Charly García sigue en terapia intensiva y analizan si padece un cuadro de neumonía

Charly García sigue en terapia intensiva y analizan si padece un cuadro de neumonía

Los médicos que lo atienden en Mendoza afirmaron esta noche que “no existe una fecha probable de alta”. Pero aseguraron que su salud se encuentra compensada. El músico fue internado ayer, tras protagonizar un escándalo.

Los médicos que atienden a Charly García en una clínica de Mendoza expresaron esta noche que el músico -internado desde ayer en terapia intensiva tras protagonizar un escándalo en un hotel- podría padecer un cuadro de neumonía. Asimismo, afirmaron que todavía no saben cuándo le darán el alta.

De acuerdo al último parte médico, difundido esta noche, Charly -que presentó durante la jornada un pico de fiebre– “tendría un principio de neumonía que demanda entre cinco y 14 días de tratamiento“. Asimismo, se indicó que el músico “permanecerá en terapia intensiva”.

Héctor Lamacchia y Juan Ursomarzo, directivos de la Clínica de Cuyo, coincidieron en decir que pese a esta situación “García continúa hemodinámicamente y metabólicamente compensado, con buena dinámica respiratoria espontánea, bajo los efectos de la sedación farmacológica”.

Por otra parte, los médicos afirmaron que Charly no recibió visitas. Y que para ser trasladado a Buenos Aires en un avión-ambulancia, “tiene que haber una persona que se haga responsable y hasta ahora no se tuvo contacto con ningún familiar”.

Charly se encuentra internado desde ayer en ese centro asistencial, tras sufrir una fuerte crisis en el hotel en el que se alojaba, donde se peleó con uno de sus músicos y provocó destrozos en una habitación y en otras instalaciones del Solaz de los Andes.

Un video grabado con un celular, difundido hoy, muestra el trabajo de dos policías y dos médicos para calmar al músico. En las imágenes se lo ve a Charly tirado en el suelo, boca abajo, balbuceando, mientras le inyectan un sedante. Luego fue trasladado al Hospital Central y de allí a la Clínica de Cuyo, donde se encuentra internado.

http://www.clarin.com/diario/2008/06/10/um/m-01691051.htm

La numerología en la Biblia

La numerología en la Biblia

Los números en la Biblia tienen su significado de acuerdo con la interpretación que debemos hacer de ellos, basada en el contexto cultural en el que escribe el autor.

Para nosotros los números tienen un significado muy distinto a los números que leemos en la Biblia. En la Biblia los números tienen tres significados distintos: cantidad, simbolismo y mensaje. En las lenguas bíblicas hebrea y griega las letras tienen un valor numérico. Así el 1 sería la A, el 2 la B, etc. El número obtenido con la combinación de letras se llama gemátrico. En cada cifra podía haber escondida una palabra. La Biblia trae varios ejemplos de estos números gemátricos. Por ejemplo: Cuando salieron los israelitas de Egipto dicen que salieron 603,550 hombres, sin contar mujeres y niños, pero si sustituimos las letras de la frase todos los hijos de Israel (en hebreo) por sus correspondientes valores numéricos da precisamente 603,550, con lo cual lo que están diciendo es que salieron todos los hijos de Israel.

Mt 1,17 divide a los antepasados de Jesús en tres series de 14 generaciones cada una. Pero esto es imposible. Mateo sólo pone tres nombres para cubrir los 430 años de esclavitud en Egipto. Lo que ocurrió fue que tomaron el nombre de David: D=4 + V=6 + D=4 = 14, y como se esperaba que el Mesías fuera descendiente de David, el evangelista quiso decir que Jesús es el triple David, el Mesías total, verdadero descendiente de David. El más conocido de estos números gemátricos es el famoso 666 en Apocalipsis 13,18. El mismo libro aclara que se trata de la cifra de un hombre y es el emperador Nerón. Si transcribimos Nerón César en hebreo obtenemos: N=50 + R=200 + W=6 + N=50 + Q=100 + S=60 + R=200 = 666.

La Biblia es la historia apasionada del amor de Dios a los hombres, la historia de un Dios que no se cansa de buscar formas para salvar a los hombres, a pesar del olvido y la traición de ellos. Este debe ser el espíritu con que debemos leer la Biblia para aplicarla a la vida diaria. Si queremos buscar en la Biblia la explicación del futuro del mundo, a la manera de un horóscopo o de una quiromántica, estamos errados desde el principio. Por ello, decía Orígenes: «Lo que viene del Espíritu sólo es plenamente percibido por la acción del Espíritu». Si queremos entender y aplicar la Biblia a la vida diaria, hay que leerla e interpretarla con el mismo Espíritu con que fue escrita. [1]

Dios quiere darnos a conocer su mensaje de salvación. Pero Dios habla en la Biblia por medio de hombres y en lenguaje humano. Por lo tanto, quien interpreta la Escritura, para conocer lo que Dios quiso comunicarnos, debe estudiar con atención lo que los autores querían decir y lo que Dios quería dar conocer con dichas palabras. [2] Muchos de los autores usan metáforas, símbolos, números para darnos a conocer ese mensaje de Dios. Para descubrir la intención del autor en esas metáforas, símbolos o números hay que tener en cuenta, entre otras cosas, los géneros literarios, pues el mensaje que Dios quiere dejarnos se presenta y se enuncia de modo diverso. Habrá que tomar en cuenta además los modos de pensar, de expresarse, las formas de narrar las cosas, los acontecimientos en el tiempo del escritor, así como las expresiones que se solían emplear en la conversación ordinaria, los significados que ciertas imágenes, metáforas o números evocaban en la mente de los lectores o de los oyentes de la época.

Los números en la Biblia tienen su significado de acuerdo con la interpretación que debemos hacer de ellos, interpretación basada en el contexto cultural en el que escribe el autor. Setenta veces siete para nosotros, hombres y mujeres del siglo XXI no significa otra cosa que cuatrocientos noventa, pero para el semita, por el contexto en el que vivía, el número siete era símbolo, imagen de la plenitud: en siete días Dios creó el Universo entero. Conociendo esos giros lingüísticos podemos saber cuál es la intención del autor, que es la intención de Dios, y de esa manera entender que setenta veces siete quiere decir sin límite. De esta forma podré aplicar el «número» de «setenta veces siete» a mi vida diaria, a través del perdón sin límite que otorgaré a mi prójimo.

¿Debemos tomar en cuenta los números en la Biblia para la vida diaria? Sí, siempre y cuando conozcamos su significado y entendamos el Espíritu con el que fueron escritos. 1000: este número no representaría la cantidad exacta de 1000, sino la idea general de un gran número (por ejemplo, los mil años de encierro del Dragón antes de que se vuelva a levantar y sea vencido para siempre [3], no representarían un período de exactamente mil años sino solamente la idea general de mucho tiempo. Por ejemplo en Ap 5,11; 7, 4-8; 20, 2-7 para algunos eruditos la inclusión en la Biblia de un número de símbolos, parábolas, metáforas para expresar un significado hace del literalismo algo impráctico. Sin embargo, en la mayoría de los casos, a cada pasaje simbólico en la Biblia le sigue una explicación completa. A pesar de las declaraciones de algunos eruditos, 2 Timoteo parece indicar que Dios no tenía la intención que la Escritura se tomara subjetivamente: «Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia.» [4] Muchos eruditos de la Biblia están de acuerdo que una estricta pauta para interpretar la Palabra de Dios es la opción más prudente a seguir.

Notas

[1] Cfr. DV n 12.

[2] Ibidem

[3] Cfr. Ap 20

[4] Cfr. 2 Timoteo 3,16

http://www.conoze.com/doc.php?doc=8341

Aproximadamente un millón de personas en México viven con esquizofrenia

Aproximadamente un millón de personas en México viven con esquizofrenia

Artículos Relacionados
01:03
01
Junio
2008
Es una de las enfermedades mentales más debilitantes y desconcertantes
Ocupa el octavo lugar entre las causas de incapacidad de las personas entre los 15 y los 45 años de edad
Aproximadamente un millón de personas en México viven con esquizofrenia, un trastorno mental en el cual es difícil para el paciente diferenciar entre experiencias reales e irreales debido a que su percepción puede distorsionarse haciendo que escuche y perciba situaciones que no están en la realidad, aseguró el Doctor Alejandro Díaz, especialista del Instituto Nacional de Psiquiatría.

En entrevista, Díaz Anzaldúa, comentó que actualmente la esquizofrenia ocupa el octavo lugar entre las causas de incapacidad de las personas entre los 15 y los 45 años de edad toda vez que los pacientes no tienen respuestas emocionales normales ante la sociedad ni el control para comportarse normalmente en situaciones sociales.

“La calidad de vida de las personas que padecen esquizofrenia se ve afectada, porque el paciente puede sentirse asustado, ansioso y confundido debido a que vive en un mundo distorsionado por alucinaciones y delirios. Ese pensamiento interfiere en la planificación, motivación y comunicación”, comentó el Dr. Díaz.

El médico expuso que un paciente con esquizofrenia puede utilizar palabras sin sentido o saltar de un pensamiento a otro no relacionado. Esto puede causarle aislamiento social que hace que la persona esquizofrénica se recluya. Este alejamiento suele suceder debido a una intolerancia a estar entre multitudes, reuniones pequeñas e inclusive con una sola persona.

Así también, comentó que los pacientes con esquizofrenia tienen una escasa calidad de vida, ya que; aunado a los síntomas y los efectos secundarios de los tratamientos, son objeto del rechazo y aislamiento. Y esto se traduce en una disminución de la calida de vida en 10 años en promedio.

El médico del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente, comentó que los afectados por la enfermedad, son estigmatizados por su padecimiento, debido a que los familiares, amigos y gente en general con frecuencia no entienden esta enfermedad y los rechaza o simplemente no les brindan la ayuda que necesitan.

El paciente con esquizofrenia necesita apoyo de un gran número de personas en diferentes roles, entre ellas están los familiares, los profesionales de la salud, los amigos o vecinos.

Por ello, es de vital importancia que los pacientes y familiares consulten al psiquiatra que es el especialista adecuado para tratar este padecimiento, y así recibir la ayuda profesional necesaria y obtener un diagnóstico rápido para comenzar el tratamiento lo antes posible y logren reincorporarse a su vida normal.

Tumores cerebrales “Enemigos silenciosos”

Tumores cerebrales “Enemigos silenciosos”

 
Artículos Relacionados
01:26
01
Junio
2008
 
 
En México sólo hay 130 radio-oncólgos: Sociedad Mexicana de Radioterapia
De los tumores cerebrales, el glioblastoma multiforme es el más agresivo y mortal
El Consejo Mexicano de Certificación en Radioterapia reconoce déficit de especialistas 

Los tumores cerebrales son enemigos silenciosos a los que debemos conocer muy bien para saber cómo se comportan, especialmente el glioblastoma multiforme que es uno de los más agresivos, cuyo impacto no sólo es en el paciente, sino en la familia porque afecta al cerebro, nuestro coordinador general, limitando las funciones del habla o motoras, por ejemplo, de un padre de familia, de una madre o de un hijo, asegura el Doctor Gilberto Morgan.

En entrevista, Morgan Villela, Jefe de la División de Oncología y Hematología, y encargado del Servicio Nacional de Radioneurocirugía de la Unidad Nacional del IMSS –servicio y equipo único en México y en Latinoamérica para cuya construcción se invirtieron recursos del orden de los 150 millones de pesos entre obra y equipo médico–, destaca que en el IMSS estamos creando mucha conciencia para que los pacientes sean tratados como debe ser para que reciban lo que necesite porque los tumores cerebrales requieren una atención muy especial.

leer el resto de la entrada»

 

«El miedo puede ser una vacuna contra el propio miedo»

03/11/2007 GMT 1

«El miedo puede ser una vacuna contra el propio miedo»

El miedo es una emoción natural del ser humano que tiene dos caras. Una buena porque prepara al organismo para escapar o afrontar un peligro. Y una mala cuando esta emoción se mantiene de forma continuada. Este es el caso de las enfermedades relacionadas con el temor, como la angustia o las fobias. La buena noticia para las personas que sufren estas patologías es que existen buenos tratamientos farmacológicos y de psicoterapia para superarlas. Es más, pasar cierto miedo puede ser una vacuna terapéutica frente al propio miedo, explica Óscar Vilarroya, doctor en Ciencia Cognitiva y director de la Cátedra del Cerebro Social de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). Esta Cátedra ha organizado el taller ‘Las dos caras del miedo’ en el Festival de Cine Internacional de Cataluña, en Sitges (Barcelona).

El miedo es una emoción que compartimos con muchos animales, sobre todo con los mamíferos. Apareció, dentro de la historia evolutiva, en antepasados nuestros lejanos. Tiene el valor de la supervivencia, de reaccionar de forma adecuada ante el peligro. Esta emoción detiene todos los procesos innecesarios del organismo, como el de la digestión, la reproducción y las defensas. Y pone en marcha todos los procesos necesarios para huir o luchar frente al peligro.

¿Cuáles son esos procesos necesarios para afrontar el peligro?

El miedo aumenta el riego sanguíneo en los músculos y la frecuencia cardiaca; abre los bronquios para que haya más capacidad pulmonar; aumenta el nivel de glucosa, que está acumulada en diversos depósitos del organismo y la dispone en la sangre para aportar a los músculos la energía necesaria para reaccionar; segrega endorfinas (opiáceos internos), para que no suframos dolor y podamos huir del dolor físico, o no sentirlo. El miedo despierta todos estos procesos que nos permiten sobrevivir en situaciones de peligro. Nosotros los hemos heredado de nuestros antepasados que tenían miedo. Los que no lo tenían desaparecieron y no hemos heredado nada de ellos.

¿Qué tiene de bueno y de malo esta herencia?

«Hay una predisposición genética a sufrir miedo patológico, aunque también influyen factores externos»
Tiene de bueno que en una situación moderna de peligro nos permite huir de forma adecuada. Pero tiene de malo que es un mecanismo para actuar de forma muy rápida, muy poco fino, y que puede ser negativo si se dispara demasiado. Siempre existe un nivel óptimo de respuesta para que no haya bloqueos y el sistema no quede paralizado o no se pase de largo, lo que puede provocar situaciones muy estresantes e, incluso, la muerte. Hay una muerte documentada científicamente, la muerte del Vudú. Es la de la persona que sabe que le han hecho Vudú y que sufre tantas horas y tantos días que acaba sucumbiendo y muere por estrés continuado. El exceso continuado de miedo puede conducir a la angustia, el ataque de pánico, el trastorno obsesivo compulsivo y las fobias, que son las llamadas enfermedades del miedo.

¿Estos mecanismos son los mismos en el caso del miedo de ‘sustos’ que del miedo continuado?

El miedo puede ser debido efectivamente a un susto. Pero también puede presentarse en períodos cortos o de forma sostenida a lo largo del tiempo. Cuando el miedo es continuo se activa el mismo mecanismo que cuando es por periodos cortos. Se mantiene porque el cuerpo siente la amenaza del peligro; la frecuencia cardiaca es alta y la presión arterial es alta. Cuando la sensación de amenaza es continuada, el organismo lo paga. El miedo está para evitar situaciones nocivas, pero mantenido resulta patológico por naturaleza. Las fobias también lo son, pero no se deben a un miedo mantenido, sino localizado, que se asocia a estímulos concretos frente a los cuales se tiene una respuesta exagerada.

¿Hay diferencias entre hombres y mujeres en la forma de experimentar el miedo?

