Traducciones de la Biblia de mas uso entre los evangélicos

Revisión Reina-Valera 1960
En 1960 la Sociedad Bíblica Británica y Extranjera y la Sociedad Bíblica Americana publicaron conjuntamente una revisión de la Biblia en español, conocida como la Versión Valera, la cual más debería ser designada como la versión Reina-Valera, ya que por primera vez fue traducida y publicada en 1569 por Casiodoro de Reina -después de doce años de trabajo intensivo- y luego fue publicada en 1602 en forma revisada por Cipriano de Valera, quien dedicó más de veinte años de su vida a la revisión y mejora de esta Biblia.

Este ha sido el texto básico de la iglesia evangélica durante varias generaciones; pero ha pasado por considerables cambios a través de los años, aunque muchas personas piensan que no ha sido modificada desde la Edad de Oro de la literatura española. En realidad, se han hecho una serie de revisiones menores, de las cuales la edición de 1909 fue la última y la más extensa: se hicieron más de 100.000 cambios de ortografía y puntuación y más de 60.000 cambios en las palabras. No obstante, la traducción tiene el inconfundible sabor de “antigüedad” y es muy amada por millones en España y América Latina. Sin duda, tanto Reina como Valera eran hombres de gran habilidad literaria y su traducción y revisión reflejan no sólo sensibilidad al estilo idiomático sino una comprensión excepcional de los problemas exegéticos.

La Biblia de las Américas
La Mayoría de los cristianos de habla española confían en una versión de la Biblia, la Reina Valera, que primero fue publicada en 1569, 42 años antes de la Versión Rey James. En ausencia de una traducción exacta, moderna, muchas personas dan vuelta a las paráfrasis de la Palabra de Dios. Reconociendo la necesidad crítica de una traducción sumamente exacta, contemporánea de la Biblia, la Fundación Lockman ha producido La Biblia de las Américas.

Esta es una nueva traducción de las Escrituras de las lenguas originales. Completada en 1986 por un equipo de eruditos de Biblia latinoamericanos evangélicos, La Biblia de las Américas es un trabajo original traducido del Arameo, hebreo y griego directamente en español moderno.

Biblia de Jerusalén (1ª edición española de 1967)
La traducción original francesa fue realizada bajo la dirección de L’École Biblique de Jerusalén, primero se editó en fascículos y después ya en conjunto. Es una Biblia que en francés y en distintos idiomas ha tenido una profunda aceptación por sus introducciones, paralelos que ofrece, etc. Y se convierte en un instrumento indispensable para el estudio científico de las Escrituras. Fue revisada en 1973. La edición española ha traducido los textos de las lenguas originales según ala crítica textual y la interpretación del original francés. Los títulos, subtítulos, apéndices y notas han sido traducidos del francés. Una Biblia con profundas notas sobre la traducción, aunque en lo referente al antiguo testamento la mayoría se refieren a temas de gramática, lingüística y traducción. Se le considera una “Biblia para Especialistas”, pero la fidelidad del texto la hace muy práctica y útil para cualquiera.

Nuevo Testamento Interlineal Griego-Español, Francisco Lacueva Lafarga
Contiene todo el texto del Nuevo Testamento en caracteres griegos según los originales, incluyendo debajo de cada palabra la traducción literal española. El lector hallará aquí la palabra exacta castellana equivalente al vocablo griego que le interesa, y al preparar su estudio podrá apreciar significados que de otra forma le habrían sido inaccesibles.

Fuentes:

http://www.armonia.cl/secc_renov/edicion_323/1/uno.htm

¿Es malo el divorcio para los padres?

¿Es malo el divorcio para los padres?

Un estudio revela que los hijos adultos de los británicos ayudan a sus padres mayores más que lo hacían en el pasado. Los mayores son atendidos por sus hijos adultos independientemente de su estado civil. Estos resultados contrastan con los de otros países como EE UU, donde los padres divorciados ven menos a sus hijos y reciben menos ayuda de éstos.

En el Reino Unido, un padre que viva solo tiene más probabilidades de recibir ayuda de sus hijos que los padres con pareja. Además, los hijos prestan más ayuda a medida que los padres envejecen y empeora, con ello, su estado de salud. Por cada año más de los padres, tanto la figura paterna como la materna tienen un 9% más de probabilidades de recibir ayuda de los hijos que no viven en el mismo domicilio.

Así, los padres con problemas de salud tienen un 75% más de probabilidades de ser ayudados por sus hijos que aquellos que no tienen dicho problemas. Curiosamente, los padres divorciados reciben más ayuda de sus hijos que si estuvieran viudos, aunque ambos grupos son más ayudados que si todavía tuvieran pareja. Los resultados muestran que los padres con más hijos reciben más ayuda. Sin embargo, los hijastros son los que ayudan menos a sus padres.

La investigación fue llevada a cabo por un equipo del Instituto de Gerontología del King’s College de Londres. Este equipo analizó los datos de una encuesta anual en la que participaron más de cinco mil hogares británicos desde 1991 hasta 2003. Compararon esta información con una encuesta realizada a más de 3.500 personas en edad de jubilación (55-69 años) en 1988 y con una encuesta a familias italianas.

Los investigadores, dirigidos por Karen Glaser, observaron que los hijos ayudan ahora más a sus padres que en el pasado. En 1988, el 34% de los padres con edades comprendidas entre 61 y 69 años recibían ayuda regular o frecuente de sus hijos. En 2001-2002, esta cifra había aumentado hasta el 43%.

Casi dos tercios de los padres de más edad (70 años o más en 2001-2002) recibían ayuda de sus hijos. Esta ayuda incluía habitualmente llevar en coche (44% de los padres), ayudar en las compras (32%), decoración, jardinería o reparaciones caseras (25%), llevar comida o cocinar (17%), ocuparse de asuntos personales (16%) y/o lavar, planchar o limpiar (11%).

“Nuestra investigación disipa el mito de que en la Inglaterra moderna cada vez se presta menos atención al cuidado de los mayores”, señala la doctora Glaser. “Aunque en las familias haya más casos de divorcio y separación, muchos hijos siguen cuidando de sus padres según sus necesidades”.

Al comparar el Reino Unido con Italia, los investigadores han observado que los italianos orientados a la familia cuidan más de sus padres mayores independientemente de la necesidad, mientras que los pragmáticos británicos les ofrecen apoyo dependiendo del estado de salud de sus mayores.

Fuente: SINC

http://www.plataformasinc.es/index.php/Noticias/Es-malo-el-divorcio-para-los-padres

Juan Masiá arremete contra la cristología y el concepto de revelación de Santo Tomás

Juan Masiá arremete contra la cristología y el concepto de revelación de Santo Tomás

10 mayo, 2008

El pseudo-teólogo Juan Masía, jesuita de profesión, ha arremetido recientemente contra la cristología y el concepto de revelación de Santo Tomás, que según él, estarían dificultando el diálogo interreligioso, que “no saldrá del atolladero mientras no suelte lastre de especulaciones occidentales antiguas y medievales sobre cristología y revelación”.

Para Masiá, “mejor perspectiva ofrecen las tradiciones (orientales) de fe en el misterio creador, con tal de que se libere de la hipoteca de metafísicas aristotélicas y ontologías tomistas, para dejar campo libre al Espíritu de Vida y Vivificador. Su presencia encarnada en las otras religiones es el espacio de interacción y transformación mutua o medio divino (milieu), terreno común para que arraiguen los encuentros interreligiosos”.
En definitiva, que este señor mantiene sus posturas contrarias a la enseñanza tradicional de la Iglesia y no le importa que la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe tenga en este momento un proceso abierto contra él por negar aspectos de la Fe católica como es el caso de la Inmaculada Concepción de la Virgen María y su papel en la historia de la salvación. Sencillamente, impresentable.
Fuente:

Las aves podrían contar con un sistema cuántico de orientación en vuelo

Las aves podrían contar con un sistema cuántico de orientación en vuelo

El campo magnético terrestre provocaría un efecto cuántico sobre los electrones de la retina

Desde siempre, la capacidad de orientación de las aves migratorias ha sorprendido al ser humano. Según una nueva hipótesis, la explicación podría estar en la física cuántica: la incidencia del campo magnético terrestre sobre los electrones presentes en los iones más inestables de la retina podría generar una respuesta química que señalara a los pájaros hacia donde dirigirse. Esto sería posible gracias al efecto Zeno cuántico, que permitiría que el tiempo de incidencia de dicho campo magnético fuera suficiente como para afectar a los iones y determinar la señal química necesaria. De esta forma se explicaría la capacidad de las aves para formar sus propios mapas de regiones enteras. Por Yaiza Martínez.

Las aves podran contar con un sistema cuántico de orientación en vuelo
Que las aves utilizan el campo magnético de la Tierra para orientarse en sus migraciones se sospechaba ya a principios del siglo XIX. Sin embargo, cómo consiguen sacarle partido a dicho campo para tal fin es lo que ha desconcertado a los científicos durante décadas.

En los últimos años, un número creciente de evidencias han apuntado a la posibilidad de que un campo magnético débil pudiera influir en cierto tipo de reacción química acaecida en las retinas de los ojos de los pájaros, y que implicaría a iones de una gran inestabilidad presentes en ellas.

Según publica Arxivblog, la hipótesis sería que el producto químico resultante de la recombinación de estos iones en la retina de las aves dependería del estado cuántico de sus electrones al entrar en contacto con el campo electromagnético.

Estado cuántico

Un estado cuántico es la descripción del estado físico de un sistema cuántico, en este caso, de las partículas subatómicas de las retinas de los pájaros. La recombinación de los iones dependería, en concreto, de si sus electrones están en un estado singlete (representación unidimensional) o en un estado triplete (conjunto de tres estados cuánticos).

Al parecer, el contacto de las retinas de las aves con un campo magnético crearía una predisposición hacia el estado triplete de los electrones en los iones, que en consecuencia generarían una señal química específica que guiaría a los pájaros en su camino, lo que, según Newscientist, proporcionaría información a los pájaros acerca del campo magnético.

Pruebas experimentales han demostrado de hecho que se puede confundir el sentido de orientación de los pájaros utilizando campos magnéticos específicamente diseñados para producir esta discriminación entre ambos estados cuánticos. Es decir, que esta hipótesis ha podido ser demostrada.

Efecto Zeno

A pesar de esta comprobación empírica, sin embargo, se sabía que la recombinación iónica sucede demasiado deprisa como para que el campo magnético de la Tierra pudiera influir en ella. La pregunta que se hacían los científicos entonces era, ¿cómo funciona entonces el mecanismo?

El físico Iannis Kominis, del Departamento de Física de la Universidad de Creta, afirma ahora que este mecanismo funcionaría gracias al llamado efecto cuántico Zeno. Este efecto se produce a escala cuántica cuando se hacen de forma continuada mediciones poco precisas en un sistema cuántico. Así, por ejemplo, si se observa de forma continuada una partícula inestable, dicha partícula no cambiará de estado. El ejemplo a escala macroscópica de este efecto sería el del agua al fuego que, cuando se mira, parece no romper hervir nunca.

Algo parecido sucedería, según Kominis, con el campo magnético y los iones de la retina de los pájaros: la presencia del campo magnético terrestre extendería el tiempo de vida media del estado triplete de los electrones y, de esta forma, se produciría la recombinación con tiempo suficiente como para que el campo magnético pueda intervenir en el proceso.

Tal y como explica este físico en un artículo publicado en Arxiv, el efecto Zeno cuántico produciría, de manera natural, una coherencia cuántica de espín más duradera, asegurando así la eficiencia de este mecanismo sensorial.

Magnetorrecepción. I. Kominis.
Sensor cuántico

Esta solución teórica encajaría con una serie de observaciones realizadas sobre magnetorrececpción aviar, es decir, sobre la habilidad de las aves para detectar cambios en los campos magnéticos y, de esta forma, percibir la dirección y la altitud en que se encuentran o hacia la que se dirigen.

Por ejemplo, el efecto Zeno cuántico explicaría el error de 30 grados en los cálculos de algunas aves en vuelo, así como el hecho de que las brújulas de los pájaros parezcan sensibles sólo a cierto intervalo de intensidad del campo magnético (Kominis señala que este intervalo dependería de los acoplamientos hiperfinos de los átomos implicados, seleccionados a lo largo de la evolución).

La importancia de este hallazgo es que, de ser cierto, significaría que las aves cuentan con un sensor cuántico que determinaría su orientación, un sensor sensible al magnetismo terrestre. Asimismo, podría ser que mecanismos similares afectaran otros procesos naturales, como la fotosíntesis, señala el científico.

Ver los campos magnéticos

La capacidad de los pájaros para recorrer tanta distancia en sus migraciones ha sido siempre un misterio para el ser humano. La revista PLoS ONE publicaba en 2007 un descubrimiento llevado a cabo por biólogos de la Universidad de Oldenburg, en Alemania, que afirmaban que las aves pueden “ver” el campo magnético de la Tierra.

Los científicos llegaron a esta conclusión observando los cerebros de los pájaros durante la orientación magnética, descubriendo que en ese momento el área cerebral correspondiente al sistema visual se encontraba activa al 100%. Es decir, que algo “veían” al volar.

Anteriormente, la ciencia ya había descubierto que en las retinas de los ojos de los pájaros migratorios existen unas moléculas llamadas cryptochromos que varían su química en presencia de un campo magnético.

Fuente:

Lo de los anglicanos es de risa

Lo de los anglicanos es de risa

Carta del Director

Lo de los anglicanos es de risa

Sin duda, la noticia del día son las declaraciones de un obispo anglicano, un tal Gene Robinson, quien ha anunciado su intención de contraer matrimonio civil con su novio. ¿Se imaginan que en España ocurriera algo parecido? Que tal o cual obispo de tal o cual diócesis anunciara su intención de acogerse a la ley del matrimonio homosexual… Sería todo un escándalo. Pues algo semejante les está ocurriendo a los grupos más conservadores de esta confesión cristiana.

