El Premilenialismo-Parte II


El Premilenialismo-Parte II

26 06 2008

El día de hoy quiero continuar con el tema de escatología, específicamente, el Premilenialismo. El Premilenialismo dispensacionalista enseña una segunda venida de Cristo en dos fases, la primera de ellas, lo que han llamado el rapto de la iglesia. El dispensacionalismo ha tenido gran apoyo de iglesias cristianas conservadoras, especialmente de los Estados Unidos.

La visión que ha predominado en el dispensacionalismo se conoce como el rapto pre-tribulacional. La enseñanza clásica es que la primera fase de la venida de Cristo, precede un período de siete años de tribulación, y que la segunda fase, Su revelación, introduce el milenio del reino de Cristo en la tierra. La primera fase, según los dispensacionalistas es el rapto de 1 Tesalonisenses 4: 17, en donde Cristo viene por sus santos, contrario a cuando viene con sus santos.

Para los dispensacionalistas, la venida de Cristo por sus santos será precedida por la resurrección de los creyentes. Luego de la resurrección de los santos muertos, los creyentes que aún vivan serán transformados inmediatamente, y todos serán llevados al cielo junto a Cristo, quien desciende sólo con ese propósito. La iglesia estará con Cristo por siete años, mientras ocurre la tribulación.

Mientras la iglesia goza de la cena de las bodas del Cordero, en la tierra ocurre la tribulación, que cumple la profecía de Daniel 9: 27. Surge el anticristo y durante este período los elegidos de Israel y un gran número de gentiles serán salvos. Pero cuando Cristo vuelva con sus santos, vencerá a sus enemigos en la batalla de Armagedón, e iniciará el reinado de Cristo por mil años.
Pero, como veremos más adelante, la segunda venida de Cristo no es un evento que ocurre en dos fases. Hagámonos estas preguntas: enseña la Biblia una segunda venida de Cristo en dos fases, separadas por un período de siete años? Y enseña la Biblia que la primera de estas fases es el rapto de los dispensacionalistas?

Como vimos en la entrada previa, el regreso de Cristo es un evento que consuma la salvación de la iglesia, y ocurre al final de esta era. Según los dispensacionalistas premilenialistas, fue sugerido en el Nuevo Testamento los usos más comunes para explicar las dos fases de la segunda venida de Cristo con tres palabras: parousia (presencia, venida); apokalupsis (revelación), y epiphaneia (aparición). Parousia fue usado para el rapto de la iglesia, y los otros dos términos se usaron para la segunda venida de Cristo al final del período de siete años, cuando viene con sus santos.

Sin embargo, el Nuevo Testamento enseña claramente que parousia y apokalupsis pueden ser utilizados de manera indiferente, así como apokalupsis y epiphaneia, para referirse a la segunda venida de Cristo al final. Un ejemplo de esto lo tenemos en 1 Tesalonisenses 4: 15,

“Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron.”

Pablo usa el término parousia para describir el rapto. Pero en 1 Tesalonisenses 3: 13, usa el mismo término para describir la segunda venida de Cristo con sus santos. Igualmente en 2 Tesalonisenses 2: 8, Pablo usa el término parousia para referirse al evento en que Cristo destruye al anticristo. La realidad de que estos términos son utilizados como sinónimos se trae abajo la teoría delos dispensacionalistas premilenialistas.

Ambos términos apokalupsis y epiphaneia son utilizados en las epístolas de Pablo para lo que los dispensacionalistas llamarían la primera y segunda fase de la segunda venida de Cristo. En 1 Corintios 1: 7 el término apokalupsis es utilizado para el rapto. Sin embargo en 1 Tesalonisenses 1: 7-8, es usado para describir lo que los dispensacionalistas denominan la revelación o aparición de Cristo.

Además los dispensacionalistas enseñam que la iglesia no sufrirá tribulación, mas esto no puede ser sostenido por el Nuevo Testamento. En el discurso del monte en Mateo 24, Jesús, respondiendo la pregunta de sus discípulos, habla de la gran tribulación, la cual será tan severa que será acortada a causa de los elegidos. Este pasaje se refiere a que los creyentes no serám raptados antes de la tribulación, sino que la van a sufrir. Según los dispensacionalistas, los elegidos aquí son los judíos y no la iglesia. Pero el correcto análisis de este pasaje nos deja ver que se trata de los elegidos, tanto judíos como gentiles, antes de la segunda venida de Cristo.