Las diferencias entre hombres y mujeres no se manifiestan en situaciones normales. Pero sí que hay diferencias en la frecuencia de los miedos patológicos. Las mujeres sufren más de ansiedad, mientras que los hombres padecen más de trastorno obsesivo compulsivo. Pero los innatos son similares en ambos. Me refiero a miedos a fenómenos clásicos como la oscuridad, las alturas y los sociales como el miedo al rechazo en el entorno social o a la incertidumbre.

¿Actualmente existen buenos tratamientos para superar los miedos patológicos?

Sí, dentro de las patologías psiquiátricas, estas enfermedades tienen buenos tratamientos farmacológicos y de psicoterapia. Han mejorado mucho en los últimos 30 años.

¿Tiene que existir un detonante que dispare el miedo patológico o hay personas más proclives a tenerlos por una base genética?

Sí, hay una predisposición genética, pero también tienen que darse los estímulos adecuados para generar miedo. La persona con esta predisposición, si vive en un convento de monjes budistas, probablemente no lo desarrollará, pero en una sociedad abierta, donde hay muchos estímulos, es probable que lo desarrolle más fácilmente. Aunque depende de cada persona, los estímulos pueden despertar angustia, ataques de pánico y fobias concretas.

Esta pregunta tiene que ver con el taller de miedo que ustedes han celebrado en Sitges, con motivo del Festival de Cine. ¿Es bueno pasar miedo y ver películas de miedo?

Nosotros somos seres que aprendemos a gestionar las cosas de la vida. Tenemos un aprendizaje de las relaciones sociales y de las tareas. Del mismo modo, gestionamos las emociones y realizamos un aprendizaje de forma inconsciente desde pequeños. Aprender a gestionar los miedos es parecido. Es como dos lobeznos que juegan simulando una pelea que luego puede darse en una situación real. Ir a ver películas de miedo nos ayuda a aprender a gestionarlos en un entorno controlado, entretenido, donde lo pasamos bien, aprendemos a gestionarlos, sentirlos e identificarlos.

Entonces, ¿pasar miedo puede ser una vacuna contra el propio miedo?

Sí, puede ser una vacuna. De hecho, el tratamiento de psicoterapia cognitivo-conductual de las fobias consiste en hacer una inmersión en el estímulo que provoca el miedo hasta que éste desaparece.

MIEDO A LA TECNOLOGÍA
La sociedad moderna nos ha provisto de nuevos estímulos y situaciones con potencial para despertar nuestros miedos más ancestrales. El temor al depredador se ha transformado en el miedo a hablar en público, a hacer el ridículo, a ser rechazado o a no cumplir las expectativas sociales. Estos son algunos de los más típicos que salen a relucir en encuestas que se realizan en sociedades occidentales bien estructuradas, recuerda Óscar Vilarroya. Pero no todo acaba ahí.

A los miedos sociales hay que sumar los relacionados con las nuevas tecnologías por dos motivos: falta de capacidad de control -o incertidumbre- y desconocimiento. «Si no se controla la tecnología, ésta nos controla a nosotros», afirma el experto. Ese descontrol conduce a la ansiedad. El desconocimiento y la sensación de incapacidad para utilizarla también la producen. «Esta incapacidad genera angustia por la incapacidad de adaptarnos a los nuevos tiempos», explica Vilarroya.

Actualmente, la Cátedra del Cerebro Social de la UAB trabaja, conjuntamente con Antonio Bulbena, catedrático de Psiquiatría de la misma Universidad Autónoma y director del Instituto de Atención Psiquiátrica del Hospital del Mar, de Barcelona, para identificar los procesos cerebrales que se esconden bajo esta patología y analiza si, dentro de la esquizofrenia, hay un subtipo más asociado a los trastornos de ansiedad mediante máquinas de resonancia magnética (RM) funcional.

Las partes del cerebro que se activan -fundamentalmente la amígdala, que corresponde a la parte más primitiva del cerebro- son las mismas en sujetos que tienen miedo sanamente y los que lo sufren de forma patológica pero varían en intensidad, reactividad y se disparan antes en las personas con miedo obsesivo.

http://calle42.nireblog.com/


Síndrome del Ordenador

07/11/2007

Síndrome del Ordenador

Afecta al 80% de los jóvenes en edad universitaria

La era digital se caracteriza por la presencia de ordenadores en todos los ámbitos de la sociedad. Son parte esencial de la vida de muchos trabajadores y estudiantes. Y sin embargo, no todo lo que les rodea es positivo. En los últimos años, los médicos estudian el tratamiento de una nueva patología que parece extenderse entre los más jóvenes. Picores y fatiga visual son los síntomas más característicos del llamado síndrome de ordenador

Más de ocho horas delante del ordenador

Los ordenadores son una herramienta de trabajo y de ocio de primer orden en la actualidad. Satisfacen muchas necesidades y requerimientos, si bien su uso prolongado puede derivar en la aparición de problemas de salud. En este sentido, un reciente estudio elaborado por el Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia certifica que el 80% del número de jóvenes en edad universitaria padece el llamado Síndrome del Ordenador o Síndrome de la Pantalla de Visualización (SPV). Esta dolencia se da, principalmente, entre las personas que pasan más de ocho horas delante de una computadora y se manifiesta mediante el enrojecimiento de los ojos, el lagrimeo y el cansancio ocular, entre otros. Además, tiene la particularidad de que estos síntomas sólo se dan frente a un monitor. Otros informes, como el realizado por la Academia Americana de Optometría, advierten de que el uso prolongado de terminales informáticos provoca problemas de fatiga visual al 70% de los empleados que los usan en sus labores habituales.

Esta patología se puede manifestar de diferentes formas. Aunque los síntomas más típicos son los siguientes:

Visión borrosa, visión doble, fatiga, fobia a la luz o lagrimeo.
Sequedad, ojos rojos, pesadez y olor oculares.
Rigidez y dolor de hombros, cuello, espalda, brazos, muñecas y mano.
Picor en la cara, cara rojiza, hinchazón.
Cefaleas, náuseas, mareos y vértigo.
En muchas ocasiones, los especialistas achacan esta patología a los problemas derivados de la ubicación de los equipos informáticos en el lugar de trabajo. Factores como una mala iluminación en el local o una insuficiente resolución de la pantalla de ordenador favorecen la aparición de este tipo de dolencia. Son los llamados condicionantes ergonómicos y ambientales. Desde Osalan, Instituto vasco de Salud Laboral, explican que tampoco hay que obviar que circunstancias como los reflejos, los brillos o la mala ventilación de la sala pueden incidir sobremanera en la gestación del SPV. Perjudiciales son también la suciedad de la superficie del monitor o la acumulación de calor en el espacio donde se encuentra la pantalla.

Al respecto, los oftalmólogos aconsejan que el monitor esté inclinado hacia atrás cinco o diez grados respecto a la vertical, porque la tendencia del usuario es a trabajar con la cabeza un poco más baja de lo habitual. También apuntan a que los contenidos que aparecen en la pantalla deberían estar un poco por debajo de la línea de la mirada. En cuanto a la iluminación ambiental, aconsejan que ésta no se base en un solo fluorescente porque produce un parpadeo inapreciable. Debe haber una pareja, y cuando se funde uno de ellos, conviene cambiar los dos a la vez.

En otras ocasiones, el Síndrome del Ordenador obedece a defectos oculares mal corregidos como la miopía, hipermetropía, astigmatismo, presbicia, insuficiencia de convergencia o el mal uso de las lentes de contacto. Tampoco son desdeñables otros factores como el estrés o el estado de salud general del trabajador. Incluso, si no se remedian los síntomas descritos con anterioridad, éstos pueden ahondar las disfunciones visuales o derivar en la aparición de las mismas. Entonces, la solución del problema requiere de un tratamiento oftalmológico, con gafas, lentes o similares.

Evaporación de la lágrima

Sea como fuere, trabajar frente a una computadora implica que se incremente la superficie ocular expuesta a la pantalla. En términos médicos, se produce un aumento de la abertura palpebral, que provoca un mayor grado de evaporación de la lágrima. Si la pantalla está situada en una posición más elevada que la mirada, el área de exposición será mayor. Y en consecuencia, se producirá una mayor sequedad ocular, ya que también se da un decremento en la producción de lágrimas, lo que deriva, a su vez, en la aparición de la fatiga visual.

Al tiempo, se constata una menor frecuencia de parpadeo. Este parámetro, en un adulto normal, se reproduce entre 12 y 20 veces por minuto. En estudios realizados en personas sanas, se ha demostrado recientemente que frente a un ordenador, esta variable disminuye de forma notable hasta pasar a una cadencia de 3,6 por minuto. Los expertos ópticos certifican que el grado de concentración, la dificultad de la tarea visual y el esfuerzo de fijación en la pantalla influyen en esta menor frecuencia.

El 33% de los jóvenes serán miopes en 2020
Con todo lo dicho, se puede deducir que la salud ocular de las sociedades occidentales se resentirá sobremanera a lo largo de los próximos años. Los que ahora son jóvenes, utilizan de forma masiva ordenadores en esta era digital. Todo ello deriva en la generalización de molestias oculares y, lo que es más grave, en la posibilidad de que éstas desemboquen en patologías como el ‘ojo seco’, errores refractivos y disfunciones binoculares, susceptibles todas ellas, de atención oftalmológica.

Los datos no engañan. Antaño, la edad media en la que se imponía el uso de gafas a miopes sobrepasaba los 25 años. En la actualidad, eso ha cambiado sustancialmente. Fuentes médicas explican que el ojo es un órgano que se adapta al entorno. Frente a un monitor se le fuerza para enfocar a una distancia próxima, y así se le convierte poco a poco en miope. Por eso, explican que lo peor está por llegar, ya que confirman que se incrementará en un 50% la incidencia de la miopía entre la juventud, pasando del 22% actual al 33% en 2020.

Los especialistas en la materia indican que los usuarios en edad de padecer presbicia son los pacientes que más cuidados deben adoptar ante una pantalla de ordenador. Los jóvenes deben concienciarse que tienen que trabajar a diferentes distancias. Necesitan gafas de cerca para leer a una distancia de 30 centímetros; pero trabajan con un ordenador a más de medio metro. Es importante que sus gafas y, por tanto, su vista se adapte a esas medidas con la utilización de gafas trifocales o progresivas: de cerca, medio y lejos.

La vida moderna está caracterizada, en una parte muy importante, por la asimilación social de los continuos avances electrónicos que aporta la tecnología actual. Entre ellos, es una constante que existan ordenadores en casi todos los hogares, centros de estudio, ocio y trabajo. Prácticamente todas las empresas, independientemente de su tamaño y número de empleados, están equipadas con computadoras para su normal y cotidiano funcionamiento. El uso de estos sistemas informáticos conlleva la convivencia con unos monitores que, por regla general, son mucho más nocivos que los de la televisión. Y lo son porque observarlos requiere de un mayor esfuerzo de convergencia ocular, de una gran concentración visual y de una distancia de visualización menor que la necesaria para ver la pantalla televisiva.

La influencia de los ordenadores sobre la vista de quien los maneja asiduamente es bastante alta. De hecho, existen pantallas que emiten radiaciones ultravioletas, infrarrojas y electromagnéticas. Se corresponden con aquellos monitores que funcionan con tubo catódico. En su momento, éstas eran las más numerosas. La forma de protegerse contra ellas era mediante el uso de los filtros de monitor. En la actualidad, están los monitores líquidos, aunque tienen el inconveniente de que no son nítidas completamente.

¿Cómo se puede evitar la SPV?

Para evitar la aparición de este síndrome, los expertos defienden que se siga los siguientes consejos de fácil aplicación:

Es conveniente visitar al oftalmólogo para conocer un diagnóstico profesional y descartar cualquier otra patología. Él será quien decida cómo corregir los defectos ópticos y visuales que pueda padecer el paciente, o el que controle el buen uso de lentes de contacto o recete lágrimas artificiales y soluciones hidratantes.
No olvidarse de la verificación del estado físico general para descartar otras patologías que puedan manifestarse con síntomas similares al Síndrome del ordenador. En este punto, hay que tener en cuenta que determinados problemas psicológicos pueden generar una sensación de fatiga ocular. También episodios de estrés o menopausia provocan consecuencias similares.

El Colegio de Optometristas de Galicia explica que es importante vigilar algunos tratamientos médicos en curso con psicotropos, antihipertensivos, colirios, antihistamínicos o contra el acné.
Una vez acotadas y descartadas estas circunstancias, el Síndrome del Ordenador se combate por cuenta del trabajador o estudiante, sobre quien recae la tarea de vigilar una serie de cuestiones relacionadas con el lugar físico en el que se ‘enfrenta’ a la computadora y de cerciorarse de que las condiciones ergonómicas que caracterizan su empleo sean las adecuadas. Desde Osalan certifican las ventajas de seguir estas indicaciones para prevenir la aparición de este síndrome:

Trabajar con un ambiente con un grado de humedad ambiental adecuado, entre un 40% y un 65%.
No abusar de la calefacción ni del aire acondicionado.
Evitar fumar y el humo de tabaco porque irrita los ojos.
Situarse frente a la computadora con una iluminación indirecta.
Evitar los reflejos de las ventanas.
Parar 10 minutos por cada hora frente al ordenador.
Utilizar un sillón ergonómico y una mesa adecuada en altura.

El borde superior de la pantalla debe estar a la altura de los ojos del usuario, con un ángulo de 30º y a un mínimo de 50 centímetros de distancia.

Utilizar filtros antirradiación en el monitor.

El fondo de la pantalla conviene que sea blanco y las letras negras, para que exista contraste y no se fuerce la vista.
Usar una pantalla de buena calidad.

http://calle42.nireblog.com/

Falsos mitos en medicina

18/01/2008

Falsos mitos en medicina

Partiendo de una lista más extensa, los autores del estudio, dos pediatras de la Indiana University School of Medicine, han seleccionado siete mitos sobre la salud con el objetivo de analizarlos mediante las evidencias disponibles para validarlos o refutarlos. En el artículo recogen creencias diversas que van desde la cantidad de agua que es preciso ingerir, hasta efectos considerados perjudiciales de determinado tipo de alimento o de dispositivos eléctricos, como el ordenador o el móvil.

Agua en la justa medida
Una de las aseveraciones se refiere a la necesidad de beber ocho vasos de agua al día. Al parecer la recomendación se remonta al año 1945 en el que se remarcaba que un adulto necesita consumir un mililitro de agua por cada caloría de alimentos, lo que equivale aproximadamente a unos 2,5 litros de agua diarios. Por otra parte, el nutricionista Frederick Stare, recomendaba sin base alguna, consumir de seis a ocho vasos de agua diarios.

En condiciones normales, las necesidades diarias de ingesta de líquidos se cumplen sin problemas con una dieta equilibrada y con la ingesta habitual de agua y de otros líquidos como leche, zumos o infusiones. La cantidad de agua que se ingiere debe adecuarse a las condiciones de temperatura y actividad física, ya que en ambientes calurosos o en caso de abundante sudoración, las pérdidas hídricas por el sudor son mayores por lo que se necesitará un mayor aporte de líquidos.

Beber agua en exceso no reporta beneficios salvo en casos concretos y, además, en pacientes con insuficiencia cardiaca o insuficiencia renal puede resultar perjudicial por la dificultad que les supone eliminar los líquidos que se ingieren en exceso.

El cerebro, ¿infrautilizado?
Los estudios muestran que se utiliza mucho más del 10% de la capacidad intelectual y no ponen de manifiesto zonas cerebrales inactivas
Una creencia muy extendida es la de que utilizamos sólo una pequeña parte de nuestra capacidad cerebral. La idea de que únicamente utilizamos en 10% de nuestro cerebro se ha mantenido durante muchos años, a pesar de todos los avances neurocientíficos. Al parecer esta aseveración se atribuye a Albert Einstein, aunque no hay claras referencias que confronten el hecho. Los expertos creen que, probablemente, surgió a principios del siglo pasado al intentar promover el desarrollo de las capacidades personales, dando por sentado que cada individuo tenía múltiples habilidades latentes.

Los investigadores señalan que esta falsa creencia está desmentida por estudios realizados en pacientes con daño cerebral en los que se ha constatado que la lesión de un área cerebral tiene efectos específicos sobre las capacidades motoras, mentales y conducta. Los estudios sobre el metabolismo cerebral o mediante imágenes muestran que se utiliza mucho más del 10% de la capacidad intelectual y no ponen de manifiesto zonas inactivas.

Móvil sin riesgo
Uno de los últimos mitos incorporados como válidos es que el uso de teléfonos móviles puede causar interferencias con algunos dispositivos médicos, lo que ha llevado a la mayoría de los hospitales a prohibir su uso. Existe cierta evidencia de que pueden provocar, en determinadas condiciones, alteraciones en el mecanismo de alarma de algunos monitores, disfunciones en bombas de infusión o lecturas defectuosas de monitores cardiacos, entre otros. Sin embargo, un estudio efectuado en el Reino Unido demostró que los móviles interfieren en menos del 4% de los dispositivos hospitalarios y siempre que se utilicen a una distancia menor de un metro; únicamente se reportaron efectos de cierta gravedad en menos del 0,1% de los casos.

Por otra parte, en un estudio similar efectuado en la Clínica Mayo en el 2005, la incidencia de interferencias relevantes fue del 1,2%. La investigación indica que los aparatos de música portátiles para escuchar CD también pueden causar lecturas anómalas en registros de electrocardiografía si se emplean cerca de estos aparatos.

El uso extensivo que se hace de la telefonía móvil ha llevado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a considerar los potenciales riesgos que pueda comportar para la salud. Los estudios epidemiológicos efectuados no demuestran de forma fehaciente que la exposición a los campos de radiofrecuencia emitidos por los móviles incremente el riesgo de padecer cáncer o cualquier otra enfermedad. No obstante, se han descrito efectos como alteraciones de la actividad cerebral, de los tiempos de reacción y de las características del sueño que aparentemente carecen de importancia.

Más sin fundamento
Otra de estas afirmaciones sin fundamento que se impugnan en el artículo es la que se refiere al crecimiento del pelo y las uñas después de la muerte. Los autores consideran que se trata tan sólo de una ilusión óptica causada por la retracción de la piel a consecuencia de la deshidratación que se produce después del fallecimiento. Explican además que el crecimiento del pelo y las uñas requiere una compleja interacción de la regulación hormonal que no existe después de la muerte.

También intentan explicar por qué se cree que después de un afeitado el pelo crece más fuerte, rápido y con mayor vigor, y consideran que también se trata de una ilusión óptica: después del afeitado, el pelo que crece no posee el estrechamiento del final del pelo no cortado, lo que da la impresión de grosor y fortaleza.

Clásicamente se ha asegurado que comer pavo produce somnolencia. Este hecho esta basado en el supuestamente alto contenido de triptófano en la carne de esta ave. Este aminoácido está relacionado con el sueño y con el humor, y puede provocar somnolencia. No hay evidencia de que, actualmente, la carne de pavo contenga mayores niveles de triptófano que la de pollo. Es probable que este mito, explican los autores, sea debido a que a menudo el consumo de pavo se produce en el contexto de celebraciones en las que, además, se ingieren en abundancia otros alimentos junto con bebidas alcohólicas.

FATIGA SÍ, PROBLEMA NO

(Imagen: Grant Lindsay)
Por último, los investigadores analizan la afirmación de que leer con luz débil daña los ojos. Consideran que esta creencia probablemente tiene relación con el hecho de que cuando leemos con malas condiciones de luz puede dar la sensación de que cuesta enfocar. Si leemos con poca luz, los ojos se fatigan más e, incluso, pueden aparecer molestias como dolor de cabeza o visión borrosa. También se reduce el parpadeo por lo que puede aparecer sequedad ocular con las consiguientes molestias.

Estos efectos no son persistentes y no hay evidencia de que se produzcan problemas a largo plazo ni en la visión ni en la estructura ocular. Leer con poca luz determina un esfuerzo visual significativo, ya que en condiciones de poca luz, la pupila se encuentra más dilatada. Asimismo, tampoco parece haber evidencia que trabajar con ordenador o ver televisión demasiado cerca resulte perjudicial.

Dolor de cabeza, principal síntoma de cáncer de cerebro

Dolor de cabeza, principal síntoma de cáncer de cerebro

Artículos Relacionados
02:27
18
Junio
2008
Dolores de cabeza por más de tres semanas deben de tratarse con un especialista

Esta enfermedad antes significaba una esperanza de vida de menos de un año%u2026 Hoy, puede ser de hasta 4 años con calidad de vida

Los dolores de cabeza con una duración de más de tres semanas son el principal síntoma de los tumores en el cerebro, revelaron el Dr. Gilberto Morgan y el Dr. Héctor Bayardo, médicos oncólogos del Centro Médico Nacional de Occidente, Guadalajara, durante la presentación del estudio “Hasta 4 años de sobrevida en Cáncer de Cerebro”, el cual forma parte del ciclo de pláticas ante oncólogos y neuro-oncólogos de la Sociedad Mexicana de Oncología (SMeO), que se realizó en la ciudad de Mérida y que recorrerá otras cuatro ciudades de la República Mexicana para dar a conocer este estudio.

El estudio Fase III realizado por la Organización Europea para la Investigación y el Tratamiento de Cáncer (EORTC, por sus siglas en Inglés) y el Instituto Nacional de Cáncer de Canadá (NCIC, por sus siglas en Inglés), y que demuestra que la combinación de quimioterapia oral con Temozolomida (Temodal®) y radioterapia prolongan de forma significativa la sobrevida en pacientes con cáncer de cerebro, a diferencia del tratamiento con radioterapia sola, y que el beneficio de sobrevida se mantiene a largo plazo. Esta enfermedad antes significaba una esperanza de vida de menos de un año%u2026 Hoy, puede ser de hasta 4 años con calidad de vida

El cáncer de cerebro es un tumor del sistema nervioso central de rápido crecimiento y el más mortal de los tumores primarios. Este tipo de cáncer se forma con más frecuencia en hombres, particularmente entre los 40 y 60 años de edad y caucásicos. La incidencia anual general de los tumores es de seis a siete por 100 mil personas.

Asimismo, el Dr. Gilberto Gallardo señalo que “La terapia con temozolamida, actualmente ya es un estándar en el tratamiento de este tipo de tumores, administrada de manera concomitante con la radioterapia y posterior a ella, ofrece una mediana de sobrevida global significativamente mayor en comparación con la administración de radioterapia sola”, señaló el Dr. Morgan y agregó “Con el seguimiento a largo plazo, los datos continúan mostrando beneficios para los pacientes bajo terapia combinada con un incremento potencial en los resultados de sobrevivencia a largo plazo”.

En el estudio, las tasas de sobrevivencia a dos, tres y hasta cuatro años para la combinación de Temozolomida más radioterapia, en comparación con la radioterapia sola, fueron respectivamente de 27.2 % contra 10.9 %, 16% contra 4.4 % y 12.1 % contra 3.0%.

Se aleatorizó a 573 pacientes entre julio de 2000 y marzo de 2002. Fueron incluidos pacientes con edades comprendidas entre los 18-70 años con GBM de reciente diagnóstico. Los pacientes del primer grupo recibieron radioterapia focal más Temozolomida, durante 42 días (hasta 49 días), seguido por hasta seis ciclos de Temozolomida adyuvante, durante cinco días cada 28 días; los pacientes del segundo grupo recibieron Radioterapia sola.

El criterio de evaluación principal del estudio fue la sobrevivencia global y los criterios de evaluación secundarios fueron la sobrevivencia libre de progresión y calidad de vida.

Para finalizar el Dr. Gilberto Morgan afirmó “Estos hallazgos de sobrevivencia a largo plazo proporcionan una mayor esperanza a pacientes y médicos, que luchan contra esta enfermedad”.

Esta presentación es parte de una serie de conferencias que los doctores Gilberto Morgan y Héctor Bayardo impartirán ante especialistas oncólogos en otras cuatro ciudades: León, Guanajuato el 25 de julio; Tijuana, Baja California el 15 de agosto; Puebla el 19 de septiembre y León, Guanajuato el 24 de octubre.

Fuente: http://www.lasalud.com.mx/?aid=3206

Existió realmente Adán o es una alegoría

Existió realmente Adán o es una alegoría?

ETIMOLOGiA Y USO DE LA PALABRA

Hay divergencia de opinión entre los expertos en semítico cuando intentan explicar el significado de la palabra hebrea Adán que con toda probabilidad se uso originalmente como nombre común y no como nombre propio), y ninguna teoría parece satisfactoria hasta ahora. La causa de esta inseguridad en el tema se debe a que la raíz de la palabra Adán, con significado de ‘hombre’ o ‘humanidad’ no es común en todas las lenguas semíticas, aunque por supuesto el nombre es utilizado en las traducciones del Antiguo Testamento. Con la significación original anterior, se lo se da en la lengua fenicia y en la sabea, y probablemente también en la asiria. En Gn 2, 7 el nombre parece estar relacionado con la palabra a-Adanah (‘la tierra’) en su caso el valor del término estaría en que representa al hombre (ratione materia) como nacido de la tierra, similar al latón, donde se supone que la palabra homo viene humus. (sucesivamente: de materia racional, hombre y tierra. N. del. T.). Es un hecho reconocido en general que las etimologías propuestas para las narraciones del Libro de Génesis son a menudo divergentes y no siempre correctas filológicamente, y aunque la teoría (fundada en Gn 2, 7) que relaciona Adán con Adanah es defendida por algunos especialistas, hoy esta interpretación est á desprestigiada. Otros explican el término con el sentido de ‘ser rojo’, un significado enraizado en varios pasajes del Antiguo Testamento (p.e. Gn 25, 50), como en árabe y en etíope. En esta hipótesis el nombre parece que es utilizado originalmente indistintamente para la raza roja o rojo. En este sentido Gesenius (Thesaurus, s.v., p. 25) comenta que en los monumentos antiguos de Egipto las figuras humanas que representan a los egipcios constantemente están pintadas de rojo, mientras que las que representan otras razas lo estén de negros o de algún otro color. Algo anólogo a esta explicación se deduce de la expresión asiria çalmât, qaqqadi ‘cabezas negras’ que se usa a menudo para denominar a los hombres en general. (Cf. Delitsch, Assyr. Handw Arterbuch, Leipzig, 1896, pág., 25.) Algunos escritores combinan esta explicación con la precedente, y asignan a la palabra Adán la doble significación de ‘tierra roja’ y añaden así a la noción del material que da origen al hombre la nota del color de la tierra de la que fue formado. Una tercera teoría que en la actualidad parece ser la que prevalece (cf. Pinches, El Antiguo Testamento a la Luz de los Archivos Históricos y de las Leyendas de Asiria y Babilonia, 1903, pp. 78, 793), explican la raíz de Adán con el significado de ‘para hacer’, ‘para producir’, conectándolo con el Adanu Asirio, cuyo probable significado es ‘para construir’, ‘para levantar’, de ahí Adán significarían ‘hombre’ en el sentido pasivo, como hecho, construído, creado, o en el sentido activo, como el que labora.

En el Antiguo Testamento la palabra se usa tanto por nombre común, como por nombre propio, y en la primera acepción tiene significados diferentes. Así en Gn 2, 5, se emplea para señlar a un ser humano, hombre o mujer; y con menos frecuencia, como en Gn 2, 22, significa hombre como contrario a mujer y, por último, a veces aparece señalando a la humanidad en su conjunto, como en Gn 2, 26. El uso del término, tanto como nombre común o como nombre propio, es compartido por las fuentes señaladas en círculos críticos como P y J. Así en la primera narrativa de la Creación (P) la palabra se utiliza en referencia a la creación de la humanidad, y ambos sexos, pero en Gn 5, 14, texto de la misma fuente se utiliza como nombre propio. Del mismo modo en el segundo relato de la creación (J) se habla de ‘el hombre’ (a-Adan), pero después (Gn 4, 25) el mismo documento lo utiliza como nombre propio sin el artículo.

ADAN EN EL ANTIGUO TESTAMENTO

Toda la información del Antiguo Testamento acerca de Adán y del comienzo de la especie humana esta contenida en los primeros capítulos del Génesis. Hasta que punto estos capítulos deben ser considerados estrictamente histórico es tema de fuerte debate, que no está dentro del alcance del presente artículo. Sin embargo llama la atención, el hecho de que la historia de la Creación se cuenta dos veces, en el primer capítulo y en el segundo, y a pesar de que hay un acuerdo sustancial entre los dos relatos, no obstante hay, una divergencia considerable en el escenario de la narración y en los detalles. Es habitual que los escritores renuentes, a reconocer la presencia de fuentes o documentos independientes en el Pentateuco, expliquen el hecho de esta doble narrativa diciendo que el escritor, que ha diferenciado las sucesivas fases de la Creación en el primer capítulo, en el segundo vuelva al mismo tema para agregar algunos detalles, especialmente extensos, respecto al origen de hombre. Sin embargo, muy pocos especialistas hoy en día, incluso católicos, están satisfechos con esta explicación, y entre los críitcos de cualquier escuela existe la opinión muy fuerte de reconocer el hecho de estar en presencia de un fenómeno bastante común en los relatos históricos Orientales, la combinación o yuxtaposición de dos o más documentos independientes unidos más estrechamente por el escritor de la historia que entre los semitas es esencialmente un recopilador. (Ver Guidi, L’historiographie chez les Semites en la Revista Bíblica de, octubre, 1906.) Las razones en las que se basa este punto de vista, así como los argumentos contrarios, puede encontrarse en la obra del Dr. Gigot Introducción Especial de al Estudio del Antiguo Testamento, Pt. I. Baste mencionar que una repetición similar de los principales sucesos narrados es claramente visible a lo largo de todas las partes históricas del Pentateuco, e incluso en los libros más tardíos, como Samuel y Reyes, y que la consecuencia dibujada por este fenómeno esta confirmada no sólo por los diferentes estilos y punto de vista característicos de las narrativas dobles, sino también por las divergencias y antinomias que por lo general exhiben. Sea lo que sea, es pertinente al propósito del presente artículo examinar los rasgos principales de la doble narrativa de la Creación con referencia especial al origen de hombre.

En el primer relato (Gn 1; 2, 4a) Elohim se presenta creando diferentes clases de seres en días sucesivos. Así el reino vegetal se crea el tercer día, y, coloca al sol y luna en el firmamento el cuarto, crea Dios el quinto día los seres vivientes del agua y las aves del cielo que recibe una bendición especial, la orden de crecer y multiplicarse. El sexto día Elohim crea, primero, todas las criaturas vivas y bestias de la tierra; y después, con las palabras del texto sagrado:

Y dijo Dios: ‘Hagamos al ser humano a nuestra imagen, como semejanza nuestra: y manden en los peces del mar y en las aves de los cielos, y las bestias y en todas las alimañas terrestres, y en todas las sierpes que serpean por la tierra. Creó, pues Dios al ser humano a imagen suya: a imagen de Dios le creó: macho y hembra los creó.

Entonces sigue la bendición junto con la orden de aumentar y llenar la tierra, y finalmente se les asigna el reino vegetal por comida. Considerada aislada, esta narrativa de la Creación hace dudar de si la palabra Adan, ‘hombre’, aquí empleada es entendida por el escritor para designar al individuo o a la especie. Habría algunas indicaciones favorables a la última, p. e. en el contexto, de las creaciones anteriormente escuchadas estas se refieren sin duda a la creación de números inmensos de individuos que pertenecen a las diversas especies, y no a la creación de un individuo o de una pareja. Para el hombre, más adelante, se podría llegar a la misma conclusión de la expresión, ‘macho y hembra los creó’. Sin embargo, en otro pasaje (Gn 5, 15), que pertenece a la misma fuente del primer relato -donde se repite y es en parte complementada la información de la narrativa anterior – se atreve a dar su interpretación. Este pasaje contiene la referencia básica del documento así mismo llamado sacerdotal de Adán, en él leemos que Dios

Los creó varón y hembra. . . y los llamó ‘Hombre’, en el día de su creación.

Y el escritor continúa:

Tenía Adán ciento treinta años, cuando engendró a un hijo a su semejanza, según su imagen, a quien puso por nombre Set. Fueron los días de Adán, después de engendrar a Set, ochocientos años y engendró hijos e hijas. El total de los días de la vida de Adán fue de novecientos treinta años, y murió.

Aquí evidentemente el Adán o hombre del relato de la Creación se identifican con un individuo particular, y por consiguiente las formas plurales que podrían hacer dudar en otras partes se entenderían con referencia a la primera pareja de seres humanos.

En Gn 2, 4b-25 nos encontramos con lo que al parecer es un nuevo e independiente relato de la Creación, no una ampliación simple de la narrativa ya dada. Sin que parezca presuponer algo previamente relatado De hecho el escritor se remonta al tiempo en que todavía no había ni lluvia, ni planta ni bestia del campo; y, mientras la tierra aún era un erial sin vida, el hombre es formado del polvo por Yahveh que le hace vivir soplando en los orificios de su nariz el aliento de vida. Para conocer si estos textos deben ser interpretados, literalmente o en modo figurado, y si la creación del primer hombre fue directa o indirecta, ver GÉNESIS, CREACIÓN, HOMBRE. Aquí la creación del hombre, en lugar de ocupar el último lugar, ocupa la primera posición en orden ascendente, esta puesta antes de la creación de las plantas y animales, y estos se relatan como que han sido creados a continuación para satisfacer las necesidades del hombre. Al hombre no se le encomienda dominar la tierra entera, como en el primer relato, pero se le encarga cuidar del Jardín del Edén con permiso para comer su fruta, salvo del árbol del conocimiento del bien y del mal, y la creación de la mujer es narrada como una idea posterior de Yahveh, para ayuda del hombre, al reconocer la incapacidad del hombre de encontrar compañíaa adecuada en la creación original. En el relato anterior, después de cada paso ‘ Vio Dios que era bueno’, pero aquí Yahveh ve, como así era, que no es bueno para el hombre estar solo, y procede arreglar la deficiencia formando a la mujer Eva de la costilla del hombre mientras duerme profundamente. Según la misma narrativa, viven en una inocencia de niño hasta que Eva es tentada por la serpiente, y los dos comen la fruta prohibida. Entonces se dan cuenta de su pecado, provocan el disgusto de Yahveh, y para que no puedan comer del árbol de vida y así volverse inmortales, son arrojados del jardín del Edén. De aquí en adelante su herencia es el dolor y la fatiga, y el hombre es condenado a la tarea penosa de ganar su sustento de una tierra que por su culpa ha sido hecha estéril. El mismo documento nos da algunos detalles relativos a nuestros primeros padres después de la Caída: el nacimiento de Caín y de Abel el fratricida, y el nacimiento de Set. La otra versión que parece no conocer a Caín o Abel menciona Set como si fuera el primer hijo (Gn. 5, 3), y agrega que durante los ochocientos años que siguen al nacimiento de Set, Adán engendró hijos e hijas.

A pesar de las diferencias y las notables discrepancias de las dos versiones del origen de la humanidad, los relatos están de acuerdo en lo sustancial, y la opinión de la mayoría de expertos se concilian y se explican fácilmente si son consideradas como representantes de dos variantes de las tradiciones hebreas – tradiciones que incluyen los mismos hechos históricos centrales de forma diferente, junto con una presentación más o menos simbólica de ciertas verdades morales y religiosas. Así en ambos relatos el hombre es claramente predilecto, y dependiente de Dios el Creador; todavía entra en contacto directo con Él a través de la acción que le crea, excluyendo de ella a cualquier otro ser intermediario o semidioses tal y como se encuentra en otras mitologías. Este hombre, más que todas las demás criaturas, comparte la perfección que Dios se pone de manifiesto en el primer relato, donde es creado a imagen de Dios y se corresponde en el otro relato porque el hombre es quien recibe la vida del soplo de Yahveh. Por otro lado, el hombre tiene algo en común con los animales, esta implícito por su creación en el mismo día, y en además por el esfuerzo ineficaz, de encontrar un compañero apropiado entre ellos. Él es el dueño y la corona de la creación, como se relata claramente en la primera versión, donde la creación de hombre es la cima de los trabajos de Dios, y donde su supremacía se declara explícitamente, y que con la misma claridad esta implícito en la segunda narración. Aunque su importancia esta destacada porque la creación del hombre es puesta antes de la de los animales y plantas, la creación posterior de animales y plantas estaría simplemente para su utilidad y provecho. La mujer aparece como secundaria y subordinada al hombre, aunque idéntica a él en naturaleza, y la creación de una sola mujer para un solo hombre implica la doctrina de la monogamia. Además, el hombre es creado inocente y bueno; el pecado vino a él de fuera, y fue seguido de un severo castigo que no sólo afecta a la pareja culpable, sino a sus descendientes y también a otros seres. (Cf. Bennett en Hastings, Dic. de la Biblia, s.v.) Por consiguiente, las dos narraciones son prácticamente una con respecto a su propósito didáctico e ilustrativo, y es indudable que esta característica la debemos considerar de principal importancia. Es muy necesario remarcar de paso la altura de las verdades doctrinales y éticas de la narración bíblica que está muy por encima de las extravagantes historias de Creación narradas entre los pueblos paganos de la antigüedad, aunque algunos, particularmente el babilonio, tienen un parecido más o menos llamativo en la forma. A la luz de su excelencia doctrinal y moral, el problema del carácter histórico estricto de la narrativa, tanto en lo relativo a la estructura y sus detalles, se vuelve menos importante, sobre todo cuando nosotros recordamos que en historia como lo entienden otros expertos bíblicos, así como expertos en escritos semíticos, la presentación y orden de los hechos, de modo habitual, -incluso su principal papel- se hace subordinándolos a las exigencias de la preocupación didáctica.

Con relación a las fuentes extra bíblicas que arrojan luz a la narrativa del Antiguo Testamento, es bien sabido que el relato hebreo de la Creación encuentra un paralelo en la tradición babilónica como lo revelan las escrituras cuneiformes. Está más allá del alcance del artículo presente discutir las relaciones de dependencia histórica admitidas que puedan existir entre las dos cosmogonías. Baste decir que en la “Creación Épica”, con respecto al origen de hombre, el fragmento que se supone lo debiera contener no se ha encontrado. Sin embargo hay buenas razones de eruditos independientes para asumir que originalmente perteneció a la tradición incluida en el poema, y que debió ocupar el último lugar, después del relato de la creación de las plantas y los animales, como en el primer capítulo de Génesis. Entre las razones para esta hipótesis están:

  • Las advertencias divinas se dirigen a los hombres después de su creación, hacia el final del poema;
  • El relato de Berosus que menciona la creación de hombre por uno de los dioses que mezcló con arcilla la sangre que fluyó de la cabeza cortada de Tiamat;
  • Un relato traducido por Pinches, no semítico (o presemítico), de un texto bilingüe, en el que se dice que Marduk ha hecho la humanidad, con la cooperación de la diosa Aruru.

(Cf. Enciclopedia Bíblica, art. “Creación”, también Davis, Génesis y Tradición Semítica, pp. 36-47.) En cuanto a la creación de Eva, nada paralelo se ha descubierto hasta ahora entre los archivos fragmentarios de la historia de creación babilónica. El relato, como aparece en el Génesis, no debe ser tomado literalmente como descriptivo de un hecho histórico de acuerdo con la opinión de Origen, de Cajetan, y tambien es defendida ahora por expertos como Hoberg (Die Genesis, Freiburg, 1899, pág., 36) y von Hummelauer (Comm. in Genesim, pp. 149 ss.). Éstos y otros escritores ven en esta narrativa el relato de una visión simbólica del futuro, análoga al sueño de Abraham (Gn 15, 12), y al de San Pedro en Joppe (Hch 10, 10 ss.). (Ver Gigot, Introducción Especial al Estudio del Antiguo Testamento, pt. I, pág., 165, ss.)

Más adelante, en los libros del Antiguo Testamentos son muy pocas las referencias a Adán como individuo, y no agregan nada a la información contenida en el Génesis. Así su nombre, sin comentarios, aparece en la cabeza de las genealogías del libro I de las Crónicas; se menciona igualmente en Tobías 7, 8; Oseas 6, 7; etc., La palabra hebrea Adán aparece en otros pasajes, pero en el sentido de hombre o humanidad. La mención de Adán en Zacarias 13, 5, según la versión de Douay y la Vulgata, se debe a un error de traducción del original.

ADÁN EN EL NUEVO TESTAMENTO

Las referencias a Adán en el Nuevo del Testamento como un personaje histórico sólo ocurren en un pasaje. En el tercer capítulo del Evangelio de Lucas la genealogía del Salvador se remonta a “Adán que era por Dios”. Esta prolongación del linaje terrenal de Jesús más allá de Abraham define el enfoque del Evangelio de San Mateo y se debe sin duda a un espíritu más universalista y a la predilección característica de nuestro tercer evangelista que escribe para la instrucción de los catecúmenos gentiles de la Cristiandad y no tanto desde el punto de vista de la profecía y la esperanza judía. Otra mención del padre histórico de la especie se encuentra en la Epístola de Judas (versículo 14), donde se hace una cita del Libro apócrifo de Henoc, el patriarca antediluviano, donde se cita, “Henoc, el séptimo después de Adán”. Pero las referencias más importantes de Adán se encuentran en las Epístolas de San Pablo. Así en 1 Tm 2, 11-14, el Apóstol, después de establecer ciertas reglas prácticas referentes a la conducta de las mujeres, particularmente relativas al adorno, e inculcando el deber de subordinación al otro sexo, hace descansar la fuerza de sus argumentos más en los mode de pensar del momento que en su valor intrínseco como lo valoraría hoy la mentalidad moderna. Dice:

Porque Adán fue formado primero y Eva en segundo lugar. Y el engañado no fue Adán, sino la mujer que seducida, incurrió en la transgresión.

Una línea similar de argumento se sigue en 1 Cr 11, 8-9. Más importante es la doctrina teológica formulada por San Pablo en la Epístola a los Romanos, 5, 12-20, y en 1 Cr 15, 22-45. En el último pasaje Jesucristo es llamado por analogía y contrasta el nuevo y “último Adán.” Esto debe ser entendido en el sentido que como el Adán original era la cabeza de toda la humanidad, el padre de todos según la carne, también Jesucristo es constituido principio y cabeza de la familia espiritual para el elegido, y potencialmente de toda la humanidad, ya que todos están invitados a compartir su salvación. Así el primer Adán es imagen del segundo, pero mientras el anterior transmite a su descendencia un legado de muerte, el último, al contrario, se vuelve el principio vivificante de la restauración. Cristo es el “último Adán” “Porque no hay bajo el cielo otro nombre dado a los hombres, por el que nosotros debamos salvarnos” (Hch 4, 12); ningún otro jefe o padre de la especie deben ser esperados. El primero y el segundo Adán ocupan la posición de cabeza con respecto a la humanidad, pero considerando que por la desobediencia del primero quedó viciada, el y toda la estirpe, dejando a su posteridad una herencia de muerte, pecado, y miseria, el otro a través de su obediencia gana para todos aquéllos que se hacen discípulos suyos una nueva vida de santidad y el premio eterno. Puede decirse que el contraste así formulado expresa el principio fundamental de la religión cristiana y encierra el núcleo de la propia doctrina de la economía de salvación. Es principalmente en éstos y otros pasajes de similar importancia (p.e. Mt 18, 11) donde se basa la doctrina fundamental, nuestros primeros padres fueron creados por el Creador en un estado original de inocencia, la restauración de ésta era el objeto de la Encarnación. Apenas es necesario decir que el hecho de esta restauración no se deduce claramente del relato aislado del Antiguo Testamento.

ADÁN EN LA TRADICIÓN JUDÍA Y CRISTIANA

Es un hecho muy conocido que a las demasiado escuetas narraciones bíblicas se han agregado detalles, en parte por un deseo de satisfacer la curiosidad piadosa, y en parte por enfatizar la enseñanza ética, lo añadidos posteriores judíos, en los primeros tiempos del cristianismo y de la tradición mahometana recogen una cosecha exuberante de erudición legendaria alrededor de los nombres de todos los personajes importantes del Antiguo Testamento. Era por consiguiente natural que la historia de Adán y Eva debiera recibir una atención especial y en consecuencia desarrollarse con este proceso de embellecimiento. Estos añadidos algunos de ellos extravagantes y pueriles son principalmente imaginarios, y en el mejor caso se basan en una interpretación novelada de algún pequeño detalle de la narrativa sagrada. Es innecesario decir que estos relatos no incluyen información histórica real, y su utilidad principal es aportar un ejemplo de la creencia popular piadosa de entonces así como añadir algo de valor a las citadas tradiciones judías cuando se invocan como argumento en un análisis crítico. Hay muchas leyendas rabínicas que hablan de nuestros primeros padres en el Talmud, y muchas están recogidas en el Libro apócrifo de Adán, hoy perdido, pero de la que algunos extractos han llegado a nosotros en otras obras de carácter similar (ver el HOMBRE). La más importante de estas leyendas que no esta dentro del alcance del artículo presente, puede encontrarse en la Enciclopedia judía, I, art. “Adán”, y en lo relativo a leyendas cristianas, en Smith y Wace, el Diccionario de Biografía Cristiana.

Para las referencias del Nuevo Testamento, vea comentarios PALIS en VIG., Dict. de la Biblia, s.v.; BENNETT y ADENEY en HAST., Dict.la Biblia, s.v.; Para el Antiguo Testamento, GIGOT, Introducción Especial al Estudio del Antiguo Testamento, I, 4; VON HUMMELAUER, Comm. al Génesis.

JAMES F. DRISCOLL
Traducido por Félix Carbo Alonso

The Catholic Encyclopedia, Volume I
Copyright © 1907 by Robert Appleton Company
Online Edition Copyright © 1999 by Kevin Knight
Enciclopedia Católica Copyright © ACI-PRENSA
Nihil Obstat, March 1, 1907. Remy Lafort, S.T.D., Censor Imprimatur +John Cardinal Farley, Archbishop of New York

 

http://www.enciclopediacatolica.com/a/adan.htm

Consejos para mujeres en tratamiento con quimioterapia

Consejos para mujeres en tratamiento con quimioterapia

Artículos Relacionados
03:03
26
Mayo
2008
A diferencia de la cirugía o la radioterapia funciona en todo el organismo

La quimioterapia consiste en el uso de medicamentos para tratar el cáncer y a diferencia de la cirugía o la radioterapia funciona en todo el organismo, lo que puede ocasionar que además de atacar las células malas que ocasionan el cáncer ataque las células buenas, provocando diversos efectos en el organismo.

Algunos de estos efectos secundarios son muy conocidos como: náuseas, vómito, caída del cabello y cansancio. También se puede estar muy expuesto a infecciones de distintos tipos y originar la neutropenia, que es la disminución de defensas del organismo al reducirse considerablemente la cantidad de glóbulos blancos (leucocitos o neutrófilos) que normalmente hay en el cuerpo.

El doctor Luis Villela, hematólogo e investigador del Centro de Innovación y Transferencia en Salud (CITES) del Tecnológico de Monterrey, enlista algunos consejos que pueden ser útiles para afrontar mejor este proceso, principalmente para la mujer que puede verse más afectada anímicamente:

Náusea y vómito: Para evitar estas sensaciones se recomienda cuidar la alimentación, evitando alimentos demasiado grasosos o irritantes para el estómago, utilizar medicamentos que ayuden a disminuir la sensación y recurrir a técnicas de relajación como la respiración. Pide el apoyo del médico y un experto en nutrición para saber qué alimentos son más recomendables en este momento.

Caída del cabello: Las mujeres pueden ser las más afectadas en este sentido y sentirse con baja autoestima debido a que el cabello (e incluso el vello de otras partes del cuerpo) puede perderse con algunos tipos de medicamentos quimioterápicos. También puede perder suavidad y tornarse opaco. Si no te sientes cómoda con una peluca, puedes utilizar pañoletas que cubran el cuero cabelludo y utilizar también joyería y maquillaje para sentirte confiada y atractiva. Recuerda que es temporal y que una vez finalizado el tratamiento todo volverá a la normalidad.

Cansancio: Descansa cuando tu cuerpo lo pida. Si estás trabajando, pide permiso en tu trabajo algunos días posteriores a la quimioterapia para que puedas recuperarte. Platica con la familia y pide apoyo para cuidar a tus hijos y atender tus labores personales. Lo más adecuado es permanecer en reposo 3-4 días después de la quimioterapia. Es importante comentarlo al médico ya que puede ser un síntoma de anemia (baja de hemoglobina) secundario a la quimioterapia y este síntoma puede mejorar con medicamentos.

Infecciones (neutropenia): En el caso de la neutropenia, existen terapias que ayudan a generar glóbulos blancos para proteger el organismo indefenso y evitar infecciones. Una de ellas es el uso de factores estimulantes de colonias (ejemplo: filgrastim pegilado) que se administra un día después de la quimioterapia, en una (si es el filgrastim pegilado) o varias dosis (si es filgrastim normal) dosis. Es importante señalar que el uso de filgrastim pegilado tiene la ventaja de ser aplicada una sola ocasión posterior a la quimioterapia debajo de la piel, es decir es un solo pinchazo; mientras que el filgrastim normal se deben aplicar varias dosis y se corre el riesgo de que se olvide aplicar una dosis o se deje abandonado el tratamiento por molestias locales.

Durante el tratamiento el médico realizará análisis de sangre con frecuencia, en el que incluirá un recuento del número de leucocitos (neutrófilos) y hemoglobina. Si está muy bajo, probablemente el hematólogo u oncólogo retrasará el siguiente ciclo de quimioterapia o de radiación. Pero, se debe tener en mente que si se usa factores estimulantes de colonia la posibilidad de que se retrase la quimioterapia será menor. Otra posibilidad consiste en disminuir las dosis de los fármacos hasta que tu producción de glóbulos blancos alcance los valores normales, pero no es lo ideal por que disminuir el tratamiento se corre el riesgo de resistencia a la quimioterapia y por ello es importante la aplicación de factores terapias de apoyo como el filgastrim pegilado posterior a la quimioterapia.

Acércate a tu médico y la enfermera que te atiende durante la quimioterapia, quienes podrán aconsejarte sobre lo que debes hacer en cada caso para sentirte mejor y que tu tratamiento sea exitoso.

<!–
google_ad_client = “pub-6344303115135028”;
google_ad_width = 468;
google_ad_height = 15;
google_ad_format = “468x15_0ads_al_s”;
//2007-06-03: lasalud.com.mx – bcm
google_ad_channel = “1912856721”;
google_color_border = “E1771E”;
google_color_bg = “FFFFFF”;
google_color_link = “E1771E”;
google_color_text = “000000”;
google_color_url = “000000”;
//–>
Consejos para mujeres en tratamiento con quimioterapia
Artículos Relacionados
03:03
26
Mayo
2008
<!—

Valor 0/5 [0 Votos] Vistas: 725

–>

Imprimir E-mail Comentarios 0
A diferencia de la cirugía o la radioterapia funciona en todo el organismo

La quimioterapia consiste en el uso de medicamentos para tratar el cáncer y a diferencia de la cirugía o la radioterapia funciona en todo el organismo, lo que puede ocasionar que además de atacar las células malas que ocasionan el cáncer ataque las células buenas, provocando diversos efectos en el organismo.

Algunos de estos efectos secundarios son muy conocidos como: náuseas, vómito, caída del cabello y cansancio. También se puede estar muy expuesto a infecciones de distintos tipos y originar la neutropenia, que es la disminución de defensas del organismo al reducirse considerablemente la cantidad de glóbulos blancos (leucocitos o neutrófilos) que normalmente hay en el cuerpo.

El doctor Luis Villela, hematólogo e investigador del Centro de Innovación y Transferencia en Salud (CITES) del Tecnológico de Monterrey, enlista algunos consejos que pueden ser útiles para afrontar mejor este proceso, principalmente para la mujer que puede verse más afectada anímicamente:

Náusea y vómito: Para evitar estas sensaciones se recomienda cuidar la alimentación, evitando alimentos demasiado grasosos o irritantes para el estómago, utilizar medicamentos que ayuden a disminuir la sensación y recurrir a técnicas de relajación como la respiración. Pide el apoyo del médico y un experto en nutrición para saber qué alimentos son más recomendables en este momento.

Caída del cabello: Las mujeres pueden ser las más afectadas en este sentido y sentirse con baja autoestima debido a que el cabello (e incluso el vello de otras partes del cuerpo) puede perderse con algunos tipos de medicamentos quimioterápicos. También puede perder suavidad y tornarse opaco. Si no te sientes cómoda con una peluca, puedes utilizar pañoletas que cubran el cuero cabelludo y utilizar también joyería y maquillaje para sentirte confiada y atractiva. Recuerda que es temporal y que una vez finalizado el tratamiento todo volverá a la normalidad.

Cansancio: Descansa cuando tu cuerpo lo pida. Si estás trabajando, pide permiso en tu trabajo algunos días posteriores a la quimioterapia para que puedas recuperarte. Platica con la familia y pide apoyo para cuidar a tus hijos y atender tus labores personales. Lo más adecuado es permanecer en reposo 3-4 días después de la quimioterapia. Es importante comentarlo al médico ya que puede ser un síntoma de anemia (baja de hemoglobina) secundario a la quimioterapia y este síntoma puede mejorar con medicamentos.

Infecciones (neutropenia): En el caso de la neutropenia, existen terapias que ayudan a generar glóbulos blancos para proteger el organismo indefenso y evitar infecciones. Una de ellas es el uso de factores estimulantes de colonias (ejemplo: filgrastim pegilado) que se administra un día después de la quimioterapia, en una (si es el filgrastim pegilado) o varias dosis (si es filgrastim normal) dosis. Es importante señalar que el uso de filgrastim pegilado tiene la ventaja de ser aplicada una sola ocasión posterior a la quimioterapia debajo de la piel, es decir es un solo pinchazo; mientras que el filgrastim normal se deben aplicar varias dosis y se corre el riesgo de que se olvide aplicar una dosis o se deje abandonado el tratamiento por molestias locales.

Durante el tratamiento el médico realizará análisis de sangre con frecuencia, en el que incluirá un recuento del número de leucocitos (neutrófilos) y hemoglobina. Si está muy bajo, probablemente el hematólogo u oncólogo retrasará el siguiente ciclo de quimioterapia o de radiación. Pero, se debe tener en mente que si se usa factores estimulantes de colonia la posibilidad de que se retrase la quimioterapia será menor. Otra posibilidad consiste en disminuir las dosis de los fármacos hasta que tu producción de glóbulos blancos alcance los valores normales, pero no es lo ideal por que disminuir el tratamiento se corre el riesgo de resistencia a la quimioterapia y por ello es importante la aplicación de factores terapias de apoyo como el filgastrim pegilado posterior a la quimioterapia.

Acércate a tu médico y la enfermera que te atiende durante la quimioterapia, quienes podrán aconsejarte sobre lo que debes hacer en cada caso para sentirte mejor y que tu tratamiento sea exitoso.

<!–
google_ad_client = “pub-6344303115135028”;
google_ad_width = 468;
google_ad_height = 15;
google_ad_format = “468x15_0ads_al_s”;
//2007-06-03: lasalud.com.mx – bcm
google_ad_channel = “1912856721”;
google_color_border = “E1771E”;
google_color_bg = “FFFFFF”;
google_color_link = “E1771E”;
google_color_text = “000000”;
google_color_url = “000000”;
//–>
Consejos para mujeres en tratamiento con quimioterapia
Artículos Relacionados
03:03
26
Mayo
2008
<!—

Valor 0/5 [0 Votos] Vistas: 725

–>

Imprimir E-mail Comentarios 0
A diferencia de la cirugía o la radioterapia funciona en todo el organismo

La quimioterapia consiste en el uso de medicamentos para tratar el cáncer y a diferencia de la cirugía o la radioterapia funciona en todo el organismo, lo que puede ocasionar que además de atacar las células malas que ocasionan el cáncer ataque las células buenas, provocando diversos efectos en el organismo.

Algunos de estos efectos secundarios son muy conocidos como: náuseas, vómito, caída del cabello y cansancio. También se puede estar muy expuesto a infecciones de distintos tipos y originar la neutropenia, que es la disminución de defensas del organismo al reducirse considerablemente la cantidad de glóbulos blancos (leucocitos o neutrófilos) que normalmente hay en el cuerpo.

El doctor Luis Villela, hematólogo e investigador del Centro de Innovación y Transferencia en Salud (CITES) del Tecnológico de Monterrey, enlista algunos consejos que pueden ser útiles para afrontar mejor este proceso, principalmente para la mujer que puede verse más afectada anímicamente:

Náusea y vómito: Para evitar estas sensaciones se recomienda cuidar la alimentación, evitando alimentos demasiado grasosos o irritantes para el estómago, utilizar medicamentos que ayuden a disminuir la sensación y recurrir a técnicas de relajación como la respiración. Pide el apoyo del médico y un experto en nutrición para saber qué alimentos son más recomendables en este momento.

Caída del cabello: Las mujeres pueden ser las más afectadas en este sentido y sentirse con baja autoestima debido a que el cabello (e incluso el vello de otras partes del cuerpo) puede perderse con algunos tipos de medicamentos quimioterápicos. También puede perder suavidad y tornarse opaco. Si no te sientes cómoda con una peluca, puedes utilizar pañoletas que cubran el cuero cabelludo y utilizar también joyería y maquillaje para sentirte confiada y atractiva. Recuerda que es temporal y que una vez finalizado el tratamiento todo volverá a la normalidad.

Cansancio: Descansa cuando tu cuerpo lo pida. Si estás trabajando, pide permiso en tu trabajo algunos días posteriores a la quimioterapia para que puedas recuperarte. Platica con la familia y pide apoyo para cuidar a tus hijos y atender tus labores personales. Lo más adecuado es permanecer en reposo 3-4 días después de la quimioterapia. Es importante comentarlo al médico ya que puede ser un síntoma de anemia (baja de hemoglobina) secundario a la quimioterapia y este síntoma puede mejorar con medicamentos.

Infecciones (neutropenia): En el caso de la neutropenia, existen terapias que ayudan a generar glóbulos blancos para proteger el organismo indefenso y evitar infecciones. Una de ellas es el uso de factores estimulantes de colonias (ejemplo: filgrastim pegilado) que se administra un día después de la quimioterapia, en una (si es el filgrastim pegilado) o varias dosis (si es filgrastim normal) dosis. Es importante señalar que el uso de filgrastim pegilado tiene la ventaja de ser aplicada una sola ocasión posterior a la quimioterapia debajo de la piel, es decir es un solo pinchazo; mientras que el filgrastim normal se deben aplicar varias dosis y se corre el riesgo de que se olvide aplicar una dosis o se deje abandonado el tratamiento por molestias locales.

Durante el tratamiento el médico realizará análisis de sangre con frecuencia, en el que incluirá un recuento del número de leucocitos (neutrófilos) y hemoglobina. Si está muy bajo, probablemente el hematólogo u oncólogo retrasará el siguiente ciclo de quimioterapia o de radiación. Pero, se debe tener en mente que si se usa factores estimulantes de colonia la posibilidad de que se retrase la quimioterapia será menor. Otra posibilidad consiste en disminuir las dosis de los fármacos hasta que tu producción de glóbulos blancos alcance los valores normales, pero no es lo ideal por que disminuir el tratamiento se corre el riesgo de resistencia a la quimioterapia y por ello es importante la aplicación de factores terapias de apoyo como el filgastrim pegilado posterior a la quimioterapia.

Acércate a tu médico y la enfermera que te atiende durante la quimioterapia, quienes podrán aconsejarte sobre lo que debes hacer en cada caso para sentirte mejor y que tu tratamiento sea exitoso.

http://www.lasalud.com.mx/?aid=3110
<!–
google_ad_client = “pub-6344303115135028”;
google_ad_width = 468;
google_ad_height = 15;
google_ad_format = “468x15_0ads_al_s”;
//2007-06-03: lasalud.com.mx – bcm
google_ad_channel = “1912856721”;
google_color_border = “E1771E”;
google_color_bg = “FFFFFF”;
google_color_link = “E1771E”;
google_color_text = “000000”;
google_color_url = “000000”;
//–>

Parkinson: causas, diagnóstico y tratamientos

Parkinson: causas, diagnóstico y tratamientos

Es la segunda enfermedad degenerativa del Sistema Nervioso más frecuente. En España existen más de 80.000 pacientes parkinsonianos.

La principal alteración patológica de la enfermedad de Parkinson es la pérdida de neuronas de la sustancia negra del tronco cerebral que producen y liberan dopamina. Este neurotransmisor es necesario para la correcta realización de los movimientos.

Los síntomas de esta enfermedad son fundamentalmente motores: temblor de reposo, lentitud de movimientos y rigidez muscular. También puede aparecer depresión, estreñimiento y, en fases avanzadas de la enfermedad, trastornos de la marcha y del equilibrio, alteraciones del sistema nervioso vegetativo y, en algunos casos, deterioro intelectual.

Causas y diagnóstico

Se han hallado mutaciones genéticas en algunos pacientes con enfermedad de Parkinson familiar. En la mayoría de los casos se desconoce la causa. No obstante, se empiezan a comprender los mecanismos moleculares básicos que producen la degeneración neuronal.

El diagnóstico de la enfermedad de Parkinson es fundamentalmente clínico. Las pruebas complementarias ayudan a descartar otras enfermedades con síntomas parecidos. El neurólogo es el médico especialista que debe realizar o confirmar el diagnóstico de esta enfermedad.