Sin duda, la noticia del día son las declaraciones de un obispo anglicano, un tal Gene Robinson, quien ha anunciado su intención de contraer matrimonio civil con su novio. ¿Se imaginan que en España ocurriera algo parecido? Que tal o cual obispo de tal o cual diócesis anunciara su intención de acogerse a la ley del matrimonio homosexual… Sería todo un escándalo. Pues algo semejante les está ocurriendo a los grupos más conservadores de esta confesión cristiana.

La llamada “Iglesia Anglicana” tiene, desde 1992, momento en el que el Sínodo de obispos anglicanos tomó la decisión de ordenar a mujeres sacerdotes, un debate interno abierto que no para de sangrar y que ha provocado numerosas conversiones al catolicismo, que sin embargo, la Santa Sede ha ordenado silenciar, debido al elevado número de personas que han tomado la decisión de abandonar la “Iglesia de Inglaterra”.

El caso del obispo sodomita es ya para nota. No sólo confieren la ordenación a mujeres sino que también admiten a las órdenes a personas con una identidad sexual nada clara, que más tarde deciden tomar por esposo/a a su novio/a. Sin duda, el proceso de diálogo ecuménico sufrió un serió revés en la década anterior, y ahora, no es para menos…

Juan Miguel Comas

http://www.sectorcatolico.com/

El cardenal Kasper pide a los anglicanos que fijen su identidad

El cardenal Kasper pide a los anglicanos que fijen su identidad

07 mayo, 2008

El cardenal Walter Kasper (en la foto), que preside el Pontificio Consejo para la Unidad de los Cristianos, ha comentado la visita que ayer realizó al Papa el arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, afirmando que los anglicanos deben elegir entre el protestantismo o la Tradición para clarificar así su identidad.

En declaraciones al Catholic Herald, Kasper afirmó que “finalmente, es cuestión de saber cuál es la identidad de la Iglesia Anglicana. ¿A qué tradición pertenecen? A la de las iglesias del primer milenio -Católica y ortodoxas- o a la de las iglesias protestantes del siglo XVI? Por el momento están entre unas y otras, pero deben clarificar su posición ahora, lo cual no será posible sin tomar ciertas decisiones difíciles”. Además, el cardenal expresó su convicción de que la próxima Conferencia de Lambeth, un evento que reúne a todos los anglicanos del mundo cada 10 años, será un momento decisivo para el anglicanismo.
Fuente:
http://www.sectorcatolico.com/

Crean una herramienta que permite a las máquinas tener aptitudes sociales

Crean una herramienta que permite a las máquinas tener aptitudes sociales

Informáticos y psicólogos nos acercan a las máquinas que “sienten”

Un equipo multidisciplinar formado por informáticos, psicólogos y filósofos ha dado los primeros pasos para dotar a las máquinas de aptitudes sociales gracias a una nueva herramienta. La novedad de este proyecto, llamado “Humaine”, ha sido precisamente, el hecho de que se hayan reunido investigadores de disciplinas tan diferentes. Hasta ahora, eran los informáticos quienes se ocupaban de crear los interfaces hombre-máquina, con resultados meramente mecánicos. Según sus creadores, esta herramienta es sólo un primer paso, porque todavía tendrán que pasar 20 ó 30 años para que se vean verdaderamente sus frutos. De momento, parte de los resultados del proyecto, que tendrá continuidad con otro bautizado como “Semaine”, están cerca de ser comercializados. Por Raúl Morales.

Una de las pruebas hechas en el contexto de Humaine.

Las emociones forman parte de la comunicación entre los seres humanos. Las máquinas, sin embargo, todavía no han sido diseñadas para percibirlas, ni para reaccionar ante ellas ni, por supuesto, para tenerlas. Ahora, gracias a un sistema de bloques desarrollado por un equipo europeo multidisciplinar, las máquinas que “sienten” no se verán sólo en las películas de ciencia-ficción.

Todo el mundo se tiene que comunicar con alguna máquina, ya sea un teléfono móvil, un ordenador o cuando llama a un servicio de atención al cliente. Estas comunicaciones e interacciones se realizan normalmente en los términos que dicta la propia máquina, no la persona.

El problema es fácil de identificar: el increíble incremento de la capacidad de procesamiento ha dado a las máquinas mayores capacidades. Este hecho no ha venido acompañado, sin embargo, con interfaces que las hagan más “humanas”. Esto, pese a que muchos grupos de investigadores en todo el mundo han estado trabajando en ello, siendo los resultados, normalmente, puramente mecánicos.

El proyecto financiado por la UE “Humaine”, que tendrá continuidad los próximos años con el proyecto “Semaine”, ha intentado dar respuesta a este problema desde un enfoque totalmente distinto a investigaciones anteriores. El proyecto ha reunido a especialistas de disciplinas muy diferentes para crear las herramientas necesarias para que las máquinas tengan aptitudes sociales.

Habitualmente, los sistemas son desarrollados por programadores e informáticos que saben perfectamente cómo diseñar programas informáticos, pero que desconocen cómo definir o captar las emociones humanas para trasladárselas a la máquina que están creando.

Psicólogos e informáticos

“Cuando desarrollan bases de datos, los archivos no tienen nada que ver con las emociones que aparecen en las acciones e interacciones de cada día, y los códigos que usan para describirlos tampoco casan con lo que ocurre en nuestra vida diaria”, comenta Roddy Cowie, que es el coordinador de este proyecto, en un comunicado del ICT.

Básicamente, lo que ha hecho el proyecto “Humaine” es volver a los inicios y reunir a equipos de diferentes disciplinas, como filosofía, psicología o animación por ordenador.

Los psicólogos estudiaron e interpretaron las señales que las personas solemos emitir, significando diferentes estados emocionales, desde el aburrimiento hasta la rabia. También recogieron las expresiones del rostro y otras pequeñas señales, casi imperceptibles, como ciertos gestos o posturas.

Reuniendo todos estos datos, ha sido posible para psicólogos y profesionales de las Tecnologías de la Información (TI) aunar esfuerzos y trabajar en una base de datos que permite la interpretación de cada emoción y su reacción.

“Después, los profesionales que saben sobre comunicación han pasado la información que han recabado a quienes hacen que los ordenadores generen sofisticadas imágenes”, comenta Cowie.

Esta es una forma muy simple de explicar un proyecto extremadamente complicado que no tendrá sus frutos, probablemente, hasta dentro de 20 ó 30 años, aunque ya se hayan obtenido resultados y aplicaciones concretas. De hecho, algunas del las tecnologías resultantes están muy cerca de ser comercializadas.

“Hemos desarrollado sistemas para el reconocimiento de emociones usando múltiples modalidades, lo que nos pone a la vanguardia de las tecnología de reconocimiento (de las emociones)”, asegura Cowie. “Hemos identificado los diferentes tipos de señales que tienen que ser dadas por un agente, normalmente la representación en la pantalla de una persona, para que éste reaccione emocionalmente de un modo convincente”.

Aplicaciones

Se han hecho ya algunas pruebas en museos de Escocia e Israel. En concreto, se ha proporcionado a los visitantes un “guía” en forma de PDA que ha sido capaz de monitorizar los niveles de interés de los visitantes, así como de reaccionar de acuerdo a dicho intereses. “Aunque todavía es un nivel muy básico, es un paso importante y se aleja de un simple mensaje grabado”, apunta Cowie.

En otro museo en Alemania, se ha creado un avatar llamado Max, que no tiene muchos matices, pero que ha interactuado con niños para entretenerles.

El proyecto también ha usado esta nueva tecnología para monitorizar las emociones de los jugadores de videojuegos para mejorar su diseño. Otras aplicaciones incluyen la enseñanza, para comprobar los niveles de interés de los estudiantes, o la creación de manuales más fáciles de usar, como los de instalación de un programa informático.

El camino hacia las “máquinas emocionales” acaba de empezar. Cowie y sus colegas están iniciando un nuevo proyecto llamado “Semaine”, cuya finalidad es construir los que han llamado “Sensitive Artificial Listener” (Escuchante Sensitivo Artificial), un sistema que permitirá a las máquinas, además de percibir las expresiones faciales del usuario, percibir su voz para luego interactuar con él.

http://www.tendencias21.net/Crean-una-herramienta-que-permite-a-las-maquinas-tener-aptitudes-sociales_a2237.html?preaction=nl&id=7984452&idnl=34629&

Spurgeon: Advertencia a Quienes Rechazan el Evangelio

Spurgeon: Advertencia a Quienes Rechazan el Evangelio

Posted: 11 May 2008 03:00 AM CDT

Sermón predicado el domingo 17 de Abril de 1881

“a los cuales él dijo: Este es el reposo; dad reposo al cansado; y este es el refrigerio; mas no quisieron oír.”

Isaías fue sin duda uno de los predicadores más elocuentes, y sin embargo no se pudo ganar ni los oídos ni los corazones de quienes le escuchaban, pues está escrito: “ellos no quisieron escuchar.” Más allá de toda duda Isaías era plenamente evangélico; pues como el Dr. Watts afirma con toda verdad, él habló más de Jesucristo que todos los demás profetas, y sin embargo su mensaje de amor era tratado como si fuese un cuento inútil. Su doctrina era tan clara como la luz del día, y sin embargo los hombres no la entendían. Por eso Isaías preguntaba con gran tristeza: “¿Quién ha creído nuestro anuncio? ¿Sobre quién se ha manifestado el brazo de Jehovah?” No era culpa del predicador que Israel rechazara sus advertencias: toda la culpa se acumulaba del lado de esa nación desobediente y rebelde.

El pueblo al que Isaías predicó con denuedo era un pueblo de borrachos en un doble sentido. Se encontraban sometidos al vino, y este vicio se encontraba tan generalizado que Isaías dice: “Pero también éstos han errado a causa del vino, y han divagado a causa del licor. El sacerdote y el profeta han errado a causa del licor; han sido confundidos a causa del vino. Han divagado a causa del licor; han errado en su visión y han titubeado en sus decisiones. Todas las mesas están llenas de vómito repugnante, hasta no quedar lugar limpio.”

¿Qué cosa puede hacer más áspera la punta de la espada del Evangelio que la intoxicación o el exceso? Cuando un hombre es dado al vino ¿cómo puede morar en él el Espíritu de Dios? ¿Cómo puede ser posible que la verdad penetre en un oído que se ha vuelto sordo a causa del vicio degradante? ¿Cómo puede ser posible que la palabra de Dios obre en una conciencia que ha sido remojada y ahogada en el aguardiente? Una exhortación: si algunos de ustedes son dados a la borrachera, aléjense de este destructor antes que sus ataduras se vuelvan fuertes y el vicio los encadene sin esperanza. No debe sorprendernos que el predicador sea derrotado si su ardiente celo tiene que competir con las bebidas alcohólicas. Cuando Baco hace rodar el barril de vino y lo pone contra la puerta es muy difícil que podamos entrar, aunque lo pidamos en el nombre del Rey Jesús. Los hombres no están en condiciones de oír cuando el barril y las botellas son sus ídolos. No es del todo sorprendente que el Evangelio sea despreciado por quienes han permitido que el enemigo entre por sus bocas para robarles el cerebro.

El pueblo al que habló Isaías también estaba borracho en otro sentido, es decir, intoxicado por el orgullo. Su país era fructífero, y su ciudad principal, Samaria, estaba ubicada en la cima de una colina, como una bella diadema que coronaba la tierra, y ellos se gozaban en la gloriosa belleza que remataba al fértil valle. Ellos mismos eran valientes, y en medio de ellos habían muchos hombres destacados cuya fortaleza hacía batir en retirada al enemigo. Por esta razón ellos confiaban en repeler a cualquier invasor, y así sus corazones estaban muy tranquilos. Además, ellos decían: ” Somos un pueblo inteligente; no necesitamos ninguna enseñanza, o si no podemos evitar que nos den clases, estas deben ser de alta calidad. Somos personas con un intelecto cultivado, escribas instruidos y no necesitamos y que profetas como Isaías vengan a aburrirnos con el sonido de sus campanitas, repitiendo: “mandato tras mandato, mandato tras mandato; línea tras línea,” como si fuéramos niños en la escuela.

Además, nosotros somos bastante buenos. ¿Acaso no adoramos a nuestro Dios bajo la forma de becerros de oro de Belial? ¿Acaso no respetamos los sacrificios y los días de fiesta? Así hablaban quienes eran los más religiosos del pueblo, mientras que todos los demás se gloriaban en su vergüenza. Como estaban intoxicados por el orgullo no era probable que quisieran oír el mensaje del profeta, que les pedía que se volvieran de sus malos caminos. Aun así, el que se considera justo según su propia estima es muy difícil que alguna vez acepte la justicia de Cristo. El que se jacta de que puede ver nunca pedirá que sus ojos sean abiertos. El que afirma que nació libre, y que nunca fue esclavo de nadie, es muy difícil que acepte la libertad de Cristo. El orgullo es la red con la que mejor pesca el diablo, agarrando muchos más peces que por cualquier otro medio, con la excepción de dejar las cosas para después. La destrucción de quienes son orgullosos es un hecho; pues ¿quién puede ayudar al hombre que rechaza cualquier ayuda, y cuál es la probabilidad que haya arrepentimiento de su pecado o fe en Cristo en el hombre que no sabe que ha pecado, o que cree que si ha pecado puede fácilmente limpiar la mancha?

Las dos formas de emborracharse son igualmente destructivas, y les ruego que presten atención a este hecho. Ya sea que la intoxicación sea del cuerpo o del alma, ambas tienen consecuencias muy perjudiciales. Muchos se sienten satisfechos si hablo contra la borrachera del cuerpo, y yo me siento obligado a hacerlo con mi mayor convicción, pues es un mal monstruoso. Pero les suplico a ustedes que viven en sobriedad y que tal vez se abstienen del alcohol de manera total, que teman a la otra intoxicación. Pues si cualquiera de nosotros se intoxicara de orgullo a causa de su propia sobriedad, sería trágico para nuestras almas. Aunque seamos abstemios y nos neguemos a nosotros mismos, no tenemos por qué gloriarnos por ello. Deberíamos avergonzarnos en gran manera de nosotros mismos si no lo fuéramos. No nos emborrachemos de orgullo puesto que no somos borrachos. Pues si somos tan vanos y necios, tan cierto es que moriremos a causa del orgullo como habríamos muerto a causa del alcohol.