En ese mismo pasaje, Cristo describe el rapto en una manera que indica que no sólo seguirá luego de la tribulación, sino que marca el final de los tiempos. En Mateo 24: 31 leemos lo siguiente,

“Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.”

Esta descripción es similar al lenguajhe utilizado en 1 Tesalonisenses 4: 16-17 para describir los eventos que ocurren durante el rapto. Es difícil ver estos pasajes como distintos eventos. La misma dificultad enfrenta el dispensacionalista cuando se trata de la enseñanza de 2 Tesalonisenses 2, en cuanto a su descipción del anticristo que vendrá amtes del día del Señor. El punto de este pasaje es advertirle a los creyentes de Tesalónica a no ser engañados sobre si la segunda venida de Cristo ya ha ocurrido, y es escrito a cristianos gentiles principalmente.

Ahora, veamos lo que dice 1 Tesalonisenses 4: 13-18,

“Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza. Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él. Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras. “

Analicemos cuidadosamente este pasaje ya que habla acerca del rapto. Al hacerlo, nos daremos cuenta de que no habla de un rapto pre-tribulacional como el enseñado por el dispensacionalismo. Primero, el mensaje es escrito a causa de una preocupación de la iglesia en Tesalónica. Entre esos creyentes, algunos temían que los santos que “dormían” en Jesús no serían parte de la bendición de su venida. Pablo inicia diciendo,

“Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza. Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él.”

Estas palabras indican lo poderoso de sus miedos y cuanto quería el apóstol Pablo asegurarles de lo que verdaderamente ocurriría. Luego de esto, el apóstol Pablo responde más directamente diciendo que en el rapto todos los creyentes se reunirán con Cristo en el aire.

“Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras. “

Qué significa “estas palabras”? De acuerdo a la idea dispensacionalista, enseñan que durante la parousia, o primera venida de Cristo, ocurre la primera resurrección, es decir la resurrección de los creyentes y sólo ellos. Estos se reunirán con Cristo en el aire y luego vendrán con Él en su segunda venida. Estarán con Cristo, como dijimos antes, por siete años, y al final de ese período vendrá a reinar la tierra por mil años.

Pero, qué enseña este pasaje? Primero, en el verso 16 vemos que los muertos en Cristo resucitarán primero antes que los santos que se encuentren vivos, y se reunirán con Cristo en el aire durante su segunda venida. Para los dispensacionalistas esta es la primera resurrección, diferente a la segunda la cual será la resurrección de los incrédulos casi al cierre del milenio. Qué queda claro? Que la palabra milenio no se encuentra en el texto.

Segundo, el pasaje habla de todos los creyentes siendo llevados al cielo para reunirse con Cristo. Los dispensacionalistas mantienen que esto se refiere a la reunión en el aire que conlleva a la ida de Cristo con sus santos de nuevo al cielo por un período de siete años, mientras en la tierra ocurre la tribulación. Pero esto no está en el texto.

Las palabras “para recibir” en griego (eis apanteesin) literalmente significan hacia una reunión, y es usada cuando un dignatario visita una ciudad y los ciudadanos de esa ciudad llegan a recibirle fuera de la ciudad, y luego el dignatario y los ciudadanos vuelven a la ciudad que iba a ser visitada. Esa palabra es utilizada en dos ocasiones en el Nuevo Testamento (Hechos 28: 15 y Mateo 25: 6). En ambos casos se refiere a una reunión que ocurre antes que las partes involucradas regresen al lugar que iba a ser visitado. Los santos que se reunan con Cristo en el cielo regresarán con Él, no al cielo, sino a la tierra.

Tercero, el resultado de este rapto es la bendición de estar con Cristo. Esto cabe mejor con la idea de que los creyentes, en el estado final, glorificados y resucitados, morarán con Cristo por la eternidad.

Cuarto, algunas descripciones del rapto no concuerdan con la visión dispensacionalista. La venida del Señor, como descrita en estos versos, es visible, pública, y que señala el descenso de Cristo del cielo con un grito, la voz del arcángel, y la trompeta de Dios. En el dispensacionalismo, la primera venida de Cristo es un rapto secreto en donde los creyentes serán raptados sin advertencia.

Por lo tanto, vemos como la visión dispensacionalista se cae con estos versos, pues la Biblia no enseña que los creyentes no experimentarán la tribulación, y la visión del rapto es también errada. Pueden leer el resto de la serie,

  1. Parte I
  2. Parte II
  3. Parte III

sujetosalaroca.com

A %d blogueros les gusta esto: