insistir porque vio que le daba buen resultado, si no va a insistir en eso y va a dejar que las aguas se tranquilicen…La Iglesia, quizá, también piense en tranquilizarse, pues Rouco acabó absolviendo a Entrevías, ¿verdad? Es un gallego que, si te lo encuentras en las escaleras, nunca sabes si sube o si baja. No puedo hacer un pronóstico sobre lo que pueda ocurrir en esta legislatura. No lo sé.

¿Qué dos o tres cosas cambiaría, de tener usted poder de decisión en la Iglesia española, de inmediato?

Pues yo impondría autoridad, que no existe en absoluto. Creo que con esa bastaría.

¿Lo que decía antes de restablecer la cadena de mando?

Exactamente.

¿El futuro de la Iglesia española, cómo lo ve?

Pues yo veo que las puertas del infierno no prevalecerán. Que, en los años que a mí me queden de vida que ya no van a ser muchísimos, habrá tranquilidad. Algo parecido a lo de ahora, quizá. Lo mismo no serán católicos el 78% de los españoles, pero sí el 51% o el 49%. Exactamente igual que ahora, algunos estarán encantados en la Iglesia y yo lo que confío es que los aburridos de la Iglesia terminen de aburrirse al ver que no consiguen nada. ¡Porque mira que llevamos años y no han logrado absolutamente nada! Y hasta los liturgistas, que creían que habían puesto una pica en Flandes con la nueva misa, ahora les meten también la antigua…Para que se suiciden, yo no pienso suicidarme.

¿Decidido a continuar en la brecha?

Claro que sí. Estoy encantado y creo que estoy trabajando por mi Santa Madre Iglesia. Hay siempre algún comentarista que piensa que lo hago para forrarme, pero tú eres consciente de que Religióndigital no me da un solo euro.

Gratis et amore lo hace usted, de eso doy fe.

Y lo hago porque creo que lo debo hacer por mi Santa Madre Iglesia.

Pues es un placer contar con usted en Religióndigital. Es un honor tenerle a nuestro lado y esperamos que siga cosechando éxitos.

Y yo espero que siga siendo en Religióndigital.