En verdad me da mucho gusto cuando un hombre deja de tomar; pero soy mucho más feliz cuando al mismo tiempo renuncia a la confianza en sí mismo; pues, si no, puede aún permanecer tan obsesionado como para rehusar el Evangelio y perecer a causa de su propio rechazo voluntario de la misericordia. Que el Espíritu Santo nos libre a todos de esa triste condición. Confieso que la falta de éxito de Isaías me está motivando esta mañana. Cuando él dice: “Pero ellos no quisieron escuchar,” siento mucho consuelo en relación a quienes no prestan ninguna atención a mis exhortaciones. Tal vez no tengo más culpa que la que tenía Isaías.

De cualquier forma, si Isaías continuó exhortando, aun cuando exclamó: “¿Quién ha creído nuestro anuncio?” con mucha más razón yo, que soy muy inferior a Isaías, debo continuar y perseverar en la predicación del mensaje de mi Señor mientras mi lengua se mueva. Tal vez Dios les dé el arrepentimiento a los obstinados, y los oídos puedan ser abiertos y los corazones puedan ser ablandados. Por tanto, intentémoslo de nuevo, y publiquemos otra vez las buenas nuevas de paz. Si el Espíritu bendito está con nosotros no llevaremos el llamado del Evangelio en vano, sino que los hombres volarán a Cristo como palomas a sus ventanas.

Primero, deseo hablar esta mañana sobre la excelencia del Evangelio; en segundo lugar, sobre las objeciones que se le presentan; y en tercer lugar, la respuesta de Dios a esas objeciones.

I. Consideremos LA EXCELENCIA DEL EVANGELIO tal como es presentada en el pasaje que estamos considerando. Esta Escritura no alude de manera fundamental al Evangelio, sino al mensaje que Isaías tenía que presentar, que era por una parte el mandamiento de la ley y por la otra la promesa de gracia: pero la misma regla es válida para todas las palabras del Señor; y ciertamente cualquier excelencia que se encuentra en el mensaje del profeta se encuentra de manera más abundante en el testimonio más completo del Evangelio en Cristo Jesús.

Cuando queremos aplicar ese pasaje a nosotros, y al referirlo al ministerio del Evangelio en nuestros días, la excelencia del Evangelio está, primero, en su objeto; es excelente en su propósito, pues es una revelación del descanso. Nosotros, como embajadores de Cristo, somos enviados a proclamarles a ustedes aquello que les dará alivio, paz, quietud, reposo. Es cierto que debemos comenzar con ciertas verdades que causan turbación y pena; pero nuestro objetivo es cavar los cimientos en los que se pueden poner luego las piedras del descanso. El mensaje del Evangelio que surgió de la boca de su propio autor es este: “Venid a mí, todos los que estáis fatigados y cargados, y yo os haré descansar.” En Belén los ángeles cantaban: “¡y en la tierra paz entre los hombres de buena voluntad!”

El propósito del Evangelio no es poner ansiosos a los hombres, sino más bien calmar sus ansiedades; no es llenarlos con una controversia sin fin, sino llevarlos a toda la verdad. El Evangelio da descanso a la conciencia por el completo perdón del pecado por medio de la sangre expiatoria de Cristo. Descanso al corazón, al proporcionar un objeto para los afectos digno de su amor. Y descanso al intelecto al enseñarle certezas que pueden ser aceptadas sin ningún cuestionamiento.

Nuestro mensaje no consiste en cosas adivinadas por nuestros sentidos, ni producidas por la conciencia del hombre interior a través del estudio, ni desarrolladas por medio de la argumentación por medio de la razón humana. Nuestro mensaje trata con certezas reveladas, que son verdaderas de manera absoluta e infalible, y sobre esas certezas nuestro entendimiento puede descansar tan plenamente como un edificio descansa sobre unos cimientos de roca.

La palabra del Señor viene para dar descanso a los creyentes en relación al presente, diciéndoles que Dios ordena todas las cosas para su bien; y en cuanto al futuro, ilumina todo tiempo venidero y también la eternidad con promesas. Remueve la piedra de la entrada del sepulcro, aniquila la destrucción, y revela resurrección, inmortalidad, y vida eterna por medio de Jesucristo, el Salvador. El hombre que oye el mensaje del Evangelio, y lo recibe en su alma, conocerá la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, que guardará su corazón y su mente por Jesucristo. El que cree este Evangelio, no será conmovido por el terror; no será ni avergonzado ni confundido por toda la eternidad. Es cierto que ya siendo un creyente, su mente puede ser turbada a veces; sin embargo, esto no es el resultado del Evangelio, sino de lo que hay todavía dentro de él y que el Evangelio promete eliminar.

Tendrá descanso en Cristo, tendrá “tranquilidad y seguridad para siempre.” Está escrito: “¡Y éste será la paz!” “Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.” Este mensaje, que Isaías tenía que dar, diciendo: “Este es el reposo; dad reposo al cansado. Este es el lugar de descanso,” son la buenas noticias que se nos dice que debemos predicar con palabras más sencillas aún, diciéndoles a ustedes que en Cristo Jesús, el sacrificio de expiación, en el grandioso plan de gracia a través del Mediador, hay descanso para el cansado, dulce descanso para las almas que tienen un peso encima, descanso para ti si vienes y te arrojas a los pies del bendito Salvador. Nuestro mensaje autorizado de parte del Señor Dios es una revelación de descanso. El Señor ha prometido a las mentes obedientes que habitarán en tranquilos lugares de descanso.

Más que eso, es la causa del descanso. “Este es el reposo; dad reposo al cansado.” El Evangelio de nuestra salvación no es solamente un mandamiento a descansar, sino que trae con él, el don del descanso. El Señor dice: “Venid a mí, todos los que estáis fatigados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas.” Cuando el Evangelio es admitido en el corazón crea una profunda calma, silenciando todo el tumulto y la lucha de la conciencia, eliminando el temor de la ira divina, aplacando toda rebelión en contra de la voluntad suprema, y trayendo al espíritu una profunda y bendita paz por medio de la energía del Espíritu Santo. Oh, que podamos conocer y poseer esta paz de Dios. El Evangelio, entonces, es un mensaje que habla de paz, y que también establece la paz. El que lo envía es: “el Señor y dador de paz,” y su poder eficaz acompaña al mensaje donde este es predicado con fidelidad y aceptado con honestidad, estableciendo la paz en las secretas cámaras del alma.

Este descanso está especialmente preparado para los cansados. “Este es el reposo; dad reposo al cansado.” Si has tratado durante muchos años de encontrar la paz sin ningún éxito, he aquí la perla de gran precio que has estado buscando; si has estado trabajando duro y esforzándote para guardar la ley pero has fracasado, aquí hay algo más que la justicia que tu conciencia ha estado anhelando. En Jesús crucificado encontrarás todas las cosas, “a quien Dios hizo para nosotros sabiduría, justificación, santificación y redención.”

Oh ustedes, que están cansados con su ronda de placeres mundanos, hartos, con náuseas provocadas por las vanidades y engaños de la mente carnal, vengan aquí y encuentren el verdadero gozo. Oh ustedes que están consumidos por la ambición, hundidos en el desengaño, amargados por la infidelidad de aquellos en quienes confiaron, vengan y confíen en Jesús y estén tranquilos. A todos los cansados, cansados, cansados, aquí hay descanso, aquí está el refrigerio. Jesús lo dice expresamente: “Venid a mí, todos los que estáis fatigados y cargados, y yo os haré descansar.”

Si sus espaldas ya no pueden soportar el peso, si sus corazones están a punto de reventar, si su vista está fallando a causa de un cansado mirar y esperar, vengan al Salvador tal como son, porque Él será el descanso de ustedes. Desalentados y abatidos, condenados, y arrojados a las puertas del infierno por su propia conciencia, sin embargo si miran a Jesús el descanso será de ustedes. No pueden alejarse demasiado del Poderoso Redentor. No pueden estar tan perdidos para que el Salvador no pueda encontrarlos. No pueden estar tan ennegrecidos para que Su sangre no pueda limpiarlos. No pueden estar tan muertos para que el Espíritu no pueda darles la vida. Este es el descanso que Él da a quienes están cansados. Oh, es un bendito, bendito mensaje que Dios ha enviado a los hijos de los hombres. ¿Cómo es posible que ellos lo rechacen?

Además de traernos el descanso, el mensaje de misericordia apunta a un lugar de descanso: “Este es el reposo; dad reposo al cansado. Este es el lugar de descanso.” Si quien está descansado se vuelve a cansar, el Buen Pastor le dará un lugar de descanso. Si se extravía, el Señor lo restaurará. Si se debilita, Él lo revivirá. Sí, Él ha comenzado su obra de gracia que renueva, y la va a continuar renovando el corazón día a día, mezclando la voluntad con Su voluntad, y haciendo que el hombre completo se goce en Él. Sé que aquí hay miembros del pueblo de Dios que están desalentados y sedientos. Ustedes tienen una invitación especial, al igual que aquellos que nunca han venido antes, pues si este es el reposo para los cansados es también el lugar de descanso para los desalentados. Si el pecador puede venir y encontrar paz en Cristo, con mucha más razón puedes tú, que aunque te has alejado de Él como una oveja perdida, no has olvidado Sus mandamientos. Vengan, ustedes que están desalentados, vengan a Jesús otra vez, pues este es el reposo y este es el lugar de descanso.

Ahora observen con un gozo especial que Isaías no vino a este pueblo para hablar de descanso en términos que no eran claros, diciendo: “No existe ninguna duda que hay un reposo que puede ser encontrado en alguna parte en esa bondad de Dios sobre el cual es razonable hacer conjeturas.” No; él pone su dedo exactamente sobre la verdad, y dice: “Este es el reposo, y este es el lugar de descanso.” Nosotros también en este día, cuando venimos a ustedes con un mensaje de parte de Dios, venimos con una enseñanza definida, y poniendo nuestra mano sobre el Cordero de Dios inmolado exclamamos: “Este es el reposo y este es el lugar de descanso.” Hablamos de sustitución, de la muerte de Cristo en lugar del pecador, del sacrificio vicario, de que Cristo fue contado como uno de los transgresores, y de que nuestro pecado fue puesto sobre nuestra Garantía y fue llevado por Él, y Él nos quitó el pecado, de tal manera que nunca será mencionado en contra nuestra, nunca más. Proclamamos en el nombre de Dios que cualquiera que crea en Cristo Jesús tiene vida eterna: este es el reposo, y este es el lugar de descanso.

Se decía de un cierto predicador de la escuela moderna que él enseñaba que nuestro Señor Jesucristo hizo esto o lo otro que de alguna manera u otra estaba conectado con el perdón del pecado: esta es la predicación de un gran número de nuestros teólogos intelectuales. Pero nosotros no conocemos a un Cristo así, ni es esta la doctrina por la cual hemos obtenido el reposo para nuestras almas. Dios ha revelado una verdad fija y positiva, y es nuestro deber declararla de manera clara y sin tener ninguna duda. Nuestra proclamación es: “Fiel es esta palabra y digna de toda aceptación: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores”: este es el reposo y este es el lugar de descanso. Isaías tenía que predicar al pueblo algo definitivo, algo positivo y sin embargo ellos no quisieron escuchar. Tal vez si hubiera profetizado conjeturas y sueños lo hubieran escuchado.

Tampoco predicó un reposo de carácter egoísta. Dicen que enseñamos a los hombres a alcanzar paz y reposo para ellos mismos, y que estén de manera confortable sin importarles lo que ocurra a los demás. Sus gargantas arrojan puras mentiras: ellos saben muy bien que no es así y forjan estas falsedades porque su corazón es falso. ¿Acaso no estamos pidiéndoles constantemente a los hombres que alcen su mirada, que dejen de verse a sí mismos y amen a los otros como Cristo los ha amado? Las palabras y los hechos para el bien de otros demuestran que no nos gozamos en el egoísmo. Detestamos la idea que la seguridad personal es la consumación de los deseos de un hombre religioso, pues creemos que la vida de gracia es la muerte del egoísmo.

Esta es una de las glorias del Evangelio, que “Este es el reposo; dad reposo al cansado.” Tan pronto como hayas aprendido el secreto divino se convertirá en tus manos en una gracia bendita con la cual, tú también, te puedes convertir en dador de reposo por la gracia de Dios. Con esta lámpara puedes iluminar a todos los que están en tinieblas conforme Dios te ayude. Ese algo secreto que tu propio corazón posee te permitirá comunicar buen consuelo a muchos corazones cansados, y esperanza a muchas mentes desesperadas. “Este es el reposo; dad reposo al cansado. Este es el lugar de descanso.” Pero esto es cierto únicamente en cuanto al Evangelio, y solamente en relación a él. Si te alejas de Jesucristo, y de su expiación, y del grandioso plan de gracia de Dios, no puedes llevar el reposo a los demás, y además, no hay ningún reposo para ti. Esta es, pues, la excelencia del Evangelio, que propone un bendito reposo para los hombres.

La otra excelencia del Evangelio, acerca de la cual voy a hablar ahora, reside en su manera.

En primer lugar, considero que una gran excelencia del Evangelio es que viene con autoridad. Lean el versículo nueve. Aun los que aman las objeciones reconocieron su autoridad, pues se refirieron al mensaje del profeta como “conocimiento” y “doctrina.” El Evangelio no pretende ser un esquema especulativo o una teoría filosófica que se va a adecuar a nuestro siglo pero que explotará en el siguiente. No; decimos lo que conocemos, no lo que soñamos o imaginamos. Decimos lo que sabemos. Hermanos míos, si el Evangelio de Jesucristo no es un hecho, no me atrevería a pedirles que lo crean, pero si es un hecho, entonces no es mi “opinión,” ni “mi punto de vista” según dicen algunas personas. Es un grandioso hecho del tiempo y de la eternidad que es y debe ser verdadero para siempre.