Tratamientos

Aunque de momento no se puede curar la enfermedad, se dispone de tratamientos que mejoran los síntomas y permiten a los pacientes mantener una buena calidad de vida durante años. El tratamiento más importante es farmacológico. Existen diferentes preparados farmacéuticos de levodopa, agonistas dopaminérgicos, inhibidores de las enzimas COMT y MAO-B, amantadine etc. indicados en la enfermedad de Parkinson. La mayoría intentan reemplazar el déficit cerebral de dopamina. Otras terapias complementarias, como la fisioterapia, también son útiles.

La cirugía funcional puede estar indicada en pacientes con importantes fluctuaciones de la movilidad (fenómeno “on-off”) y movimientos involuntarios no controlados con los fármacos antiparkinsonianos. Actualmente consiste en la implantación de electrodos en los núcleos subtalámicos, estructuras del sistema nervioso relacionadas con el control del movimiento, cuyas neuronas tienen una actividad anormal en la enfermedad de Parkinson. Mediante un generador o “marcapasos” se producen pequeños impulsos eléctricos de alta frecuencia que modifican esta actividad anómala, mejorando así los síntomas de la enfermedad.

http://calle42.nireblog.com/archives/2007/01

Fronteras de la Ciencia. Hasta aquí hemos llegado

Fronteras de la Ciencia. Hasta aquí hemos llegado

Cuando los científicos intentan sobrepasar la velocidad de la luz se topan con un muro. Hay otras fronteras que ahora son infranqueables, y puede que siempre. Tras ellas, todo resulta enigmático

Por qué hay una temperatura tope a la que se pueden enfriar las cosas? ¿Qué es lo más pequeño que existe? ¿Cuál es el fragmento de tiempo más breve? Las respuestas a estas preguntas son más que un simple listado de curiosidades. Cada una es la puerta hacia una nueva área de conocimiento, una frontera. Cruzarla implica pisar terrenos donde las leyes de la Física con las que se manejan actualmente los científicos pierden validez, terrenos donde nada se comporta como indican los manuales. Incógnitas para las que hoy por hoy nadie tiene respuestas. Algunos de estos muros son inamovibles (o así le parece a la Física actual), como superar la velocidad de la luz.

Pero también hay fronteras que establece sólo nuestra capacidad de percibir el Universo, y esas son las más móviles de todas. Nuestros sentidos han sido “sintonizados” por la evolución para percibir sólo una parte de la realidad –obviamente, la que nos es más útil para sobrevivir–, pero hay más. La buena noticia es que cada vez hay más instrumentos para aumentar nuestra capacidad sensorial. Los microscopios son un buen ejemplo: los de mayor resolución hoy distinguen los átomos más pequeños. También avanzamos en la capacidad de detectar masas pequeñas (gravedad).

Nuestras fibras nerviosas más rápidas transmiten la información en centenas de milisegundos, así que no podemos soñar con percibir algo que pase más rápidamente que eso. ¿O tal vez sí? Ahmed Zewail recibió el Nobel de Física en 1999 por inventar el láser de femtosegundo (0,000000000000001 segundos, o 10-15 segundos), con el que es posible “fotografiar” una reacción química mientras está ocurriendo, y saber así cuáles son sus productos intermedios, algo que siempre han añorado los químicos. ¿Sorprende? Pues este mismo año se ha logrado hacer láseres de attosegundo, que miden fragmentos de tiempo aún más breves. ¡Qué vértigo! ¿Podríamos imaginar cómo percibiría un año una criatura que viviera en la escala del attosegundo?

El tiempo más corto
Por debajo de esa escala, ningún reloj funciona.

Hace más de un siglo, en 1900, el físico Max Planck descubrió que la energía se distribuye en “paquetes” indivisibles, a los que llamó cuantos. Para describir el tamaño de estos cuantos, se usa una constante, la constante de Planck. El hallazgo marca el principio de la mecánica cuántica, y tiene tantas implicaciones revolucionarias que al mismo Planck le costó aceptarlas. Por ejemplo, resulta que, combinando la constante de Planck, la velocidad de la luz y otra constante, se obtienen cuantos indivisibles de espacio y de tiempo, o sea, la distancia más pequeña que puede existir y la unidad de tiempo más breve concebible. La distancia de Planck es de unos 10-35 metros, y el tiempo de Planck –lo que tarda una partícula de luz en recorrer la distancia anterior– es 10-43 segundos.

Pero lo que sobrepasa la distancia y el tiempo de Planck es un misterio, porque las leyes físicas conocidas dejan de ser válidas a esa escala. Por eso, cuando los cosmólogos estudian el origen del Universo, sólo pueden llegar, como máximo, a contar cómo era 10-43 segundos después del Big Bang. Para averiguar lo que ocurría antes del tiempo de Planck hacen falta nuevas leyes, que los físicos teóricos buscan hace décadas.

La vida más simple
Un ser vivo que mide 150 millonésimas de milímetro.
Los organismos más pequeños conocidos capaces de vivir de modo independiente son los micoplasmas, un tipo de bacterias sin pared celular; algunas, dañinas para el hombre. Se cree que los micoplasmas evolucionaron a partir de otras bacterias, a base de reducir su genoma; el genoma del micoplasma más pequeño es apenas el doble que el de los virus –que son más pequeños, pero sólo pueden vivir parasitando a otros organismos–.

Los micoplasmas miden entre 125 y 150 millonésimas de milímetro. Ahora bien, ¿sería posible un organismo vivo autónomo más pequeño, con menos genes que un micoplasma? A los biólogos les encantaría responder esta pregunta; y no es simple curiosidad, ya que resolverlo les ayudaría a entender cuáles son los genes esenciales para la vida. Esa información podría servirles para construir, en un futuro, microorganismos diseñados específicamente para determinadas tareas, desde descontaminar el medio ambiente a sintetizar plásticos. Los experimentos se han llevado a cabo hasta ahora con micoplasmas cuyos genomas mínimos varían entre 270 y alrededor de 600 genes, dependiendo de lo que haga y dónde viva el microorganismo en cuestión. El paso siguiente es tratar de averiguar exactamente qué hacen los grupos de genes que parecen imprescindibles.

La materia más pequeña
Hay partículas que pueden atravesar muros.

Los microscopios más precisos hoy consiguen distinguir detalles de décimas de Ángstrom –diez millones de veces más pequeños que el diámetro de un pelo humano–. Entramos en el mundo de los átomos, un universo que sí puede describir, y de modo muy preciso, la mecánica cuántica. Ahora bien, saber lo que pasa a escala atómica no disminuye la sorpresa. Porque lo que sucede son cosas muy raras o, como dicen los físicos, “antiintuitivas”.

Uno de los fenómenos más sorprendentes es el efecto túnel. Las partículas pueden comportarse como tales o como ondas, y eso les permite a veces superar barreras imposibles; lo mismo que una onda (por ejemplo, el sonido) puede atravesar una pared muy gruesa, las partículas también pueden hacerlo. Otro llamativo efecto cuántico es el que da lugar a la famosa teleportación. Las leyes permiten crear dos partículas “entrelazadas”, de tal manera que lo que le ocurra a una “afecte” a la otra, aunque ambas estén físicamente separadas por grandes distancias. También es un fenómeno demostrado experimentalmente, pero siempre con partículas aisladas; nadie apuesta porque sea posible con personas, es decir, conjuntos ingentes
de partículas.

Lo más frío del Universo

El espacio exterior está a 270 grados centígrados bajo cero.

Por favor, acelere un poco los átomos de mi café”. No es la manera más eficaz de pedir que te calienten un café, pero es técnicamente correcta. La temperatura de un cuerpo no es más que la velocidad a la que vibran sus átomos: más vibración, más calor. La temperatura más fría, por tanto, se alcanza cuando los átomos están absolutamente quietos; es decir, cuando se ha extraído toda la energía al sistema.
Eso debería ocurrir a 273,16ºC bajo cero, o cero grados Kelvin, el llamado cero absoluto. Aunque nadie lo ha experimentado, porque es imposible extraer toda la energía de un sistema. En la naturaleza, lo más frío es el espacio exterior, que está a unos 270ºC bajo cero. Pero en los laboratorios se puede llegar más abajo. En 1995, varios grupos en Estados Unidos enfriaron átomos hasta sólo una milmillonésima de grado por encima del cero absoluto (Nobel de Física 2001). Rozar el cero absoluto de temperatura implica descubrir un nuevo estado de la materia: el llamado condensado de Bose-Einstein. En él, los átomos de un gas están “congelados”: todo lo quietos que permiten las leyes de la mecánica cuántica. Entonces, los átomos empiezan a oscilar de forma coordinada, formando una sola onda –como hacen las partículas de luz, los fotones, en un láser–.

En ningún otro estado de la materia ocurre semejante fenómeno. Que los átomos estén congelados hace que la interacción entre ellos sea muy débil, y se ve cómo les afecta la gravedad: se caen como si fueran una roca, algo que no se suele ver a escala atómica. Pero siguen siendo un gas, y eso es lo que tiene maravillados a los físicos. Se comportan como sólidos, pero no lo son.

La mayor velocidad
Los aceleradores de partículas casi alcanzan a la luz.

Nada puede viajar más deprisa que la luz en el vacío: 299.792,458 kilómetros por segundo. ¿Por qué? Nada que tenga masa puede, no ya superar, sino igualar la velocidad de la luz. La razón está en la famosa ecuación de Einstein: E = mc2 (la energía es igual a la masa acelerada a la velocidad de la luz al cuadrado). La ecuación implica que, a medida que el objeto gana velocidad, también gana masa, y ese aumento tiende al infinito, hasta el punto de que hace falta una fuerza cada vez mayor –también infinita– para seguir acelerándolo. Esto prohíbe alcanzar la velocidad de la luz.

Pero ¿y si se viaja dentro de una nave espacial, por ejemplo? Entonces ocurren fenómenos bastante curiosos con el tiempo. Sucede que la velocidad de la luz es una constante: la luz en el vacío siempre viaja a la misma velocidad. Pero si la nave está viajando a 150.000 kilómetros por segundo, ¿no debería la luz viajar a 150.000 kilómetros por segundo respecto a ella? No. Como la velocidad de la luz no puede variar, lo que cambia en la ecuación es el tiempo: para un viajero a velocidad cercana a la de la luz, las distancias se acortan y el tiempo se lentifica, de tal manera que la luz siempre viaja a sus 300.000 kilómetros por segundo respecto a cualquiera –estático o en movimiento–.

Los aceleradores de partículas aprovechan precisamente eso, que los objetos ganan masa a medida que aumenta su velocidad. En su interior, las partículas se aceleran hasta casi la velocidad de la luz; al chocar, transforman esa energía en masa: se produce una cascada de partículas que antes no estaban. Y así es como se estudian los componentes íntimos de la materia.

http://calle42.nireblog.com/archives/2007/01

Los espermatozoides de los españoles son cada vez más lentos

Los espermatozoides de los españoles son cada vez más lentos

El Instituto CEFER ha detectado una menor cantidad de espermatozoides en las tres últimas décadas

Los espermatozoides de los españoles son cada vez más lentos, según un estudio realizado por el doctor Fernando Marina, del Laboratorio del Instituto de Reproducción CEFER, ha informado este centro.
El análisis, que demuestra que el porcentaje de espermatozoides móviles en el eyaculado es cada vez menor, será expuesto en el congreso de la ESHRE (European for Human Reproduction & Embryology) que se celebrará este año en Lyon.
Los resultados del estudio demuestran que la movilidad de los espermatozoides ha descendido un 0,7% en los últimos años, y si esta evolución siguiera a este ritmo, en el año 2067 todos los espermatozoides serían inmóviles.
Además de esta reducción de la movilidad, el Instituto CEFER ha detectado una menor cantidad de espermatozoides en los españoles en las tres últimas décadas, aunque esta reducción se ha estabilizado en los últimos diez años.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que el semen debe tener un mínimo de 20 millones de espermatozoides por mililitro eyaculado, y en España la cifra de candidatos que no cumple estos requisitos mínimos se ha duplicado en los últimos 30 años.

http://calle42.nireblog.com/archives/2007/01

cómo será LA PRÓXIMA VERSIÓN DEL HOMO SAPIENS

cómo será LA PRÓXIMA VERSIÓN DEL HOMO SAPIENS

Seremos más guapos, más altos o más listos? Los científicos tratan de describir cómo será LA PRÓXIMA VERSIÓN DEL HOMO SAPIENS. Esto es lo que sabemos por el momento.

as rubias están en peligro de extinción”, afirmaba un titular de la BBC. “Según un equipo de científicos alemanes de la Universidad de Edimburgo”, seguía explicando el medio británico, “el gen del pelo rubio, recesivo frente al del moreno, podría desaparecer dentro de 200 años”. La explicación a esta teoría es, cuanto menos, sorprendente. Resulta que las rubias “de bote” son más atractivas para el sexo opuesto que las rubias naturales y, por lo tanto, estas tendrán más hijos que las auténticas, cuyo último espécimen, aseguraban, nacerá en Finlandia.

Afortunadamente para las rubias, esta historia no fue más que un bulo originado en una revista femenina alemana y del que después se hicieron eco otros medios de comunicación. Además, el color del pelo lo determinan varios genes, que no actúan con una simple relación de recesión y dominancia.

También popular, aunque parece que con más fundamento científico, se ha hecho la teoría del genetista de la Universidad de Oxford Bryan Skyes, quien en su último ensayo, La maldición de Adán, predice que la degeneración de los genes en el cromosoma Y llevará a su extinción en un plazo de 125.000 años. Teorías más o menos peregrinas aparte, ¿sigue evolucionando el ser humano incluso hoy?

Evolución reciente
Pues, según algunos expertos, no. De hecho, hasta hace poco parecía haber unanimidad en que el avance de la medicina, entre otras cosas, había acabado definitivamente con la acción de la selección natural, es decir, la “ley biológica del más fuerte”. Así, mantienen que ya no hay enfermedades ni condiciones climáticas que hagan que los más sanos prevalezcan sobre los “endebles”. Además, el consenso científico aseguraba que nuestra evolución biológica acabó hace unos 100.000 años.

Sin embargo, últimamente hay evidencias de que la selección natural sigue actuando. El pasado mes de marzo, un equipo de genetistas de la Universidad de Chicago aseguraba haber encontrado más de 700 variantes genéticas que la evolución podría haber favorecido durante los últimos 10.000 años. “Ha habido una gran cantidad de cambios en los últimos tiempos –la llegada de la agricultura, cambios en la dieta, nuevos habitantes, las condiciones climáticas, etc.– cuyos rastros nos indican que se ha producido una adaptación muy reciente”, aseguraba Jonathan Pritchard, director del equipo de investigación de la Universidad de Chicago, en la presentación de su estudio. Para este trabajo se analizó el ADN de 209 individuos –89 asiáticos, 60 europeos y 60 africanos–, y parece que encontraron signos evolutivos en todos los casos.

En concreto, hay evidencias de que hemos sufrido cambios en algunos genes para adaptar nuestro organismo a las nuevas dietas, más ricas en carbohidratos y ácidos grasos. Y también el color de nuestra piel ha palidecido, ya que, cuanto más al norte se movían las nuevas comunidades, menos luz solar había disponible para sintetizar la vitamina D.