Cristo fue el sustituto de los hombres, y se ha convertido en la salvación de Dios para los hijos de los hombres; este es el testimonio de Dios. No estamos adivinando, estamos expresando conocimiento. La palabra que en este lugar es traducida como “doctrina” significa, en el hebreo “mensaje” y es la misma palabra usada en el pasaje, “¿Quién ha creído nuestro anuncio?” cuya mejor traducción sería “¿Quién ha creído nuestro mensaje?” El Evangelio viene a los hombres como un mensaje de Dios, y quien lo predica correctamente no lo predica como un pensador que expresa sus propios pensamientos; él expresa lo que ha aprendido, y actúa como la lengua de Dios, repitiendo lo que encuentra en la palabra de Dios por el poder del Espíritu de Dios.

El Evangelio que yo he ideado es tal vez inferior al que has ideado tú, y tu reflexión y la mía, y todo el producto resultante generado y acumulado por los pensadores, sería adecuado solamente para hacer una hoguera en el jardín, juntamente con el resto de la basura. Pero si recibimos y aceptamos un mensaje directo de Dios, entonces esta es su principal excelencia. Yo le pido a Dios que ustedes se deleiten en el Evangelio porque nos viene de Dios, y nos dice una verdad sin mezcla con absoluta certeza. Si creemos en él entonces seremos salvos, y el que no cree en él merece la condenación pronunciada en su contra. No hay ni esperanza ni ayuda en ello; esta es una alternativa inevitable: cree en el Evangelio y vivirás, si lo rechazas serás destruido.

Otra excelencia del Evangelio en cuanto a su manera es que fue entregado con gran sencillez. Isaías lo presentó así: “Mandato tras mandato, línea tras línea; un poquito allí, un poquito allí.” Es gloria del Evangelio que sea tan sencillo. Si fuera tan misterioso que nadie pudiera entenderlo salvo los doctores en teología (no sé cuántos haya aquí presentes hoy, supongo que no más de una docena, más o menos) qué triste caso sería para los que no lo somos. Si fuera tan profundo que debemos obtener un título en la universidad antes de poder entenderlo, cuán miserable evangelio sería ese, como para burlarse del mundo. Pero es divinamente sublime en su sencillez, y por esta razón la gente común lo escucha con alegría. Tal como el versículo parece sugerirlo, el Evangelio es adecuado para quienes han dejado de ser amamantados, y aquellos que son casi bebés pueden beber de esta leche que no es adulterada de la Palabra. Muchos niñitos han entendido lo suficiente la salvación de Jesucristo para gozarse en ella, y hay en el cielo niños de dos o tres años de edad, que antes de entrar allí, dieron buen testimonio de Cristo a sus seres queridos que se maravillaron de sus palabras. De la boca de los pequeños y de los que todavía maman has establecido la fortaleza.

El Cristianismo ha sido llamado la religión de los niños, y su fundador dijo que nadie puede recibirlo excepto como un niño. Bendigo a Dios por un Evangelio sencillo, pues es adecuado para mí, y para otros muchos miles de personas cuyas mentes no pueden presumir ni de grandeza ni de genio. También es adecuado para los hombres de intelecto, y solamente los hipócritas son los que disputan con el Evangelio. El hombre que carece de amplitud de mente o de profundidad de pensamiento, es el hombre que objeta la sabiduría de Dios. Una criatura astuta, apenas un poco superior a un idiota, cepillará su cabello hacia atrás, se pondrá sus lentes, arqueará sus cejas, y corregirá la Palabra infalible. Pero un hombre que realmente posee una mente capaz es usualmente como un niño y como Sir Isaac Newton, se goza sentándose a los pies de Jesús. Las mentes grandes aman el Evangelio sencillo de Dios, pues encuentran en él, el reposo de toda la ansiedad y del cansancio producidos por las preguntas y las dudas.

Es algo excelente que el Evangelio sea enseñado gradualmente. No es forzado de una sola vez en las mentes de los hombres, sino que viene así: “Mandato tras mandato, línea tras línea, un poquito allí, un poquito allí.” Dios no hace brillar su eterna luz del día en una llamarada de gloria sobre ojos débiles, sino que hay al principio un tenue amanecer y una tierna luz entra con suavidad en esos débiles ojos, y así vemos gradualmente.

El Evangelio es repetido: si no lo vemos de una vez viene de nuevo a nosotros, pues es: “Mandato tras mandato, línea tras línea, un poquito allí, un poquito allí.” Día a día, de domingo a domingo, libro tras libro, un texto después de otro, una impresión espiritual tras otra impresión espiritual, la ternura divina nos hace sabios para salvación. Es grandiosa la excelencia del método del Evangelio.

Nos es traído y somos hechos capaces de comprender de manera que se adapta a nuestra capacidad. El Evangelio nos es explicado, por decirlo así, con labios balbucientes (vean el versículo 11) tal como las madres enseñan a sus hijitos en un lenguaje que les es propio. A mí no me gustaría hablar desde el púlpito como las madres hablan a sus bebés; sin embargo, ellas usan el mejor lenguaje para el bebé, las palabras precisas que un pequeñito puede entender. Vemos, en gran parte de la Biblia, especialmente en el Antiguo Testamento, cómo Dios condesciende a hacer a un lado su propia forma de hablar y adopta el lenguaje de los hombres. No sé con qué lenguaje el Padre conversa con Su Hijo, pero a nosotros nos habla de manera que podamos entender. “Como son más altos los cielos que la tierra, así mis caminos son más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más altos que vuestros pensamientos.” Pero Él se inclina hacia nosotros y nos explica su mente con tipos y ordenanzas, que son una especie de lenguaje infantil adaptado a nuestra capacidad. En el Evangelio de Juan encontramos un lenguaje infantil y ¡cuánta profundidad, cuánto amor! Querido lector o persona que me escuchas, si tú no entiendes la palabra de Dios no es porque Él no presente Su palabra de manera sencilla, sino a causa de la ceguera tu corazón y la condición obsesiva de tu espíritu. Ten cuidado de no emborracharte con el vino del orgullo, sino que trata de aprender, pues el propio Dios no ha oscurecido Su consejo con misteriosas palabras, sino que ha puesto Su mente ante ti tan claramente como el sol en los cielos. “Mandato tras mandato, línea tras línea, un poquito allí, un poquito allí.”

II. Lamentablemente mi tiempo se ha terminado y necesito mucho más espacio para poder hacer justicia a mi tema. En segundo lugar, tengo que referirme ahora a LAS OBJECIONES QUE SE LE PRESENTAN AL EVANGELIO.

Antes que nada déjenme decirles que no tienen absolutamente ningún sentido. Que los hombres pongan objeciones al Evangelio es una pieza de locura sin sentido, porque objetan aquello que les promete reposo. Sobre todas las cosas del mundo esto es lo que nuestros atribulados espíritus necesitan: el reposo es lo que más desea nuestro corazón: y el Evangelio viene y dice: “Yo os haré descansar.” ¿Y los hombres rechazan esa bendición? ¡Definitivamente esto es lamentable! ¡Cómo! ¿Estando enfermo tú insultaste al único médico que te podía curar? ¿Cómo pudiste ser tan insensato? Estabas endeudado y ¿efectivamente rechazaste la ayuda de un amigo generoso que te hubiera dado todo lo que necesitabas? “No,” respondes, “no somos tan insensatos.” Pero oh, la intensa insensatez, la desesperada locura de los hombres, que cuando el Evangelio coloca el reposo ante ellos no quieren escuchar, sino que dan la media vuelta y se van.

No hay ningún sistema de doctrina bajo el cielo que pueda dar descanso a la conciencia de los hombres, un descanso que vale la pena tener, excepto el Evangelio. Y hay miles de nosotros que damos testimonio que vivimos diariamente gozando la paz que viene al creer en Jesús, y sin embargo nuestro honesto reporte no es creído, más aún, no quieren oír la verdad. Ahora bien, si Dios viniera y exigiera algo de ti, podría entender tu rechazo. Me he enterado de una pobre mujer que cerraba con llave su puerta, y cuando escuchó que alguien tocaba no respondió, comportándose como si no estuviera en casa. Su ministro la vio un par de días después que la había visitado, y le dijo: “Pasé a visitarte el otro día; quería ayudarte, pues sé que eres muy pobre; pero nadie respondió cuando toqué.” “Oh,” dijo ella, “lo siento mucho, yo pensé que era mi casero que venía por la renta.” Ella no abrió a su benefactor pensando que era su acreedor. El Señor no está pidiendo en el Evangelio lo que se le debe, ni te está pidiendo nada a ti, sino que se acerca a ti con el perfecto reposo en su mano, exactamente lo que necesitas, y sin embargo tú cierras la puerta de tu corazón cuando Él llega. Oh no hagas eso. Sé sabio, y no le hagas más al insensato. Que Dios te ayude a ser sabio por tu propio bien eterno. Has pasar adelante a tu Dios con todos sus dones celestiales.

A continuación, las objeciones en contra del Evangelio son premeditadas, tal como se dice aquí: “Este es el lugar de descanso. Pero ellos no quisieron escuchar.” Cuando los hombres dicen que no pueden creer en el Evangelio, pregúntenles si quieren oírlo con paciencia en toda su sencillez. No, responden ellos, no quieren oírlo. El Evangelio es tan difícil de creer, afirman ellos. ¿Quieren venir a escuchar su predicación completa? ¿Quieren leer los evangelios cuidadosamente? Oh, no, no se pueden tomar esa molestia. Si así lo desean, que así sea. Pero un hombre que no quiere ser convencido, no debe culpar a nadie si permanece en el error. Aquel que no quiere oír lo que el Evangelio tiene que decir no debe sorprenderse que las objeciones se aglomeren en su mente. El Evangelio pide a los hombres que le presten atención; el Señor dice: “Inclinad vuestros oídos y venid a mí; escuchad, y vivirá vuestra alma,” pues “la fe es por el oír, y el oír por la palabra de Cristo;” cuán triste es que no quieran oír el mensaje de amor de Dios. Es una objeción premeditada al Evangelio, entonces, cuando los hombre rehúsan incluso oír lo que el Evangelio tiene que decir, o si lo oyen con el oído externo, no le prestan toda la atención que requieren sus verdades.

Tales objeciones son perversas, porque son rebelión contra Dios, y un insulto a su verdad y su misericordia. Si este Evangelio es de Dios, estoy obligado a recibirlo: no tengo ningún derecho a buscarle objeciones ni hacer preguntas filosóficas ni de otro tipo. Me corresponde decir: “¿Dios dice esto y eso? Entonces es verdad y yo me someto.” ¿El Señor pone así ante mí un camino de salvación? Correré con gozo en él.

Pero este pueblo presentaba objeciones que eran el resultado de su orgullo. Ellos objetaban la sencillez de la predicación de Isaías. Decían: “¿Quién es él? No lo deberían escuchar: nos habla como si fuésemos niños. Más bien vayan a escuchar a aquel Rabí que es un estudioso y por consiguiente es refinado y culto. En cuanto a este hombre, no está capacitado para enseñar a nadie excepto a los que acaban de ser destetados y ya no se les da el pecho; pues con él nada más oímos: “mandato tras mandato, línea tras línea, un poquito allí, un poquito allí.” El profeta es tan rastrero que sus sermones pueden ser adecuados sólo para las sirvientas y para las ancianas, y gente así, pero definitivamente no son para los intelectuales. Además, repite lo mismo siempre. Puedes ir cuando quieras y estará tocando siempre la misma cuerda de su instrumento musical.” Dicen esto casi con salvajismo, pues como el viejo Trapp dice: “Mientras más embotado esté el cerebro más afilados estarán los dientes para destrozar al predicador.”

¿Acaso no han escuchado que muchas personas afirman en estos días en relación al predicador del Evangelio verdadero, que siempre está predicando acerca de la gracia soberana o acerca de la sangre de Cristo, o exclamando a todo pulmón: “Cree, cree y serás salvo”? Ellos se burlan diciendo: “Es la misma cantinela de siempre.” Yo no soy un experto en el hebreo, pero los estudiosos expertos en esa lengua nos dicen que el pasaje traducido “mandato tras mandato, línea tras línea,” era para ridiculizar al profeta, y sonaba como una burla rimada con la que se burlaban de Isaías. Ustedes se reirían si yo les leyera el pasaje en el hebreo original de acuerdo al sonido con que, muy probablemente, era pronunciado. Ellos decían: “Isaías predica así: ‘Tzav latzav, tzav latzav; kav lacar, kav lacar: zeeir sham, zeeir sham.’” Las palabras tenían toda la intención de caricaturizar al predicador, aunque no sugieren esa idea cuando son traducidas como: “mandato tras mandato, línea tras línea, línea tras línea.” Pero en el hebreo si tienen ese significado claro.

Hay personas en estos tiempos que, cuando se predica el Evangelio de manera sencilla y clara, exclaman: “Queremos un pensamiento progresivo, queremos…” la verdad es que no saben lo que quieren. Se parecen a aquella congregación cuyos miembros, cuando escuchaban la predicación de un cierto Obispo de Londres, no le prestaban la menor atención. Entonces el buen hombre tomó su Biblia escrita en hebreo y les leyó cinco o seis versículos en hebreo, y de inmediato todos estaban atentos. Entonces, él les llamó la atención diciéndoles: “Verdaderamente, percibo que cuando les predico doctrina sana a ustedes no les importa, pero cuando leo algo en un idioma que ustedes no entienden, de inmediato abren sus oídos.” La pretensión de poseer un refinamiento especial se sustenta escuchando una conversación que es incomprensible.

Demasiadas personas quisieran tener un mapa para ir al cielo que fuera diseñado de manera tan misteriosa que les sirviera de excusa para no guiarse por él. Multitudes se deleitan con las oraciones en latín, mientras que otros prefieren no orar en ninguna lengua sino solamente emitir ruidos nasales. Hay miles y miles de personas que prefieren música y espectáculo, procesiones y pompas ya que prefieren un gozo sensual por sobre la instrucción espiritual. Conocemos a ciertas personas que prefieren un Evangelio empañado; les encanta que la sabiduría humana encierre a la sabiduría de Dios. Este era el tipo de objeción que prevalecía en los días de Isaías y todavía está de moda. ¿Acaso no escuché a alguien que decía: “¿Por qué tú mismo no predicas nada que no sea la fe, la expiación, la gracia inmerecida, y cosas parecidas? Necesitamos novedades y las buscaremos en otra parte.” Pueden hacerlo si así lo prefieren; yo no voy a cambiar mi nota en tanto Dios me preserve.

III. El tercer punto será una advertencia a quienes no tienen ningún gusto por la verdad de Dios: consideremos LA RESPUESTA DIVINA PARA ESTAS PERSONAS QUE OBJETAN. El Señor los amenaza, primero, con la pérdida de aquello que despreciaron. Él les ha enviado un mensaje de descanso y ellos no quieren recibirlo, y por lo tanto, en el versículo veinte, les advierte que a partir de ese momento, no tendrán reposo: “La cama es demasiado corta para estirarse sobre ella, y la manta es demasiado estrecha para envolverse en ella.” Todos aquellos que obstinadamente rechazan el Evangelio, y siguen filosofías y especulaciones, serán premiados con el descontento interno. Pregúntales: “¿Han encontrado el reposo?” “Oh, no,” dicen ellos, “estamos más lejos de él que nunca.” “Pero ustedes esperaban que prestando atención a esta doctrina filosófica ustedes serían felices.” Ellos responden: “Oh, no, todavía estamos buscando.” Pregunten a los predicadores de ese tipo de doctrinas si ellos mismos han encontrado un ancla, y como regla responderán: “No, no, estamos buscando la verdad; estamos cazándola, pero todavía no la hemos alcanzado.” Con toda probabilidad nunca van a alcanzarla, pues van por el camino equivocado.

El Evangelio está destinado a dar reposo a la conciencia, al alma, al corazón, a la voluntad, a la memoria, a la esperanza, al temor, sí, al hombre entero, pero cuando los hombres se ríen de una fe única, ¿cómo pueden alcanzar el reposo? Querido amigo, si no has encontrado el descanso no has captado el Evangelio entero; y debes ir otra vez al principio fundamental de la fe en Jesús, pues este es el reposo y este es el lugar de descanso. Esta es la condenación del incrédulo, que nunca va a encontrar un lugar permanente, sino que como el judío errante vagará por siempre. Si abandonas la cruz habrás abandonado el eje de todas las cosas y habrás descuidado la piedra de toque y el fundamento firme, y por lo tanto serás como cualquier objeto que rueda con el viento. “¡No hay paz para los malos!”, dice mi Dios. “Los impíos son como el mar agitado que no puede estar quieto y cuyas aguas arrojan cieno y lodo.” Más aún, el Señor los amenaza y les dice que serán castigados con endurecimiento gradual del corazón. Lean el versículo trece. Ellos decían que el mensaje de Isaías era “mandato tras mandato, línea tras línea, un poquito allí, un poquito allí,” y la justicia les responde: “Por lo cual, la palabra de Jehovah para ellos será: ‘Mandato tras mandato, mandato tras mandato; línea tras línea, línea tras línea; un poquito allí, un poquito allí; para que vayan y caigan de espaldas y sean quebrantados, atrapados y apresados.” Vean el versículo trece. Una caída de espaldas es la peor de todas. Si un hombre cae de bruces puede de alguna manera protegerse y levantarse de nuevo, pero si cae de espaldas, cae con todo su peso, y se encuentra desprotegido. Los que tropiezan por causa de Cristo, la piedra que es un seguro fundamento, serán quebrantados.

Cuando aquellos que se oponen esperan recuperar su posición, se encuentran atrapados por sus hábitos, enredados en la red del gran cazador, y tomados por el destructor. Esta vertiginosa carrera hacia abajo es experimentada a menudo por quienes comienzan objetando el Evangelio sencillo: objetan más y más y luego se convierten en abiertos enemigos, para su ruina eterna. Si los hombres no quieren aceptar el Evangelio del reposo tal como el Señor lo ha diseñado, Él no va a adaptarlo a sus gustos, sino que va a permitir que ejerza su inevitable influencia sobre quienes se oponen, convirtiéndose en olor de muerte para muerte. Si les disgusta hoy, les disgustará más mañana; si rechazan su energía hoy, lo rechazarán más obstinadamente conforme pase el tiempo, y su poder no se manifestará para iluminar o consolar o dar forma a sus corazones.

Esto es algo terrible; y lo que es peor, si acaso puede serlo, es que a esto seguirá una creciente incapacidad de entender: “¡Ciertamente, con balbuceo de labios y en otro idioma hablará Dios a este pueblo!” Puesto que no quieren escuchar una predicación sencilla, Dios hará que la sencillez misma parezca balbuceo de labios para ellos. Los hombres que no pueden tolerar un lenguaje sencillo, se volverán al fin incapaces de entenderlo. Ustedes saben, mi hermanos, cuánta gente hay hoy, incapaz de entender al Salvador. El Salvador dijo: “Esto es mi cuerpo” : y de inmediato ello concluyen que un pedazo de pan es transformado en el cuerpo de Cristo. El Salvador manda a los creyentes que sean bautizados en su muerte, y de inmediato ellos proclaman que el agua del bautismo regenera a los niños. No quieren entender eso que es tan claro como el sol. Toman literalmente las ilustraciones de nuestro Señor, y cuando Él habla literalmente ellos se imaginan que está usando una metáfora. Si los hombres no quieren entender no entenderán. Un hombre podría cerrar sus ojos durante tanto tiempo que luego ya no podría abrirlos. En la India hay muchos devotos que mantienen sus brazos en alto por tanto tiempo que ya no pueden bajarlos nunca más. Tengan cuidado para que no venga sobre ustedes, que rechazan el Evangelio, una total imbecilidad de corazón.

Si acusan a la palabra de Dios de ser cosa de niños ustedes se volverán aniñados, tal como les ha sucedido a muchos grandes filósofos de nuestro tiempo; si ustedes afirman que es simple y la rechazan por causa de su sencillez, ustedes mismos se convertirán en unos tontos; si ustedes dicen que está muy por debajo de ustedes sucederá que ustedes estarán debajo de ella y ella los triturará y los convertirá en polvo.

Finalmente, va esta advertencia para quienes objetan el Evangelio, diciendo que independientemente del refugio que elijan ellos, les va a fallar por completo. Así dice el Señor: “Pondré el derecho por cordel y la justicia por plomada. El granizo barrerá el refugio del engaño, y las agua inundarán su escondrijo.” Se desploman las grandes piedras del granizo que destrozan todo; caen las amenazas de la palabra de Dios haciendo pedazos todas las falsas esperanzas aduladoras de los impíos. Entonces viene la ira activa de Dios como una inundación irresistible que barre con todo aquello en lo que se apoyaba el pecador, y él, en su obstinada incredulidad, es arrastrado como por una inundación, hacia esa total destrucción, esa miseria eterna, que Dios ha declarado que será la porción de quienes rechazan a Jesucristo vivo. ¡Tengan mucho cuidado, ustedes que desprecian! ¡El tiempo dirá la verdad!

Me he esforzado al máximo en esta ocasión para presentar ante ustedes, en lenguaje sencillo, la impiedad escondida en el rechazo del Evangelio del reposo. Que el Espíritu de Dios nos conceda que cualquier persona que lee este mensaje y que hasta este momento ha sido indiferente a ese Evangelio lo acepte de inmediato. Corazón cansado, pruébalo; espíritu abatido, pruébalo; prueba lo que puede hacer la fe en Jesús.

Ven y confía en Jesús, y comprueba que trae paz a tu alma. Si Jesús te falla avísame, pues no lo voy a ensalzar más si no cumple Sus promesas. Él nunca puede desechar ni abandonar a un corazón creyente. Oh, si puede haber dulce paz, y calma, y una esperanza gozosa, y alegría, y fuerza, y vida por medio de la fe como la de un niño en el testimonio de Dios concerniente a su querido Hijo, ruego a Dios que obtengan ese tesoro de inmediato. Si tienen alguna objeción en contra del predicador que ahora les dirige la palabra, rueguen a Dios para que predique mejor; y si ya lo han hecho y todavía les disgusta, vayan y escuchen a otro predicador contra quien no tengan objeciones personales, pues para mí sería un motivo de aflicción ser una interferencia en el camino de cualquier corazón ansioso. Me temo sin embargo que tú estás siendo alumbrado por tu propia luz. Oh hombre, actúa como un hombre y oye el Evangelio con sinceridad. ¡Oh justicia propia! ¿te destruirás a ti misma? ¡Oh orgullo! Bájate de esa nube. ¡Oh borrachera! Abandona la copa. ¡Oh pecador endurecido! Que Dios te ayude a dejar tu pecado. Ven y confía hoy en Jesucristo. Que Dios te permita hacerlo por su Espíritu Santo, en nombre de Cristo. Amén.

sujetosalaroca.com

Adaptacionismo

Adaptacionismo

En biología, el adaptacionismo es la perspectiva que considera que la mayoría de rasgos son adaptaciones óptimas. Entre sus defensores más célebres se encuentran John Maynard Smith, W.D. Hamilton y Richard Dawkins y entre sus críticos, Stephen Jay Gould y Richard Lewontin.

Stephen J. Gould resume el “programa adaptacionista” en los siguientes argumentos:

  • La adaptación es el fenónemo central de la evolución, y la clave para la comprensión de sus mecanismos.
  • La selección natural construye la adaptación
  • La selección natural mantiene una abrumadoramente predominante frecuencia relativa como causa de la adaptación. La variación sólo proporciona materia prima y no puede hacer el trabajo sin ayuda.
    2002/2004

Características del adaptacionismo

Gould y Lewontin (1979) resumen del siguiente modo el modo de proceder del programa adaptacionista:

  1. Atomización del organismo: división del organismo en rasgos discretos y desconectados
  2. Optimización de las partes por selección natural
  3. Explicación de las adaptaciones

Críticas al adaptacionismo

D’Arcy Thompson en su obra El crecimiento y la forma fue uno de los primeros críticos del programa adaptacionista darwinista. Recientemente, los críticos más beligerantes del adaptacionismo han sido Richard Lewontin y Stephen J. Gould, para quienes los adaptacionistas han sobredimensionado el poder de la selección natural, ignorando la importancia de las constricciones del desarrollo y otros factores en la explicación de la existencia de rasgos morfológicos y comportamentales. Gould y Lewontin denominaron al adaptacionismo “paradigma panglossiano”, en alusión al Doctor Pangloss, personaje con el que Voltaire caricaturizó a la filosofía de Leibniz en su novela Cándido y según el cual “todo existe necesariamente para el mejor de los fines”.

La principal crítica que realizan Gould y Lewontin al programa adaptacionista se dirige a la no consideración de la diferencia entre la utilidad actual de un rasgo y la causa de su origen. Del hecho de que un rasgo sea adaptativo actualmente -argumentan- no puede inferirse que haya sido resultado de la acción de la selección natural porque también fuera adaptativo en su origen. El caso más ilustrativo es el de los rasgos que Gould y Vrba denominaron “exaptaciones“.[1]

La historia de esta polémica ha sido profusamente estudiada por Cronin (1992) y Segerstråle (2000).

Referencias

  1. Gould y Vrba (1982)
  • Cronin, H. (1992). The Ant and the Peacock: Altruism and Sexual Selection from Darwin to Today. Cambridge: Cambridge University Press.
  • Gould, S.J. & Lewontin, R.C. (1979). The spandrels of San Marco and the Panglossian paradigm: A critique of the adaptationist programme. Proceedings of the Royal Society London B. 205: 581—598.
  • Lewontin, R.C. 1979. Sociobiology as an adaptationist program. Behavioral Science 24: 5—14.
  • Lewontin, R.C. 1991. Biology as Ideology: The Doctrine of DNA. New York: Harper Collins
  • Maynard Smith, J. (1988). Did Darwin get it right? Essays on games, sex and evolution London:Penguin books. ISBN 0-14-023013-0.
  • Orzack, S.H. & Sober, E.R., eds. (2001). Adaptationism and Optimality. Cambridge: Cambridge University Press
  • Segerstråle, U. 2000. Defenders of the Truth: The Battle for Science in the Sociobiology Debate and Beyond. Oxford: Oxford University Press.
  • Sober, E. (1998) Six Sayings about Adaptationism in D. Hull and M. Ruse (eds) The Philosophy of Biology Oxford: Oxford University Press.

Enlaces externos

http://es.wikipedia.org/wiki/Adaptacionismo

Los genitales de la hiena moteada

Los genitales de la hiena moteada

female_spotted_hyna.jpgUnos de los genitales más extraordinarios de todo el reino animal (por lo menos entre los mamíferos), son los de la hembra de la hiena moteada. Las hembras de esta especie (no así las otras dos hienas: la rayada y la parda) han desarrollado unos genitales externos más parecidos a los de un macho. De hecho un no-experto es incapaz de diferenciar los machos de las hembras. El clítoris mide entre 15 y 20 cm, y tiene aspecto de pene. Los labios de la vulva están soldados y rellenos de una sustancia grasa, dando el aspecto de una bolsa. El clítoris tiene un conducto genitourinario completo, y por él copulan y paren las hienas (el 60% de las crías mueren asfixiadas durante los partos primerizos y la cópula es complicada). Además posee la capacidad de ponerse erecto durante muestras de dominación. Durante mucho tiempo no se ha podido explicar esta peculiar anatomía convenientemente.

Durante muchos años se ha intentado explicar como una adaptación, siendo uno de los ejemplos típicamente usados para ilustrar sobre los errores del paradigma panglossiano. Según este paradigma, todo rasgo es una adaptación (el nombre viene de Pangloss, un personaje de la novela de Voltaire, Cándido, que sostiene que no hay causa sin efecto y que todo lo que vemos, desde la nariz de nuestra cara hasta las catástrofes naturales, tienen una razón de ser). Los adaptacionistas sostuvieron que la peculiar naturaleza de los genitales de la hiena manchada viene del comportamiento social de esta especie, en que cada vez que dos individuos se encuentran, se olfatean los genitales, como muchos mamíferos. Asumieron que unos genitales “parecidos” a los masculinos daba más “prestigio” a las hembras, por lo que éstos habrían evolucionado para imitar a los genitales masculinos, con un fin social.