Por otra parte, Bruce Lahn, un genetista de la Universidad de Chicago, publicó en la revista Science que había descubierto dos mutaciones recientes que alteraron genes del desarrollo cerebral y que se extendieron con rapidez por toda la especie humana. Se trata de los genes microcephalin y ASPM, tan esenciales para el desarrollo del cerebro que cuando están inactivos se produce microcefalia (un cerebro tan pequeño como el de un chimpancé). La mutación del primero apareció hace 37.000 años, y hoy está presente en el 70% de la población mundial; el segundo data de hace entre 500 y 14.000 años, y lo porta un cuarto de los habitantes del planeta. Entonces, ¿qué nos depara el futuro como especie?

Los genes de la inteligencia
Christopher Wills, Profesor de biología de la Universidad de California (San Diego), argumenta en su libro The runaway brain (El cerebro fugitivo) que ha habido, y todavía hay, una retroalimentación entre nuestra cultura y nuestros genes que conduce a una rápida evolución de la mente humana. “Sin duda, la presión selectiva más importante continúa estando en las funciones cerebrales”, dice Wills. Así, el año pasado un grupo de antropólogos de la Universidad de Utah (EEUU) publicó un artículo en el que aseguraba que la selección natural había incrementado la inteligencia de los judios askenazíes en los últimos 1.000 años. Aunque la inteligencia es muy difícil de medir, parece ser que este grupo étnico puntuaba entre 12 y 15 puntos por encima de la media en los tests de CI. Los autores del estudio señalaron que más o menos desde los años 80 al 1700 se les había prohibido trabajar en negocios al uso, para dedicarse a menesteres de más alto nivel intelectual, como las finanzas. Los triunfadores tuvieron más prole, por lo que la selección natural hizo prevalecer la inteligencia.

Más allá de los genes
Nos hemos puesto en contacto con Francisco J. Ayala, profesor de Ciencias Biológicas de la Universidad de California y autor del superventas La teoría de la evolución, para intentar arrojar luz sobre esta cuestión: “La Humanidad sigue evolucionando biológicamente porque se dan las dos condiciones necesarias para ello: en primer lugar, la variabilidad genética, que sabemos que es muy abundante en nuestra especie, y en segundo, los cambios del entorno (climático, biológico y cultural), que impactan en la supervivencia y reproducción de individuos y que obviamente también se dan actualmente.” Por tanto, parece que Ayala no tiene dudas. Nuestra especie evoluciona, pero ¿hacia dónde? Para la ciencia ficción, el ser humano que vendrá sufrirá un cambio muy grande en nuestra anatomía, caracterizado, sobre todo, por enormes cerebros dentro de cabezas con el tamaño suficiente como para albergarlos, la pérdida de dedos que no usamos y el desarrollo de otros que usamos demasiado. De hecho, con la llegada de la informática a nuestras vidas, se hicieron muchas predicciones que hablaban de pequeños humanos encorvados que nacerían casi con ratón y teclado incorporado.

Pero esto no deja de ser ciencia ficción. Cuando se habla de cómo evolucionará la especie humana en el futuro, los científicos aluden a que se ha detectado, por ejemplo, que la forma del cuerpo humano moderno está alargándose, como resultado de una evolución que comenzó hace millones de años. También parece cierta la creencia de que hemos desarrollado funciones cerebrales antes “atrofiadas”.

Por el momento, los únicos datos fiables y contrastables sobre el linaje humano de que disponemos son de hace seis millones de años, y muchos estudios demuestran que nuestras diferencias con los chimpancés vinieron dadas por una presión selectiva muy fuerte; sobre todo, en el cerebro humano.

Sin embargo, parece que la posibilidad de descifrar la información contenida en nuestro ADN nos está permitiendo dar pasos de gigante en el conocimiento de cómo hemos llegado a ser quienes somos y hacia dónde va el Homo sapiens sapiens. Hasta ahora, nuestra especie ha evolucionado principalmente gracias a la selección natural, como describió Darwin en su teoría, y en menor medida, a la selección sexual. Pues de ahora en adelante, la selección sexual será la que más influirá en cómo será el aspecto del ser humano del futuro. ¿Por qué?

Persona a la carta
El mayor defensor de esta idea es Geoffrey Miller, de la Universidad de Nuevo México, Alburquerque, y autor de The mating mind (La mente apareadora). Para él, se está produciendo una aceleración en el ritmo de evolución humana provocada por la selección de los rasgos deseables sexualmente. “Nuestro alto índice de migración, la exogamia y el mestizaje están recombinando nuestros genes a un ritmo sin precedentes. Es más, la existencia de una vasta población humana quiere decir que nuestro patrimonio genético está adquiriendo más mutaciones y a gran velocidad. La gente tiene más posibilidades de engendrar hijos con alguien que se parezca a lo que ellos consideran bueno. La elección cuidadosa, y a veces muy estudiada, de quién pondrá el otro 50% de genes a nuestros hijos hace que ciertos rasgos, principalmente los más deseables (guapo, alto, inteligente…), se refuercen”.

Y es que el espectro de relaciones sexuales se ha ampliado hasta el infinito gracias a las nuevas tecnologías, lo que hace que haya más posibilidades de que estas “mutaciones ventajosas” queden fijadas en la población. El “apareamiento selectivo”, como lo llama Miller, se ve reforzado también por los anticonceptivos y avances médicos; entre otros, los nuevos métodos de reproducción. Pero ¿hasta qué punto?

Futuro in vitro
Para el biólogo Francisco J. Ayala: “La medicina hace posible que personas que no habrían sobrevivido ni dejado descendientes por ser portadores de genes que les impactan negativamente sean curadas y tengan hijos. Estos genes, que habrían sido eliminados sin tratamientos médicos, son, en consecuencia, transmitidos a la descendencia. Pero el efecto en la Humanidad como tal es extremadamente lento. Por ejemplo: las enfermedades causadas por haber heredado un gen deficiente tanto del padre como de la madre tienen una frecuencia en la Humanidad de uno de cada diez mil nacimientos. Si se curara a todos los individuos en el mundo que nacen con la enfermedad, de manera que todos sobrevivieran y tuvieran hijos, se necesitarían cien generaciones (unos 3.000 años) para que la incidencia de la enfermedad afectara a uno de cada dos mil quinientos nacimientos. Dada la rapidez con que avanza la Genética, seguro que, a lo sumo en una década, los científicos serán capaces de corregir directamente el gen defectuoso y cambiarlo a un gen normal, lo que eliminará la enfermedad.”

Algo con lo que Miller está completamente de acuerdo: “Dentro de unas generaciones, el mercado genético sustituirá a la selección sexual, y los padres podrán eliminar los rasgos no deseables para sus hijos. Aunque es imposible determinar cómo afectará esto al patrimonio genético humano”. Hay quien asegura, incluso, que nos convertiremos en ciborgs y la evolución genética estará en desuso.

Y aunque Francisco J. Ayala avisa: “No se puede predecir cómo cambiará la Humanidad a largo plazo; la evolución no tiene objetivos, ni sigue una dirección determinada que persista a través del tiempo”, yo prefiero quedarme con el optimismo de Miller. “Tras 40 generaciones de vigilancia genética, seremos mucho más bellos, inteligentes y estables psicológicamente…” ¿Mejor, no?

Siete características definen a la gente que sustituirá a la actual

Mestizos
La mezcla de razas traerá consigo importantes cambios en nuestros rasgos físicos a largo plazo. En primer lugar, las enfermedades que sabemos que tienen más influencia en una raza concreta se extenderán al resto de la población. Aunque estos cambios parecen perjudiciales, igual sucederá con los genes que se saben resistentes de otras etnias. De cualquier modo, los grandes movimientos migratorios y las posibilidades de relación con todas las nacionalidades permitirán que nuestra especie tienda a una homogeneización de los rasgos raciales “exclusivos”.

Más listos
Según Bruce Lahn, quien ha hallado una evolución reciente en el cerebro humano, el desarrollo cultural está claramente conectado con la genética. Aún es pronto para saber hasta qué punto, pero parece haber indicios de que la cultura ha influido, y sigue haciéndolo, en la evolución de nuestro cerebro, de manera que es posible que nuestro avance cultural geste los seres humanos más inteligentes desde la aparición del Homo sapiens.

Siempre sanos
La fecundación in vitro ha permitido que tengan hijos quienes antes habrían sido “no aptos”. Por otra parte, la ingeniería genética también permitirá en el futuro sustituir un gen defectuoso por otro que no lo sea, y la selección embrionaria permite incluso optar siempre por el embrión sano. Así, los bebés del futuro nacerán sin “defectos” de fábrica, y aquellos que se descubran durante su vida serán subsanados sobre la marcha. Es decir: la medicina solo será preventiva.

Cuerpo más largo
Según algunas investigaciones, la genética del azar ha sido la culpable de cambios genéticos concretos, producidos por mutaciones aparentemente aleatorias que no siguen las leyes de la selección natural. La configuración de la cara y el cráneo de los humanos modernos –en concreto, las diferencias regionales en el ancho del cráneo, la altura de la nariz y la longitud de la mandíbula– han sido debidas al azar. Parece que nuestro cuerpo está alargándose, y es muy posible que tenga la misma causa.

Cráneos redondos
La adaptación a las condiciones climáticas ha tenido efectos visibles en la evolución del Homo sapiens. El antropólogo Charles Roseman, de la Universidad de Stanford (California), publicó en un estudio que la forma craneal de los esquimales de Groenlandia (en la foto) podría deberse a una adaptación al frío con que viven. En teoría, el cambio climático en el que estamos inmersos también podría tener efectos en la evolución de nuestra especie. Tanto los efectos nocivos de este (contaminación, rayos solares, etc.) como las consecuencias estrictamente climatológicas. Si tuviéramos que adaptarnos a una nueva era glacial, nuestro cráneo se redondearía.

Engordaremos
Desde el origen de nuestra especie, lo que comemos nos ha marcado evolutivamente. Con la aparición de las granjas, comenzamos a comer carne mucho más suave, por lo que la mandíbula se relajó. Esto produjo una evolución en la forma de la cara de los homínidos en los últimos 10.000 años, según un antropólogo de la Universidad de Columbus. Recientemente, el incremento de la media de peso observada en muchos países parece estar afianzándose como rasgo del hombre actual. Su causa es directamente la dieta, y no la selección natural.

Más guapos
Los últimos estudios realizados sobre cómo seleccionamos a nuestra pareja siguen apuntando a que optamos por la más bella, entendiendo la belleza como sinónimo de saludable. Y para los científicos, la selección de lo más bello hará que este rasgo permanezca en el futuro. Además, las nuevas tecnologías han ampliado el campo de selección (ahora podemos elegir pareja en casi cualquier lugar del mundo), lo cual prevé un humano futuro más homogéneo, aunque también ha extendido una visión más igualitaria de los cánones de belleza. Por otra parte, también se ha apuntado a menudo que la reproducción futura será asexual; es decir, sin necesidad de otro sexo (hermafrodita). Y es que la ventaja evolutiva de la reproducción sexual tal y como la conocemos ha sido, durante muchos años, uno de los grandes misterios de la Biología. Para Ricardo Azevedo, un profesor asistente del departamento de Biología y Bioquímica de la Universidad de Houston, si el ser humano futuro se reprodujese consigo mismo, se produciría una involución. “La asexualidad parece ser una muerte evolutivamente”, dice Azevedo. La razón principal es que la mezcla genética que supone la reproducción entre dos sexos supone una riqueza, que terminaría si recombináramos nuestros propios genes. Por tanto, quizá lo que en principio podría parecer la solución al problema de las enfermedades de transmisión sexual pueda perpeturar otros males más duraderos.