Actualmente la explicación es otra. La anatomía de la hiena no es una adaptación a nada, sino una mutación que se logró extender a todas las hienas, por azar o por hallarse ligada a otros caracteres ventajosos. De ahí que todas las hienas hembras sean pseudohermafroditas femeninas. La mutación consiste en un incorrecto funcionamiento del gen de la aromatasa. Esta enzima degrada la testosterona que la placenta produce de forma natural en todos los mamíferos durante la gestación. Al haber una deficiencia congénita de aromatasa en las hienas moteadas, todos los fetos femeninos se ven afectados por la testosterona a niveles anormalmente altos, y desarrollan este pseudohermafroditismo.

Estos niveles altos de testosterona se ven reflejados luego en el comportamiento de las hienas adultas. Tienen un carácter más agresivo que el de esperar en una hembra, y forman clanes dominados por hembras, siendo éstas las líderes de manada y las primeras en comer (a diferencia de lo que ocurre en las otras especies de hienas y otros mamíferos sociales). Los niveles altos de testosterona, en fetos machos, apenas tienen efectos.

http://www.genciencia.com/2008/05/10-los-genitales-de-la-hiena-moteada

Los problemas de Hillary y los de McCain

¿Es demasiado tarde para Hillary Clinton?

Los problemas de Hillary y los de McCain

George Hill/American Review
Hillary Clinton, de 60 años de edad, natural de Illinois y abogada de Arkansas, se convertía retroactivamente en una simpatizante de siempre de los New York Yankees a la edad de 52 años cuando, en busca de un escaño en el Senado de los Estados Unidos, adoptaba al estado de Nueva York como su hogar de toda la vida. Podría pensar, o argumentar al menos, que cuando tenía 12 años sus Yankees ganaron realmente la World Series de 1960, según los estándares de “justicia”, porque derrotaron a los Pirates en las carreras logradas, 55-27, a lo largo de siete juegos, ahí es nada.
Desafortunadamente, las reglas del béisbol —las fastidiosas y molestas reglas— rezan que importa cómo se distribuyen las carreras durante una World Series. Los Pirates ganaron cuatro juegos, lo cual es la idea del ejercicio, por un margen total de siete carreras, mientras que los Yankees llevaban ganando tres por un total de 35 carreras. Puede buscarlo.
Tras las decisiones ajustadas en Carolina del Norte e Indiana, Clinton, la hincha de los Yankees, puede argumentar creativamente, y eventualmente lo hará, que en realidad ella va por delante de Barack Obama, o que de todos modos ella va a la par, matemáticamente o moralmente o algo, en votos populares, o delegados, o alguna combinación de las dos cosas, según lo calculado por el último teorema de Fermat, o algo así, en los estados cuyos nombres comienzan con vocal, o quizá consonante, o quizá una mezcla de los dos según lo determinado escuchando una grabación del “Help me, Rhonda” de los Beach Boys reproducida al revés, o cualquier otra fórmula que le sea favorable, y contando los votos que obtuvo en Michigan, donde el suyo fue el único nombre candidato en las papeletas (sus principales rivales, obedeciendo pintorescamente las reglas de su partido, boicotearon al estado, que había violado las normas del partido de programación de primarias), y contando los votos que obtuvo en Florida, que, como Michigan, ignoró las normas y donde nadie hizo campaña, y dividiendo la ventaja en delegados de Obama en los estados que usan comités para la nominación presidencial por Pi multiplicado por la raíz cuadrada del código postal del estadio de los Yankees.
O quizá gane si el voto popular de Obama es, bueno, ajustado contando cada voto afroamericano solamente como las tres quintas partes de un voto. Existe un precedente, más bien mediocre, de esa aritmética (véase la Constitución, Artículo I, Sección 2, antes de la Decimocuarta Enmienda).
“Nosotros”, dice Geoff Garin, un estratega de Clinton que posee la audacia de la desesperación necesaria en ese cargo, “no creemos que esto vaya a ir simplemente de alguna medida numérica”. ¿Simples cifras? Que el cielo lo prohíba. Así es como habla la gente cuando la métrica numérica —las cifras de los votos populares y los delegados— le es incómoda.
El General Douglas MacArthur dijo que cada derrota militar puede explicarse mediante dos palabras: “demasiado tarde”. Demasiado tarde a la hora de anticipar el peligro, demasiado tarde a la hora de prepararse para él, demasiado tarde para tomar medidas. La derrota política de Clinton puede explicarse de manera similar — demasiado tarde a la hora de reconocer que el electorado no reconoce su derecho a la presidencia, demasiado tarde a la hora de comprender que ella tenía un contrincante serio, demasiado tarde a la hora de anticipar que no iba a eliminar a Barack Obama antes del Súper Martes (5 de febrero), demasiado tarde a la hora de hacer planes para los desafíos especiales o los estados que eligen por comité, demasiado tarde a la hora de canalizar su vena campechana de relacionarse con el vulgo.
Sobre todo, llegó tarde a comprender cuánto de la manía del Partido Demócrata con la “justicia”, según lo promulgado por progresistas como ella, le ha hecho casi imposible superar la temprana ventaja en delegados de Obama a causa de prohibir las primarias competitivas. Si los Demócratas, que rinden pleitesía en el altar de “la diversidad”, hubieran permitido más diversidad en su proceso de selección de delegados, las cosas tendrían un aspecto muy diferente. Incluso si, digamos, se permitiera a Texas, California y Ohio celebrar primarias competitivas (como 48 estados celebran una asignación competitiva de sus votos electorales), Clinton habría estado más de 400 delegados por delante de Obama antes del martes y hoy estaría en su hogar ancestral de Nueva York planeando devolver parte de su mobiliario a la Casa Blanca el próximo enero.
La noche del martes tiene que haber sido casi igual de divertida para John McCain que para Obama. La marca Republicana se ha visto manchada gravemente por las recientes políticas nacionales y exteriores, que son los únicos tipos de políticas que hay, de manera que las esperanzas de McCain descansan en el grupo aún sin comprometer de los llamados “Demócratas de Reagan” (los Demócratas que apoyaron a Ronald Reagan frente al desastroso Jimmy Carter), que aún parecen resistirse algo a Obama.
El problema de McCain podría resultar ser el hecho de que Obama es el Reagan de los Demócratas. El caramelo retórico de Obama carece del alimento ideológico de Reagan, pero él es Reaganesco en dos sentidos importantes: a la gente le gusta escucharle, y su estilo induce a sus adversarios a subestimar su absoluta dureza — el acero templado bajo los impecables trajes.

El origen del mito templario moderno

Los reyes malditos”, de Druon
El origen del mito templario moderno

AGENDADEREFLEXION.COM
Un viernes 13 del año 1307, en toda Francia los soldados del rey ingresaron en las viviendas de los poderosísimos caballeros Templarios y comenzaron a arrestarlos. De las consecuencias de ese proceso para la corona francesa, se dice, se deriva la creencia de que el viernes 13 trae mala suerte. La legendaria orden de caballería fue juzgada y exterminada por el rey Felipe IV, llamado El Hermoso, nieto de San Luis, bajo la imputación de herejía, a pesar de que habían resultado absueltos de ese cargo por el Papa Clemente V.
La Orden del Temple fue fundada en 1118 en Jerusalén por Hugo de Payens, Gottfried de St. Omer y otros siete caballeros franceses que pretendían defender los “Santos Lugares” y garantizar la seguridad a los peregrinos cristianos que acudían a ellos. Su nombre procede de su instalación en el antiguo templo de Salomón, la conquistada mezquita de Al Aqsa en el Monte del Templo.
Con el tiempo, los caballeros Templarios, cuya seña de identidad era una capa blanca con una cruz roja, se convirtieron en la orden más rica y poderosa del mundo cristiano. Pero con Felipe el Hermoso se acercó su final.
Los Reyes Malditos (Les rois maudits) es la más importante y reconocida obra de Maurice Druon, y uno de los modelos modernos de la novela histórica. La novela está situada en la corte francesa del siglo XIV. Es la época en que “Francia era grande y su pueblo, infeliz”, al decir del autor. La historia comienza con la disolución de la orden de los Templarios por orden del rey Felipe el Hermoso, bajo la acusación de herejía y prácticas nefandas, en un proceso viciado de injusticias y abusos.
El Temple era la única que podía resistir al poder real (sobre todo en lo económico y en lo militar, con sus 16.000 monjes soldados) en el reino francés en uno de sus momentos de máximo esplendor. Jaques de Molay (el último Templario) al ser llevado a la hoguera lanza una maldición al rey, al Papa y al canciller del reino. Los últimos mueren a poco de este acontecimiento. El rey ve destruido su proyecto dinástico por el escándalo que se cierne sobre su descendencia, tras el descubrimiento, juicio y condena de las tres princesas (esposas de sus hijos) por adulterio y complicidad.
Los personajes del drama
Felipe es un gobernante de tendencias totalitarias, aliado a la burguesía, los banqueros (judíos y lombardos) y enemigo de la caballería y de la nobleza. A todos traicionó en su necesidad de dinero y poder. Gobernó con mano de hierro y logró fortalecer el poder de un estado central, pero a costa de la miseria del pueblo. Su corte estaba corrompida por la relajación, y sus procedimientos de gobierno eran más que cuestionables. Curiosamente, a fin de quitar poder a la nobleza, inaugura las asambleas que luego se conocerán como Estados Generales, que serán los que siglos después acaben con los reyes de Francia y con el antiguo régimen en la Revolución Francesa.
El escándalo del adulterio de sus nueras, denunciado por su hija Isabel con la complicidad de Roberto de Artois, produce el entredicho dinástico cuyo desenlace será la Guerra de los Cien años, en la que estaba en disputa si la corona francesa iba a estar en la cabeza de un francés, descendiente indirecto de Felipe el Hermoso, o de un inglés (Enrique V), descendiente directo de Eduardo II de Inglaterra y de la única hija mujer de Felipe, Isabel, luego llamada “la Reina Loba”.
La solvencia histórica de Druon, miembro de la Academia Francesa, es notable y reconocida. No lo es menos su habilidad para novelar la historia, despojándola de detalles eruditos para ceñir la acción a los sucesos e intrigas que laceraron la Cristiandad: el papado, títere del reino de Francia en Avignón (ver Cartas de Santa Catalina de Siena al Papa) y la pretensión de Inglaterra (aún católica) del trono francés, que dio en una larguísima serie de acciones bélicas. Es tras la victoria de Enrique V de Inglaterra en los prados de Agincourt cuando surge la “Doncella de Domremy”, luego conocida como Juana de Arco, Santa Juana de Arco, que lidera la expulsión de los ingleses y la restauración de la casa real francesa.
Druon señala la posibilidad de que de los restos de esta disgregación surgiera la Masonería especulativa, que juró venganza eterna a la Iglesia. Y que muchos elementos del ritual masónico hubieran sido ya incorporados a los usos templarios, traídos del Oriente durante las cruzadas, como influencia de las corrientes gnósticas que allí subsistían.
La lectura es fascinante porque Druon narra con maestría, en un estilo muy despojado de adornos, sin dejar de ser detallista, preciso y verdaderamente novelesco, los vicios cortesanos. Sus personajes se pintan solos en sus palabras y en sus acciones. El narrador omnisciente interviene para informarnos sobre su apariencia, sus pensamientos e intenciones con acertada oportunidad. Toda la serie se centra -narrativamente hablando- en el personaje de Roberto de Artois, y sus intrigas para recuperar sus señoríos, concedidos a su tía por decisión real. El será el eje de la historia durante los siete tomos.
“¡Todos malditos, hasta la séptima generación!”, sentenció el jefe de los templarios, desde las llamas de la hoguera, a Felipe IV el Hermoso. En 1314 la profecía al parecer se hará realidad. El Rey de Hierro, amo absoluto de Francia, a quien todos le rinden cortesía excepto la Orden Soberana de los Caballeros del Temple, sufrirá años de intrigas palaciegas, muertes súbitas, batallas entre las dinastías, guerras desastrosas, en fin, es el destino de los malditos reyes Capetos que enlutará a toda Europa.
El Rey morirá casi seis meses después de Guillermo de Nogaret, su mano derecha, y sólo siete después del Papa Clemente V. La maldición, que decía que los tres enfrentarían el tribunal de Dios antes de un año, se había cumplido.
Maurice Druon nació en 1918 y formó parte de las Fuerzas de Francia Libre dirigidas por el general Charles de Gaulle a la salida de la II guerra mundial (escribiendo con J. Kessell la letra del “Canto de los Partisanos”), fue Ministro de Asuntos Culturales en la presidencia conservadora de Pompidou (1971) y diputado en 1974.

http://www.elmanifiesto.com/

SALOMÓN Y LA REINA DE SABA

SALOMÓN Y LA REINA DE SABA

SALOMÓN Y LA REINA DE SABA

La Reina de Sabá llegó a Salomón con el propósito de probarle con preguntas que causasen perplejidad, acerca de todo lo que se hallaba en su corazón, Salomón a su vez le declaró todo lo que se relacionaba con él y ya no hubo secretos que le escondiera……De esa forma el rey Salomón dió a la reina de Sabá todo cuanto ella le pidió

Así cuenta la Biblia las razones de la visita de la reina de Saba, así quiero comenzar haciendo yo, porque encierra toda una bella historia de amor, que merece ser contada.

En el Antiguo Testamento se alude frecuentemente a los sabeos como oriundos de Saba o Sheba, la cita más importante es la relativa a la visita de la reina de Saba a Salomón (I Sam.10) El pueblo sabeo alcanzó gran riqueza e importancia comercial como intermediario en el comercio entre Oriente y los países mediterráneos. Poseía múltiples colonias en el continente africano. Floreció especialmente entre los ss. XI y I a.de J.C.

En los días de Salomón, rey de Israel, se viajaba más que antes, y la fama de su majestad, riqueza y sabiduría llegó hasta lo que entonces se consideraba los fines de la tierra, despertando el interés y curiosidad de la reina de Seba.

Parece que los viajeros que entonces llegaron a la corte de la reina hubiesen hablado de Salomón con grande entusiasmo, y la prudente reina resolvió hacer el viaje largo hasta Jerusalén para conocer, si fuese posible, tan digno personaje como este rey.

De por medio había largo trecho de desiertos peligrosos, donde habitaban algunas tribus salvajes que solían robar a los que pasaban. Y también había peligros de sed y de fieras, y un sol abrazador para afligirles. Ninguna de estas cosas impidieron a la reina de su propósito de conocer a Salomón.

King Vidor, se encontró con una película de encargo al final de su carrera , una película al gusto de la época, con una GINA LOLLOBRIGIDA impecable, seductora, casi un pecado para la vista, que dirige sus seducciones hacia el galán por excelencia del cine: TYRONE POWER. Conociendo la enorme capacidad del director de Duelo al Sol, su tremenda forma de extraer al macho dominante sobre la hembra, para luego sucumbir con ella, estamos sin duda ante una de esas películas que pudieran haber sido perfecto eslabón para Power, de no haber fallecido a los pocos días de comenzar el rodaje, siendo sustituido por un siempre eficaz y camaleónico Brynner. La seducción de la hembra queda perfecta, ante la masculinidad de un actor al que no se le ha dado la suficiente categoría….

El rodaje de este film se llevó a cabo íntegramente en territorio español, mas concretamente en EL ESCORIAL, se utilizaron miles de extras, se pidieron al Ministerio de Defensa cientos de soldados, y puedo asegurar, que las escenas de masas fueron cuidadas al máximo. Resulta curioso, pero a veces contemplando este film, la mente viaja sin yo quererlo a las labores épicas del maestro de maestros en cuestiones bíblicas: CECIL B. DEMILLE, lógicamente salvando las distancias, aunque para ser honesto conmigo mismo, siempre separo el trabajo de un artesano con la de otro, ninguna labor es igual, aunque se toquen temas parecidos. DEMILLE es grandioso, espectacular, detallista, VIDOR sabe sacar mas el interior de los personajes que bailan bajo su batuta, sus seres son mas humanos y en este film, les deja a merced del oro, el rojo y el azul, colores por otra parte regios y fuertes, y les abre al mismo tiempo un interior que en cierta medida DEMILLE no supo conseguir.

La secuencia final, donde Gina sale del templo de Salomón es de una belleza enorme, serena, brillante….el pueblo la espera, el pueblo quiere demostrar lo que piensa de ella con piedras en la mano. No nos hace falta nada mas, no hay dialogo….solo el lento caminar de una mujer, una simple mujer, reflejada por una Gina inolvidable. El cine aquí se rencuentra con el espectador, nos da una longitud plena de su capacidad, y nos envuelve con la belleza de ese azul roto pastel, la importancia que tiene en la vida de los humanos el mas bello de los sentimiento. Secuencia digna de mencionar.

Gina es el film, como fué Elizabeth Taylor a Cleopatra, o como Kim en Vértigo…..y como muchos de los rostros mas brillantes del cine lo fueron a sus trabajos, dando tonalidad y magia, al tiempo que ensalzan una labor de equipo, esa es la opinión, mas elaborada ahora que la de aquel joven ansioso de descubrimientos, de vida, de olvidar tristezas en aquellos cines de barrio de mi querido Madrid, Gina a pertenecido a ese tipo de mujeres que han hecho vibrar de algún modo este maduro hombre…y en su personaje de la reina de Saba, Gina da una muestra generosa de si misma, descubriéndose ante el Arca de la Alianza, descubriéndose ante Dios….

!Tremendo!…asistimos al espectáculo de una simple mujer enamorada, de como redimir el pecado ante lo sobrenatural, implorando un perdón en dirección desconocida, pero vital, porque es la misma de su otro yo.

Salomón y la reina de Saba

Salomón (970-936 a.C.) fue el segundo hijo de David y Betsabé y tercer rey de Israel. Era una personalidad influyente, yerno del faraón egipcio Psusennes II y amigo del rey fenicio Hiram de Tiro. Su activa política exterior se basó en concertar tratados con sus vecinos para preservar la paz e impulsar el comercio. Llegó a almacenar riquezas fabulosas. Llevó a

cabo el proyecto de su padre de construir un templo. Sus operaciones militares fueron sobre todo defensivas, fortificando ciudades y reforzando el ejército. Su famosa sabiduría consistía en un gran sentido común con grandes dotes de comerciante, estadista y guerrero. Esta fama creció después de su muerte cuando siglos después fue admirado por musulmanes y judíos por igual. Se le atribuye la autoría del Cantar de los Cantares, El Eclesiastés y algunos Salmos. Su reino fue desmembrado tras su muerte (936 a.C.). Con el incesante crecimiento de su harén, oficiales y servidores, su gobierno degeneró en la explotación y la esclavitud de sus súbditos.

La reina de Saba:

Ignoramos si realmente existió la reina Balquis de Saba que se entrevistó en Jerusalén con el rey Salomón.

Beduinos y comerciantes árabes llevaban incienso y mercancías preciosas con destino al Mediterráneo por una importante ruta que terminaba en Palestina. Y vino a Jerusalén con camellos cargados de especias y mucho oro y piedras preciosas y se presentó a Salomón y le habló de todo lo que se había propuesto decirle.(Primer Libro de los Reyes).

Es muy posible que la reina de Saba no se limitara a plantear acertijos al monarca judaico, sino que es probable que tuvieran una animada conversación política. Y los presentes que le hizo de oro y especias raras fueron menos un premio a su “sabiduría y su excelencia” que la compensación de unas concesiones políticocomerciales que Israel hizo a los sabeos. Las fuentes históricas abisinias indican cosas completamente distintas: el contacto entre Salomón y la reina de Saba resultó un idilio. En el siglo XIV d. J.C. nació en Abisinia una novela fabulosa que lleva el título Kebra Nagast (”La magnificencia de los reyes”) y que se basa probablemente en antiguas tradiciones populares. En Abisinia, la citada novela es considerada todavía una fuente histórica de primerísima calidad., y lo que en ella se dice acerca del rey judaico y de la reina Balquis, es dogma de estado indiscutible. La reina Balquis, según sostiene el Kebra Nagast, de su viaje a Jerusalén no sólo se llevó es testimonio de la sabiduría de Salomón, sino también el de su virilidad: dio a luz un hijo de Salomón, al que puso el nombre de David y que más tarde, bajo el nombre de Menelik I, había de fundar la dinastía “salomónica” de Abisinia, actualmente reinante. (Wendt)

El Templo de Salomón en Jerusalén:

El pueblo de Israel huyó de Egipto después de sufrir la persecución, la semi-esclavitud y el trabajo forzado. Se asentó en Palestina y con un esfuerzo militar durísimo y prolongado llegó a imponerse a filisteos (palestinos) y jebuseos. Salomón fundó su capital en una ciudadela jebusea a la que llamó Yerushalayim (Ciudad de la Paz). Para señalar el fin del nomadismo y remarcar el carácter teocrático del pueblo de Israel el rey David mandó construir un gran templo. Su hijo Salomón pagaba siete mil toneladas de trigo y siete mil hectólitros de vino al año a Hiram a cambio de madera de cedro, arquitectos, especialistas y albañiles. La cortina que separaba el Sancta Sanctorum del santuario era de púrpura y oro. El Arca de la Alianza estaba rematada por dos gigantescas estatuas en forma de querubín de casi cinco metros de altura. En el año 586 a de C. Nabucodonosor de Babilonia arrasó Israel, saqueó e incendió el Templo y deportó a los habitantes de Jerusalén a Mesopotamia. Según la tradición el Arca de la Alianza no fue profanada porque el profeta Jeremías la ocultó en el lugar donde permanece perdida desde entonces. Sesenta años después Zorobabel con la ayuda del rey persa Ciro (el destructor de Babilonia) reconstruyó el Templo, que volvió a ser saqueado. Herodes el Grande, en la época de Jesús no había terminado la restauración promovida principalmente por Judas Macabeo dos siglos antes. En el año 70 de nuestra era, Tito, hijo del emperador Vespasiano destruyó el templo hasta sus cimientos durante una sangrienta represión. 62 años más tarde, tras la revuelta de Bar Kokheba, Jerusalén perdió su población y su nombre. Los árabes conquistaron Jerusalén en el año 638 y construyeron sobre el Templo la mezquita de Omar (Al-Aqsa). El bien más precioso del estado de Israel, unas desgastadas piedras donde se llora la libertad perdida, es lo único que se conserva del Templo.

La pasión que nace entre ambos monarcas está reflejada con aroma a incienso en todo el film, es como si después de volver de un día cotidiano, nos dijesen que abramos los ojos, aspiremos el humo fatuo que produce el deseo de amar y sentirse amado..

Vemos complacientes como esa hermosa mujer se acerca lentamente al hombre, no al rey, no al sabio que todos admiran, al profeta, ella se dirige al hombre y creo que Gina nunca estuvo mejor, salvo en las escenas clave de esa otra hermosa película, protagonizada también por ella que es DESNUDA FRENTE AL MUNDO…Las artimañas de la araña se abren como un enorme abanico de colores y vemos como la columna

salomónica se va rindiendo a los encantos de una tela perfectamente tejida…….

Hermosa secuencia, vibrante secuencia….

Es como el resumen del amor: hermoso y vibrante.

Sirvan también las imágenes.

Se cuenta que el director Vidor estuvo a punto de abandonar el rodaje del film debido a los innumerables problemas que tuvo con la policía española… Estaban constantemente vigilando el rodaje, siempre tenían una pareja de guardias, desde la mañana, hasta que todos abandonaban el rodaje y se marchaban a sus hoteles. La fama de Gina, su hermosura, su vestuario en el film, y la censura apocalíptica de la época franquista en España enviaban a diario la vigilancia de las fuerzas de seguridad, afortunadamente Vidor sabia como torear e hizo lo que quiso al final, dejando con poca ropa a Gina en la danza ante su dios pagano sin ningún impedimento y sus pechos fueron en aquellos años cincuenta los mas fotografiados. Ahora al cabo de los años, y viendo las fotos que existen, todos los cinéfilos del mundo tenemos una deuda pendiente con el director.

Me contó un amigo mío, hombre ya de edad, que en aquellos días frecuentaba mucho los alrededores de EL ESCORIAL, y era muy normal ver a Gina acompañada del bailarín Antonio, figura grande de la danza española….Se cuenta que ambos vivieron un romance en aquellos días, la prensa lo aireaba una y otra vez, pero según propias palabras de mi confidente, aquello no era un romance, era una simple forma de dar publicidad a la estrella y al film. Antonio era un grande de la danza, no creo que exista otro como él, pero el campo floral de Gina requería abono procedente de los dioses del Olimpo.

La película tiene un enorme fallo, un tremendo fallo y es la desdibujada figura del Rey Salomón, los guionistas, salvo en contadas ocasiones, como el famoso juicio, el sabio queda relegado a un segundo termino y nos deja ver simplemente el hombre…¿O eso era realmente lo que pretendían ellos y el director?, yo, personalmente creo que ahí es precisamente donde cojea el film, Salomón fué una figura grande de la Biblia, de la historia de la humanidad, y muy a pesar mío, pues cuando escribo sobre una película, pretendo que sea sobre films que tengo en altísimo lugar, debo reconocer que hubiera sido una obra redonda de haberse volcado sobre el personaje que Yul interpreta de forma impecable. Tal vez Vidor sea demasiado terrenal, tal vez la productora quería un vehículo de lucimiento para una Gina realmente espléndida, tal vez hubiera por el medio factores que pesaban mucho y sobre los cuales nadie tuvo la fuerza suficiente para levantar, con todo y con eso cabe destacar dos escenas, el juicio y el milagro……Lástima señor Vidor, tanto la historia, como las generaciones actuales, bastante interesadas por el cine clásico, le hubieran quedado completamente agradecidas de haber completado este fantástico puzzle, que por otro lado es claro ejemplo de lo que es el Séptimo Arte.

Hermosas escenas ante el Arca de la Alianza

Hermosas escenas ante el Arca de la Alianza

Miremos SALOMÓN Y LA REINA DE SABA con esas gafas de relieve de los años sesenta y dejémonos llevar por la visión realista del espectáculo por el espectáculo, dejemos nuestras manos en el regazo de las búsquedas de placeres y que la lluvia al humedecernos, nos vuelva a recordar que entre ese placer terrenal existe otro también importante y no menos excitante…..! hermoso !… y que no es simple entretenimiento…..sino una forma de vida….

El rey Salomón y la Reina de Saba en el Corán

« “Se le dijo (a la reina): ‘¡Entra en el palacio!’. Cuando ella lo vio, creyó que era un estanque de agua y se descubrió las piernas. Dijo él (Salomón): ‘Es un palacio pavimentado de cristal’. Dijo ella: ‘¡Señor! He sido injusta conmigo misma, pero, como Salomón, me someto a Dios, Señor del universo’” (C. 27:44)

Los registros históricos consideran que el encuentro de Salomón y la reina de Saba se produjo a la luz del día, según las investigaciones hechas en el antiguo país de Saba en el sur de Yemen. Los estudios de las ruinas revelaron que una “reina” vivió allí entre los años 1000 y 950 AC, y que viajó hacia el norte (Jerusalén).

Detalle de lo sucedido entre ambos gobernantes, las capacidades políticas y económicas de los mismos y los respectivos regímenes que tuvieron y otros datos, se explican en el Corán en el capítulo “Las Hormigas”. La historia, que abarca una gran parte de ese capítulo, da inicio a las referencias sobre la reina de Saba con las noticias que el Hudhud (el pájaro llamado abubilla) –miembro del ejército de Salomón– da a éste.

“No tardó (la abubilla) en regresar y dijo: ‘Sé algo que tú no sabes, y te traigo de los saba una noticia segura. He encontrado que reina sobre ellos una mujer, a quien se ha dado de todo y que posee un trono augusto. He encontrado que ella y su pueblo se postran ante el sol, no ante Dios. El demonio les ha engalanado sus obras y, habiéndoles apartado del Camino, no siguen la buena dirección, de modo que no se prosternan ante Dios, Que pone de manifiesto lo que está escondido en los cielos y en la tierra, y sabe lo que ocultáis y lo que manifestáis. Dios, fuera del Cual no hay otro dios, es el Señor del Trono augusto’. Dijo él (Salomón): ‘Vamos a ver si dices verdad o mientes” (C. 27:22-27)Después de recibir esas noticias de la abubilla, Salomón le dio las siguientes órdenes (al pájaro): “Lleva este escrito mío y échaselo. Luego, mantente aparte y mira qué responden” ( C. 27:28 )

A continuación de eso el Corán nos relata los acontecimientos desarrollados a partir de que la reina de Saba recibió el escrito.