http://calle42.nireblog.com/archives/2007/01

La ruidosa conversión de un filósofo ateo

La ruidosa conversión de un filósofo ateo
Anthony Flew

Durante los últimos cincuenta años, el ateo más famoso del mundo ha sido Anthony Flew. Mucho antes de que Richard Dawkins comenzara a atacar a la religión, Flew era el portavoz de los no creyentes, pero ahora Flew es el más famoso converso del mundo. En 1966 escribió su obra God and phylosophy (“Dios y la filosofía”) y en 1984 The presumption of atheism (“La presunción de ateísmo”). En ambas mantuvo una postura “evidencialista” según la cual debe presuponerse el ateísmo hasta que no se presenten evidencias de lo contrario. No obstante, éste ha parecido ser recientemente el caso, a juzgar por su último trabajo There is God (“Hay Dios”), que Flew considera su última palabra sobre el tema. “Debo decir –declara- que el viaje de mi descubrimiento de lo divino ha sido hasta ahora un peregrinaje de la razón. He seguido el argumento hasta donde me ha conducido”. Aquí ofrecemos en exclusiva para el público de lengua española la entrevista realizada por el Dr. Benjamín Wiker para www.tothesource.org.
Anthony Flew, londinense nacido en 1923, es hijo de un ministro metodista. Mientras se graduaba asistió regularmente a las tertulias organizadas por C. S. Lewis en su denominado “Club Socrático” pero, sin embargo, no se dejó seducir por los argumentos de Lewis a favor de la existencia de Dios y expuestos en su obra Mere christianity. Durante la Segunda Guerra Mundial estudió japonés en la Escuela de Estudios Orientales y Africanos de la Universidad de Londres y fue oficial de inteligencia en la RAF. Ha sido profesor de filosofía en la Universidad de Aberdeen y en la de Keele, en esta última durante veinte años. Entre 1973 y 1983 fue profesor de filosofía en la Universidad de Reading y, después de jubilarse, ha sido profesor a tiempo parcial en la Universidad de York, en Toronto, Canadá.
Benjamín Wiker: Usted dice en Hay Dios que “es posible que nadie esté más sorprendido que yo de que mis investigaciones acerca de lo divino hayan pasado, después de todos estos años, desde la negación al descubrimiento”. Los demás pueden también estar muy sorprendidos, quizá tanto más cuanto que el final parece ser muy repentino. Pero en Hay Dios encontramos que en realidad ha sido un proceso muy gradual, una “migración de dos décadas”, como usted dice. Dios fue la conclusión de un argumento bastante largo. Pero ¿no hubo en esa argumentación un punto en el que usted se encontró bruscamente sorprendido al darse cuenta de que, después de todo, “hay Dios”? En algún sentido, ¿”escuchó usted una voz” dentro de la misma evidencia que decía “me oyes ahora”?
Anthony Flew: Había dos factores en especial que fueron decisivos. Uno fue mi creciente empatía con la idea de Einstein y de otros científicos notables de que tenía que haber una Inteligencia detrás de la complejidad integrada del universo físico. El segundo era mi propia idea de que la complejidad integrada de la vida misma –que es mucho más compleja que el universo físico- solo puede ser explicada en términos de una fuente inteligente. Creo que el origen de la vida y de la reproducción sencillamente no pueden ser explicados desde una perspectiva biológica, a pesar de los numerosos esfuerzos para hacerlo. Con cada año que pasa, cuanto más descubrimos de la riqueza y de la inteligencia inherente a la vida, menos posible parece que una sopa química pueda generar por arte de magia el código genético. Se me hizo palpable que la diferencia entre la vida y la no-vida era ontológica y no química. La mejor confirmación de este abismo radical es el cómico esfuerzo de Richard Dawkins para aducir en El espejismo de Dios que el origen de la vida puede atribuirse a un “azar afortunado”. Si este es el mejor argumento que se tiene, entonces el asunto queda zanjado. No, no escuché ninguna voz. Fue la evidencia misma la que me condujo a esta conclusión.
Wiker: Usted es famoso por argumentar a favor de una presunción de ateísmo, es decir, dados los argumentos a favor y en contra de la existencia de Dios, el peso de la prueba cae en el campo de los teístas. Dado que usted cree que sigue a la evidencia hasta donde ésta le conduce, y le lleva hasta el teísmo, parece que ahora las cosas van justo al contrario, de manera que la carga de la prueba cae en el campo de los ateos. Debe probarse que Dios no existe. ¿Qué piensa usted de esto?
Flew: He destacado en mi libro que algunos filósofos ciertamente han aducido que en el pasado la carga de la prueba estaba en el campo de los ateos. Creo que los orígenes de las leyes de la naturaleza, de la vida y del universo señalan claramente a una fuente inteligente. La carga de la prueba recae sobre los que argumentan lo contrario.
Wiker: Como prueba, usted cita la mayoría de la ciencia reciente, sin embargo usted subraya que su descubrimiento de lo divino no llegó a través de “experimentos y ecuaciones” sino más bien “a través de un descubrimiento de las estructuras que desvelan el mapa”. ¿Puede explicar esto? ¿Significa que la evidencia que le llevó hasta Dios no es verdaderamente, en esencia, científica?
Flew: Fue la evidencia empírica, la evidencia descubierta a través de las ciencias. Pero fue una deducción filosófica extraída de la evidencia. Los científicos como tales no pueden hacer esta clase de inferencias filosóficas. Tienen que hablar como filósofos cuando estudian las implicaciones filosóficas de la evidencia empírica.
Wiker: Obviamente, usted conoce la avalancha de libros recientes escritos por ateos como Richard Dawkins y Christopher Hitchens. Ellos creen que los que creen en Dios viven en el pasado. Pero usted parece afirmar educadamente que son ellos los que viven en el pasado, en tanto que la última evidencia científica tiende –o incluso quizás demuestra- fuertemente hacia una conclusión teísta. ¿Es una descripción justa de su posición?
Flew: Ciertamente. Añadiría que Dawkins es selectivo hasta llegar a ser deshonesto cuando cita las opiniones de los científicos acerca de las implicaciones filosóficas de los datos científicos. Dos filósofos de renombre, un agnóstico (Anthony Kenny) y un teísta (Nagel), han señalado recientemente que Dawkins no aborda tres cuestiones principales para plantear racionalmente la cuestión de Dios. Tal y como sucede, estas son las mismas cuestiones que me han conducido a aceptar la existencia de Dios: las leyes de la naturaleza, la vida y su organización teleológica y la existencia del Universo.
Wiker: Usted señala que la existencia de Dios y la existencia del Mal son realmente dos cuestiones diferentes, que necesitan por tanto dos investigaciones separadas. Pero en la literatura popular –incluso en gran parte de la literatura filosófica- las dos cuestiones aparecen con frecuencia mezcladas. Entre los teístas especialmente, se presume que la no existencia de Dios se sigue de la existencia del Mal. ¿Cuál es el peligro de tal inferencia? ¿Cómo respondería usted ahora en calidad de teísta?
Flew: Debo dejar claro que soy un deísta. Aunque yo no acepto ningún tipo de revelación divina, me encantaría estudiarla (y seguir haciéndolo en el caso del cristianismo). Para el deísta, la existencia del mal no supone ningún problema porque el Dios deísta no interviene en los asuntos del mundo. Lógicamente, el teísta religioso puede volverse hacia la defensa de la voluntad libre (de hecho, soy el primero que acuñó la expresión defensa de la libre voluntad). Otro cambio relativamente reciente en mis opiniones filosóficas es mi afirmación de la libre voluntad.
Wiker: Según Hay Dios usted no es lo que podría llamarse un “teísta débil”, es decir, las pruebas no le llevaron meramente a aceptar que hay una “causa” de la Naturaleza, sino a “aceptar la existencia de un ser auto-existente, inmutable, inmaterial, omnipotente y omnisciente”. ¿Esta usted lejos de aceptar que este ser es una persona y no un conjunto de características, por precisas que estas puedan ser? Estoy pensando en la afirmación de C. S. Lewis de que un acontecimiento crítico para él, a la hora de aceptar el cristianismo, fue percatarse de que Dios no era un “lugar” –un conjunto de características, como un paisaje- sino una persona.
Flew: Yo acepto el Dios de Aristóteles, que comparte todos los atributos que usted cita. Como Lewis, creo que Dios es una persona, pero no el tipo de persona con el que se puede conversar. Es el ser último, el Creador del Universo.
Wiker: ¿Piensa usted escribir otro libro después de Hay Dios?

Flew: Como digo al principio del libro, este es mi voluntad última y mi testamento.

http://www.elmanifiesto.com/articulos.asp?idarticulo=1412

Una mujer cristiana cabalga sobre el polvorín de Bagdad

Una mujer cristiana cabalga sobre el polvorín de Bagdad
Pascale Warda

JAVIER RUIZ PORTELLA

– ¿Qué nos puede contar de la situación actual de Irak desde el punto de vista de los cristianos?

– La situación es difícil y dura para todo el mundo en Irak, pero actualmente hay un aumento de la presión sobre los cristianos, en el contexto de la guerra terrorista contra la población iraquí. Los terroristas atentan contra todo aquello que tenga un valor simbólico, y así golpean las iglesias como golpean igualmente las mezquitas, dentro de su estrategia de terror. Por ejemplo, quiero recordar el atentado contra la iglesia de Notre Dame, una explosión provocada contra la gente que salía de misa. Fue horrible ver las imágenes de los cuerpos destrozados. La situación es particularmente dramática en las áreas del norte, en aquellos lugares donde no ha llegado la protección a la población civil. Mire: el 40% de los iraquíes que han abandonado el país en los últimos años son cristianos.

¿Cuántos cristianos hay en Irak? ¿Qué porcentaje de la población?

– En la época de Sadam Hussein eran no menos del 10%. Pero después ha habido este dramático proceso de emigración que hace completamente imposible saber de cuánta población estamos hablando. ¿No menos del 7%? En todo caso, un porcentaje proporcionalmente muy elevado de las víctimas del terrorismo son cristianas.

¿Los cristianos están representados en el actual Gobierno?

– Como tales, no. Hay cristianos que están en listas no confesionales, no cristianas, de otros partidos. No les votan sólo los cristianos; reciben votos de todos los demás grupos sociales. Por ejemplo, el ministro de Industria, cristiano, pertenece a la coalición por el Kurdistán. Y por otro lado, un porcentaje muy elevado de los cuadros técnicos de los ministerios y de la vida empresarial y cultural son cristianos, porque la población cristiana ha sido tradicionalmente la más abierta, la que más se ha formado en el exterior, sin dejar de sentirse profundamente iraquíes.

¿Qué lengua hablan los cristianos iraquíes?

– El siríaco, el caldeo, que son la misma lengua, el arameo –que es el origen-. Han sido lenguas muy perseguidas y reprimidas por Sadam Hussein, pero que eran históricamente y aún son hoy las lenguas de la población cristiana. En Irak hemos llegado ahora a plantear nuestro derecho a estudiar esta lengua como nuestra lengua de base en la enseñanza; esta reivindicación comenzó a plantearse después de 1992 en el Kurdistán y hoy hemos llegado a que la educación primaria y secundaria pueda desarrollarse en arameo.

Pero no están ustedes concentrados en una sola área del país.

– No, y eso es parte de nuestro problema. Hay comunidades cristianas en todas partes de nuestro país. A causa de la formación media de la población cristiana, que es muy elevada, puede usted encontrarnos lo mismo en Basora que en Bagdad o en cualquier otro lugar. Y las zonas que eran tradicionalmente de gran mayoría cristiana, como en el norte, hoy son un mosaico étnico donde no hay mayoría reconocible.

¿Cuántos cristianos han muerto desde la última intervención americana?

– Más de un millar.

¿Y la represión de Sadam Hussein? ¿Qué huella ha dejado?

– Sadam Hussein ha represaliado muy duramente a los cristianos, en particular por medio de instrumentos políticos de exclusión. No fue siempre así. Se trata de un proceso que comenzó especialmente a partir del año 92, tras la primera guerra contra occidente, cuando Sadam, para cimentar su poder en el interior del país, recurrió al procedimiento de fanatizar a la población en materia religiosa. Ese proceso no ha desaparecido todavía.

¿El actual poder iraquí representa una ruptura respecto a Sadam o, de algún modo, tiene rasgos de continuidad?

– Parcialmente sí tiene algunos aspectos de continuidad. Hay que tener en cuenta que una dictadura tan larga como la de Sadam crea una elite política propia, y también unas conductas, unos comportamientos, una manera de entender la política. Parte del actual establishment iraquí se formó en la época de Sadam y mantiene muchos de sus tics. Pero sólo una parte. En el actual poder iraquí también hay gente que tiene una larga biografía de luchadores contra la dictadura y por la liberación de Irak. Cuando se acabó con el régimen de Sadam, muchos pensamos que al fin la libertad había llegado. Pero eso no podíamos hacerlos nosotros solos. Necesitábamos ayuda, como Francia o Alemania después de la segunda guerra mundial. Y lo que hemos encontrado es que nadie tenía un proyecto para el Irak post Sadam, tampoco los americanos. Mire, tras la caída de Sadam hemos comprobado que el gran potencial económico del país, el petróleo, estaba siendo gestionado de manera catastrófica para los propios iraquíes. Las herramientas técnicas, la maquinaria, estaban envejecidísimas: eran de los años 70. Y del dinero que daba el petróleo, menos del 20% se empleaba en mejorar las condiciones de vida de la población; el resto, el 80%, se empleaba para financiar el terrorismo internacional o para lucro personal de las gentes del régimen de Sadam. Ahora hay que volver a poner de pie todo eso, y hacerlo al mismo tiempo que se implanta un sistema democrático. Es un tarea titánica.

¿Cómo ve usted el papel que ha jugado España con el Gobierno Aznar, primero, y la reacción del Gobierno Zapatero, después?

– Bueno, los políticos son los políticos, y cada cual ve la manera más oportuna de aplicar sus programas cuando llega al poder. Eso pasa en todas partes. Para mí el problema es que las Naciones Unidas deben implicarse más en Irak, porque es una cuestión de alcance internacional. Y entonces no sólo España, sino Europa entera debe tomar la liberación de Irak como un asunto propio. Irak no es sólo petróleo, unos recursos; Irak es un país con hombres y con mujeres que quieren vivir en paz y reconstruir su tierra. Los norteamericanos y los ingleses han cometido el error de enfocar el asunto desde una perspectiva únicamente militar, pero ese error ha sido a su vez inducido porque el Irak se ha convertido en meta de terroristas de todo el mundo musulmán. Para nosotros la presencia española, como la de los otros países, es fundamental para poder reconstruir un país que ha sido sistemáticamente destruido por una dictadura y por una guerra. Eso es vital. En Irak ha habido unos desplazamientos de población enormes: un millón y medio de desplazamientos interiores, cerca de cinco millones de desplazados hacia el exterior. Y en muy buena parte, esas personas son gente con capacidad, con formación, con conocimientos, gente fundamental para reconstruir el país. Es esa reconstrucción lo que buscamos. Y para España, como para el resto de Europa, es algo que sólo puede ofrecer ventajas a medio plazo: se estará ayudando a reconstruir la democracia en un país y, además, se estará invirtiendo en una potencia económica cuyo reflotamiento también reportará beneficios materiales. Esta perspectiva, lamentablemente, está siendo distorsionada por los medios de comunicación occidentales, que plantean el asunto como una adhesión a la política norteamericana. La realidad de Irak y su futuro es mucho más que eso. Las decisiones políticas deberían tenerlo presente. Y es grave que las decisiones política estén siendo dictadas por la posición de los medios de comunicación.

En cuanto a la gente de la calle, el ciudadano normal, ¿cómo vive esta situación?

– No tiene nada que ver con lo que pasa en el plano político interior ni internacional. Todas esas tensiones entre la Siria sunita y el Irán chiíta, entre una opinión occidental antiamericana y unos Estados Unidos que insisten en su política, entre las diferentes facciones de propio gobierno iraquí… Todo eso no tiene nada que ver con la realidad de la gente, que llora y vive y sufre igual, que mantiene relaciones de vecindad normales, que está acostumbrada a tener a su lado a otro que es kurdo, o chiíta o cristiano. Demasiadas voces intentan manipular a unos o a otros para su propio proyecto de poder, y por cierto que esa manipulación también se da en Europa, donde se ofrece una imagen de la sociedad iraquí que tiene muy poco que ver con los iraquíes de la calle. No hay una predisposición de las diferentes identidades iraquíes a enfrentarse entre sí. Eso es producto de la manipulación de la gente por unos y otros.

¿Y el papel del Islam como catalizador de la violencia, del terrorismo?

– Es absurdo, una locura. Irak se ha convertido en centro de miles de musulmanes que vienen aquí a matar en nombre del Islam. Pero el Islam no pide eso. El Islam es una religión con sus valores, una religión que merece todo el respeto. Estoy convencida de que la inmensa mayoría de los musulmanes iraquíes detestan que su bandera esté siendo dibujada por esos criminales que vienen de todas partes para matar a nuestra población. Una religión no puede reducirse a la historia de su integrismo.

¿Hay alguna posibilidad de apaciguamiento?

– Hay un claro propósito internacional de controlar la situación, de pacificar el país. El problema es que las cosas no acaban ahí. Hace falta también una decisión política que pueda dibujar el Irak de mañana, y esa decisión no existe, ni dentro ni fuera de Irak. No existe porque no se respeta a los iraquíes. Los norteamericanos pueden hacer carreteras e infraestructuras, pero lo que hace falta, sobre todo, es permitir que Irak se construya como un cuerpo político. Hay un mensaje de esperanza: si los iraquíes toman la administración de su país como un conjunto, como un proyecto nacional, será posible corregir las cosas. Pero si la administración se organiza en función de que tú eres chiíta o tú kurdo, repartiendo cada cual su trozo de pastel, entonces el problema se eternizará. Si hay una buena solución política, entonces el problema de la seguridad seguramente mejorará.

http://www.elmanifiesto.com/articulos.asp?idarticulo=455

¿Vivimos en una sociedad homosexual?

Mucho más que una cuestión de “orientación”

¿Vivimos en una sociedad homosexual?

ANTONIO MARTÍNEZ
El viraje es de los que hacen época: hasta no hace mucho, Occidente sentía horror ante la homosexualidad como vicio nefando, reflejando la condena bíblica contra la perversión de Sodoma y Gomorra. Sin embargo, desde la década de 1970, la sociedad occidental posmoderna siente una creciente fascinación por el universo homosexual. ¿Qué es lo que ha pasado? ¿Cómo ha sido posible, en un brevísimo lapso de tiempo, una metamorfosis tan radical?
La explicación se encuentra en el plano de los valores y los principios. Durante siglos, la homosexualidad se consideró como un hecho extraño a la estructura objetiva de la realidad. El mundo se ajustaba a unas ciertas leyes metafísicas, antropológicas y morales. Y tales leyes componían el orden del universo, el dharma eterno de los hindúes, la ley natural de los medievales. Ahora bien: al menos desde Kant, la filosofía del Occidente moderno ha tendido históricamente a afirmar cada vez más la subjetividad del individuo y a negar la existencia de esas supuestas “leyes objetivas” de lo real. Esta es la raíz filosófica del individualismo moderno. Y la preferencia moderna por lo homosexual sería una consecuencia particular de la opción filosófica a favor del reinado del individuo: el sujeto occidental moderno, en nombre de la diosa Libertad, pasa a prevalecer sobre las leyes ontológicas que hasta entonces lo limitaban. Y una de ellas era la ley de la heterosexualidad.