² Dijo ella: ¡Dignatarios! Me han echado un escrito respetable. Es de Salomón y dice: ‘¡En el nombre de Dios, el Compasivo, el Misericordioso! ¡No os mostréis altivos conmigo y venid a mí sumisos!’“. Dijo ella: ¡Dignatarios! ¡Aconsejadme en mi asunto! No voy a decidir nada sin que seáis vosotros testigos“. Dijeron: Poseemos fuerza y poseemos gran valor, pero a ti te toca ordenar. ¡Mira, pues, qué ordenas!. Dijo ella: Los reyes, cuando entran en una ciudad, la arruinan y reducen a la miseria a sus habitantes más poderosos. Así es como hacen. Yo, en cambio, voy a enviarles(a Salomón y sus súbditos) un regalo y ver con que regresan los enviados. Cuando llegó a Salomón, dijo: ¿Queréis colmarme de hacienda? Lo que Dios me ha dado vale más que lo que El os ha dado. No, sino que sois vosotros quienes están contentos con vuestros regalos. ¡Regresa a los tuyos! Hemos de marchar contra ellos con tropas a las que no podrán contener y hemos de expulsarles de su ciudad, abatidos y humillados. Dijo él (Salomón): ¡Dignatarios! ¿Quién de vosotros me traerá su trono antes de que vengan a mí sumisos?. Uno de los genios, un ifrit (entre los genios el más poderoso), dijo: Yo te lo traeré antes de que hayas tenido tiempo de levantarte de tu asiento. Soy capaz de hacerlo, digno de confianza. El que tenía ciencia de la Escritura dijo: Yo te lo traeré en un abrir y cerrar de ojos. Cuando lo vio puesto (junto) a sí, dijo: Este es un favor de mi Señor, para probarme si soy o no agradecido. Quien es agradecido, lo es en realidad, en provecho propio. Y quien es desagradecido… Mi Señor Se basta a Sí mismo, es generoso. Dijo (Salomón): ¡Desfiguradle su trono y veremos si sigue la buena dirección o no!”. Cuando ella llegó se dijo: ¿Es así su trono?. Dijo ella: Parece que sí. Hemos recibido la ciencia antes que ella. Nos habíamos sometido (a Dios). Pero lo que ella servía, en lugar de servir a Dios, la ha apartado. Pertenecía a un pueblo infiel. Se le dijo: ¡Entra en el palacio!. Cuando ella lo vio, creyó que era un estanque de agua y se descubrió las piernas. Dijo él: Es un palacio pavimentado de cristal. Dijo ella: ¡Señor! He sido injusta conmigo misma, pero, como Salomón, me someto a Dios, Señor del universo“² . ( C. 27:29-44 )

El Palacio de Salomón

Según otros detalles que se dan en el Corán, Salomón tenía la tecnología más avanzada de la época. En su palacio tenía conspicuas obras de arte y objetos valiosos, que impresionaban a cualquiera que los viese. El Corán describe el palacio en el último versículo visto, con su entrada hecha de cristal, y los efectos que produjo en la reina de Saba.

El palacio del profeta Salomón es llamado “El Templo de Salomón” en la literatura judía. Hoy día solamente está en pie la “Pared Occidental”, a la que los judíos denominan “El Muro de los Lamentos”. La razón por la que este palacio y muchas otras construcciones fueron demolidas en Jerusalén en otro momento histórico, se debe a la conducta perjudicial y arrogante de los judíos de entonces. El Corán nos informa de esto como sigue:

“Decretamos en la Escritura respecto a los Hijos de Israel: ‘Ciertamente, corromperéis en la tierra dos veces (por lo que dos veces serían castigados) y os conduciréis con gran altivez. Cuando, de las dos amenazas, se cumpla la primera (la conquista de Jerusalén por Nabucodonosor y la destrucción de su templo, probablemente en 586 AC), suscitaremos contra vosotros a siervos Nuestros, dotados de gran valor y penetrarán en el interior de las casas. Amenaza que se cumplirá’. Más tarde, os permitimos desquitaros de ellos. Os dimos más hacienda e hijos varones e hicimos de vosotros un pueblo numeroso. El bien o mal que hagáis redundará en provecho o en detrimento vuestro. ‘Cuando se cumpla la última amenaza, os afligirán y entrarán en el Templo como entraron una vez primera y exterminarán todo aquello de que se apoderen’” (C. 17:4-7)

Todos los pueblos descritos hasta ahora merecieron el castigo debido a su rebelión e ingratitud frente a los favores de Dios. Por eso mismo sufrieron los desastres relatados. Los judíos, después de deambular de un lado a otro durante siglos, sin un país o estado propio, encontraron finalmente un hogar en las tierras santas en época de Salomón. Pero fueron destruidos nuevamente debido a las transgresiones cometidas más allá de todos los límites y debido a su desobediencia y corrupción. Los judíos modernos que se asentaron hace muy poco en la misma región, de nuevo están corrompiendo la tierra y actúan y se conducen “con gran altivez”, como lo hicieron antes de la primera advertencia.»

«En los días de Salomón, rey de Israel, se viajaba más que antes, y la fama de su majestad, riqueza y sabiduría llegó hasta lo que entonces se consideraba los fines de la tierra, despertando el interés y curiosidad de la reina de Seba.

Parece que los viajeros que entonces llegaron a la corte de la reina hubiesen hablado de Salomón con grande entusiasmo, y la prudente reina resolvió hacer el viaje largo hasta Jerusalén para conocer, si fuese posible, tan digno personaje como este rey.

De por medio había largo trecho de desiertos peligrosos, donde habitaban algunas tribus salvajes que solían robar a los que pasaban. Y también había peligros de sed y de fieras, y un sol abrazador para afligirles. Ninguna de estas cosas impidieron a la reina de su propósito de conocer a Salomón.

El Señor Jesús hizo referencia en su predicación a esta dama, Mateo 12.42, y dijo a sus oyentes: “La reina del sur se levantará en el juicio con esta generación, y la condenará, porque vino de los fines de la tierra para oír la sabiduría de Salomón: y he aquí más que Salomón en este lugar.

El Evangelio es la presentación de las grandezas de nuestro Señor Jesús como el Hijo de Dios, nacido sin pecado de la virgen María, quien vivió y murió por salvar a los pecadores. Que hizo perfecta expiación de nuestras iniquidades cuando murió, y que resucitado en prueba de ello está sentado a la diestra de su Padre en gloria, donde vive para salvar a todos los que vienen arrepentidos a él.

Este es el día de anunciar la grandeza, no de una iglesia u otra, no de una religión u otra, sino de la gloriosa persona de Cristo. Su vida eterna depende de conocer a Cristo, de recibir a Cristo. “A todos los que le recibieron, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios, a los que creen en su nombre,” Juan 1.12. Tú puedes ser religioso, pero si no has recibido a Cristo como tu Salvador, las ceremonias no pueden limpiar las manchas de tu alma.

La reina de Seba entrevistó a Salomón con preguntas difíciles; cosas ciertamente que ni ella ni los suyos podían explicar ni comprender. Salomón le declaró todo. Tú también tienes tus dificultades. ¿Qué sucederá al hombre al morir? ¿Existirá todavía, o se acabará como el animal? Si existe después, ¿dónde estará? Todo lo explicaría Jesús, el mayor que Salomón, si tu vienes a El.

En San Lucas capítulo 16, el Señor Jesús cuenta de dos hombres que murieron. El uno abrió sus ojos en las llamas eternas del Hades; el otro fue al eterno descanso, salvado por gracia. Sólo el Señor Jesús ha podido revelarnos cosas semejantes.

Él nunca habló de un purgatorio ni de un limbo. Tales ideas han venido del paganismo, pero sí habló con claridad del infierno y del cielo. Si vienes a Él para ser lavado en su preciosa sangre, le conocerás como tu Salvador, y tú también quedarás estupefacto de las grandezas y glorias de la Persona mayor de Salomón.

Las riquezas que rodeaban a Salomón durante su reinado son figura de las glorias de nuestro Señor en su reinado futuro. Los que hoy sufren el desprecio con Cristo, gozarán con Él en aquella gloria celestial. ¿Dónde estarás tú en aquella eternidad?»

Fuentes:

Naturaleza dañina

Naturaleza dañina

Lectura en diagonal de una información. Titular: «las vacas contaminan más que los coches». El título de uno de los destacados: «flatulencias contaminantes». A leer. En resumen, leo que cada día somos más ricos y que, por tanto, comemos cada vez más carne, lo que supone más recursos para mantener a los animales, lo que supone un mayor impacto ambiental.

Núria Llavina Rubio

Bueno, por lo visto no se puede dejar nada de lado ni uno se puede dormir en los laureles. Los países que han firmado el protocolo de Kyoto se han centrado demasiado en el sector energético y se han olvidado del resto. Sí, se han olvidado de las ventosidades vacunas. El caso es que, al menos en España, la emisión de gases del efecto invernadero por el sector de la agricultura y la ganadería asciende ya al 11%. Quien iba a decir que la naturaleza podría resultar dañina a sí misma. Será que ahora la culpa la tienen las vacas.

Osvaldo Sala, biólogo asesor de ecología de las Naciones Unidas, presentó recientemente en Madrid un estudio sobre la pérdida de biodiversidad que sufrirá la Tierra durante el siglo XXI. En el informe destacó que el cambio en el uso del suelo es la amenaza más grave para la biodiversidad en la Tierra, lo que puede llegar a causar extinciones masivas de fauna y flora en los próximos cien años. Sala afirma, de hecho, que «un 25% de las especies de plantas del Mediterráneo se extinguirán en el año 2050». Y uno de los principales motivos de esta pérdida es la actividad ganadera.

«La producción intensiva de carne contamina aguas, genera residuos químicos, gases peligrosos procedentes del estiércol (óxido nitroso) y del sistema digestivo (metano), además de amoniaco que contribuye a la lluvia ácida», enumeró Sala, que aprovechó para exigir a los países industrializados formas de producción más sostenibles. Además, según la FAO, producir un kilo fresco de ternera no sólo requiere un consumo de agua quince veces superior al de los vegetales, sino que además contamina 12 kilos de dióxido de carbono, cifra equivalente a viajar en un coche durante 200 kilómetros. A todo esto cabe sumar otros impactos de la explotación ganadera: excrementos líquidos y sólidos, transporte para trasladar los animales o la acumulación de pesticidas y fertilizantes.

Flatulencias contaminantes

La propia naturaleza es emisora de metano. Las vacas lo producen cuando digieren sus alimentos, ya que no poseen oxígeno en sus estómagos a diferencia del ser humano. El gran problema llega con las bacterias, que transforman químicamente la materia (al igual que con el ser humano), pero produciendo metano. Y ojo, que no sólo son las vacas las principales emisoras de este gas; lo mismo les ocurre a las ovejas y a las termitas. Estas últimas liberan el gas cuando digieren la madera que comen. Y es a través de los excrementos, las ventosidades y los eructos que estos animales liberan el gas.

El caso es que se habla de gas metano (23 veces más peligroso que el CO2) como gas contaminante. Y lo curioso es que no es un compuesto malo en sí mismo, pero el hombre lo ha producido en tanta cantidad que empieza a serlo de verdad, al igual que pasa con el dióxido de carbono. O sea, que lo natural y lo que echaban las vacas al aire era lo adecuado, pero ahora parece que la emisión “artificial” de metano queda en un segundo plano (arrozales, vertederos de residuos, filtraciones de oleoductos de gas natural, pérdidas tanto en la producción como en el transporte de gas natural, prácticas que involucran la quema de biomasa, humedales o minas de carbón). No olvidemos, asimismo, que es el propio ser humano quien favorece las explotaciones intensivas de ganado y, por tanto, una mayor emisión de gas metano por parte del mismo. ¿O será que son las vacas quienes piden ser más comidas que antes?

Sociedad del bienestar

Fueron los neozelandeses quienes, por primera vez, encendieron las alarmas sobre el impacto ambiental que genera la ganadería. Las más de 50 millones de reses que habitan en el país generan el 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero, cifra que no les permite cumplir los objetivos establecidos en Kyoto. En Nueva Zelanda (país con conciencia ecológica declarado libre de centrales nucleares y que prohíbe mover las conchas de sus playas), con 4 millones de personas, cada vaca emite 90 kilos de metano al año, lo que supone la misma polución que se genera al quemar 120 litros de gasolina.

El año 2003 el país neozelandés se puso las pilas y creó la denominada ‘Flatulence Tax’ para compensar las emisiones de metano. Ya es algo, aunque no entiendo cómo se puede crear un impuesto sin ofrecer alternativas y soluciones que puedan aplicar los ganaderos. Me da la sensación que se trata de no recortar los placeres que otorga un trozo de carne en esta sociedad del bienestar recortando el placer natural de una flatulencia vacuna. En fin, que se trata de potenciar aún más la emisión de metano artificial por encima de la natural. Además, ¿cómo concienciar a las vacas que la alimentación que llevan “no es la adecuada”? Y es que la paradoja del caso neozelandés es que la contaminación asociada al metano se ha relacionado con la alimentación más sana y tradicional que llevan a cabo las reses del país en comparación con el resto de Europa, donde predomina el pienso compuesto.

En medio del debate sobre la naturaleza dañina a sí misma, otros países siguen insistiendo en asegurar las reservas de combustible que quedan en la Tierra para asegurarse el poder energético tan anhelado en el futuro. Los rusos ya lo están haciendo, enclavando su bandera en el fondo del Ártico para adjudicarse la zona y explotarla cuando se necesiten encontrar nuevas reservas energéticas (allá se encuentran el 25% de las reservas que quedan por descubrir). Unos luchan por el poder de la energía cuando ésta se acabe. Por lo visto, las vacas tendrán que luchar para poder hacer la digestión como Dios manda.

Fuente: